sábado, 31 de mayo de 2014

Los orígenes de la esvástica

Los misteriosos orígenes de la esvástica
PHD WENDY CHRISTENSEN, Society of Pages
Business Insider


Biblioteca Pública de Nueva York Galería Digitales

Encontré este anuncio para 1917 de la joyería esvástica durante la navegación a través de la Biblioteca Pública Digital Gallery de Nueva York. El texto dice en parte :
Para el usuario de la esvástica vendrá de los cuatro vientos del cielo la buena suerte, larga vida y prosperidad. La esvástica es la cruz más antigua , y el símbolo más antiguo del mundo. De origen desconocido, en el uso frecuente de los elementos prehistóricos, apareció históricamente primero en las monedas ya en el año 315 AC

Como esto sugiere, mientras que el símbolo de la esvástica se asocia más frecuentemente con Hitler y los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, y todavía es utilizado por los grupos neonazis, el símbolo en sí tiene una historia mucho más larga . De wikipedia

La evidencia arqueológica de adornos en forma de cruz gamada - data del período neolítico. Un símbolo antiguo, que se presenta principalmente en las culturas que son hoy en día en la India y sus alrededores, a veces como un motivo geométrico ya veces como un símbolo religioso. Durante mucho tiempo se utiliza ampliamente en las principales religiones del mundo, como el hinduismo, el budismo y el jainismo.

Antes de que fuera cooptado por los nazis , la esvástica decorado todo tipo de cosas . Uni Watch tiene un montón de ejemplos. Aquí está en un avión militar de Finlandia :

Avión finlandés con la swastika 

Insignia Boy Scout :


Equipo de hockey de mujeres llamado las Esvásticas de Edmonton (de 1916):

Otro equipo de hockey : En los comentarios, Felicity señaló a este ejemplo:
captura de pantalla 05/23/2014 a las 03.31.10 pm ....

Ella escribe :
Mi mamá es una quilter y recoge los edredones antiguos ( cuando puede permitírselo ) . Ella dice que, si bien en general, edredones y colchas antiguas copas han subido mucho en el precio durante décadas, todavía hay una especie se puede recoger de una canción - edredones esvástica .

Es un poco triste pensar en alguien en 1900 poniendo todo ese tiempo y cosido a mano en una colcha "buena suerte" que ahora se maldecían .

Todos estos ejemplos se produjo antes de que los nazis adoptaron la esvástica como su símbolo (y cambió ligeramente inclinándola en un ángulo de 45 grados). Por supuesto, el significado original o el uso de la esvástica no viene al caso ahora. Debido a que está tan fuertemente asociado con los nazis, es imposible utilizarlo ahora, sin la gente que lee como un símbolo nazi. Y de hecho, es inimaginable que un grupo en los EE.UU. o Europa podría usar la esvástica hoy sin intencional significa recurrir a la asociación nazi y las ideas expuestas por Hitler y su partido.

Wendy Christensen es profesor asistente en la Universidad William Paterson cuya especialidad incluye la intersección de género , la guerra y los medios de comunicación . Puedes seguirla en Twitter.


jueves, 29 de mayo de 2014

La guerrilla uruguaya y su enorme mentira

Tupamaros y la mentira de la "liberación nacional" de los '60/'70


Entrevista a Luis María Sanguinetti :
-En particular me interesó una apreciación, le diría que cronológica y que usted plantea como irrebatible, que es hasta qué punto los Túpac en realidad no pelearon contra los milicos sino que en realidad pelearon contra gobiernos democráticos.
-En eso no hay debate. No es un tema que se pueda discutir. Los Tupac Amaru (N. de la R.: tupamaros) empezaron en 1963, con un gobierno no sólo democrático sino colegiado, es decir que era tan democrático que ni Presidente había, era un gobierno colegiado, con representación de 2 partidos. En fin, en esos años empezaron y era una época en que la palabra mágica era revolución, la revolución cubana ¿no? Y ellos trataron de tirar abajo la democracia por hacer una revolución a la cubana. Eso es un hecho. Y cuando vino la dictadura en 1963 ellos estaban presos. Por eso a veces se comete el error periodístico, a veces impensadamente, a veces no, que Mujica fue preso en la dictadura y no. Mujica, y los Tupac Amaru, estaban presos cuando vino la dictadura, y presos juzgados por los jueces de la democracia. Porque realmente ellos habían querido hacer una revolución. Esto no lo discute nadie, tampoco lo discute ellos. Lo que pasa es que a veces se dejan pasar, en relatos que se van construyendo, estas cosas y al final la gente las asume. Yo a veces lo veo en los muchachos, hasta en Uruguay, cuando uno les dice “¿Contra quién luchaban los Túpac? Contra la dictadura”, y contra la dictadura no lucharon nunca. Más de una vez Mujica dijo “yo lamento no haber podido luchar contra la dictadura”. Pero el hecho es este, es incuestionable, es así. Es más, el gran tema es la responsabilidad que tuvieron en generar la situación que llevó a la dictadura.
-Las historias especulares entre Argentina y Uruguay por ahí nos hacen ver las cosas de modo parecido. Y yo lo escucho a usted e imagino a los montoneros matando a Rucci en gobierno democrático.
-Exacto.
-Y levantarse contra el viejo y después contra su mujer. Y este hecho, también en el relato termina casi como un olvido.
-Pero es así. Se van tergiversando las cosas, se van enredando, se usan palabras mágicas. En la historia uruguaya no había golpes militares desde muchos años, más de un siglo. El Ejército no había tenido ninguna intervención desde el 1904, o sea que cuando estos muchachos se lanzan la represión la hace la policía. Y daba bien, a tal punto de que en el año 70, 71 estaba presa toda la dirigencia de Túpac Amaru.
-¿El asalto al cuartel de Pando cuando fue?
-Eso fue antes, en el '68, '69. Pero siempre gobierno democrático. En el '71 venía la elección y estaban todos presos ya. Era una batalla que la había dado bien la policía. Y se escapan todos de la cárcel, 110 personas que eran todos de la dirigencia Tupac Amaru. Acá al lado de donde yo vivo, yo vivo en Punta Carreta, y ahora donde era la cárcel hay un shopping. Buena señal de los tiempos. Entonces fíjese, se van todos, estábamos a 60 días de la elección presidencial, y entonces ahí el gobierno le dicta la acción al ejército. Viene la elección, todo tranquilo, se instala el nuevo gobierno y se reanuda...
-¿Quién se instala como Presidente?
-Bordaberry, que pasa a ser Presidente electo en aquellos años. En seis meses liquida el movimiento Tupac Amaru. Naturalmente ahí vienen las dos mentiras: la de ellos cuando lucharon contra la dictadura, cuando nunca lucharon contra la dictadura; y la de los militares cuando dicen “nosotros hicimos el golpe para luchar contra la subversión”, lo cual no era verdad porque ya estaba derrotada.
-Sobre esto, insisto con estos dos espejos, Uruguay y Argentina, ¿es posible hacer alguna recomendación para que el periodismo, para que los que somos periodistas afligidos, tengamos en claro hasta qué punto el relato puede jorobarnos el ayer y jorobarnos el mañana? Puede hacernos una reflexión sobre eso.
-No hay ninguna duda, porque todos somos producto de la historia. Todos, nos guste o no nos guste. Llevamos adentro la historia de nuestros países, la historia de nuestras familias, de nuestra ciudad, la historia de nuestra escuela o la institución a la que fuimos. Somos todos productos históricos que se van produciendo por acumulación de cosas. Si no entendemos bien lo que pasó antes no nos entendemos ni a nosotros mismos, ni entendemos lo que estamos viviendo, ni entendemos lo que viendo.
-¿Es grave alterar la historia y hacer un relato?
-Es grave, porque es como alterar nuestra propia vida. Si no entendemos lo que hemos vivido, si no sabemos que cometimos un error después no entendemos nada. Con la vida de los pueblos es lo mismo. Por eso la historia no es simplemente un ejercicio de nostalgia, no es simplemente un ejercicio retórico, como curiosidad. No, es una cosa activa. Y más aún cuando se tergiversa para justificar lo de hoy. Entonces, “antes hubo un tal gobierno que fue progresista y una oligarquía espantosa y es contra lo que hoy, todavía, estoy luchando porque sobreviven los hijos de aquellos”. Esa es la tergiversación de la historia, el abuso de la historia.
-Sobre esto una última reflexión de sus parte. Sé que a usted no le gusta meterse con política interna de Argentina, pero esto está en el bordecito de la contemporaneidad y le diría que, en cierto modo, es historia. Yo recuerdo aquel discurso de Balbín cuando decía, con el lenguaje que tenía Balbín, “aunque sea con muletas pero lleguemos a las elecciones”. Porque al golpe a Isabel se lo dan a los pocos meses, como usted plantea en Uruguay, de una elección que a lo mejor hacía que se caiga a pedazos el peronismo y cambiara la historia. ¿Cuál es su mirada sobre eso que pedía un opositor acérrimo a Perón? ¿Cómo lo ve desde Uruguay?
-Lo vemos así. Es como se debe ver. Hoy no hay mayores especulaciones en Argentina, pero hace un tiempo había muchas especulaciones que decían “vamos a ver si al señora de Kirchner termina”. Yo me indignaba cuando veía eso, decía “cómo no va a terminar”. Yo no soy simpatizante de su gobierno, peor por supuesto que tiene que terminar, ellos tienen que estar dispuestos a hacer cualquier sacrificio con tal de lograr que los gobiernos democráticos terminen y que venga el otro. Ahí hay una enorme responsabilidad ciudadana, porque somos muy propicios a echarle la culpa a todos los dirigentes y pensar que el gobierno no tiene nada que ver. Yo voy a Perú y uno habla de Fujimori, ¿usted lo votó?, “no”, entonces no lo votó nadie a Fujimori.
-Lo interrumpo, es una de las peleas que tengo con algunos interlocutores. Les digo Menem con el 50. Dos veces. De la Rúa con el 50...
-Entonces ¿qué pasa? Resulta que el ciudadano no tiene nada que ver. No, el ciudadano es decisivo. Porque la elección no es una encuesta, no es simplemente contestar lo que me gustaría. No, es un acto de gobierno. Es el mayor acto de gobierno que tiene una democracia, es la elección, nada menos que quién va a gobernar y quienes van a legislar.
-Ayúdeme con una respuesta: En Uruguay está claro que hay frentes y que estos frentes conversan entre sí y pactan puntos justos sobre los que nos e debe discutir. Pero en Argentina el ejercicio de los frentes siempre fue una lateralidad, había radicalismo y peronismo, variantes más radicales y menos radicales, más de derecha y menos de derecha en el peronismo. Pero me parece que se está yendo por la canaleta el bipartidismo. ¿Usted cómo lo mira?
-Acá frentes nunca hubo. Hubo acuerdos políticos en dos partidos tradicionales, partido Nacional y Colorado. Luego aparecieron, de a poquito, los partidos de izquierda o democratacristiano, que eran partidos pequeños pero fueron creciendo, y un día formaron un frente. Lo cual está bien porque ya es otro partido. Entonces sí, hoy hay tres partidos en el país funcionando. Y eso no es malo, porque es bueno que los partidos se asienten. Lo malo es cuando los partidos están débiles, cuando la gente anda suelta, porque entonces las desestabilizaciones son mucho más fáciles de ocurrir cuando en cambio los partidos, que tienen responsabilidad, que tienen dirigentes, que tienen retratos en las paredes que también miran. La existencia de los partidos es una cosa importante y hay que cuidarlos también. Y evitar ese pecado muy nuestro de perfeccionismo. Todos tienen que ser Gardel y si no son Gardel son espantosos. No, no es así. Habrá buenos, habrá mejores, pero siempre tratemos de elegir lo mejor posible.
-Permítame terminar con una anécdota y, de paso, corrobore si es verdad. En la zona de Palermo Hollywood iba bastante a un comedor uruguayo que ponía esos manteles de papel. No era un comedor finoli pero era lindo. El papel que ponían era la foto de la celeste en el Maracaná. E, identificados con una flechita, cada uno de los que estaban allí. Y a un costadito decía, con una flechita, “anónimo con un bandería”. No habían logrado identificar a uno en esa foto histórica del Maracaná. O sea que la historia por ahí falla también, Julio.
-Seguro. Ahí falla la memoria, ya no la historia. Porque alguien tenía que recordar quién era. En Uruguay son una especie de 11 héroes nacionales. Y estos días, con el tema de Brasil, hay todo un tema en Brasil, han salido toneladas de artículos.

Urge24.com

miércoles, 28 de mayo de 2014

¿Quién era San Martín?


¿Quién era San Martín?
Por Rolando Hanglin |  Para LA NACION



En un día de fines del verano de 1813 (concretamente, el 3 de febrero) en la posta de San Lorenzo, donde se encuentra el convento del mismo nombre. San Martín comandaba el bautismo de fuego del ejército argentino, librando su única batalla en nuestro territorio. El hecho dio origen a la Marcha de San Lorenzo, que tantas veces hemos coreado en la escuela. Allí murió el recordado sargento correntino Juan Bautista Cabral.

¿Quién era San Martín? Un oficial español nacido en Indias (Yapeyú) que había pedido la baja el 26 de agosto de 1811, para ocuparse de sus supuestas propiedades en Lima. La baja le fue concedida, pero no viajó a Lima sino a Londres, con un pasaporte facilitado por el oficial James Duff, también conocido como McDuff, que pertenecía a una influyente familia escocesa. En momentos en que España colapsaba, pues, invadida por Napoleón, San Martín encontraba en Duff y en Mr. Charles Stuart una mano amiga que lo encaminó hacia la órbita inglesa: a partir de la batalla de Trafalgar (1806) donde Inglaterra destrozó a la flota conjunta de Francia y España, las colonias españolas en América quedaron disociadas de su metrópoli, con Gran Bretaña reina absoluta de todos los mares. A esas alturas, los ingleses ya habían perdido su colonia de Norteamérica, pero ésta consistía sólo en siete estados ( conocidos como Nueva Inglaterra) mientras que toda Sudamérica, más México, California, Arizona, Nueva México, la Florida integraban los inmensos dominios de la corona española. A partir de ese instante, Inglaterra sólo debía elegir cómo y cuándo ejercer su poder, arrebatando las grandes posesiones de España en el Nuevo Mundo.

San Martín comandaba el bautismo de fuego del ejército argentino, librando su única batalla en nuestro territorio. El hecho dio origen a la Marcha de San Lorenzo, que tantas veces hemos coreado en la escuela
Proliferaron los planes y proyectos militares en Gran Bretaña, entre ellos el de Thomas Maitland, descubierto por Rodolfo Terragno en archivos escoceses. Se verificaron algunas incursiones encabezadas por el almirante Home Popham y el precursor venezolano, Francisco de Miranda. Inglaterra dominaba por el comercio y por el mar, a través de marinos de guerra, corsarios y piratas, de legendaria eficacia en la persecución de galeones españoles, que intentaban desembarcar en el puerto de Cádiz su cargamento de especias de Filipinas y oro del Perú.

Para contar esta historia seguimos los pasos del gran hispanista inglés John Lynch, autor de San Martín, soldado argentino, héroe americano y los entretenidos relatos de John y William Parish Robertson en Cartas de Sudamérica. Estos dos hermanos escoceses vinieron a nuestro país en 1809. Formaron parte de la gran marea británica que inundó Buenos Aires con comerciantes, espías, médicos, naturalistas, predicadores, ganaderos y pastores de ovejas, a partir de las Invasiones Inglesas de 1806 y 1807. Éstas fueron rechazadas pero dejaron la semilla de las nuevas ideas europeas.

Es sabido que San Martín llegó a Buenos Aires en marzo de 1812. Fue recibido con desconfianza, ya que se lo sospechaba espía español . De cualquier forma, el Triunvirato le confió la formación de un nuevo cuerpo de caballería, de escuela francesa: los Granaderos. Sólo un año después, ya casado con Remedios Escalada, ya instalado en Buenos Aires, San Martín protagonizó el combate de San Lorenzo. En aquel tiempo, España aún dominaba Montevideo y lanzaba incursiones navales contra las costas del Paraná, entre Zárate y Santa Fe. En su primera misión militar para la Argentina, San Martín fue comisionado para repeler esas acciones. Hacia allí marchó con sólo 150 granaderos, informado de que el 31 de enero se produciría un asalto contra el convento de San Lorenzo. Cuando llegó con sus hombres (el 2 de febrero, de madrugada) comprobó que en la posta había una galera desenganchada, donde dormía un caballero europeo. Aquel hombre era John Parish Robertson, nacido en Edinburgo en 1792. Contaba por lo tanto..¡Diecinueve años!

En sus cartas, explica Parish, que descansaba solo, pasando la noche al fresco de febrero, en una escala más de su viaje comercial al Paraguay. Y dice: "Me despertaron relinchos de caballos y rudas voces de mando. Abrí los ojos. Por las ventanillas se asomaban unos rostros muy bronceados. Temí que fueran marineros españoles. De pronto, escuché allá afuera, en la oscuridad, una voz. No sabía con certeza quién era, pero lo conocía. Le escuché decir ´No maltraten a este señor, es un caballero inglés en viaje de negocios. Ya me lo informó el maestro de posta´. Así pues, bajé del carruaje y le extendí mi mano: ´Supongo que es usted el coronel San Martín. En ese caso, aquí está su amigo. Soy John Parish Robertson´".

A continuación, San Martín saludó cordialmente al muchacho. Lo llevó del brazo, por decir así, mientras tomaba el convento para que sus soldados quedaran ocultos. Le explicó sus planes. Se explayó con toda confianza. Incluso lo previno: "Usted sabe bien que combatir no es su negocio ni su deber, de modo que si ve, desde aquí, que el combate nos resulta adverso, dispare inmediatamente. Le dejo un buen caballo. No tema, los españoles no podrán alcanzarlo...Ningún marinero resulta buen jinete".

Parece la charla entre dos camaradas, partícipes de un mismo proyecto. Cabe apuntar que los españoles, que sumaban 220 combatientes, sufrieron la baja de 40 muertos, 14 prisioneros y 12 heridos. Los granaderos perdieron 26 hombres, entre ellos 6 muertos (incluyendo al sargento Cabral) y el resto heridos.

Dice Parish: "Al marcharme, le rogué a San Martín que aceptara mis provisiones y mis vinos, en beneficio de los heridos de ambos bandos. Quedé afligido por la matanza, pero admirado por la serenidad y coraje del Coronel".

Los agentes no dan sorpresas ni causan asombro. Hacen su trabajo y cobran el sueldo. No parece el perfil de San Martín
En otras palabras, John Parish Robertson había contemplado el combate de San Lorenzo como quien ve un espectáculo, desde la platea. Y su presencia "casual" inspira varias preguntas: ¿De dónde se conocían estos dos hombres? ¿De las tertulias de Buenos Aires? ¿Pero qué podían tener en común un muchacho de 19 años, extranjero, y un coronel de Indias, de 35, que procuraba resultar creíble a los hombres del poder en Buenos Aires? ¿De qué hablaban, en qué idioma, en qué contexto? ¿Será cierto que San Martín actuaba como agente inglés, tal como denuncia (con dolor) el historiador argentino Antonio Calabrese? ¿O San Martín mantenía con Inglaterra una alianza de mutua utilidad? Los ingleses, aparentemente, habían renunciado a arrebatar las colonias españolas. Más bien les interesaba la apertura de sus puertos, para el comercio de sus manufacturas, que ya no podían entrar en Norteamérica. Por lo tanto, apoyaban con disimulo toda iniciativa conducente a la independencia de Hispanoamérica. Por ejemplo: la flota de William Cochrane, que custodió las espaldas de San Martín durante la aventura Chile-Perú, era prácticamente una flota inglesa.

Terragno afirma que San Martín y los ingleses se utilizaron mutuamente. Recordemos a un cierto viajero inglés, Mr. Samuel Haigh, que conoció a San Martín en Valparaíso y comentó asombrado: "Es muy favorable a la nación inglesa". También vale recordar una carta de James Duff al Libertador: "Yo sabía que un hombre nos daría una grata sorpresa desde Sudamérica".

Y bien: los agentes no dan sorpresas ni causan asombro. Hacen su trabajo y cobran el sueldo. No parece el perfil de San Martín..

martes, 27 de mayo de 2014

PGM: El reflejo del horror en el arte alemán

La PGM en el arte alemán: Visiones del horror de primera mano de Otto Dix 
En 1914 Otto Dix se unió al ejército alemán como un patriota feroz ; dos años más tarde él estaba cortando a los soldados británicos en el Somme. Sin embargo, algunos artistas hicieron más que revelar el verdadero horror de la primera guerra mundial

• Arte del apocalipsis: infernales primeras visiones de la guerra mundial de Otto Dix - en imágenes

Jonathan Jones - The Guardian



Un detalle de Stormtroops de Otto Dix Avanzando bajo un ataque de gas, de su conjunto de 1924 los primeros dibujos de la guerra mundial, Der Kreig. Fotografía: British Museum / DACS

En 1924 el artista alemán y veterano de la guerra de Otto Dix miraron hacia atrás en la primera guerra mundial en sus 10 años, al igual que lo estamos haciendo en su 100. ¿Qué es lo que vio ? Hoy en día hay una moda, en Gran Bretaña, para celebrar el heroísmo de nuestros abuelos y de su difícil victoria de 1914-1918. Es como si el reloj se dio la vuelta y la propaganda de la guerra creía de nuevo. Incluso la cláusula de culpabilidad de guerra alemana escrita por los vencedores en el Tratado de Versalles en 1919 se ha convertido en "hecho" - después de todo, ¿quién quiere arrastre a través de las complejas causas de este conflicto y afrontar la verdad deprimente que finalmente sucedió porque no uno en julio de 1914 entendieron lo destructivo que puede ser una guerra industrial moderna ?

Tenemos que quitarse de encima la nostalgia de la pompa olvidadizo de un centenario y mirar a la primera guerra mundial a través de nuevos ojos - ojos de los alemanes. Por ningún otro artista vio esta guerra terrible con tanta claridad como lo hicieron los artistas alemanes. Mientras que los artistas de guerra británicos, por ejemplo, se retrata a los generales, alemanes vieron el cráneo en la tierra de nadie.

Der Krieg, la serie de grabados de Otto Dix publicó en 1924, y que está a punto de ir a la vista en el Pabellón De La Warr en Bexhill-on-Sea, es una visión sorprendente de la apocalipsis que realmente sucedió en el suelo de Europa hace 100 años.

Un soldado alemán se encuentra en una trinchera, apoyada en su pared de barro. Él está sonriendo, pero la sonrisa es vacía y con los ojos hundidos - su cara es un cráneo desnudo. Él ha estado muerto desde hace tiempo. Nadie se molestó en darle sepultura. Su casco es todavía en su cráneo, y sus botas revelan un tobillo putrefacción. En otra impresión, un cráneo roto se encuentra en la tierra. Grass ha crecido en su corona. Más hierba se parece un bigote bajo su nariz. Fuera de los ojos, la vegetación estalla. Los gusanos se arrastran asquerosamente de una boca abierta.


Cráneo de Otto Dix, 1924 desde su conjunto de los primeros dibujos de la guerra mundial, Der Kreig fotografía : British Museum / DACS

Dix había visto estas cosas como un soldado de primera línea. En ese momento, más tarde confesó, él no pensó demasiado en ellos. Fue después de que él fue a su casa que empezaron las pesadillas. En lo que puede ahora ser llamado estrés post -traumático, seguía viendo los horrores de las trincheras. Se vio obligado a mostrarles, sin nada contuvo.

Las impresiones recogidas en Der Krieg (La Guerra) son sólo parte de la efusión horrible de imágenes que él desató. Era como si Dix necesitaba vomitar sus recuerdos con el fin de purificarse de todo lo que le obsesionaba. Grabó estas viñetas en blanco y negro y justo después de la pintura La Trinchera, una obra maestra horrible que destila el frente occidental en un carnaval macabro de la muerte. La pintura fue muy polémico, y en 1937 los nazis lo incluyó en la famosa exposición de arte degenerado que vilipendiado modernos artistas alemanes como Dix. La pintura confiscada desapareció durante la segunda guerra mundial, tal vez quemado en el bombardeo de Dresde.

Incluso con esa pérdida, el arte de Dix guerra es un acto desgarrador de testigo. Sin embargo, él no estaba solo. Él era parte de un movimiento artístico radical que rechaza el conflicto y la responsable civilización europea por ello.

No era en absoluto evidente que un hombre como Dix crearía algunas de las imágenes que definen pacifistas del siglo 20. En 1914 él era un patriota alemán feroz que se unió con entusiasmo. Se convirtió en un artillero y combatió en la batalla de la Somme, cortar de manera eficiente por las tropas británicas. Él ganó la Cruz de Hierro ( segunda clase) y comenzó a entrenar para ser un piloto. ¿Cómo surgió este valiente soldado se convierten en un artista contra la guerra ?

Para entender eso, tenemos que comprender que, durante la primera guerra mundial, una minoría radical de los alemanes volvió a la revolución artística y política, en lugar de nacionalismo. Al igual que los poetas de guerra británicos, jóvenes artistas de Alemania llegaron a odiar la guerra, pero a diferencia de los poetas, se organizaron para resistir.

Muchos simplemente no pudieron tomar la delantera. Como Dix, el pintor expresionista brillante Ernst Ludwig Kirchner se unió en 1914, pero su salud mental pronto se derrumbó. En su 1915 la pintura Autorretrato como soldado (actualmente en la exposición de la Galería Nacional de Retratos de la Gran Guerra en los retratos), le da forma visual a shell shock. El pintor está en uniforme, con la cara amarilla y los ojos aturdido, tambaleándose como un sonámbulo, su mano derecha cortada en la muñeca.


De Ludwig Kirchner Autorretrato como soldado (1915)
'Dar forma visual a choque con un proyectil '... de Ludwig Kirchner
Autorretrato como soldado (1915). Foto: National Portrait Gallery

Kirchner no había perdido una mano. El muñón sangriento que él agita es una imagen de la desesperación artística y sexual - a la que la guerra lo ha llevado. Pinturas anteriores a la guerra de Kirchner eran desnudos sensuales primitivos, pero en su autorretrato de 1915 se ha convertido sin poder hacer nada a partir de un modelo de desnudos. No sólo es una mano que ha sido amputada, pero su fuerza vital.

Al igual que Dix y Kirchner, el poeta Hugo Ball quería luchar. No pasó los exámenes médicos tres veces. Al visitar Bélgica por lo que al menos podía ver el frente, quedó tan sorprendido que se volvió contra la guerra, huyó a Suiza con su novia, la cantante de cabaret Emmy Hennings, y en 1916 fundó el Cabaret Voltaire en Zurich. Este fue el lugar de nacimiento de Dada, el movimiento artístico más extremo del siglo 20, que utilizó el sin sentido, ruido, planos de corte y el caos para repudiar la guerra. "El comienzo de Dadá era realmente una reacción en contra de los asesinatos en masa en Europa", dijo Ball.

Dada fue la contra-cultura de la primera guerra mundial, al igual que la psicodelia iba a ser la contra-cultura de Vietnam. En momentos en que las decisiones supuestamente racionales enviados a tantos a la muerte - en 1916, el año comenzó Dadá, el general Haig ordenó un avance en el Somme en el que murieron 19.000 soldados británicos en un solo día - Dada fingió locura. Sus practicantes más airadas eran alemanes.

Helmut Herzfeld no estaba tan seguro de que quería ser alemán, sin embargo. En 1916 se puso tan enfermo de la propaganda implacable de la guerra que él cambió su nombre por el de John Heartfield - una adopción sorprendentemente subversivo del lenguaje del enemigo. Salió del ejército haciéndose pasar por loco, y luego, enviado a trabajar como cartero, tiró el mail a obstaculizar el esfuerzo de guerra alemán.

En 1919, en la Primera Internacional Dada la Feria de Arte de Berlín, Heartfield y otro dadaísta, Rudolf Schlichter, colgaron un muñeco de un oficial alemán con la cara de un cerdo desde el techo. Es imposible pensar en los generales británicos están retratados como esto - pero entonces Alemania había perdido, y Berlín fue dividida por la revolución.

Dix también exhibió en la feria Dada. Él se involucró con este movimiento revolucionario después de conocer su exponente más carismático, George Grosz (como Heartfield, adoptó el "George" Inglés como una protesta contra la guerra ). Mientras Dix estaba en el frente, Grosz estaba enviando soldados dadaístas " paquetes de ayuda " llenas de cosas inútiles satíricamente como camisas blancas perfectamente planchadas.


Pilares de la sociedad (1926) de George Grosz Fotografía: Akg-Images/AKS0

En el 1919 justo Dix exhibió un retrato de los veteranos de guerra mutilados que piden limosna en una acera de Berlín. La ciudad estaba llena de hombres dañados. En otra de sus pinturas Dada, Card -Playing guerra lisiados, los hombres respiran a través de los tubos y el uso de los pies para guardar tarjetas - ya no son hombres, son collages.

Para ello tomó un nuevo arte de hacer justicia a la Gran Guerra. Así Dada inventó el fotomontaje, un espejo roto de la violencia hecha a los cuerpos por la guerra. En la feria Dada en Berlín este se hizo explícita cuando, en los cuerpos rotos pintados por Dix, un fotomontaje por Grosz de un hombre que parece horriblemente desfigurado fue insertado. Esta cara arruinada asemeja a las fotografías de las víctimas de la guerra - hasta que te das cuenta de la " víctima de la sociedad " no es más que una cabeza hecha de Arcimboldo recortadas de periódicos fotografías.

Artistas alemanes mostraron la guerra con total claridad cuando los demás se apartaron. Mientras que los dadaístas cortaban hasta la sociedad, el veterano de guerra Max Beckmann pintó su visión grotesca de un mundo enloquecido, Die Nacht (La Noche). Sin embargo, sus advertencias no fueron escuchadas. En 1924 los grabados de guerra de Dix se mostraron en una exposición contra la guerra. En menos de una década que él estaría viviendo en el exilio interno, un prohibido " artista degenerado ", mientras que los líderes con muy diferentes recuerdos de la primera guerra mundial sentaron las bases de la segunda.

La verdad sobrevive. En su dibujo de 1924 sobre cómo veía como un soldado, Dix se retrata a sí mismo mostrando su ametralladora. Él está sin afeitarse debajo de su casco y sus ojos son estrechas rendijas. Dix el portavoz de la verdad se ve de vuelta en Dix la máquina de matar.

• Impresiones Der Krieg de Otto Dix están en el De La Warr Pavilion, Bexhill on Sea, 17 mayo a 27 julio.

lunes, 26 de mayo de 2014

El ministro de defensa uruguayo un grandísimo hijo de puta


El insulto a Sarmiento
Por Rolando Hanglin |  Para LA NACION

El ministro de Defensa uruguayo, don Eleuterio Fernández Huidobro, ha dicho que Domingo Faustino Sarmiento fue un "grandísimo hijo de puta". Entre otras cosas, porque Sarmiento recomendó en una carta al General Mitre "que no economizara sangre de gauchos, que sólo sirve para abonar la tierra." No creemos que el señor Fernández Huidobro condenara al sanjuanino por horror a la violencia, ya que fue cofundador del MLN-Tupamaros en 1960, cuando muchas falanges juveniles en todo el mundo proclamaban aquello de que la violencia es partera de la historia. Tampoco pretendemos defender la figura de Sarmiento de una "agresión extranjera" ya que ningún uruguayo será nunca extranjero. Nuestras dos naciones son un mismo país circunstancialmente partido en dos, aunque la circunstancia dure siglos. Compartimos figuras históricas como Artigas, Alvear, Liniers, y el señor Fernández Huidobro opina -ni más ni menos- lo mismo que otros argentinos.

Sarmiento fue sobre todo un periodista polémico, y dijo en su vida muchas cosas. Insultó y fue insultado.

Tampoco pretendemos defender la figura de Sarmiento de una agresión extranjera ya que ningún uruguayo será nunca extranjero
Nacido en 1811 (en San Juan) fallecido en 1888 (en Paraguay) Domingo Faustino Sarmiento fue uno de los personajes más discutidos de la historia argentina. Algunos lo declaran "padre del aula", otros lo proclaman autor exclusivo de la Ley 1420 de educación obligatoria, gratuita y laica (que, en realidad, fue promulgada por el presidente Julio Roca), otros lo consideran un escritor genial por el "Facundo" y están quienes lo bautizaron, sencillamente, "el loco Sarmiento", por sus opiniones apasionadas, siempre políticamente incorrectas.

Dijo, por ejemplo, sobre los estancieros argentinos: "Nuestros hacendados no entienden ni jota de este asunto, y prefieren hacerse un palacio en la Avenida Alvear antes que meterse en negocios que los llenarían de preocupaciones. Quieren que el gobierno, quieren que nosotros, que no tenemos una sola vaca, contribuyamos a duplicarles o triplicarles su fortuna a los Anchorena, a los Unzué, a los Pereyra, a los Luro, a los Duggan, a los Cano, a los Leloir y a todos los millonarios que pasan su vida mirando cómo paren las vacas. En este estado está la cuestión, y como las cámaras (del Congreso) están también formadas por ganaderos, veremos mañana la canción de siempre, el payar de la guitarra a la sombra del ombú de la Pampa y a la puerta del rancho de paja".

Dijo del General Julio A. Roca, al regreso de la Campaña al Desierto de 1879: "¡Roca ha descubierto que en la Patagonia no hay indios!".

Dijo de los judíos: "El pueblo judío, esparcido por toda la tierra, acumulando millones, rechazando la patria en que nace y muere. Ahora mismo, en la bárbara Rusia, como en la ilustrada Prusia, se levanta el grito de repulsión contra este pueblo que se cree escogido y carece del sentimiento humano, de amor al prójimo, de amor a la tierra, del culto del heroísmo, de la virtud, de los grandes hechos, donde quiera que se produzcan. ¡Fuera esa raza semítica! ¿O es que no tenemos derecho, como los alemanes y los polacos, a hacer salir a estos gitanos bohemios que han hecho del mundo su patria?". (Enero de 1888, Diario El Nacional de Buenos Aires)

Dijo de nuestros paisanos, los indios: "Quisiéramos apartar de toda cuestión social americana a los salvajes, por quienes sentimos, sin poderlo remediar, una invencible repugnancia".

Sobre los gauchos, en una carta a Mitre (textual): "...no trate de economizar sangre de gauchos. Éste es un abono necesario, útil al país. La sangre es lo único que esos salvajes tienen de humanos".

Sobre Ángel Vicente Peñaloza, el mítico "Chacho", lugarteniente de Facundo Quiroga, último caudillo federal: "No sé qué pensaran de la ejecución del Chacho; yo, inspirado en los hombres pacíficos y honrados, he aplaudido la medida, precisamente, por su forma. Sin cortarle la cabeza a este inveterado pícaro, las chusmas no se habrían aquietado en seis meses".

Cabe recordar que Peñaloza, vencido en los llanos riojanos, durante una de tantas contiendas civiles, se rindió al comandante Vera, pero fue acribillado, decapitado, y su cabeza, clavada en una pica, exhibida en la plaza de Olta.

Estando en Francia, en 1846, tuvo un raro privilegio: conocer personalmente al general San Martín en su casa de Grand Bourg. Mantuvo una larga entrevista con el Libertador. Sin duda le habló pestes de Rosas, pero, por lo visto, no lo convenció. San Martín permaneció inalterablemente leal a Rosas, cuyo carácter admiraba.

Durante la presidencia de Roca, ejerció el cargo de Superintendente General de Escuelas del Consejo Nacional de Educación. Cuando Sarmiento se consagró a la educación popular, se verificaba en el país un alto índice de analfabetismo. En el campo había muy pocas escuelas. Sarmiento predicaba así: "Para que haya paz en la República Argentina, para que los montoneros no se levanten, para que no haya vagos, es necesario educar al pueblo en la verdadera democracia, enseñarles a todos lo mismo, para que todos sean iguales...para eso necesitamos que toda la república sea una escuela."

La idea de la educación como causa superior del progreso de los países es modernísima: hoy está consagrada por el mundo entero
Recién en 1884 se logró la sanción de su viejo proyecto de ley de educación gratuita, laica y obligatoria, que llevó el número 1420. Según Mario Vargas Llosa, es por este triunfo de Roca y Sarmiento que la Argentina resolvió el problema del analfabetismo antes que Europa y los Estados Unidos. Sarmiento fue un destacado masón: pidió licencia en la Logia Unión del Plata número 1 para asumir sin compromisos la presidencia de la Nación, en 1868.

La idea de la educación como causa superior del progreso de los países es modernísima: hoy está consagrada por el mundo entero. Vivimos en la era del conocimiento. Y Sarmiento fue precursor de este tiempo: por su obra, millones de hijos de inmigrantes que venían hambreados de Europa y Asia conocieron la ciudadanía y la lectura.

Lo que pasa es que Sarmiento vivió en la Argentina bárbara: un ciclo que se inicia en 1806, con las Invasiones Inglesas, y culmina en 1880 con la Conquista del Desierto. En ese período de apasionada violencia, la Junta de mayo fusiló a Santiago Liniers y Martín de Alzaga, héroes de la Reconquista; Lavalle fusiló a Dorrego; Rosas a Camila O´Gorman; los vencedores de Caseros incautaron toda la fortuna de Rosas (incluyendo Palermo entero) construida a fuerza de trabajo desde los 17 años, y no se la devolvieron nunca. En fin: fue un ciclo revulsivo donde no sólo se dijeron sino que se hicieron cosas tremendas.

¿Qué pueden importar entonces las ideas racistas, incorrectas, épatantes de un escritor audaz y genial, apodado "el Loco", que como presidente dio un impulso descomunal a la educación pública y convirtió a la Argentina en un país ejemplar? Comparémoslo, por un instante, con otros políticos que han dicho cosas superrazonables, pero nunca sirvieron ni para tocar el timbre. ¿Ya hizo la comparación, amigo lector?

Bueno, ahora piense de nuevo en Sarmiento..

domingo, 25 de mayo de 2014

Tres anécdotas de una Argentina sin corrupción para festejar el Día de la Patria

Viva la Patria sin corrupción


Bajo la presidencia del Gral. Roca, ante los riesgos de algunos conflictos fronterizos, éste, con patriótica previsión, encomendó al Gral. Pablo Riccheri, que viajara a Alemania y adquiriera 40 mil fusiles Máuser para equipar convenientemente al ejército.
El general Riccheri formalizó rápidamente la compra de los máuseres con las fábricas alemanas. En la entrevista final, se le acercó un representante de los fabricantes, quien le presentó un sobre y le expresó: -General, los fabricantes me han encomendado que le entregara este sobre con el importe de ´´la comisión´´ que le corresponde por su intervención.
Riccheri abrió el sobre y encontró un cheque de un considerable monto. Sin titubear, tomó el cheque, lo endosó y se lo devolvió al funcionario diciéndole:
-Mande tres mil Máuser más.


Unos años después, el gobierno argentino, envió al Almirante Onofre Betbeder a Inglaterra, para controlar la entrega de buques construidos allí en las debidas condiciones.
Éste viajó a los astilleros de Southampton y por 4 meses inspeccionó los barcos tornillo a tornillo. Al concluir satisfactoriamente su inspección, telegrafió al gobierno argentino para que saldara la cuenta. Al día siguiente, un empaquetado funcionario de levita, se presentó a su oficina y le dijo:
-Almirante, permítame que le entregue este sobre en reconocimiento por su trabajo y la imparcialidad con que ha cumplido su misión.
Betbeder abrió el sobre y retiró un cheque, e inmediatamente llamó a un secretario y le dictó la siguiente nota:
´´El gobierno de la República Argentina cumple en agradecer a los directores de los astilleros la rebaja por la cantidad de 300 mil libras esterlinas, que han tenido a bien hacerle sobre el precio de los barcos´´.






Otros años más tarde, bajo la presidencia de Victorino de la Plaza, el presidente del Brasil viajó a la Argentina en una visita de confraternidad. Entre los agasajos se programó el banquete oficial. Como éste no podía realizarse en la Casa Rosada, por hallarse en reparaciones, resolvió que se celebrara en la casa particular del presidente, en la calle Libertad. Al día siguiente del banquete, Victorino de la Plaza, llamó a su ama de llaves y comenzó a extender los cheques de su cuenta personal, para pagar a los proveedores. Al concluir le observó al ama de llaves:
-Señora, falta la cuenta de los vinos.
Ésta le explicó:
-Sr. Presidente, como era una comida oficial, se trajo los vinos de la bodega de la Casa de Gobierno.
Plaza le contestó:
-Señora, en mi casa el gobierno no paga los vinos. Vaya al almacén y reponga a la bodega las botellas que se consumieron.
En aquel entonces, la Argentina ocupaba el 6º lugar en la escala mundial


Jamás vamos a escuchar anécdotas así de Perón ni Yrigoyen, lamentablemente.

sábado, 24 de mayo de 2014

Aparecen fotos del bunker donde se suicidó Hitler

Se dan a conocer nuevas imágenes del búnker donde se suicidó Hitler



Hace pocos días, más precisamente el pasado 30 de abril, se cumplió un nuevo aniversario de la caída de Berlín en la Segunda Guerra Mundial, la cual significó el triunfo del Ejército Rojo, el fin de las hostilidades, el fin del sangriento régimen nazi y, finalmente, el suicidio de Adolf Hitler junto a Eva Braun en el búnker de la cancillería alemana.

Para conmemorar esta fecha la revista Life ha publicado una notable serie de fotografías nunca antes vistas, tomadas en julio de 1945 por el periodista William Vandibert, en las que se puede observar el estado de la ciudad de Berlín y más precisamente del bunker donde terminaron los días del líder nazi, poco tiempo después de la derrota. En estas históricas imágenes se puede ver el cambio de era, en el que las ilusiones por el fin de un régimen aterrador se mezclan con el dolor y la desesperanza de una ciudad en ruinas; y presentan una posibilidad única de conocer la intimidad de los últimos momentos de Adolf Hitler y luego la llegada de los soviéticos, quienes impusieron su presencia en la ciudad y el propio bunker, en donde se observan restos incluso de pinturas robadas por los alemanes en los principales museos de Europa.






History Channel

viernes, 23 de mayo de 2014

Guerra de Corea: Turcos en la neblina coreana


Brigada de Turquía en la Guerra de Corea

La brigada turca (nombre en clave de North Star, en turco: Simal Yildizi [3] o Kutup Yildizi [4]) fue una Brigada de Infantería del Ejército turco que sirvió bajo el mando de las Naciones Unidas durante la Guerra de Corea entre 1950-1953 Se adjunta a la 25a Infantería EE.UU.. División de la Brigada de Turquía luchó en varias acciones, y fue galardonado con citaciones de unidad de Corea y los Estados Unidos después de los combates en la Kunuri batalla. [5]


Estándarte de las Fuerzas Armadas de Turquía en la Guerra de Corea en el Museo Militar de Estambul en Şişli, Estambul.

Comandante de la Brigada Turca condecorada por el General estadounidense Walker

Los miembros de la Brigada de Turquía se mueven a su posición en diciembre de 1950, poco después de sufrir graves bajas que intentando bloquear el cerco de la 2ª División de EE.UU. en el río Chongchon en Corea del Norte.

Trasfondo

El 29 de junio de 1950, el gobierno de la República de Turquía respondió a la Resolución de Naciones Unidas 83 solicitando ayuda militar a Corea del Sur, tras el ataque iniciado por Corea del Norte el 25 de junio. El cable decía: " Turquía está dispuesta a cumplir con sus responsabilidades. " El 25 de julio de 1950, el gobierno turco decidió enviar una brigada de 5.000 soldados que comprenden tres batallones de infantería, un batallón de artillería y unidades auxiliares, que luchar bajo el Comando de la ONU contra Corea del Norte y, posteriormente, la República Popular de China. Turquía fue el segundo país en responder a la llamada de la ONU, después de los Estados Unidos. [6]


Historia del servicio

Tres brigadas turcas diferentes sirven en la guerra de Corea, cada sustitución de la anterior cada año. El núcleo de la primera Brigada de Turquía era el 241o regimiento de infantería con sede en Ayaş que se complementó con voluntarios para elevarla a nivel de brigada. El general de brigada Tahsin Yazıcı, un veterano de la Primera Guerra Mundial, que se había ofrecido a ser degradado a dirigir esta fuerza, al mando de la 1ª Brigada. [7]

El grupo de avanzada de la Brigada de Turquía llegó a Pusan ​​el 12 de octubre de 1950. El cuerpo principal llegó cinco días después, el 17 de octubre desde el puerto mediterráneo oriental de Iskenderun, Turquía, y la brigada entró en bivouac cerca Taegu donde se sometió a un entrenamiento y recibió EE.UU. equipo. La brigada fue adscrito a la División de Infantería de EE.UU. 25.

La mayor parte de los reclutas eran de pequeñas ciudades y pueblos en las montañas del este de Turquía. Para estos oficiales voluntarios y voluntarios se alistaron hombres que fueron simplemente completando su servicio obligatorio dos años y que no sólo era la primera vez que habían dejado su país natal que fue la primera vez que habían estado fuera de las aldeas de su nacimiento. Era, al menos para los hombres alistados, la primera vez que se habían encontrado los no musulmanes. Diferencias culturales y religiosas Vastas existían entre los turcos y los estadounidenses. [8]

El comando del Ejército de EE.UU. estaba al tanto de las dificultades de coordinación, logística y, sobre todo, la comunicación básica en un lenguaje común que complicaría las órdenes y los movimientos de tropas, especialmente en los primeros meses cruciales de sus ejercicios conjuntos. Comida desconocida, los requerimientos de vestimenta y transporte vendrían a crear más problemas de los que el alto mando norteamericano había contado.

Las necesidades dietéticas de los turcos prohibieron los productos del cerdo, y las raciones estadounidenses contenían productos porcinos prohibidos para todos los musulmanes. Un cocinero japonés fue contratado para proporcionar raciones que cumplieron con los requisitos de Turquía. Pan y café presentaron otros problemas. Los turcos favoreció un pan pesado, sustancial que contiene la harina no blanqueada junto con grueso, fuerte, café muy azucarados. La mayoría de los reclutas tenían miradas feroces, que fluye bigote y llevaba una espada arma que, para los estadounidenses y los demás soldados de la ONU, que parecía ser un largo cuchillo, todo lo cual llamó mucho la atención de los medios.

Pocos funcionarios de enlace de estadounidenses se unieron a las empresas turcas, lo que añade a los problemas de los turcos se enfrentan en sus operaciones iniciales de combate. La mala interpretación de las órdenes se debió a la falta de comunicación entre los aliados. El problema, en un principio se pasa por alto y juzgado como de poca importancia, se convirtió exacerbado en el fragor de la batalla.

El historiador estadounidense Clay Blair escribió que los corresponsales de guerra se engañaban al pensar que los turcos eran "duros" combatientes por sus "bigotes abundantes, tez morena, y modos feroces", mientras que, de hecho, Blair declaró que estaban "mal entrenados, mal dirigido, e inmaduros para el combate " [9] [10] Blair dio una cita del comandante Mike Michaelis del 27º Regimiento de Infantería:
''los turcos estaban al mando de un brigadier viejo que había sido comandante de división en Gallípoli en 1916 luchando contra los británicos! Él era muy respetado, arriba en el establecimiento militar de Turquía, y se llevó un busto de brigada al mando de la brigada. El soldado turco medio en la brigada venía de la estepa del país en Turquía, cerca de Rusia, tenía probablemente sólo tres o cuatro años de estudios, fue arrancado de raíz, se trasladó hasta el oeste de Turquía, se le dio un uniforme, [un] rifle, y un poco de nociones de la formación, metido en un barco, navegó diez mil millas, y luego arrojados en una península - '¿Corea, donde es eso?"- y dijo que el enemigo estaba allí en algún lugar, vamos a buscarlos! El soldado turco se rasca la cabeza y dice: " ¿Qué me ha hecho él?" [11][12] 
De acuerdo con Blair, los resultados catastróficos se produjeron en el campo de batalla debido a la falsa doctrina oficial estadounidense John B. de Coulter en la fé que la destreza de lucha de los turcos dado que Coulter estaba tan engañado como los corresponsales de guerra en relación con las habilidades de lucha de los turcos, a los que Blair las llamó "tropas inexpertas mal dirigidas". [13][14]

A pesar de que fue colocado inicialmente como reserva para el 8º Ejército de EE.UU., el colapso de la parte delantera a la cara de los ataques chinos masivas el 26 de noviembre de 1950, significaba que pronto se encontraron en medio de la batalla.

La brigada turca, entre noviembre de 1950 y julio de 1953, luchó en las batallas siguientes:

  • Batalla de Kunuri (noviembre-diciembre de 1950) [15]
  • Kumyangjang -Ni [16] (enero de 1951)
  • 22 a 23 abril 1951 ; el desvío Chorwon - Seúl; la defensa Taegyewonni; 
  • los ataques Barhar - Kumhwa ; y
  • 28 a 29 mayo 1953 ; la batalla Vegas durante la batalla del Hook.

El 26 de noviembre de 1950, una columna de soldados de la ROK (Corea del Sur) retirándose de la sexta y 7 Divisiones de República de Corea en Tokchon fueron atacados por un batallón de los turcos, que fueron los primeros en llegar a Wawon, luego que los turcos confundieron a los coreanos con chinos. 125 coreanos fueron hechos prisioneros y muchos de ellos fueron masacrados por los turcos. El evento se informó erróneamente en los medios de comunicación americanos y europeos como una victoria de Turquía sobre los chinos, e incluso después de la noticia se filtró a la verdad a los estadounidenses, no hay esfuerzos fueron hechos por los medios de comunicación para fijar la historia. [17] [18] [19] al día siguiente, el 27 de noviembre, al este de Wawon, un batallón turco sufrió una gran derrota a manos de los chinos durante una emboscada, con fuertes bajas sufridas por el batallón turco. [20] el americano 38.o encontrado supervivientes turcos de la emboscada en su zona al día siguiente. [21] El comando turco era realmente inútiles después de la mayoría de sus equipos, vehículos y artillería se perdieron y el mantenimiento de las bajas de hasta 1.000 muertos o heridos después de luchar con los chinos de todo la zona Kaechon y Kunu -ri, y el camino Tokchon - Kunu -ri [22] en el camino a Tokchon, los chinos derrotaron a los turcos que fueron enviados para ayudar al II Cuerpo de la República de Corea del Sur. [23] El 29 de noviembre, los turcos fueron expulsados ​​por los chinos de Sinnim - ni y se vieron obligados a retirarse en completo desorden a Pyongmyong - ni y Kunu -ri. [24] la derrota china de los turcos en Pongmyong -ni provocó estragos dado que la retirada de los turcos expusieron el flanco derecho de la infantería 38a americana, y la retirada en masa de los turcos fue en desbande detuvieron el 1 º Batallón de tomar su lugar en el flanco de la infantería 38o después coronel George B. Peploe les mandó a cubrir el flanco expuesto. [25] Clay Blair señaló que, en realidad, el Octavo Ejército se quedó totalmente desprotegida en su flanco derecho por el retroceso de Turquía, describiéndolos como "tropas inexpertas sobrevaloradas, mal dirigidas" que "rompieron y desorbitados", a pesar de los mitos que surgieron sobre los turcos matar a 200 enemigos con la bayoneta. Comandante en jefe estadounidense Paul Freeman dijo que los turcos tenían una "mirada a la situación", "y no tenían estómago para ello, y que estaban corriendo en todas las direcciones ". [26] [27]

La más costosa batalla de la brigada fue Kunu-ri, que tuvo lugar hacia el final de 1950. En realidad, una serie de cuatro encuentros duran desde 26 noviembre a 6 diciembre, 1950. ; Batalla de Wawon el 28 de noviembre, Sinnim -ni, 28-29 de noviembre de Kunuri Gorge, 29-30 de noviembre, y Sunchon Gorge, el 30 de noviembre de 1950. [28] La brigada perdió más del 15 % de su personal y el 70 % de los equipos en Kunuri, con 218 muertos y 455 heridos, y cerca de 100 prisioneros. [29]

La Brigada de Turquía fue nombrada como una de las unidades que requieren "resto extensa y montaje "después de haber sido" destrozados "por los chinos en la lucha en noviembre de 1950." [30]

Después de la batalla de Kumyangjang -Ni, el 25-26 de enero, en la que la Brigada de Turquía rechazó una fuerza china tres veces su tamaño, el presidente Harry Truman firmó una citación de unidad Distinguido (ahora la citación de unidad presidencial) el 11 de julio de 1951. La brigada también fue galardonada con la citación de unidad presidencial del Presidente de Corea.

Composición

El Comando de las Fuerzas Armadas de Turquía (TAFC) era un equipo de combate del regimiento, con tres batallones de infantería, junto con el apoyo de la artillería y de ingenieros. Los tres batallones estaban al mando del Mayor Imadettin Kuranel, Major Mithat Ulunu, y el Mayor Lütfü Bilgon. Era la única unidad de la ONU - tamaño de una brigada conectado permanentemente a una división EE.UU. a lo largo de la Guerra de Corea.

La brigada turca estaba compuesta por:
  • 241er Regimiento de infantería, compuesta por tres batallones de infantería
  • Batallón de la artillería motorizado compuesta por tres baterías obús y una batería de cuartel general. Cada batería Obús consistía en seis cañones de 105 mm
  • Compañía de Ingenieros Motorizados
  • Batería antiaérea motorizada
  • Compañía de camiones de transporte 
  • Pelotón motorizado de señales
  • Pelotón anti-tanque motorizado
  • Compañía médica
  • Unidad de reparación y mantenimiento 
  • Banda militar
  • Compañía de reemplazo, compuesta por varios oficiales del poder y no comisionados y soldados, como la Infantería, Artillería, Señales, Ingeniería, etc

Pérdidas

Las pérdidas totales para la Brigada de Turquía en Corea fue de 721 muertos en combate, 2.111 heridos y 168 desaparecidos. [31] Un total de 14.936 hombres servido en la brigada de entre 1950 a 1953 [32] con cerca de 5.455 soldados en Corea en un momento dado. [33] el cementerio conmemorativo de las Naciones Unidas en Busan, Corea del Sur es el lugar de enterramiento de 462 de esas víctimas. [34] Dos monumentos a los soldados turcos están en el cementerio. [35] [36]

Servicio en Corea

La Brigada tuvo una facturación completo después de un período de un servicio de años. Las Brigadas que sirve para el periodo de 10 años fueron numerados del 1 al 10. De estos, el primero tres vieron acción. Durante el servicio de la tercera brigada en 1953, se firmó el Armisticio de Corea. A partir de entonces, Turquía continuó manteniendo fuerzas a nivel de brigada completa por otros siete años, de conformidad con los acuerdos de las Naciones Unidas. Kenan Evren, séptimo presidente de la República de Turquía, que se sirve en la Brigada 1958-59.

Cultura popular

En 1954, una película turca que lleva el nombre de código de operación de la brigada turca (Simal Yildizi), dirigida por Atif Yilmaz y protagonizada por Ayhan Isik, que elogió las obras de la unidad fue puesto en libertad. [37]

La Brigada de Turquía aparece en la Iglesia de la Unificación, financiado por película de 1982 Inchon, que representa erróneamente la Brigada de Turquía como implicada en la Batalla de Inchon (en realidad, la brigada no llegó hasta el mes después de la batalla). Gabriele Ferzetti juega el comandante de la Brigada.



Referencias

  1. Timmons, Robert. "Allies To Honor Each Nation's Korean War Veterans". Retrieved 2009-04-15.
  2. UNMCK, Nuri Pamir
  3. Şimal Yıldızı, Rahim Er, 21 September 2009, Türkiye
  4. Kutup Yıldızı – Kore Savaşı'nın 50. Yıldönümü ("North Star: the 50th Anniversary of the Korean War", TRT İzmir, Director: Ismail Ragıp Geçmen, 2000)
  5. Evanhoe, Ed. "The Turkish Brigade". Retrieved 2008-09-29.
  6. Department of Defense. "Allied Forces in the Korean War". Retrieved 2008-09-29.
  7. Turkish General Headquarters Military History Department Official Publications No: 7. Turkish Military Forces Korean War Operations (language Turkish).
  8. A.K. Dawson, Military History Magazine, December 1997
  9. Blair 2003, p. 451.
  10. Blair 1987, p. 451.
  11. Blair 2003, p. 451.
  12. Blair 1987, p. 451.
  13. Blair 2003, p. 452.
  14. Blair 1987, p. 452.
  15. 2nd Infantry Division, Korean War Veterans Alliance. "The 2nd Infantry Division in Korea". Retrieved 2008-09-29.
  16. Turkish General Staff. "Kumyangjang-ni Zaferi (25-27 Ocak 1951)" (in Turkish). Retrieved 2008-09-29.
  17. Appleman 2008, pp. 88-89.
  18. Leckie 1996, p. 203.
  19. Leckie 1962, p. 203.
  20. Appleman 2008, p. 89.
  21. Appleman 2008, p. 90.
  22. Appleman 2008, p. 92.
  23. Appleman 2008, p. 190.
  24. Appleman 2008, p. 206.
  25. Appleman 2008, p. 207.
  26. Blair 2003, p. 455.
  27. Blair 1987, p. 455.
  28. "Turkish Brigade in Korean War – Kunuri Battles (26–30 November 1950)", Turkish Times Weekly, (Tuesday, 9 January 2007). Retrieved on 2008-09-29.
  29. Ercan Haytoğlu, "Kore Savaşi Ve Denızlı Kore Şehıtlerı İle GAZİLERİ", Pamukkale Üniversitesi Eğitim Fakültesi Dergisi Yıl:2002 (1) Sayı:11, p. 94
  30. Stewart, Richard W. The Korean War: The Chinese Intervention. p. 14. CMH Pub 19-8.
  31. Evanhoe, Ed. "The Turkish Brigade". Retrieved 2008-09-29.
  32. Timmons, Robert. "Allies To Honor Each Nation's Korean War Veterans". Retrieved 2009-04-15.
  33. Walker, Jack D. "A brief account of the Korean War". Retrieved 2007-08-15.
  34. UN Memorial Cemetery (Official)
  35. "South Koreans, allies pay tribute to Turkish war effort". Daily News. Pakistan Defence. June 27, 2010.
  36. UNMCK: Turkish Memorial I; UNMCK: Turkish Memorial II
  37. Şimal Yıldızı, Sinematürk
  38. Appleman, Roy E. (2008). Disaster in Korea: The Chinese Confront MacArthur. Volume 11 of Texas A & M University military history series: Texas A and M University (illustrated ed.). Texas A&M University Press. ISBN 160344128X. Retrieved 18 April 2014.
  39. Blair, Clay (2003). The Forgotten War: America in Korea, 1950-1953 (illustrated, reprint ed.). Naval Institute Press. ISBN 1591140757. Retrieved 18 April 2014.
  40. Blair, Clay (Dec 12, 1987). The forgotten war: America in Korea, 1950. Times Books. ISBN 0812916700. Retrieved 18 April 2014.
  41. Leckie, Robert (1996). Conflict: The History of the Korean War, 1950-53 (illustrated, reprint ed.). Da Capo Press. ISBN 0306807165. Retrieved 18 April 2014.
  42. Leckie, Robert (1962). Conflict: The history of the Korean War 1950-1953. G. P. Putnam's Sons., New York. Archived from the original on Feb 19, 2008.
  43. Stewart, Richard W. The Korean War: The Chinese Intervention. United States Army Center of Military History. p. 14. 19-8.


jueves, 22 de mayo de 2014

Entierro de soldados napoleónicos

Soldados napoleónicos enterrados 



Un sacerdote católico bendice una tumba durante una ceremonia de entierro de los restos de 110 soldados napoleónicos que murieron en una batalla importante contra el ejército ruso, cerca de la de Studenka, a unos 100 kilómetros (63 millas) al este de Minsk, Bielorrusia, Viernes, noviembre 2, 2012. (AP Photo / Sergei Grits)

miércoles, 21 de mayo de 2014

Biografía: Gral. Napoleón Uriburu (Argentina)

Gral. Napoleón Uriburu


Brígido Napoleón Jerónimo Uriburu Arenales (Salta, 8 de octubre de 1836 – Buenos Aires, 8 de septiembre de 1895), militar argentino, que participó en las guerras civiles de su país, en la Guerra del Paraguay, en la Conquista del Desierto y en la conquista del Chaco argentino. Fue también gobernador del Territorio Nacional de Formosa. Era primo de su sucesor en este cargo, José María Uriburu.



Origen familiar, nacimiento y juventud

Hijo del coronel Evaristo de Uriburu –y, por consiguiente, hermano del futuro presidente José Evaristo Uriburu– y por parte de su madre María Josefa Álvarez nieto del general Arenales. Estudió en su ciudad natal, y se enroló muy joven en el ejército provincial.
Primeras campañas[editar · editar código]

Participó en varias campañas contra los indígenas del Chaco, y combatió en la segunda campaña contra los federales de La Rioja, dirigidos por el general ”Chacho” Peñaloza en 1863. Ese mismo año, el batallón al que pertenecía fue trasladado a la provincia de Jujuy, donde los soldados se amotinaron. Uriburu los persiguió y los derrotó en Los Sauces.

En 1864 participó en la revolución con la que su familia intentó perpetuarse en el poder pero que finalmente fracasó.

En 1865 marchó a la Guerra del Paraguay como ayudante del general Wenceslao Paunero. Combatió en Corrientes, Yatay, Uruguaiana, Pehuajó, Paso de la Patria, Estero Bellaco, Tuyutí, Boqueróny Curupaytí.

Fue enviado a la guerra contra la revolución de los Colorados, últimos federales del noroeste de la Argentina, y participó en la persecución de Felipe Varela.

Las campañas del Chaco

En 1869 formó un nuevo batallón de caballería, de reclutas salteños y jujeños; con ellos, al año siguiente, cruzó toda la región chaqueña desde Jujuy hasta la costa frente a Corrientes, cruzando más de mil kilómetros por territorios sin ninguna población blanca, y abriendo nuevas picadas. Su intención fue seguir la misma ruta que habían seguido los unitarios correntinos que habían abandonado aLavalle en 1841 y regresado a Corrientes. Sometió a varios caciques tobas y wichís en su camino, y envió a la mayor parte de ellos a trabajar en las colonias agrícolas de Salta y Resistencia.[cita requerida]

Apenas regresó a Salta, fue enviado a expulsar una partida militar que había entrado desde Bolivia hasta la zona de la actual Tartagal. Durante varios años fue comandante de la frontera salteña y jujeña del Chaco, con el grado de teniente coronel.

En julio de 1875 asumió como gobernador del Territorio Nacional del Chaco, con el mayor Luis Jorge Fontana como ministro, y con sede en Villa Occidental (actual Villa Hayes, frente a Asunción, en el actual territorio paraguayo). Hizo una importante expedición al interior del territorio, venciendo a varios caciques en su campaña. Reprimió la explotación de los indios en los obrajes de la selva, en que eran tratados prácticamente como esclavos.

Se trasladó a San Fernando debido a un alzamiento general de las tribus tobas contra los obrajes; intentó mediar entre las partes, pero terminó reprimiendo brutalmente a los indígenas, durante una expedición en abril de 1876, que terminó en una matanza. [cita requerida] Mientras duraba esa expedición, algunos grupos de indígenas guerrerros atacaron el poblado de San Fernando, que resistió un sitio terrible durante semanas, hasta que Uriburu logró regresar y vencerlos. El cacique Leoncito, jefe del ataque, terminó sometiéndose.

Trasladó la capital del territorio a la isla del Cerrito, pero poco después la mudó definitivamente al pueblo de San Fernando, que —en honor a la defensa que habían hecho sus habitantes— pasó a llamarse Resistencia, y es hoy la capital de la actual provincia del Chaco.

Uriburu renunció a la gobernación en octubre de 1876.

Volvió al mando de la frontera de Salta, al fuerte Dragones, cerca de Tartagal; reorganizó y avanzó hacia el este el sistema de fortines.

Las campañas al desierto

En diciembre de 1878 fue destinado a la provincia de Mendoza, como jefe de la 4ta División del ejército que haría la Conquista del Desierto, bajo el comando supremo del general Julio Argentino Roca. Salió en abril del año siguiente de Fuerte San Martín, y barrió con sus divisiones los valles andinos del sur de Mendoza y el norte del Neuquén, llegando al límite sur que se había establecido por ley para la campaña, sobre el río Neuquén, cerca de la actual Chos Malal.

Juzgando desfavorable su posición, decidió –incluyendo a sus oficiales en su decisión, por medio de una junta de guerra– avanzar hacia el sur, rebasando el límite establecido por ley. Probó distintas ubicaciones para el campamento de su división, y atacó algunas tolderías indígenas pehuenches y ranqueles. [cita requerida] Cabe aclarar que, si bien los ranqueles eran los enemigos que eran perseguidos desde la actual provincia de La Pampa, los pehuenches no eran considerados enemigos, y su ataque no estaba justificado sino como mera conquistas sobre pueblos que nunca habían tenido conflictos con la población blanca. [cita requerida]

Al parecer, para su incursión al sur del río Neuquén había tenido autorización verbal del general Roca.

Desde allí se dirigió al valle del Río Negro, reuniéndose con el general Roca y las otras divisiones en Choele Choel. Como premio fue ascendido al grado de coronel.

Apenas llegó el general Roca a la presidencia argentina, incluyó en la zona que debía incorporarse a la Argentina a la actual provincia de Neuquén. Era la legalización de la actitud de Uriburu, y esta decisión no pretendía siquiera justificarse por los malones de los indígenas de la región pampeana, sino por la mera ambición de conquista sobre nuevos territorios. [cita requerida] En cumplimiento de esa decisión, Uruburu comandó la columna más occidental en la campaña de 1881, dirigida por el general Conrado Villegas, y que terminó junto al Lago Nahuel Huapi. Durante esta campaña capturó centenares de indios "manzaneros", de las tribus del cacique general Sayhueque. Se trataba de indígenas pacíficos, que ni siquiera participaban en el comercio de ganado robado, como los indios del norte de ese territorio, los pehuenches de los caciques Reuque Curá y Purrán. La desesperada defensa que intentaron algunos grupos indígenas llevó a nuevas matanzas. 

Últimos años

En 1882 fue destinado a la provincia de Tucumán, donde se dedicó sobre todo a apoyar al candidato presidencial Dardo Rocha, el fundador de La Plata. En 1888 fue presidente del Tribunal de Justicia Militar, y más tarde inspector de fronteras de la Patagonia oriental y del Chaco centro-meridional.

En 1890 participó en la Revolución del Parque dirigiendo varios cantones, cuya represión costó cientos de bajas a las fuerzas del gobierno. Fue dado de baja del ejército, pero al año siguiente fue beneficiado por una amnistía.

En 1891 fue nombrado gobernador del Territorio Nacional de Formosa. Dirigió una expedición contra los indígenas de su territorio.

Su último destino fue el de director del arsenal de guerra, durante la presidencia de su hermano José Evaristo Uriburu.

Murió en Buenos Aires, el 8 de septiembre de 1895, un mes antes de cumplir 57 años.

Actualmente, una avenida de la Ciudad de Formosa lleva su nombre.

Wikipedia

martes, 20 de mayo de 2014

Carta sobre la GCE

Carta abierta al Consejo de Europa
Pío Moa 




Han propuesto ustedes hacer del 18 de julio de 2006 día internacional de repulsa al franquismo, erigir monumentos en memoria de sus víctimas y recordar que el Valle de los Caídos fue construido por presos republicanos. Inmediatamente se vienen a la cabeza las frases del gran filósofo español Ortega y Gasset dirigidas a Einstein y otros intelectuales, favorables al Frente Popular español: "Einstein se ha creído con derecho a opinar sobre la guerra civil española y tomar posición ante ella. Ahora bien, Albert Einstein usufructúa una ignorancia radical sobre lo que ha pasado en España ahora, hace siglos y siempre. El espíritu que le lleva a esta insolente intervención es el mismo que desde hace mucho tiempo viene causando el desprestigio universal del hombre intelectual, el cual, a su vez, hace que hoy vaya el mundo a la deriva, falto de pouvoir spirituel". 

Me temo que la información que ustedes manejan sobre el 18 de julio proviene del gobierno español, liderado por un autoproclamado "rojo", el señor Zapatero. Se trata básicamente de la propaganda elaborada por la Comintern comunista, reproducida desde los años 60 por historiadores de la misma ideología, como Tuñón de Lara o Gabriel Jackson. Acerca de ella expresaba su indignación otro de los más distinguidos intelectuales liberales españoles del siglo XX, el doctor Gregorio Marañón: "Esa constante mentira comunista es lo más irritante de los rojos. Por no someterme a esa servidumbre estúpida de la credulidad, es por lo que estoy contento de mi actitud". El reconocido historiador británico Paul Johnson ha señalado la guerra de España como uno de los episodios del siglo XX sobre los que más se ha mentido. Creo que ustedes Creo que ustedes debieran imitar a Ortega y a Marañón, y precaverse contra esa "constante mentira comunista", hoy nuevamente tan en boga. 

Según esa propaganda, la guerra de España enfrentó a la democracia y al fascismo. Pero si ustedes prestan atención a los integrantes del Frente Popular y sus aliados, verán cuán imposible es tal pretensión. Ni los anarquistas ni los comunistas ni los socialistas de entonces, en muchos aspectos más radicalizados que los comunistas, tenían nada de demócratas. Tampoco el racista Partido Nacionalista Vasco, ni los republicanos de izquierdas y nacionalistas catalanes, que habían intentado golpes de estado nada más perder las elecciones democráticas del 1933. Y, en fin, como no pueden ignorar ustedes, aquel Frente Popular estuvo dirigido, más que protegido, por Stalin, a quien, supongo, nadie calificará en serio de demócrata. 

En la guerra de España la democracia no jugó ningún papel, pues la relativa democracia republicana había sido destruida previamente en dos golpes sucesivos. El primero fue el movimiento revolucionario de octubre de 1934, contra un gobierno de derecha plenamente legítimo y respetuoso con la ley. La revolución fue organizada, textualmente como guerra civil, por el PSOE con el fin explícito de imponer un régimen de tipo soviético; y por los nacionalistas catalanes, con fines separatistas. La apoyaron los comunistas, los anarquistas (en parte) y los republicanos de izquierda. El ataque a la legalidad fracasó en dos semanas, pero dejó 1.400 muertos y cuantiosas destrucciones. 

El segundo golpe a la democracia fue el proceso revolucionario desatado tras las elecciones de febrero de 1936. Elecciones irregulares por sus violencias y sus fraudes, reconocidos por Azaña, el republicano de izquierda que 
que pasó a gobernar entonces. Las izquierdas, agrupadas en el Frente Popular, ganaron en escaños, aunque empataron en votos, y de inmediato comenzó a imponerse la ley desde la calle, mientras el gobierno destituía ilegítimamente al presidente de la República, Alcalá-Zamora, arrebataba despóticamente escaños parlamentarios a la derecha, depuraba el alto funcionariado, liquidaba la independencia del poder judicial y amparaba unas violencias callejeras que en sólo cinco meses causaron 300 muertos, centenares de incendios de iglesias, centros culturales y políticos de la derecha, periódicos, etc. Las izquierdas respondían con amenazas de muerte, en pleno Parlamento, a los líderes derechistas, el moderado Gil-Robles y el más extremista Calvo Sotelo, cuando éstos pedían al gobierno, simplemente, que cumpliese e hiciese cumplir la ley. 

Al negarse a cumplir la ley y anularla activamente por medio de actos consumados, el gobierno del Frente Popular perdió una legitimidad ya dudosa de origen. El arrasamiento de la legalidad democrática por las izquierdas y la total descomposición del estado quedaron de relieve cuando una fuerza mixta de policías y milicianos socialistas secuestró en su casa y asesinó a Calvo Sotelo, después de haber fallado en el intento de hacer lo mismo con Gil-Robles. Aquel crimen colmó el vaso y empujó a la rebelión a una parte del ejército, que venía preparándose para ella ante el cariz de los sucesos, pero era muy renuente a emprenderla, entre otras cosas por la gran probabilidad de ser vencidos. Probabilidad que estuvo a punto de materializarse. 

Y, cuando la ley cae por tierra, en todos los países vienen las atrocidades y las venganzas, cometidas en España por los dos bandos. Pero el gran responsable de haber llegado a ese extremo fue el Frente Popular, al cual una propaganda grotesca pretende identificar con la democracia. Contra la "irritante mentira roja", el alzamiento derechista y la guerra no destruyeron la democracia, sino al revés: la destrucción de la democracia por aquellas radicalizadas izquierdas ocasionó la guerra. La cual no fue una pugna entre demócratas y fascistas, sino entre totalitarios de izquierda y autoritarios de derechas: la dictadura de Franco jamás llegó al absolutismo de las comunistas ensayadas en España e impuestas a la mitad de Europa después de 1945. 

Cabe recordar, además, las numerosas atrocidades, con torturas y asesinatos, entre unos y otros partidos de izquierda. Y la represión franquista de posguerra no debe oscurecer el hecho de que los jefes del Frente Popular huyeron todos, sin la menor preocupación por el salvamento de miles de seguidores suyos comprometidos en el terror contra las derechas. Estos últimos, culpables de crímenes espeluznantes, fueron juzgados y ejecutados por el franquismo al lado de bastantes inocentes. Pero es un insulto a los inocentes equipararlos a todos bajo el título de "víctimas del franquismo". En cuanto al Valle de los Caídos, también precisan ustedes información más fidedigna. Sólo un pequeño número de los trabajadores en esa obra, alrededor de una décima parte, fueron presos. Y trabajaron en régimen de "redención de penas por el trabajo", a razón de cinco días de pena conmutados por cada uno trabajado. Nada parecido a los campos soviéticos o nazis. 

Probablemente el gobierno del "rojo" Zapatero quiera hacerles creer a ustedes que lo aquí expuesto es una interpretación franquista. Para que se hagan una idea al respecto, añadiré a las citas de Ortega y de Marañón, el comentario de uno de los mayores novelistas españoles de la época, el liberal Pérez de Ayala, sobre el Frente Popular: "Cuanto se diga de los desalmados mentecatos que engendraron y luego nutrieron a sus pechos nuestra gran tragedia, todo me parecerá poco. Nunca pude concebir que hubieran sido capaces de tanto crimen, cobardía y bajeza". Marañón observó que "todo es en ellos latrocinio, locura, estupidez". Y las citas podrían alargarse mucho. 

Pues bien, estos tres intelectuales, Ortega, Marañón y Pérez de Ayala, habían sido declarados "padres espirituales de la República", por sus esfuerzos para traer a España una democracia liberal. La misma que fue echada abajo por las violencias revolucionarias. "Mi respeto y mi amor por la verdad me obligan a reconocer que la República española ha sido un fracaso trágico", constató Marañón amargamente. Termino con una cita del propio Azaña, líder de las izquierdas burguesas, sobre la calidad de aquellos republicanos: "política tabernaria, incompetente, de amigachos, de codicia y botín, sin ninguna idea alta". 

Nada, pues de versiones franquistas. Ustedes han sido víctimas de la "irritante mentira roja" difundida masivamente por el actual gobierno español, que les ha manipulado para convertirles en portavoces de ella, desacreditando una institución consagrada a la defensa de la democracia y los derechos parlamentarios. Un gobierno que está hundiendo la Constitución española mediante hechos consumados y en connivencia con el terrorismo etarra. No sé qué dirían de él los "padres espirituales de la República", pero no me cuesta mucho imaginarlo. 


MBJ

lunes, 19 de mayo de 2014

Fotos de la guerra hispano-norteamericana en Filipinas

Imágenes impresionantes de la Marina de EE.UU. de hace 116 años
 Jeremy Bender - Business Insider

Una serie de fotos subidas recientemente por el Comando de Historia y de Patrimonio Naval revela cómo era la vida en la Marina de los EE.UU. hace más de 100 años.
Las fotos están siendo liberados para coincidir con el 116 años de aniversario oficial del inicio de la Guerra Española - Americana el 25 de abril.

La guerra, que sólo duró cuatro meses, es vista como uno de los eventos más importantes en la estructuración de la Marina de los EE.UU.. Un éxito rotundo para los Estados Unidos, la guerra también comenzó el proceso de los EE.UU. de tomar un papel más activo en los asuntos internacionales.

La causa oficial de la guerra fue la destrucción del Maine USS fuera de Cuba. Los EE.UU. culpó al hundimiento del barco en una mina española.


En respuesta, los EE.UU. declaró la guerra a España el 25 de abril de 1898.


Almirante George Dewey, con sede en Hong Kong, se dio la orden de atacar a la flota española en Manila en las Filipinas.


Dewey perforó su flota sin cesar con el fin de tenerlos preparados para el desmontaje total de la fuerza española.


Aquí, marineros artilleros que habían pasado el ecuador - se relajan después de todo un día de entrenamiento intenso.


La Reina Cristina fue el buque insignia de la Armada española en el Pacífico. Aquí, los miembros de su tripulación rezan antes de la batalla.


A pesar de las oraciones de la tripulación, el Reina Cristina y el resto de la flota fue aplastada en la batalla de Manila el 1 de mayo de 1898.


La victoria de Dewey fue la primera victoria militar de EE.UU. contra un enemigo extranjero desde la guerra de 1812.


Toda la batalla duró sólo un poco más de seis horas ...


... Durante ese tiempo la flota de Dewey se detuvo para tomar un descanso de almuerzo de tres horas.


El resultado de la batalla de Manila fue la pérdida completa de la España de las Filipinas.


Los EE.UU. no perdió un solo marinero en la batalla de Manila. Aquí, los marines estadounidenses en posición de firmes.


Después de la batalla, los marinos estadounidenses izaron la bandera estadounidense en Manila después de la batalla.


Aunque la batalla de Manila sólo duró seis horas, se tardó meses adicionales para aclarar las Filipinas de los insurgentes.


Aparte de las Filipinas, los EE.UU. también envió barcos para bloquear a Cuba y Guam.


Guam, sin saber que los EE.UU. y España estaban en guerra, se entregó de inmediato.


España retuvo Cuba durante el tiempo que pudo, pero finalmente se rindió. La Guerra Española - Americana duró sólo cuatro meses y con decisión probó los EE.UU. podría funcionar como una potencia mundial.