Mostrando entradas con la etiqueta Francia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Francia. Mostrar todas las entradas

martes, 12 de junio de 2018

PGM: Documental "The Long Road to War"

El largo camino hacia la guerra: Largometraje documental sobre los orígenes de la Primera Guerra Mundial (con Extended Trailer)

War History Online


Fotografía del Archiduque y su esposa saliendo del Ayuntamiento de Sarajevo después de leer un discurso el 28 de junio de 1914. Fueron asesinados cinco minutos después.

Long Road to War es un documental de largometraje sobre los orígenes de la Primera Guerra Mundial. Procedente de un país que perdió más del 20% de su población en la Gran Guerra, el director serbio Miloš Škundrić dice que se sorprendió al saber lo poco que él y su generación conocían sobre el motivo de esta "catástrofe seminal del siglo XX".

El director dijo:

"A pesar de que había muchos libros sobre lo que los historiadores tratan de uno de los tópicos más importantes de todos, me sorprendió que los orígenes de la guerra hayan estado sujetos a casi ninguna película en absoluto en los últimos 100 años. De acuerdo, el tema se incorporó en su mayoría a los documentales que cubren la guerra misma y brevemente, o se limitaron solo a 1914.

Pero no se puede entender por qué la muerte de un heredero por parte de su súbdito debería desencadenar una guerra mundial, si no se retrocede más hacia el pasado, ¿o sí? Estas fueron las razones de esta película, y me había marcado metas altas, tanto en términos de calidad de producción como de autenticidad histórica.

La historia de la película comienza a finales del siglo XIX. A pesar de que las guerras durante la década de 1870 terminaron, la paz en Europa era frágil. El estado mayor alemán estaba llamando a una nueva guerra desde 1875, y por lo tanto casi estalló en 1905 y 1911 sobre Marruecos, y en 1908 y 1912/13 sobre los Balcanes. Siempre hay algo que lo disuadió, pero desde 1912 la guerra está en su punto final ".


Wilhelm II y Winston Churchill durante una maniobra militar de otoño cerca de Breslau, Silesia (Wrocław, Polonia) en 1906

A mediados de la década de 1960, el entonces joven historiador, John C.G. Röhl, descubrió documentos sobre lo que se conoce como el "Consejo de guerra alemán" del 8 de diciembre de 1912. Fritz Fischer publicó esos registros en su libro War of Illusions y puso patas arriba la historiografía alemana. Ayudaron a comprender el pensamiento estratégico del Ejército y la Marina de Alemania, que planificaron la guerra "en las circunstancias más convenientes". En esa reunión, acordaron que la guerra que estaba acechando en 1912, debería posponerse hasta el verano de 1914, cuando ambos su ejército y la marina estarían listos.

El director tomó la información como punto de partida para su película y contactó al profesor emérito Röhl de la Universidad de Sussex. Ha escrito una biografía muy detallada en tres partes sobre Kaiser Wilhelm II, que asciende a casi 15,000 páginas, reconstruyendo su vida casi día a día.

"Y la biografía del Kaiser nos cuenta toneladas sobre la historia de Alemania y, por lo tanto, de la Europa de la época", dijo el director.


Junto con el profesor Röhl, hay otros historiadores destacados de esa época. Es importante destacar que provienen de países que son cruciales para comprender el estallido de la Gran Guerra: Austria, Alemania, Francia, Rusia, Serbia y Gran Bretaña. Se reunieron por primera vez para asesorar sobre la película. Sir Hew Strachan, Dominic Lieven, Lothar Höbelt, Oleg Airapetov, Georges-Henri Soutou, Jean-Paul Bled, Annika Mombauer, Stig Förster, Alan Sked, Dušan Bataković.


Hindenburg, Wilhelm II y Ludendorff en enero de 1917

El documental utiliza películas y fotografías de unas quince casas de archivo de todo el mundo, por lo que es "más acción, menos cabezas parlantes en la pantalla". La idea del director era hacer un documental que se pareciera a una película de Oliver Stone. Un thriller histórico y político, y una emocionante pieza de cine en lugar de televisión, dijo:

"La película como medio existe solo desde finales del siglo XIX. Algunas figuras históricas, aunque muy importantes, son imposibles de encontrar en la película. ¡Y son personajes cruciales en este drama! Entonces fue una pieza muy difícil de hacer, y tuve ganas de dejar de fumar muchas veces. Pero, lo vimos a través de. La historia se usa constantemente para fines políticos cotidianos, y odio eso. Entonces, traté de verificar cada información que escribí para el narrador o que los historiadores dicen en pantalla. Investigamos una vez más los archivos, y es interesante que tanto el profesor Röhl como yo encontremos nuevos documentos en archivos alemanes durante la producción de esta película. Y, al mismo tiempo, Annika Mombauer también publicó una nueva colección de los documentos más importantes de su libro "Los orígenes de la Primera Guerra Mundial: documentos diplomáticos y militares" que realmente ayudaron mucho ".


Esta imagen generalmente se asocia con el arresto de Gavrilo Princip, aunque algunos creen que representa a Ferdinand Behr, un espectador

La película está principalmente en inglés, con algo de alemán, francés y ruso hablado por los historiadores.

Esta pieza de casi dos horas se estrenará en Serbia como una función especial en el 65º Festival de Cine Documental de Belgrado el viernes 30 de marzo de 2018.


miércoles, 6 de junio de 2018

SGM: El robo del radar de Bruneval

La audaz incursión de Bruneval para capturar la tecnología alemana de radar


Shahan Russell | War History Online




Una de las incursiones más importantes de la Segunda Guerra Mundial fue el ataque británico contra Bruneval en la Francia ocupada. Su objetivo era robar el radar alemán para ayudar a la fuerza aérea británica a atacar a Alemania en un período crítico en la guerra.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Gran Bretaña regularmente bombardeó ciudades alemanas, pero era peligroso y costoso. Los sistemas alemanes de defensa aérea eran tan avanzados que los bombarderos británicos sólo podían atacar objetivos durante la noche. Por lo tanto, era necesario obtener un radar alemán, para permitir que aviones británicos volaran sin ser detectados por las defensas aéreas alemanas. Tampoco fue una tarea fácil y algunos científicos creyeron que no sería útil.


Bajo nivel oblicuo del radar de "Würzburg" cerca de Bruneval, Francia, tomada por el Ldr AE Hill el 5 de diciembre de 1941. Fotos como esta permitieron a una fuerza de asalto localizar, y apagar, los componentes vitales del radar en febrero de 1942 para su análisis en Gran Bretaña.

Aunque Hitler originalmente prohibió el bombardeo de ciudades británicas, las cosas cambiaron el 24 de agosto de 1940 cuando los bombarderos alemanes cometieron un error. Sólo tenían órdenes de golpear las bases de la Fuerza Aérea Real (RAF), pero algunos estiraron el recorrido y golpearon a Londres a su vez. Churchill tomó represalias ordenando un ataque contra Berlín, por lo que Hitler respondió con el Blitz - el bombardeo masivo sin precedentes de las ciudades británicas.

Al comienzo de la guerra, Alemania usó la radio navegación para guiar sus aviones sobre objetivos militares e industriales. En respuesta, Gran Bretaña comenzó a interferir y distorsionar esas señales - un período conocido como la Batalla de los Senales. En una época previa a la tecnología GPS, tal distorsión también hizo más difícil para los pilotos alemanes navegar por Gran Bretaña. Como resultado, la RAF tenía una mejor oportunidad de derribar aviones enemigos antes de que pudieran volar a través del canal. Esto no detuvo el Blitz, pero hizo más difícil para la Fuerza Aérea Alemana (la Luftwaffe) enfilar hacia objetivos específicos. Durante el bombardeo, los civiles fueron los blancos.

Con las ciudades alemanas ahora atacadas, el general Josef Kammhuber creó una línea de luces de búsqueda y defensas antiaéreas que se extienden desde Schleswig-Holstein en el norte de Alemania, hasta Liège, Bélgica. Estos fueron vinculados a una red de radar a lo largo de la costa occidental de Europa, que dijo a la Luftwaffe exactamente donde interceptar aviones británicos.


Josef Kammhuber. 

Tan pronto como la RAF estaba a mitad de camino a través del canal, los radares los detectaban. Una vez que volaban sobre la costa europea, los reflectores los iban seleccionando para las baterías antiaéreas en tierra. Finalmente, tuvieron que lidiar con los cazas de la Luftwaffe.

Al Dr. Reginald Víctor Jones, un físico con inteligencia militar, le fue ordenado romper la Línea Kammhuber. Estaba seguro de que el radar era la clave, pero no todos estaban de acuerdo. Frederick Lindemann, primer vizconde de Cherwell, fue el asesor científico y amigo de Churchill. Lindemann no creía que los alemanes tuvieran tecnología de radar sofisticada, así que ignoró las afirmaciones de Jones.

Aunque un científico respetado, Jones era de un fondo ordinario, mientras que Lindemann era un noble que tenía la oreja de Churchill. En un Reino Unido donde las jerarquías de clase importaban, Jones estaba literalmente superado. Pero a medida que aumentaban las bajas británicas y los bombarderos de la RAF sufrían grandes pérdidas, Churchill finalmente escuchó a Jones.

Jones creyó que los alemanes habían utilizado el radar tan temprano como desde 1940 cuando invadieron Francia y lo utilizaron para atacar a un destructor británico en el canal de la Mancha, pero tenía poca pruebas de ello. Hacia 1941, las cosas habían cambiado. La información de los prisioneros de guerra alemanes y el desciframiento de las comunicaciones secretas alemanas dieron al argumento de Jones un mayor peso.


Una ilustración de un alemán Freya Radber Limber de la Segunda Guerra Mundial.

Bletchley Park (que penetró las comunicaciones alemanas) dio la última pista y demostró que Jones estaba en lo cierto. Los alemanes seguían hablando de Heimdall, vigilante de los dioses nórdicos que podían ver de día y de noche. También hablaron de Freya - la diosa cuyas joyas Heimdall guardó. Jones creía que éstos eran códigos para un sistema de radar. Más mensajes decodificados revelaron la presencia de tal sistema justo en las afueras de Bruneval, un pueblo en el norte de Francia.

El 5 de diciembre de 1941, un Spitfire de la RAF tomó fotografías aéreas de reconocimiento de la zona, revelando un objeto extraño, un plato al lado de un acantilado. Jones creía que podía ser el radar que estaba buscando, pero necesitaba estudiarlo.


La 1ra división aerotransportada que practicaba para el ataque en Bruneval en febrero de 1942

Así que los británicos decidieron robarlo. Sin embargo, un ataque naval en un sitio tan defendido sería suicida, por lo que eligieron otra opción. La RAF había estado experimentando con un nuevo regimiento del paracaídas llamado el 1r Regimiento Aerotransportado. El uso de paracaidistas era nuevo, pero el almirante Lord Louis Mountbatten pensó que limitaría las bajas. También quería saber si el regimiento de paracaidistas era efectivo.

Las fotos aéreas y la información de los movimientos de resistencia en Francia permitieron que el regimiento entrenara en un terreno similar al de Bruneval. El plan pedía que cinco grupos saltaran en paracaídas hacia el área. Las unidades se llamaban Jellicoe, Hardy, Drake, Nelson y Rodney. Una unidad aseguraría la playa. Tres unidades asegurarían el sitio del radar y lo desmontarían, mientras que la quinta unidad se mantendría en reserva. Una vez que se apoderaron del radar, los paracaidistas se dirigirían a la playa y serían recogidos por la Marina Real.

La Operación Biting (también llamada la incursión de Bruneval) comenzó en la noche del 27 de febrero de 1942 cuando doce bombarderos despegaron de la BAM de la RAF en Thruxton bajo una luna llena. El enemigo los encontró frente a la costa de Francia, pero volaron alto y evitaron ser golpeados. Entonces los cinco grupos de cuarenta hombres hicieron su salto.


La Compañía C de la 1ª División Aerotransportada, 2do Batallón de Paracaidistas, entrando en el Puerto de Portsmouth después de la incursión de Bruneval

Todos los grupos, excepto el grupo llamado Rodney, llegaron a sus sitios de aterrizaje y el ataque comenzó. Desmontar el radar no fue fácil debido al fuerte fuego enemigo, por lo que el Sargento de Vuelo CWH Cox (el mecánico de radio encargado de desmantelarlo), simplemente arrancó lo que pudo, esperando que los científicos pudieran averiguarlo. Afortunadamente, el grupo de Rodney finalmente los alcanzó. Con los alemanes abrumados, los cuatro grupos llegaron a la playa al día siguiente a las 2:15 AM.

Pero había un problema. La unidad de Nelson había asegurado la playa, pero la marina no estaba allí. En el mar, el comandante FN Cook de la Royal Australian Navy se retrasó debido a dos submarinos alemanes. En lo alto de los acantilados, los refuerzos alemanes estaban disparando contra los hombres y más estaban en camino.

Justo antes de las 2:30 AM, la nave de Cook llegó finalmente para los paracaidistas británicos y comenzó a disparar en las posiciones alemanas. Sin embargo, ahora los hombres en la playa estaban atrapados entre el fuego enemigo desde arriba y el fuego amistoso desde fuera en el mar. Afortunadamente, los alemanes se retiraron debido a los bombardeos del barco británico.


La matriz de radar de Würzburg desde otro ángulo, mostrando el equipo de perfil.

Los paracaidistas recuperaron el radar a Gran Bretaña a un costo de dos muertos, dos dejados atrás, y otros seis desaparecidos. Los dos prisioneros de guerra alemanes capturados, uno de los cuales había operado el radar que los alemanes llamaban el sistema Würzburg.

En respuesta al ataque, Hitler ordenó que todas las instalaciones de radar fueran protegidas con alambre de púas, haciéndolas resaltar aún más desde el aire. También hizo más fácil para ellos ser vistas por los aviones desde el cielo y más fácil de atacar.

La incursión fue considerada como un gran éxito. Aumentó la moral británica y fue ampliamente reportado en los periódicos. El radar incautado también dio a los británicos valiosos conocimientos técnicos y permitió a los bombarderos británicos evitar las defensas aéreas alemanas y limitar sus pérdidas en los ataques aéreos sobre Europa.

El ataque también inspiró a los británicos a lanzar otras operaciones especiales durante la guerra. La incursión de Bruneval es poco recordada hoy pero era de gran importancia verdad a la historia de la Segunda Guerra Mundial.

Nota del administrador: Años más adelante, los israelíes realizarían operaciones similares en el Sinaí egipcio durante la Guerra de Desgaste robando radares soviéticos.

martes, 29 de mayo de 2018

SGM: El colaboracionismo saca la cola de paja en Europa

Cómo lidian con su pasado los países europeos que tuvieron colaboradores del régimen nazi

Con su polémica ley aprobada hace pocos días, Polonia dio uno de los pasos más osados para borrar de la historia la ayuda que muchos de sus ciudadanos brindaron a los invasores alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Otras naciones, en cambio, tomaron un rumbo distinto para no olvidar su pasado más negro

Por Germán Padinger || Infobae
gpadinger@infobae.com



Polonia está en el centro de la polémica, pero no es un caso aislado

La reciente disputa entre Polonia e Israel por una ley que prohíbe menciones a la responsabilidad polaca en el Holocausto ha vuelto a interpelar a nuestros tiempos con el recuerdo y la interpretación de una de las páginas más oscuras de la historia europea y mundial.

Ni Polonia ni Israel pretenden, por supuesto, ir en contra de la idea de que fue la Alemania nazi la principal, y quizás única, responsable del genocidio de judíos y muchas otras minorías durante los años de la Segunda Guerra Mundial, entre 1939 y 1945.

Pero sí están chocando por el reconocimiento del rol activo de los individuos, de diferentes nacionalidades y credos, en diferentes actos violentos perpetrados por los nazis.

Así, el gobierno nacionalista y conservador polaco intenta callar con penas de prisión a quienes citen este colaboracionismo para hablar de una responsabilidad polaca, y en su férrea defensa han incluso traído a la discusión el caso de colaboradores judíos dentro de los ghettos y campos de concentración.


Colaboradores judíos dentro del ghetto de Varsovia

El miércoles el periódico israelí Times of Israel se involucró en el debate promoviendo el argumento de que si bien hubo colaboradores entre polacos y judíos de toda nacionalidad, los primeros lo hacían para buscar un beneficio de las autoridades alemanas o bien por antisemitismo, mientras que los segundos, prisioneros llamados a administrar prisiones y mantener el orden, lo hacían bajo una constante amenaza de muerte.

Lo cierto es que hubo colaboracionismo, en mayor o menor medida, en todos los países europeos conquistados por Alemania durante la guerra y era inevitable. También lo hubo en los países ocupados por Japón e Italia, aliados que conformaban el llamado "Eje".

Ya sea por búsqueda de beneficio, por supervivencia o por simple obediencia, el fenómeno existió e incluso hemos podidos observar ejemplos contemporáneos en las ciudades sirias e iraquíes conquistadas por el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS) en 2014.

Pero quizás el debate actual en torno al holocausto esté relacionado a cómo cada una de las naciones reprimidas por los nazis lidió con el fenómeno de los colaboradores y qué responsabilidad aceptó durante la posguerra.


El primer ministro polaco Mateusz Morawiecki, que alimentó la polémica igualando a colaboradores polacos y judíos (AFP)

Estos son algunos de los casos de colaboracionismo más emblemáticos de la guerra, y cómo fueron tratados cuando los invasores finalmente fueron expulsados.

Francia

El ejército francés se derrumbó en junio de 1940 tras un mes y medio de durísimos combates contra los alemanes. Poco antes había ocurrido algo similar con sus aliados en la Fuerza Expedicionaria Británica, que logró ser evacuada en Dunquerque.

En consecuencia inició una larga ocupación del país que duraría hasta 1944.

Pero a pesar de que el movimiento de resistencia ante los invasores cobró una enorme notoriedad durante y luego de la guerra, Francia se convirtió también en un emblema del colaboracionismo porque sólo la mitad norte del país fue ocupada por los alemanes.


Voluntarios franceses peleando en Rusia en 1941 en las filas del ejército alemán

La mitad sur fue "devuelta" a un gobierno francés con capital en Vichy, al mando del general Philippe Pétain, pero a las órdenes de Berlín.

En la Francia de Vichy la policía rutinariamente hallaba y deportaba judíos, gitanos romani, homosexuales y otros "indeseables" a los campos de concentración y de exterminio en Polonia. Además de proveer trabajadores, inteligencia y hasta asistencia militar principalmente en las colonias francesas en África, así como voluntarios para la 33° división SS de infantería "Carlomagno".

Tras la invasión de las tropas aliadas en Normandía en junio de 1944 y la posterior entrada en París, y del sur del país mediante la operación Dragoon en agosto, la Francia liberada se lanzó a un caería brutal de colaboracionistas.

Los hombres eran ejecutados en juicios sumarios, con estimaciones que llegan a los varios miles, y las mujeres recibían cortes de pelo al ras para ser luego fácilmente reconocidas y humilladas.


Tropas aliadas se preparan para desembarcar en Argel, capital argelina defendida por las tropas de la Francia de Vichy, colaboradora de Alemania (Getty)

Cuando se restauró el orden, iniciaron entonces los juicios contra cerca de 127.000 personas, que incluyeron unas 1.500 sentencias a muerte, según señala el historiador francés Claude Liauzu en su obra de 1999 "La sociedad francesa frente al racismo: de la Revolución hasta nuestros días". Hubo además 56.000 ciudadanos "degradados" al perder sus derechos civiles.

El extenso alcance del colaboracionismo en Vichy y las brutales represalias son un recuerdo difícil de abandonar en el país, donde el historiador Henry Rousso habla incluso de un "Síndrome de Vichy".

Pero más allá de la ola de ejecuciones ilegales y legales a colaboradores, sin embargo, Francia tardó en establecer una postura oficial con respecto a su rol en el Holocausto, e incluso por muchos años cargó la culpa entera sobre el gobierno de Vichy, extinto.

Pero en 1995 el entonces presidente Jacques Chirac admitió la responsabilidad del estado francés por la deportación de 76.000 judíos. "Estas horas oscuras son un insulto contra nuestro pasado y tradiciones. La locura criminal de los ocupadores fue secundada por los franceses, por el Estado francés", explicó, según recuerda la BBC.


El presidente francés Emmanuel Macron volvió a reconocer el año pasado la responsabilidad de su país en el Holocausto (Reuters)

La postura fue retomada por el actual presidente Emmanuel Macron en 2017. "Fueron definitivamente los franceses quienes organizaron esto, ningún alemán participó", dijo el mandatario en un acto de recuerdo en el  Vélodrome d'Hiver, el velódromo parisino donde fueron reunidos 13.000 judíos antes de su deportación.

"Es conveniente ver al régimen de Vichy como surgido de la nada, y vuelto a la nada. Es conveniente, pero falso. No podemos construir orgullo basado en mentiras", argumentó, de acuerdo al periódico El País.

Bélgica y Holanda

Bélgica y Holanda cayeron bajo dominio alemán en 1940, poco antes de la derrota de Francia.

En el primero la colaboración sucedió principalmente en la región de Flandes, donde antes de la guerra ya existían partidos fascistas cercanos a los nazis, como el Vlaams Nationaal Verbond y el Partido Rexista.


Un acto del partido belga Vlaams Nationaal Verbond en 1941

Los miembros de estas fuerzas crecieron en número y poder bajo la ocupación alemana, accediendo a las órdenes de Berlín. Además, unos 15.000 belgas marcharon a las filas de las Waffen SS para luchar en Rusia.

Se estima que entre 29.000 y 65.000 judíos fueron deportados a los campos de concentración, la mayoría de los cuales murió allí, de acuerdo al Yad Vashem, institución del Estado de Israel dedicada a la memoria del Holocausto.

En Bélgica no existe una declaración de responsabilidad como la realizada en Francia, pero en 1995 se aprobó una ley que penaliza la negación del Holocausto, una legislación que, al igual que la promovida en estos tiempos por Polonia, tiene su cuota de polémica.

En tanto en 2007 se publicó un largo y detallado informe final sobre el colaboracionismo en el país, titulado "La Bélgica dócil", que tuvo un alto impacto al mostrar el alcance de la ayuda local ofrecida a las fuerzas ocupadoras.


En la posguerra a muchas mujeres acusadas de colaborar o mantener relaciones con alemanes se les cortó el cabello para que fueran identificadas y humilladas

En especial se cita el momento en 1940 cuando el gobierno belga accedió a crear un registro de judíos que luego proporcionó a los alemanes y fue instrumental en las redadas previas a la deportación.

En Holanda existía una variante local del partido Nacional Socialista de los Trabajadores, nombre oficial del nazismo, que aumentó su poder tras la derrota militar del país.

Durante la ocupación el país estuvo gobernado por una administración civil poblada por alemanes, que a su vez controlaban a los empleados públicos holandeses.

En los primeros años este gobierno mixto realizó un registro de judíos y sus bienes, y aplicó la prohibición para ellos de participar de la administración pública y otras ocupaciones.


Cartel de reclutamiento a las Waffen SS destinado a los holandeses

En 1942 comenzaron las deportaciones a Auschwitz y Sobibor, y según estimaciones citadas por el Museo del Holocausto en Estados Unidos, 107.000 judíos holandeses fueron enviados a estos dos campos de exterminio. Sólo 5.200 sobrevivieron.

Además de esta colaboración con el gobierno, numerosos holandeses se enlistaron también en la 11° divisón SS "Nordland" y en la famosa 5° división SS "Wiking", para luchar contra la Unión Soviética.

En la posguerra Holanda evitó cualquier tipo de referencia a sus colaboradores, enfatizando en cambio los numerosos casos de ayuda a los judíos y su activa resistencia.

Pero el desproporcionado número de muertos entre la población judía del país y los asuntos inconclusos con respecto a la propiedad confiscada por las autoridades mantuvo el tema en agenda.

La situación comenzó a cambiar en 2005, cuando la compañía nacional de ferrocarriles Nederlandse Spoorwegen pidió perdón por su rol en el traslado de los judíos a los campos de exterminio. Ese mismo año el primer ministro Jan Peter Balkenende había condenado la complicidad holandesa en el Holocausto, según reportó Haaretz, aunque aún no hubo una pedido de disculpas formal.

Ucrania y los países oprimidos por la URSS

En los años previos a la guerra el descontento de los ucranianos con la Unión Soviética a la que pertenecían, y especialmente frente a Rusia, su república más importante, había llegado a niveles muy altos.

Especialmente el recuerdo del Holodomor, la hambruna provocada por políticas deficientes en las que se cree que murieron millones de personas, las purgas políticas ordenadas desde Moscú y la colectivización de las fértiles tierras ucranianas, habían potenciado los sentimientos independentistas.

Cuando los alemanes entraron triunfantes en 1941 en el territorio, persiguiendo al ejército rojo, muchos lo vieron casi como una liberación y los nazis fomentaron que los ucranianos obtuvieran puestos políticos en la nueva administración, en reemplazo de judíos y rusos desplazados.


Durante los rápidos avances de 1941, muchos ucranianos vieron a los alemanes como “liberadores”

Basada en un antisemitismo preexistente entre los ucranianos, a la colaboración con los esfuerzos bélicos alemanes (al que se sumaron como soldados voluntarios) se sumó la ayuda prestada para llevar a cabo el Holocausto mediante el despliegue de policías especiales en todo el territorio, que como Polonia albergó también campos de exterminio.

Ucrania logró separarse definitivamente del control de Rusia en 1991 con la caída de la Unión Soviética, y desde entonces no ha condenado oficialmente las instancias de colaboración.

Por el contrario, en 2014 aprobó dos leyes de censura. La primera, con el número 2558, prohíbe la propagación de símbolos tanto del nazismo como de la URSS.

Una segunda norma, la 2538-1, celebra los diferentes grupos de partisanos y milicias ucranianas que combatieron esta ocupación, y criminaliza a quienes cuestionan su legado en la lucha por la independencia, a pesar de que algunas perpetraron masacres.


Estonios, lituanos, latvios, bielorrusos y ucranianos colaboraron con los nazis, buscando en el proceso liberarse de la presión ejercida por la Unión Soviética

En Bielorrusia los nazis recibieron el apoyo de los políticos que fomentaban el movimiento independentista, y a cambio de tomar las riendas del país éstos participaron activamente en la búsqueda y exterminio de judíos.

Algo similar ocurrió con los países del báltico Estonia, Lituania y Letonia, los cuales, ansiosos de liberarse de la URSS, no dudaron en implementar las políticas raciales de los alemanes y gestionaron diversas masacres contra los judíos y los romani, a cambio de lograr una administración independiente de su territorio.

Tampoco hubo reconocimiento de responsabilidad en estos países, que se defienden alegando que no eran estados independientes al momento de los crímenes.

En el caso de Letonia y Lituania, aprobaron en 2010 y 2014 leyes similares a la de Ucrania, que penalizan con prisión a quienes niegan los crímenes de genocidio y cuya responsabilidad la norma claramente restringe sólo a la Alemania Nazi y la URSS.


Tras la caída de la Unión Soviética, las repúblicas que se independizaron cargaron todas las culpas sobre ésta (Archivo)

Polonia

A diferencia de Vichy y los estados bálticos, no hubo gobierno polaco durante la ocupación y el país entero estuvo administrado por los alemanes entre 1939 y 1945.

Además, debido al hecho de que Polonia fue derrotada militarmente pero nunca se rindió, algunos miembros de su ejército pasaron a la clandestinidad y forjaron el movimiento de resistencia más grande de Europa.

Por esta razón los alemanes no confiaban en los polacos y no les daban cargos administrativos de alto nivel, excepto a los descendientes de alemanes cuyas familias habían quedado en el país luego de los cambios en las fronteras que produjo la Primera Guerra Mundial.

En esta situación particular se han basado los sucesivos gobiernos polacos de pos guerra para evitar el rótulo de "colaboracionismo", aún más en lo referido a la implementación del Holocausto.


La estación de llegada a Auschwitz, en Polonia (Reuters)

Sin embargo, también hubo numerosas instancias de ayuda a los nazis de parte de polacos, según ha documentado el Museo del Holocausto en Estados Unidos.

Potenciado por el antisemitismo, presente en toda Europa en los años anteriores a la guerra, hubo instancias de polacos que informaban a los nazis de la ubicación de sus vecinos judíos a cambio de beneficios.

Una investigación privada del historiado Jan Grabowski, por ejemplo, vincula la muerte de hasta 200.000 judíos a la cacería activa o información proporcionada por sus vecinos polacos.

Hubo, además, un extenso trabajo en conjunto durante la ocupación entre las fuerzas policiales polacas y los trabajadores en el sistema de ferrocarriles con las tropas de ocupación alemanas para ordenar y trasladar a los "indeseables" a los campos de exterminio.


Otra faceta: el militar polaco y miembro de la resistencia Witold Pilecki, quien arriesgó su vida para entrar en Auschwitz

Además, dos famosas masacres de judíos realizadas por polacos en Jedwabne y Kielce, en 1941 y 1946, continúan siendo un recuerdo amargo para muchos.

Auschwitz-Birkenau, Treblinka, Belzec y Sobibor son algunos de los campos de exterminio que fueron instalados en Polonia por los alemanes y en donde murieron millones de personas, y que han trazado una vinculación casi instantánea entre el país y el Holocausto. De hecho la ley impulsada por el gobierno polaco busca también prohibir el uso de la expresión "campo de exterminio polaco", ya que además de su ubicación geográfica el término puede dar lugar a dudas sobre quién operaba esas instalaciones.

Muchos polacos resienten esta asociación, considerando que, al menos a nivel estatal, su país colaboró menos que Francia, Holanda o Estonia, pero que aún así se los considera como partícipes del Holocausto.

Pero lo cierto es que los gobiernos polacos no han reconocido ninguna responsabilidad ni han ahondado en investigaciones sobre el alcance del colaboracionismo en el país, debate que ahora planean cerrar con una ley.

lunes, 7 de mayo de 2018

PGM: El absurdo ataque a Stenay

Stenay, la última y más absurda batalla de la Primera Guerra Mundial.




El general William M. Wright, que ordenó el absurdo e innecesario ataque a Stenay


Desde el punto de vista militar puede resultar comprensible el sacrificio cuando se trata de tomar una ciudad, un puente o una cabeza de playa decisivos para la suerte de la guerra de que se trate.

Sin embargo, cuando el motivo por el que se decide atacar una ciudad es tan peregrino como que a resultas del ataque tus soldados pueden conseguir asearse en los baños públicos de dicha ciudad, el desperdicio de vidas resulta esperpéntico; probablemente, lo absurdo de un ataque de este tipo solo sea superado si en una guerra decides iniciar una batalla cuando solo quedan horas para que termine el conflicto.

Pues bien, estas dos increíbles circunstancias coincidieron cuando el 8 de noviembre de 1918 el general norteamericano William M. Wright ordenó a la 89ª División del Ejército de los Estados Unidos atacar la ciudad de Stenay (Francia). Era un secreto a voces que el armisticio estaba cercano, por lo que la mayoría de los mandos de todos los ejércitos en lucha ordenaron a sus unidades permanecer tranquilas. Además, Stenay no tenía valor estratégico alguno; el único motivo que Wright tuvo para ordenar el ataque es que la ciudad contaba con unos baños públicos que el general pensó que sus soldados podían usar para tomar un buen baño y asearse y afeitarse. Además, no existían garantías de que los baños estuviesen en buen estado para ser usados, o de que hubiese reservas de agua suficientes para los soldados.

Aunque Stenay no tenía gran valor como objetivo militar no se hallaba indefensa, sino que una unidad alemana fuertemente pertrechada se encontraba en la ciudad y opuso una fiera resistencia ante el ataque estadounidense; además, se hallaba en lo alto de una colina y protegida por un río, lo que hacía muy complicado el asalto. Tras una dura lucha los norteamericanos tomaron la ciudad, pero en el ataque murieron 61 soldados y otros 304 resultaron heridos. También los alemanes sufrieron numerosas bajas en la defensa de la ciudad.

El mismo día 11 de noviembre de 1918 se firmó el Armisticio de Compiègne que puso final a la Primera Guerra Mundial. Los norteamericanos podrían haber ido caminando hasta Stenay solo unas horas después del ataque sin haber sufrido ninguna baja.

Wright fue cesado en el mando de la División 89ª al día siguiente y al conocerse la historia del ataque a Stenay y la causa del mismo, el escándalo provocado en Estados Unidos fue mayúsculo (y comprensible, sobre todo entre los familiares de las víctimas). Aunque se ordenó una investigación pública de los hechos ocurridos en Stenay, el general Wright nunca fue sancionado y siguió ocupando diversos cargos de responsabilidad en el ejército estadounidense y gozó de un cómodo retiro en Washington D.C. después de su jubilación.


Curiosidades de la Historia

domingo, 6 de mayo de 2018

Ases: Combatientes polacos sobre Francia

Stanisław Chałupa y combatientes polacos sobre Francia en 1940.


Escrito por Grzegorz Slizewski - Aces Stories


Pilotos de combate polacos en Francia (desde la izquierda): Józef Brzezinski, Stanisław Chałupa, Antoni Beda. En el fondo - caza francés Morane Sauliner MS-406.

Stanislaw Chalupa nació el 14 de enero de 1915. En 1937 completó la Escuela Piloto Oficial en Deblin. Luego fue enviado a 123 Eskadra Mysliwska (123 Escuadrón de Caza). Cuando la guerra comenzó el 1 de septiembre de 1939, 123 Eskadra voló sobre cazas obsoletos P-7 (mientras que casi todas las otras unidades usaron P-11). Esta unidad experimentó grandes pérdidas, que se vieron afectadas por la destrucción de 3 aviones alemanes, uno de los cuales fue compartido por el equipo Sec.Lt. Chałupa, Sec.Lt. Kawnik y Cadet Kawnik. Después de la evacuación a Francia a través de Rumania, Chałupa se unió al GC I / 2 'Montpellier Group'.

"El 29 de marzo, tres Moranes, con damas rojas y blancas pintadas en los fuselajes, aterrizaron en Xaffévillers, una base para GC I / 2. Fueron pilotados por por. Józef Brzeziński, ppor Stanisław Chałupa y Plut. Antoni Beda Los polacos fueron asignados al vuelo "A". A principios de abril, el escuadrón se trasladó a Toul-Ochey. Hasta la ofensiva alemana, los pilotos polacos participaron en diez misiones de escolta a los Potez 63, que reconocieron territorio enemigo principalmente en la zona de Saarbrücken y Zweibrücken. Esas misiones fueron voladas a altitudes de 15-21 miles de pies y los cazas alemanes nunca fueron encontrados, pero su flak fue una amenaza. Durante uno de esos vuelos, la metralla golpeó el avión de un oficial francés. La fuerza del piloto aterrizó en el centro de una pequeña ciudad - su avión se volcó. Mientras ayudaba al piloto a salir, alguien presionó accidentalmente el gatillo de las ametralladoras, matando a cuatro transeúntes.

El primer roce del Vuelo Polaco con el enemigo llegó el 10 de mayo. Mientras patrulla sobre su aeródromo, ppor. Chałupa se enfrentó con tres Ju88 al este de Nancy, sin resultados concluyentes. Más tarde ese día, plut. Beda y S / L Husson atacaron y dañaron un He111. Al día siguiente, Chałupa y Beda persiguieron a cinco Ju88, y se les atribuyó el daño de un bombardero alemán.

No hubo ninguna advertencia antes del ataque a Toul-Ochey, realizado por la Luftwaffe el 12 de mayo. Los bombarderos alemanes tomaron el aeródromo completamente desprevenidos y los tres aviones polacos resultaron dañados. Sin embargo, volaron al día siguiente durante la escolta al área de Zweibrücken.

A partir del 15 de mayo, GC I / 2 voló en su mayoría contra los bombardeos alemanes y sobre el frente sureste de Montmédy. Desafortunado para ppor. Chałupa demostró ser el 17 de mayo. Después del combate en St. Vallier-sur-Marne, el radiador del motor que no funcionaba lo forzó a aterrizar. El tren de aterrizaje de Morane (n. ° 951, L-982, "6") no bajó y el avión fue destruido.

Tras recibir una herida grave en la cabeza en ese accidente, Chałupa fue hospitalizado hasta el 22 de mayo. Mientras tanto, por. Brzeziński dejó la unidad, no estando en condiciones de volar debido a algunos problemas estomacales. Su partida estuvo marcada por una separación de los otros dos polacos. A partir de ese momento, volaron solo con pilotos franceses. Siendo un oficial, Chałupa disfrutó de mucha más libertad que Beda. Acompañado por un suboficial francés, a menudo despegaba para una patrulla no programada. Durante una de esas patrullas en parejas, el 1 de junio, atacaron dos veces y persiguieron, sin éxito, formaciones de He111s y Ju88s. La C / O de la unidad ignoró las actividades de este Pole. Solo los prohibió cuando se acercaba la salida de un escuadrón entero.

El 2 de junio, la víctima del escuadrón con ppor. Chałupa, se encontró con un grupo de He111s que regresaban de una misión de bombardeo, derribando a uno de ellos. El 5 de junio, plut. Beda obtuvo una victoria. Su víctima se estrelló cerca de Chaumont.

El aeródromo de Coulommiers se convirtió en la nueva ubicación de la unidad el 8 de junio. Este día resultó ser una suerte para Chałupa. Él recordó:

Estábamos patrullando a 12,000 pies cuando vimos nueve Bf109s volando en la dirección opuesta, unos 600 pies más abajo y ligeramente a un lado. Probablemente no nos vieron ya que teníamos el sol a nuestras espaldas. El líder de nuestro Vuelo permitió que los otros pares atacaran primero, y luego, él y yo seguimos. Rebotamos el último par de aviones enemigos, disparando desde un alcance de unos 40 m. Después de un par de ráfagas de mis armas, vi golpes en el avión, que voló en el lado derecho de la formación. Empezó a arder, dispersando algunas partes metálicas. Teniendo su cola disparada hacia arriba, cayó en espiral todo el camino hasta el suelo. El líder de mi vuelo derribó a los otros dos. Otros pilotos de nuestro Vuelo lo presenciaron.

El mismo día, a las 7:45 p.m. los seis de nosotros atacamos una fuerza de unos 20 Ju87 "Stuka", volando a 6.000 pies. Sucedió a unos 2 km de la ciudad de Soissons. Comencé un combate aéreo en el que destruí un Ju87 haciendo un pase frontal, desde poco más arriba. Se zambulló abruptamente y se estrelló. A continuación, ataqué a otro Junkers, que comenzó a fumar y se dirigió a un mazo. En ese caso, otros dos se unieron a Moranes. Después de volar temblorosamente durante unos pocos kilómetros, el avión enemigo intentó forzar la tierra pero se estrelló, golpeando un árbol.

Dispararon Ju87s probablemente del StG2, que perdió cuatro aviones ese día. Los cazas alemanes del encuentro de ese día, podrían haber sido de JG27, que el 8 de junio perdió en combate, el Leutnant Herman Dörr del 7. ° Staffel y el Leutnant Walter Reimer del 2. ° Staffel. 30

El 15 de junio, el escuadrón se mudó a Chalon-Champforgueil.

Para los polacos, el próximo enfrentamiento con los combatientes de la Luftwaffe llegó el 15 de junio (algunas fuentes francesas indican el 11 de junio), cuando seis Bf110 atacaron el aeródromo GC I / 2. Los dos pilotos polacos fueron los únicos que lograron luchar. Inmediatamente, plut. Beda se mete en problemas con un Messerschmitt en la cola. Al ver esto, ppor. Chałupa persiguió al atacante con un largo tiro de desviación. Beda aterrizó una aeronave mal disparada (número 947, que fue rápidamente cancelada) mientras Chałupa, siendo encerrada por los Zerstörers, voló bajo la cubierta de los aeródromos AAA.

El próximo movimiento del escuadrón se produjo el 17 de junio en St. Symphorien-d'Ozon, y tres días después en Nîmes-Courbessac. Sus últimas incursiones operacionales se hicieron desde Montpellier, el mismo aeródromo donde los polacos volaron un avión francés por primera vez. Desde allí, en tren, se dirigieron a St. Luiz, donde abordaron un barco británico a Inglaterra, sufriendo un severo caso de artritis, ppor. Chałupa tuvo que ser continuado. "

El texto anterior es un extracto del libro que trata sobre la participación de las Unidades Aéreas Polacas en camapign francés de 1940. Este libro único ofrecerá la cuenta más exhaustiva presentada hasta ahora sobre los combates aéreos entre la Luftwaffe y los pilotos de combate polacos en estos días dramáticos de verano de 1940. Hechos desconocidos, relaciones del piloto, comparación de fechas y hechos, puede descubrir en el libro publicado, escrito en polaco e inglés por Grzegorz Śliżewski, periodista e investigador de historia de la aviación:


Título: Stracone zludzenia. Polskie lotnictwo mysliwskie nad Francja w 1940 roku
Esperanzas perdidas. Combatientes polacos sobre Francia en 1940
ISBN 83-914259-0-8
Formato B5, 220 páginas, 106 imágenes, 3 mapas, biogramas de 190 luchadores polacos

Precio: 10 USD + 3 USD para P & P

Para ordenar el libro, póngase en contacto con el autor: Grzegorz Śliżewski.


Después de la campaña francesa Chałupa, como muchos otros aviadores polacos, llegó a Gran Bretaña. El 6 de agosto de 1940 fue enviado a la nueva formación, en el aeródromo de Leconfield, 302 Escuadrón de Caza Polaco "Ciudad de Poznań". El 20 de agosto hubo un primer encuentro enemigo: 3 huracanes de 302 pies cuadrados, liderados por S / Ldr Satchell (comandante británico de 302.) encontraron un solo Ju 88 sobre la costa británica. El bombardero alemán fue compartido por Satchell y Sec.Lt. Wapniarek.

Un día después, la sección de 3 Huracanes (Riley, Chałupa, Paterek) fue dirigida contra un par de Ju 88s. En combate sobre el puerto de Hull, Sec.Lt. Stanisław Chałupa anotó su primer asesinato bajo el cielo británico, mientras que el segundo fue compartido por Railey y Paterek. El huracán Chałupa recibió algunos golpes y el piloto se vio obligado a aterrizar.

Durante los días más calurosos del BoB 302 Sq se trasladó al aeródromo de Duxford, ubicado al norte de Londres. El famoso día 15 de septiembre, los pilotos de 302 volaron dos misiones, anotaron 11 muertes confirmadas y 7 probables (se perdieron 3 huracanes y un piloto murió). En la primera salida (alrededor de las 12:00) Chałupa derribó 2 bombarderos Do 17.

En la primavera de 1941 Chałupa se envió al Comando de Caza (OPS) en el sector de Kenley. Al tener algunos problemas de salud, no regresó al servicio activo del piloto hasta el final de la guerra. El puntaje oficial de Chałupa es de 4 muertes confirmadas.

Después de la guerra, Stanisław Chałupa emigró a Canadá, pero en 1995 finalmente regresó a Polonia.



Stanisław Chałupa a la derecha, a la izquierda Antoni Beda.

jueves, 22 de marzo de 2018

Comandantes que revolucionaron la guerra

Estos comandantes revolucionaron la guerra en su tiempo

Andrew Knighton || War History Online



Desde la izquierda: Napoleón, El barón rojo, Federico el grande


De vez en cuando, un comandante emerge con un enfoque genuinamente transformacional de la guerra. Aquí están algunos de esos comandantes.

Filipo de Macedonia

Alejandro Magno fue el líder más famoso y exitoso en la historia de Macedonia. Sus éxitos, sin embargo, se construyeron sobre la base establecida por su padre, el rey Felipe II.

Filipo llegó al poder en una época en que las milicias ciudadanas defendían las ciudades-estado griegas. Dirigió Macedonia hacia un ejército profesional capaz de derrotar a todos los que llegaron. El aumento de la unidad política y una mejor administración de la tierra le permitieron apoyar a un ejército mayor de tropas subordinadas y aliadas.

Filipo también cambió la forma en que los macedonios lucharon. Aprendiendo de los mercenarios griegos, adoptó las tácticas más avanzadas de la época. Las falanges de lanza que le pasó a Alexander fueron las mejores en el mundo griego.


La diadema de plata dorada de Felipe II, encontrada en su tumba en Vergina


Carlos VIII

Aunque no fue ingeniero, el rey Carlos VIII de Francia canalizó las habilidades de los ingenieros militares de su país para transformar el uso de la artillería.

En 1494, desplegó la primera fuerza de artillería producida por su nuevo enfoque estandarizado. Las armas de bronce fundido eran lo suficientemente robustas como para resistir la alta presión de potentes cargas de pólvora. Les permitió disparar más y de manera más efectiva. Sin las imperfecciones que acribillaron muchos cañones, era menos probable que explotaran en las caras de sus usuarios. A pesar de su fuerza, eran lo suficientemente ligeros como para viajar en carruajes de campo.

Las armas fuertes, livianas y estandarizadas le permitieron a Charles destruir fortalezas en toda Italia. Él estableció el estándar para el futuro de la artillería.

Oda Nobunaga

El caudillo japonés Oda Nobunaga supervisó el comienzo del fin de la guerra samurai. Un soldado de una estación relativamente baja, usó la astucia táctica para aniquilar un ejército doce veces más grande que el suyo en la garganta de Okehazuma. Dispuesto a adoptar nuevas tecnologías y tácticas, utilizó una línea defensiva de arcabuceros para destruir a los samuráis que cargaban en Nagashino 1575.

En el momento de su muerte a través de la traición de un subordinado, había reunido gran parte del Japón fracturado. Los hombres que lo siguieron terminaron un siglo de guerra localizada, creando un poder militar central.


Estatua de Oda Nobunaga en el castillo de Kiyosu. Bariston - CC BY-SA 4.0


Federico el grande

Hay una razón por la cual el Rey Federico II de Prusia es recordado como Federico el Grande. Convirtió al ejército prusiano en una temible máquina de guerra que dominó Europa a mediados del siglo XVIII. Su enfoque dio forma a la de otros comandantes durante décadas después.


Federico II (el Grande), rey de Prusia, de 68 años

El corazón de los éxitos de Federico radicaba en una estricta disciplina y ejercicio. Llegó a una duración sin precedentes para garantizar que sus tropas fueran entrenadas para marchar y luchar juntos de manera efectiva. Logró victorias como en Leuthen en 1757, donde la fiabilidad y la maniobrabilidad de sus formaciones de infantería fueron fundamentales para su éxito.

Napoleón Bonaparte

Las innovaciones de Napoleón comenzaron con la artillería, el elemento del ejército en el que comenzó. En lugar de dispersar las armas para apoyar a otras formaciones, las concentró, enfocando su devastación en los lugares clave de la línea enemiga.

La reorganización de Napoleón fue mucho más allá de eso. Un maestro de la maniobra y la motivación, su ejemplo fue estudiado por generaciones después. Audaz, rápido, y dispuesto a tomar riesgos por el bien del gran éxito, transformó la guerra en Europa. Sus métodos se extendieron a América, donde el estudio de las técnicas de Napoleón dio forma a la lucha durante la Guerra Civil.

Shaka Zulu

A principios del siglo XIX, Shaka Zulu tomó el control de la pequeña nación zulú y la transformó en un poderoso imperio. Fue construido sobre sus innovaciones como comandante militar.

Shaka adoptó el sistema amabutho para organizar sus ejércitos. Se basó en los cuadros de hombres jóvenes de edad similar que se entrenaron y lucharon juntos, fomentando los lazos de lealtad, coraje y disciplina.

Al perforar las tropas en el terreno espinoso, Shaka endureció sus pies. Les permitió deshacerse de sus sandalias torpes y marchar y luchar descalzo. Su velocidad de maniobra, tanto táctica como estratégicamente, fue legendaria.

La elección de las armas también desempeñó un papel. En lugar de lanzar lanzas, Shaka se concentró en apuñalar con la pequeña lanza Assegai. Enfrentado con sus oponentes, el Zwide, los zulúes soportaron una lluvia de lanzas arrojadizas, y luego se acercaron a la victoria.


El Barón Rojo

La Primera Guerra Mundial presentó una gran cantidad de repeticiones inútiles en el suelo, pero en el aire, era un campo de gran innovación.

El Barón Manfred von Richthofen, conocido como el Barón Rojo, fue el mejor as aéreo de la Primera Guerra Mundial. Creó nuevas maniobras y tácticas para la lucha de formación. Al volar alto y luego descender con el sol a su espalda, obtuvo una ventaja sobre sus oponentes con un efecto devastador. Comenzó una tendencia entre los aviadores alemanes de aviones pintados de vivos colores, lo que le valió a su unidad el título de Flying Circus. Sirviendo como una fuerza móvil arriba y abajo de las líneas, aterrorizaron a sus enemigos.


Manfred von Richthofen (en la cabina) por su famoso Rote Flugzeug ("Avión Rojo") con otros miembros de Jasta 11. 23 de abril de 1917

Heinz Wilhelm Guderian

Habiendo visto el poder de los tanques durante la Primera Guerra Mundial, Heinz Guderian se convirtió en un líder en el desarrollo de la guerra de tanques. Inicialmente basando sus tácticas en las de los pensadores británicos Fuller y Liddell Hart, las superó. En cooperación con los rusos y los suecos, condujo ejercicios de entrenamiento que impulsaron el potencial de los tanques.

Una de sus mayores preocupaciones era la comunicación entre tanques. Utilizando su experiencia con las señales, desarrolló comunicaciones de radio seguras para permitir la coordinación en la batalla.

Las innovaciones de Guderian llevaron al famoso Blitzkrieg alemán.

Fuentes:


  • Charles Rivers Editors (2014), The Red Baron: The Life and Legacy of Manfred Von Richthofen
  • John Keegan and Richard Holmes (1985), Soldiers
  • John Keegan (1987), The Mask of Command
  • David Rooney (1999), Military Mavericks: Extraordinary Men of Battle
  • Stephen Turnbull (1987), Samurai Warriors



viernes, 2 de marzo de 2018

SGM: Emile Bertin, el crucero con oro de las reservas francesas

El crucero francés 'Emile Bertin' escapó de Halifax con un vientre lleno de oro

El buque cambió de bando dos veces durante la Segunda Guerra Mundial

Robert Beckhusen | War History Online




En junio de 1940, el crucero ligero francés de 581 pies Émile Bertin atracado en Halifax, cuando regresaron a Europa, los oficiales franceses se reunieron en el vagón ferroviario de Ferdinand Foch en Compiègne para firmar el armisticio humillante con la Alemania nazi, sellando la subordinación de Francia continental a la hegemonía alemana durante los siguientes cuatro años.

La tripulación y el patrón de Émile Bertin se encontraron en la curiosa situación de estar atracados en un país que aún estaba en guerra con Alemania después de que su propio país se rindiera.

Para complicar aún más la situación, el buque de guerra estaba en su segundo viaje acarreando reservas de oro desde Francia para refugiarse en Canadá. Desafortunadamente para los Aliados, el capitán del crucero ordenó que el barco, con el oro, corriera hacia la isla volcánica de Martinica, en manos de Vichy, en el Caribe en lugar de unirse a las Fuerzas Francesas Libres.

Ella hizo un viaje exitoso sin la traición de la Royal Navy, que no pudo atrapar el crucero de rápido movimiento.

El glamoroso barco francés de transporte de vapor Pasteur -otra nave que transportaba oro- no tuvo tanta suerte, y las tropas aliadas la tomaron antes de que pudiera salir del puerto. Pasteur pasó a tener una carrera productiva en tiempo de guerra en el servicio británico moviendo tropas y prisioneros de guerra alemanes. (El destino de Pasteur: se hundió accidentalmente en el Océano Índico en 1980 mientras era remolcada a un depósito de chatarra taiwanés).


Arriba, en la parte superior e inferior - 'Emile Bertin.' Fotos a través de la base de datos de la Segunda Guerra Mundial

Los buques de guerra franceses como Émile Bertin, sin embargo, tenían carreras fascinantes, aventureras ya menudo trágicas.

En julio de 1940, los buques y marineros franceses de Vichy en Mers-el-Kebir frente a Argelia sufrieron grandes pérdidas por el ataque aéreo y naval británico. En Dakar, en 1940, los destructores franceses salieron audazmente de un puerto bajo fuego pesado mientras fumaban. En Toulon en 1942, el almirante francés François Darlan hundió 77 embarcaciones para evitar que cayeran en manos alemanas después de que los nazis invadieran la "neutral" Vichy.

Émile Bertin fue un barco con suerte. Lanzada en 1933, ella era una nave insignia de la flotilla de un destructor y pasó la guerra temprana, todavía en los Aliados, moviendo el oro polaco al Líbano controlado por los franceses. Un barco elegante, rápido y hermoso, el Émile Bertin podría alcanzar los 34 nudos a toda velocidad gracias a seis calderas y turbinas de vapor que producen 102,000 caballos de fuerza. Ella llevaba dos hidroaviones y una catapulta de lanzamiento.



Para el armamento, el crucero -y otros de la clase Émile Bertin- llevaba nueve cañones de seis pulgadas en tres torretas, dos en la cubierta delantera y una trasera. Tenía formidables defensas antiaéreas, incluidas cuatro armas de 3.5 pulgadas, ocho de 1.5 pulgadas y ocho de 13.2 milímetros. Tenía seis tubos de torpedos y también llevaba 200 minas de mar, una de sus tareas principales.

Su única misión de combate se produjo en Noruega durante la Operación Weseruebung, la invasión alemana en 1940, donde sufrió daños durante un ataque aéreo alemán. Luego, una vez en manos de Vichy, se sentó en Martinica sin usar y técnicamente fuera de la guerra, aunque los submarinos alemanes regularmente realizaban reabastecimientos en la isla hasta el verano de 1943, cuando las fuerzas francesas libres asumieron el control de la isla.

Una vez que lucharon por los Aliados, Estados Unidos la modificó en Filadelfia, eliminando los tubos de torpedos, innecesarios en esta etapa de la guerra, mientras reconfiguraba su armamento antiaéreo y quitaba los dos hidroaviones y la catapulta. El mejor registro disponible para su servicio restante está dentro de los registros de tiempos de guerra de la flota atlántica de EE. UU.

En 1944, disparó sus armas para apoyar a las tropas en Italia y llevó a cabo un bombardeo preliminar de Porquerolles, un punto fuerte de la isla frente a la costa del sur de Francia, ayudando en los desembarcos aliados durante la Operación Dragón.

La "Big Willie", una enorme torreta estacionaria con dos cañones de 340 milímetros en Cap Cepet cerca de Toulon, le disparó a Émile Bertin pero se perdió. Los 1.800 marineros que tripulaban "Big Willie" y otras armas en Cap Capet se rendirían después de la liberación de París.

Pasó sus años restantes sirviendo en el sudeste de Asia, y luego como un barco de entrenamiento hasta 1959, cuando fue desguazado.

miércoles, 28 de febrero de 2018

PGM: Operación Michael, la última ofensiva alemana

Operación Michael

Wikipedia



Frente Occidental - Primera Guerra Mundial


Fecha 21 de marzo - 5 de abril de 1918 (15 días)
Lugar Norte de Francia
Coordenadas 49°51′00″N 3°17′00″ECoordenadas: 49°51′00″N 3°17′00″E (mapa)
Resultado
Victoria táctica de Alemania.
Las tropas francesas, británicas y estadounidenses repelen el ataque; Fracaso de los planes del Imperio Alemán.
Potencias Centrales:
Imperio alemán
Aliados:
Reino Unido
Francia
Unidos Estados Unidos
Comandantes
Erich Ludendorff por parte de Alemania
Douglas Haig y Ferdinand Foch por parte de UK y Francia, respectivamente
Fuerzas en combate
72 divisiones terrestres alemanas
26 secciones de caballería británicas
23 divisiones francesas
Bajas
239 800 muertos alemanes
177 739 británicos
77 000 franceses
77 estadounidenses



La Operación Michael, también conocida como Ofensiva Ludendorff, fue una operación militar llevada a cabo por el Imperio Alemán en la Primera Guerra Mundial. Consistieron en una serie de ataques por parte de los alemanes a lo largo del Frente Occidental que comenzaron el 21 de marzo de 1918.

El frenético avance alemán permitió la retirada de tropas francesas y británicas atrincheradas, siendo el mayor progreso en territorio francés desde 1914. Los alemanes se habían dado cuenta de que la única oportunidad para obtener la victoria era derrotar a los aliados antes de que los abrumadores recursos humanos y materiales de los Estados Unidos fueran desplegados. El Tratado de Brest-Litovsk también permitió desplegar más de 50 divisiones que anteriormente se encontraban combatiendo en el Frente Oriental.

Había cuatro ofensivas alemanas, con los siguientes nombres en código: Michael, Georgette, Gneisenau y Blücher-Yorck. Michael fue el ataque principal, que tenía la intención de romper las líneas aliadas, flanquear a las fuerzas británicas que controlaban el frente del río Somme y derrotar finalmente al ejército británico. Una vez que esto se hubiera logrado, se esperaría a que los franceses firmarían el armisticio. La ofensiva terminó el 5 de abril en el pueblo de Villers-Bretonneux. El fracaso de la operación marcó el principio del fin de la Primera Guerra Mundial.


Batallas iniciales

Batalla de San Quintín

El 21 de marzo de 1918 a las 4:40, las tropas alemanes comenzaron un intensivo bombardeo contra las trincheras británicas y francesas estacionadas al sur de la villa de San Quintín, en el norte de Francia. Los alemanes emplearon gas mostaza, ácido clorhídrico y gas lacrimógeno para avanzar por el campo de batalla. Datos oficiales indican que se dispararon 3.500.000 proyectiles alemanes en cinco horas.1​

Los soldados alemanes, muchos de los cuales habían venido desde el Frente Oriental tras la retirada rusa de la guerra en el Tratado de Brest-Litovsk, consiguieron capturar Bullecourt y Roye, que estaban en manos de aliados. Tras la toma de ambos pueblos, las tropas avanzaron hacia el sur, donde se agruparon con seis nuevas divisiones provenientes de Rusia.2​

Batalla del Somme

El 21 de agosto, tropas británicas y estadounidenses tuvieron que defender la cuenca del río Somme de los alemanes, que aún trataban de romper la línea defensiva aliada para llegar a París. El terreno, que ya había quedado completamente desolado tras la batalla ocurrida en ese mismo lugar dos años atrás, dificultó la oportunidad de los alemanes de avanzar al centro de Francia. La batalla terminó el 3 de septiembre, tras la retirada alemana.

Batalla del Canal du Nord

La Batalla del Canal du Nord fue parte de la ofensiva aliada general contra las posiciones alemanas en el frente occidental durante la Ofensiva de los Cien Días. La batalla tuvo lugar en la región de Nord-Pas-de-Calais, a lo largo de una incompleta porción del Canal du Nord y en las afueras de Cambrai entre el 27 de septiembre y el 1 de octubre. Para evitar el riesgo de tener grandes reservas alemanas, todas las tropas británicas, francesas y canadienses se congregaron en un diferentes puntos del canal, para de esa forma tomar desprevenido a los enemigos.3​

El Primer Ejército británico se encargó de cubrir el Canal du Nord y asegurar el flanco norte junto al Tercer Ejército británico. El Tercer Ejército británico se le encargó, además, que una vez obtenido el canal, avanzaran hacia la Batalla del Canal de San Quintín, al este de su posición.

Consecuencias

La Operación Michael fue completamente frenada por la Ofensiva de los Cien Días, echando por tierra toda esperanza alemana de hacerse con la victoria. Los refuerzos provenientes de América (Estados Unidos y Canadá) y Oceanía (Australia y Nueva Zelanda) ayudaron a las tropas británicas y francesas, estancadas y con la moral muy baja.

A lo largo de la Operación Michael, los alemanes habían capturado 3.100 km2 (1.200 millas cuadradas) de Francia y avanzados hasta 65 km (40 millas), pero no había logrado ninguno de sus objetivos estratégicos. Más de 75.000 soldados británicos habían sido hechos prisioneros y 1.300 piezas de artillería y 200 tanques fueron perdidos.4​ Aun así, sufrieron grandes derrotas que les impidieron llegar hasta París, como el fracaso a la hora de capturar Amiens y Arras. El júbilo inicial alemán en la exitosa apertura de la ofensiva pronto se convirtió en decepción cuando se hizo evidente que el ataque no fue decisivo.5​


miércoles, 31 de enero de 2018

SGM: El punto de inflexión de la Batalla de Inglaterra (1/2)

Punto de inflexión de la Segunda Guerra Mundial - La Batalla de Gran Bretaña

Parte 1 || Parte 2


 Chris Charland. || War Online Online

El 15 de septiembre de 1940 fue, sin duda, el punto de inflexión decisivo en la Batalla de Inglaterra, cuando 56 aviones de la Luftwaffe fueron derribados sobre el sur de Inglaterra. Este recuento de un día convenció a Adolph Hitler, de Alemania, de que la Luftwaffe no podía ganar superioridad aérea sobre el Canal de la Mancha. El rápido control de las aguas que separaron a Inglaterra de Francia fue vital para la invasión propuesta por el "pequeño cabo austríaco" de Inglaterra conocida como 'Unternehmen Seelowe' (Operación Sea Lion) ese año.

Desafortunadamente para él, los británicos chasquearon la nariz y arrojaron una llave inglesa a los engranajes de la máquina de guerra alemana. Hoy celebramos la Batalla de Inglaterra el domingo con un desfile que anuncia el coraje de aquellos que volaron para enfrentar probabilidades aparentemente insuperables mientras peleaban con la Luftwaffe, y para honrar las memorias de aquellos que encontraron su destino en los cielos sobre Inglaterra, y nunca regresaron.

* Los canadienses desempeñaron un papel importante en la desaparición de la Luftwaffe, como miembros de la Real Fuerza Aérea, especialmente el Escuadrón No. 242 (Canadá), R.A.F. y el Escuadrón No. 1 (Combatiente), Royal Canadian Air Force.

Johnny Canuck se une a la RAF

El Escuadrón No. 242, la unidad "Todos Canadienses" del R. A. F., que originalmente era una unidad de reconocimiento costera en la Primera Guerra Mundial, se reformó el 30 de octubre de 1939, en Estación Church Fenton de la R.A.F., Yorkshire. Comprendía la tripulación canadiense que prestaba servicios en el R.A.F. antes de la Segunda Guerra Mundial. El entrenamiento inicial comenzó en noviembre con un cumplido de tres Miles Magisters (de los Escuadrones 53 y 66 del No.), un solo North American Harvard Mk.1 (en préstamo del Escuadrón No.609) y un Fairey Battle Mk.1. ( del Escuadrón No.235). Estos números se agregaron con la llegada de siete bimotores Bristol Blenheim Mk.1F y tres motores más monomotor Fairey Battle Mk.1 en diciembre de 1939.


Un 'erk' vuelve a cargar un huracán del escuadrón n. ° 1 (F). Crédito de la foto: Royal Canadian Air Force

El Escuadrón No.242 recibió el Hawker Hurricane Mk.1 en marzo de 1940. El 23 de marzo de 1940, bajo el mando del Líder del Escuadrón Fowler Morgan Gobeil de Ottawa, el Escuadrón No.242 (Canadiense) fue declarado operativo para operaciones diurnas. Se autorizó el vuelo de operaciones nocturnas el mes siguiente el 11 de mayo. La primera salida operacional de la unidad se realizó el 25 de marzo de 1940, cuando un vuelo 'A' compuesto por siete huracanes hizo volar una patrulla de convoyes.

Primera acción de combate

El primer canadiense del Escuadrón No.242 en morir en acción fue el Teniente de vuelo John Lewis Sullivan de Smiths Falls, Ontario. El 14 de mayo de 1940, fue derribado en el huracán Mk. S / n P2621 por una Luftwaffe Hs-123 cerca de Gorroy-le-Chateau, mientras que proporciona cobertura aérea para la evacuación de las playas en Dunkerque, Francia. Diez pilotos de 'A' Flight fueron enviados a Francia el 16 de mayo de 1940 donde volaron con el No. 607 'County of Durham' y 615 'County of Surrey' escuadrones de combate.

En el momento en que los canadienses regresaron de Francia, aunque un breve respiro del combate, habían contabilizado la destrucción de 6 aviones enemigos. Además de la muerte de F / L Sullivan, un miembro del escuadrón se convirtió en Prisionero de Guerra (Oficial Volante Lorne Edward Chambers de Vernon, BC) mientras que otros dos resultaron heridos (Piloto Marvin Kitchener Brown de Kincardine, Ontario y Russell Henry Wiens de Jansen, Saskatchewan).

Un primer R.C.A.F. 

El escuadrón No. 242 (canadiense) informó a la estación RAF de Biggin Hill, Kent el 21 de mayo de 1940. Al día siguiente, ocho de las unidades huracanes derribaron un trío de aviones Henschel Hs 126B-1 de cooperación militar cerca de Arras, Francia. .

Este fue un gran refuerzo de moral, ya que el escuadrón hasta ese momento había perdido varios miembros en combate sin vengar sus pérdidas. El honor de la primera victoria de un miembro de la R.C.A.F. fue al oficial al mando No.242 del Escuadrón S / L Gobeil. Derribó un bimotor Bf 110C 'Zerstorer' el 25 de mayo.

YO-J carretea para conocer a los hunos en los cielos de Inglaterra. Crédito de la foto: Royal Canadian Air Force

Aventuras francesas

Después de numerosas patrullas, encuentros e incidentes, el Escuadrón de Cazas No.242 (canadiense) en su totalidad, fue enviado de regreso a Francia. Llegaron a Le Mans el 8 de junio, acompañados por el Escuadrón No.17 (F) de la Royal Air Force. El escuadrón estaba en el medio de las cosas. Estaban en la puerta de los alemanes que avanzaban. La situación era de desesperación. Los alemanes estaban literalmente rodando sobre las desafortunadas fuerzas británicas y francesas. El Escuadrón de Cazas No. 242 (RCAF) proporcionó una acción de retaguardia para permitir a las fuerzas británicas el tiempo de retirarse, lo que pronto conduciría a la evacuación total de las playas de Dunkerque. Mientras estaban en Francia, se trasladaron de Chateaudun a Ancenis y finalmente a Nantes.

Con pocas esperanzas de salvar a Francia, los canadienses continuaron volando frente a la adversidad. Fue una causa perdida por decir lo menos. El 18 de junio de 1939, el último de los pilotos voló de regreso a una Inglaterra que se estaba recuperando de la vergonzosa conmoción de la pérdida de personal y equipos muy valiosos. Los restos del escuadrón se volvieron a ensamblar en R.A.F. Estación Coltishall, Norfolk. No fue hasta el 9 de julio de 1940 cuando el Escuadrón de Cazas No.242 (RCAF) volvió a estar operativo.

'Maravilla de Pata de Palo'

Dos días más tarde, el nuevo comandante del Escuadrón No. 242 (Canadá) y que pronto será el legendario piloto "sin piernas", líder del escuadrón D.R.S. 'Douglas' Bader, disparó dos Luftwaffe Dornier Do 17Z-2. El escuadrón se movió de nuevo, esta vez operando desde el aeródromo en R.A.F. Estación Duxford, Cambridgeshire.

Aquí los aviadores canadienses tuvieron muchas oportunidades de enredarse con los Jerry (alemanes) al norte y al este de Londres como parte del Ala Duxford. Mientras operaba como parte del Ala, el Escuadrón No.242 (Canadiense) obtuvo 11 victorias el 5 de septiembre. La unidad continuaría con gran éxito durante muchos de sus enfrentamientos más pesados ​​con el intruso avión de la Luftwaffe.


Hawker Hurricane Mk. I s / n 3757 y codifiqué YO-G en una pose poco glamorosa. El piloto era ciudadano estadounidense, oficial de vuelo E. de P. Brown de Coronado, California. Luego se transfirió a los U.S.A.A.F. Crédito de la foto: Royal Canadian Air Force

Cambios

Los combates se volvieron más esporádicos hasta el punto en que en octubre, el escuadrón intentó infructuosamente su mano en las peleas nocturnas. A finales de año, el Escuadrón No.242 (Canadiense) perdió gran parte de su identidad nacional única. Una afluencia de pilotos polacos y checos que habían logrado escapar de sus tierras ocupadas alemanas, así como británicos, australianos y franceses libres, trajo el 'contenido canadiense' a alrededor del cincuenta por ciento. A mediados del año siguiente, la unidad tenía un sabor internacional pronunciado.

Preludio a la guerra

El único escuadrón de combate regular (Escuadrón de combate) n. ° 1 (de Dartmouth, Nueva Escocia) del Canadá fue una unidad permanente en tiempo de paz que volaba el Northrop Delta Mk.II y el Hawker Hurricane Mk.1 antes de ser llamado para el servicio activo. en el extranjero el 22 de mayo de 1940. Se tomó la decisión de enviar un RCAF el escuadrón de combate a Inglaterra junto con las unidades aéreas de cooperación del ejército en apoyo de la 1ª División canadiense, que se estaba preparando para el servicio en Francia.

La mudanza al exterior debía tener lugar después de que la unidad se fusionara con el Escuadrón No. 115 (Cazas) de Montreal (Auxiliar). El Escuadrón No. 115, movilizado al estallar la guerra, poseía seis aviones, todos los cuales difícilmente podrían considerarse como material de combate (tres Harvard Mk.I norteamericanos y tres Fairey Battles). Un número de personal de unidades con base en Nueva Escocia (No .s 8, 10 y 11 escuadrones de reconocimiento de bombarderos) llenaron las ranuras restantes necesarias para llevar el n. ° 1 al cumplido del escuadrón completo.

El escuadrón salió de Halifax el 8 de junio de 1940 a bordo de la S.D. Duchess of Athol y la Duquesa de Bedford. Llegaron a Liverpool Inglaterra el 20, donde se dirigieron a su nuevo hogar de R.A.F. Estación Middle Wallop, Hampshire. Las hostilidades en Francia habían terminado y la Batalla de Inglaterra estaba por comenzar. Los Hawker Hurricanes que el escuadrón trajo (usando las hélices de dos filos de paso fijo de madera de Watts), no estuvieron a la altura de R.A.F. presupuesto. El avión se cambió a R.A.F. para fuselajes más modernos.

El escuadrón llevó a cabo un entrenamiento intensivo mientras se libraba la Batalla de Inglaterra a su alrededor. No. 1 (F) Squadron, R.C.A.F. se trasladó a Croydon, Surrey el 4 de julio de 1940. Durante este tiempo, el escuadrón permanecería clasificado como no operativo. Todo eso estaba a punto de cambiar, ya que el 17 de agosto de 1940, el Escuadrón Nº 1 (F) fue transferido al Sector de Northolt y declarado totalmente operativo. El escuadrón, liderado por el líder del escuadrón Ernie McNabb de Rosthern, Saskatchewan estaba a punto de ir a la guerra.

miércoles, 24 de enero de 2018

Guerra de Indochina: Ho Chi Minh se la pone a de Gaulle

Charles de Gaulle, la otra víctima de Ho Chi Minh

Recordar la Guerra de Vietnman provoca recuerdos sobre la larguísima e injustificada guerra entre Vietman del Sur (apoyada por USA) y Vietnam del Norte (respaldada por la exURSS y otros países comunistas), y que ganó Vietnam del Norte provocando la 1ra. derrota militar estadounidense y consiguiendo la obvia reunificación de Vietnam. En el interín, atrocidades, perversiones, delirios. Pero Vietnam soportó, antes, otra guerra, por su liberación del decadente poder colonial de Francia, y que también ganaron los vietnamitas comandados por un líder enorme, poco conocido en Occidente, Ho Chi Minh.
Por Urgente 24



Imagen de la guerra de Indochina.


Indochina es una región de Asia que comprende el territorio entre China e India (Birmania, Malasia, Tailandia, Laos, Vietnam, Camboya y Singapur). Los franceses tomaron Saigón, la perla del sudeste asiático, y sus alrededores en 1859, Camboya en 1863, la Cochinchina en 1867, Annam y Tonkín en 1883 y, finalmente, Laos en 1893, estableciendo la Indochina Francesa, otra colonia de los parisinos.

Luego que algunos emperadores que fueron sucediendóse en el poder, en 1925 los franceses establecieron a Bao Dai como títere del Imperio de Vietnam. La autoridad gala en Indochina sufrió revueltas y guerras periódicas pero se mantuvo en pie hasta la 2da. Guerra Mundial, cuando el tercer Reich alemán invadió casi toda Francia, excepto una proción del sur en la que instauró el gobierno títere de Vichy.

En 1940, bajo el gobierno de Vichy, se permitió la entrada del ejército imperial japonés que invadió toda Indochina sin la necesidad de hacer uso de la fuerza, en 1941 fue ocupada definitivamente.

Como respuesta a esto, y ante la frágil posición de Francia en el territorio, Ho Chi Minh, quien en 1930 había fundado el PCI (Partido Comunista de Indochina), junto a su fiel mano derecha, Vo Nguyen Giap, fundaron el Viet Minh, un grupo paramilitar guerrillero destinado a combatir al Imperio de Japón.

El Viet Minh, comunista, fue ampliamente apoyado por la potencia capitalista norteamericana, principalmente por el OSS, precursora de la CIA. A su vez el Viet Minh, más tarde sería el “Viet Cong” (El Frente Nacional de Liberación de Vietnam), principal frente a los Estados Unidos en la posterior guerra de Vietnam.

Años antes de la ocupación japonesa, en Vietnam se había formado un Frente Unido de Liberación, que impulsaba manifestaciones masivas en Saigón, en ese entonces capital de la colonia francesa de Cochinchina.

Además el socialismo había mostrado una clara superioridad en las elecciones regionales de 1939, en las que el trotskismo se impuso con el 80% de los votos, ante el pobre partido pro-francés que logró juntar el 16%.

El repentino e inesperado fin de la guerra con el bombardeo de Hiroshima el 7 de agosto de 1945 provocó la retirada de los japoneses ese mismo mes y creo un momentáneo vacío de poder que el Vietminh aprovechó para apoderarse de gran cantidad de armamento nipón, y establecer un gobierno provisional en Hanói que proclamó la independencia de Vietnam el 2 de septiembre de 1945, una independencia reconocido por el emperador Bao-Dai.

La guerra en Indochina (1) - Vietnam, Camboya, Laos



La guerra en Indochina (2) - Vietnam, Camboya, Laos




Sin embargo, dicha ausencia de poder, que había llevado a los japoneses a tomar Indochina, y a los vietnamitas a proclamar la independencia, también llevó a los chinos nacionalistas a invadir el norte del país, mientras que los británicos fueron por el sur.

Francia, buscando recuperar su tan preciada colonia, rica en arroz y caucho, planearon una estrategia para terminar con la ocupación China. Los Franceses reconocieron la República Democrática de Vietnam (norte), presidida por Ho y se alió a ellos, a su vez el líder vietnamita no vió el trasfondo de lo que sucedía y creyó que no era una mala oportunidad.

Los franceses cedieron a los chinos nacionalistas todos sus derechos y privilegios en territorio chino a cambio de una aceleración de su retirada, y Ho Chi Minh se vió obligado a pactar, ninguno de los dos era lo bastante fuerte como para vencer en aquel momento.

De Gaulle y Ho Chi Minh, presidentes de ambas naciones, firmaron un acuerdo por el cual los franceses reconocían la república de Ho, su parlamento, ejército y recaudación propia, pero dentro de la Unión Francesa en la cual solo tendría una representación diplomática ante el Vaticano o la Sociedad de Naciones y Francia se reservaba las competencias de política exterior y defensa con 15.000 soldados en la región.

A pesar de todos los tratados firmados, la república de De Gaulle cada vez ejercía más presión sobre la República comunista, las fuerzas francesas comenzaron a hostigar y reprimir el comunsimo de la zona, cada vez acercándose, o intentando, aún más al pasado de colonia.

Llegó un punto en el que Ho Chi Minh, habiendo tratado de todas las formas posibles de evitar el conflicto, ya no pudo hacerlo más, y el 19 de diciembre de 1946 envió a unos 30.000 hombres en respuesta a los ataques liderados por Lecrerc en Hanói. Así comenzaba la Primer Guerra de Indochina.

En un principio la guerra tiene el carácter de una guerra colonial. Francia, en la mira de las grandes potencias trata de restablecer el control sobre Indochina lo antes posible.

Entre Indochina y Vietnam




Sin embargo la falta de apoyo popular a la Guerra de Indochina hacía que las fuerzas francesas tuvieran serios problemas de abastecimientos y, sobre todo, de suministros y logística. La población estaba tan en contra de la guerra que no quería que su dinero fuera empleado en ella.

Cuando se hacía una solicitud pública de donantes de sangre, era necesario aclarar que las donaciones no serían utilizadas en el frente, sino los donantes eran muy pocos, para no decir nulos. Las FFAA tuvieron que ingeniarselas de alguna forma para reclutar soldados, por lo que permitieron inscribirse a muchos extrajeros, tanto excombatientes como no, que tras la guerra habían quedado en pésimas situaciones económicas.

También se le ofreció a los convictos enlistarse, y a cambio podían redimir sus penas, otro plus es que los extranjeros podían adquirir la nacionalidad francesa tras completar sus años de servicio.

Así las filas acabaron repletas de españoles, alemanes provenientes de las SS y japoneses ex miembros del ejército imperial. Los japoneses que no se habían unido a la Legión Extranjera francesa, se habían unido a la resistencia rebelde vietnamita.

Las fuerzas rebeldes eran comandadas por Vo Nguyen Giap, ministro de interior de Ho, un comunista que nunca antes había recibido entrenamiento militar formal, pero no tardó en ganarse una reputación como el talentoso estratega.

Giap decidió aplicar el esquema de la guerra revolucionaria china: Ceder territorio y fortalecerse, guerra de guerrillas a pequeña escala para desgastar al enemigo, ofensiva general.

Los franceses ejercieron un rápido control sobre el sur del país y él triangulo útil del norte, con base en Hanói y Haiphong, sin embargo el interior del norte era rebelde.

Los guerrilleros, al igual que los finlandeses contra los soviéticos, no tenían la más mínima chance de vencer si se enfrentaban cuerpo a cuerpo, por lo que se enfocaron en sus propias tácticas.

Así, los locales comenzaron a hacer uso de sus conocimientos nativos, su tierra, mientras que los franceses usaban las rutas del país, las guerrillas podían aparecer y desaparecer en la selva como quisieran, ya que los enemigos no podían ingresar en esos terrenos, o sí, pero no salir...

Los soldados vietnamitas se hicieron expertos en la fabricación de túneles ocultos, estos iban desde pequeños como un baúl a grandes como una casa, podían almacenar armas y municiónes, pero también personas. Incluso podían alojar durante largos periodos a los vietnamitas, con habitaciones, cocinas, hospitales y salas de reuniones.

Lo que se lograba con esto, además del factor sorpresa, era que no importaba la superioridad númerica ni armamentística rival, ya que para ingresar a los túneles debían hacerlo de a uno, y sus armas de alta gama para nada funcionaban, sus verdaderas compañeras serían una linterna y un cuchillo.

Ho Chi Minh y la independencia de Vietnam


Vida de Ho Chi Minh (En Español)



Como si fuera poco, los nativos preparaban los estrechos pasos de los túneles con troncos que contenían serpientes dentro, para tener una idea, de las 133 especies de serpientes de Vietnam, 131 eran venenosas.

El año 1949 fue clave para la guerra, en China los comunistas habían alcanzado el poder, y con Mao Tse Tung como presidente, dieron su apoyo al Viet-Minh proporcionándoles armamento y dejando que construyeran bases en sus fronteras.

Sin embargo, la URSS de Stalin, que uno creería que apoyaría sin duda al grupo independentista vietnamita, se encontraba en un aprieto, ya que en Francia el PCF (Partido Comunista Francés), comenzaba a ganar mucho poder, posicionándose como fuerte candidato a dirigir el país, y Stalin no quería perder la oportunidad de tenerlo como aliado.

Finalmente, Francia también rogó por el apoyo USA, llegando a pedirle una intervención similar a la de Japón con las 2 bombas nucleares. Sin embargo, Dwight Eisenhower se limitó a enviar algunas tropas y abastecer con armamento.

Charles De Gaulle reubicó en el poder al exiliado emperador Bao Dai a cargo del Estado de Vietnam (Sur), y se preparan para el golpe final.

En 1954 las tropas francesas comenzaron con la fortificación de una base en Dien Bien Phu, intentando de cualquier forma cortar la comunicación entre China y Vietnam, allí las fuerzas esperaban derrotar al ejército vietnamita.

Sin embargo, los franceses creyendo haber hecho una gran operación, no lograron registrar la respuesta que cocinaba el Viet-Ming. Miles de civiles comenzaron a transportar armamento echado al hombro o en bicileta hasta las montañas que rodeaban la base francesa.

Finalmente la batalla se convirtió en masacre, el Viet-Minh controlaba las alturas, y los enemigos se enfocaban en resistir desesperadamente. Después de más de un mes de asedio, el 07/05/1954 la guarnición se rinde a las tropas de Giap. La guerra de Indochina termina con la rendición de Francia.

Al fin de la guerra, ambos bandos acceden a realizar conversaciones de paz en Ginebra, Suiza. En esas conversaciones, Vietnam es dividido en dos, Norte y Sur, en el llamado Paralelo 17, y se acuerda celebrar un referéndum un año después donde los vietnamitas decidieran su reunificación o su separación definitiva, un referéndum interrumpido por un pequeño conflicto: La Segunda Guerra de Indochina.