Mostrando entradas con la etiqueta Frente Occidental. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Frente Occidental. Mostrar todas las entradas

lunes, 4 de junio de 2018

SGM: Krasny Bor muestra el coraje y sacrificio de la División Azul



La muerte de la División Azul española

En 1943 voluntarios españoles del Eje detuvieron un avance soviético a un enorme coste

Robert Beckhusen || War History Online

En la gélida mañana del 10 de febrero de 1943, los 5.900 soldados de la 250ª División de Infantería «Azul» ─voluntarios españoles que luchaban por el Eje en el frente oriental de la Segunda Guerra Mundial─ estaban sentados en sus trincheras y búnkeres cuando les cayeron del cielo los proyectiles de alto explosivo disparados por cientos de piezas de artillería soviéticas. Para aquellos soldados, el mundo se convirtió en fuego.

Dos horas más tarde, tres divisiones de infantería soviéticas irrumpieron en las posiciones defensivas del Eje, marcando el comienzo de la batalla de Krasny Bor, una batalla oscura pero significativa cerca de Leningrado ─todavía asediado en aquel momento─ que culminó en una victoria del Eje a costa de la División Azul, que quedó prácticamente destruida.

Krasny Bor formaba parte de la gran ofensiva soviética Operación Estrella Polar, obra del general Georgy Zhukov tras el éxito dos semanas antes de la Operación Iska, que abrió un estrecho pasillo de tierra ─y pronto de tren─ hasta Leningrado, que llevó aprovisionamientos muy necesarios a la ciudad.

No obstante, la Operación Estrella Polar era mucho más ambiciosa y Zhukov ordenó abrir tres frentes soviéticos para hacer nada menos que atravesar los Estados Bálticos en otro ejemplo de «operaciones en profundidad» soviéticas y así atrapar y aniquilar al Grupo de Ejércitos Norte de Alemania en los bosques al sur de Leningrado. Un segundo objetivo era cortar el saliente cercano de Demyansk, protrusión en forma de pulgar muy metida en las líneas soviéticas.

Krasny Bor, algo más de 30 kilómetros al sureste del centro de la ciudad de Leningrado, era un punto estratégico próximo a la autovía que conectaba la sitiada Leningrado con Moscú. Aquí era donde se encontraba la División Azul cuando le cayó encima toda la artillería del 55º Ejército del General Vladimir Sviridov ─unos 38.000 soldados en conjunto─.


Sobre estas líneas, tropas de la División Azul en el frente oriental. Foto de Wikimedia. En la cabecera, acuarela de Krasny Bor pintada por Mario Trevino en 1989. Foto del Museo del Ejército de Tierra español

Las descripciones de la batalla, obra del historiador estadounidense especialista en el ejército soviético David M. Glantz, señalan que los soldados españoles ─armados con fusiles, ametralladoras y cócteles Molotov─ se vieron superados y pasados por la bayoneta tras rechazar múltiples ataques de la infantería y los carros de combate soviéticos.

Posiblemente las mayores pérdidas en la División Azul fueran durante la descarga inicial de artillería. Las tropas del Ejército Rojo ejecutaron a los heridos. Las tropas españolas que se dirigían en esquís hacia la línea del frente recibieron el ataque de medios aéreos soviéticos.

El primer día de la batalla llegó a conocerse como «Miércoles Negro» para los españoles. La batalla fue más sangrienta para los soviéticos, que pudieron haber sufrido unas 20.000 bajas después de penetrar cinco kilómetros en las líneas del Eje antes de que se detuviera la ofensiva. En Steven’s Balagan, sitio web dedicado a la historia militar española y portuguesa, se encuentra disponible un detallado resumen día por día y descripciones de las unidades específicas implicadas.

El 55° Ejército se quedó sin fuerzas y detuvo sus operaciones en este importante flanco de la Operación Estrella Polar, lo que supuso también un sangriento parón de las operaciones en otros sectores. No obstante, la derrota soviética no desbarató la estrategia de operaciones en profundidad, dado que el Ejército Rojo confió en ella para sus ofensivas posteriores. Si Krasny Bor y Estrella Polar se pueden considerar victorias del Eje, éstas fueron pírricas.

Tres cuartas partes de las tropas de la División Azul murieron, resultaron heridas o fueron echas prisioneras, lo que a todos los efectos puso fin a la división como una fuerza de combate, y los supervivientes pronto se retiraron a España desde Alemania. En enero de 1944, los soviéticos levantaron por completo el asedio de Leningrado gracias a una gran ofensiva de más de 800.000 soldados y 500 carros de combate.

Los lectores interesados ​​en el arte militar pueden apreciar que la acción de la División Azul en Krasny Bor fuera objeto de varios cuadros dignos de mención. En la cabecera de este artículo se incluye una acuarela de Mario Treviño que se encuentra en el Museo del Ejército de Tierra español de Toledo. Bajo estas líneas aparece la imagen de otra obra de Augusto Ferrer-Dalmau, pintor al óleo hiperrealista reconocido como quizás el mejor ilustrador militar de España.


La obra captura la terrorífica desesperación en los rostros de los soldados españoles ─uno de los cuales empuña un subfusil soviétivo PPSh-41capturado al enemigo─.

Varios factores contribuyeron al fracaso de Estrella Polar. Una de las razones fue que la División Azul opuso una gran resistencia, sin embargo, varias unidades soviéticas se encargaron de acabar con ella, incluida la 45ª División de Fusileros, que había aniquilado previamente a la 3ª División Panzer de las SS «Totenkopf» en 1941 ─incluso combatiendo para salir de un cerco durante aquellos angustiosos primeros meses de la invasión alemana─.

No ayudó a Sviridov que el Eje detectara la reunión de tropas soviéticas y se esperara una ofensiva. Las tropas del Eje reforzaron sus fortificaciones.

También tuvo mucho que ver el mal tiempo y los aprovisionamientos intermitentes, que retrasaron la ofensiva y concedieron a las fuerzas del Eje tiempo suficiente para abandonar el saliente de Demyansk. Esa rápida decisión proporcionó territorio para reforzar las principales líneas defensivas del Eje, lo que provocó entonces que Zhukov adelantara la operación ─a lo que contribuyó su carácter «inconexo», según la biografía de Zhukov del historiador Robert Forczyk─.

La desorganización supuso la condena de muchas operaciones en profundidad soviéticas, que se basaban en la aniquilación del enemigo a través de una serie de ataques apoyados mutuamente o «sucesivos», todos ellos conectados entre sí, y cada uno con objetivos limitados pero dirigidos hacia un objetivo mayor ─y ni una sola «batalla decisiva»─.

En muchos casos, el núcleo del fracaso de las ofensivas de la Unión Soviética se debió a la confusión en el nivel de Mando y la escasez de aprovisionamientos. Cuando la estrategia funcionaba, acababa con los ejércitos alemanes. Finalmente, en conjunto, ganaron la guerra.

Traducido por Jorge Tierno Rey, autor de El Blog de Tiro Táctico.

domingo, 20 de mayo de 2018

Ases de tanques: Michael Wittmann, el Barón Negro de Villers-Bocage


Michael Wittmann, el mortífero as de tanques alemán de la SGM

Nikola Budanovic | War History Online




Izquierda: la compañía de Wittmann, el 7 de junio de 1944, camino a Morgny. Wittmann está de pie en la torreta de Tiger. 


Entre el mito y la realidad se encuentra una figura de gran importancia en la historia de la guerra blindada. Michael Wittmann, el as panzer más exitoso de la Segunda Guerra Mundial y en la historia de la guerra, fue una persona carismática y sus logros en el campo de batalla a menudo fueron recibidos con elogios. Antes de convertirse en el famoso Ace, se desempeñó como soldado privado, se unió al ejército en 1934. Después de dos años de servicio en el que obtuvo el rango de suboficial, Wittmann se unió a las SS y más tarde solicitó la primera SS formada -Panzer-División Leibstandarte SS Adolf Hitler, donde adquirió su formación de conductor. Después de participar en la ocupación de Austria y los Sudetes, se convirtió en miembro del Partido Nazi.

1. Primeros años de acción

A pesar de que Wittmann mostró entusiasmo y ambición por ser un conductor de tanques, debido a su rango e inexperiencia (ya pesar de su talento), se le unió a una unidad de reconocimiento dentro de la 1.ª División SS-Panzer. Se le dio el comando de un vehículo blindado Sd.Kfz.232 (un pesado vehículo blindado de seis ruedas).


Sd.Kfz.232

Como el Liebstandarte SS se formó inicialmente como la unidad de guardaespaldas personal de Hitler, sus divisiones de tanques se consideraron de élite. La unidad comprendía varios ases de tanques futuros, como Hannes Philipsen y Helmut Wendorff. Wittmann se ganó su confianza y respeto, a pesar de que solo estaba operando como un conductor de vehículos de reconocimiento. Wittmann pasó por la campaña polaca como parte de la 17ª Compañía de Exploradores Blindados de la Liebstandarte SS. Después de Polonia, recibió entrenamiento adicional en Berlín y fue transferido a la SS-Sturm-Batterie (batería de armas de asalto - Sturmartillerie) de LSSAH, equipada con cañones de asalto Sturmgeschutz III. Fue a partir de este momento que Wittmann mostró su habilidad milagrosa que lo lanzaría a la leyenda.

2. El frente oriental: el camino a la gloria

Después de una exitosa campaña en los Balcanes, donde Wittmann demostró su valía manejando un Stug III (especialmente en Grecia), su división fue transferida para ayudar a las tropas alemanas en el frente oriental. Apenas un mes de la campaña, recibió la Cruz de Hierro de Segunda Clase por su excelente servicio contra los tanques enemigos. Wittmann fue herido, pero se negó a abandonar el campo de batalla, lo que le valió una insignia de herida. Su Cruz de Hierro se convirtió en Primera Clase después de noquear a 6 tanques soviéticos en un solo enfrentamiento. Avanzó en las filas y se le ofreció entrenamiento adicional, luego de lo cual finalmente se le presentó su arma preferida: el PzKpfw VI Tiger.

Regresó al campo de batalla en 1943, justo a tiempo para participar en la batalla de tanques más grande de la historia: la Batalla de Kursk, o como lo llamaron los alemanes, la Operación Ciudadela. Su recuento de muertes comenzó a aumentar. Wittmann destruyó 12 tanques soviéticos T-34 solo el primer día. En esta ocasión, rescató a Helmut Wendorff y su escuadrón que fueron inmovilizados por la armadura del Ejército Rojo. Esto fue el 5 de julio de 1943. La batalla que incluyó la sangrienta batalla por la ciudad de Kharkov terminó el 17 de julio y el puntaje de Wittmann incluyó 30 tanques y 28 cañones antitanque.



3. Un artillero genio

Michael Wittmann no fue el único que contribuyó al éxito y la superioridad de la armadura alemana: siempre estuvo rodeado por un equipo de primer nivel elegido a mano. A pesar de que cambió un número de miembros de la tripulación, pasó la mayor parte de la guerra acompañado por su artillero objetivo, Balthasar "Bobby" Woll. Woll era famoso en el ejército alemán, tanto como el mismo Wittmann.

La capacidad de Woll de disparar objetivos mientras el tanque se movía a gran velocidad fue sorprendente. Wittmann y Woll demostraron ser un gran equipo. Pasaron la mayor parte de su tiempo en el frente oriental, adquiriendo asesinatos a diario. Los dos eran amigos cercanos y Woll incluso sirvió como testigo de la boda de Wittmann. Balthasar Woll recibió la Cruz de la Cruz de Hierro de Caballero en 1944. Poco después, recibió el mando de un tanque propio. Fue gravemente herido en 1945, en Francia, cuando su escuadrón de tanques fue bombardeado por aviones aliados y diezmado. Woll estaba en un hospital cuando terminó la guerra. Después, se convirtió en electricista en Alemania Occidental. Él murió en 1996.


El Tiger S04 de Wittmannn y su tripulación. El segundo de la izquierda es Bobi Woll. 


4. Mientras tanto, de vuelta en el frente oriental ...

Cuando los contraataques soviéticos comenzaron a expulsar a los alemanes de Rusia, el único que parecía no verse afectado por este giro de los acontecimientos fue Michael Wittmann. Su recuento de muertes continuó creciendo. Recibió la Cruz de los Caballeros por neutralizar 88 tanques y tanques destructores. Además de esto, Wittmann destruyó varias armas antitanque y antiinfantería. Él controló el campo de batalla, sintiéndose más seguro y seguro de sí mismo después de cada victoria.


T-34 ardiendo. 

Wittmann se ganó el apodo de The Black Baron, como referencia de Manfred von Richthofen, que era conocido como el Barón Rojo. Este apodo no solo reflejaba su éxito en el campo de batalla, sino también la caballerosidad que practicaba. Hay una anécdota que dice que Wittmann noqueó a un T-34 soviético en una ocasión y que la tripulación enemiga estaba en llamas mientras salían del flamante casco del tanque. Wittmann detuvo su tanque y ordenó a sus hombres que ayudaran al equipo enemigo cubriéndolos con mantas para extinguir el fuego. Después de que todo terminó, los dos lados se separaron, ambos preservando su honor militar.

5. El ejército de un solo hombre en Villers-Bocage


Los restos de la primera columna de transporte de la Brigada de Fusileros y un cañón antitanque de 6 libras, en la carretera entre Villers-Bocage y el punto 213. 

Tal vez la victoria más famosa lograda por Michael Wittmann es la de Villers-Bocage. Estuvo destinado en Francia en 1944, como parte de la fuerza de defensa contra la invasión Aliada. En ese momento, se confió en Wittmann para proteger la ciudad de Villers-Bocage junto con otros cinco tanques Tiger aparte del suyo. Estaban apostados cerca de la ciudad en el punto con nombre clave Colina 213.

Los elementos líderes de la 7ma. División Blindada británica (las famosas Ratas del Desierto) estaban en movimiento con uno de sus objetivos era tomar Villers-Bocage. Wittmann no esperaba que los Aliados llegaran tan pronto. A pesar de que no fueron detectados en el momento en que los tanques británicos se acercaban a la ciudad, estaba claro que pronto serían descubiertos e invadidos. Los británicos tomaron Villers-Bocage sin luchar, pero a la mañana siguiente se desató el infierno. Mientras la mayor parte de la columna aliada continuaba hacia la Colina 213, Wittmann organizó un ataque sorpresa.



Solo, procedió a atacar la parte posterior de la columna mientras que los otros cuatro Tigres lucharon contra el frente británico. Wittmann causó pánico masivo al noquear a 8 tanques aliados y una serie de semiorugas y cañones antitanque. Luego cargó contra la ciudad de Villers-Bocage. El elemento de sorpresa alimentó aún más su blitzkrieg, ya que los Aliados no respondieron rápidamente mientras Wittmann neutralizaba sus tanques, sufriendo un daño mínimo.



Los relatos difieren en cuanto a lo que sucedió después. Los historiadores registran que, después de la destrucción de los tanques OP, Wittmann se batió a duelo brevemente sin éxito con un Sherman Firefly antes de retirarse. Luego, se informó que el Tiger continuó hacia el este hasta las afueras de la ciudad antes de ser desactivado por un arma antitanque. Sin embargo, el propio relato de Wittmann contradice esto; él declaró que su tanque fue desactivado por un arma antitanque en el centro de la ciudad. En menos de quince minutos, trece o catorce tanques, dos cañones antitanque y entre trece y quince vehículos de transporte habían sido destruidos por el Batallón Blindado Pesado 101 de las SS, la gran mayoría atribuida a Wittmann. (ver más sobre este combate en estas las entradas siguientes: entrada 1, entrada 2, entrada 3)

6. ¿Brillo estratégico o valentía imprudente?

A pesar de que Michael Wittmann se convirtió en un nombre muy conocido en Alemania después de Villiers-Bocage, gracias a la propaganda nazi que, en 1944, necesitaba desesperadamente héroes inspiradores, muchos historiadores han cuestionado las decisiones estratégicas de Wittmann. Algunos historiadores de finales del siglo XX elogiaron la emboscada de Wittmann en la colina 213 con palabras como: "uno de los enfrentamientos más sorprendentes en la historia de la guerra blindada" y "una de las acciones más devastadoras de la guerra".



Otros, como el comandante de tanque e historiador alemán Wolfgang Schneider, descartan la imagen ideal que se le otorgó a la figura de Michael Wittmann, considerando sus acciones imprudentes y apresuradas. Considera que Wittmann dejó irresponsablemente al resto de su escuadrón para enfrentar a los británicos que en ese momento ya estaban en posición defensiva. El historiador Steven Zaloga atribuyó muchas de sus victorias en el frente oriental a la excelente tecnología de la armadura y potencia de fuego alemanas, desacreditando así el estatus de culto de Wittmann. Él indica que Wittmann duró solo dos meses en el frente occidental porque los tanques aliados habían alcanzado los criterios necesarios para luchar contra los alemanes por igual.

7. Confusión sobre la muerte de Wittmann

Se ha sugerido una gran cantidad de teorías sobre la muerte de Wittmann. Una fuente declaró que los británicos le pusieron una recompensa después de la escaramuza Villers-Bocage, pero el ejército británico negó esta afirmación. Sin embargo, Wittmann murió en batalla el 8 de agosto de 1944, cuando su tanque Tiger (número 007) fue destruido durante una emboscada cerca de la ciudad francesa de Saint-Aignan-de-Cramesnil. Las SS quisieron describir su muerte como heroica al afirmar que murió en un ataque de la RAF de la que estaba indefenso, lo que enfatiza el carácter cobarde de los Aliados.


Este reclamo fue desestimado debido a la evidencia sustancial que demuestra que Wittmann fue víctima del artillero británico Joe Ekins del 1.º Northamptonshire Yeomanry, que estaba manejando el arma de un Sherman Firefly. Se sugirieron otras unidades, como la 1.ª División Acorazada Polaca, la 4.ª División Acorazada Canadiense, el 14.º Regimiento Royal Armored Corps, pero todas estas reclamaciones fueron desestimadas tras un examen exhaustivo realizado por un historiador, Brian Reid. La tripulación del tanque destruido fue enterrado en una tumba sin nombre. En 1983, la comisión alemana de tumbas de guerra localizó el sitio del entierro. Wittmann y su tripulación fueron enterrados juntos en el cementerio de guerra alemán de La Cambe, en la trama 47-fila 3-tumba 120, en Francia.

jueves, 21 de septiembre de 2017

PGM: El día más largo del USMC en el frente occidental

El "Día más largo" del US Marine Corps - 6 de junio de 1918


Alan G. Gauthreaux | War History Online





"Llevábamos el uniforme del ejército", escribió Elton Mackin, una Marina de Estados Unidos en el Frente Occidental en 1918, "y sólo una insignia ocasional aquí y allá en pistolinas, tapas, y tal nos identificó como el Cuerpo de Marines ... Estábamos parados de el AEF - el Leathernecks. Mantuvimos una feroz presunción y orgullo.

Aunque fueran obligados a usar la ropa indescriptible de un "Doughboy" regular, los Marines estadounidenses en Europa durante el año de cierre de la Primera Guerra Mundial lucharon con no menos distinción que en conflictos pasados ​​o posteriores. Durante el transcurso de siete meses en 1918, el "Teufelhunde" solidificó su reputación como una fuerza de combate de élite y contribuyó a la victoria aliada en el Frente Occidental.

Las lecciones aprendidas de su tiempo pasado en Europa transformaron el acercamiento del cuerpo a la táctica de la pequeña unidad ya la ejecución estratégica, no sólo preparando esta fuerza valiente para los conflictos por venir, sino también estableciendo un legado que los infantes de marina consideran actual una historia digno de preservar. Un día en la historia del Cuerpo de Marines, en particular, demostró su disposición a hacer el sacrificio final para el país y el cuerpo.

Cuando los Estados Unidos declararon la guerra contra Alemania y las Potencias Centrales, el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos tenía 13.795 hombres, incluyendo suboficiales, suboficiales y alistados dispuestos a llevar la lucha al Frente Occidental. Además, 187 oficiales y 4.546 hombres alistados sirvieron en los lugares de destino en todo el mundo, con la mitad de ese número sirviendo a bordo de varios buques de guerra.

Después del entrenamiento básico de la infantería, los infantes de marina experimentaron la supervivencia adicional y el entrenamiento de combate por ocho a doce semanas. Las zonas de entrenamiento se habían formado fuera del paisaje para reflejar las condiciones de lucha del terreno que los marines se encontrarían posteriormente en Francia en el frente occidental. Como resultado de este entrenamiento enfocado, los Marines surgieron como una unidad de combate bien afilada y cohesionada. Los infantes de marina recibieron el entrenamiento intensivo del combate donde exhibieron una habilidad profesional.

Por otra parte, soldados de infantería del ejército entrenados para el combate en Europa y enviados tan rápidamente que los reclutas llegaron al campo de batalla sin entrenamiento para los rigores de combate en el frente occidental. Sin embargo, recibieron el manual de armas cuando se trataba del rifle de combate elegido por el ejército, el modelo Springfield M1903. Incluso el general John J. Pershing, comandante de las Fuerzas Expedicionarias Americanas, expresó su preocupación por el envío de tropas a las líneas de frente sin el entrenamiento adecuado en el Manual de Armas. Pershing admiró a la Primera División de Infantería por su agresividad, pero "los encontró altamente unmilitary en la apariencia, el porte, los ejercicios, las habilidades, la actitud hacia el entrenamiento, y el liderazgo."


Los infantes de marina estadounidenses, recién llegados a Francia durante la Primera Guerra Mundial, demuestran su puntería mientras los curiosos soldados franceses están de pie para ver,

La 4ta Brigada Marina contenía dos regimientos, los 5tos y 6tos infantes de marina. El comando de la brigada cayó en manos del general de brigada James G. Harbord, EE.UU. El general de división Harbord era soldado de un soldado, habiendo ascendido a través de las filas de privado, pero determinado temprano en su carrera para hacer oficial. El general Harbord impresionó a sus superiores de manera indeleble a lo largo de su carrera con su eficiencia en la organización de que uno de sus superiores y sus respetados colegas, el general Pershing, no podía pensar en nadie mejor para dirigir la 4ta Brigada que el general Harbord. El 4 y sus unidades de apoyo cayeron bajo el mando directo de la 2ª División, bajo el mando del General de División Omar Bundy.

El ejército alemán que los estadounidenses pronto enfrentarían a través de los campos de batalla profundamente marcados de Francia se reenergizaría con las tropas frescas y experimentadas. Con el Tratado de Brest-Litovsk a principios de 1918 y la retirada de las tropas rusas de la guerra, las tropas imperiales alemanas experimentadas y endurecidas por la batalla estaban ahora libres para llevar a cabo una guerra de un frente para la lucha en el Frente Occidental. Por primera vez en el conflicto desde 1914, los alemanes mantuvieron una superioridad numérica sobre los aliados y determinaron que usarían esa superioridad para finalmente traer victoria a la patria. El general Erich von Ludendorff y el mariscal de campo Paul von Hindenburg, comandantes conjuntos de las fuerzas imperiales alemanas, creyeron que la superioridad numérica y la experiencia que estas tropas traerían al frente occidental podrían capitalizar en una serie de ofensivas bien definidas significadas para finalmente lisiar los Aliados y llevarlos a la mesa de negociaciones.

La acción conocida como ofensiva de Somme comenzó el 21 de marzo de 1918. Elementos de los diecisiete, segundo y décimo octavos ejércitos de Alemania atacaron a los ejércitos primero, tercero y quinto británicos a lo largo de un frente de 50 millas. Al amanecer del 21, una pesada artillería alemana comenzó cerca de San Quintín contra los británicos que mantenían la línea allí.



Los alemanes intentaron una incursión cerca de Armentieres, pero las tropas británicas en la zona lograron sostener y los alemanes se retiraron de nuevo a sus propias líneas. Un ataque de infantería alemana le siguió al bombardeo, empezando justo al norte cerca de Limy y extendiéndose hacia el sur hasta la ciudad de LaFere, empujando hacia el oeste más de cuarenta millas en el territorio aliado. Este gran avance comprometió varias de las posiciones delanteras aliadas y un duelo posterior de la artillería comenzó entre los artilleros alemanes y británicos sin ninguno de los lados que gana ninguna ventaja táctica específica. Los alemanes invadieron a los británicos y franceses a lo largo de todo el frente, pero finalmente los británicos se reagruparon y junto con las doce divisiones francesas, detuvieron a los alemanes a corta distancia de la ciudad de Amiens.

La segunda ofensiva alemana comenzó el 9 de abril de 1918, lanzada desde las orillas del río Lys. Las tropas alemanas intentaron empujar hacia el oeste por el noroeste sobre un frente de veintiuna millas. Los alemanes iniciaron un bombardeo desgarrador con explosivos y bombas de gas en un frente de 17.000 yardas entre las localidades de Armentieres y Liens el día anterior, pero ningún ataque de infantería siguió al bombardeo. Los Aliados se mantuvieron firmes durante toda la noche y la lluvia de acero cesó, pero sólo temporalmente. A las 4:00 de la mañana, los alemanes renovaron su artillería hasta el mediodía. Las líneas británicas y francesas se mantuvieron a pesar de dos nuevos ataques de artillería pesada. Sin embargo, en la orilla izquierda del Oise, a pesar de mantener el avance alemán, elementos británicos y franceses se retiraron a posiciones más fuertes a lo largo del frente. Eventualmente, los comandantes franceses respondieron a la solicitud urgente del mariscal de campo británico Sir Douglas Haig de más tropas y el avance alemán se detuvo. Por otra parte, quinientos soldados estadounidenses sirvieron en la reserva junto a los británicos y los franceses en esta segunda ofensiva alemana, cortando sus dientes más adelante en el frente occidental hasta que tomaron su turno en la línea.

La tercera ofensiva, conocida históricamente como la Tercera Batalla de Aisne, comenzó el 27 de mayo de 1918, con muchos de los viejos campos de batalla que tragaron ejércitos enteros durante los últimos cuatro años viendo la acción una vez más. El ataque alemán se abrió a lo largo del frente entre Soissons y Reims con una acción más pequeña que ocurre al sur de Ypres.




Los británicos sostuvieron un frente de quince millas de Barisis en el norte a Reims, el punto más meridional de la ofensiva alemana, mientras que las tropas francesas sostuvieron la línea en el Chemin des Dames. En algunos lugares a lo largo del frente, los alemanes empujaron adelante, sin importar las víctimas crecientes. El avance llegó luego al Marne, aproximadamente a cincuenta y seis millas de París. Debido a la falta de suministro, cansancio y repetidos contraataques aliados, los alemanes se detuvieron en ese punto. Las bajas británicas ascendieron a 29.000, heridas o muertas, y los franceses perdieron 98.000 hombres, ya fuera por heridas o rendición. Aunque los generales Hindenburg y Ludendorff consideraban sus víctimas como ligeras, los soldados alemanes cansados ​​de la guerra se rindieron en masa y los avances realizados durante el curso de todas las ofensivas dejaron a las tropas alemanas expuestas en evidentes salientes. Estas ofensivas, desencadenadas por el fin del estancamiento que azotó al Frente Occidental durante cuatro años, sorprendentemente convencieron a los alemanes de que la victoria estaba a su alcance, a pesar de las rendiciones masivas y de los hombres incapacitados durante la batalla. Las batallas subsiguientes con los Marines estadounidenses convencieron a los alemanes de lo contrario. Como Hindenburg y Ludendorf tomaron sus victorias, después de la Tercera Batalla de Aisne, en un esfuerzo por reforzar las divisiones francesas cerca del río Marne, el General Pershing (con indecisiveness francés que se avecina), ordenó a la 2 ª División de EE.UU. Brigada para mantener la línea en el Marne saliente cerca de París. La cuarta Brigada de Infantería de Marina había sido "puesta a disposición del sexto ejército".

Incluso con los estadounidenses tomando un papel más activo en la defensa, el Alto Mando alemán se sentía seguro de que más victorias de los alemanes ayudaría a obtener más apoyo para la guerra en el país que había estado disminuyendo durante los dos años anteriores. Sin embargo, aunque su mano de obra puede abrumar a los aliados, los alemanes carecían de material. Incluso el mariscal de campo von Hindenburg expresó sus reservas en cuanto a si Alemania prevalecería cuando declarara: "No teníamos los recursos ni el tiempo para batallas de ese tipo, porque el momento se acercaba cuando Estados Unidos comenzaría a entrar en escena totalmente equipado. "La importancia de una victoria alemana a través de estas ofensivas demostró la desesperación del alto mando alemán y aunque los alemanes reconocieron la resolución estadounidense de luchar, von Hindenburg señaló nuevamente:" Hicimos el conocimiento de sus tropas entrenadas primero en Chateau Thierry. Nos habían atacado allí, y habían demostrado que estaban torpes pero firmemente guiados.

El 1 de junio de 1918, los alemanes ocuparon la colina 204 en el lado occidental y luego marcharon hacia el pueblo de Vaux, a caballo entre el camino París-Metz y ocuparon el Bois de Belleau. Más tarde ese día, los Cuartos Marines "establecieron una línea que comenzaba en la Madera Clerembaut justo al norte de la carretera, pasando por Lucy-le-Bocage y Belleau Wood hasta la aldea de Champillion". Con las divisiones francesas en la zona aliviadas, a las 10:00 am de la mañana del 5 de junio de 1918, la 4ª Brigada mantuvo la línea en lo que los comandantes llamaron el "Triángulo": Lucy-le-Bocage, la madera al noroeste de Lucy-le-Bocage, la Colina 142, -Bussieres Road, y ochocientos setenta y cinco metros al norte de Champillion.

Los Aliados detuvieron el avance alemán sobre París y establecieron un frente firme el 5 de junio de 1918, momento en el cual «encontraron la línea de la 2a División bien establecida en ese punto del saliente del Marne más cercano a París». desde la embestida alemana y la participación activa de las fuerzas estadounidenses, la confianza del público en una victoria de los aliados aumentó. Ahora los estadounidenses, especialmente los marines, probarían su valor.

En la noche del 5 de junio, el brig. El general Harbord emitió órdenes operacionales a la 4ta Brigada Marina estacionada en Ferme de la Loge:

El enemigo tiene la línea general BOURESCHES - Bois de Belleau - TORCHY ... Esta brigada atacará a la derecha de la francesa 167a División de la Little Square Wood ...

El general Harbord fijó el comienzo de la operación a las 5:00 de la mañana del 6 de junio y seguirían otras órdenes cuando la brigada cumpliera con sus objetivos. El comandante señaló que el objetivo más importante para las fuerzas estadounidenses en los primeros días de la ofensiva fue la colina 142 cerca de Bussiares. La II División entera se fortaleció cerca de Montreuil-aux-Lyons y aumentó su línea donde "se repelieron varios ataques locales por la 4ta Brigada durante el día, "y las víctimas fueron divulgadas como mínimo.

A las 12:35 am del 6 de junio, el Coronel Wendell C. Neville, comandante del V Regimiento de Marina, examinó las posiciones enemigas y la mejor forma de ayudar a las unidades francesas en la zona, específicamente en el pequeño terreno conocido como Bois de Belleau (Madera de Belleau). Justo más allá de establecer su objetivo, Hill 142, al este de su área de puesta. El teniente coronel Logan Feland, de la 5ª Infantería de Marina, pidió un bombardeo de artillería para facilitar su movimiento y esperaba atrapar a los alemanes por sorpresa. El Teniente Coronel Feland también esperaba que el bombardeo de la artillería detuviera a los aviones alemanes constantemente acosando a sus tropas mientras se posicionaban para la ofensiva. Los alemanes capturados de las incursiones de la trinchera la noche anterior dieron sus propias posiciones de la tropa que demostraron su falta de resistencia al interrogatorio aliado y de su voluntad de asistir a los aliados en terminar la guerra traicionando a sus camaradas. El interrogatorio preliminar de tres prisioneros alemanes reveló cómo llegaron sus unidades, su fuerza y ​​el apoyo de la artillería carecía de complementar cualquier tipo de formidable defensa de la zona.

Poco antes de las 5 de la mañana, los marines del V Regimiento avanzaron tranquilamente desde sus trincheras hacia los campos de trigo para captar uno de sus principales objetivos, la colina 142, al suroeste de la aldea de Torchy. Cuando la primera línea rompió las afueras de los bosques, las máximas alemanas abrieron fuego, rompiendo el silencio de aquella húmeda mañana de junio. La mayor parte de estos infantes de marina que caminaron en sus líneas hacia la aldea nunca experimentaron el combate antes de hacer su manera a Europa. El Sargento de Artillería Aloysius P. Sheridan (6º Infantería de Marina, 2da División), describió lo que sucedió después:

"Yo estaba en el primer pelotón y nuestro pelotón estaba en el flanco derecho de la compañía. Así que avanzamos un poco demasiado rápido para el resto de la compañía. "Gy. Sgt. Sheridan dijo además que su unidad se detuvo bajo las órdenes de su comandante de la compañía, el capitán Donald Duncan, hasta que el resto de la compañía pudiera ponerse al día con las unidades de plomo. Una vez que el otro alcanzó, las unidades siguieron paralelas entre sí, y el apego se dio cuenta de que estaban a sólo seiscientas yardas de su objetivo. El sargento de la artillería Daniel Joseph Daly, veterano de combate experimentado y decorado de dos campañas anteriores, gritó a sus compañeros: "¡Vamos, hijos de puta! Bajo el fuego enemigo pesado, el 3er Batallón, 6tos infantes de marina hizo su manera abajo de una colina cuando un soldado golpeó el suelo herido por una bala de ametralladora alemana. Gy. Sgt. Sheridan fue testigo del incidente:

El soldado superior estaba con él todo el tiempo y yo estaba con él todo el tiempo y yo estaba allí en un santiamén. Conseguimos un médico naval, un aprendiz de hospital, la parte superior (sargento de pelotón) y yo y lo llevamos a un grupo de árboles. Todo el tiempo estaba jadeando, golpeado por el estómago. No más que acostado en el suelo cuando una gran cáscara de ocho pulgadas vino y mató a todos excepto a mí mismo.

Gy. Sgt. Sheridan sobrevivió a través de tres proyectiles explotados ese día, pero más tarde fue incapacitado a través de un ataque de gas posterior.

El mayor Júlio S. Turrill, comandante del 1er Batallón, 5º Infante de Marina, cerca de la colina 142, se dio cuenta de su posición tenue y declaró que "tendría que retroceder" si los refuerzos no llegaban a su posición cuando lo enviaron a su cuartel general, "no hay nada a mi derecha entre el frente y el camino de regreso a donde partimos". Los marines se enteraron de que la victoria seguiría siendo costosa a pesar de la inteligencia.

El Quinto Regimiento Marino del Mayor Turrill hizo su camino a través de un campo de trigo inmediatamente adyacente a Belleau Wood. La realidad de la guerra despertó a los presentes para observar los resultados del ataque. Según un soldado que esperaba tomar su lugar entre los marines que avanzaban, los "heridos comenzaron a retroceder. Ellos contaron historias contradictorias. Algunos estaban alegres y dijeron que nuestra pandilla estaba lamiendo el infierno fuera del Boche. Pero unos pocos parecían deprimidos, contando historias de pelotones enteros que eran aniquilados por ametralladoras. Les dimos cigarrillos y volvimos a sentarnos en nuestros agujeros. "Franklin D. Roosevelt, Secretario Asistente de la Marina y más tarde Presidente de los Estados Unidos, viajó por el Frente Occidental inspeccionando a las tropas. En junio de 1918, Asst. Segundo. Roosevelt fue testigo de los marines en combate cerca de Belleau Wood y registró sus observaciones:

He visto sangre corriendo de los heridos. He visto a hombres toser con sus pulmones gaseados. He visto a los muertos en el barro. He visto a doscientos hombres cojeando y exhaustos salir de la línea ... supervivientes de un regimiento de mil que avanzaron cuarenta y ocho horas antes.

Los marines se enfrentaron a la división después de la división de las tropas imperiales alemanas endurecidas por la batalla, y sin embargo dejaron la relativa seguridad de sus improvisadas zorras que seguían implacablemente sus ataques más allá de los bosques en el campo de trigo. Al amanecer del día 6, el V Regimiento Marino celebró tenuemente la Colina 142. El Mayor Turrill informó desde ½ km al norte de la Colina 142, al noroeste de Champillion que: "Hemos alcanzado nuestro objetivo y nos hemos vuelto intrínsecamente". escribió su informe, los alemanes bombardearon sus nuevas posiciones incesantemente, pero los marines se mantuvieron firmes, ansiosos por continuar su avance.

A las 2:05 p.m. El 6 de junio, el general Harbord ordenó un nuevo ataque en dos fases: (1) la primera fase pidió que el 3er Batallón, el 5º Marines atacara a Belleau Wood a la izquierda, mientras que el 3er Batallón, 6º Marines atacarían a la derecha; y (2) la segunda fase pidió que estas mismas unidades atacaran también el pueblo de Bouresches, justo al oeste de los bosques. La 2ª Brigada de Artillería proveería una barrera para que los Marines avanzaran mientras las compañías de ametralladoras proveen cobertura para la procesión Marítima. Este ataque ocurriría a las 5:00 p.m. El Coronel Manus McClosky informó en la noche del 6 de junio que los marines tomaron Torchy, Bouresches y la estación de ferrocarril en el último pueblo. A las 8:07 p.m., los marines también se celebró el borde oriental del Bois de Belleau, pero los franceses experimentaron dificultades para lograr sus objetivos, exponiendo una gran brecha en la línea de los Aliados.

No todas las operaciones de ese día se reunieron con la aprobación de los escalones superiores. Los 6tos infantes de marina recibieron órdenes del brigadier. El general Harbord durante la segunda fase del ataque en Bois de Belleau y Bouresches para tomar la Colina 133 desde la derecha con el 3er Batallón, bajo el mando del Coronel Albertus W. Catlin. Más tarde ese día, un agitado Brig. El general Harbord escribió al teniente coronel Harry Lee que:

No estoy satisfecho con la forma en que ha conducido su compromiso esta tarde. Su propia sede de regimiento y esta oficina no han tenido una noticia de su informe en cuanto a sus órdenes o su posición ... Quiero que tome el control y empuje este ataque con vigor [!] ... Quiero informes de usted cada quince minutos. Envíeles por corredor si es necesario.

Al día siguiente, 7 de junio, el teniente coronel Lee finalmente respondió con un informe detallado, siguiendo las órdenes de su oficial al mando.

Cuando los marines lograron sus objetivos el 6 de junio de 1918, sufrieron más de 5.7000 bajas en ese día, incluidos 113 oficiales. Aunque no derrotaron a todo el ejército alemán en una batalla, los logros de los marines ese día ciertamente revivieron la determinación aliada de ganar. El valor demostrado que el día de junio incluyó dos medallas de honor concedidas para las acciones más allá de la llamada del deber. El sargento Charles F. Hoffman (su verdadero nombre Ernest August Jansen) recibió la Medalla de Honor del Ejército por sus heroicas acciones el 6 de junio de 1918. En la pelea por la Colina 142, el sargento. Hoffman bayoneted dos miembros de un destacamento alemán de la ametralladora que intentaba flanquear los americanos después de capturar su objetivo. Sus acciones impidieron un contraataque exitoso y permitieron que los Marines mantuvieran su objetivo, estancando cualquier intento alemán de retomar la Colina 142. Weedon E. Osborne (Teniente Grado Junior, Cuerpo Dental), actuando como un cuerpo de socorrista que ayudaba a los heridos, 6º Marines y trabajó diligentemente durante la altura del combate el 6 de junio. El teniente (j.g.) Osbourne salvó a muchos marinos heridos ese día, pero más tarde murió llevando a un oficial herido a la atención médica.

Al final de un sofocante 6 de junio, los infantes de marina de la 4ta Brigada demostraron a sus compañeros de servicio, a los aliados, y al enemigo los orígenes de una cultura fuerte del guerrero todavía enseñada a los infantes de marina nuevos que entrenaban a este día. Aunque cada rama del servicio exhibe su propio grado de orgullo, el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos presenta su historia con celo y arena agregados. El objetivo de enseñar "botas" a su historia es darles un sentido de "Espíritu de Cuerpo", haciéndolos parte de una hermandad más grande que ellos mismos, y al unirse al Cuerpo de Marines y exhibir estas cualidades, ellos mismos solo agregarán a ese legado . Estas enseñanzas también inculcan un credo para no deshonrar nunca al Cuerpo. Los hombres que lucharon, fueron heridos o murieron en el Bois de Belleau a principios de junio de 1918, establecieron una herencia de honor para que los futuros marines alcanzaran, y enseñaron a cada americano el significado de la palabra "honor".

El general DeGoutte, comandante del Sexto Ejército francés, señaló y sugirió fuertemente, el 30 de junio de 1918:

En vista de la brillante conducta de la Cuarta Brigada de la Segunda División de los Estados Unidos, que en una lucha animada tomó Bouresches y el importante punto fuerte del Bois de Belleau, obstinadamente defendido por una gran fuerza enemiga, el General comandante del Sexto Ejército ordena que en adelante, en todos los documentos oficiales, el Bois de Belleau se llamará "Bois de la Brigade de Marine".

viernes, 15 de septiembre de 2017

PGM: Tropas combinadas aliadas en Hamel

El ataque contra Hamel en 1918 - Forjando un vínculo entre aliados de diferentes países


Andrew Knighton - WHO


Las tropas americanas y australianas cavaron juntos durante la batalla de Hamel.


En la primavera de 1918, los alemanes fueron a la ofensiva. Con nuevas tácticas como Stormtroopers y un ataque de artillería "fire-waltz", fue la campaña más audaz y exitosa de la guerra en el frente occidental.

Sin embargo, cuando los Aliados fueron expulsados, lograron algunas victorias. Una de ellas tuvo lugar el 4 de julio de 1918 en Hamel. Allí, la lucha adquirió un significado añadido debido a la combinación de tropas que vieron acción.

Hamel y la ofensiva de primavera

Desde marzo de 1918, la ofensiva alemana de primavera empujó a los aliados de vuelta en Francia y Bélgica. En un último empujón para ganar la guerra antes de que llegaran los refuerzos estadounidenses, los alemanes casi lograron hacer una diferencia entre las fuerzas británicas y francesas.


Una de las razones del éxito alemán fue la implementación de nuevas armas y tácticas. Stormtroopers lideró los asaltos. Los soldados de élite, equipados con granadas y ametralladoras ligeras recientemente desarrolladas, se estrellaron en las trincheras aliadas. Fueron poderosos porque se combinaron con el "vals de fuego", una táctica de artillería que incorporaba una serie de diferentes conchas para lograr una gran devastación.

Los alemanes habían traído nuevas armas, tropas y tácticas al campo. En Hamel, los Aliados harían lo mismo.

Británicos, australianos y americanos


Británicos, estadounidenses y australianos almorzar juntos en un bosque cerca de Corbie el día antes del ataque.

Hamel era una aldea en un terreno alto cerca de Amiens. Los alemanes lo habían tomado en la Operación Gneisenau, la cuarta ofensiva en la campaña de 1918. La celebración de esta posición dio a los alemanes la oportunidad de enfilar fuego contra cualquier contraataque aliado en la zona. Necesitaba ser retomado antes de que el muy necesario contraataque pudiera comenzar.

Las líneas alrededor de Amiens fueron sostenidas por los británicos, incluyendo las tropas de Australia, Nueva Zelanda, y otros territorios coloniales. El avance alemán había golpeado duro a los británicos, obligándolos ya los franceses a retirarse a principios de año. Se necesitaban más tropas y los aliados miraban a los estadounidenses.

El ataque contra Hamel fue liderado por la infantería de la 4ª División Australiana, con el apoyo de otros artilleros australianos y tanques británicos.

La 33ª División Americana había estado entrenando con los australianos. Los británicos presionaron duramente para que fueran incluidos en el ataque. El general estadounidense Pershing se mostró reacio a permitir esto, pero finalmente aceptó que los planes estaban demasiado adelantados para evitar comprometer a sus tropas. Los soldados de la 33ª División estaban más entusiasmados que su comandante. Estaban ansiosos por ver la acción.

El resultado fue una fuerza que combinó la experiencia de los australianos con el renovado entusiasmo de los estadounidenses. Las tropas australianas habían estado involucradas en algunos de los combates más duros de la guerra y habían merecido una reputación. Los norteamericanos eran voluntarios que no estaban desgastados por los horrores de las luchas de trincheras, y deseosos de probarse a sí mismos.

Hamel se convirtió en el sitio de un momento poderosamente simbólico. Por primera vez desde la Revolución Americana, tropas británicas y estadounidenses se unieron para atacar a un enemigo compartido. Después de muchas generaciones, los viejos enemigos se habían hecho amigos.

Armas Combinadas

El ataque del 4 de julio fue planeado y ejecutado con casi perfecta precisión. Al combinar diferentes elementos militares, aseguró la rápida caída de la aldea estratégicamente vital.

Primero vino el aluvión de artillería. Planeado y controlado con alta precisión, utilizó las lecciones que ambas partes habían aprendido durante cuatro años de bombardeos. La artillería, una forma de arma de siglos de antigüedad, había recorrido un largo camino desde el comienzo de la Primera Guerra Mundial.


Soldados australianos con un tanque británico durante la PGM.

Luego vinieron los tanques, la más nueva arma de la guerra. Desarrollado por ingenieros británicos y desplegado por primera vez en 1916, el tanque era todavía una novedad. Las tácticas del tanque estaban en su infancia, y los errores eran comunes. Después de un año de uso, los tanques aún se habían empantanado e ineficaz cuando fueron desplegados sin pensar en Menin Road en 1917. Esta vez fueron efectivamente utilizados y ejecutados como se esperaba, abriendo el camino para la infantería.

La infantería tenía la tarea más difícil. A medida que los tanques avanzaban, tenían que limpiar los bolsillos de la rígida resistencia alemana que quedaba. El cabo Thomas A. Pope ganó la Medalla de Honor del Congreso por su servicio en las fuerzas estadounidenses ese día. Cargando con su bayoneta en un nido de ametralladoras alemanas, mató a la mitad de la tripulación y tomó el resto cautivo, sujetándolos por su cuenta hasta que su sección pudiera alcanzarlo.

La Fuerza Aérea Real (RAF, por sus siglas en inglés) apoyó a 100.000 cartuchos de munición a los artilleros australianos. Fue la primera explosión en la historia.

Armas Aéreas Combinadas

La existencia de la RAF representó un nuevo papel dentro de las fuerzas armadas británicas. El 1 de abril, el Royal Flying Corps y Royal Naval Air Service se habían combinado, creando la RAF.

Al comienzo de la guerra, el uso de los aviones había sido una novedad. Los militares británicos se dieron cuenta de que el futuro laico y el poder aéreo eran más manejables como una unidad.


Teniente General Sir John Monash KCB VD, presentando condecoraciones a miembros de la 4ta Brigada Australiana de Infantería, después de su éxito en la Batalla de Hamel.

Sir John Monash

El plan para tomar Hamel fue diseñado para tomar 90 minutos. La mayoría de las operaciones en la Primera Guerra Mundial se atascaron, tomando muchas veces más de lo esperado y no logrando sus objetivos. Este fue un éxito total que superó en sólo tres minutos.

El hombre detrás de él, el teniente general Sir John Monash, fue tan meticuloso que se dice que se ha resentido de esos tres minutos más. Monash era un judío australiano luchando en el ejército británico. Era un ingeniero y miliciano que se había levantado para comandar tropas regulares en una guerra masiva. Un innovador en una guerra notoria por tácticas repetitivas y no creativas.

Hamel era un lugar de combinaciones. A través de ellos, se convirtió en un lugar de gran éxito aliado.

Fuente: Martin Marix Evans (2002), Over the Top: Great Battles of the First World War.

lunes, 19 de junio de 2017

SGM: Operación Nordwind - Parte 2

Operación Nordwind 1945: 
La última ofensiva occidental de Hitler

Parte 2
Viene de Parte 1

Después de la pérdida de Estrasburgo el 23 de noviembre, el punto focal de las acciones alemanas a finales de noviembre y principios de diciembre fue la defensa de la bolsa de Colmar, que fue el último punto de apoyo importante alemán en la orilla oeste del Rin, en Alsacia. La campaña de noviembre separó al AOK 1 del AOK 19, que se había internado en la bolsa de Colmar. 
El 24 de noviembre, General Rundstedt y General Balck recomendaron que se retirará AOK 19 sobre el Rin a una nueva línea defensiva en el Bosque Negro, Hitler se enfureció con la idea de que una parte importante de Alsacia se devolviera a los franceses sin oponer resistencia y tristemente dio instrucciones para que las fuerzas atrapadas alrededor de Colmar que lucharan o murieran en la llanura de Alsacia. 

 
El avance de la 2e División de Blindee de Leclerc fue tan repentino e inesperado que cuando los tanques franceses irrumpieron en Estrasburgo el 23 de noviembre, los ciudadanos iban a sus negocios sin ninguna expectativa del drama que se estaba desarrollando. Esta foto fue tomada unos días después de la liberación con la dañada catedral de Notre Dame en el fondo. (NARA) 
 
Un tanque M4A2 de la 5e División Blindee francesa con movimientos de apoyo de infantería en las afueras de Belfort el 20 de noviembre de 1944 durante los esfuerzos para penetrar en la brecha de Belfort en la llanura de Alsacia a lo largo del Rhin. (NARA) 
 
El apoyo de los Panzer del AOK 19 en la Brecha de Belfort fue escaso. Los mal desplegados Panzer Brigada 106 Feldherrnhalle se desempeñó como su cuerpo de bomberos, corriendo de un lugar a otro con la esperanza de evitar una catástrofe. Uno de sus tanques PzKpfw IV que se ve en el fuego después de haber sido alcanzado por fuego de bazuca durante una escaramuza con la 4e división de Montaña Marroquí francesa en los bosques de Hardt cerca de Pont-du-Bouc, al norte de Mulhouse, en la lucha por la brecha de Belfort, en los primeros días de diciembre de 1944. (NARA) 

Hitler colocó la defensa de este sector en SS-Reichsführer Heinrich Himmler, y bajo un nuevo Comando de Oberrhein (Alto Rin) como un reproche a el derrotismo del ejército. 
Con la alta barrera de los Vosgos penetrada, Devers comenzó los preparativos para cruzar el Rin, a pesar de que todavía no había recibido permiso formal de Eisenhower para hacerlo. El avance espectacular del Grupo 6 º Ejército en noviembre de 1944 planteó la cuestión del papel que podría desempeñar en las próximas operaciones en Alemania. Eisenhower había aceptado en general el punto de vista británico que el énfasis debe estar en el ala norte, y en especial la misión 21a Montgomery grupo del ejército para apoderarse de la región industrial del Ruhr de vital importancia en Alemania, con el Grupo 12 del Ejército Bradley proporcionó una función de apoyo en contra de la Cuenca industrial del Sarre. Bajo este esquema, el sexto Grupo de Devers "El Ejército no tiene un papel importante, además de una parte imprecisa de la estrategia de un "frente amplio" de Eisenhower. Parte del problema era los detalles geográficos de Alsacia y el terreno correspondiente en la parte alemana del Rhin. Más allá de la llanura del Rin, Alsacia es el Bosque Negro de Alemania, una extensión montañosa y boscosa que no parece ser especialmente adecuada para las operaciones ofensivas móviles. El sexto grupo del ejército, con su larga experiencia en operaciones de montaña, no se dejó intimidar por tales perspectivas, que acaba de superar el obstáculo de montaña más importante en el ETO en una impresionante campaña de dos semanas. Sin embargo, Eisenhower estaba inmerso todavía en la desastrosa campaña de bosques Hürtgen en el primer sector del Ejército de los EE.UU., una sangrienta batalla de desgaste, con pocos signos de progreso. Como resultado de ello, la idea de que se repita el potencial de esta campaña en el Bosque Negro dio una larga pausa de Eisenhower. 

Además de la cuestión de la idoneidad del Bosque Negro como un quirófano en el comienzo del invierno de 1944, Eisenhower fue también provisionalmente el compromiso de apoyar una operación proyectada por el Tercer Ejército de Patton en el Sarre, dirigida hacia Frankfurt. Campanilla operación, programada para comenzar el 19 de diciembre, no sería posible a menos que las defensas alemanas en el Palatinado en la orilla oeste del Rin se soltaron. Como resultado de estas consideraciones, vetó el plan de Eisenhower de atacar Devers a través del Rin a finales de noviembre o principios de diciembre. En cambio, el sexto grupo del ejército se le dio un papel de apoyo. El ala norte del Séptimo Ejército de Patch EE.UU. fue asignado para empujar hacia el norte en los Vosgos baja para ayudar a Tercer Ejército de Patton en su asalto al Rhin. En el sur, los franceses Lere Armée fue dirigida a eliminar la bolsa de Colmar. 

Nuevas directivas de Eisenhower llevaron a una serie de ofensivas brutales de montaña a principios de diciembre. El ataque desde el Norte por el XV Cuerpo de los EE.UU. hacia el Sarre se enfrentó a una fuerte concentración de las defensas de la Línea Maginot alrededor de la ciudad antigua fortaleza de Bitche, mientras que el VI Cuerpo hacia el este ante el bosque Hagenau seguido por el Westwall (Línea Sigfrido). La penetración de la selva Hagenau fue un éxito suficiente como para que el VI Cuerpo compromete su fuerza de la explotación mecanizada, la División Blindada 14. Por el contrario, XV Cuerpo tenía un tiempo duro en los accesos a Bitche y no habían capturado la ciudad en la tercera semana de diciembre, cuando las operaciones fueron suspendidas por la ofensiva de las Ardenas. Más lejos al sur, la bolsa de Colmar fue asaltado por tres lados, pero la Wehrmacht mantuvo un control firme hasta el final de diciembre. 

El evento más influyente en la lucha contra Alsacia ocurrió más al norte, en las Ardenas belgas, donde Grupo de Ejércitos B lanzó su ofensiva por sorpresa el 16 de diciembre. La ferocidad de este ataque sorprendió a Eisenhower y Bradley, y dio lugar a una lucha para montar un contraataque. El Tercer Ejército de Patton, que ya a punto de poner en marcha la Operación Campanita hacia Frankfurt, en lugar envió a dos de sus cuerpos hacia el norte, para ayudar a aliviar Bastogne. Esto tuvo implicaciones inmediatas para el vecino del Séptimo Ejército de los EE.UU., que se esperaba ahora para cubriera los 27 millas (43km) del vacío creado por el cambio de Patton, sin refuerzos adicionales. Como resultado, el Séptimo Ejército de los EE.UU. tuvo que cubrir 126 millas (203 kms) de la parte delantera con seis divisiones de infantería, demasiado delgadas una línea defensiva de los Estados Unidos las normas habituales del Ejército. A modo de comparación, el sector VIII del Cuerpo en las Ardenas, que los alemanes habían encontrado tan atractivo para su ofensiva con cuatro divisiones de infantería sobre un frente de 60 millas (96km) de largo, una concentración de un denso tercero que frente al Séptimo Ejército en Alsacia. Al 19 de diciembre, todas las operaciones ofensivas aliadas en Alsacia se paralizó y comenzó una nueva orientación a la defensiva. 

Después de haber sido objeto de implacables contratado por el Grupo de Ejército 6º durante cinco meses de lucha continua, Grupo de Ejércitos G fue en busca de venganza. Los altos mandos alemanes en Alsacia había sido mantenido en la oscuridad acerca de la ofensiva de las Ardenas. Cuando las noticias de los éxitos iniciales alemanes llegaron, hubo cierto optimismo de que la marea podría dar vuelta en Alsacia con un audaz ataque. Estos planes finalmente cristalizaron en la Operación Nordwind a finales de diciembre de 1944.

 
El 1ere Armée intentó romper la Brecha de Belfort, en noviembre y diciembre tanto en la llanura de Alsacia, así como a través de los Vosgos de alta como se ve aquí. Se trata de una patrulla de la División de 3e d'lnfanterie Algerienne, una división argelina que había visto anteriormente en combate en Italia. (NARA) 
 
En 23 de noviembre de 1944, la Panzer-Lehr-Division entró en escena con un contraataque de Sarre-Unión en contra del Séptimo Ejército, llegando a dos regimientos de la 44ª División. Este Panther Ausf G fue eliminado durante los combates contra el 114a de Infantería cerca Schalbach el 25 de noviembre, con un golpe de bazooka evidente en el lado del casco inmediatamente debajo de la torreta. La División Panzer-Lehr se vio obligado a abandonar el ataque al Comando de Combate B, cuarta División Blindada lanzó un ataque por el flanco de la Fénétrange. (NARA) 
 
Durante diciembre, la principal tarea del Séptimo Ejército fue penetrando en los Vosgos baja y el acceso a la llanura de Alsacia. Esta es la entrada a la brecha de Saverne mirando hacia el oeste, una de las principales vías de acceso de las montañas hacia el Rhin. (NARA) 
 
A mediados de diciembre, el Séptimo Ejército fue a chocar con la traza de la Línea Maginot alrededor de Bitche. En este caso, GIs del 71ª de Infantería, de la 44ª División inspeccionando el Ouvrage du Simsershof en las afueras de Bitche después de la guarnición de la 25. Panzergrenadier-Division se había retirado finalmente en la noche de diciembre 18/19 después de días de intenso bombardeo de artillería. (NARA) 
 
Devers y Patch planearon asaltar el Rin cerca de Rastatt a principios de diciembre para rodar detrás de la Westwall. A pesar de que las unidades de la la Séptima del Ejército comenzaron a entrenarse para el cruce de ríos a fines de noviembre, Eisenhower vetó el plan. El Séptimo Ejército tuvo la oportunidad de los próximos tres meses más tarde y esta fotografía muestra un ejercicio de entrenamiento de la 157a de Infantería de la 45 ª División moviendo un cañón antitanque de 57mm en un camión anfibio DUKW el 11 de marzo de 1945. (NARA)

domingo, 21 de mayo de 2017

SGM: Operación Nordwind - Parte 1

Operación Nordwind 1945: 
La última ofensiva occidental de Hitler

Parte 1



Orígenes de la batalla

Avance del 6to Grupo de Ejército hacia el Rin, 14 de Noviembre a 16 de Diciembre, 1944


En las últimas horas de la víspera del Año Nuevo de 1944, la Wehrmacht lanzó la Operación Nordwind, la última ofensiva alemana de la Segunda Guerra Mundial en el oeste. Fue un intento de explotar los trastornos causados por la ofensiva más al norte de las Ardenas en Bélgica. Cuando Tercer Ejército de Patton desplazó dos de sus cuerpos para aliviar Bastogne, el vecino Séptimo Ejército de los EE.UU. se vio obligado a ampliar su frente de batalla. Esto presenta la Wehrmacht con una rara oportunidad para masificar sus fuerzas contra las debilitadas defensas de los aliados. En juego estaba Alsacia, una región fronteriza que había sido una manzana de la discordia entre Francia y Alemania durante el siglo pasado. Tomado de Francia por Alemania a raíz de la guerra franco-prusiana de 1870, regresó a Francia después de la Primera Guerra Mundial en 1918, sólo para ser retomado por Alemania después de 1940 la derrota de Francia.
El destino de Alsacia no era de particular interés para Eisenhower y las fuerzas anglo-estadounidenses en el noroeste de Europa, y los planes iniciales eran simplemente retirar el Séptimo Ejército de los EE.UU. a posiciones más defendibles en los Vosgos hasta que el concurso de las Ardenas más importante fue reiterada. Sin embargo, la pérdida de la capital alsaciana de Estrasburgo era completamente inaceptable para De Gaulle y las fuerzas francesas libres, dando lugar a una tormenta política que obligó a un replanteamiento de los planes aliados para hacer frente a los ataques alemanes. Hitler vio Alsacia como el último recordatorio tangible de la gran victoria de Alemania en 1940 y Estrasburgo era el símbolo del control alemán en la orilla oeste del Rin, que insistió en que la ciudad se repetirá. El fracaso de la ofensiva de las Ardenas convenció a Hitler de que algunos nueva táctica tuvo que emplearse al tratar con los aliados. En lugar de una gran única ofensiva, Hitler decidió poner en marcha una serie de pequeñas ofensivas secuenciales. Como resultado, algunos comandantes alemanes llamaron a la campaña de Alsacia como "ofensivas Sylwester" siguiendo el nombre de los centro-europeos para las celebraciones del Año Nuevo.
La primera ofensiva Nordwind emanó de la ciudad fronteriza fortificada de Bitche, pero avanzó poco enfrentando una rígida resistencia de las fuerzas americanas. El grito de batalla de las unidades de EE.UU. se convirtió en "¡No hay Ardenas en Bitche!" se quitó el Rin cerca de la zona de Estrasburgo para reforzar el sector de Bitche, proporcionando a los comandantes locales alemanes con una nueva oportunidad temporal. Una operación de cruce apresurado del río se representó en Gambsheim y la cabeza de puente se amplió gradualmente frente a una oposición estadounidense débil. En vista del fracaso de la ofensiva inicial Nordwind alrededor de Bitche, Hitler cambió el enfoque de la operación de Alsacia más al este hacia Hagenau, tratando de unir las dos fuerzas de ataque y empujando al Ejército de los EE.UU. fuera de la Renania. Esto condujo a una serie de batallas de tanques muy violentas a mediados de enero en torno a los pueblos de Hatten-Rittershoffen y Herrlisheim, que agotó los dos lados. Un experimentado comandante alemán de Panzer más tarde llamó a estos batallas de invierno las más feroces que nunca se lucharon en el frente occidental.
Cuando el Ejército Rojo lanzó su largamente retrasada ofensiva en el centro de Alemania el 14 de enero, las posibilidades de nuevas ofensivas de la Wehrmacht en Alsacia llegaron a su fin. las unidades Panzer fueron trasladados al Frente Oriental, y unidades de infantería alemanas comenzaron a establecer posiciones defensivas. Con la Wehrmacht agotada y debilitada, fue el turno aliados para la acción. Un bolsillo grande de las tropas alemanas fue atrapado en la orilla oeste del Rin, cerca de Colmar, y Eisenhower insistió en que el bolsillo de Colmar fuese erradicada. El 1ere Armée no tenía la fuerza para hacerlo rápidamente, así que a finales de enero, de otras divisiones estadounidenses fueron trasladados en Alsacia desde el frente Ardenas. En dos semanas de enfrentamientos invierno feroz, el ejército alemán XIX fue derrotado y sus sobrevivientes se retiraron sobre el Rhin.
La campaña de enero 1945 de Alsacia fatalmente dañó a un ejército de campaña alemán y debilitó a un segundo. Esto se convirtió sorprendentemente claro en marzo de 1945, cuando la campaña de blitzkrieg del Ejército de los EE.UU. aplastó al Heeresgruppe G (Grupo de Ejércitos G) en el Sarre-Palatinado, más tarde conocido como la "Carrera de ratas del Rin." La obliteración de la Wehrmacht agotó los ejércitos del sur y fue la causa fundamental del avance espectacular de Patton por el sur de Alemania en abril y mayo de 1945.


Civiles alsacianos regresan a las ruinas de la aldea de Mittelwihr en las laderas orientales de los Altos Vosgos después de la eliminación de la bolsa de Colmar, en febrero de 1945. El destrozado PzKpfw IV/70 (A) fue probablemente de Brigada Panzer-106, que luchó en las batallas finales. (NARA)


El escenario estratégico
A finales del otoño de 1944, las fuerzas aliadas en el Teatro de Operaciones Europeo (ETO) se componía de tres grupos de ejército: el 21er Grupo de Ejércitos británico-canadiense de Montgomery en los Países Bajos, el 12do Grupo de Ejército americano al mando de Bradley desde Bélgica a Lorena, y el 6to Grupo de Ejércitos franco-americanos de Devers en Alsacia. De los tres grupos de ejército, Eisenhower otorgaba prioridad a los dos más septentrional, los de Montgomery y Bradley. La inclusión de la sexta Grupo de Ejército de Devers a la estructura de la fuerza había llegado más tarde que los otros dos, y era una fuente importante de fricción entre Washington y Londres. El general George C. Marshall, el jefe de personal de EE.UU., había insistido en que el teatro del Mediterráneo restar importancia después de la captura de Roma en junio de 1944, y que los recursos sean liberados para su uso en Francia. Churchill siguió impulsando aún más las operaciones aliadas en el Mediterráneo, pero Washington tuvo la última palabra. Como resultado, el Séptimo Ejército de EE.UU. y el 1eré Armée francés organizaron una invasión del sur de Francia el 15 de agosto de 1944 a las claras la Wehrmacht en el sur, oeste y centro de Francia. El éxito de la Operación Dragoon fue más allá de las expectativas más optimistas de sus planificadores, la liberación de dos tercios de Francia en una campaña relámpago de un mes, que destruyó la mitad de Heeresgruppe G de la Wehrmacht en el proceso. A mediados de septiembre, el Séptimo Ejército de EE.UU. se reunió con Tercer Ejército de Patton, cerca de Dijon, la creación de un sólido frente aliado del Mar del Norte hasta el Mediterráneo.
La crisis de abastecimiento aliadas a finales de septiembre 1944 detuvo al sexto Grupo de Ejércitos de Devers y dio al Heeresgruppe G una pausa breve para reconstruir sus defensas en Alsacia. A mediados de octubre de 1944, Heeresgruppe G incluyó tres ejércitos de campaña, con 17 divisiones, las tropas de 500.000, y 40.000 caballos. La conducta de los combates en Alsacia fue moldeada por su geografía, especialmente en su terreno montañoso. La cordillera de los Vosgos corría de norte a sur a lo largo del río Rin, la creación de una formidable barrera natural que nunca se había superado con éxito por un ejército en los tiempos modernos. El Alto Vosgos se extendía desde la frontera suiza, cerca de Belfort hacia el norte a lo largo del Rin hasta elevaciones de más de 5.000 pies (1.524 m) antes de moderar gradualmente cerca de Estrasburgo y la brecha de Saverne. En este punto, que la transición a los Vosgos baja. Los componentes francés y americano de la Comisión de sexto Devers Ejército cada uno tenía sus propias asignaciones. Armée De Lattre de Leré se le asignó la tarea de penetrar en la llanura de Alsacia a través de las tierras bajas de la brecha de Belfort, un enfoque tan evidente que la Wehrmacht firmemente defendido. Séptima Mayor General del Ejército de EE.UU. de Patch se le dio la tarea de superar la prohibición de los Vosgos alto desde el oeste, ya sea a las montañas oa través de varios pasos clave. Con el fin de bloquear el avance aliado, la Wehrmacht inició un amplio programa de fortificación en septiembre de 1944 a partir de la Vor-Vogesenstellung en las estribaciones de los Vosgos y el Vogesenstellung principal en los Vosgos sí mismos.
Una vez 6 º Ejército Grupo se reforzó con el resto de sus fuerzas de los puertos del sur de Francia, reanudó la ofensiva a principios de octubre. Los franceses 2e Cuerpo de ejército intentó eludir las principales defensas alemanas en la brecha de Belfort con una penetración de los puertos de montaña en el norte de su hombro, pero el ataque no fue del todo satisfactoria debido a un vigoroso contraataque alemán y dificultades tanto en el terreno y el tiempo de otoño lluviosa. El VI Cuerpo americano inició la Operación Dogface, un intento de empujar a través de las defensas alemanas en las estribaciones de los Vosgos se acerca Bruyeres antes de que pudieran consolidar. Una batalla de desgaste se produjo en las montañas boscosas. Incluso si las batallas de octubre no se tradujo en un avance, el Sexto Grupo de Ejércitos habían posicionado para una nueva ofensiva. En la vecina Lorena, Tercer Ejército de Patton se reanuda sus ataques hacia Metz el 8 de noviembre, que fue el detonante de la ofensiva del sexto grupo del ejército que comenzó el 13 de noviembre. El mal tiempo proporcionan pocas oportunidades para el apoyo aéreo de los aliados, y el 6 º Grupo de Ejércitos no disfrutan de una ventaja significativa en la fuerza de infantería en la Wehrmacht.
En el sur, los franceses Leré Cuerpo de ejército atacó a más de las tierras bajas de la brecha de Belfort hacia Mulhouse, y en la cara de algunas de las más rígidas defensas alemanas de 85 años. AK (LXXXV Armée Korps). Los franceses 2e Cuerpo de ejército se dirigió contra los Vosgos 4. LK (IV Luftwaffe Korps) hacia Colmar. Heeresgruppe G estaba seguro acerca de los planes franceses, con AOK 19 (Armeeoberkommando 19) Comandante General der Infanterie Wiese argumentando que los franceses que la unidad principal directamente a la fortificada brecha de Belfort, mientras que el comandante del grupo del ejército, el general Balck, argumentó que los franceses atacaban más de los Vosgos hacia Colmar. los esfuerzos franceses engaño sugirió que el enfoque de los Vosgos y cuando el ataque se produjo un día después de una tormenta de nieve el 14 de noviembre las defensas alemanas en la brecha de Belfort se vieron sorprendidos por la ferocidad del ataque francés. Después de asegurar una penetración modesta, los tanques de la División de Blindee Lere (1 ª División Blindada) comenzó a correr por el Rin cerca de la frontera suiza con la infantería colonial francés, la ampliación de la brecha. patrullas de plomo tanque de llegar al río el 19 de noviembre, las primeras tropas aliadas para hacerlo. contraataque alemán el 22/23 de noviembre no logró detener el avance francés. El ataque francés se prolongó hasta el 28 de noviembre un poco por debajo de sus objetivos, pero con la brecha de Belfort en sus manos y liberó las ciudades de Mulhouse y Belfort.
En el centro, el VI Cuerpo de los EE.UU. penetró los Altos Vosgos a través del paso Salles detrás de Selestat y lograron una segunda penetración hacia Estrasburgo a través del paso Hantz. En menos de dos semanas de lucha, la infantería logró abrumar a las defensas alemanas de montaña, desembocando en la parte oriental de la cordillera. En el norte, Haislip XV del Cuerpo penetraron en la brecha de Saverne y tierra a través de importantes defensas alemanas. Al llegar a Saverne el 22 de noviembre, Haislip desatado su fuerza de explotación, los franceses 2e División Blindee, que corrió agresivamente para Estrasburgo. La audacia del ataque de tanques franceses que se encuentran las defensas preparadas Estrasburgo y la capital alsaciana cayó el 23 de noviembre. La Wehrmacht intentó contraatacar golpeando Cuerpo XV en el flanco con el Panzer-Lehr-Division, pero este esfuerzo se vio obstaculizado por una pronta intervención por parte del 
vecino 3er Ejército de Patton envíando  un comando de combate de la 4ª División Blindada en la refriega que paralizó el ataque de Panzer.


Los hombres de la 398a infantería, 100a División moverse por el bosque cerca de Raon I'Etape durante los combates de las montañas del Alto Vosgos de noviembre 17,1944. Esta unidad de recién llegados tiene el uniforme de campaña después de estilo basado en la chaqueta de campo M1943 (NARA)

Formaciones de ingenieros de la Wehrmacht comenzaron a crear el cinturón defensivo de Vor-Vogesenstellung en septiembre de 1944 para bloquear los principales pasos de montaña de los Vosgos. En la prisa por crear estas defensas, armas de 88mm destinadas a la cazacarros Jagdpanther se ajustaron a campo improvisado en montes y colocadas como defensas estáticas para cubrir las áreas clave, como este cañón colocada cerca de Phalsbourg en la brecha de Saverne. (NARA)

El 1ere Armée fue el primer ejército aliado con un pie firme en el Rhin. Aquí, un .50 cal. equipo pesado de ametralladora es visto en acción en Huningue a lo largo del Rin, en el cruce de las fronteras francesas, alemanas y suizas al norte de Basilea en noviembre 30,1944. (NARA)



Fin de Primera Parte

sábado, 1 de abril de 2017

PGM: 1918 en el Frente Occidental

EL año 1918 en el frente Occidental
El ataque final alemán, la reacción aliada y el hundimiento alemán.
El Armisticio y el fin de las hostilidades


La última Gran Ofensiva Alemana fue lanzada el 21 de Marzo de 1918, con la Operación “Michel” (marcada 1). Se inició con un bombardeo sin precedentes de 6.000 cañones que lanzaron un ataque de gas letal en profundidad en las líneas aliadas. En un punto los alemanes avanzaron 22 kilómetros en un día, más de lo que habían avanzado en cualquier época anterior durante la lucha en el frente occidental. Durante las primeras seis semanas de combate, los aliados perdieron 350.000 bajas, pero más tropas fueron encaminadas rápidamente al frente a través del Canal, y las unidades americanas empezaban a llegar por primera vez. Este ataque fue rápidamente continuado por una segunda ofensiva (marcada 2) en Ypres, pero fue detenida luego de una breve amenaza contra los puertos del Canal. Otro golpe alemán a las líneas aliadas cayó con las dos operaciones “Blucher” y “York”, que combinadas, se dirigieron al sur hacia París, ocupando Soissons y casi aislando Reims (marcada 3). La punta de lanza del avance llegó tan lejos como Chateau-Thierry, a sólo 89 kilómetros de París. Esta operación, sin embargo, adoleció de las mismas deficiencias que las que le precedieron. Ludendorf no había planificado que esta ofensiva tendría éxito. Había sido pensada como un movimiento diversivo para atraer a las tropas francesas lejos de la principal ofensiva en el norte. Por lo tanto sus sorprendentes resultados no fueron explotados por no disponerse de las reservas adecuadas. Aún así la situación de los aliados era muy precaria, quienes llegaron a ordenar una política de defensa a ultranza “espaldas contra la pared”.
Las tropas alemanas sin embargo, estaban experimentando un rápido agotamiento por el prolongado esfuerzo, así como se daban a momentos de saqueo. El bloqueo económico a Alemania había cortado los suministros vitales, y en la retaguardia mucha gente estaba literalmente muriendo de hambre. Muchas tropas alemanas estaban crónicamente famélicas, y cuando encontraban los suministros aliados, se perdía mucho tiempo mientras estas desesperadas tropas daban cuenta de las vituallas capturadas. Por lo tanto, la última ofensiva alemana, un intento de pinza alrededor de Reims (marcada 4), fue finalmente detenida con fuego de artillería concentrado y ataques aéreos. A finales de Junio de 1918, el potencial humano y material alemán en el frente occidental había caído y era inferior al de los aliados, y es asalto final de éstos no tardaría en llegar.

Los primeros ataques fueron efectuados, sorprendentemente, por los franceses en Julio de 1918 al oeste de Reims (marcado 5). Estos fueron seguidos por una ofensiva británica en la Bolsa de Amiens (marcado 6) y de una ofensiva general hacia la Línea Hindemburg. Los americanos, bajo el comando del General John Pershing atacaron la saliente de St. Michiel al sur de Verdún (marcado 7) y luego atacaron a través del Argonne al oeste de Verdún como parte del avance general (marcado 8). Los alemanes estaban ahora retrocediendo sin pausa, y aunque los aliados continuaron sufriendo tremendas pérdidas (los americanos tuvieron 100.000 bajas solamente peleando en la región de Argonne), estaban ahora alentados por la continuada retirada alemana. La posición final de la línea amarilla muestra el frente aproximado al firmarse el Armisticio el 11 de Noviembre de 1918. Los únicos alemanes que continuaron peleando luego de este armisticio fueron las tropas del Mariscal de Campo Paul von Lettow-Worbeck en el Este de Africa, quien había iniciado su minúscula invasión a Rhodesia. Se rindió el 23 de Noviembre, luego de conocer la rendición general.

En vez de proporcionar una lista de pérdidas, que son difíciles de cuantificar, pensamos que es más ilustrativo mencionar el porcentaje de la población afectada de los países directamente involucrados. Durante el curso de la Primera Guerra Mundial, 11% de la población total de Francia fue muerta o herida! 8% de la población de Gran Bretaña fue muerta o herida y 9% de la de Alemania sufrió lo mismo. Los Estados Unidos, que no entraron a la guerra terrestre hasta 1918, tuvieron un 0,37 % de su población muerta o herida.

Animación del frente occidental mostrando las operaciones de 1918