martes, 9 de febrero de 2016

Nazismo: La última carta de Eichmann

Revelan la última carta de Adolf Eichmann
El nazi que fue capturado en la Argentina, escribió un texto dos días antes de ser ejecutado en Israel. Galería de imágenes.

Perfil


Dos días antes de ser ejecutado en la horca, Adolf Eichmann envió una carta al entonces presidente de Israel, Yitzhak Ben-Tzvi. | Foto: Cedoc

Hoy se conmemora en todo el mundo el Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto al cumplirse 71 años de la liberación de Auschwitz y en Israel, se dieron a conocer por primera vez documentos relacionados con el juicio a Adolf Eichmann, entre ellos una carta en la que pide el indulto al entonces presidente de Israel, Yitzjak Ben Tzvi.

Dos días antes de ser ejecutado en la horca, Adolf Eichmann envió una carta al entonces presidente de Israel, Yitzhak Ben-Tzvi. Tras haber sido declarado culpable de 15 cargos, incluyendo crímenes contra el pueblo judío, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra, el jerarca nazi rogó por su vida y pidió. Así lo revelan documentos, hasta ahora desconocidos, que fueron revelados hoy en la Casa Presidencial, al conmemorarse el Día Internacional del Holocausto.



Además de esta carta con el pedido de clemencia, también fueron expuestas cartas de la esposa y hermanos de Eichmann, la respuesta negativa del presidente y la nota en la que el fiscal Guideon Hausner anotó su famoso discurso, que comenzó diciendo que lo acompañaban “seis millones de demandantes”.

Los documentos originales son expuestos después que fueran digitalizados e ingresados en el archivo del Departamento Jurídico de la Casa Presidencial.

“En la evaluación de mi personalidad, los jueces cometieron un error decisivo, ya que no pueden ponerse en el lugar y las circunstancias en las que yo estaba durante los años de la guerra”, escribió Eichmann en su pedido de indulto. “El error proviene del hecho de que durante el juicio me presentaron varios documentos que, desconectados de las órdenes que recibía, ofrecen una imagen errónea. No es cierto que fui un funcionario de alto rango hasta el punto de que pudiera controlar en forma independiente la persecución de judíos. Nunca serví en un puesto de tan alto rango, con autoridad e independencia de criterio”, escribió Eichmann en su carta a Ben Tzvi.

El funcionario nazi escribió también que nunca dio “ninguna orden” en su propio nombre, sino que actuó por “obediencia debida”. “Si hubiera sido, como asumen los jueces, un fanático impulsor de la persecución de judíos, ello debió haberse reflejado en mi ascenso de rango y otros beneficios, pero no se me concedió ninguno. Se debe diferenciar entre los líderes responsables y las personas que, como yo, debimos servir como una herramienta en manos de los líderes. No fui un líder responsable, y por ello no me siento culpable. Sr. Presidente, le solicito que utilice su derecho a conceder el indulto y le ordene al tribunal que mi condena a muerte no sea ejecutada”, finalizó Eichmann.

También Vera Eichmann, esposa del criminal nazi, se dirigió al presidente Ben Tzvi pidiéndole el perdón para su marido. En un telegrama, Vera Eichmann escribió: “El destino de mi marido está en sus manos. Como esposa y madre de cuatro hijos le pido que le perdone la vida”.



Además, también fue expuesto el original del famoso discurso del fiscal Guideon Hausner, entonces asesor letrado del gobierno. Dado que Hausner había cambiado varias veces el contenido de su discurso, finalmente lo leyó de un papel donde lo había escrito a mano.  En una fotografía del original, que fue entregada por su hija, Tami Raveh, se puede leer: “En este lugar en el que me encuentro ante ustedes, jueces de Israel, frente a Adolf Eichmann, no estoy solo. Junto a mí se encuentran aquí seis millones de demandantes. Pero ellos no podrán presentarse, señalar con su dedo acusador hacia la cabina de vidrio y gritarle a quien está sentado allí Yo Acuso. Porque sus cenizas están en las colinas de Auschwitz y los campos de Treblinka y en sus tumbas esparcidas por toda Europa. Ellos claman, pero sus voces no se pueden escuchar. Por tanto, yo seré su voz y pronunciaré en sus nombres esta horrorosa acusación”.

Adolf Eichmann  arribó a la Argentina a principios de la década del 50´. Había logrado  una identidad falsa en Roma bajo el nombre de Ricardo Klement, gracias a la colaboración de la Cruz Roja Internacional y miembros de la iglesia católica . En nuestro país, en un principio, se alojó en un principio en un hotel de inmigrantes, hasta que pudo establecerse en una casa de la zona de Olivos, provincia de Buenos Aires. Luego, fue capturado por los servicios de inteligencia de Israel.

lunes, 8 de febrero de 2016

Guerra Antisubversiva: La falta de autoridad moral de los derecho-humanistas

El número de desaparecidos: la verdad no aumenta la grieta
Análisis. Loperfido se equivoca al mezclar la cifra con la intención de conseguir subsidios en el exterior: es generalizar demasiado. Pero tiene todo el derecho de discutir lo que quiera.


Marcha. Las Madres de Plaza de Mayo, en una imagen reciente frente a la Casa Rosada. Archivo


Jorge Lanata - Clarín


La discusión, en el fondo, es sobre la superioridad moral de la víctima. Esa supuesta superioridad, fundada en el dolor, la autorizaría a dictar sentencias categóricas sobre todas las áreas sin ser cuestionada. La superioridad moral se asienta en la conciencia culpable del que accede a someterse.

Argentina es un país en el que se debe vivir aclarando; voy a someterme a esa regla que es un poco humillante: trabajé desde el periodismo para los derechos humanos toda mi carrera, he compartido mil charlas con las Madres y las Abuelas, me opuse a la obediencia debida en la Argentina, llevé adelante campañas en el exterior contra el indulto de Menem, colaboré en la vuelta al país de Juan Geman y Miguel Bonasso y su posterior instalación laboral, dirigí diez años el único diario que, cada día, publicó en sus respectivos aniversarios solicitadas gratuitas a las familias de desaparecidos, etc.

Toda esta perorata para afirmar que las declaraciones –y más que eso mismo, la actitud- de Darío Loperfido sobre la cantidad de desaparecidos y la discusión posterior me parecen valientes y oportunas. Es cierto que no tiene sentido discutir el fondo de una consigna –yo mismo, en una columna que saldrá en los próximos días, menciono los “treinta mil desaparecidos”- pero debe defenderse el derecho periodístico a brindar información concreta. Creo que Loperfido se equivoca al mezclar la cifra con la intención de conseguir subsidios en el exterior: es generalizar demasiado. Pero tiene todo el derecho de discutir lo que quiera.

Aclaro eso por la actitud de Estela Carlotto posterior a su visita a la Casa de Gobierno sobre el punto. Dijo que Loperfido debía “pedirles disculpas a la sociedad”. Las Abuelas, aunque respetadas por su trabajo y trayectoria, no son “la sociedad”, y si ese es el razonamiento habría quizá que preguntarse si Carlotto debía pedirle disculpas a alguien por su campaña sobre los Noble Herrera: ¿debería disculparse ante ellos mismos? ¿Ante el público? ¿Ante los técnicos de Canal 13 o Radio Mitre a los que les gritaban “devuelvan a los nietos”? En lugar de pedir disculpas, Carlotto se limitó entonces a decir: “Siempre dijimos que pueden ser [los nietos reclamados], pero nunca lo aseguramos porque no está probado”. Preocupa la supuesta autoridad moral de Carlotto, cuando cualquiera puede comprobar que nunca dijo una palabra sobre los 300 millones de dólares del fraude de Sueños Compartidos, de las inmobiliarias Bonafini-Schoklender. Esos fondos eran girados por la Subsecretaría de Vivienda, a cargo de Luis Bontempo, o de la Subsecretaría de Obras Públicas, a cargo de Abel Fatala, ambas del Ministerio de Planificación Federal, a cargo de Julio De Vido, a los municipios o provincias que contrataban a la Fundación de las Madres de Plaza de Mayo para realizar las obras, en general mediante un convenio, sin licitación previa. No hay cifras oficiales y los cálculos extraoficiales varían entre los 150 y los 300 millones de dólares desde 2006. ¿Lo habló con Hebe? ¿Le preguntó a Cristina en uno de tantos actos? ¿Se preocupó por la prostitución de los organismos ante los que ahora Loperfido debiera disculparse?

Las declaraciones del secretario de Cultura tampoco eran nuevas. Ceferino Reato publicó en La Nación en 2013 que el número exacto de desaparecidos era siete mil ciento cincuenta y ocho. Así escribió: “7158 víctimas es una cifra que indica una matanza atroz, con el agravante de que fue realizada desde el aparato estatal. Llegué a este número luego de contar los apellidos y nombres que aparecen como víctimas de la dictadura en el Anexo II del Nunca Más, el informe de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep).

Primero, conté las víctimas en Córdoba, que es donde se desarrolla la trama de mi último libro “¡Viva la sangre!” y comprobé que el número era inferior al que manejaba el Archivo Provincial de la Memoria; luego, extendí el recuento a nivel nacional.

Me gustaría hacer una aclaración sobre esa cifra total: es la suma de 6.415 desaparecidos y 743 víctimas de "ejecución sumaria", una categoría creada durante el gobierno del presidente Néstor Kirchner, según me informaron en la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación. Se trata de una categoría muy general, que abarca a personas que fueron fusiladas en intentos de fuga que fueron fraguados y a muertos por grupos paraestatales, pero también a jóvenes fallecidos en tiroteos, durante ataques a cuarteles y comisarías o fusilados por los propios grupos guerrilleros a los que pertenecían, en cumplimiento de sentencias de ‘juicios revolucionarios’, como fue el caso del cordobés Fernando Haymal, de 26 años. Figuran, además, personas que murieron mientras armaban bombas que estallaron antes de lo previsto. Incluye también a muertos en tiroteos con la policía de otros países, como Hugo Irurzún, el ‘Capitán Santiago’ del Ejército Revolucionario del Pueblo, fallecido en Asunción del Paraguay en 1980, luego del atentado contra el ex dictador nicaragüense Anastasio Somoza, que vivía refugiado en ese país. Un combatiente argentino, pero abatido en un tiroteo con la policía paraguaya en Asunción”.

Intentar averiguar la verdad es nuestro derecho como ciudadanos y nuestra obligación como periodistas. Poco importa una consigna. Cada uno elegirá si seguir o no repitiéndola –verán que yo, por ejemplo, sigo haciéndolo- pero por decisión personal y no porque ningún ser superior me obligue a hacerlo. La verdad no aumenta la grieta, es lo único que hace posible que alguna vez podamos superarla.

domingo, 7 de febrero de 2016

SGM: El cañón de pájaro de Rudel

El cañón de pájaro 



El subtipo Ju 87G "Kanonenvogel" (cañón de pájaro) fue una variante antitanque del Stuka. Únicamente llegó a ser operacional el Ju 87G-1. Era una versión especializada anticarro, equipada con dos cañones BK 3,7 (Flak 18) suspendidos bajo las alas justo al lado del tren de aterrizaje. Este cañón de 37 mm era un arma formidable, que pesaba 363 kg y había sido ampliamente utilizada como antiaérea. Sin embargo el cañón tenía un serio inconveniente: a pesar de la alta velocidad inicial (850 m/s) de su proyectil perforante, disponía sólo de seis cartuchos por arma en peine metálico, y una cadencia de tiro de 160 disparos por minuto, lo que suponía una duración total de la ráfaga de 2,25 s o de escasamente dos proyectiles por segundo. 
Al más importante usuario de Ju 87G-1, Hans Ulrich Rudel, se le acreditan 519 vehículos acorazados soviéticos destruidos (cifra comprobada). Este piloto, que siguió volando después de perder una pierna en 1944, realizó 2.530 misiones de combate y continuaba al mando de formaciones de Stuka en misiones diurnas, bastante tiempo después de que los restantes Stukagruppen hubiesen reemplazado sus vulnerables aviones por los más seguros Focke-Wulf Fw 190 F y G. 


 
Junkers 87 G, obsérvese los cañones BK 3,7 bajo las alas 





Wikipedia

sábado, 6 de febrero de 2016

Diplomacia: Crucero acorazado "9 de Julio" saluda al pabellón dominicano

Saludo al pabellón dominicano en 1919


El 24 de mayo de 1919 había fallecido en Montevideo el ilustre poeta Amado Nervo, embajador de México ante la República del Uruguay. Como Nervo había sido embajador concurrente en la República Argentina, el presidente argentino Hipólito Yrigoyen ordenó que sus restos fueran repatriados con todos los honores en el crucero acorazado “Nueve de Julio”. 
Al regreso el barco se vio obligado a hacer escala, y su comandante consultó con el ministerio de Marina si podía tocar o no Santo Domingo y, en caso afirmativo, si saludaba a la bandera norteamericana al entrar al puerto, a la sazón ocupado por fuerzas militares de los Estados Unidos. El comandante del crucero 9 de Julio al no ver en la fortaleza "Ozama" la bandera dominicana, no hizo los saludos exigidos por el protocolo internacional, lo que motivó que las autoridades norteamericanas pidieran al Capitán las causas de su descortesía. 



Cuando ocurrió este desagradable caso, hacía 4 años que se había declarado oficialmente la implantación del gobierno militar norteamericano, que tuvo lugar en aquella época (1916), cuando el íntegro patricio doctor Francisco Henríquez y Carvajal, designado Presidente de la República por decisión del Congreso Nacional, se negó a aceptar las humillantes condiciones que para su formal reconocimiento le hiciera el gobierno de Estados Unidos que en ese entonces detentaba, de acuerdo con la convención de 1907, la total percepción de los ingresos aduaneros dominicanos. 
Todos conocemos que una fuerza de ocupación coloca al tope de los edificios y fortalezas cautivas su propia bandera. La dominicana no flameaba sobre la tierra de las virtudes soñada por Juan Pablo Duarte, que siempre deseó una patria libre, soberana y sin intervención de extrañas potencias. La gallarda respuesta del comandante del crucero 9 de Julio, no se hizo esperar. La inmediata respuesta del presidente Yrigoyen fue: “Id y saludad al pabellón dominicano”. Tengo instrucciones de mi gobierno de saludar la bandera dominicana. Así lo hizo
Al entrar al puerto, el acorazado izó al tope la bandera dominicana, saludándola con una salva. Corrió la voz por la ciudad, y personas fervorosas compusieron con trozos de tela una bandera dominicana que izaron en el torreón de la fortaleza. 
Veintiún cañonazos de la nave argentina tributaron el homenaje a la enseña dominicana. La multitud se lanzó a las calles, y una gran manifestación se dirigió hasta la casa municipal ante la perplejidad de las autoridades gringas de ocupación que no se atrevieron a impedir el pronunciamiento popular. 
Uno de los improvisados oradores dijo: “Loor al presidente argentino Yrigoyen que nos ha hecho vivir siquiera dos horas de libertad dominicana”. 
Dos años después, dos delegados del Partido Nacional Dominicano llegaron a la Argentina a testimoniar al presidente Yrigoyen el reconocimiento del pueblo de su patria por su extraordinario gesto. Uno de los emisarios, el doctor Francisco Henríquez y Carvajal, relató el suceso mientras la emoción llenaba sus ojos de lágrimas. 
La campaña de los patriotas dominicanos para el retiro de las tropas norteamericanas tuvo una alta expresión en la asamblea del año 1921, que se dirigió al Presidente argentino en los siguientes términos: 

San Pedro de Macorís (Rep. Dominicana), marzo 15 de 1921

El Congreso de las Juntas Patrióticas instalado el 6 de marzo, envíale mensaje de gratitud dominicana y confía en que vuestro constante esfuerzo de apoyo a la causa de la República acelerará su éxito.

(firmado) Rolando Martínez, presidente.
 

 
Presidente Hipolito Yrigoyen 
 Crucero ARA "9 de Julio" 

Fuente

viernes, 5 de febrero de 2016

Anecdotario histórico argentino: Pringles y el mar



Pringles en la caleta de pescadores

Era el teniente Juan Pascual Pringles un puntano de elevada estatura, ojos centelleantes y fuerza hercúlea, como toda aquella brillante pléyade de jóvenes que se enrolaron en el regimiento que creara pare victoria el Padre de la Patria. Vestía con elegancia su ajustado unifoi de granadero, casaca azul larga con vivos encarnados, calzón del mismo color y alta bota negra.
El 27 de noviembre de 1820 marchaba con 17 hombres con la misión de acompañar a un emisario del general San Martín que debía tomar contacto con el comandante Tomás Heres, jefe del Batallón real. Numancia, el cual, desde su jefe hasta el último soldado, estaba formado totalmente por americanos.
Al llegar a la Caleta de Pescadores cerca de Chancay ordenó pie en tierra, para esperar al emisario que se había adelantado a cumplir su cometido, cuando sobre una lomada aparecieron dos escuadrones de Dragones del Perú, el batallón Numancia y dos pieza de artillería mando del coronel D. Gerónimo Valdez. Se adelantaron los jinetes realistas y, cuando estuvieron a una distancia prudencial, intimaron rendición a los granaderos.

La respuesta fué inmediata. El teniente Pringles ordenó formar su pelotón en una fila detrás suyo y al toque de “a degüello”, cargó contra el centro de los escuadrones del rey.
Dable es imaginar lo que fué aquella acción. El sable y la lanza herían sin piedad y al fogoso valor de los patriotas lo apagó la abrumadora superioridad numérica de los adversarios.
Bien pronto tres granaderos habían caído para no levantarse otros once estaban heridos, encontrándose entre ellos el propio Pringles.
Este valiente, con los restos de su pequeña fuerza decidió, ante rendirse, sumergirse en el mar y a media rienda, seguido de los hombres que le quedaban, se echó al agua decidido al último sacrificio.
Emocionado el coronel Valdez por el heroísmo del joven patriota le envió un oficial para garantizarle su vida y la de sus hombres.
Sólo así se decidió Pringles a entregarse prisionero y, ya entre ocasionales enemigos, recibió de ellos las mil muestras de simpatía y admiración que reciben los valientes, aún de sus propios adversario.








jueves, 4 de febrero de 2016

OVNI avistado en Bahía Blanca en los archivos de la CIA

Un avistaje de OVNI en Bahía Blanca aparece en los archivos de la CIA de Estados Unidos
La Central de Inteligencia desclasificó 243 carpetas. 

 

La Nueva
   
Foto
 
Imagen tomada por Miguel Thomé (Foto: Facundo Morales-La Nueva.)
   La Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA) desclasificó en las últimas horas una serie de documentos donde aparece un avistaje de un Objeto Volador No Identificado (OVNI) en Bahía Blanca.

   Un miembro de la Comisión de Estudio del Fenómeno Ovni en la República Argentina (Cefora), Marcos Barraza, encontró el dato entre 243 carpetas sacadas a la luz luego de varias décadas.

   El documento alude al avistamiento de un ovni el 21 de mayo de 1962, que fue reportado días después a la CIA por la agencia de noticias Lima AFP Spanish Latin America.

   El fenómeno, que fue fotografiado por Miguel Thomé para La Nueva Provincia, consistió en la aparición de un objeto luminoso en el cielo.

miércoles, 3 de febrero de 2016

Historia militar: La primera crisis de Kuwait, 1961

La "Emergencia" de Kuwait , 1961 
Por Tom Cooper & Stefan Kuhn, con Brig.Gen. Ahmad Sadik (Fuerza Aérea Iraquí) 


Kuwait y el Régimen Qassem 
En 1899 - mucho antes que los enormes recursos petroleros fuesen descubierto en Kuwait - el gobierno de Su Majestad y el Regente de Kuwait firmaron un acuerdo acerca de la defensa del pequeño país. Kuwait permaneció bajo control nominal del Imperio Otomano hasta 1918, pero fue subsecuentemente otorgado el status de un emirato independiente, regido por la familia al-Sabah, con UK manejando sus asuntos exteriores. Luego posteriores negociaciones en Junio de 1961 un nuevo tratado fue firmado, con el cual los británicos liberaron a Kuwait a su independencia, pero también incluyeron un acuerdo que fuerzas británicas asistirían al Emir al-Sabah, regente de Kuwaiti, si le fuese requerido. 

El 25 Junio 1961, el entonces dictador iraquí Abd al-Qarim Qassem anunció unilateralmente que Kuwait iba a ser considerado iraquí territorio y ofreció “liberar a los habitantes de Kuwait”. Al día siguiente algunas fuerzas iraquíes comenzaron a acumularse a lo largo de la frontera con Kuwait. Sin embargo los militares iraquíes estaban muy lejos de tener un poder cercano al que obtendría años después y la mayoría de las tropas tuvieron que hacer una larga marcha desde Bagdad hacia la frontera sur del país. Por ello el armado del ejército iraquí fue muy lento. Había muchas razones para esta situación para esta situación - la mayoría de las cuales puede fácilmente ilustrada en el ejemplo de las condiciones de la Fuerza Aérea Iraquí en esos tiempos. 

La Fuerza Aérea Iraquí en 1961 
La Fuerza Aérea Iraquí de aquel tiempo estaba en un estado de transición. Luego del sangriento golpe de estado contra al-Rashid que fue realizado el 14 de Julio 1958, durante el cual el joven Rey Feisal III y el Príncipe a la Corona Abdul Illah de Irak – junto con el Ministro de Defensa iraquí y un antiguo Primer Ministro de Jordania – fueron asesinados en Bagdad por elementos de la milicia iraquí, muchos oficiales de la antigua Real Fuerza Aérea Iraquí fueron apresados y los cronogramas de entrenamiento de tiempos de paz, usualmente conducidos el estándar completo de la RAF, discontinuado. Para ejemplo, el Comandante de la Real Fuerza Aérea Iraquí en la BAM Habbaniyah, Comandante de Ala. Abdul-Razzak, languideció en prisión desde 1958 hasta 1962. Muchos otros pilotos dejaron el país y nunca retornaron. 

La Real Fuerza Aérea Iraquí de los 1950s era una bien entrenada fuerza, operando 12 Vampire FB.Mk.52s, seis Vampire T.Mk.55s, y 19 Venom FB.Mk.1s y FB.Mk.50s, así como a 15 Hunter F.Mk.6s. Los Hunters fueron provistos con ayuda financiera americana en dos series, la primera de las cuales– consistiendo de cinco aeronaves – fue entregada en Abril de 1957. La segunda serie, consistiendo de diez aeronaves, arribó in Diciembre de 1957. Justo antes del golpe de 1958 los USA también proveyeron de cinco North American F-86F Sabres a Irak; todavía, mientras los Hunters entraron en servicio con el Escuadrón No.6, basados en la BAM Tahmouz/Habbaniyah, los Sabres nunca iban a ver servicio en Irak: fueron estacionados dentro de un hangar en la BAM al-Rashid, y dejados allí por un tiempo antes de ser retornados a USA. 

 
La Fuerza Aérea Iraquí era una fuerza bien entrenada y altamente capaz en los 1950s gracias a la adquisición de modernos cazas de UK. En 1953 recibieron el primero de 12 deHavilland Vampire FB.Mk.52s, que entraron en servicio con el No.5 Squadron, entonces basados en la BAM Moascar al-Rashid, cerca de Bagdad. (dibujo por Tom Cooper) 

Abd al-Qarim Qassem fue ni un Ba’athist (el partido iraquí nacionalista y socialista Ba’ath fue similar en la ideología básica al partido sirio Ba’ath, pero diferentes en demasiados muchos detalles como para ser descrito como lo “mismo”), pero él fue un fuerte sostenedor de la pro-soviética República Árabe Unida. Consecuentemente él iba rápida e inmediatamente a requerir asistencia militar de la URSS. En 1958 el primero de los 14 MiG-17Fs así como otras aeronaves fueron provistas. 

 
Este MiG-17F fue uno de los primeros provistos a Irak, a finales de 1958. Parece luciendo el alerón plateado que fue usado por la Fuerza Aérea Iraquí sólo entre ese año y el siguiente golpe de estado en Bagdad, en 1963. Irak nunca recibió más de los 10 MiG-17s como usualmente se ha reportado: de hecho, el No.5 Squadron fue la única unidad de combate conocida de alguna vez haber operado este tipo, incluso si un pequeño número de MiG-17Fs y MiG-15UTIs estuvo en servicio con la Academia de Vuelo (basados en la BAM al-Rashid a principios de los 1960s). 

El arribo de los MiG-17s y el re-equipamiento del No.5 Sqn de la Fuerza Aérea Iraquí con ellos resultó en una efecto “cascada” de re-equipamientos dentro de la fuerza. El No.1 Sqn estaba en el proceso de convertirse de Hawker Fury FB.Mk.11s a Venoms del No.5 Squadron; No.2 Squadron convertido a helicópteros Mil Mi-4; el No. 3 Squadron estaba por convertirse a transportes Antonov An-12B; el No.4 Squadron convertido de vuelta a Fury FB.Mk.11s del No.1 Squadron; mientras No.6 Squadron continuaba volando Hunter F.Mk.6s. A su vez el No.7 Squadron - el cual estaba mayormente envuelto en luchar contra los Kurdos en el norte del país, y previamente equipado con Furies - fue re-equipado con MiG-17s. Similarlmente, el viejo "Bomber Squadron" iraquí, No.8, estaba en proceso de recibir su primero de los eventuales 12 bombarderos ligeros Ilushin Il-28. Finalmente, el nuevamente establecido No.9 Squadron estaba esperando sus primeros interceptores MiG-19 a arribar. En total, para Junio de 1961, la Fuerza Aérea Iraquí estaba compuesta como sigue: 

- No.1 Squadron, Venom FB.Mk.1, basados en BAM Habbaniyah, CO Cáp. A.-Mun’em Ismaeel 
- No.2 Squadron, Mi-4, basados en BAM Rashid, CO My. Wahiq Ibraheem Adham 
- No.3 Squadron, An-12B, basados en BAM Rashid, CO Cáp. Taha Ahmad Mohammad Rashid 
- No.4 Squadron, Fury FB.Mk.11, basados en BAM Kirkuk, CO My. A. Latif 
- No.5 Squadron, MiG-17F, basados en BAM Rashid, CO My. Khalid Sarah Rashid 
- No.6 Squadron, Hunter, basados en BAM Habbaniyah, CO Cáp. Hamid Shaban 
- No.7 Squadron, MiG-17F, basados en BAM Kirkuk, CO My. Ne’ma Abdullah Dulaimy 
- No.8 Squadron, Il-28, basados en BAM Rashid, CO My. Adnan Ameen Rashid 
- No.9 Squadron, MiG-19, in proceso de formación. 

 
En 1954 y 1956 la entonces Real Fuerza Aérea Iraquí fue reforzada con la adquisición de 19 deHavilland Venom FB.Mk.1s y FB.Mk.5s, los que entraron en servicio en el No.6 Squadron. La unidad estaba basada en la BAM Habbaniyah (nombrada "Tahmouz" por los iraquíes), y compartió estas instalaciones con la RAF hasta 1958, para cuando también el No.5 Squadron estaba basado allí. 

Cuando esta "emergencia" surgió, la Fuerza Aérea Iraquí estaba en proceso de recalificación de gran parte de sus tripulaciones de vuelo y técnicos en tierra dado que pasaban de operar aviones de origen británico a aviones de origen soviético: excepto por un escuadrón equipado con Hunters, ninguna de sus unidades fue completamente operacional. Por otro lado, Irak no tenía desarrollado un sistema de defensa aérea y no tenía radares en ese tiempo, y había una incierta situación respecto a la provisión de repuestos para sus jets comprados en UK. Finalmente, el aeropuerto de la Fuerza Aérea Iraquí más cercano al este aeropuerto fue la antigua BAM de la RAF Shaibah, cercano a Basora, donde la Academia del Aire iraquí fue estacionada: no había una simple unidad de aeronaves de combate fue basada allí y tenía que re-entrenar a no menos de tres unidades principales de combate y una unidad de transporte entre el período de 1958 y 1961. La Fuerza Aérea Iraquí era débil entre estas fechas, con las lealtades de sus pilotos y oficiales divididas entre los Comunistas (i.e. pro-gobierno) y Árabes nacionalistas (anti-gobierno). El Comandante de la Fuerza Aérea en 1961, el Brigadier Jalal Jaffar Awqati, no era un piloto de carrera, sino que fue puesto en ese cargo porque era comunista, y por su habilidad de mantener a la fuerza aérea bajo rígido control. 

Mientras la Fuerza Aérea Iraquí no estaba definitivamente en condición de participar en ninguna clase de operaciones a gran escala, y ninguna de sus unidades fue desplegada a ninguno de sus aeropuertos cercanos a Kuwait, el Ejército iraquí no estaba en mejores condiciones tampoco. Estaba también en un proceso de conversión a equipos provistos por soviéticos, y le faltaba entrenamiento en conducción de cualquiera operación seria, sobre todo operaciones a gran escala. Los iraquíes no podían esperar hacer avanzar rápidamente a su Ejército hacia la frontera sur del país y luego dejarlo luchar en Kuwait en medio del verano. 

 
Este Hunter F.Mk.6 (Serial "403" de la Fuerza Aérea Iraquí , ex-XK146) fue uno de los 14 aviones ex-RAF comprados por Irak con fondos americanos a finales de 1957.Se ve aquí utilizando todavía el flash en la cola introducido luego del golpe de 1958. 

La Intervención británica 
Por el contrario, la reacción británica fue muy rápida. Bajo el nombre en código “Vantage” los británicos habían estado planeando para una intervención en tal situación. Este plan incluía el despliegue de fuerzas adicionales desde UK, Chipre y Alemania. Técnicamente UK estaba bien preparado para venir a ayudar a Kuwait, el problema sin embargo, fue que ellos no podían obtener derechos de sobrevuelo de muchos países en la ruta, por lo que fue imposible aerotransportar tropas directamente al área de conflicto. 

Las tropas británicas en la región estaban ubicadas en alerta ya el 26 Junio de 1961, sólo un día después de las declaraciones de Qassem. El portaviones de comandos clase Centaur HMS Bulwark (con el Batallón de Comandos 42 embarcado) y su escolta de tres fragatas estaban haciendo una visita protocolar al puerto de Karachi, Pakistán. Una unidad de los Royal Marines estaba ya en Bahrein, junto con algunas tropas del Ejército, mientras otras unidades estaban disponibles en Bahrein, Sharyah, Adén, Kenya y Chipre. La RAF tenía dos escuadrones de Hawker Hunters, basadas en Adén y Nairobi. Transportes pesados, transportes ligeros y aviones de enlace estaban en Adén. Reservas adicionales estaban basadas en Bahrein y Kenya. Las instalaciones en Kuwait eran muy austeras: si bien un aeropuerto estaba activo, sus instalaciones eran muy pobres y no había radar. Igualmente, las instalaciones portuarios podían aceptar sólo a pequeñas embarcaciones. 

En total, incluso si a primera vista las fuerzas disponibles estaban dispersas sobre un amplia área, ya para el 29 de Junio los británicos comenzaron a ponerse en movimiento. El HMS Bulwark y sus escoltas dejaron Karachi y se dirigieron hacia el Golfo Pérsico a su máxima velocidad. Los depósitos de suministros en Bahrein fueron abiertos y dos Escuadrones de Hunter (No.8 208 Sqn) preparados para desplegarse en Bahrein. 

 
HMS Bulwark, como se vio en la Base Naval de Singapur, pocos años después de la Emergencia de Kuwait de 1961. (Fleet Air Arm Museum) 

El 30 de Junio de 1961, Kuwait oficialmente apeló por ayuda y un escuadrón de Hunters fue inmediatamente desplegado desde Eastleigh a Khormaksar, incluso si Turkey y Sudan rechazaron otorgar derechos de sobrevuelo. Ya en Bahrein había dos Shackletons MR.2 del No.37 Sqn, y los primeros aviones del No.88 Sqn desplegado desde RAFG Wildenrath. El staff de la 24th Brigada de Infantería fue aerotransportada desde Kenya usando aviones de transporte Argonaut y Comet. El No.3 Sqn Royal Rhodesian Air Force proveyó algún transporte aéreo también. 

 
La estación de la RAF en Sharyah fue uno de las más importantes activos británicos en el Oriente Medio durante los 1950s y principios de los 1960s. Vistos aquí en la rampa están (de izquierda a derecha): un Beverley del No. 30 Sqn., un Twin Pioneer del No.152 Sqn , y un Avro Shackleton del No.37 Sqn . (Foto: Born in Battle) 

Para el 1ro de Julio, el portaviones HMS Bulwark estaba ya bien dentro del Golfo Pérsico y los helicópteros embarcados Whirlwind del 848 NAS comenzaron a desplegar soldados del 42 Commando a Kuwait. Los cazabombarderos Hunter fueron desplegados al aeropuerto “Kuwait New” , cercano a Farwania, mientras el Britannia transportó a los No.99 y 511 Squadrons trayendo tropas del 45 Commando Royal Marines y 11th Regimiento de Húsares desde Adén. 

En los próximos días unidades adicionales arribaron al área. Cuatro Canberras del No.88 Sqn y ocho aviones del 213 Sqn aterrizaron en Bahrein, mientras transportes de la RAF aerotransportaron más tropas. Los Canberras pronto entraron en acción, volando salidas de reconocimiento bien dentro de Irak. Los iraquíes observaron estas salidos muchas veces, pero poco podían hacer para contrarrestarlas: la Fuerza Aérea Iraquí fue incapaz de interceptar a cualquiera de los bombarderos británicos debido a la falta de un red de radares funcionando. 

Para el 4 de Julio de 1961, los Comets del 216 Sqn y los transportes Britannia transportaron elementos del 2nd Airborne Battalion, mientras transportes Hastings y Beverly transportaron rápidamente para llevar el equipo pesado para desplegar sus fuerzas. Desde Kenya el 1st Battalion de los Royal Innis Killings fue también transportado a la escena. También fueron desplegados aviones de reconocimiento Canberra PR.7. Cuando estas fuerzas arribaron las primer tropas habían ya entrado en Kuwait, por lo que la presión sobre las instalaciones en Bahrein fue reducida. 

Para las tropas in Kuwait la situación fue lejos de placentera. Luego de tomar posición a largo de la cordillera de Mittla - en el noroeste del país – tenían que lidiar con temperaturas de hasta los 50°C y tormentas de arena que reducían la visibilidad a menos de 300m. Un Hunter del No.208 Sqn se estrelló en esta área bajo tales circunstancias, matando al piloto. Sin embargo, la mayoría de las fuerzas desplegadas estaban acostumbradas a tales circunstancias y eventualmente hubo menos problemas de los que podían ser esperados. Sin embargo, los británicos se cuidaron constantemente que el despliegue de tropas sea constantemente rotado entre Kuwait y HMS Bulwark, para obtener un buen descanso de tropas y tripulaciones. El portaviones estuvo actuando también como una estación adelantada desplegado, luego portando un radar con 150km de alcance de detección y actuando como un centro de comunicaciones. Especialmente la última función fue crítica, mientras que los cuarteles generales de la operación permanecieron en Bahrein, a más de 550km de Kuwait. 

Vastas distancias también forzaron a los británicos a improvisar con comunicaciones de radio: cuando no se encontró otra solución para manejar las señales de comunicación a lo largo del teatro de operaciones -las señales de comunicación fueron retransmitidas por bombarderos Canberra entre Adén y Bahrain, mientras RAF Pembrokes del A-Flight No.152 Squadron fueron usados para tareas de enlace entre Bahrain, Sharyah y Adén. Un problema adicional fue que los aviones de la RAF estaban usando comunicaciones VHF, mientras que los de la Royal Navy usaban UHF, por lo que aquí alguna improvisación fue necesitada para lograr que existiera mutua comunicación. 
Sólo con el arribo del más grande portaviones clase Illustrious HMS Victorious mejoró la situación considerablemente. Equipado con aviones AEW Gannet e interceptores todo tiempo Sea Vixen las fuerzas británicas luego ganaron una gran mejora en la conciencia situacional. Esto fue mejorado también por el radar de largo alcance de 270km a bordo del barco, lo cual fue luego incrementado por los Gannets. 
Finalmente, el 18 de Julio, la RAF fue capaz de poner el primer radar basado en tierra en Kuwait. El tipo SC 787 no podía medir la altura al cual los objetos que detectaba estaban volando pero ayudó a ordenar y mejorar el control de tráfico aéreo en la región. 

 
Partida de Observación del 29 Field Regiment Royal Artillery visto mientras desembarcan desde un LCT en Kuwait, en 1961. (Foto: IDR via Born in Battle) 

Luego de día nacional iraquí, el 14 de Julio, pasó sin ninguna acción, los británicos se sintieron mucho más seguros y las probabilidades de un conflicto armado – si hubo alguna vez uno – comenzaron a decrecer. Específicamente, los británicos nunca observaron ningún movimiento de tropas iraquíes al sur de Basrah: no quedó ni una simple unidad del ejército iraquí desplegado a lo largo de la frontera Kuwait. Por ello, el 20 de Julio el 42 Commando y el 2 Para fueron retirados de vuelta a Bahrain, mientras 45 Commando fue retornado a su base en Adén. Los Hunters del No.208 Sqn también fueron re-desplegados a Bahrain. Las fuerzas británicas remanentes salieron de Kuwait para el final de Septiembre. 

A finales de Julio de 1961 HMS Victorious fue reemplazado por el HMS Centaur. Todas los aeronaves de transporte habían dejado el área al inicio de Agosto, y para Octubre 1961 apenas había rastro de la intervención británica. Las últimas tropas salieron el 19 de Octubre. 

Mientras tanto, tropas de la Liga Árabe habían sido reemplazadas a las fuerzas británicas para salvaguardar la libertad e independencia de Kuwait. Específicamente, la Liga Árabe rápidamente balancearon la intervención británica la desplegar sus propias fuerzas, intentando garantizar la independencia de Kuwait de ambos- Irak y Gran Bretaña. Este contingente de la Liga Árabe salieron de Kuwait sólo siguiendo el derrocamiento del régimen de Qassem en Irak, en Febrero de 1963. 

 
Un Gannet AEW.Mk.3 del NAS 849 Vuelo-A visto mientras despega del HMS Victorious. Los Gannets probaron un inmenso valor como aviones de alerta temprana sobre la Fuerza de Tareas británica en el Golfo Pérsico y las fuerzas británicas en Kuwait. (Fleet Air Arm Museum) 

Conclusiones 
Hasta hoy no hay evidencia que los iraquíes estuviesen realmente planeando invadir Kuwait en 1961. Ciertamente, tales amenazas fueron emitidas por diferentes gobiernos in Bagdad una y otra vez, pero los iraquíes nunca hicieron ninguna de las correspondientes movimientos con sus militares: en ese momento de esta “crisis”, los militares iraquíes fueron simplemente en ninguna posición para lanzar cualquier invasión. La situación es mejor descripta por el hecho que este “episodio” no fue mencionado nunca por incluso una simple palabra en la publicaciones oficiales de historia militar iraquí – porque no hubo nada que reportar. Por ello, el usual comentario que la “rápida intervención británica ayudó a estabilizar la situación” significa no mucho. 

Sin embargo, los británicos y los USA aprendieron un montón acerca del despliegue de fuerzas a largas distancias, los problemas de comunicación asociados y el pre-acuerdo de stock de provisiones. Especialmente los depósitos de suministros adelantados en la región probaron ser extremadamente valiosos para el éxito de la británica empresa, permitiéndoles desplegar y apoyar grandes fuerzas por largos períodos de tiempo. Los militares americanos obtuvieron importantes lecciones de este hecho y fue en forma para reaccionar rápidamente casi 30 años después, cuando Irak de hecho invadió Kuwait, en el verano de 1990. 

Otro importante resultado de esta crisis fue la formación de las fuerzas armadas de Kuwait. 

Por su parte, en las consecuencias de la crisis los iraquíes inmediatamente comenzaron a comprando equipo militar adicional de la URSS. Por ejemplo, en 1962 el primero de los eventuales 40 MiG-19s arribó, seguido por el primero de los 12 MiG-21F-13s. Si estas adquisiciones de hecho vinieron in reacción a la confrontación con el UK sobre Kuwait, en el verano 1961, luego es obvio que los iraquíes concluyeron que su poder militar disponible en ese momento era insuficiente para una operación en el estilo requerido. Seguramente, con retrospectiva debiera ser observado que Irak estuvo nunca otra vez en una peor posición militar ó diplomático para tomar Kuwait. 

Fuentes y Bibliografía 
Extractos para mi propia investigación, información adicional para este artículo fue gentilmente provista por Mr. Tom N.. Las siguiente fuentes de referencia fueron también usadas: 

- “HISTORY OF THE IRAQI ARMED FORCES; Part 17, The Establishment of the iraquí Air Force y Its Development”, Committee of the Iraqi Ministry of Defense (Directorate of Historical Branch), 1988 

- "AIR WARS and AIRCRAFTS; A Detailed Record of Air Combat, 1945 to the Present", por Victor Flintham, Arms and Armour Press, 1989 (ISBN: 0-85368-779-X) 

- Born in Battle Magazine No.3, 1979 


Traducción: EMcL 
Traducción del original 
Original 
© Copyright 2002-3 by ACIG.org