Mostrando entradas con la etiqueta Frente Occidental. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Frente Occidental. Mostrar todas las entradas

domingo, 21 de mayo de 2017

SGM: Operación Nordwind - Parte 1

Operación Nordwind 1945: 
La última ofensiva occidental de Hitler

Parte 1



Orígenes de la batalla

Avance del 6to Grupo de Ejército hacia el Rin, 14 de Noviembre a 16 de Diciembre, 1944


En las últimas horas de la víspera del Año Nuevo de 1944, la Wehrmacht lanzó la Operación Nordwind, la última ofensiva alemana de la Segunda Guerra Mundial en el oeste. Fue un intento de explotar los trastornos causados por la ofensiva más al norte de las Ardenas en Bélgica. Cuando Tercer Ejército de Patton desplazó dos de sus cuerpos para aliviar Bastogne, el vecino Séptimo Ejército de los EE.UU. se vio obligado a ampliar su frente de batalla. Esto presenta la Wehrmacht con una rara oportunidad para masificar sus fuerzas contra las debilitadas defensas de los aliados. En juego estaba Alsacia, una región fronteriza que había sido una manzana de la discordia entre Francia y Alemania durante el siglo pasado. Tomado de Francia por Alemania a raíz de la guerra franco-prusiana de 1870, regresó a Francia después de la Primera Guerra Mundial en 1918, sólo para ser retomado por Alemania después de 1940 la derrota de Francia.
El destino de Alsacia no era de particular interés para Eisenhower y las fuerzas anglo-estadounidenses en el noroeste de Europa, y los planes iniciales eran simplemente retirar el Séptimo Ejército de los EE.UU. a posiciones más defendibles en los Vosgos hasta que el concurso de las Ardenas más importante fue reiterada. Sin embargo, la pérdida de la capital alsaciana de Estrasburgo era completamente inaceptable para De Gaulle y las fuerzas francesas libres, dando lugar a una tormenta política que obligó a un replanteamiento de los planes aliados para hacer frente a los ataques alemanes. Hitler vio Alsacia como el último recordatorio tangible de la gran victoria de Alemania en 1940 y Estrasburgo era el símbolo del control alemán en la orilla oeste del Rin, que insistió en que la ciudad se repetirá. El fracaso de la ofensiva de las Ardenas convenció a Hitler de que algunos nueva táctica tuvo que emplearse al tratar con los aliados. En lugar de una gran única ofensiva, Hitler decidió poner en marcha una serie de pequeñas ofensivas secuenciales. Como resultado, algunos comandantes alemanes llamaron a la campaña de Alsacia como "ofensivas Sylwester" siguiendo el nombre de los centro-europeos para las celebraciones del Año Nuevo.
La primera ofensiva Nordwind emanó de la ciudad fronteriza fortificada de Bitche, pero avanzó poco enfrentando una rígida resistencia de las fuerzas americanas. El grito de batalla de las unidades de EE.UU. se convirtió en "¡No hay Ardenas en Bitche!" se quitó el Rin cerca de la zona de Estrasburgo para reforzar el sector de Bitche, proporcionando a los comandantes locales alemanes con una nueva oportunidad temporal. Una operación de cruce apresurado del río se representó en Gambsheim y la cabeza de puente se amplió gradualmente frente a una oposición estadounidense débil. En vista del fracaso de la ofensiva inicial Nordwind alrededor de Bitche, Hitler cambió el enfoque de la operación de Alsacia más al este hacia Hagenau, tratando de unir las dos fuerzas de ataque y empujando al Ejército de los EE.UU. fuera de la Renania. Esto condujo a una serie de batallas de tanques muy violentas a mediados de enero en torno a los pueblos de Hatten-Rittershoffen y Herrlisheim, que agotó los dos lados. Un experimentado comandante alemán de Panzer más tarde llamó a estos batallas de invierno las más feroces que nunca se lucharon en el frente occidental.
Cuando el Ejército Rojo lanzó su largamente retrasada ofensiva en el centro de Alemania el 14 de enero, las posibilidades de nuevas ofensivas de la Wehrmacht en Alsacia llegaron a su fin. las unidades Panzer fueron trasladados al Frente Oriental, y unidades de infantería alemanas comenzaron a establecer posiciones defensivas. Con la Wehrmacht agotada y debilitada, fue el turno aliados para la acción. Un bolsillo grande de las tropas alemanas fue atrapado en la orilla oeste del Rin, cerca de Colmar, y Eisenhower insistió en que el bolsillo de Colmar fuese erradicada. El 1ere Armée no tenía la fuerza para hacerlo rápidamente, así que a finales de enero, de otras divisiones estadounidenses fueron trasladados en Alsacia desde el frente Ardenas. En dos semanas de enfrentamientos invierno feroz, el ejército alemán XIX fue derrotado y sus sobrevivientes se retiraron sobre el Rhin.
La campaña de enero 1945 de Alsacia fatalmente dañó a un ejército de campaña alemán y debilitó a un segundo. Esto se convirtió sorprendentemente claro en marzo de 1945, cuando la campaña de blitzkrieg del Ejército de los EE.UU. aplastó al Heeresgruppe G (Grupo de Ejércitos G) en el Sarre-Palatinado, más tarde conocido como la "Carrera de ratas del Rin." La obliteración de la Wehrmacht agotó los ejércitos del sur y fue la causa fundamental del avance espectacular de Patton por el sur de Alemania en abril y mayo de 1945.


Civiles alsacianos regresan a las ruinas de la aldea de Mittelwihr en las laderas orientales de los Altos Vosgos después de la eliminación de la bolsa de Colmar, en febrero de 1945. El destrozado PzKpfw IV/70 (A) fue probablemente de Brigada Panzer-106, que luchó en las batallas finales. (NARA)


El escenario estratégico
A finales del otoño de 1944, las fuerzas aliadas en el Teatro de Operaciones Europeo (ETO) se componía de tres grupos de ejército: el 21er Grupo de Ejércitos británico-canadiense de Montgomery en los Países Bajos, el 12do Grupo de Ejército americano al mando de Bradley desde Bélgica a Lorena, y el 6to Grupo de Ejércitos franco-americanos de Devers en Alsacia. De los tres grupos de ejército, Eisenhower otorgaba prioridad a los dos más septentrional, los de Montgomery y Bradley. La inclusión de la sexta Grupo de Ejército de Devers a la estructura de la fuerza había llegado más tarde que los otros dos, y era una fuente importante de fricción entre Washington y Londres. El general George C. Marshall, el jefe de personal de EE.UU., había insistido en que el teatro del Mediterráneo restar importancia después de la captura de Roma en junio de 1944, y que los recursos sean liberados para su uso en Francia. Churchill siguió impulsando aún más las operaciones aliadas en el Mediterráneo, pero Washington tuvo la última palabra. Como resultado, el Séptimo Ejército de EE.UU. y el 1eré Armée francés organizaron una invasión del sur de Francia el 15 de agosto de 1944 a las claras la Wehrmacht en el sur, oeste y centro de Francia. El éxito de la Operación Dragoon fue más allá de las expectativas más optimistas de sus planificadores, la liberación de dos tercios de Francia en una campaña relámpago de un mes, que destruyó la mitad de Heeresgruppe G de la Wehrmacht en el proceso. A mediados de septiembre, el Séptimo Ejército de EE.UU. se reunió con Tercer Ejército de Patton, cerca de Dijon, la creación de un sólido frente aliado del Mar del Norte hasta el Mediterráneo.
La crisis de abastecimiento aliadas a finales de septiembre 1944 detuvo al sexto Grupo de Ejércitos de Devers y dio al Heeresgruppe G una pausa breve para reconstruir sus defensas en Alsacia. A mediados de octubre de 1944, Heeresgruppe G incluyó tres ejércitos de campaña, con 17 divisiones, las tropas de 500.000, y 40.000 caballos. La conducta de los combates en Alsacia fue moldeada por su geografía, especialmente en su terreno montañoso. La cordillera de los Vosgos corría de norte a sur a lo largo del río Rin, la creación de una formidable barrera natural que nunca se había superado con éxito por un ejército en los tiempos modernos. El Alto Vosgos se extendía desde la frontera suiza, cerca de Belfort hacia el norte a lo largo del Rin hasta elevaciones de más de 5.000 pies (1.524 m) antes de moderar gradualmente cerca de Estrasburgo y la brecha de Saverne. En este punto, que la transición a los Vosgos baja. Los componentes francés y americano de la Comisión de sexto Devers Ejército cada uno tenía sus propias asignaciones. Armée De Lattre de Leré se le asignó la tarea de penetrar en la llanura de Alsacia a través de las tierras bajas de la brecha de Belfort, un enfoque tan evidente que la Wehrmacht firmemente defendido. Séptima Mayor General del Ejército de EE.UU. de Patch se le dio la tarea de superar la prohibición de los Vosgos alto desde el oeste, ya sea a las montañas oa través de varios pasos clave. Con el fin de bloquear el avance aliado, la Wehrmacht inició un amplio programa de fortificación en septiembre de 1944 a partir de la Vor-Vogesenstellung en las estribaciones de los Vosgos y el Vogesenstellung principal en los Vosgos sí mismos.
Una vez 6 º Ejército Grupo se reforzó con el resto de sus fuerzas de los puertos del sur de Francia, reanudó la ofensiva a principios de octubre. Los franceses 2e Cuerpo de ejército intentó eludir las principales defensas alemanas en la brecha de Belfort con una penetración de los puertos de montaña en el norte de su hombro, pero el ataque no fue del todo satisfactoria debido a un vigoroso contraataque alemán y dificultades tanto en el terreno y el tiempo de otoño lluviosa. El VI Cuerpo americano inició la Operación Dogface, un intento de empujar a través de las defensas alemanas en las estribaciones de los Vosgos se acerca Bruyeres antes de que pudieran consolidar. Una batalla de desgaste se produjo en las montañas boscosas. Incluso si las batallas de octubre no se tradujo en un avance, el Sexto Grupo de Ejércitos habían posicionado para una nueva ofensiva. En la vecina Lorena, Tercer Ejército de Patton se reanuda sus ataques hacia Metz el 8 de noviembre, que fue el detonante de la ofensiva del sexto grupo del ejército que comenzó el 13 de noviembre. El mal tiempo proporcionan pocas oportunidades para el apoyo aéreo de los aliados, y el 6 º Grupo de Ejércitos no disfrutan de una ventaja significativa en la fuerza de infantería en la Wehrmacht.
En el sur, los franceses Leré Cuerpo de ejército atacó a más de las tierras bajas de la brecha de Belfort hacia Mulhouse, y en la cara de algunas de las más rígidas defensas alemanas de 85 años. AK (LXXXV Armée Korps). Los franceses 2e Cuerpo de ejército se dirigió contra los Vosgos 4. LK (IV Luftwaffe Korps) hacia Colmar. Heeresgruppe G estaba seguro acerca de los planes franceses, con AOK 19 (Armeeoberkommando 19) Comandante General der Infanterie Wiese argumentando que los franceses que la unidad principal directamente a la fortificada brecha de Belfort, mientras que el comandante del grupo del ejército, el general Balck, argumentó que los franceses atacaban más de los Vosgos hacia Colmar. los esfuerzos franceses engaño sugirió que el enfoque de los Vosgos y cuando el ataque se produjo un día después de una tormenta de nieve el 14 de noviembre las defensas alemanas en la brecha de Belfort se vieron sorprendidos por la ferocidad del ataque francés. Después de asegurar una penetración modesta, los tanques de la División de Blindee Lere (1 ª División Blindada) comenzó a correr por el Rin cerca de la frontera suiza con la infantería colonial francés, la ampliación de la brecha. patrullas de plomo tanque de llegar al río el 19 de noviembre, las primeras tropas aliadas para hacerlo. contraataque alemán el 22/23 de noviembre no logró detener el avance francés. El ataque francés se prolongó hasta el 28 de noviembre un poco por debajo de sus objetivos, pero con la brecha de Belfort en sus manos y liberó las ciudades de Mulhouse y Belfort.
En el centro, el VI Cuerpo de los EE.UU. penetró los Altos Vosgos a través del paso Salles detrás de Selestat y lograron una segunda penetración hacia Estrasburgo a través del paso Hantz. En menos de dos semanas de lucha, la infantería logró abrumar a las defensas alemanas de montaña, desembocando en la parte oriental de la cordillera. En el norte, Haislip XV del Cuerpo penetraron en la brecha de Saverne y tierra a través de importantes defensas alemanas. Al llegar a Saverne el 22 de noviembre, Haislip desatado su fuerza de explotación, los franceses 2e División Blindee, que corrió agresivamente para Estrasburgo. La audacia del ataque de tanques franceses que se encuentran las defensas preparadas Estrasburgo y la capital alsaciana cayó el 23 de noviembre. La Wehrmacht intentó contraatacar golpeando Cuerpo XV en el flanco con el Panzer-Lehr-Division, pero este esfuerzo se vio obstaculizado por una pronta intervención por parte del 
vecino 3er Ejército de Patton envíando  un comando de combate de la 4ª División Blindada en la refriega que paralizó el ataque de Panzer.


Los hombres de la 398a infantería, 100a División moverse por el bosque cerca de Raon I'Etape durante los combates de las montañas del Alto Vosgos de noviembre 17,1944. Esta unidad de recién llegados tiene el uniforme de campaña después de estilo basado en la chaqueta de campo M1943 (NARA)

Formaciones de ingenieros de la Wehrmacht comenzaron a crear el cinturón defensivo de Vor-Vogesenstellung en septiembre de 1944 para bloquear los principales pasos de montaña de los Vosgos. En la prisa por crear estas defensas, armas de 88mm destinadas a la cazacarros Jagdpanther se ajustaron a campo improvisado en montes y colocadas como defensas estáticas para cubrir las áreas clave, como este cañón colocada cerca de Phalsbourg en la brecha de Saverne. (NARA)

El 1ere Armée fue el primer ejército aliado con un pie firme en el Rhin. Aquí, un .50 cal. equipo pesado de ametralladora es visto en acción en Huningue a lo largo del Rin, en el cruce de las fronteras francesas, alemanas y suizas al norte de Basilea en noviembre 30,1944. (NARA)



Fin de Primera Parte

sábado, 1 de abril de 2017

PGM: 1918 en el Frente Occidental

EL año 1918 en el frente Occidental
El ataque final alemán, la reacción aliada y el hundimiento alemán.
El Armisticio y el fin de las hostilidades


La última Gran Ofensiva Alemana fue lanzada el 21 de Marzo de 1918, con la Operación “Michel” (marcada 1). Se inició con un bombardeo sin precedentes de 6.000 cañones que lanzaron un ataque de gas letal en profundidad en las líneas aliadas. En un punto los alemanes avanzaron 22 kilómetros en un día, más de lo que habían avanzado en cualquier época anterior durante la lucha en el frente occidental. Durante las primeras seis semanas de combate, los aliados perdieron 350.000 bajas, pero más tropas fueron encaminadas rápidamente al frente a través del Canal, y las unidades americanas empezaban a llegar por primera vez. Este ataque fue rápidamente continuado por una segunda ofensiva (marcada 2) en Ypres, pero fue detenida luego de una breve amenaza contra los puertos del Canal. Otro golpe alemán a las líneas aliadas cayó con las dos operaciones “Blucher” y “York”, que combinadas, se dirigieron al sur hacia París, ocupando Soissons y casi aislando Reims (marcada 3). La punta de lanza del avance llegó tan lejos como Chateau-Thierry, a sólo 89 kilómetros de París. Esta operación, sin embargo, adoleció de las mismas deficiencias que las que le precedieron. Ludendorf no había planificado que esta ofensiva tendría éxito. Había sido pensada como un movimiento diversivo para atraer a las tropas francesas lejos de la principal ofensiva en el norte. Por lo tanto sus sorprendentes resultados no fueron explotados por no disponerse de las reservas adecuadas. Aún así la situación de los aliados era muy precaria, quienes llegaron a ordenar una política de defensa a ultranza “espaldas contra la pared”.
Las tropas alemanas sin embargo, estaban experimentando un rápido agotamiento por el prolongado esfuerzo, así como se daban a momentos de saqueo. El bloqueo económico a Alemania había cortado los suministros vitales, y en la retaguardia mucha gente estaba literalmente muriendo de hambre. Muchas tropas alemanas estaban crónicamente famélicas, y cuando encontraban los suministros aliados, se perdía mucho tiempo mientras estas desesperadas tropas daban cuenta de las vituallas capturadas. Por lo tanto, la última ofensiva alemana, un intento de pinza alrededor de Reims (marcada 4), fue finalmente detenida con fuego de artillería concentrado y ataques aéreos. A finales de Junio de 1918, el potencial humano y material alemán en el frente occidental había caído y era inferior al de los aliados, y es asalto final de éstos no tardaría en llegar.

Los primeros ataques fueron efectuados, sorprendentemente, por los franceses en Julio de 1918 al oeste de Reims (marcado 5). Estos fueron seguidos por una ofensiva británica en la Bolsa de Amiens (marcado 6) y de una ofensiva general hacia la Línea Hindemburg. Los americanos, bajo el comando del General John Pershing atacaron la saliente de St. Michiel al sur de Verdún (marcado 7) y luego atacaron a través del Argonne al oeste de Verdún como parte del avance general (marcado 8). Los alemanes estaban ahora retrocediendo sin pausa, y aunque los aliados continuaron sufriendo tremendas pérdidas (los americanos tuvieron 100.000 bajas solamente peleando en la región de Argonne), estaban ahora alentados por la continuada retirada alemana. La posición final de la línea amarilla muestra el frente aproximado al firmarse el Armisticio el 11 de Noviembre de 1918. Los únicos alemanes que continuaron peleando luego de este armisticio fueron las tropas del Mariscal de Campo Paul von Lettow-Worbeck en el Este de Africa, quien había iniciado su minúscula invasión a Rhodesia. Se rindió el 23 de Noviembre, luego de conocer la rendición general.

En vez de proporcionar una lista de pérdidas, que son difíciles de cuantificar, pensamos que es más ilustrativo mencionar el porcentaje de la población afectada de los países directamente involucrados. Durante el curso de la Primera Guerra Mundial, 11% de la población total de Francia fue muerta o herida! 8% de la población de Gran Bretaña fue muerta o herida y 9% de la de Alemania sufrió lo mismo. Los Estados Unidos, que no entraron a la guerra terrestre hasta 1918, tuvieron un 0,37 % de su población muerta o herida.

Animación del frente occidental mostrando las operaciones de 1918

domingo, 18 de mayo de 2014

Arqueología militar: Fotos de restos de la PGM y SGM

Arqueología Militar en el Frente Occidental de la PGM y el Frente Oriental de la SGM






Una Luger, en buen estado



Lo que quedó de una PPsh 41

Granada de mano alemanas

Cocktail Molotov

Munición de MG42




Facebook

lunes, 25 de febrero de 2013

SGM: Batalla de Bzura


Batalla de Bzura: 9 al 19 de septiembre de 1939

Las líneas maestras básicas del plan defensivo polaco ante una hipotética invasión alemana se basaban en la defensa de la línea fronteriza en toda su extensión  en lugar de ofrecer una resistencia más al interior del país utilizando como fortificaciones naturales los ríos que de norte a sur cruzan Polonia. Obviamente el objetivo de no ceder terreno era ganar todo el tiempo posible, retrocediendo poco a poco, miestras se esperaba un  ataque francés en el oeste.

Iniciada la Segunda Guerra Mundial la ofensiva alemana demostró la locura del plan de defensa a lo largo de toda la frontera. Así el Ejercito Pomorze fue derrotado en la batalla de Bory Tucholskie y obligado a retirarse hacia el sur-este mientras que el Ejército de Poznań, aunque no derrotado retrocede hacia el este ante la debacle del Ejército de Pomerania en el norte y el Ejército de Łódź en el sur, evitando así el riesgo de ser flanqueado y copado por los mucho mas moviles fuerzas alemanas.


Caballería polaca en  Sochaczew
El 4 de septiembre, el Ejército de Poznań se mueve a través de la ciudad que años mas tarde se llamaría Poznań y rompe el contacto con los alemanes abandonando as su suerte a la ciudad. El 6 de septiembre, los ejércitos en retirada de Pomorze y Poznań se unen al mando del general Kutrzeba dando lugar a lo que sería la unidad polaca más poderosa durante la campaña de septiembre.

El 8 de septiembre, las tropas alemanas alcanzan las afueras de Varsovia e inician el asedio a la capital creyendo erróneamente que no existen amenazas significativas al oste del Vistula por parte de las fuerzas polacas. Como se supo más tarde en un fallo de apreciación se suponía que el ejercito de Poznan se habría retirado al interior de Varsovia y que el de Pomorze esta muy debilitado tras su derrota en Bory Tucholskie.

Mientras tanto, el general Kutrzeba había desarrollado los planes de una ofensiva hacia el sur con la cual intentar aliviar la presión sobre el Ejército de Łódź. El 08 de septiembre Kutrzeba pierde el contacto con el Mariscal EdwardRydz-Śmigły por lo que decide actuar de forma autónoma y seguir adelante con su plan. Su posición en ese instante era grave, ya que el 8 º Ejército alemán había asegurado la orilla sur del río Bzura y el 4 º Ejército alemán había conseguido la ribera norte del río Vístula, de Wloclawek a Wyszogród, y sus elementos estaban atacando la retaguardia de sus fuerzas desde Inowrocław y cruzando el río Vístula, cerca de Plock.


En la noche del 9 de septiembre, el Ejército de Poznań  inicia el ataque al  sur del río Bzura teniendo como objetivo las fuerzas alemanas del VIII ejército que avanzaban entre Łęczyca y Łowicz, dirección Stryków. Con ello Kutrzeba intentaba cortar las líneas alemanas defendidas por la División de Infantería nº 30 y estiradas al máximo debido al avance germano en dirección a Varsovia. El esfuerzo principal del ataque lo soportarían las unidades del mando del general Edmund Knoll-Kownacki, conocidas como Grupo Operacional Knoll-Kownacki comprendían las divisiones de infantería 14, 17, 25 y 26. Como protección de los flancos se asignaron unidades de caballería, estando a la derecha (área de Łęczyce)  la Brigada de Caballería Podolska al mando del general Stanisław Grzmot-Skotnicki y a la izquierda (área de Głowno) la Brigada de Caballería Wilkopolska al mando del general Roman Abraham.

Brigada de Caballería polaca durante la batalla de Bzura
El ataque polaco es un éxito y las tropas alemanes se ven forzadas a retroceder 20 kilómetros con un coste de, 3000 prisioneros y 1500 bajas entre muertos y heridos. Como consecuencia del avance las unidades polacas reconquistan varias localidades como Łęczyca , Piątek, y  Góra Świętej Małgorzaty. . El 11 de septiembre se continúa la ofensiva, avanzando en Modlna, Pludwiny, Osse y Głowno.



Ante el impulso polaco los alemanes deciden redirigir su esfuerzo en dirección a Bzura movilizando tropas del IV Ejercito, las reservas del Grupo de Ejércitos Sur, y los aviones de la IV Luftflotte.  Pronto se hizo patente la superioridad aérea alemana y los movimientos de tropas a plena luz del día comenzaron a ser hostigados de manera significativa.  Simultáneamente al aumento de la presión germana, Kutrzeba recibe la noticia del retroceso del Ejército de Łódź, y como consecuencia paraliza el ataque y ordena tratar de abrirse paso hacia Varsovia, a través de Sochaczew y el bosque de Kampinos. Esta decisión marcaría el final de la primera fase de la batalla.



En la mañana del 14 de septiembre, el grupo general Władysław Bortnowski inicia la segunda fase de la batalla. Las Divisiones de Infantería 26 y 16 cruzan el Bzura cerca de Łowicz mientras que  la 4ª División de Infantería polaca llega a la carretera que une Łowicz con Głowno. En este punto, Bortnowski es informado de que la 4ª División Panzer esta siendo retirada de  sus posiciones en las afueras de Varsovia. Ante el temor de que esta división Panzer supusiese una amenaza inmediata a sus hombres, ordena a sus unidades retirarse.



El 15 y 16 de septiembre, el Ejército Pomorze toma posiciones defensivas en la ribera norte del Bzura. Un grupo al mando del  General Stanisław Grzmot-Skotnicki fue localizado entre Kutno y Zychlin, otro del General Michał Karaszewicz-Tokarzewski cerca de Gabin, mientras que el resto de unidades se situaban junto al  Bzura cerca de Sochaczew, preparadas  para comenzar su avance hacia Varsovia.  En contraposición los alemanes movilizan al 10º Ejercito dotado de 2 divisiones acorazas, una motorizada y tres ligeras con unos 800 vehículos blindados, su objetivo cercar y destruir la amenaza que suponía esta concentración de fuerzas polacas para la toma de Varsovia.

El ataque entonos los flancos de las posiciones polacas se inició el 16 de septiembre, con el apoyo de la Luftwaffe, forzando a los  polacos a salir de Sochaczew, una ciudad en el Bzura, quedando atrapados en un triangulo comprendido por los ríos  Bzura, Vístula y las fuerzas alemanas.Los polacos comenzaron a cruzar el Bzura cerca de Vistula, al norte de Sochaczew, en su intento de romper las líneas y poder alcanzar  Varsovia. Las unidades polacas se vieron obligadas a abandonar la mayor parte de su equipo pesado al cruzar el río bajo el fuego de la artillería pesada alemana y la operación aérea más grande de la campaña iniciada, por la Luftwaffe en un intento de paralizar las fuerzas polacas. 

Durante la noche del 17 de septiembre, las unidades principales del Ejército de Poznań atacaron a las fuerzas alemanas a fin de romper el cerco alemán entre Witkowice y Sochaczew. La División de Infantería número 15 y  la  Brigada de Caballería Podolska cruzaron el Bzura en Witkowice mientras que las  Divisiones de Infantería 25 y 17 lo hacian por Brachow. La 14 División de Infantería se concentró en Łaziska mientras el Ejército de  Pomorze marchaba hacia los pueblos de Osmolin, Kierozia y Osiek.

Por la mañana, los alemanes  reanudaron  su avance hacia el sur a lo largo de las dos orillas del Bzura, con el apoyo de más de 300 aviones y artillería pesada apostada en  lo alto de la orilla derecha del Vístula.Sólo unas pocas unidades polacas lograron romper el cerco y alzanzar Varsovia cruzando el bosque Kampinos. Entre ellos se encontraban los generales Kutrzeba, Knoll Kowacki y Tokarzewski, restos de las dos brigadas de caballería (Wielkopolska y Podolska) y de las Divisiones de Infantería 15 y 25. Al resto de unidades (Divisiones de Infantería 4 ª, 14 ª, 17 ª, 26 y 27) les fue imposible cruzar el río teniendo que capitular entre los días 18 y 22 de septiembre. Las bajas polacas se estimaron en unos 20.000 muertos, incluyendo tres generales: Franciszek Wlad, Stanisław Grzmot Skotnicki y Mikołaj Bołtuć mientras que las alemanes en unos 8.000 muertos.


Tras la batalla las ya liberadas unidades alemanes regresaron al cerco de Varsovia, la cual capitularía más tarde tras un duro asedio. La campaña terminó con la derrota de los polacos que únicamente consiguieron algo más de tiempo para preparar las defensas de la capital y distraer las fuerzas alemanas del sitio al que estaba siendo sometida.

Ejército Polaco en la Segunda Guerra Mundial