Mostrando entradas con la etiqueta combate aéreo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta combate aéreo. Mostrar todas las entradas

domingo, 4 de junio de 2017

SGM: 9 razones por las que se ganó la batalla de Inglaterra


La película de la cámara del arma demuestra la munición del trazador de un Supermarine Spitfire Mark I del escuadrón No. 609 RAF, volado por el teniente de vuelo J. H. G. McArthur, golpeando un Heinkel él 111 en su cuarto de estribor.

Nueve razones por las que los aliados ganaron la batalla de Inglaterra

Andrew Knighton - War History Online



Cuatro Defiant del escuadrón 264.


La batalla aérea más famosa de la historia, la batalla de Gran Bretaña fue una lucha dura y desesperada por detener la Alemania nazi. Después de lanzar ataques aéreos contra Gran Bretaña en junio y julio de 1940, el 8 de agosto, los alemanes lanzaron la primera de las incursiones de alta intensidad que marcó esta batalla. Con el fin de suavizar a los británicos listos para una invasión, estos ataques finalmente terminaron en fracaso. Gran Bretaña y sus aliados frenaron la marea.

Frente al poder de la Luftwaffe, ¿cómo ganaron?


Dos bombarderos alemanes de Dornier 17 sobre West Ham en Londres durante una incursión el primer día del bombardeo, el 7 de septiembre de 1940.

# 1 - Hicieron uso de pilotos de toda Europa

Al comienzo del conflicto, la Royal Air Force (RAF) enfrentó una escasez de pilotos entrenados. Algunos fueron atraídos desde el Brazo Aéreo de la Flota y desde el Comando Costero para hacer números. Pero fueron otros pilotos europeos los que hicieron de la Batalla de Inglaterra algo para toda Europa.

Los pilotos de caza habían huido de los países de Europa oriental cuando cayeron ante los nazis. Bastantes llegaron a Gran Bretaña para formar cuatro escuadrones enteros de pilotos polacos y otro compuesto de pilotos checos. Con sus aliados a su lado, los británicos tomaron el cielo.


El clásico Spitfire británico de la SGM.

# 2 - Tenían mejores aviones

Las decisiones de diseño de ambos lados dieron a los aliados el borde tecnológico.

Uno de los aviones alemanes fue el bimotor Messerschmitt Bf 110 "destructor", un avión mucho más lento y menos maniobrable que sus oponentes que se ganó el apodo de "locura de Göring". El Messerschmitt Bf 109E era mejor, siendo tan rápido como cualquier avión británico y capaz de escalar más rápido que los famosos Spitfires.

Pero fueron los Spitfires quienes marcaron la diferencia. Más manejable que nada, los alemanes volaron y armados con ocho ametralladoras, no tenían rival en los cielos.

# 3 - Los alemanes carecen de enfoque estratégico

Al comienzo de la campaña, la estrategia general de la Luftwaffe era concentrarse en la infraestructura que mantenía a la RAF en el aire. Los aeródromos, las fábricas y los puertos fueron los objetivos.

Pero todavía faltaba atención en estos ataques, pasando de un objetivo a otro. Como resultado, el efecto de los ataques se atenuó.

# 4 - Los tanques de combustible británicos estaban llenos, los pilotos fueron descansados

Volando todo el camino desde bases en Alemania, los atacantes estaban empujando sus gamas de vuelo mucho más difícil que los defensores. Los combatientes, en particular, tenían tanques más pequeños y estaban a menudo cerca del final de su combustible en el momento en que alcanzaron sus objetivos.

Como resultado, los bombarderos fueron a menudo obligados a atacar con poca cubierta de combate para defenderlos. Los bombarderos de buceo eran particularmente vulnerables a los ataques británicos.

Mientras tanto, los británicos, checos y polacos estaban defendiendo objetivos cerca de sus bases locales. Llegaron a la lucha con aviones llenos de combustible y pilotos mejor descansados ​​que los que enfrentaban. Podrían tener menos aviones, pero esos aviones pasaron más tiempo en acción útil.


Un piloto de Spitfire cuenta cómo derribó un Messerschmitt, Biggin Hill, septiembre de 1940.

# 5 - El radar británico era el mejor alrededor

Se extiende desde las Islas Shetland en el norte hasta Land's End en el extremo sudoeste, la red de radar de Gran Bretaña es la más avanzada del mundo. Combinado con bases de la RAF en la zona de batalla de Gran Bretaña, esto les permitió detectar ataques en su camino y conseguir combatientes en el aire para contrarrestar sus bombardeos. Como resultado, los aviones británicos no fueron capturados en el suelo y destruidos por los bombarderos como Hitler esperaba.

Una vez en el aire, los aviones fueron dirigidos por estaciones de control con acceso a la información de la red de radar. Podían ver a dónde iban los alemanes y dirigir a los pilotos hacia ellos, capturando a veces a los alemanes por sorpresa.


El primer ministro británico Winston Churchill.

# 6 - Los británicos estaban luchando por encima de sus jardines

Durante la Primera Guerra Mundial, German Flyers había dominado los cielos a través de la tecnología superior y el vuelo defensivo. Esta vez, esas ventajas recaían sobre los Aliados.

La lucha por el terreno dio a los británicos y sus aliados muchas ventajas. Significaba que podían utilizar la red de radar para lograr el mejor efecto. Había menos desgaste en los aviones de volar hacia adelante y hacia atrás. Se gastó menos combustible, un factor vital dado la vulnerabilidad de las líneas de suministro británicas a través del Atlántico.

# 7 - Los británicos podrían tomar prisioneros

La ventaja más grande que les dio la ventaja de casa fue que mantuvieron más de sus pilotos. Si un piloto británico, checo o polaco sobrevivió a la destrucción de su avión, aterrizaría en Gran Bretaña, o en el peor de los mares circundantes. Podría ser recuperado, recibir tratamiento de sus lesiones y volver al servicio activo.

No los alemanes. Todos los pilotos que perdieron en la batalla de Gran Bretaña cayeron en manos enemigas. Capturados por el ejército o arrestados por las autoridades locales, se convirtieron en prisioneros de guerra. Y así la batalla demostró ser un drenaje mayor en la mano de obra alemana que en la de sus enemigos.


Barrage Balloons sobre el centro de Londres en la Segunda Guerra Mundial.

# 8 - El bombardeo de la venganza de Hitler tomó el foco lejos de la lucha verdadera

La derrota de la Luftwaffe fue sellada a través de una mezcla de accidentes y la astucia del primer ministro Winston Churchill.

El 24 de agosto, un avión alemán accidentalmente salió del blanco y bombardeó edificios civiles en Londres. En respuesta, Churchill ordenó un ataque de represalia contra Berlín. De los 81 bombarderos enviados por los británicos la noche siguiente, sólo 29 llegaron a la capital alemana. No hicieron mucho daño, pero no necesitaron.

El ataque provocó a Hitler, que había prometido a los alemanes que nada de eso les iba a pasar. Abandonando su enfoque en la destrucción de la RAF, convirtió sus bombarderos en ciudades británicas. A partir del 7 de septiembre, cientos de toneladas de bombas fueron lanzadas deliberadamente sobre Londres y otras ciudades en una serie de redadas conocidas como Blitz.

Al tomar presión de la RAF, el Blitz les dio tiempo para recuperarse. Pronto fueron derribando bombarderos más rápido de lo que los alemanes podrían hacer. El trabajo de las semanas anteriores fue deshecho. Aunque nadie lo sabía todavía, el resultado de la batalla de Gran Bretaña había sido decidido.

# 9 - Cambiaron a las incursiones nocturnas

Las incursiones contra las ciudades británicas continuaron a lo largo de septiembre. A principios de octubre, con las bajas en ascenso, los alemanes cambiaron a las incursiones nocturnas. Esto redujo sus pérdidas, pero también redujo su efectividad. Era casi una concesión de derrota.

A finales de octubre, la Batalla de Bretaña había terminado. Los bombardeos continuaron, pero nunca más con la misma intensidad y concentración.

Gran Bretaña había sido salvada.

jueves, 9 de marzo de 2017

SGM: Frank Neubert y el primer derribo


Frank Neubert y la primera victoria aérea de la 2GM 
Escrito por Christer Bergström y Dariusz Tyminski. 

 
Encima una foto de tiempo de guerra de Frank Neubert, con el esmero personal a Wladyslaw Gnys, su primer oponnent en 2GM. Se encontraron otra vez, después de 50 años, el 31 de agosto de 1989 (foto abajo). En extremo de esta página usted puede encontrar un perfil del color de PZL P-11c de Cpt. Medwecki - primera víctima aérea en la 2GM. En el texto un broche de presión de la formación de Ju 87B de I./StG2 "Immelmann" Geschwader. 

Frank Neubert no es figura típica en mis historias de los ases, porque él es piloto de bombardero de picado. Pero él anotó la primera (?) victoria aérea en la SGM, y pienso, su biografía vale la pena conocer. 

Frank Neubert nació el 28 de septiembre de 1915 en Herrenalb/Schwarzwald. Él perteneció al "Immelmann-Geschwader" desde 1936. Participó en la invasión en Polonia - "operación Weiss Fall". En la madrugada del 1 de septiembre de 1939, su unidad de bombardero de picado comenzó a destruir la base aérea polaca en Kraków (la base estaba vacía - un día antes de que las fuerzas aéreas polacas fueran movidas a los aeródromos de reserva). Pero en las nubes Neubert y su artillero Francisco Klinger, perdieron la carga de bombas y el curso con otras dotaciones de la unidad. Pocos minutos después buscó el objetivo principal y encontró que otros Ju 87B también estaban "perdidos". Localizaron el aeródromo (vacío) de Kraków y le cayeron con sus bombas. Los bombarderos de picado estaban de retorno, cuando Neubert vio un par de P-24 aterrizados (nota: acaban de comenzar y había PZL P-11c). Notó, que uno de ellos se iba hacia el Ju 87 del Lt. Branderburg, y decidió atacar a los aviones de caza polacos. Frank Neubert disparó dos buenas series de ráfagas bien apuntadas en el avión del Cpt. Medwecki (comandante del escuadrón). El "Undécimo" cobró fuego y se estrelló en tierra. Esta vez lo mismo ocurrió con el segundo avión de caza polaco, pilotado por Sec.Lt. Wladyslaw Gnys. Después de que poco segundos Gnys tomara la posición atrás del "Stuka" de Brandeburg y abriera fuego. El avión alemán fue rescatado por una nube circunstancial. Volvieron afortunadamente todos al aeródromo principal de Nieder-Ellguth. En esta batalla Farnk Neubert anotó probablemente la primera victoria aérea en la 2GM. Eso depende del momento del ataque: algunas fuentes denunciaron que sucedió a las 5:30 de la mañana, pero la mayoría de los hechos y de las relaciones apuntaron que el momento adecuado sería sobre el 7:00 mañana. En este segundo caso el ganador del primer combate aire-aire sería el Lt. Stanislaw Skalski, después que derribó un Hs 126 de reconocimiento en solitario a las 5:32 mañana. 

 

Del 10 de mayo de 1940 al julio de 1940 Frank Neubert voló como Staffelführer del 1./St.G. 2, a partir de julio a septiembre de 1940 de Staffelkapitän 2./St.G. 2. Luego fue Gruppenkommandeur del 1./St.G. 2 entre septiembre de 1941 y enero de 1942. 

Durante la guerra de Balcanes en la primaver de 1941, Neubert se distinguió durante la lucha en el paso de Rupel (Yugoslavia). En atacar los buques de guerra británicos en el golfo de Corintios, el área alrededor de El Pireo y la bahía de Suda, el Oberleutnant Neubert´s 2./St.G. 2 hundió un buque petrolero de 4.000 toneladas, un carguero y un destructor, y dañó otros 13.000 toneladas de navíos. El 24 de junio de 1941, el Oberleutnant Neubert (que participño en más de 150 misiones del bombardero en picado) le fue concedida la cruz de Caballero. 

 

Del 18 de marzo de 1942 al 14 de octubre de 1942 él era Kommandeur del I./Sturzkampffliegerschule 1 en Wertheim. Entre el 15 de octubre de 1942 y el 10 de octubre de 1943 sirvió como Gruppenkommandeur del II./Sch.G. 1 en el frente del Este. 

El 30 de enero de 1943, Hauptmann Neubert fue herido cuando su Hs 129 B-2 (W.Nr. 0306) fue derribado en llamas por el fuego AA ruso cerca de Skurbiy. Sirvió como Gruppenkommandeur del II./SG 101 entre el 11 de octubre de 1943 y el 22 de febrero de 1945. A partir del 26 de febrero de 1945 desempeñó servicios en el estado mayor del general Schlachtflieger. Frank Neubert voló durante la guerra un total de cerca de 350 misiones, incluyendo 230 con el Ju 87. 

 
Aquí está un perfil del color del PZL P-11c de Medwecki derribado el 1 de septiembre de 1939, por Frank Neubert. Él fue la primera víctima de combate aéreo de la 2GM. El Cpt. Mieczyslaw Medwecki era comandante del regimiento del avión de caza III/2 (escuadrones agrupados 121os y 122os). 

Aces Stories (c)

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Conflictos asiáticos: Guerra Aérea en Nagorniy-Kharabakh (1988-1994)

Guerra Aérea en Nagorniy-Kharabakh, 1988-1994 
Escrito por Tom Cooper
10 de febrero 2008 

 
Informe en profundidad sobre la guerra aérea larga y sangrienta entre Armenia y Azerbaiyán, en el que ambas fuerzas aéreas han utilizado una serie de diferentes tipos de aeronaves y helicópteros que les dejó la Unión Soviética, o "importaron" de Rusia y otras ex repúblicas soviéticas 

En el tiempo que transcurre entre 1987 y 1996, una serie de pequeñas guerras estallaron en y entre las diferentes repúblicas de la antigua Unión Soviética. La mayoría de estas guerras no eran otra cosa sino una especie de choque entre las estructuras comunistas y los reformistas, o entre los ortodoxos y los musulmanes, sino también muchas personas de origen dudoso, ya que todos estos conflictos contó con la participación de los restantes militares ex-soviéticos y rusos y las estructuras políticas de una manera u otra. 


Lo que es poco conocido es que la guerra entre -la mayoritariamente cristiana - Armenia y - de mayoría musulmana - Azerbaiyán comenzó ya en 1987 con un estallido de violencia reprimida por los musulmanes de Azerbaiyán contra los armenios que vivían privilegiados en lo que fue en ese momento siendo una de las ex Repúblicas Socialistas Soviéticas. Antes de que el ejército soviético cruelmente intervenga, varios cientos de armenios fueron asesinados. En consecuencia, los armenios estaban exigiendo una venganza. La situación, a su vez precipitó el éxodo masivo de refugiados armenios de Azerbaiyán y de refugiados azeríes desde Armenia - que con el tiempo se convirtió en una especie de "limpieza étnica", llevada a cabo por ambas partes.

Nagorniy Kharabakh, a una gran área montañosa de 210 km2 dentro de Azerbaiyán, sin embargo, está habitada sobre todo por armenios y completamente rodeados por azerbaiyanos: para la gente del lugar no había ninguna vía de escape. Con la ayuda de oficiales simpatizantes del Ejército soviético, en 1988 los armenios locales formaron una milicia armada y estableció un sólido control sobre su enclave. El 2 de septiembre de 1991, se declaró a la región de Nagorno-Kharabachskaya Avtonomnaya Oblast (Región Autónoma) como independiente de Azerbaiyán, y explicó su intención de unirse a Armenia.

Los azerbaiyanos fueron un poco más lento en el establecimiento de sus indepencencia: fue en octubre de 1991 cuando Azerbaiyán se declaró independiente de la disuelta URSS, y los azeríes comenzaron a organizar su propia milicia. En la reacción de la Armenios formaron un comando unitario de la totalidad de sus milicias, que ahora operaba bajo la égida de la Fuerza de Autodefensa de NKO (NKAOSDF) - también llamado "cuerpo expedicionario armenio" por los azeríes.

Por su parte, los azeríes que vivían en el sur de Armenia formaron sus propias milicias, así, y en el mismo mes declararon su propia república autónoma de Nachichevan.

Muy pronto, Nagorno Kharabakh y Nachichevan se convirtieron en el escenario de las batallas más violentas entre las dos partes. Con el pretexto del otro lado estaría disfrutando de una "superioridad de armas", los armenios fueron apoyados de manera exhaustiva por el resto de las unidades locales del ejército soviético, siendo que los oficiales favorecieron a la parte armenia. Por lo tanto los armenios y los rusos tenían pequeños problemas para poner el área conjunta de Kharabakh y varias partes adyacentes de Azerbaiyán bajo su control, así como para establecer un corredor terrestre a Armenia.



Suministros son descargados desde un Mi-8 de Aeroflot en uno de varios sitios de desembarco en Kharabakh. Los vuelos de abastecimiento llevadas a cabo por los helicópteros militares y civiles rusos fueron fundamentales para la supervivencia del enclave armenio. (A través de Mikhail Zhirokhov) 

Durante las primeras etapas del conflicto (1988-91) en el Kharabakh, helicópteros de transporte de la Fuerza Aérea Soviética se utilizaron de forma intensiva para el suministro de armenios aislados y para evacuar a los heridos y los refugiados. Además, helicópteros Mi-8 y el Yak-40 de transporte de la sección armenia de Aeroflot hicieron incursiones en Stepankert, la capital de Nagorno Kharabakh, llevando armas a Armenia. Algunos de estos aviones militares y civiles fueron derribados por fuego desde tierra en Azerbaiyán. Por ejemplo, en 1990 un Antonow An-2 fue derribado, y el 1 de agosto de 1990 AEROFLOT perdió a un Yak-40, matando a 43 tripulantes y pasajeros.

Disolución de la URSS 
Después del colapso de la Unión Soviética en diciembre de 1991, armas del ex Distrito Militar de Transcaucasia del ejército soviético se dirigieron a dos de los países de reciente creación, ya que ambos - Armenia y Azerbaiyán - comenzaron a hacerse cargo de los equipos de las unidades de la ejército soviético, que ahora habían sido dejados en el área.

Ambas partes adquirieron gran cantidad de equipo pesado, incluyendo aviones y helicópteros, en el proceso. A finales de diciembre de 1991 por ejemplo, los azerbaiyanos se hicieron cargo de 14 Mi-8 y Mi-24s de la unidad del Ejército ruso estacionado en Sangatchaliy: se convirtieron en los principales equipos de la recién creada Fuerza Aérea de Azerbaiyán (AzAF), organizada oficialmente en junio de 1992 . Helicópteros adicionales fueron adquiridos de otras fuentes de naturaleza similar: con bastante frecuencia, los funcionarios locales de las fuerzas militares soviéticas estaban más que felices de vender el equipo de sus unidades a la mejor postor - sin importar si eran de Azerbaiyán o de Armenia. Decenas de ex oficiales soviéticos fueron contratados como mercenarios. Sin sorpresa, los azerbaiyanos fueron capaces de desarrollar una fuerza aérea propia en un plazo relativamente corto de tiempo, que inicialmente funcionaron entre 25 y 30 Mi-24, además de una serie de Mi-8 y Mi-17s, y algunas otras aeronaves y helicópteros. Fuselajes adicionales fueron adquiridos - en casi todas las formas posibles - durante la guerra con Armenia.

Los armenios fueron menos de prisa, como las unidades del (ahora) Ejército ruso todavía apoyándolos activamente. Además, podrían contar con no menos de 30 helicópteros, completamente capacitados y equipados, y sus pilotos, aunque la mayoría de ellos eran reservistas entrenados o mercenarios reclutados de diferentes estados de la CEI-. Sin embargo, fueron capaces de establecer un control más de 13 Mi-8 y Mi-24 helicópteros del antiguo 7mo GvVP, con sede cerca de Yerevan. Aún así, fue en agosto de 1992, antes de la Fuerza Aérea de Armenia (ARAF) se fundara oficialmente.

Mapa de Armenia y Azerbaiyán con las bases aéreas principales dejadas desde los tiempos de la URSS. (Mapa de Tom Cooper, sobre la base de Encarta 2003)

Primera batalla 
Serios enfrentamientos estallaron en enero de 1992, y pronto comenzaron a usarse los Mi-8 y Mi-24s de la AzAF para el transporte de los refuerzos de todo el frente. Debido a la delicada situación en el campo de batalla, las malas comunicaciones y formación, pero mucho entusiasmo por parte de los participantes en ambos lados, un caos reinó comprensiblemente tanto en los servicios militares, pero sobre todo por lo que el ejército de Azerbaiyán y su fuerza aérea. Sin sorpresa, fueron demasiado a menudo una presa fácil para los bien armados armenios y para los armenios respaldados por Rusia. Ya el 9 de enero, los armenios afirmaron que el primer derribo de un helicóptero de la AzAF, y más requerimientos siguieron en los días 24, 28 y 31 - todos ellos en Nagorniy Kharabakh, siendo la última un Mi-8 derribado por los MANPADS sobre el pueblo de Huha. El mismo día, 31 de enero, los azeríes también se adjudicaron su primera víctima, cuando derribaron dos Mi-8 (rusos) que apoyaban la ofensiva armenia en primer lugar.

Después del caos inicial, los dos meses siguientes fueron relativamente tranquilo y sólo hubo informes esporádicos acerca de la lucha. El informe sólo se conoce de este período es el de la salida combate voló por primera vez los Mi-24 de la AzAF, el 19 de febrero, cuando dos de ellos - pilotado por mercenarios del ex-Ejército Soviético - atacaron posiciones armenias cerca Karagaliy. Obviamente, ambas partes utilizaron esta ruptura para obtener más equipo, establecieron nuevas unidades, se constituyeron de reservas de suministros y mejoraron su situación. Los rusos utilizan este período para la evacuación de sus nacionales de la zona. En la mayoría de los casos, los helicópteros tuvieron que ser utilizados, ya que numerosos pueblos quedaron aislados del mundo exterior. Exactamente como una evacuación causó la primera instancia de combate aéreo durante la guerra.

El 3 de marzo de 1992, un Mi-26 de la RuAF (Fuerza Aérea Rusa) - escoltado por dos Mi-24 - entregó 20 toneladas de alimentos para el pueblo de Kharabakh Gyulistan. En el vuelo de regreso, el helicóptero transportaba 50 refugiados rusos (principalmente mujeres y niños) de Stepankert a Ereván. Antes de llegar al espacio aéreo de Armenia, la formación fue interceptado por un Mi-8 camuflado de la AzAF que parece haber disparado en la dirección general del Mi-26. Antes de que cualquier impacto pudiera ser anotado, sin embargo, el Mi-8 azerí fue expulsado por el escolta de los Mi-24. En el intento de evitar una confrontación más amplia, los pilotos rusos no insistieron y no le dieron búsqueda.

Sin embargo, minutos más tarde, los armenios derribaron el Mi-26 con un único 9K32/SA-7A sobre el pueblo de Seydilyar, matando a 12 e hiriendo a 38. La RuAF inició inmediatamente una operación de búsqueda y salvamento, y dos Mi-8 lograron liberar a los sobrevivientes heridos a pesar de dificultades causadas por la nieve en la zona.

A primera vista, el ataque azerí contra de este Mi-26 aparece como una masacre de civiles sin provocación, pero hay que mencionar, que entre el 23 de febrero y 7 de marzo, los helicópteros del Ejército ruso volaron todo el Regimiento de Infantería Mecanizada 366a a Stepankert, la capital de Nagorniy-Kharabakh. Los azeríes - no sin una buena razón - considerado esta unidad y los helicópteros como un probable apoyo a los armenios locales, y por lo tanto como un blanco legítimo. Hubo problemas con la identificación constante de helicópteros y aviones desplegados por las tres partes implicadas, ya que la mayoría de estos usaban camuflaje y marcas similares. Nuevas marcas de Armenia y Azerbaiyán eran en gran parte desconocida para tripulaciones de los helicópteros y los artilleros en el suelo. Finalmente, los azeríes no estaban tan mal con su hipótesis acerca de lo que los helicópteros rusos estaban haciendo en Nagorniy-Kharabakh: ahora se sabe, que - entre otros materiales - el Mi-26 que se han transportado un lote de MANPADS 9K32 Strela/SA-7A y varios cañones antiaéreos ZU-23-2 (dos de los cuales fueron colocados en las colinas sobre Mardakert con una tarea especial de lucha contra los Mi-24 de la AzAF) a las milicias armenias en Stepankert.

A finales de febrero de 1992, los armenios prepararon dos de sus recién formadas brigadas mecanizadas para una nueva ofensiva con la tarea de establecer un corredor desde la frontera con Armenia a Nagorniy Kharabakh. El ataque tuvo éxito, y una conexión por carretera - generalmente llamado "corredor de Lachin" - fue creado, dando lugar a los rusos ya tienen algún tiempo a renunciar a volar misiones de suministro continuo para el enclave aislado. A principios de marzo, los azeríes organizó una contraofensiva en varios lugares a lo largo del corredor de Armenia.

Durante esta operación la nueva AzAF desplegó sus helicópteros, pero un número de estos fue derribados rápidamente por las recién reforzadas defensas aéreas de Armenia, ahora equipado con un número considerable de ZU-23-2 y Strelas 9K32. El 5 de marzo, otro Mi-8 fue derribado, seguido de un Mi-24 el 28 de marzo, derribado por el SA-7 cerca de Kapzchvan.


Puntos clave y las áreas de la actividad principal en el aire durante la guerra en Nagorniy-Karabaj. (Mapa de Tom Cooper, sobre la base de Encarta 2003) 

Uno de los L-39 armenios, como se ve en la década de 1990. Tenga en cuenta que el patrón de camuflaje consiste en - básicamente - los mismos colores con los que más tarde también los Su-25 y Mi-24s fueron camuflados, es decir, de color azul-verde, oscura tierra de color marrón y verde claro más, con la diferencia que la reducción de los lados están pintadas en color gris pálido. Las marcas nacionales se usan en seis posiciones, y con frecuencia son de gran tamaño (como en este caso). Este avión ha demostrado un gran desgaste, con cepas importantes de petróleo, especialmente en la parte trasera del fuselaje. (Dibujo de Tom Cooper) 

El secuestro de un Su-25 
Las fuertes pérdidas de la AzAF en los primeros tres meses de lucha convencional obligó a los azeríes a ciertos métodos no convencionales. El 8 de abril de 1992, el AzAF obtuvo su primer avión de ala fija de combate, cuando el teniente Mayor Vagif Kurbanov de 25 años de edad secuestró un Su-25 Frogfoot de ataque a tierra, uno de los 80 aviones del IBAP de la RuAF asentado en la base aérea de Sital Tchaiy , y lo voló a Azerbaiyán. Asistido por dos de sus compatriotas (Teniente Técnico Mecánico Mamedov y suboficial Rigger Kuliyev), Kurbanov preparó el Su-25 para el vuelo, despegó, y, después de un vuelo de varios minutos, aterrizó en el Yevlakh, un campo de aviación civil en Azerbaiyán. Los rusos fueron sorprendidos por los secuestradores, obviamente, pero no esperaba que los azeríes serían capaces de hacer algo significativo con la aeronave. Por lo tanto, su sorpresa fue aún mayor, cuando Kurbanov comenzó a volar misiones de combate contra Stepankert.

La mayoría de los ataques de Kurbanov volados contra diferentes sitios en Armenia no tenían valor militar: por lo general como resultado destruyó bienes de carácter civil y obtuvo civiles muertos. Sin embargo, es posible, que fuese responsable de derribar uno de los dos Mi-8 rusos perdidos el 17 de abril en Nagorniy Kharabakh (ambos equipos lograron aterrizar sus helicópteros, pero fueron capturados de inmediato por los azeríes), y se asume que también voló el Su-25 que atacó a los Mi-8 piloteados por el ruso Mayor Alexander Gorchakov, pocos días después. El 9 de mayo, también interceptó a un Yak-40 civil que volaba refugiados de Stepankert a Ereván, y que fue tan fuertemente dañado por el fuego, que el avión se estrelló al aterrizar. La polémica carrera de Kurbanov como el primer piloto de caza-jet del AzAF encontró su final el 13 de junio de 1992, cuando sus Su-25 fue derribado por los MANPADS armenios sobre Mkhrdag.





Voluntarios turcos participaron apoyando a los azeríes


Mientras tanto, el AzAF perdió otros dos Mi-24, una el 20 de abril, y otro el 18 de mayo, y se quedó con sólo seis helicópteros operativos de este tipo. Sin embargo, estos siguieron volando misiones de combate intenso. Por ejemplo, el 8 de mayo, cuatro Mi-24 atacaron Stepankert, y en el mismo día otros helicópteros azeríes también atacó las posiciones NKAOSDF - sino también la población civil - en el Avdoor pueblos, Krasniy Basar, Myurishen y Norshen. Tres días más tarde, más ataques fueron llevados en contra de Dagraz y Agbooldag. Además, los Mi-24 de AzAF participaron en la tercera contraofensiva azerí - esta vez contra Mardakert - que se inició el 23 de junio, después de los armenios el 18 de mayo aseguraron el corredor de Lachin, la ampliación en varios lugares.

Refuerzos para el AzAF 
Las ofensivas azeríes en junio de 1992 puso a los armenios bajo una presión considerable, pero no lograron cortar el Corredor Lachin. Sin embargo, los azeríes no iban a parar, sobre todo porque ahora su ejército iba a ser considerablemente reforzado, como se convino en que la mayoría de las unidades del Ejército de la antigua Unión Soviética aún en su territorio fueron a dejar su equipo de nuevo. El 9 de junio, el ministro de Defensa azerí Rakhim Gasev comenzó una intensa operación contra las guarniciones rusas permanecen en Azerbaiyán: mediante la aplicación de una presión considerable sobre los comandantes locales, la detención o el soborno de varios oficiales, la toma de rehenes, o la agresión a varias bases, los azeríes lograron hacerse cargo de mucho equipo pesado, incluyendo la BAM Gandzha, donde no menos, de once (fuentes occidentales dicen que 16) Su-24MRs, 20 MiG-25RBs, y tres transportes Il-76 se obtuvieron de la RuAF. Los rusos no opusieron resistencia armada en esa base, pero sus pilotos lograron volar ocho MiG-25RBs en el último momento, y sus técnicos también eliminaron el complejo sistemas de ataque y navegación "Peleng" de los Foxbats restantes. De esta manera, el AzAF se reforzó, pero no pudo hacer mucho uso de los MiG-25 para operaciones de combate.

En realidad, mucho más importante para esta joven fuerza aérea fue la adquisición de no menos de 70 aviones de entrenamiento Aero L-29 Delfín y L-39 de la IAP 97, en la BAM Sanchagaly, en el mismo mes. Estos aviones - y un número de helicópteros adicionales que se encontraron en otros lugares - no sólo fueron muy útiles para la formación y recalificación rápida de los nuevos pilotos de aviones, sino que se sabe que se han utilizado también en el combate ya en junio de 1992. Al menos un L-39 fue derribado durante la reanudación de los combates a lo largo del corredor de Lachin, el 24 del mismo mes (el piloto fue asesinado), junto con otros dos Mi-24 de Azerbaiyán (uno de los cuales ya se bajó el 19 de junio). Al parecer, la mayoría de los L-29 y L-39s fueron volados por los cadetes ex azeríes de varias escuelas de vuelo de la Fuerza Aérea Soviética. Cuando comenzó la guerra, muchos de los cadetes azeríes fueron despedidos "por razones de salud". Esto fue especialmente el caso de los estudiantes en base a Salyuan y aeródromos Pirsagat, aunque la base principal de la L-29s seguía siendo la Escuela de Pilotos de la Fuerza Aérea Armavir, en Sanchagaly, que posteriormente se convirtió en centro de formación de la AzAF.

Y eso no fue todo: los azeríes capturaron a un gran depósito de piezas de repuesto para el MiG-25, cerca de Bakú, y también algunos viejos e inservibles MiG-21s en la BAM Dallyar, mientras que el Ejército de Azerbaiyán se vio reforzada también por la maquinaria pesada tanto, como tanques T- 72.

Mientras tanto, un creciente número de oficiales rusos estacionados en Azerbaiyán se unió al ejército azerí. Uno de ellos fue el coronel Vladimir Kravtsov de la RuAF, CO del regimiento PVO equipados con MiG-25PDs y estacionados en la BAM Nasosny. Kravtsov disolvió su unidad y se unió a los azeríes, convirtiéndose en el comandante de la AzAF. Otro fue el ex comandante adjunto de la BAM Dallyar, el teniente coronel. Alexander Plesh, que se convirtió en comandante de un ala de combate de la AzAF. Finalmente, se produjo el capitán Yuri Belichenko, quien más tarde para volar varias salidas de combate con los MiG-25RBs reparados, antes de ser derribado (por un 9K32/SA-7A) y capturado por los armenios el 20 de agosto de 1992 (su avión fue inicialmente reportados como Su-25 o L-29).

Aparte de pilotos cualificados, los azeríes lograron presionar a un número cada vez mayor de los MiG-25RBs y MiG-25PDs en servicio con la AzAF, y durante agosto y septiembre que iban a volar un número de salidas de bombardeo contra Armenia.


Los azeríes heredaron por lo menos 70 aviones de entrenamiento Aero L-29 y L-39 de la ex-IAP 97, con sede en la BAM Sanchagaly. 12 L-39 - como este ejemplar - se sabe que han venido dando en servicio durante la guerra con Armenia. Ellos fueron identificados erróneamente a menudo como "Su-25". El patrón de camuflaje de estos aviones no ha cambiado desde que están en servicio con la AzAF; las cucardas (no hay fin-flash) se aplican en seis posiciones. (Dibujo de Tom Cooper) 

Sangriento otoño 
La situación militar en la guerra entre Armenia y Azerbaiyán a finales del verano y el otoño de 1992 llegó a ser muy precaria para ambas partes. El 19 de julio, el NKAOSDF - reforzado por las tropas regulares de Armenia - irrumpieron en las colinas alrededor de Mardakert, y capturado con éxito varios picos importantes. Los azeríes respondieron golpeando las colinas con lanzacohetes BM-21, y los atacaron también desde el aire, piloteados por MiG-25s, L-39s y Mi-24s. Los armenios fueron incapaces de mantener el corredor en Nagorniy Kharabakh permanentemente abierta, ya que sus convoyes de transporte se vieron afectados con frecuencia por los cazas y helicópteros de la AzAF. Esto hizo que las tropas armenias en el interior del enclave estuviesen constantemente cortos de combustible, municiones y otros suministros. En el otro lado, las operaciones intensivas azeríes costaron - dado que fueron incapaces de romper la tenaz resistencia armenia - muy caro, tanto en tierra como en el aire.

Junto a la pérdida de los MiG-25PD pilotado por el capitán Belichenko, el 20 de agosto, cerca de Chebran, un MiG-21 fue derribado en el mismo día cerca de Shokhiy. El piloto ruso llamado Alexander, murió más tarde como prisionero de guerra en Armenia. Otro MiG-21 de la AzAF fue derribado también por Shokhiy el 31 de agosto, por disparos de armas pequeñas. El 5 de septiembre, también es un Mi-24 pilotado por el comandante ruso Sergey Sinyushkin y el capitán Yeugeni Karlov fue derribado, y muerta su tripulación, y otro Mi-24 cayó cerca de Askeran, el 18 de septiembre.


Mi-24P "42" de la Fuerza Aérea de Armenia como se ve en la década de 1990. El patrón de camuflaje parece muy raro que los Mi-24 de cualquier país - especialmente uno que fue principalmente el uso de "Hinds" dejados atrás por las fuerzas armadas soviéticas. Sin embargo, esta combinación de dos verdes y marrón es lo que todos los aviones de combate y helicópteros de la ARAF ahora usan. (Dibujo de Tom Cooper) 

Las negociaciones estropeadas 
Oficialmente y no oficialmente, Moscú apoyó a medias Armenia, sobre todo con el fin de mantener la espalda de sus unidades que participaban en Georgia y Chechenia libre. En septiembre, los rusos trataron de organizar las negociaciones: el día 19 del mes, una reunión entre los Ministros de Defensa de Armenia, Azerbaiyán, Georgia y Rusia, se celebró en Sochi, en el que un alto el fuego de los dos meses siguientes, se acordó . Los comandantes de los ejércitos involucrados y las tropas en el frente, sin embargo, apenas se dio cuenta ningún tipo de ruptura en la lucha.

A medida que la ARAF aún carecía de aviones de combate, el AzAF cumplir ronca resistencia en el aire, y en octubre comenzó una serie de graves ataques contra las bases de la oferta y el tráfico a lo largo del corredor. Los armenios respondió reforzando su - ya bastante eficaz - la defensa aérea, por ejemplo mediante el despliegue de ocho S-60 57mm cañones antiaéreos a lo largo del corredor de Lachin. Dos de ellos fueron colocados en las colinas que dominan Mardakert, y pronto comenzó a reclamar éxitos adicionales, aunque una fue destruida en los primeros AzAF ataque Mi-24 en contra de su posición, cuando las tripulaciones fueron tomados por sorpresa por el cierre posteriores a la nivel muy bajo y de alta velocidad.

El 10 de octubre, los armenios afirmaron otro derribo de un Su-25 en Nagorniy-Kharabakh. De hecho, un caza de la AzAF fue derribado por los MANPADS ese día cerca del pueblo de Malibeili, y su piloto ruso fue muerto cuando su paracaídas no se desplegó. Sin embargo, la aeronave en cuestión era casi seguro no un Su-25: es cuestionable desde donde podía conseguir los azeríes Sukhoi adicionales y por qué tratan de comprar alguno. Por supuesto, había una pequeña posibilidad de que los georgianos hubiesen proporcionado uno o dos ejemplares, como los Su-25 fueron ensamblados en la fábrica de aviones de Tbilisi. Sin embargo, en el momento necesario a los Su-25 georgianos mucho más que los azeríes (debido a su propia guerra en Osetia del Sur), por lo que es más probable que el avión derribado en esta ocasión fuese uno de los L-29 azeríes. De hecho, en 1992 los armenios tendían a afirmar cualquiera de los aviones derribados azerí como "Su-25". En el otro lado, la afirmación de Azerbaiyán para un Su-25 derribado sobre Noviy Afon, el 15 de octubre, estaba en lo correcto, pero el avión en cuestión era definitivamente ruso.

Finalmente, a finales de octubre, Azerbaiyán lanzó una nueva ofensiva, atacando a ambos lados del pasillo de Armenia con fuerzas blindadas. Los armenios no podía soportar tal ataque, aunque fue relativamente lento de desarrollar debido a la problemática del terreno. Sin embargo, sus defensas aéreas continuó afirmando éxitos adicionales. El 30 de octubre y 1 de noviembre un MiG-21 de la AzAF fue derribado sobre Argadzar, respectivamente (al parecer, los azeríes adquirido varios MiG-21 de Ucrania), seguido por un MiG-25 en Srkharend, y un L-29 sobre Nagorniy Kharabakh. Al menos dos pilotos rusos y azeríes fueron asesinados, mientras que un ruso, Anatoli Chistyakov, fue capturado. Sobre el terreno, los armenios también desplegaron sus blindados, pero una serie de T-72 y BMP-1s fueron destruidos cuando los MiG-21 y MiG-25s de la AzAF comenzaron a utilizar los misiles R-60 en un nuevo papel antitanque. En los días siguientes, la lucha contra la propagación del corredor en Latchin y Nagorniy Kharabakh también a la frontera restante entre Armenia y Azerbaiyán, y el AzAF estaba volando un apoyo intensivo y misiones de transporte: en especial los helicópteros fueron usados ​​para desplegar fuerzas a lo largo de las crestas de las montañas, y uno de ellos - un Mi-8 llena de no menos, pero las tropas de 40 - noviembre fue abatido el 1.


Foto rara de IFV BMP-1 armenio noqueado: Notar la insignia (cruz blanca) en la parte frontal y lateral. (ITAR-TASS) 

Mientras tanto, los rusos reforzaron sus esfuerzos para evacuar a sus nacionales de la zona, y comenzaron a usar aviones de transporte pesado, incluso para esas tareas. Uno de ellos, un An-22 (CCCP-09331) se estrelló el 11 de noviembre de 1992 durante el despegue de Migalovo, probablemente debido a la carga pesada no estaba lo suficientemente bien asegurado. El mismo día, los armenios afirmaron otro caza de la AzAF derribado sobre Shushimsky, pero al día siguiente han perdido a uno de sus Mi-24 cerca de Kazajistán. A pesar de esta pérdida, a partir de varios contraataques locales - la mayoría de los cuales tienen algún tipo de apoyo de ARAF - el ejército armenio logró recuperar varios pueblos de Nagorniy Kharabakh, y también volver a abrir el corredor con el enclave, al menos para el tráfico por la noche . Este éxito se pagó en gran medida en la sangre, no sólo por las fuerzas de tierra, sino también por las tripulaciones de la Fuerza Aérea de Armenia. El 23 de noviembre, dos Mi-8 se vieron afectadas cuando sobrevolaban desconoce las posiciones de Azerbaiyán: un helicóptero fue derribado inmediatamente, el otro logró aterrizar detrás de las posiciones de Armenia. Otro Mi-8 se perdió el 30 de diciembre, y en el mismo día dos cazas de AzAF también volaron otra misión de ataque contra Stepankert, matando a diez civiles en el proceso.

Cansancio de la guerra en Armenia 
La larga y sangrienta guerra ya empezó a causar problemas para el gobierno de Armenia, a medida que la popularidad del presidente Petrosian se hundía rápidamente, a pesar de su éxito en la obtención de más apoyo de la Turquía y Rusia. La situación no podría haber sido mejor, incluso después - a principios de enero de 1993 - el Ministerio de Defensa armenio publicado más detalles sobre el avión azerbaiyano derribado durante los combates en el otoño de 1992. De acuerdo con esta lista, la AzAF perdió un MiG-21, un MiG-23, un MiG-25PD, dos MiG-25RBs, tres L-29 - y dos Su-25. Esta fue la primera vez que las fuentes oficiales de Armenia a nombre de otros tipos de aeronaves azeríes afirmadas de ser derribadas - aparte de los Su-25.


La explotación del cansancio de la guerra de los armenios, y en medio de otra serie de negociaciones para una solución pacífica de la guerra, el 1 de enero de 1993, los azeríes comenzaron una nueva ofensiva, esta vez directamente en contra de las posiciones más importantes de Armenia en Nagorniy Kharabakh . Esta vez, las tropas azeríes fueron exitosas, ya que casi lograron romper la resistencia armenia. El AzAF intensamente apoyó esta operación, pero perdió a dos cazas ya en el primer día de la operación. Sin embargo, el 02 de enero, el corredor de Armenia a Nagorniy Kharabakh fue cortada de nuevo.

Después de adelantar algunos refuerzos, el 7 de enero, los armenios comenzaron su contraofensiva, que también fue apoyada desde el aire. Sin embargo, el mismo día, el ARAF sufrió grandes pérdidas, ya que no menos, de por lo menos un Mi-8, un Mi-24, y - un ruso o armenio - Su-25 fueron derribados en el frente. La contraofensiva organizada a toda prisa de Armenia se convirtió en un fracaso, y después, casi en una derrota, como los repetidos ataques de Azerbaiyán golpearon los flancos de Armenia y le destruyeron varias unidades. Como las tropas de tierra retrocedieron, se pidió ayuda a la ARAF, y los pilotos armenios dieron lo mejor de si, pagando un alto precio por sus operaciones intensivas. En el período entre el 10 y 15 de enero de 1993, los azeríes afirma nada menos que diez helicópteros y aviones de combate de Armenia derribados. Se confirmaron, sin embargo, sólo la derribos de dos helicópteros - uno más de Venjily, el 12 de enero, y otro más de Akstafa, dos días más tarde - y un MiG-21, el 15 de enero. A finales del mes, la ARAF perdió otro Mi-8, pero la ofensiva azerí se detuvo finalmente. En el mismo período de tiempo, el AzAF sufrido pérdidas adicionales de dos L-29, un MiG-21, y otro caza no identificado, todos los cuales fueron derribados en el área de Nagorniy Kharabakh.

Preocupadas por la intensificación de los combates, Turquía, EE.UU., y Rusia organizaron una nueva serie de negociaciones, a partir del 28 de enero de 1993. Esta vez, un acuerdo no se hizo esperar a alcanzar, ya que ambas partes se habían agotado de intensos combates en duras condiciones invernales. De acuerdo con el nuevo alto el fuego, todos las tropas "extranjeras" (es decir, Rusia) iban a dejar los dos países dentro de 120 días, y todos los bloqueos de Nagorniy Kharabakh y Nachichevan iban a ser eliminados. En los próximos dos meses, también de la OSCE (la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, con sede en Viena), iniciaba con éxito las futuras negociaciones, que finalmente se fijaron a un tipo de paz entre Armenia y Azerbaiyán, las cuales estaban en terribles problemas debido a un invierno muy frío, las comunicaciones destruidas, y la falta de suministros.


Los armenios se hicieron cargo de un número de Su-25 de la antigua Fuerza Aérea de la Unión Soviética, la mayoría de los cuales se basaban anteriormente en la BAM Sital Tchay. Aunque no se sabe mucho acerca de su camuflaje original, recientemente fueron pintadas en los mismos colores, como Mi-24 - una combinación de dos verdes y un marrón otra vez, y azul claro abajo. "Bort" el número es de color rojo, contorneada en blanco. Lamentablemente, la unidad de operación de estas aeronaves sigue siendo desconocido. Las marcas nacionales debe ser usado en seis posiciones, aunque algunos "Frogfoots" de Armenia fueron vistos sin ningún tipo de en la parte superior del ala de estribor. (Dibujo de Tom Cooper)

Round final
En la primavera de 1993, tanto ARAF y AzAF el tratado de recuperarse de casi un agotamiento total, y sólo unos pocos movimientos aéreos se informaron. Sin embargo, el 25 de marzo de 1993, los armenios iniciaron la Operación "Kel'badjar", en la que sus fuerzas de tierra rodearon al 2º Cuerpo de Ejército de Azerbaiyán en el área de Kel'badjar, desbandándolos en el proceso: los azeríes huyeron a través de la cordillera hacia Kharabakh Gandzha, dejando intactos 15 T-72. El 16 de abril, los azeríes afirmó un Mi-8 armenio que fue derribado sobre Shaumiyan, en Nagorniy Kharabakh: el helicóptero fue alcanzado durante la evacuación heridos, y los 12 pasajeros y tripulantes murieron.

Dos nuevas conferencias de paz se celebraron en Roma, en el verano y el otoño de 1993, pero ambos sólo trajeron resultados limitados. En consecuencia, la lucha en el frente estallaría una y otra vez. El 4 de junio de 1993, el comandante de la 709a Brigada Azeri, Col. Suret Gooseiynov, instigó una rebelión contra Abulfaz Elchibey, el Presidente de Azerbaiyán, argumentando que Elchibey era incapaz de dirigir el país con éxito. Los armenios aprovecharon la oportunidad para lanzar una nueva ofensiva contra Agdam, una ciudad azerí al noreste de Stepankert, enviando una brigada equipada con 18 tanques, MLRS, e infantería, y con el apoyo de sus Mi-24. Después de sólo dos días de combates, Agdam fue cercado y sometido a un asedio. La AzAF respondió de inmediato al volar cerca de misiones de apoyo aéreo, pero sus operaciones no eran ni tan fieras ni tan eficaces como un año antes. Por el contrario, el 5 de julio de 1993, por ejemplo, un L-29 de la AzAF fue derribado sobre Mardakert, y poco después, se hizo imposible para los helicópteros de la AzAF volar refuerzos y suministros a la ciudad.

Después de sitiar Agdam durante casi un mes, el 22 de julio los armenios comenzaron su ataque final. Una vez más, los caza-bombarderos de la AzAF trataron de detener la ofensiva, pero en los días siguientes, pero no menos siete de sus aviones y helicópteros fueron reclamados como derribados por los armenios. De éstos, sólo un MiG-21 de la AzAF (derribado el 22 de julio entre Agdam y Martini, el piloto se eyectó) y dos Mi-24 de la AzAF (un disparo durante un ataque en Mardakert, y otro cerca de Stepankert) fueron confirmados como de hecho destruidos. Agdam cayó ante las fuerzas armenias en la noche 24 a 25 julio de 1993.


Restos de un MiG-25RB azerí, derribado en el área de Mardakert. Los azeríes sufrieron pérdidas considerables en los aviones por la defensa aérea y armada de Armenia al tratar de interceptar el flujo de suministros para Nogorniy Kharabakh o para mantener a sus tropas sobre el terreno. Especialmente el SA-14 demostró ser extremadamente peligroso. (A través de Mikhail Zhirokhov) 

La derrota en Agdam tuvo graves repercusiones para Azerbaiyán: el Presidente Elchibey y el Ministro de Defensa renunciaron. Durante varios meses, el nuevo gobierno, liderado por Mamedrafi Mamedov - y veterano de la guerra de Afganistán - preparó una gran contraofensiva, sobre todo mediante el trabajo en la disciplina y el entrenamiento de las fuerzas armadas, y al final del año, casi no había informes adicionales sobre lucha, y parece que los dos lados, finalmente comenzaron a asentarse en las posiciones alcanzadas. En enero de 1994, los azeríes finalmente atacaron las posiciones de ka NKAOSDF lo largo del corredor Lachin, ganando algo de terreno en el proceso y una vez más, haciendo que el tráfico por carretera entre Nagorniy Kharabakh e imposible por la Armenia. Por supuesto, los armenios contraatacaron, pero el AzAF ahora desplegó una gran cantidad de L-29 - equipado con cohetes no guiados y bombas ligeras. La lucha fue feroz, y las pérdidas en ambos lados fuertes, sobre todo porque la L-29s carecían de cualquier tipo de blindaje y resultaron muy sensibles a las pequeñas armas de fuego. Por ejemplo, el 27 de enero de 1994, dos L-29 atacaron a las fuerzas NKAOSDF cerca Sothin, y volaron directamente a un intenso fuego de defensa de varios ZU-23-2 y S-60. Un Delfín fue derribado inmediatamente y muerto su piloto, mientras que el segundo salió muy dañado.

A mediados de febrero de 1994, la guerra aérea en una nueva fase, dado que los armenios recibieron un lote de MANPADS 9K34 Strela-3/SA-14. Estas excelentes armas demostraron ser resistentes a las bengalas hasta ahora desplegados con éxito por los Mi-24 de la AzAF, y más derribos contra los helicópteros y aviones de Azerbaiyán se afirmaron prontamente. La primera víctima del SA-14 de Armenia fue un MiG-21 de la AzAF, derribado el 17 de febrero en Vardenisskiy (algunas fuentes rusas afirman sin embargo, que este MiG-21 fue destruido en un combate aéreo con cazas armenios o rusos), mientras que marchaba como escolta de uno de los Su-24MRs de la AzAF que estaba en una misión de reconocimiento. El mismo día, también un L-29 fue derribado y capturado el piloto. Sólo dos días más tarde, los armenios derribaron otro L-29 de la AzAF más en Nagorniy-Kharabakh, y también publicaron su primer reclamo para la destrucción de un Su-22 azerí - que sigue sin confirmarse.

El último ataque importante de la AzAF contra los blancos en el área se registraron el 23 de abril de 1994, contra Stepankert. No hay detalles sobre el objetivo o el resultado de este atque son conocidos, pero los armenios reclamaron el derribo de un L-29, y dos más como dañados. En los días siguientes, los esfuerzos de la OSCE fueron finalmente éxitosos, y el 12 de mayo fue firmada una tregua, que en gran medida se mantiene hasta hoy, aunque algunas escaramuzas esporádicas se informan de una y otra vez desde entonces. Por ejemplo, en septiembre de 1995, una unidad azerí fuertemente armados pasó por encima de la frontera con Armenia y capturó el pueblo de Vagan. Después de mantenerlo durante varias horas, los azeríes fueron arrojados finalmente de vuelta en la frontera, dejando atrás dos T-72 destruidos.

Las dos jóvenes fuerzas aéreas forjadas durante esta sangrienta guerra fueron posteriormente en gran parte desmovilizadas, y comenzaron a sufrir mucho por la falta de fondos. Estimaciones serias sobre su potencial varían pero - tras la compra de helicópteros adicionales a Rusia - la ARAF debe haber tenido unos 13 Mi-24 para diciembre de 1995. El AzAF, en el otro lado, se redujeron a sólo 53 aviones de combate (incluyendo aproximadamente diez MiG-21 y diez MiG-25), y seis Mi-24.

Las tensiones entre Azerbaiyán y Armenia disminuyeron sólo a partir de que los azeríes se concentraron en desarrollar su industria petrolera, sobre la base de las enormes reservas de crudo y gas que se encuentra por debajo del Mar Caspio.


Mapa que muestra las direcciones principales de la ofensiva armenia, el 27 de marzo de 1993, el corredor de Lachin está marcado por dos líneas paralelas de color rojo, los principales ataques fueron desde los dos extremos del pasillo hacia Goradiz, que apunta a un intento de ampliar el corredor, y llegar a tiempo la comunicación terrestre segundo en la zona, la carretera de Goradiz hacia el sur. La tercera pata de la ofensiva, un ataque sobre Kel'badjar, se llevó a cabo más al norte de esta zona. (Mapa de Tom Cooper, sobre la base de Encarta 2003) 



Orden de la batalla, camuflaje, colores, series y marcas de la Fuerza Aérea de Armenia y de Azerbaiyán 


En general, se sabe muy poco acerca del camuflaje y las marcas de las Fuerzas Aéreas de Armenia y de Azerbaiyán, excepto que en el momento de la guerra la mayoría de los aviones y helicópteros estaban todavía pintados en los patrones de camuflaje y llevaba las marcas de la Fuerza Aérea Soviética. Se sabe muy poco acerca de sus órdenes de batalla demasiado, y los datos disponibles no se confirman por completo.

Armenia 
Ala Aérea de la República de Armenia 
- 15 SAP, con sede en Ereván / Erebuni, equipado con seis Mi-24Ks, siete Mi-24PS (incluido el "42" outlinned en blanco) y dos Mi-24Rs, siete Mi-17 y Mi-8MTKs, y dos Mi-2

- 121 SHAE, con base en Gyumri / Kumagari, equipado con cinco Su-25 (incluido el "75", aplicado en rojo y outlinned en blanco) y dos L-39

- 60 Emiratos Árabes Unidos, con sede en Areni, equipado con seis-2 y un diez Yak-52

- Unidad de Transporte VIP, equipado con un solo Tu-154B-2, un TU-134A y dos Una 72s-

Azerbaiyán 
Azerbaiyán Hava Kuvveti / Fuerza Aérea de Azerbaiyán
-? IBAP / Regimiento de combate, con sede en Kyurdamir, equipado con 12 L-39, 18 L-29, cuatro MiG-21, cuatro Su-17ms, tres Su-24, y dos Su-25

-? TP / Regimiento de Transporte, con sede en Gandja, equipado con un An-12, un An-24, tres Il-76 y un Tu-134

-? HP / Regimiento de Helicópteros, con base en Gala, equipado con 13 Mi-8, 15 Mi-24, y siete Mi-2s


Notas 

Algunas partes de este artículo se completaron con la ayuda del Sr. Mikhail Zhirokhov, otros con la ayuda del Sr. Ole Niklajsen. A excepción de investigación propia, otras fuentes utilizadas fueron diferentes informes de la OCDE, y un artículo sobre este conflicto publicada en el volumen 3 / 1993, de la Zeitschrift Österreichische Militar ("Revista Militar de Austria").

ACIG

domingo, 27 de abril de 2014

Guerra aérea: La guerra en Moldavia (1992)

Guerra en Moldavia, 1992 
Por Alexandru Stratulat y Tom Cooper 

Después de la disolución de la URSS, - ahora Rusia - las tropas no estuvieron en todas partes listas para salir de los países a los que estaban asignados. 

En el caso de la República de Moldova (Moldavia, generalmente en inglés), un pequeño país entre Rumania, el río de Dnestr, y Ucrania, las tropas rusas del 14to Ejército soviético solamente se habían retirado hacia el Dnestr, continuando ocupando las zonas orientales del país, en donde las partes de la minoría rusa declararon la supuesta república de “Pridnestrovskaya Moldovska” (PMR), y comenzaron a aterrorizar a la población moldava local, forzando a más de 10.000 personas a huir de sus hogares en 1991. 

En ese momento, el comandante del 14to Ejército era el My.Gen. Lebed: éste pidió una posición “única” para sus tropas en vista de su posición en Moldova y también en la relación a Moscú, declarando una clase de independencia para sí mismo y su mando. De hecho, el 14to Ejército era un “ejército” solamente por su nombre: dejado con apenas unas 10.000 tropas, estaba ya gravemente bajo en equipamiento y en control, pero aún en la posesión de una significativa cantidad de armas y de munición. Sus unidades activas eran como sigue: 

- 14tas Comandancia del Ejército (Tiraspol) 
- 59na División Motorizada de los Guardias Fusileros de “Kramatorskaya” (equipada con tanques T-64BV y MT-LB así como los transportes blindados de tropas BTR-80) 
- Brigada de misiles 275 (equipada de SAMs Gammon S-200/SA-5, de la serie S-75/SA-2 y de C-125/SA-3 Goa ) 
- Regimiento de Misiles 803 (equipado de los cohetes superficie-superficie del calibre 280mm de 9M140 “Uragan” ) 
- Destacamento de Helicópteros (con cuatro Mi-4s y cuatro Mi-24s) 
- Varias unidades de apoyo y no combativas 

Interesantemente, a pesar de la organización de lo qué se puede describir solamente como motín contra sus superiores legales, Lebed nunca fue relevado de su mando, por el contrario incluso sería ascendido más adelante… Al lado del 14to Ejército de “regulares”, había también voluntarios de Rusia, formada en una clase de una milicia, señalada a veces como “compañías cosacas”, luchando su propia guerra para la “madre Rusia”. Los varios voluntarios ucranianos organizados por organizaciones ucranianas nacionalistas cuyo objetivo era traer Moldova bajo mando ucraniano llegó a estar activo así como varios jefes militares locales que organizaron sus propios “guardias”. 

Los moldavos estaban solo parcialmente preparados en la construcción de sus propias fuerzas militares, y en ninguna parte en las cercanías estaban tan equipadas como el 14to Ejército. Los militares moldavos tenían solamente pocas armas pesadas, varias docenas de APCs BTR-60 y de BTR-70, y ningún tanque. Solamente una brigada motorizada mal manejada fue organizada, mientras que la mayor parte de las otras formaciones de combate fueron basadas en las unidades policiales. 

Debido a esto, los rusos - inicialmente diversas unidades cosacas y de guardias - no tuvieron ningún problema en la ocupación de todos los puentes importantes sobre Dnestr, y en el establecimiento de buenas posiciones incluso respecto a varios lugares al oeste de este río, incluyendo la ciudad de Bendery (o de Tighina en rumano), con el propósito de reforzar las nuevas fronteras del “Transnistriya”. 

 
El entrenamiento de un recluta de policía moldavo sobre el funcionamiento de los cañones ZU-23-2. Observe el título “Politia” en el dorso de su camisa, que lo determina como un oficial de policía moldavo: los rusos en Transnistria todavía utilizan la designación “milicia”. (Foto: transnistria.md vía Alexandru Stratulat) 

El presidente moldavo Snegur intentó negociar con Moscú primero, antes de emprender alguna acción contra Lebed. La situación con Rumania no era mejor: el gobierno estaba realmente interesado en poner a Moldova bajo propio mando. Solamente Francia demostró un cierto interés en cooperación con Moldova, y firmó incluso un tratado de amistad. Esto no fue de casi ninguna importancia para las acciones siguientes. 


(Mapa de Tom Cooper, basado en Encarta 2003) 

Los MiG-29s 
Según los tratados de OSCE sobre armas pesadas en Europa, los moldavos tenian permitido poseer - entre otros - 50 aviones de combate y 50 helicópteros: ése era un número teórico, ya que los moldavos no los podían comprar por la carencia del dinero y la falta de interés también. Sin embargo, según diversos tratados sobre la disolución de la URSS, los moldavos debían por lo menos asumir el control el equipo de las unidades militares soviéticas anteriormente colocadas allí. Por supuesto, los rusos hicieron lo mejor para posponer el otorgamiento de cualquier cosa, y solamente en a principios de 1992 habia sido un poco de equipo entregado a la República de Moldova, entre otros elementos había entre 32 y 34 MiG-29A/C y entre dos y seis MiG-29UBs de los 86 anteriormente establecidos en la unidad asignada a ese territorio: el IAP/119. IAD de la flota soviética del Mar Negro, basado en la BAM Markuleshty. Inicialmente, era confuso cómo los moldavos debían utilizar estos aviones, y había muchos rumores sobre si usar éstos - o intercambiarlos por helicópteros - que Bielorussia estaba dispuesta a vender, lo mismo que Ucrania, o aún Rumania. El gobierno moldavo declaró al público no estar interesado en usarlos. 

Esto cambió cuando las tensiones con la minoría rusa y el 14to Ejército aumentaron. En ese momento, había solamente 14 pilotos calificados en Moldova, el resto del personal habian sido los militares soviéticos. Cuatro de ellos - el comandante Vitaliy Russu, el capitán Alexandr Daranutsa, el Tte 1ro Svetoslav Neburak, y el Tte 1ro Alexandr Popovitch - eran personal del ex- 643 IAP (una unidad asumida el control por la Ucrania, en 1992), entrenada en MiG-29s. Al inscribirse a la Fuerza Aérea Moldava creada recientemente, todos ellos - junto con el comandante del servicio entero, el comandante Nichola Bragish (más adelante Secretario de Defensa moldavo) - fue promocionado. La calidad de su entrenamiento fue puesta inicialmente bajo cuestionamiento, pero el CO anterior de la 624. IAP, columna Victor Kalinin, declaró en una entrevista: “Sirvieron bien, especialmente los rusos, que eran pilotos excelentes.” 

A pesar de la adquisición de tantos MiG-29s, proyectando establecer una única brigada de “reacción rápida” y una pequeña unidad anti-terrorista en primer lugar, el gobierno moldavo todavía estaba interesado en adquirir más helicópteros Mi-8MT, y exploraba activamente algunos en diversas repúblicas ex-soviéticas. Sin embargo, sin el dinero no eran aceptados, y los únicos helicópteros que los militares moldavos estaban operando eran ocho Mi-8MTs, se fueron probablemente detrás por uno de los ex-oficiales de vuelos soviéticos del ejército basados en el área. También alrededor de una docena de An-2s, así como pocos transportes An-12, An-26, An-32 y An-72 fueron dejados atrás por los rusos que se retiraban o asumida el control de las diversas compañías e instituciones civiles, incluyendo la aviación agraria local (los transportes más grandes fueron tomados lo más probablemente posible directo de la aviación soviética anterior del transporte, incluso si es cuestionable eventualmente fue basado de hecho en Moldova antes de la guerra: el único aeródromo militar en el área era Tiraspol, y éste estaba fuera del alcance de las autoridades moldavas debido a estar en el lado “incorrecto” del río de Dnestr). Todos los aviones y helicópteros fueron colocados en el aeródromo cerca de Chisinau, capital moldava. 


Fila de MiG-29s en los colores completos de la FA moldava, vista a veces durante el mediados de los 90. ¡Si todos los partes sobre ellos se toman seriamente, algunos de estos aviones vieron servicio al lado de ningún menos pero de tres o cuatro diversas fuerzas aéreas hasta ahora! (vía Tom Cooper) 



Ilustraciones de la ex-VVS y del ex-MFARM MiG-29 “blanco 03” según lo visto en la foto arriba, demostrando los detalles de la configuración del camuflaje - cuál fue usado absolutamente para el momento en que el plano terminado en los E.E.U.U. dé. (Ilustraciones de Tom Cooper) 

Los Fulcrums vs. el 14to ejército 
Antes de que el trabajo sobre la creación de los militares moldavos podría conseguir algo, las tensiones crecieron con los rusos, aparte de empezar a arribar un número siempre creciente de refugiados moldavos sobre Dnestr, mientras que los paramilitares y las tropas rusas del 14to ejército rehusaron en varias ocasiones retirarse del río. Los moldavos entonces decidieron asumir el control de los puentes. Uno de los primeros choques ocurrió en Dubasari, el 2 de marzo de 1992, cuando los 
moldavos intentaron controlar el puente local. En un choque corto pero intenso los rusos capturaron uno de los BTR-80s moldavos: dispararon a dos ciudadanos rumanos que fueron capturados con el vehículo posteriormente. 

Los T-64s de la 59va división de los Guardias se saben pudieron haber sido desplegados por primera vez en combate en mayo de 1992. “Privatizados” por los oficiales rusos que habian parado su servicio, fueron desplegados durante otra batalla en Dubasari, que terminó con un fiasco para los rusos, que perdieron uno de su T-64s a un arma anti-tanque desconocida. Dos contraataques rusos subsecuentes - apoyados por un equivalente de dos compañías T-64 - fueron arruinados también, cuando los moldavos los detuvieron usandos cocteles Molotov en lucha callejera. 

El despliegue casual y la coordinación pobre con otras unidades dieron lugar a granes pérdidas de blindaje ruso. A excepción de varios T-64s “privatizados” dejados fuera de combate (pertenecientes oficialmente al 14to ejército pero que fueron operados realmente por las “brigadas mecanizadas” de cosacos y de otras organizaciones paramilitares), y a pesar de el despliegue por lo menos de una batería de los obúses autopropulsados locales 2S3 “Akacia”, junto con APCs BTR-70 y MT-LB, los rusos perdieron varios vehículos de combate durante estas batallas, incluyendo varios APCs MT-LB equipados de una torre capaz de portar cañones antiaéreos ZU-23-2, continuaron la cubierta de atrás, pero también a “tanques convertidos” de un número emplearon el chasis de los MT-LB (MT-LB reales con placas de acero adicionales y los sacos de tierra agregados al frente y los lados). La mayor parte de los “tanques rusos”, a saber, eran realmente KamAz y carros del otro tipo, “armado” por la adición de placas de acero en frente y los lados (uno de éstos fue armado con los lanzacohetes UV-57-16, tomados de los helicópteros Mi-4!), que probó particularmente vulnerable a todas las clases de fuego defensivo - especialmente RPG-7s, disponibles en abundancia. 

Una historia particularmente típica para el despliegue del blindaje ruso fue el destino de tres T-64s “capturados” de una guarnición rusa del ejército que fue bloqueada por el "Comité de Mujeres de Transnistrian” por varios días, el 20 de junio de 1992. Los tres vehículos fueron acometidos inmediatamente en la lucha, junto con cinco otros T-64s, y desplegados en tentativa de capturar Bendery. 

Cuando el T-64s se movieron sobre el puente para apoyar a una columna de infantería que atacaba Bendery, las tropas rusas interpretaron mal propios tanques y se retiraron creyendo que estaban a punto de venir bajo ataque por tanques moldavos. Sin el apoyo de la infantería, T-64s fueron “carne fácil” para los moldavos: dos fueron destruidos (uno por un impacto de un cañón anti-tanque de 100mm MT-12 Rapira; otro fue impactado en la torre y después se prendió fuego), y otros dos dañados (uno fue pegado por un RPG en los orugas, mientras que la otra fue pegado en el compartimiento y el equipo del motor se prendió fuego, forzando a la dotación a abandonarlo; mataron a la dotación del vehículo posteriormente por fuego de ametralladora más adelante). En información no oficial, según fuentes rusas, los moldavos sufrieron la baja de once vehículos armados, dos cañones MT-12 Rapira, dos pistolas antiaéreas ZU-23-2, cinco vehículos militares y 80 matados en esta batalla: los dos T-64s rusos dañados fueron recuperados y reparados más adelante para entrar en servicio otra vez. 


Bloqueo de camino de Transnistrian en la región de Dubasari. El área vio algunas de las batallas más feroces de esta guerra, de combate para la posesión de la presa de Dubasari - usada también como puente - y de la instalación del poder. (Foto: transnistria.md vía Alexandru Stratulat) 

Uno de T-64BVs ruso según lo visto después de batallas feroces en el puente de Benderi - eliminado obviamente por el fuego anti-tanque moldavo mientras que tentativa romperse a través de Tiraspol a Bendery. (vía Alexandru Stratulat) 

Para finales de junio de 1992, después de que varias nuevas batallas y altos el fuego negociados por la OSCE, el 14to Ejército ruso amenazó con hacer explotar varias cabezas de puente e penetrar más profundo en Moldova. Realizar que careció el poder incluso de rechazar a los rusos sobre Dnestr - no hablar de traer el país entero bajo mando o no desarmar a los rusos - al gobierno moldavo después pidió la destrucción de todos los puentes, así que hacerla imposible para que los rusos continúen sus ataques más profundos en Moldova. La fuerza aérea moldava tiene la orden para atacar el puente que atraviesa Dnestr entre las ciudades de Bendery y Tiraspol, donde no había ocasión para las tropas en la tierra de alcanzar el objetivo. El 22 de junio de 1992, cuatro MiG-29s fueron preparados para el comienzo. Dos debían ser volados por Russu y Neburak, y ser armados con seis OFAB-250 bombas cada uno. Daranuts y Popovitch eran revestirlos que volaban un único MiG-29UB (el “azul anterior 62”, ahora repintado en el “blanco 61”). 

En 1915hrs, los tres planos aparecieron sobre Bendery y atacaron el puente. El objetivo fue dañado solamente levemente pues no se rayó ningunos golpes directos, pero una de las bombas iba astry y pegada una casa cerca, matando a varios civiles adentro. Las fuentes rusas admiten que este ataque causó pánico en Tiraspol, pero no revelan ninguna información adicional sobre sus efectos. De hecho, el aspecto de MiGs moldavo tomó a rusos totalmente por sorpresa. Sin embargo, el 14to ejército reaccionó rápidamente activando sus unidades de la defensa aérea. En el día siguiente, dos MiGs atacaron la estación de petróleo grande en Blishniy Hutor, cerca de Tiraspol, y este vez los rusos encendieron obviamente detrás, pues la comuncación por radio siguiente entre un SAM-sitio S-125 (SA-3) y los HQs del 14to ejército fue vigilada: 
- “Acimut 51. Distancia 30 (kilómetro). Altura 1.000. Objetivo de alta velocidad!” 
En el HQ del 14to ejército, la olumna Dobrynsky respondió: 
- “Conseguirlos!” 
Varios segundos más adelante, el comandante de la SAM-batería respondió: 
- “Explosión en la altura de 3.000. El objetivo en la radar-pantalla partió en dos porciones. Uno puede asumir que el objetivo fue pegado!” 

Aunque los rusos demandaran un avión derribado, no se pegó ninguno del MiGs: no sólo que ningunos restos cayeron en el lado del este de Dnestr (salvo que las tropas de algún SPECFOR del 14to ejército más adelante trajo una antena supuesto tomada de MiG-29, explicando ellos “lo encontró en la otra playa”), o que nube-revestir previnieron una observación directa de los resultados, pero también el gobierno moldavo negó que su fuerza aérea voló cualquier clase de operaciones de combate. 

De hecho, durante el siguiente pocos días que las unidades rusas registraron por lo menos 20 otros vuelos de MiG-29s moldavo, ningunos de éstos aparecieron dondequiera cerca de Blishniy Hutor. Excepto MiG-29s, el Mi-8s moldavo también vio un cierto uso, primero para transportar a tropas alrededor de los campos de batalla. Varias veces vinieron bajo fuego de las unidades rusas, él se saben que en el último junio de 1992 una de ellas fue dañado por el fuego de tierra: aterrizó en Chisinau con 42 agujeros de bala y un personal herido. 



Uno de ocho Mi-8MTs operados por el FA moldavo visto en la rampa del aeródromo de Kishinev. Además de los “02”, hay por lo menos dos más Mi-8s que usan colores del camuflaje, incluyendo “01” y “03”. Sus colores deben ser muy similares a ése considerado en “02”. Interesante, el más adelante no está usando las insignias nacionales en la cara inferior del fuselaje, como éste era el caso con otros dos Mi-8s, (Alexandru Stratulat) 

La insignia y la primer plano de deriva de la fuerza aérea moldava, como funcionando desde el muelle de 1992. La llamarada de plano de deriva ahora se aplica a los transportes algún An-72 y a pocos helicópteros. (Alexandru Stratulat) 

Por la tarde de uno de los días pasados en junio de 1992, las unidades de la defensa aérea del 14to ejército fueron alertadas para un “ataque de noche formado” de helicópteros moldavos, después de que sus radares descubrieran objetivos numerosos en el acercamiento de poca velocidad y llano. La asunción era que los helicópteros moldavos se estarían acercando para un ataque. Esto nunca materializó, al menos: qué suceso era que una dotación de un transporte rumano An-24 se desorientó durante un vuelo de noche a Chisinau y después se entró el espacio aéreo ucraniano. El avión fue interceptado por MiG-29s y Su-27s ucranianos, y para evadir éstos liberó una gran nube de la cinta metálica antirradar que entonces fue soplada por el viento hacia Tiraspol. La cinta metálica antirradar de movimiento lento creó claramente un objetivo de radar grande, que los operadores de radar rusos malinterpretaron. Afortunadamente, el error fue reconocido a tiempo y no se encendió ningún SAMs. 

Sin embargo, pocos días los rusos demandaron más adelante haber disparado abajo de un An-24 rumano - por SA-14 MANPADs, encendido por las tropas de cuál ahora era “el protector nacional de la república de Dnestr”. No se sabe a los rumanos negados para haber perdido cualquier avión sobre Moldova, y de hecho ningunas bajas de ninguna clase de aviones rumanos del transporte - civil o los militares - para el junio de 1992. 

Y aún, el 28 de junio una unidad de la fuerza aérea rusa colocada en Krim (en la Ucrania) entonces fue preparada para participar en la guerra estableciendo un bloqueo del espacio aéreo de Moldavia (varios pilotos anteriores de esta unidad demandaron más adelante haber encontrado MiG-29s moldavo en los cielos, y disparado varios de ellos derribar), mientras que las unidades de la defensa aérea del 14to ejército fueron colocadas de nuevo así que revestir el frente del conjunto y negar así los aviones y los helicópteros del AF moldavo la posibilidad para participar más activamente en la lucha en la tierra. 

Estas dimensiones estaban de ninguna gran importancia para el resultado de la guerra más, como un alto el fuego OSCE-negociado se hacía efectivo en el mismo día, trayendo un extremo a la lucha. 


Los “Cosacos rusos” en Transnistria, con un APC improvisado, al parecer un carro de KamAZ con las placas de acero para la protección y (probablemente) una ametralladora RPK en la capota. Las unidades “Cosacas” rusas también utilizaron un número de carros Ural, con cañones antiaéreos ZU-23-2 montadas en la caja, similares a unas usadas por las tropas rusas en Afganistán y Chechnya. (Foto: transnistria.md vía Alexandru Stratulat) 

Resultados de la guerra 
La situación en Moldova sigue siendo tiempo y los rusos todavía están en el mando de las áreas al este de Dnestr. El territorio controlado por ellos mientras tanto se conoce para la corrupción dispersa y el crimen organizado, los genios cuyo están extendiendo sus tentáculos también en considerables partes de Moldavia. El OSCE inició negociaciones repetidas: durante la cumbre de Estambul, en 1999, Moscú acordó sacar sus 1.500 tropas pasadas y toda la propiedad militar de la región de Transistrian antes de 2002. Las ocasiones para una reunión pacífica de Moldavia siguen siendo bajas, al menos: Moscú y Tiraspol están arrastrando deliberadamente el repliegue de las armas y de la munición rusas. Rusia, que efectúa un mando verdadero sobre la región de Transnistrian con la presencia de su militar (así como el hecho de que la mayor parte de los líderes de Transnistrian son ciudadanos rusos y oficiales anteriores del 14to ejército), no pudo hasta ahora transformar autoridades locales, incluso si había tentativas de darle vuelta en otro enclave ruso como el de Kaliningrad Oblast (Prusia del este anterior). En el contrario, los nacionalistas y los criminales rusos siguen siendo resueltos mantener la región de Transistrian bajo su mando, y 2005 el diputado Speaker de la Duma rusa del estado, Sergeiy Baruin, reforzaron la posición rusa que Moldova y Transnistria son dos diversos estados. Sin una implicación más fuerte de poderes occidentales, la situación es muy poco probable de cambiar: una vez que Rumania ensambla la unión europea, la escena de este conflicto va a moverse directo a la nueva frontera del este de la UE. 

Implicación rumana 
Había en junio y julio de 1992 numerosos partes rusos sobre la implicación rumana en el lado moldavo. Los rusos denunciaron que los rumanos estarían volando MiGs moldavos, y que Rumania apoyaba activamente el esfuerzo moldavo de la guerra. De hecho, la mayor parte de tales partes fueron basados en el hecho que el rumano es la lengua materna en Modova, así que los rusos no podrían oír ninguna otra lengua al escuchar las comunicaciones moldavas. Las autoridades rumanas negaron cualquier clase de implicación en Moldova, pero es obvio que había varias clases de contactos entre Bucarest y Chisinau. Uno de éstos dio lugar a un acuerdo de trueque, a lo largo de el cual los moldavos intercambiaron uno de sus MiG-29s por algunas docenas de transportes blindados de tropas BTR-60PB y BTR-70. El anteriores eran considerados viejos y duros mantener por los rumanos, que eran impacientes conseguir sus manos unos de los “Fulcrum Cs” de manufactura rusa original - y especialmente de su equipo activo de emisión. 

Este MiG-29 (seriado “53” en servicio con la fuerza aérea rumana) llegó al BAM Mihail Kogalniceanu el 11 de septiembre de 1992. A la sorpresa de (absolutamente repugnante) de personales rumanos, la unidad de interferencia faltaba: fue reemplazada por un lastre. Obviamente, los rusos quitaron los perturbadores de todos los MiG-29s que han tenido que dejar detrás en Moldova (es muy probable que los americanos experimenten una decepción similar cuando compraron un número de estos aviones, en 1997 - ver los detalles). 

Es absolutamente cierto que los rumanos han ofrecido también la otra clase de ayuda, especialmente bajo la forma de mantenimiento para MiG-29s y Mi-8s moldavos, pero a través de abastecimientos de munición y de diverso equipo también. 

Al por mayor de MiGs 
Mientras tanto, el gobierno moldavo tentativa en varias ocasiones librarse de su MiG-29s restantes. En 1994 un ejemplar fue donado a Rumania, y a entre cuatro y seis fueron entregados a Yemen del Sur. Uno fue perdido según se informa y otro dañadísimo durante la guerra entre el Yemen del norte y del sur - cuando fueron volados por los mercenarios moldavos e iraquíes - pero todos los sobrevivientes deben haber sido devueltos a Moldova luego. El 23 de junio de 1997 los EE.UU. y Moldovia firmaron un acuerdo cooperativo de la reducción de amenazas el 23 de junio de 1997, que autorizó los EE.UU. a comprar 21 de los MiG-29s, junto con 500 misiles aire-aire R-73 asociados: en octubre del mismo año varios C-17s de la U.S.A.F. aterrizaron en Chisinau y cargaron los aviones y las armas. Aunque se creyó extensamente que habían sido comprados por los EE.UU. para hacerlos inasequibles para estados “amenazantes”, de hecho la USAF estuviera primeramente interesado en probar y estudiar no sólo MiG-29 construidos por los soviéticos, sino especialmente su versión equipada para desplegar armas nucleares tácticas. 

Algunos partes indican, que los diez MiG-29s entregados originalmente a Eritrea, en 1998, vinieron también de Moldova, pero esto nunca fue confirmada. Por el contrario, seis MiG-29s permanecen en el país y el gobierno todavía los está ofreciendo en varias ocasiones para la venta - incluso si todo ahora son no operacionales. 


MiG-29UB moldavo “blanco 61” mientras que aún estaba en Moldova. (Alexandru Stratulat) 


Como la mayor parte de el otro MiG-29s moldavo, este UB “blanco 61” terminó en los EE.UU. Hoy, este avión está en despliegue en Wright Patterson AFB, como “azul 62”. (Ilustraciones de Tom Cooper) 


Post Data 
Hay con frecuencia preguntas sobre el propósito de la venta de los MiG-29s moldavos a los EE.UU. Una de las mejores explicaciones fue publicado hasta ahora en Airman Magazine, volumen 1998, en el artículo siguiente por el sargento tecnólogo Pat McKenna. 

Los Estados Unidos no pueden pasar de largo mucho más que un groupie a una venta de garage. Así que cuando la República de Moldova puso 21 aviones de caza bivalentes MiG-29 - capaces de llevar las armas nucleares - en la cuadra de subasta el pasado mes de octubre, el Pentágono las arrebató antes de que los cazadores de negocio de países antipáticos pudiesen poner sus manos en ellos. 

Bajo condiciones del contrato, los Estados Unidos y el Moldova no divulgarán el precio de compra de los jets. El Secretario de Defensa William S. Cohen, sin embargo, dijo, “era absolutamente razonable.” 

El Pentagon saltó a comprar los aviones después de conocer que Irán había examinado los jets y había expresado un interés en el adición de ellas a su inventario. “Estaba en su lista de compras. Y somos muy felices de tenerlos en nuestras manos en vez de los iraníes',” Cohen dijo. 

InMIGración a América 
El financiamiento para la venta vino del programa cooperativo de la reducción de amenazas del Departamento de Defensa, que quitaba armas de destrucción total a ex-estados soviéticos, por lo tanto previniendo su huida a un estado agresor. Moldova hizo el reparto porque no podría volar más jets, que guzzle el gas como un cupé 1966 de Cadillac DeVille. “No sólo no podrían los moldavos producir la cuenta del combustible, no podrían continuar con los costos de mantenimiento cualquiera,” dijo a capitán Michael Davison, que llevó a equipo que recuperaba el MiGs. No habían pagado “sus tripulaciones y sostenes por casi seis meses.” 

Davison y un equipo de 40 aerotécnicos, incluyendo ingenieros, personales del aeropuerto y fuerzas de seguridad, pasadas los 24 días por último octubre y noviembre en la base aérea de Markuleshti en Moldova, cargando para arriba y enviando los jets, los misiles y el equipo. Las piezas alistadas compusieron a mayoría del equipo, representando varios mandos y dependencias como la dependencia de inteligencia de aire, mando de movilidad de aire, y fuerzas aéreas de los E.E.U.U. en Europa. “Dieron una sacudida eléctrica a los moldavos que no prohibimos a técnicos alistados, especialmente las mujeres, poner sus manos en los aviones,” Davison dijo. “Apenas no hacen eso allí.” 

Moldova descansa sobre el Mar Negro, cuña entre Rumania y Ucrania. El estado soviético anterior efectivo-atado con correa - sobre el tamaño de Maryland - confía en agricultura como su principal recurso, y ha caído el dificultades. Las “cosas que tomamos para concedido, ellas no tenían, como la agua corriente o el calor en sus edificios. Era frío el todo el tiempo que estaba allí,” dijo Davison, que saluda de Mansfield, Massachusetts “a pesar de las condiciones y sus circunstancias, los moldavos doblados encima de retroceso para nosotros; eran muy graciosa.” 

Del 20 de octubre al 2 de noviembre de 1997, los cargadores y los expertos del aeropuerto exprimieron dos MiGs cada uno, sin las alas y los ataron, en los asimientos del cargamento de los transportes del C-17 Globemaster III de las bases de las fuerzas aéreas de Charleston, S.C. Los transportes aéreos de Charleston entregaron el MiGs al centro nacional de la inteligencia aérea en Wright-Patterson AFB cerca de Dayton, Ohio. “Cuando el último MiG fue cargado en Moldova, el comandante moldavo, que era un oso de hombre, dio vuelta a su cabeza y lloró,” Davison dijo. “Era resistente a mirar. Los pilotos del MiG sabían que era lo mejor para su país, pero estaban tristes de verlos ir.” 

Detrás de la campana del hierro 
Ahora, los Fulcrums se asientan en tierra, en varios escenarios del desmontaje en los hangares dispersos a través de Wright-Patterson. En un hangar, ocupado antes por el 906o Fighter Group, ocho MiG-29s, que son tamaño casi igual al F-18 de la armada, se ven tan gastados y curtidos como un molino de viento de New México. Si usted birlara su mano a través del fuselaje de uno de los aviones, se mancharía de color verde. Los moldavos repintaron los aviones con pintura de aerosol. “No estábamos preocupadas sobre como lucían,” Davison dijo, “sino sobre cómo volaban.” 

Los ingenieros de NAIC se peinarán sobre los Fulcrums, poniendo literalmente la tobera debajo del microscopio. Alrededor amontonado de las carlingas del Fulcrums, dos sargentos de la fuerza aérea disecaron la aeroelectrónica del avión, aplicando sus conocimientos electrónicos. Si el NAIC puede descubrir cómo el Fulcrum funciona, los pilotos de la fuerza aérea pudieron ganar un filo si hacen frente al Fulcrum en el combate futuro. El MiG-29 es un avión extensamente exportado, volado por los sospechosos de siempre como Iraq, Irán, Corea del Norte y Cuba. Según Davison, es una de las amenazas principales a las operaciones aéreas de los EE.UU. que desafían nuestros F-15s y F-16. 

“Conseguir un Fulcrum C fue genial,” dijo Davison, ingeniero aeronáutico por comercio. “Éstos son los primeros Fulcrums indígenas que hemos visto encima de cercano y de personal. 
“Ahora conseguimos ver cosas que no hemos visto antes. Conseguimos poner nuestros dedos en ellas y evaluarlas a fondo,” él dijo. “Es una oportunidad única. Podemos descubrir sus debilidades y limitaciones, y pasamos eso conectado al avión de caza de la guerra así que pueden derrotarlas.” 

El NAIC es el centro único, integrado de la fuerza aérea de la inteligencia de producción, y el productor primario del DOD de la inteligencia extranjera del aire y del espacio. Su misión, datando de 1917 y de la sección extranjera de los datos del ejército de los cuerpos de la señal en el campo de McCook en Dayton, es fijar y evaluar la amenaza del aire y del espacio de los enemigos potenciales, asegurando a tropas americanas no se sorprenden en el campo de batalla. Davison trabaja como el principal ingeniero en la instalación extranjera de la explotación de los pertrechoses del centro: un edificio de 35.000 pies cuadrados que se jacta una grúa de 50 toneladas, donde los equipos de los techno-investigadores ingeniero reverso, prueba y analiza el aire y los aparatos y los trastos de alta tecnología extranjeros capturados o comprados del espacio. 

En el Fulcrum, los ingenieros y los técnicos fregarán el avión y estudiarán cada subsistema, explorando para que la mejor manera bata el MiG en combate. “Descubriremos cómo trabajo [de la aeroelectrónica] y qué frecuencias utilizan,” Davison dijo. “Aprenderemos que todo podemos sobre el aeroplano.” 

Según el general Michael E. Ryan, jefe de personal de la fuerza aérea, el servicio voló “pocos” jets para aprender más sobre sus capacidades antenas. Él negó partes, sin embargo, que la fuerza aérea pudo utilizar los jets para formar un escuadrón rojo de agresores, aplicando los MiGs contra aviones de caza americanos en duelos entre aviones falsos. 

¿Cuál es tan siguiente? Davison no elaboraría en cuál está en su lista de objetivos, refrán, “nosotros está interesado en todo el equipo de computación extranjero.” Sin embargo, él no importaría el funcionar con de su lupa sobre el Flanker de Sukhoi Su-27, volado por la fuerza del interceptador de la defensa casera, el Kazakhstan, varios otros estados soviéticos anteriores y la China rusos. 

¿Cualquiera quiere hacer un reparto? 

De los 21 Fulcrums los Estados Unidos comprados, 14 eran de la linea Fulcrum C, equipado del radar que puede trabajar en 16 diversas frecuencias, una emisión del radar activo en su espina dorsal y era de capacidad nuclear, seis mas viejos y un instructor biplaza modelo B. 

Junto con los Fulcrums, el equipo de prueba de los aviones y un abastecimiento de recambios, los Estados Unidos también recibieron 507 misiles aire-aire (no obstante no todos los éstos eran de Moldova), incluyendo 344 AA-8 Aphid, 112 AA-11 Archers y 51 AA-10 Alamos. 

 
El “azul 62” era uno de seis MiG-29UBs heredados por los moldavos de la anterior flota soviética del Mar Negro. En servicio moldavo, el avión fue re-serializado en el “blanco 61” (y también repintado en los colores nacionales moldavos para un despliegue delante del presidente Snegur). Este MiG-29UB lleva el número de serie 50903012038, fue desarrollado en la planta de fabricación en el fábrica número 21, en Gorkiy, el 31 de diciembre de 1988. Vio el servicio extenso, acumulando alguno 600 horas - incluyendo varias salidas del combate durante la lucha con los rusos, en 1992 - antes de 1997, cuando fue comprado por los E.E.U.U. Ahora se exhibe - re-dolido en sus colores soviéticos anteriores - delante del centro nacional de la inteligencia de aire, en Wright Patterson AFB, de los EE.UU. (USA DoD) 

-------------------------------------------------------------------------------- 

Corte moldava investiga las ventas de MiGs a los EE.UU. 

El 27 de junio de 2005, una corte en Chisinau se encontró para las primeras audiencias del caso en contra de Valerio Pasat, consejero de las relaciones exteriores al jefe de RAO UES, al ministro de la ex-defensa y al director de la información de Moldova y del servicio de seguridad. 

Pasat fue detenido en Chisinau, el 11 de marzo de 2005, y encargó siete días más adelante por el abuso general moldavo del wth de la oficina de querellante de la autoridad al concluir el acuerdo de ventas para 21 aviones de caza MiG-29 de los E.E.U.U. El procesamiento mantiene que Pasat excedió sus poderes, porque los aviones no se podrían vender sin ser incluidos en el programa de la privatización, y ponen el daño resultante en los USD los 55.7m. 

-------------------------------------------------------------------------------- 

Noticias relacionadas con la fuerza aérea moldava 
(preparado por Alexandru Stratulat) 

El 7 de junio de 2004, el grupo especial 31 de ingenieros de combate del ejército nacional moldavo emprendió una tarea regular de la destrucción de munición viva  en almacenamiento que había expirado. Tres cuartos de este grupo es los oficiales profesionales han participado en las operaciones internacionales en Iraq, desde 2003. 

Hasta el agosto de 2004, han destruido según se informa cerca de 4.000 artículos de munición y de 220 cabezas de combate para SAMs S-75 y S-200 junto con 600 granadas del calibre 152mm. 

El Ministerio de Defensa explicó la destrucción de esta munición se realiza en el marco de la reforma nacional del ejército, que trabaja de acuerdo con los mecanismos internacionales para la seguridad y la estabilidad en Europa del sudeste. El secretario de estado de la defensa, Brig.Gen. Ion Coropcean, declaró que la destrucción también está teniendo como objetivo asegurando una mejor seguridad a los depósitos militares, así como la población que vive cerca. Algo de la munición era hace 25-30 años manufacturados, y su almacenamiento era mientras tanto simple inseguro. En vez de los misiles destruidos, las unidades antiaéreas moldavas serán reequipadas con los tipos hasta la fecha, movibles y eficientes de armas que sean más baratas mantener y requerir a pocos personales operar. 

En 2004 y 2005 la fuerza aérea de moldavo recibió un número de transporte liviano restaurado y de aviones de uso general. Uno de éstos, un Wilga 35, estrellado el 27 de mayo de 2005, durante un vuelo del entrenamiento, con la muerte de una dotación de cuatro (incluyendo dos pilotos y dos mecánicos). La última acción de los dos pilotos fue evitar que su avión cayera en un terreno de entrenamiento, donde un número de jóvenes reclutas estaban realizando ejercicios. 

Según partes subsecuentes de los funcionarios, una comisión gubernamental que investigó la tragedia declaró en un parte preliminar que la causa del desplome fue probablemente una falla técnica. La comisión, secretario de estado de la defensa, Ion Coropcean, denunció al primer ministro Vasily Tarlev que, probablemente, el motor se averió o aún se detuvo cuando el plano volaban en una maniobra, y que éste podría llevar a un desplome. 

El Vilga 35 se estrelló durante un vuelo de entrenamiento programado para una demostración aérea que debía ser realizada en Marculesti, el 28 de mayo. Previamente, los aviones habían experimentado con éxito varias pruebas técnicas en diversos regímenes de vuelo. 

-------------------------------------------------------------------------------- 

Orden de batalla, camuflaje, colores, series y marcas 


Fortele Armate ale Republicii Moldova (Fuerzas armadas de la República de Moldova) 
- Escuadrón de transporte, basado en Chisinau, equipado de un Tu-134A-3, de un Il-20, de dos An-72s, de un An-24, de un Yak-40, de diez An-2s, y de un único PZL-104 Wilga 
- Escuadrón del helicóptero, basado en Chisinau, equipado de ocho Mi-8MTVs 

Bibliografía 


Esta revisión esta basada enteramente en investigación propia, apoyado por varios partes de “Izvestiya” ruso , “Agence France-presse” francés y algunas otras agencias de prensa, así como denuncia sobre la guerra en Moldova publicado en Österreichische Militärzeitschrift (varios volúmenes a partir de años 1992, 1993, y 1994). 


Derechos reservados 2002-3 © por ACIG.org