Mostrando entradas con la etiqueta Frente Occidental. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Frente Occidental. Mostrar todas las entradas

sábado, 1 de abril de 2017

PGM: 1918 en el Frente Occidental

EL año 1918 en el frente Occidental
El ataque final alemán, la reacción aliada y el hundimiento alemán.
El Armisticio y el fin de las hostilidades


La última Gran Ofensiva Alemana fue lanzada el 21 de Marzo de 1918, con la Operación “Michel” (marcada 1). Se inició con un bombardeo sin precedentes de 6.000 cañones que lanzaron un ataque de gas letal en profundidad en las líneas aliadas. En un punto los alemanes avanzaron 22 kilómetros en un día, más de lo que habían avanzado en cualquier época anterior durante la lucha en el frente occidental. Durante las primeras seis semanas de combate, los aliados perdieron 350.000 bajas, pero más tropas fueron encaminadas rápidamente al frente a través del Canal, y las unidades americanas empezaban a llegar por primera vez. Este ataque fue rápidamente continuado por una segunda ofensiva (marcada 2) en Ypres, pero fue detenida luego de una breve amenaza contra los puertos del Canal. Otro golpe alemán a las líneas aliadas cayó con las dos operaciones “Blucher” y “York”, que combinadas, se dirigieron al sur hacia París, ocupando Soissons y casi aislando Reims (marcada 3). La punta de lanza del avance llegó tan lejos como Chateau-Thierry, a sólo 89 kilómetros de París. Esta operación, sin embargo, adoleció de las mismas deficiencias que las que le precedieron. Ludendorf no había planificado que esta ofensiva tendría éxito. Había sido pensada como un movimiento diversivo para atraer a las tropas francesas lejos de la principal ofensiva en el norte. Por lo tanto sus sorprendentes resultados no fueron explotados por no disponerse de las reservas adecuadas. Aún así la situación de los aliados era muy precaria, quienes llegaron a ordenar una política de defensa a ultranza “espaldas contra la pared”.
Las tropas alemanas sin embargo, estaban experimentando un rápido agotamiento por el prolongado esfuerzo, así como se daban a momentos de saqueo. El bloqueo económico a Alemania había cortado los suministros vitales, y en la retaguardia mucha gente estaba literalmente muriendo de hambre. Muchas tropas alemanas estaban crónicamente famélicas, y cuando encontraban los suministros aliados, se perdía mucho tiempo mientras estas desesperadas tropas daban cuenta de las vituallas capturadas. Por lo tanto, la última ofensiva alemana, un intento de pinza alrededor de Reims (marcada 4), fue finalmente detenida con fuego de artillería concentrado y ataques aéreos. A finales de Junio de 1918, el potencial humano y material alemán en el frente occidental había caído y era inferior al de los aliados, y es asalto final de éstos no tardaría en llegar.

Los primeros ataques fueron efectuados, sorprendentemente, por los franceses en Julio de 1918 al oeste de Reims (marcado 5). Estos fueron seguidos por una ofensiva británica en la Bolsa de Amiens (marcado 6) y de una ofensiva general hacia la Línea Hindemburg. Los americanos, bajo el comando del General John Pershing atacaron la saliente de St. Michiel al sur de Verdún (marcado 7) y luego atacaron a través del Argonne al oeste de Verdún como parte del avance general (marcado 8). Los alemanes estaban ahora retrocediendo sin pausa, y aunque los aliados continuaron sufriendo tremendas pérdidas (los americanos tuvieron 100.000 bajas solamente peleando en la región de Argonne), estaban ahora alentados por la continuada retirada alemana. La posición final de la línea amarilla muestra el frente aproximado al firmarse el Armisticio el 11 de Noviembre de 1918. Los únicos alemanes que continuaron peleando luego de este armisticio fueron las tropas del Mariscal de Campo Paul von Lettow-Worbeck en el Este de Africa, quien había iniciado su minúscula invasión a Rhodesia. Se rindió el 23 de Noviembre, luego de conocer la rendición general.

En vez de proporcionar una lista de pérdidas, que son difíciles de cuantificar, pensamos que es más ilustrativo mencionar el porcentaje de la población afectada de los países directamente involucrados. Durante el curso de la Primera Guerra Mundial, 11% de la población total de Francia fue muerta o herida! 8% de la población de Gran Bretaña fue muerta o herida y 9% de la de Alemania sufrió lo mismo. Los Estados Unidos, que no entraron a la guerra terrestre hasta 1918, tuvieron un 0,37 % de su población muerta o herida.

Animación del frente occidental mostrando las operaciones de 1918

domingo, 18 de mayo de 2014

Arqueología militar: Fotos de restos de la PGM y SGM

Arqueología Militar en el Frente Occidental de la PGM y el Frente Oriental de la SGM






Una Luger, en buen estado



Lo que quedó de una PPsh 41

Granada de mano alemanas

Cocktail Molotov

Munición de MG42




Facebook

lunes, 25 de febrero de 2013

SGM: Batalla de Bzura


Batalla de Bzura: 9 al 19 de septiembre de 1939

Las líneas maestras básicas del plan defensivo polaco ante una hipotética invasión alemana se basaban en la defensa de la línea fronteriza en toda su extensión  en lugar de ofrecer una resistencia más al interior del país utilizando como fortificaciones naturales los ríos que de norte a sur cruzan Polonia. Obviamente el objetivo de no ceder terreno era ganar todo el tiempo posible, retrocediendo poco a poco, miestras se esperaba un  ataque francés en el oeste.

Iniciada la Segunda Guerra Mundial la ofensiva alemana demostró la locura del plan de defensa a lo largo de toda la frontera. Así el Ejercito Pomorze fue derrotado en la batalla de Bory Tucholskie y obligado a retirarse hacia el sur-este mientras que el Ejército de Poznań, aunque no derrotado retrocede hacia el este ante la debacle del Ejército de Pomerania en el norte y el Ejército de Łódź en el sur, evitando así el riesgo de ser flanqueado y copado por los mucho mas moviles fuerzas alemanas.


Caballería polaca en  Sochaczew
El 4 de septiembre, el Ejército de Poznań se mueve a través de la ciudad que años mas tarde se llamaría Poznań y rompe el contacto con los alemanes abandonando as su suerte a la ciudad. El 6 de septiembre, los ejércitos en retirada de Pomorze y Poznań se unen al mando del general Kutrzeba dando lugar a lo que sería la unidad polaca más poderosa durante la campaña de septiembre.

El 8 de septiembre, las tropas alemanas alcanzan las afueras de Varsovia e inician el asedio a la capital creyendo erróneamente que no existen amenazas significativas al oste del Vistula por parte de las fuerzas polacas. Como se supo más tarde en un fallo de apreciación se suponía que el ejercito de Poznan se habría retirado al interior de Varsovia y que el de Pomorze esta muy debilitado tras su derrota en Bory Tucholskie.

Mientras tanto, el general Kutrzeba había desarrollado los planes de una ofensiva hacia el sur con la cual intentar aliviar la presión sobre el Ejército de Łódź. El 08 de septiembre Kutrzeba pierde el contacto con el Mariscal EdwardRydz-Śmigły por lo que decide actuar de forma autónoma y seguir adelante con su plan. Su posición en ese instante era grave, ya que el 8 º Ejército alemán había asegurado la orilla sur del río Bzura y el 4 º Ejército alemán había conseguido la ribera norte del río Vístula, de Wloclawek a Wyszogród, y sus elementos estaban atacando la retaguardia de sus fuerzas desde Inowrocław y cruzando el río Vístula, cerca de Plock.


En la noche del 9 de septiembre, el Ejército de Poznań  inicia el ataque al  sur del río Bzura teniendo como objetivo las fuerzas alemanas del VIII ejército que avanzaban entre Łęczyca y Łowicz, dirección Stryków. Con ello Kutrzeba intentaba cortar las líneas alemanas defendidas por la División de Infantería nº 30 y estiradas al máximo debido al avance germano en dirección a Varsovia. El esfuerzo principal del ataque lo soportarían las unidades del mando del general Edmund Knoll-Kownacki, conocidas como Grupo Operacional Knoll-Kownacki comprendían las divisiones de infantería 14, 17, 25 y 26. Como protección de los flancos se asignaron unidades de caballería, estando a la derecha (área de Łęczyce)  la Brigada de Caballería Podolska al mando del general Stanisław Grzmot-Skotnicki y a la izquierda (área de Głowno) la Brigada de Caballería Wilkopolska al mando del general Roman Abraham.

Brigada de Caballería polaca durante la batalla de Bzura
El ataque polaco es un éxito y las tropas alemanes se ven forzadas a retroceder 20 kilómetros con un coste de, 3000 prisioneros y 1500 bajas entre muertos y heridos. Como consecuencia del avance las unidades polacas reconquistan varias localidades como Łęczyca , Piątek, y  Góra Świętej Małgorzaty. . El 11 de septiembre se continúa la ofensiva, avanzando en Modlna, Pludwiny, Osse y Głowno.



Ante el impulso polaco los alemanes deciden redirigir su esfuerzo en dirección a Bzura movilizando tropas del IV Ejercito, las reservas del Grupo de Ejércitos Sur, y los aviones de la IV Luftflotte.  Pronto se hizo patente la superioridad aérea alemana y los movimientos de tropas a plena luz del día comenzaron a ser hostigados de manera significativa.  Simultáneamente al aumento de la presión germana, Kutrzeba recibe la noticia del retroceso del Ejército de Łódź, y como consecuencia paraliza el ataque y ordena tratar de abrirse paso hacia Varsovia, a través de Sochaczew y el bosque de Kampinos. Esta decisión marcaría el final de la primera fase de la batalla.



En la mañana del 14 de septiembre, el grupo general Władysław Bortnowski inicia la segunda fase de la batalla. Las Divisiones de Infantería 26 y 16 cruzan el Bzura cerca de Łowicz mientras que  la 4ª División de Infantería polaca llega a la carretera que une Łowicz con Głowno. En este punto, Bortnowski es informado de que la 4ª División Panzer esta siendo retirada de  sus posiciones en las afueras de Varsovia. Ante el temor de que esta división Panzer supusiese una amenaza inmediata a sus hombres, ordena a sus unidades retirarse.



El 15 y 16 de septiembre, el Ejército Pomorze toma posiciones defensivas en la ribera norte del Bzura. Un grupo al mando del  General Stanisław Grzmot-Skotnicki fue localizado entre Kutno y Zychlin, otro del General Michał Karaszewicz-Tokarzewski cerca de Gabin, mientras que el resto de unidades se situaban junto al  Bzura cerca de Sochaczew, preparadas  para comenzar su avance hacia Varsovia.  En contraposición los alemanes movilizan al 10º Ejercito dotado de 2 divisiones acorazas, una motorizada y tres ligeras con unos 800 vehículos blindados, su objetivo cercar y destruir la amenaza que suponía esta concentración de fuerzas polacas para la toma de Varsovia.

El ataque entonos los flancos de las posiciones polacas se inició el 16 de septiembre, con el apoyo de la Luftwaffe, forzando a los  polacos a salir de Sochaczew, una ciudad en el Bzura, quedando atrapados en un triangulo comprendido por los ríos  Bzura, Vístula y las fuerzas alemanas.Los polacos comenzaron a cruzar el Bzura cerca de Vistula, al norte de Sochaczew, en su intento de romper las líneas y poder alcanzar  Varsovia. Las unidades polacas se vieron obligadas a abandonar la mayor parte de su equipo pesado al cruzar el río bajo el fuego de la artillería pesada alemana y la operación aérea más grande de la campaña iniciada, por la Luftwaffe en un intento de paralizar las fuerzas polacas. 

Durante la noche del 17 de septiembre, las unidades principales del Ejército de Poznań atacaron a las fuerzas alemanas a fin de romper el cerco alemán entre Witkowice y Sochaczew. La División de Infantería número 15 y  la  Brigada de Caballería Podolska cruzaron el Bzura en Witkowice mientras que las  Divisiones de Infantería 25 y 17 lo hacian por Brachow. La 14 División de Infantería se concentró en Łaziska mientras el Ejército de  Pomorze marchaba hacia los pueblos de Osmolin, Kierozia y Osiek.

Por la mañana, los alemanes  reanudaron  su avance hacia el sur a lo largo de las dos orillas del Bzura, con el apoyo de más de 300 aviones y artillería pesada apostada en  lo alto de la orilla derecha del Vístula.Sólo unas pocas unidades polacas lograron romper el cerco y alzanzar Varsovia cruzando el bosque Kampinos. Entre ellos se encontraban los generales Kutrzeba, Knoll Kowacki y Tokarzewski, restos de las dos brigadas de caballería (Wielkopolska y Podolska) y de las Divisiones de Infantería 15 y 25. Al resto de unidades (Divisiones de Infantería 4 ª, 14 ª, 17 ª, 26 y 27) les fue imposible cruzar el río teniendo que capitular entre los días 18 y 22 de septiembre. Las bajas polacas se estimaron en unos 20.000 muertos, incluyendo tres generales: Franciszek Wlad, Stanisław Grzmot Skotnicki y Mikołaj Bołtuć mientras que las alemanes en unos 8.000 muertos.


Tras la batalla las ya liberadas unidades alemanes regresaron al cerco de Varsovia, la cual capitularía más tarde tras un duro asedio. La campaña terminó con la derrota de los polacos que únicamente consiguieron algo más de tiempo para preparar las defensas de la capital y distraer las fuerzas alemanas del sitio al que estaba siendo sometida.

Ejército Polaco en la Segunda Guerra Mundial