Mostrando entradas con la etiqueta Irán. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Irán. Mostrar todas las entradas

sábado, 24 de septiembre de 2016

La guerra secreta entre Siria e Israel (Parte 2)

¿Cómo Israel destruyó el reactor nuclear sirio en Al Kibar?

Parte 1:
La historia de la 'Operación Huerto'

Por Erich Follath y Stark Holger

En septiembre de 2007, aviones de combate israelíes destruyeron un complejo de misterioso en el desierto de Siria. El incidente podría haber llevado a la guerra, pero fue silenciado por todos los lados. ¿Era una planta nuclear y quiénes dieron las órdenes para el ataque?

El caudaloso río Eufrates es el tema de las profecías en el libro de la Biblia de Apocalipsis, donde está escrito que el río será el escenario de la batalla de Armagedón: "El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Eufrates, y sus el agua se secó, para preparar el camino para los reyes del Oriente ".

Hoy en día, el tiempo parece haberse detenido a lo largo del río. Las aguas turquesas del Eufrates fluyen lentamente a través de las provincias del norte de Siria en la ciudad de Deir el-Zor, cuyo nombre se traduce como "monasterio en el bosque." Los agricultores labrar los campos, y los vendedores venden mantas de pelo de camello, el cardamomo y cilantro en los bazares de la ciudad. De vez en cuando visitan la región arqueólogos a excavar los restos de antiguas ciudades de los alrededores, un lugar donde muchos pueblos han dejado su marca - los partos y sasánidas, los romanos y los Judios, los otomanos y los franceses, quienes se asignaron el mandato de Siria por la Liga de las Naciones Unidas y que sólo retiraron sus tropas en 1946. Deir el-Zor es el último bastión antes de que el vasto desierto, vacío, un lugar sin vida de montañas escarpadas y los valles inaccesibles que comienza no lejos del centro de la ciudad.

Pero en una noche de hace dos años, algo dramático ocurrió en este lugar de ensueño. Es un hecho que los residentes locales discutir en voz baja en casas de té a lo largo del río, cuando el resplandor de las tuberías de agua y que estén seguros de que ningún funcionario que está escuchando - el tema es tabú en los medios de comunicación controlados por el Estado, y saben que llamar la atención demasiado a sí mismos en este Estado autoritario podría ser peligroso para su salud.

Algunos hablan en Deir el-Zor de un brillante destello que iluminó la noche en el desierto lejano. Otros reportan haber visto una columna gigante de humo sobre el Eufrates, como un dedo amenazador. Algunos hablan de presagios, mientras que otras se relacionan las teorías de conspiración. Los más viejos piadosamente en Jisr al-Kabir, un popular restaurante cerca del puente de la ciudad histórica de suspensión, creen que fue una señal del cielo.

Todos los rumores hace mucho tiempo han enturbiado las aguas en cuanto a lo que la gente puede o no haber visto. Pero incluso el mundo occidental supuestamente avanzados, con su estado de la tecnología de vigilancia de última generación e interconexión a través de los medios de comunicación, tiene poca información más sólida que la gente en esta ciudad del desierto sirio. Lo que ocurrió en la noche del 6 de septiembre 2007 en el desierto, a 130 kilómetros (81 millas) de la frontera iraquí, 30 kilómetros de Deir el-Zor, es uno de los grandes misterios de nuestro tiempo.




'Nunca ocurrió este incidente "

A las 2:55 pm de ese día, la sede en Damasco, Agencia Noticiosa Arabe Siria (SANA) informó de que aviones de combate israelíes provenientes del Mediterráneo había violado el espacio aéreo sirio en "cerca de la una" de la mañana. "Las unidades de defensa aérea los enfrentaron y obligaron a abandonar después de que cayó un poco de munición en zonas desérticas sin causar daños humanos o materiales", dijo un portavoz militar sirio, según la agencia de noticias. No hubo explicación alguna de por qué un suceso tan dramático se ocultaba por medio día.

A las 6:46 pm, radio gobierno israelí citó a un portavoz militar como diciendo: "Este incidente nunca ocurrió". A las 8:46 de la tarde, un portavoz del Departamento de Estado de EE.UU. dijo durante una rueda de prensa diaria que él sólo había oído hablar de " informes de segunda mano" que "se contradicen" entre sí.

Para el día de hoy, Siria e Israel, dos países que han estado técnicamente en guerra desde la fundación del Estado judío en 1948, en gran parte se adhirió a una política extraña de restar importancia a lo que claramente era un acto de guerra. Poco a poco se hizo evidente que los pilotos de caza no dejar caer algunas municiones al azar sobre la tierra vacía de nadie en esa noche en 2007, pero en realidad deliberadamente atacaron y destruyeron un complejo secreto sirio.

¿Era una central nuclear, en la que los científicos estaban a punto de completar la bomba? ¿Si Corea del Norte, tal vez expertos iraníes, también trabajan en este establecimiento secreto sirio? ¿Cuándo y cómo los israelíes conocieron el proyecto, y por qué tomaron un riesgo tan grande para llevar a cabo su operación clandestina? ¿Fue la destrucción del complejo de Al Kibar entendido como una última advertencia a los iraníes, un ensayo de tipo intención de mostrarles lo que los israelíes planean hacer si Teherán continúa con su presunto programa de armas nucleares?

En los últimos meses, [el periódico alemán] Der Spiegel ha hablado con los principales políticos y expertos sobre el misterioso incidente en el desierto de Siria, incluyendo presidente sirio Bashar Assad, expertos líder de la inteligencia israelí Ronen Bergman, el jefe de la Agencia Internacional de Energía Atómica, Mohammed ElBaradei, y el influyente experto nuclear americano David Albright. También ha hablado con personas involucradas en la operación, que sólo han llegado a un acuerdo para revelar, en condiciones de anonimato, lo que saben.

Estos esfuerzos han llevado a una cuenta que, aunque no resolver el misterio en su totalidad, por lo menos ofrece muchas piezas del rompecabezas. También ofrece una evaluación de una operación que cambió el Oriente Medio y las ondas de choque generadas que todavía se sienten hoy en día.

Parte 2: El impredecible presidente de Siria

Tel Aviv, a finales de 2001. Un bloque discreto de casas situadas entre los árboles de eucalipto es el hogar de la sede de la legendaria agencia israelí de inteligencia exterior, el Mossad. Un monumento a los agentes que murieron en operaciones de comando tras las líneas enemigas se encuentra en el pequeño jardín. Ya hay más de 400 nombres grabados en el mármol gris, con espacio para muchos más. En el edificio principal, los analistas de inteligencia están tratando de montar una imagen de la nueva presidente sirio.

En julio de 2000, Bashar Assad sucedió a su difunto padre, el ex presidente Hafez Assad. Los israelíes cree que el joven Assad, un oftalmólogo sin experiencia política que había vivido en Londres durante muchos años y que sólo tenía 34 años cuando asumió el cargo, sería un líder débil. A diferencia de su padre, un realista político sin escrúpulos apodado "El León", que casi había golpeado a un acuerdo con los israelíes sobre las Alturas del Golán en los últimos meses de su vida, Bashar al Assad, fue considerado relativamente impredecible.

De acuerdo con agentes israelíes en Damasco, el joven Assad estaba tratando de consolidar su poder por la que se defiendan posiciones radicales y controvertidas. Se suministrabann cantidades masivas de armas a los pro-iraníes del Hezbollah en el Líbano, por su "lucha por la independencia" del "régimen sionista". Él recibió a delegaciones de alto nivel de Corea del Norte. El Mossad estaba convencido de que el tema de estas conversaciones secretas fue un refuerzo de las capacidades militares de Siria. Pyongyang ya había ayudado a Damasco en el pasado en el desarrollo de misiles balísticos de mediano alcance y armas químicas como el sarín y gas mostaza. Pero cuando la inteligencia militar israelí informó a sus contrapartes del Mossad que un programa nuclear sirio estaba aparentemente en discusión, los profesionales de inteligencia lo desdeñaron.

¿Las armas nucleares de Damasco, una central nuclear literalmente a las puertas de Israel? Para los expertos, parece demasiado inverosímil.

Además, el viejo Assad había rechazado a Abdul Qadir Khan, el paquistaní "padre de la bomba atómica", cuando Khan trató de vender las centrifugadoras para el enriquecimiento de uranio en el mercado negro a principios de 1990. Los israelíes también sabía muy bien la complejidad del camino hacia la bomba nuclear por experiencia propia, después de haber pasado un largo periodo de tiempo en la década de 1960 para adquirir uranio en secreto y luego desarrollar armas nucleares en sus laboratorios secretos en la ciudad de Dimona en el desierto del Néguev. Se tomaron medidas extremas para evitar que el entonces dictador iraquí Saddam Hussein de seguir su ejemplo: En una noche de junio de 1981, F-16 israelíes, en violación del derecho internacional, entraron en el espacio aéreo iraquí y destruyó el reactor nuclear de Osirak, cerca de Bagdad.

Fase clave
Los israelíes adoptaron un enfoque pinchazo a tratar con el "pequeño" Assad. En 2003, la fuerza aérea llevó a cabo múltiples ataques aéreos contra las posiciones en la frontera con Siria, y aviones de combate israelíes sobrevolaron en Octubre una misión a baja altura sobre la residencia de Assad en Damasco. Fue un espectáculo arrogante de poder que incluso había muchos en el Mossad moviendo la cabeza, preguntándose cómo Assad responda a esos tratos humillantes

En ese momento, la planta nuclear sobre el Eufrates había entrado probablemente en su clave primera fase. En la primavera de 2004, la American National Security Agency (NSA) había detectado una serie sospechosamente elevado de llamadas telefónicas entre Siria y Corea del Norte, con una línea ocupada notablemente la comunicación entre la capital norcoreana Pyongyang y un lugar en el desierto del norte de Siria llamado Al Kibar. El expediente fue enviado a desde la NSA a la “unidad 8200” del ejército israelí, que se ocupará del reconocimiento de radio y sus antenas ha creado en las colinas cerca de Tel Aviv. Al-Kibar estaba "marcado", como se dice en la jerga de la inteligencia.

A finales de 2006, la inteligencia militar israelí decidió pedir a los británicos por su opinión. Pero casi al mismo tiempo que la delegación de Tel Aviv fue su llegada a Londres, un alto funcionario del gobierno sirio se registró en un hotel en el exclusivo barrio londinense de Kensington. Él estaba bajo la vigilancia del Mossad y resultó ser muy descuidada, dejando a su equipo en su habitación de hotel cuando salió. Los agentes israelíes tuvieron la oportunidad de instalar el llamado "caballo de Troya", que puede ser usado para robarle en secreto los datos, en la computadora portátil del sirio.

El disco duro contenía planes de construcción, cartas y cientos de fotos. Las fotos, que fueron particularmente reveladoras, mostraron el complejo de Al Kibar en las distintas etapas de su desarrollo. Al principio - probablemente en 2002, aunque el material era sin fecha - el sitio de construcción que parecía una casa del árbol sobre pilotes, con tubos de aspecto sospechoso que lleva a una estación de bombeo en el río Eufrates. Más tarde fotos muestran pilares de hormigón y techos, que sólo ha tenido una función: modificar el edificio para que se vería sospechoso desde arriba. Al final, todo parecía como si una caja de zapatos se habían colocado sobre algo, en un intento por ocultarlo. Pero las fotos del interior revelaron que lo que estaba pasando en el sitio fue de hecho probablemente el trabajo sobre el material fisible.

Una de las fotos mostró un asiático con pantalones de chándal azul, de pie junto a un árabe. El Mossad identificó rápidamente a los dos hombres como Chon Chibu y Othman Ibrahim. Chon es uno de los principales miembros del programa nuclear de Corea del Norte, y los expertos creen que él es el jefe de ingenieros detrás del reactor de plutonio de Yongbyon. Othman es el director de la Comisión Siria de Energía Atómica.

Por ahora, tanto la inteligencia militar israelí y el Mossad estaban en alerta. Después de ser informado, el entonces primer ministro israelí, Ehud Olmert, le preguntó: "¿El reactor de estar en funcionamiento en breve, y es que hay una necesidad de tomar medidas?" Es difícil de decir, dijeron los expertos. El primer ministro pidió más información detallada, preferentemente de primera mano.


Parte 3: La CIA captura a un pez gordo

Estambul, una casa de seguridad de la CÍA para los desertores de alto perfil, febrero de 2007. Un general iraní había decidido cambiar de bando. Era un pez gordo, del tipo raramente capturados en las redes de la CIA y el Mossad.

Ali-Reza Asgari, de 63 años, un hombre guapo con bigote, era el jefe de la Guardia Revolucionaria iraní en el Líbano en la década de 1980 y se convirtió en viceministro de Defensa de Irán a mediados de la década de 1990. Aunque muy querido en el relativamente entonces liberal presidente Mohammad Khatami, Asgari cayó en desgracia después de la victoria electoral del político de línea dura Mahmoud Ahmadinejad en 2005. Debido a que había varios hombres de marca cercana a Ahmadinejad como corrupto, hubo de repente más en juego para Asgari de su carrera: su vida estaba en peligro.

Fuentes de la comunidad de inteligencia afirman que la deserción Asgari a Occidente fue meticulosamente planeado durante un período de meses. Sin embargo Amir Farshad Ebrahimi, medios de comunicación el ex agregado iraní en Beirut que huyó a Berlín en 2003 y que había conocido personalmente Asgari durante muchos años, dijo que el P. General en contacto con él dos veces para pedir ayuda en su huida - primero de Irán en el segundo semestre de 2006 y más tarde de Damasco. En la versión de los hechos Ebrahimi, Asgari logró cruzar la frontera hacia Turquía en la noche con la ayuda de un contrabandista. Ebrahimi dice que sólo notificó a la CIA y se volvió su amigo a los estadounidenses después de Asgari había llegado a Estambul.

Pero a partir de ese momento, las versiones de la historia coinciden de nuevo. Los estadounidenses y los israelíes pronto descubrieron que la información privilegiada que este insider de Teherán suministraba era una mina de oro de la inteligencia. Para los israelíes, la parte más alarmante de la historia de Asgari era lo que tenía que decir sobre el programa nuclear de Irán. Según Asgari, Teherán estaba construyendo una segunda planta, secreta, además de la planta de enriquecimiento de uranio en Natanz, que ya era conocida por Occidente. Además, dijo, Irán era al parecer financiaba un proyecto nuclear de altamente secreto en Siria, puesto en marcha en cooperación con los norcoreanos. Pero Asgari dijo que no sabía más detalles sobre el plan.

Después de unos días, los controladores del general lo trasladaron en avión desde Estambul, considerado relativamente seguro, a la alta seguridad Base Aérea de Rhein-Main, cerca de Frankfurt. "Traje mi computadora conmigo. Mi vida entera está allí", dijo a su amigo Asgari Ebrahimi, quien lo identificó para los estadounidenses. Asgari Ebrahimi contacto con otras dos veces, una en Washington y luego desde "algún lugar de Texas". El desertor de su amigo quería dejar a su esposa que estaba a salvo y en buenas manos. Las autoridades iraníes habían anunciado que Asgari había sido "secuestrado por el Mossad y probablemente estaba muerto." Pero entonces nada más se supo de Asgari. Las autoridades estadounidenses habían creado al parecer, una nueva identidad para su fuente iraní de alto nivel. Ali-Reza Asgari había dejado de existir.

La necesidad de apoyo de EE.UU.

Olmert se mantuvo al tanto de las últimas novedades. En marzo de 2007, tres expertos de la política, militar y de inteligencia fueron convocados a su residencia en la calle Gaza en Jerusalén, donde Olmert les hizo jurar un secreto absoluto. El trío fue para que le asesore en asuntos relacionados con el programa nuclear sirio. Olmert quería resultados, sabiendo que tendría que obtener el apoyo de los americanos antes de lanzar un ataque. Por lo menos, necesitaba el consentimiento de los americanos tácita si planeaba enviar un avión en regiones que fueron sólo unas docenas de kilómetros de sus bases militares en Turquía, un miembro de la OTAN.

En agosto, el mayor general Yaakov Amidror, portavoz del trío, presentó un informe devastador para el primer ministro. Mientras que el Mossad había tendido a ser reservados en su evaluación de Al Kibar, los tres hombres eran ahora más que convencido de que el sitio representa una amenaza existencial para Israel y que no había evidencia de una intensa cooperación entre Siria y Corea del Norte. También parece ser la prueba de las conexiones a Irán. Mohsen Fakhrizadeh-Mahabadi, que los expertos creían que era el jefe de Irán secreto "Proyecto 111" para equipar misiles iraníes con cabezas nucleares, visitó Damasco en 2005. El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, viajó a Siria en 2006, donde se cree que han prometido los sirios más de mil millones dólares (675 millones de euros) en asistencia y los instó a intensificar sus esfuerzos.

De acuerdo con esta versión de la historia, Al Kibar iba a ser una planta de copia de seguridad para el reactor de agua pesada en construcción cerca de la ciudad iraní de Arak, diseñado para proporcionar plutonio para fabricar una bomba si Irán no tuvo éxito en la construcción de armas que utilicen un enriquecido uranio. "Assad aparentemente pensó que, con su arma, podría haber una opción nuclear para un Armagedón", dice Aharon Zeevi-Farkash, ex director de inteligencia militar israelí.

Buques sospechosos

Olmert ha aprobado una empresa de alto riesgo: una misión de investigación por agentes israelíes en suelo extranjero. En una noche cubierta en agosto de 2007, dice el experto en inteligencia Ronen Bergman, unidades de elite israelíes que viajan en helicópteros a baja altura cruzaron la frontera hacia Siria, donde desembarcaron sus equipos de pruebas en el desierto, cerca de Deir el-Zor y tomaron muestras generales del suelo en las inmediaciones de la planta de Al Kibar. El grupo tuvo que abortar su audaz misión prematuramente cuando fueron descubiertos por una patrulla. Los israelíes seguían careciendo de la prueba definitiva que necesitaban. Sin embargo los de Tel Aviv que favorecían la acción rápida argumentaron que los resultados de las muestras "aportado pruebas de la existencia de un programa nuclear".

Uno de ellos era el jefe del trío de expertos, Yaakov Amidror. Amidror, un hombre profundamente religioso fuertemente influenciada por el temor de un nuevo Holocausto, también encontraba evidencia que sugería que la construcción de la planta de Siria iba a ser acelerada. Le dijo a Olmert sobre un barco llamado “Gregorio”, que venía de Corea del Norte y que fue incautado en Chipre en septiembre de 2006. Se ha comprobado que tienen tuberías de aspecto sospechoso con destino a Siria a bordo. Y a principios de septiembre de 2007, el carguero Al-Ahmad, también procedente de Pyongyang, llegó al puerto sirio de Tartus - con un cargamento de materiales de uranio, según datos del Mossad.

En el momento, nadie reclamaba que Al Kibar representado una amenaza inmediata para la seguridad de Israel. Sin embargo, Olmert quería atacar, a pesar de las condiciones de tensión en la región, la crisis de Irak y el conflicto en la Franja de Gaza. Olmert notificó al entonces Consejero de Seguridad Nacional, Stephen Hadley, y dio a su personal militar propia de la autoridad para bombardear la planta de Siria. La cuenta atrás para la Operación Huerto había comenzado.


Parte 4: " Objetivo Destruido"

Base Aérea de David Ramat, 5 de septiembre 2007. La base aérea David Ramat de Israel se encuentra al sur de la ciudad portuaria de Haifa. También está cerca de Megiddo, que según la Biblia será la sede del Armagedón, la batalla final entre el bien y el mal.

La orden que los pilotos de la escuadrilla recibieron poco antes de las 11 horas del 5 de septiembre 2007 parecía pura rutina: Tenían que estar preparados para un ejercicio de emergencia. Todas las aeronaves de las 10 disponibles, conocida cariñosamente por sus pilotos como "Raam" ("Trueno"), despegaron hacia el cielo nocturno y se dirigieron hacia el oeste, hacia el Mediterráneo. Fue una maniobra destinada a desviar la atención de la extraordinaria movilización que habían tenido lugar entre bastidores.


Tres de los 10 F-15 recibieron la orden de regresar a sus bases, mientras que los siete restantes continuaron volando hacia el este-noreste, a baja altura, hacia la cercana frontera siria, donde se utilizaron sus armas guiadas de precisión para eliminar una estación de radar. Dentro de 18 minutos de vuelo adicionales, habían llegado a la zona de Deir el-Zor. Para entonces, los pilotos israelíes tenían las coordenadas del complejo de Al Kibar programado en sus ordenadores de a bordo. El ataque fue filmado desde el aire, y como siempre ocurre con estos ataques, las bombas fueron mucho más destructivas de lo necesario. Para los israelíes, había poca diferencia si unos cuantos guardias resultaron muertos o un número mayor de personas.

Inmediatamente después del breve informe de los militares ("objetivo destruido"), el primer ministro israelí, Ehud Olmert, pidió el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, explicarle la situación, y le pidió que informara al presidente Assad en Damasco que Israel no toleraría otra planta nuclear - pero que ninguna acción hostil aún estaba previsto. Israel, Olmert dijo que no quería jugar con el incidente y aún estaba interesado en hacer la paz con Damasco. Agregó que si Assad optaba por no llamar la atención sobre el ataque israelí, que él haría lo mismo.


El reactor sirio antes y después del ataque.

De esta manera, un silencio ensordecedor sobre el misterioso suceso en el desierto comenzó. Sin embargo, la historia no terminó allí, porque había muchos que optaron por arrojar luz sobre el incidente - y otros que estaban decididos a vengarse.

Washington, DC, a finales de octubre de 2007. El Instituto para la Ciencia y Seguridad Internacional (ISIS) independiente se encuentra a menos de una milla de la Casa Blanca. Es más importante que algunos departamentos federales de EE.UU.

La oficina de su fundador y presidente, David Albright, quien tiene una licenciatura en física y fue miembro de la Internacional de Naciones Unidas para la Agencia de la Energía Atómica (OIEA) el grupo de expertos en Irak, está en la suite 500 del edificio de ladrillos que alberga el ISIS . Tan relajado como parece a su personal, en sus pantalones de color caqui plisada y se levantó la camisa, saben que no es casualidad que Albright ha logrado convertir el ISIS en uno de los principales tanques de pensar en Washington. Las palabras de Albright un peso importante en el mundo de los científicos nucleares.

El ISIS pasó cuatro semanas el análisis de los informes iniciales sobre el misterioso ataque aéreo en Siria, peinando sobre imágenes de satélite con una superficie de 25.000 kilómetros cuadrados (9.650 millas cuadradas) antes de descubrir el complejo de edificios destruidos en el desierto.

En abril de 2008, Albright recibió una inesperada invitación de la CIA para asistir a una reunión. Allí, el entonces director de la CIA, Michael Hayden, le mostró las imágenes que los israelíes habían obtenido desde el equipo sirio en Londres (para gran indignación de los funcionarios en Tel Aviv, por cierto, ya que proporcionaron información de las fuentes del Mossad). Las fotos habilitaban a Albright, quien estaba familiarizado con las dimensiones y características del reactor de Yongbyon de Corea del Norte, a comparar las distintas fases de Al Kibar. "Ya no hay dudas serias de que se trataba de un reactor nuclear en Siria", concluyó el científico.

Albright cree que el comportamiento extraño de la CIA tuvo que ser entendida en el contexto del desastre de Irak. En ese momento, la administración del entonces presidente George W. Bush, citando información de la CIA, repite constantemente la falsa afirmación de que Saddam Hussein poseía armas de destrucción masiva. Esta vez, la inteligencia estadounidense quería demostrar que la amenaza era real.

Pero ¿de dónde los sirios podrían obtener el uranio que necesita para su reactor de agua pesada, y, en el cual de las plantas secretas fue enriquecido? Además de los coreanos del Norte, ¿los iraníes también participan? ¿Y qué de las últimas imágenes de este proyecto "Manhattan" en el desierto de Siria en realidad representan - la conversión de una fábrica o un establecimiento completamente nuevo?


Parte 5: El Sísifo de no proliferación
Viena, el complejo de las Naciones Unidas sobre Wagramer Straße, sede de los detectives nucleares de la AIEA. Una impresionante colección de banderas nacionales se cuelga en el vestíbulo, como velas esperando un viento de cola. De los 192 estados miembros de la ONU, 150 también son miembros del OIEA, y casi todos los miembros de la ONU han firmado la No Proliferación Nuclear (TNP). El problema de los niños del mundo sin armas nucleares, Israel, Pakistán y la India, no han firmado el tratado. Los tres de ellos poseen - o en el caso de Israel, se cree que posee - armas nucleares.

Los estados signatarios como Siria e Irán tienen derecho a apoyar en la búsqueda de la utilización pacífica de la energía nuclear. También son necesarios para cada fase de las armas nucleares y evitar su proliferación (en el caso de la nuclear "ricos") o se abstenga de desarrollarlas en el primer lugar (en el caso de los "pobres").

El OIEA, cuyo trabajo consiste en verificar el cumplimiento de las disposiciones del TNP, tiene 2.200 empleados y un presupuesto anual de unos $ 300 millones. Esto puede sonar impresionante, pero es en realidad sólo si la demanda cacahuetes en repetidas ocasiones por los políticos de todo el mundo es verdad, a saber, que la posibilidad de que armas nucleares caigan en manos de dictadores o terroristas chantaje representa el mayor peligro para la humanidad.

Durante una entrevista con Spiegel en su oficina de Viena en mayo de 2009, Director General del OIEA, Mohamed El Baradei, de 67 años, suspiró mientras hizo un balance de su vida. A veces, el jefe del OIEA dice que ha sentido como Sísifo, la trágica figura de la mitología griega que está constantemente empujando una roca de una montaña, sólo para perder el asimiento de él poco antes de la cumbre. El Baradei, ganador del Premio Nobel de la Paz 2005, ha señalado reiteradamente que su organización está sujeta a los caprichos de los Estados miembros. Los detectives nucleares cierto que se pueden destinar a utilizar sus equipos de prueba de alta sensibilidad para obtener una huella digital "nuclear" en ningún lugar en particular, pero también necesitan acceso a los reactores. Libia ha causado problemas en el pasado, mientras que hoy son recalcitrantes a Corea del Norte e Irán - en otras palabras, los sospechosos habituales. Y ahora Siria. Las noticias sobre el desierto central nuclear fue una gran sorpresa al OIEA.

"Lo que los israelíes hicieron fue una violación del derecho internacional. Si los israelíes y los norteamericanos tenían información sobre una instalación nuclear clandestina, deberían habernos notificado de inmediato", dice ElBaradei, quien sólo se enteró del incidente dramático de los informes de los medios de comunicación. "Cuando todo había terminado, que se suponía que la cabeza y búsqueda de pruebas en los escombros - una tarea prácticamente imposible."

Alarmantes resultados
Pero había subestimado sus inspectores. En junio de 2008, un equipo de expertos del OIEA visitaron la planta de Al Kibar destruido. Los sirios habían cedido a la presión de los inspectores de armas, pero también había hecho todo lo posible la salida de la primera prueba. Le quitaron todos los escombros de las instalaciones bombardeadas y pavimentaron todo el sitio con el hormigón. Le dijeron a los inspectores que había sido una fábrica de armas convencionales, y no un reactor nuclear, que habrían sido obligados a informar a la AIEA. También insistieron en que los extranjeros no habían participado.

Los expertos del OIEA cuidadosamente recogieron muestras del suelo, y se utiliza toallitas especiales para eliminar los restos diminutos de material de muebles o tuberías todavía en el sitio. Las muestras fueron enviadas a los laboratorios del OIEA en Seibersdorf especial, un pueblo cerca de Viena, donde fueron sometidos a análisis de isótopos ultrasensible capaz de determinar si las muestras habían estado en contacto con el uranio sospechoso. Y, en efecto, el análisis arrojó algunos resultados muy alarmantes.

En su informe, el OIEA se describe "un número significativo de partículas de uranio natural antropogénico (es decir, producidos como resultado de procesamiento químico)", que eran "de un tipo no incluidos en el inventario declarado de Siria de material nuclear." Las autoridades sirias afirmaron que el uranio fue presentado por el bombardeo israelí, algo que el OIEA dijo que era de "baja probabilidad".

En su último informe, publicado en junio de 2009, el OIEA exigió, en términos muy claros, que Damasco que conceder permiso para que otra serie de inspecciones, esta vez con el acceso a "otros tres lugares" que pueden haber estado relacionados con Al Kibar. "Las características del complejo, incluida la capacidad de agua de refrigeración, tienen una gran similitud a las de un reactor nuclear, algo que requiere con urgencia una aclaración", dice un experto del OIEA. En el lenguaje cauteloso de funcionarios de la ONU, esto es casi un veredicto de culpabilidad.

En la mira
"Siria no nos está dando la transparencia que necesitan", dice con enojo ElBaradei. Un cuadro colgado en su despacho parece reflejar su estado de ánimo. Se trata de una impresión de "El grito", por el pintor noruego Edvard Munch, que representa a una persona profundamente angustiada. ElBaradei no cree que él es demasiado indulgente con los presuntos autores de forma ilegal a cabo programas de armas nucleares, ya que la administración Bush en repetidas ocasiones, en particular en relación con Irán. La AIEA, dice, probablemente recibirá el permiso para un viaje de inspección a Siria nuevo pronto. O por lo menos que espera que esto.

Siempre y cuando eso ocurra, un host diferente saludarán el equipo de la ONU. El general de brigada Mohammed afable Suleiman, un confidente de Assad a cargo de toda clase de "cuestiones sensibles de seguridad", fue anteriormente a cargo de presidir las inspecciones. Sin embargo, fue asesinado en 2008. Aterrizó en la mira de sus perseguidores, al igual que Hezbolá Imad Mughniyah comandante.

Para los israelíes, Mughniyah era el epítome del terror, el terrorista más notorio en el Oriente Medio. Él era responsable del sangriento ataque a la sede militar estadounidense en Beirut en la década de 1980 y en las instituciones judías en Argentina en la década de 1990, ataques en los que cientos de personas inocentes murieron. Es considerado por algunos como el inventor del ataque suicida y estaba profundamente arraigada en las estructuras de poder iraní.

El Mossad tenía información de que Mughniyah estaba planeando para vengar el ataque aéreo en Al Kibar con un ataque a una embajada israelí - ya sea en la capital azerbaiyana de Bakú, El Cairo o de la capital, Amman, Jordania.

Parte 6: Asesinado en un SUV

Damasco, el complejo de edificios de la Comisión de Energía Atómica de Siria en Kafar el barrio de Soussa diplomática, febrero de 2008. Los visitantes no son bienvenidos. "Por favor, póngase en contacto con puesto de la taquilla 6091", dice el guardia en la entrada. También hay una dirección de correo electrónico (atomic@aec.org.sy). Pero solicitudes enviadas a las dos direcciones quedan sin respuesta. No es de extrañar, dicen los expertos, que especulan que los hilos de un programa secreto de armas nucleares se reúnen en la AECS discreta complejo.

Fue precisamente en la calle donde está situado el complejo AECS que Imad Mughniyah, alias "El Zorro", estacionó su Mitsubishi Pajero el 12 de febrero 2008, mientras asistía a una recepción en la embajada iraní cerca. Fue una rara aparición de un hombre que normalmente evita ser visto en público. Pero aquella noche Mughniyah sabía que iba a estar entre amigos, entre ellos el líder de Hamas Khaled Mashal y el general sirio Mohammed Suleiman, a quien había conocido muchas veces en Teherán y en los centros de Hezbollah en el Líbano.

Poco después de las 10:30 pm, Mughniyah bebió su última copa de zumo de naranja recién exprimido. Luego besó el anfitrión, el recién instalado diplomático iraní Ahmed Mousavi, en las dos mejillas, como dicta la costumbre local, y abandonó el partido. Mughniyah era "probablemente el más inteligente, más capaz operativo que jamás hemos funcionado a través," dijo el ex agente de la CIA Robert Baer, quien había sido él el seguimiento durante mucho tiempo. Los terroristas sabían que él estaba en lo más alto de la lista de resultados del Mossad, y también sabía que el FBI estaba ofreciendo una recompensa de $ 5 millones por información que condujera a su arresto. Pero se sentía relativamente seguro en Siria, como lo hizo en Beirut y Teherán, que visitó con regularidad.

Una explosión destruyó completamente el vehículo y se destrozó el cuerpo Mughniyah. Murió instantáneamente. Pero la carga explosiva al parecer, se calculó con tanto cuidado que los edificios cercanos fueron apenas daño. El líder terrorista sigue siendo la única víctima en la noche en Damasco.

Los que cometieron el acto, hicieron "el mundo es un lugar mejor sin este hombre", anunció el gobierno estadounidense el día siguiente a través del Departamento de Estado el portavoz Sean McCormack. Hezbolá, que no tenía ninguna duda sobre quién fue el responsable de la muerte, llamado Mughniyah un "mártir" y se comprometió a tomar represalias contra los sionistas.

El gobierno de Israel no confirmó ni negó cualquier implicación en el asesinato. Pero los agentes de la Mossad apenas podían contener su alegría. Según información filtrada a la inteligencia de expertos Mahnaimi Uzi, agentes israelíes habían quitado el reposacabezas del asiento del conductor y lo llenó con un compuesto que podría detonar en el contacto. El expertos en inteligencia Ronen Bergman, incluso puede describir la reacción de los israelíes que estuvieron involucrados. "Fue una lástima que sea una nueva Pajero", uno de ellos habría dicho.

Tartus, una fortaleza medieval de los caballeros templarios en la costa mediterránea de Siria, cinco meses después. Fue en esta ciudad portuaria, 160 kilómetros al noroeste de Damasco, que el misterioso carguero Hamed había atracado una vez con su carga de cemento supone Corea del Norte. Aquí, en una playa de 13 kilómetros al norte de las murallas medievales, el general Suleiman había una casa de fin de semana, no lejos de la playa de lujo al-Rimal Zahabiya. En el verano, Suleiman viajó a su casa de fin de semana casi todos los viernes para revisar los archivos, relajarse y nadar. En este primer fin de semana de agosto en 2008, la gris eminencia del presidente Assad debe haber tenido a lo largo de un número particularmente elevado de los documentos. Unos días más tarde, se había planeado para acompañar a Assad en una visita secreta a Teherán.

Como siempre, Suleiman fue de Damasco a Tartus en un vehículo blindado. Adicionalmente guardaespaldas lo estaban esperando en su chalet. Nunca lo deje fuera de su vista, incluso que lo custodiaban en el agua cuando fue a nadar. Después del asesinato de Mughniyah en una concurrida calle de Damasco, la seguridad fue al más alto nivel posible. El general, que interactuaron con la comunidad mundial como alto representante del régimen en materia nuclear, se consideró particularmente en riesgo.

El mar estaba en calma por la mañana. Yates navegaban frente a la costa, y no había nada que levantar sospechas en Tartus, un destino popular para navegar aristocracia del dinero de Siria donde los barcos se pueden alquilar para las visitas a la cercana isla de Arwad y sus restaurantes de pescado. Un yate inusualmente elegante estuvo a 50 metros de la costa, pero no era lo suficientemente cerca para plantear banderas rojas con los guardaespaldas cuando su jefe decidió saltar al mar.

Nadie escuchó los disparos, que fueron disparados probablemente desde fusiles de precisión con silenciador. Pero claramente llegó desde el mar, golpeando Sulaiman en la cabeza, el pecho y el cuello. El general murió antes de que sus guardaespaldas pudieran hacer nada por él. El yate que llevaba a los francotiradores dio media vuelta y desapareció en las aguas internacionales.

Silenciado
Las autoridades sirias mantuvieron la noticia del asesinato lejos del público durante varios días. Después de eso, hizo declaraciones concisas acerca de la delincuencia "viciosa". Según la versión oficial, el general fue "encontrado muerto a tiros cerca de Tartus." No se hacía mención de un yate o del ángulo desde el que los disparos fueron realizados.

La especulación era común en Damasco. Los diplomáticos suponen que Suleiman se había vuelto demasiado poderoso para los miembros de su gabinete de compañeros, y que su asesinato fue la prueba de una lucha de poder interna de Siria. Según los críticos occidentales de la presidencia, Suleiman se había convertido en una carga para Assad después de la debacle participación del bombardeo de la planta nuclear y el asesinato de Mughniyah, y fue eliminado por órdenes de Assad. Para los expertos, sin embargo, el escenario más probable es que los israelíes estaban detrás del asesinato de gran profesionalidad.

Suleiman, quien fue apodado "el general importado" por su apariencia europea, fue enterrado en una ceremonia privada en su pueblo natal de Draykish dos días después de su asesinato. El presidente Assad envió a su hermano menor Maher para asistir al funeral secreto, mientras él se embarcó en su viaje programado a Teherán. Era importante para él a montar un espectáculo de auto-control, no importa cuán afligido que él pudo haber sentido.

¿Puede ataques con bombas y escuadrones de la muerte contra los terroristas reales o presuntos lograr el progreso en Oriente Medio? ¿Es cierto que los árabes y los israelíes sólo entienden el lenguaje de la violencia, ya que muchos de Tel Aviv están diciendo ahora? ¿La operación contra el complejo de Al Kibar, lo que viola el derecho internacional, llevar al presidente sirio a sus sentidos, o que simplemente lo animan a endurecer su posición?

¿Y qué significa todo esto para una posible bomba nuclear iraní?


Parte 7: Las consecuencias de la Operación Huerto
"La instalación que fue bombardeado no era una central nuclear, sino más bien una instalación militar convencional", insistió el presidente sirio, Bashar Assad durante una entrevista de Der Spiegel en su palacio cerca de Damasco a mediados de enero de 2009. "Podríamos haber devuelto el golpe. Pero, ¿realmente nos permitimos a nosotros mismos a la provocación y la guerra? Luego habría caminado en una trampa israelí". ¿Qué pasa con los rastros de uranio? "Tal vez los israelíes lanzados desde el aire para hacernos el objetivo precisamente de estas sospechas."

Damasco, dijo, no está interesado en convertirse en una potencia nuclear, ni cree que Teherán está desarrollando la bomba. "Siria se opone fundamentalmente a la proliferación de armas nucleares. Queremos un libre de armas nucleares en Oriente Medio, incluido Israel."

Assad, indignado por la beligerancia israelí en la Franja de Gaza, ha suspendido las conversaciones secretas de paz con el enemigo, que había sido negociado por Turquía. Pero también es claro que Assad está dispuesto a alejarse de la lista de parias políticos mundiales y entrar en diálogo con los Estados Unidos y Europa.

En el otoño de 2009, las relaciones entre Damasco y Occidente parecen estar en vías de recuperación, probablemente como resultado de las concesiones de América en lugar de las bombas israelíes. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, recibió de Assad en el Palacio del Elíseo y le dijo que la normalización de las relaciones dependerá de la reunión sirios una condición provocativamente tenor: "Fin de la cooperación armas nucleares con Irán." En la primera semana de octubre, el viceministro de Exteriores sirio Faisal Mekdad viajó a Washington para reunirse con sus homólogos de allí. Y el rey Abdullah de Arabia Saudita, con la bendición explícita de Washington, fue a Damasco, en un intento de hacer un cambio al campo moderado más apetecible para Assad.

El presidente Barack Obama probablemente enviará un agregado militar de EE.UU. a Damasco en breve, seguido de un embajador. Siria podría ser removido de la lista de EEUU de países patrocinadores del terrorismo, una lista que también incluye a Irán, Cuba y Sudán. La perspectiva de miles de millones en ayuda, así como las transferencias de alta tecnología, se lleva a cabo a Assad. El presidente sirio sabe que esta es probablemente su única esperanza de revivir su maltrecha economía en el largo plazo.

Las relaciones entre Damasco y Teherán han empeorado considerablemente en las últimas semanas. informe de las agencias de inteligencia occidentales de que el liderazgo iraní está exigiendo que el regreso de Siria - de los envíos de importantes plena y sin indemnización - de uranio, que ya no necesita ahora que su programa nuclear ha sido destruido.

Las últimas noticias de Damasco, la ciudad antigua donde Saulo se convirtió en Paulus de acuerdo a las secuencias de comandos de edad: De acuerdo a la información Spiegel ha obtenido de fuentes en Damasco, Assad ha sido pensando en tomar un paso político sensacional. Se cree que han sugerido a los contactos de Pyongyang que está considerando la divulgación de sus "nacionales" programa nuclear, pero sin revelar detalles de la cooperación con sus socios de Corea del Norte e Irán. Libia Muamar Gadafi líder revolucionario obtenido beneficios considerables de la comunidad internacional después de una similar "confesión" sobre el programa nuclear de su país.

En septiembre de 2007, aviones de combate israelíes destruyeron un complejo misteriosa en el desierto sirio. El incidente podría haber llevado a la guerra, pero fue silenciado por todos lados. Aquí, un piloto de la Fuerza Aérea de Israel se ve en base aérea Hatzerim.
 
Una imagen de satélite del reactor se sospecha antes de los 6 de septiembre, de 2007 ataque aéreo: la inteligencia israelí obtuvo información sobre el proyecto secreto después de robar datos de un ordenador portátil perteneciente a un funcionario sirio.

La reacción de Corea del Norte fue muy rápida y dura: Pyongyang envió a un representante gubernamental de alto rango a Damasco para informar a las autoridades sirias que los coreanos del Norte ponían fin a toda cooperación en materia de armas químicas si Assad procedía con su plan. Y esto independientemente de que Pyongyang se refirió en este contexto o no.


El presidente sirio, Bashar Assad, visto aquí con su homólogo iraní, Mahmoud Ahmadinejad, dijo a Spiegel en una entrevista que el complejo no era más que un sitio militar convencional.
Entonces primer ministro israelí, Ehud Olmert, ordenó el ataque contra el reactor nuclear sirio sospechoso en Al Kibar.

La reacción de Teherán se cree que ha sido más grave. Saeed Jalili, el negociador principal nuclear del país y un estrecho colaborador del líder supremo religioso de Irán, al parecer trajo consigo un mensaje urgente del ayatolá Jamenei Ali, en el que Jamenei calificó el plan de Assad "inaceptable" y amenazó que significaría el final de las dos alianzas de los países estratégicos y una fuerte disminución en las relaciones.

Según fuentes de inteligencia, Assad ha retrocedido - por el momento. Sin embargo, él también está buscando maneras de hacer negocios con sus enemigos, duro incluso de Israel-line primer ministro, Benjamin Netanyahu. Sin embargo, Assad se resiste a renunciar a sus contactos con Hezbolá y Teherán por completo, y que exigirá un precio muy alto por el posible reconocimiento de Israel y por su papel de mediador con Teherán, a saber, la devolución de todo el Golán.

El tiempo en su lado
¿Pudo la Operación Huerto causar una buena impresión a los iraníes, y los hicieron comprender la forma en que fue pensado probablemente por los israelíes: como una última advertencia a Teherán?

Los iraníes se han - literalmente - atrincherado, y no sólo desde el ataque israelí contra Siria. Muchos de los que utilizan centrifugadoras para el enriquecimiento de uranio están operando en los túneles subterráneos. Ni siquiera las super bombas revienta búnker que el Pentágono ha solicitado estarán disponibles pronto, citando "necesidades operacionales urgentes", son capaces de destruir totalmente las instalaciones como la de Natanz.


Imad Mughniyah, un líder del Hezbollah, fue asesinado por los israelíes en Febrero de 2008. El Mossad había obtenido información que Mughniyah estaba planeando vengar el ataque aéreo a la planta de Al Kibar con un ataque a la embajada israelí.

Los norteamericanos - o los israelíes – tendrían que llevar a cabo ataques aéreos durante varias semanas parar destruir más de una docena de instalaciones nucleares conocidas para retrasar el programa nuclear iraní por solo unas pocas semanas. Sería una empresa mucho más compleja que los ataques a los israelíes en el pasado sobre el reactor Osirak en Irak y la planta nuclear Al Kibar de Siria. E incluso después de una operación tan amplia, que los exponen a los contraataques, que no podían estar completamente seguros de haber acabado con todos los elementos clave del programa nuclear iraní. Sólo en septiembre, Teherán sorprendió al mundo con la confesión que había construido una planta de enriquecimiento de uranio no reportado anteriormente, cerca de Qom.

La Operación Huerto logrado sólo una cosa: si los iraníes habían planeado construir un "repuesto" una central nuclear en Siria, es decir, una fábrica de plutonio de copia de seguridad, sus planes se vieron frustrados. Pero Teherán tiene tiempo de su lado. Los iraníes son ya creían haber alcanzado la capacidad de ruptura - en otras palabras, la capacidad para comenzar a construir un arma nuclear si así lo desean. Irán está a punto de convertirse en una potencia nuclear.

¿Y Siria? No hay nada que sugiera que Damasco o incluso es capaz de jugar con fuego una vez más. Una fábrica convencional, de hecho, han construido sobre las ruinas de la planta de Al Kibar. No hay acceso a la planta - por "razones de seguridad", como residentes de Deir el-Zor decir lacónicamente - en el retén cerca del gran río y el pueblo desierto de Tibnah.

El río color turquesa fluye lentamente, el río que Moisés, según la Biblia, prometió a los israelitas como parte de su tierra santa. A día de hoy, muchos israelíes radicales toman el pasaje correspondiente en la Biblia tan en serio como una entrada en el catastro: "Cada lugar que tu pie pisare será tuyo. Desde el desierto, y desde el Líbano, desde el gran río Eufrates hasta el mar occidental. "

En relación con el mismo río, el Profeta Muhammad se supone que dijo: "El Eufrates revela los tesoros en su interior. Quien la ve no deben tomar nada de él."

Traducido del alemán por Christopher Sultan
Traducido del inglés por Esteban McLaren

Fuente original: Der Spiegel

jueves, 12 de noviembre de 2015

Masacre en el antiguo Irán

Los arqueólogos descubren tragedia humana al antiguo sitio elamita de Haft Tappeh
Behzad Mofidi-Nasrabadi
Past Horizons



Área de excavación IV del sitio arqueológico Haft Tappeh en el suroeste de Irán. Imagen ©

El antiguo sitio elamita de Haft Tappeh está situado en el suroeste de Irán. Arqueólogos de la Universidad Johannes Gutenberg de Maguncia (JGU) han estado examinando progresivamente la ciudad situada en el lugar desde 2002, y han descubierto evidencia de una tragedia humana que ocurrió aquí hace 3.400 años.

El mayor y prominente centro dentro del imperio elamita

A mediados del segundo milenio antes de Cristo, una ciudad surgió a unos 15 kilómetros al sur de la capital Susa que pronto ascender a convertirse en el centro más prominente dentro del imperio elamita. Dentro de un período relativamente corto de tiempo, los reyes elamitas Tepti-Ahar y Inshushinak-shar-Ilani construidos aquí estructuras monumentales como templos y palacios, y el área cubierta por la ciudad se extendió a aproximadamente 250 hectáreas.

La ciudad continuó prosperando durante unos cien años, y se establecieron las relaciones comerciales y políticas con los estados vecinos, como Babilonia. Un taller recientemente descubierto con archivo adjunto tablilla de arcilla ofrece amplia evidencia de la expansión del comercio, las artes y la artesanía.


Izquierda: la estatua de terracota encontrada en Haft Tappeh, siglo 15 antes de Cristo. Derecha: bienes de tumbas encontradas en la tumba de una funcionaria de alto rango en Haft Tappeh, siglo 15 aC Imagen © Behzad Mofidi-Nasrabadi

Una masacre

Los arqueólogos encabezados por el Dr. Behzad Mofidi-Nasrabadi descubrieron recientemente que la población de la ciudad fue víctima de una masacre en el final de la fase de liquidación. Ellos encontraron una fosa común con los restos óseos de varios cientos de personas en una calle entre las viviendas de la capa final de construcción. El muerto había sido simplemente al azar apilados uno encima de otro detrás de una pared.

A finales del siglo I aC 14a, los desarrollos urbanos en Haft Tappeh estancaron. Algunas de las estructuras monumentales fueron abandonados y los materiales de sus ruinas fueron utilizados posteriormente para construir granjas sencillas.


Fosa común en el antiguo sitio elamita Haft Tappeh © Behzad Mofidi-Nasrabadi

La Fundación Alemana de Investigación (DFG) ha aprobado recientemente la financiación continua del proyecto. Por lo tanto, ahora será posible continuar con las excavaciones a fin de revelar las circunstancias particulares de esta tragedia humana y sus antecedentes históricos.

miércoles, 1 de julio de 2015

Antigüedad: Lullubi, una trampa de guerrillas

Lullubi, el “Vietnam” acadio

Javier Sanz - Historias de la Historia


El primer imperio conocido de la humanidad fue el acadio, fundado por Sargón de Akhad. Naram-Sin, su nieto, fue un digno sucesor en cuanto a conquistas, pues habiendo perdido todo el imperio al comienzo de su reinado, por culpa de una guerra civil, logró recuperarlo y aumentar las fronteras a costa, eso sí, de pasar a la posteridad como un gran conquistador pero un pésimo gobernante, pues hizo que el imperio acabase sumido en la ruina económica, social y demográfica. Uno de los recuerdos que nos quedan de él es un objeto conservado en el Museo del Louvre, en concreto, la Estela de Naram-Sin. Esta bella talla en piedra arenisca se ha hecho famosa en los últimos años gracias a que en muchos medios ufológicos la exponen como ejemplo de que hubo ovnis en la Antigüedad. El monarca estaría, según estos medios, observando dos ovnis en lo alto.

Estela de Naram-Sin

No deja de ser curioso que esos medios no hayan caído en el inocente detalle de que hay dos textos cuneiformes en la estela. En uno de ellos se explica que el objeto conmemora la victoria del rey acadio sobre los montañeses lullubis. Los dos “ovnis” son, simplemente, representaciones de los dioses a los que estaba dedicada la campaña militar, pues los templos de turno corrían con los gastos de intendencia. La mejor conservada es, claramente, la estrella de Shamash (el dios sol) y la dañada parece ser la de Ishtar (diosa de la guerra, del sexo y el amor). A lo largo de los años la estela ha personificado el poderío militar acadio, pero en los últimos tiempos varios historiadores han comenzado a ver que hay algo raro en ella. Damos por supuesto que es una obra de autobombo típica de un monarca de la Antigüedad. El rey es más alto, más guapo, más valiente que nadie, y no sabía la lista de los reyes godos al derecho y al revés porque aún no se había inventado. Pero definitivamente algo no cuadra del todo. El primer elemento anómalo sería la duración de la campaña: unas versiones apuntan cinco años; otras algo más. Naram-Sin conquistó toda Ebla (Siria y parte del sur de Turquía), con 17 ciudades incluida una con triple muralla (Armanum), en menos tiempo. Arrasó desde la actual Siria hasta Gaza en menos aún. Sometió el Elam en una sola batalla. Los lullubis eran montañeses que vivían en lo que hoy son los Montes Zagros, en la frontera entre Irán e Iraq. ¿Cinco años para conquistar ese pedacito de terreno? Por si fuera poco, no mató Satuni, el rey lullubi. Firmó un tratado de amistad con él, lo que también es increíble porque al acadio le encantaba cortar gargantas. Dejó un rastro de más de 40 gobernantes muertos. Y más increíble es que, al parecer, los acadios no conocieran el nombre de la capital lullubi, ni su localización, al contrario que en los demás casos. Hoy en día, por culpa de ello, no tenemos ni idea de dónde estaba situada. Sabemos que Naram-Sin era algo mentirosillo. En su estela del Monte Taurus asegura haber matado a 17 reyes eblaítas, pero gracias a la biblioteca real de Ebla sabemos que, salvo dos, el resto eran simples gobernadores… o incluso menos. Al acadio le gustaba exagerar.


Zagros

Todo esto nos hace imaginar un panorama distinto al que el monarca nos quiere hacer ver en la estela. Los Montes Zagros son muy escarpados, y en tiempos de de los acadios, además, estaban cubiertos por grandes y espesos bosques de cedros y coníferas. Imaginemos a un ejército triunfante que avanza por un terreno desconocido, del que no sabe ni dónde están las ciudades, ni los puntos de vaguada. Soldados entrenados para utilizar dos armas fulminantes, la falange de infantería y el arco compuesto, pero que ven que son inútiles en un terreno escarpado, boscoso y abrupto. Guerreros que pasan hambre porque no saben dónde está la comida,  y que son emboscados día y noche por enemigos armados con hachas arrojadizas que conocen el terreno a la perfección ¿Qué nos recuerda esto? Un nombre viene a nuestra mente: Vietnam. Todos los grandes imperios tuvieron un mal día, un talón de Aquiles. Por lo visto, los lullubis fueron el hueso que se le atragantó a la maquinaria bélica acadia. Después de años de bajas, de sufrimiento, de gastos, y de no saber ni la distancia a la que estaba la capital enemiga, el rey acadio optó por hacer el paripé: firmar un tratado inexistente o mero papel mojado, darle unas palmaditas al colega Satuni y largarse silbando mientras se alega que París es bonito en primavera. No es el primer caso de la Antigüedad en que un monarca absoluto levanta un monumento para disimular un dolor de callos.

Esto nos indica varias cosas: que no hay enemigo pequeño y los kurdos son gente dura de pelar, pues se piensa que son los descendientes de los lullubis; que incluso de los fracasos puede salir una bellísima obra de arte; que no hay que creerse todo lo que diga un monarca absoluto y, menos aún, si se nos muestra con un marcado amor por las proporciones exageradas (dime de qué presumes…); y, por supuesto, que aunque tengas a dos ovnis de tu parte puedes sufrir, a fin de cuentas, un mal día.

domingo, 17 de mayo de 2015

Imperio Persa: Fotos del viejo Teherán (1848-1864)

Fotos del Viejo Teherán: 1848-1864

por Kaveh Farruj

A continuación están las fotos de la vieja Teherán datan de 1848 a 1864, publicadas originalmente en el sitio web todos los días de la vendimia. Los lectores también se hace referencia a la publicación "Mapas y Fotos de Viejo Teherán 1826-1900".

Las fotos han sido citados como las primeras y raras fotografías de Qajar Irán por los fotógrafos italianos Louis Montalbone (1827-1877) y Luigi Pesce (1827-1864). A pesar de la excelente y profesional de calidad de sus obras, ni Montalbone ni Pesce han sido merecidamente apreciado en las bellas artes y fotografía arenas Europea.

=========================


El Palacio Real (Fuente: Diario época).


La Ciudadela (Fuente: Diario época).


El bazar de Teherán (Fuente: Diario época).


Portal de la mezquita (Fuente: Diario época).


Soldados de la era Qajar (Fuente: Diario época).


Los vendedores vendiendo sus mercancías (Fuente: Diario época).


Príncipe Qajar (Fuente: Diario época).


El trono imperial de Qajar (Fuente: Diario época).


Palacio Imperial en Teherán (Fuente: Diario época).

martes, 5 de noviembre de 2013

Golfo Pérsico: Primera Guerra del Golfo

La Primera Guerra del Golfo Pérsico: La guerra Irán-Irak (1980-1988) 

escrito por Urogallo, foro EGC 

Antes de la tormenta: 1973-1978 


“Crecí resentido, obstinado y furioso” 

Saddam Hussein. 

Los años 70 fueron una década dedicada por Saddam Hussein a la consolidación de su poder personal. Estableció como base de su fortalecimiento el control absoluto del ejército, en el que veía no solo la única fuerza capaz de deponerle, si no también un instrumento esencial de su política exterior. Las experiencias del ejercito iraquí habían sido invariablemente mediocres, ya que su participación en las sucesivas guerras contra Israel había rozado lo ridículo ( En 1973 sus propios aviones fueron derribados por la AA árabe, en el 67 apenas habían llegado a combatir y en el 48 su actuación fue tan deplorable que habían sido acusados de complicidad con los hebreos) y a pesar de las enormes inversiones en armamento moderno era incapaz de vencer a la resistencia Kurda. Saddam consiguió apaciguar el problema del Kurdistan pactando con los aliados de sus enemigos, la URSS a la que empezó a comprar material masivamente, e Irán, que retiró sus tropas y su apoyo a cambio de la cesión del control sobre el estuario de Shat el Arab en los acuerdos de Argel de 1975. La posición internacional de Irak era notablemente ventajosa en 1977, puesto que contaba con la benevolente ignorancia de los gobiernos occidentales, la amistad de sus vecinos (excepto Siria, cuya ambición de formar una república unificada con Irak Saddam había frustrado) y el apoyo de la URSS y Francia, sus grandes proveedores de armamento. Para 1980 era todo un símbolo del tercer mundo, tanto que esperaba ser nombrado en 1984 sucesor de su amigo Fidel Castro al frente de la organización de los países no alineados. 

La Revolución Islámica Iraní y sus consecuencias 


"Mis principales enemigos, son, primero el sha, luego el satán norteamericano y después Saddam Hussein y su infiel partido Baas". 

Ayatollah Jomein, 1978, Paris. 



Con la llegada al poder del Ayatollah Jomeini llegaron también los intentos de exportar la revolución islámica. El primer objetivo no podía ser otro que Irak, donde una numerosa comunidad chiíta vivía sometida al otro lado de la frontera a un régimen laico-sunnita Jomeini había vivido exiliado varios años entre la comunidad chiita irakí, por lo que tenía un amplio predicamento entre los clérigos de la zona, que se sintieron alentados por su éxito. En 1977 había alentado la disidencia del ayatollah Sadr, que organizó una ofensiva terrorista contra el gobierno iraquí. Capturado y ejecutado, su muerte ocasionó una revuelta a gran escala en el sur de Irak, que culminó con miles de ejecutados y decenas de miles de deportados a Irán. Desde Abril de 1980 los choques militares a lo largo de la frontera fueron aumentando la tensión que el propio Jomeini producía llamando públicamente a la rebelión en Irak y al derrocamiento de Saddam Hussein. En realidad, a pesar de sus excelentes relaciones con el depuesto Sha, Saddam había intentado intercambiar su apoyo al nuevo régimen por una revisión del acuerdo de Argel, de 1975, por el que había cedido a Irán el control de Shat el Arab. Pero el ayatollah, que veía en Saddam un cadáver político, se negó a ceder un ápice. Todos los intentos de acercamiento de Saddam fracasaron, a pesar de que el dictador no dejó de realizar gestos destinados a apaciguar a los chiítas del sur y a reorientar la propaganda del poder en un sentido religioso. Saddam era un superviviente, y sentía que los nuevos vientos ya no soplaban del lado de los líderes socialistas como el, si no de los integristas. Pero Jomeini no dio su brazo a torcer. El 17 de septiembre de 1980, Saddam, que veía mucho mas amenazada su posición como líder que la seguridad de su país, denunció unilateralmente el acuerdo de Argel, lo que suponía, aunque el confiado Jomeini no quisiera verlo, una declaración de guerra. La ceguera del dirigente islamista es tanto mas increíble si tenemos en cuenta que disponía, al menos desde julio del mismo año, de una copia del plan de ataque iraquí. Fue proporcionado por los soviéticos, a través de intermediarios, como medio de castigar el acercamiento iraquí a occidente y su política independiente. Muy posiblemente Jomeini esperaba y deseaba la guerra, y esperaba llegar a ella contando con la ventaja de estar en la situación de agredido, y no la de agresor. Si esto sucedió realmente de este modo, su postura sería muy semejante a la de los israelíes en 1973. 

La Invasión de Irán 


“Atacando por sorpresa en las primeras horas del día, tras años de recogida de información, la aviación israelí aplastó en el suelo a la aviación Egipcia. En unas pocas horas un puñado de pilotos decidieron el curso de una guerra”. 

El 22 de septiembre de 1980, aprovechando las primeras luces del amanecer ( posiblemente debido a la escasa capacitación de los pilotos para el vuelo nocturno), la aviación iraquí atacó 10 bases aéreas iraníes, incluidas las de la misma capital, Teherán. Lo que Saddam Hussein pretendía era una repetición del exitoso ataque por sorpresa que en 1967 había destruido en tierra a la aviación egipcia. Incluso contaba con un avión que en su imaginación era una versión superior del Mirage III que emplearon los judíos, el Mirage I. Su gran amigo Jacques Chirac se lo había suministrado a un precio un millón de dólares inferior al del resto de compradores cómo una cortesía especial. Autoproclamado mariscal de campo, como su admirado Stalin, a nadie se le ocurrió mencionarle que el Mirage I era un caza puro, no un cazabombardero como el Mirage III. 

Los pilotos iraquíes ametrallaron a placer las bases enemigas, pero sin una carga de bombas o misiles adecuada no lograron destruir la capacidad de respuesta iraní. Aquel mismo día los Phamtom enemigos ya lograron, no solo despegar, si no hundir 4 buques iraquíes y arrasar 2 campos de aviación como represalia. Además, también se concentraron a fondo en un objetivo realmente valioso como era el sistema de refinerías iraquí...Incluso en medio de la confusión del ataque por sorpresa los iraníes seleccionaron sagazmente el objeto de sus represalias. Aquello no tenía nada que ver con la respuesta caótica que Saddam esperaba de la recientemente purgada cúpula de las fuerzas armadas. El plan de Saddam era limitado, y se fundaba en los datos aportados sobre la situación interna de Irán que obtenía de los generales del Sha exiliados en Bagdad. Se le convenció de que no existía ninguna posibilidad de que el enorme y bien armado ejército imperial se enfrentase a el, ya que las purgas de los islamistas lo habían reducido a la impotencia...Incluso en el caso de que Jomeini consiguiese improvisar algún tipo de fuerza defensiva, la falta de suministros derivada del bloqueo occidental le impediría prolongar su esfuerzo militar contra las bien armadas tropas iraquíes. Además Irak solo tenía interés en asegurar Shat el Arab y lograr ocupar algo de territorio iraní que pudiese ser intercambiado luego por cesiones diplomáticas de bajo nivel...Incluso cabía la posibilidad de que una rápida derrota de Jomeini alentase a la rebelión interior...Ninguna de estas optimistas previsiones habría de cumplirse. 

Crisis de la ofensiva 


“Se ha producido la segunda Quadisiya, hemos aplastado de nuevo a los persas”. 

Saddam Hussein. 

El ejército iraquí aún no tenía las proporciones colosales de 1991, y además se destinaron solo 6 divisiones de las 12 existentes a la campaña, lo que limitó mucho la capacidad operativa de los comandantes. Saddam estableció 7 objetivos distintos a lo largo de toda la frontera, contando solo con la oposición de una única división acorazada enemiga. El objetivo principal era la gran ciudad de Abadan, pero antes de Abadan, era imperativo tomar Jorramshar, una ciudad menor que controlaba los accesos de aquella más allá del río Rarum. Sin embargo nadie podía esperarse el arrojo con el que los iraníes estaban dispuestos a defender su nación, bloqueando a los 60.000 iraquíes y sus 1.000 carros, con menos de 10.000 hombres. Sin mas que armas ligeras y de ocasión, la escasa guarnición improvisada rápidamente mantuvo a raya a los iraquíes hasta el 24 de octubre, causándoles unas 7.000 bajas, y la perdida de más de 100 vehículos.¡Y Jorramshar solo era una ciudad sin importancia defendida por una guarnición de milicianos sin armamento!.El ejército iraní, en proceso de reorganización, aún no suponía una amenaza inmediata, pero con 45.000 bajas en su relativamente reducida fuerza de invasión, a cambio de una ganancia territorial que en ningún caso iba más allá de los 40 kilómetros, Saddam perdió las ganas de seguir combatiendo. Ordenó que sus tropas se detuviesen y mantuviesen las posiciones, a pesar de que no había logrado ninguno de sus objetivos militares, y que sin lograr la ocupación de Abadán la salida de Irak al mar seguía dominada por los iraníes. Quizás confió en una solución política facilitada por la incapacidad de los ayatollahs y de su régimen de asumir el castigo sufrido hasta el momento. Pensando desde el principio en una solución negociada al conflicto, trató de reducir al mínimo el nivel de la agresión, confiando en ganarse la benevolencia del pueblo persa...Al igual que en tantas ocasiones posteriores, Saddam se equivocó por completo. 

Irán acepta el desafío 


“Esta fuente mana sangre de mártires, de mártires de Irán que ya gozan del paraíso”. 

En Teherán Jomeini vio en la guerra no solo la posibilidad de unir a su pueblo frente a un enemigo ancestral, consolidando su poder y la revolución islámica, si no también la ocasión de derrocar a Hussein y convertir a Irak en otra nación islámica chiíta. Para agravar aún más la situación, Jomeini, a pesar de su fanatismo no cometió el error de creerse un genio militar. En lugar de tomar el mando directo de las tropas, delegó este en su segundo, Hashemi Rafsanjani, un antiguo oficial del Sha expulsado del ejército por sus actuaciones sediciosas y que demostró cierta capacidad como comandante. Los islamistas iraníes aceptaron la guerra, y en aquel momento Saddam debió comprender la magnitud de su error. A la hora de planear una campaña hay que asumir todos los riesgos posibles, y el de una guerra convencional y a gran escala contra Irán era uno que Irak jamás debería haber aceptado. Mucho mas extenso y poblado, con amplio acceso a mares navegables, la misma geografía hacía casi imposible que Irán perdiese la guerra, pero en cambio facilitaba mucho que la ganase: Incluso en el caso de que los iraquíes hubiesen conseguido avanzar en el sur, solo habrían tenido por delante kilómetros y kilómetros de tierras sin valor donde habrían sido vulnerables a un ataque de flanco desde las montañas del norte. Los iraníes, si lograban romper el frente iraquí, solo tenían delante un desierto indefendible, donde además les esperaban sus correligionarios chiítas. Con la caída de Basora, Bagdad mismo no habría tenido defensa posible. Por si fuera poco, los objetivos principales para la aviación Iraquí estaban muy alejados de la frontera común, mientras que los objetivos iraquíes estaban muy próximos a la misma. Si a esto añadimos la nula capacidad demostrada por la defensa antiaérea iraquí y la calidad de los restos de la fuerza aérea imperial iraní, el futuro no se mostraba prometedor para Saddam Hussein. Su viejo amigo Jacques Chirac, dispuesto como siempre a echar una mano, aceleró la entrega de más Mirage I, que seguirían nutriendo regularmente la fuerza aérea iraquí durante todo el conflicto hasta superar los 328 aparatos suministrados en versiones adaptables tanto al empleo de los exocet como a la defensa aérea y el reconocimiento avanzado, misión en la que luego serían sustituidos por los Mig-25 soviéticos. 

Desde el primero momento ambos bandos trataron de privar al otro de su principal fuente de divisas, el petróleo, pero como ya hemos comentado resultaba mucho mas fácil para Irán colapsar la concentrada industria de extracción iraquí. Por si fuera poco, el control de Abadan bloqueaba la salida del crudo iraquí, mientras que Irán podía enviarlo al mercado a través de sus puertos en el Indico, fuera del alcance de la aviación iraquí. Al menos, de momento.... 

La contraofensiva iraní: Los Guardias Islámicos 


“Hemos venido a combatir contra Irak. Hemos abandonado a nuestras familias. Este chico solo tiene 14 años. ¡Y ha venido a combatir!”. 

Declaraciones de un guardia islámico. 

En Mayo de 1981, tras varios meses de intensos preparativos, el ejercito iraní lanzó una contraofensiva que consiguió hacer retroceder varios kilómetros a los iraquíes. La ofensiva se repitió con éxito en octubre, pero para entonces era evidente que los restos del ejército del Sha no estaban en condiciones de ofrecerle a Jomeini la victoria decisiva que esperaba. Por eso en Noviembre, la siguiente ofensiva estuvo dirigida por los voluntarios de la guardia revolucionaria islámica pasdaran. Igual que los terroristas suicidas islámicos, pero a gran escala, los jóvenes guardias revolucionarios se lanzaban buscando el martirio y el paraíso contra las posiciones iraquíes hasta que lograban colapsarlas. Esto permitía el avance de los regulares que consolidaban las nuevas posiciones, repitiéndose entonces la maniobra con nuevos contingentes que atacaban la siguiente posición. El efecto de una táctica tan audaz colapsó las posiciones iraquíes en las que cundió el pánico. Para diciembre el sistema de comunicaciones de los iraquíes ya había sido inutilizado mediante la conquista de la única carretera de la zona, lo que hizo imperativo que el ejército iraquí tratase de recuperarla mediante una serie de contraataques que fracasaron sucesivamente y que se prologaron durante todo el mes de febrero de 1982. El propio Saddam Hussein había dirigido las operaciones desde el frente, lo que posiblemente explique por que un ejército moderno y bien armado fracasó a la hora de arrebatar un objetivo táctico a una masa fanatizada y deficientemente equipada. Como siempre los amigos franceses estaban dispuestos a ayudar, y el nuevo gabinete socialista de Mitterrand formalizó un contrato de 2.6 billones de dólares, olvidando el papel agresor de Irak en la guerra. Era un apoyo decisivo si tenemos en cuenta que la URSS, molesta con Saddam, había bloqueado el envío de armas. En Marzo de 1982 los iraníes repitieron sus ofensivas de saturación logrando hacer más de 15.000 prisioneros durante una nueva "retirada estratégica" iraquí. La desbandada llegó a tales extremos que el propio dictador estuvo a punto de ser capturado, siendo salvado en el último momento por una ofensiva de sus propias tropas y la decidida protección que le brindó su numerosa escolta. El mando persa apostó fuerte, y en una serie de ataques masivos lanzados durante el mes de mayo lograron recuperar Jorramshar, su ciudad mártir, y hacer más de 22.000 nuevos prisioneros. La capacidad de ataque de los iraníes, a pesar de las enormes bajas, no dejaba de ir en aumento. Desesperado , Saddam declaró en junio el alto al fuego unilateral el 10 de junio, aprovechando que el día 6 Israel había invadido el Líbano. Propuso el cese de las hostilidades, y el inmediato envío de los ejércitos iraquí e iraní en apoyo de los hermanos musulmanes atacados (1). Para dar pruebas de su buena fe ordenó el abandono inmediato del escaso territorio iraní aún en su poder... 
Pero situado a la puerta de Irak y con la victoria en sus manos Jomenini no iba a renunciar a la posibilidad de conquistar todo el país, por lo que el 14 de Julio declaró el inicio de otra ofensiva que ya tenía como objetivo directo la invasión de Irak y el derrocamiento del infiel Saddam. 

Irak. El frente interior 


“Tu mandas Saddam, nosotros obedecemos”. 

Con 100.000 muertos a sus espaldas, y una cifra indeterminada de heridos y prisioneros, el liderazgo de iraquí sufrió una fuerte crisis, que además se vería agravada por el fin del dorado maná del petróleo. Los sirios, que habían formalizado una alianza tácita con los iraníes, cerraron el paso del crudo iraquí por su territorio. Si a eso le sumamos el bloqueo del golfo pérsico y los daños de la industria de extracción, la situación financiera se tornó critica. Saddam había tratado de mantener su popularidad entre el pueblo sosteniendo artificialmente el elevado nivel de vida de antes de la guerra a costa del gasto de divisas. Además gastaba sumas fabulosas en premios y recompensas a las familias de los caídos y a los jefes militares, en premio a su lealtad...por lo que la crisis de las ventas de crudo atrapó al país sin reservas económicas. El mando que ejercía sobre sus tropas era absoluto, y se mantenía a base de frecuentes ejecuciones sumarias de oficiales críticos...pero era un mando totalmente ineficaz, que anulaba cualquier ventaja iraquí. Sin embargo la situación militar exigía responsables ante la opinión pública, así se produjo una amplia purga durante el verano de 1982 en la cúpula del ejército. Una vez más, lo importante era el fortalecimiento de su posición de poder, no la crisis bélica. Es en estos momentos cuando comienza a encerrarse en un sistema de protección prácticamente invulnerable, rodeado en todo momento de una guardia pretoriana adepta a su persona, que diseña un sistema de seguridad totalmente paranoico, en el que solo Saddam Hussein va a saber realmente donde se encuentra en cada momento. Dentro de esta política podemos enmarcar la creación de la Guardia Republicana, una fuerza militar del partido destinada a proteger Bagdad de un posible golpe militar tanto como de una penetración iraní y que irá creciendo a lo largo del conflicto como si de unas nuevas SS se tratase...aunque mucho menos eficaces. En 1983 tuvieron su bautismo de fuego cerrando con una brigada una brecha en las líneas de defensa de Basora. En 1985 lograron una victoria táctica operando a nivel divisionario, acelerando así su ampliación imparable. 

Fortaleza Irak 


“Fortificar es vencer. Fortificar es la consigna del partido”. 

Dolores Ibárruri, 1936. 


A partir de 1982 los iraníes tomaron Basora como objetivo principal de sus ataques, convencidos de que la captura de la capital chiíta del país derrumbaría el régimen de Saddam. Sin embargo, en ese momento, la guerra dio un nuevo giro. El ejército de Irak había sufrido muchas derrotas, pero había logrado retirarse en todas las ocasiones tanto gracias a su superior dotación de vehículos como a las deficiencias iraníes en ese campo. Tras cada batalla victoriosa, los iraquíes podían huir rápidamente, sin darle tiempo a los iraníes de fijar al enemigo y rodearlo. Por eso, una y otra vez, el ejército de Irak había sido capaz de retroceder y montar un nuevo frente. Ahora, en las fronteras de su propio país, los iraquíes experimentarían una autentica oleada de patriotismo. Enfrentados a la posibilidad de una conquista persa, los árabes iraquíes recuperaron su ardor combativo en defensa de sus hogares. Además los ingenieros militares de Saddam habían diseñado un sistema defensivo colosal, basado en una triple red de trincheras, apoyadas por la aviación y la artillería. Los iraquíes operaban ahora en líneas interiores, con toda la infraestructura viaria de su país empleada en apoyar su defensa. Por su parte, los iraníes operaban al límite de una estructura logística ineficaz, agravada por su incapacidad para lograr obtener armamento en el extranjero. Las oleadas humanas iraníes, enfrentadas a posiciones fijas y a la superior potencia de fuego iraquí eran masacradas sin cesar. Por si fuera poco, a medida que avanzaba la guerra mas y mas equipo aéreo iraní se quedaba en tierra por falta de repuestos, mientras que la fuerza aérea iraquí no dejaba de aumentar, añadiendo su potencia de ataque a la defensa. (2). Hay que decir que la participación de la fuerza aérea iraquí en el conflicto estuvo muy por debajo de lo que se podía esperar, sobre todo teniendo en cuenta que no existía oposición enemiga. La confianza del ejército en la protección de sus fuerzas aéreas era tan limitada, que no es estableció ningún sistema de identificación amigo / enemigo, por lo que la defensa AA se limitó a ordenar el derribo de cualquier avión que sobrevolase sus posiciones...Lo que condujo a que el 75% de sus bajas aéreas en la guerra las causase el fuego amigo, ya que no existía prácticamente otra posibilidad de ser derribado. Aunque es cierto que la aviación iraquí aceptaba rígidamente el sistema soviético, basado en el control rígido de los aviadores por sus controladores terrestres, esto no justifica que una fuerza aérea tan numerosa y bien equipada realizase una contribución militar tan limitada. Se calcula que desde 1984 las fuerzas aéreas iraquíes no contaron en ningún momento con menos de 800 aparatos disponibles, una cifra apabullante, contra un Irán que difícilmente podía tener en el aire a 50 Phamtom, a coste de canibalizar su flota de 239 aparatos. Ni siquiera hay pruebas de que sus excelentes F-14 Tomcat ( Entre 8 y 16) llegasen a volar en algún momento de la guerra. 

La ayuda de los aliados 


“Con Vietnam del Sur cayeron Laos y Camboya. Si caía Irak caían Jordania, Kuwait y Arabía Saudita”. 

Una ventaja añadida vino del decisivo giro de la diplomacia soviética, que vio en los iraníes pro-afganos y expansionistas un peligro latente para sus posiciones en Oriente Medio y Asia Central. Para 1983 el suministro de material soviético superaba los niveles de pre-guerra, y seguía aumentado. Los repuestos y el apoyo técnico eran vitales para un país que disponía de un 70/80% de material soviético dotando sus fuerzas. 1.200 consejeros soviéticos llegaron escalonadamente a Irak, haciéndose cargo del diseño del sistema defensivo y colaborando con los mandos del ejército y la aviación. Con su consejo experto, que Saddam podía aceptar sin temor a un desafío a su poder, el sistema defensivo de Basora se consolidó definitivamente. Los iraníes lograron ganar casi 6 kilómetros a base de bajas humanas colosales, pero sus avances eran inevitablemente contenidos, e incapaces de consolidar sus conquistas se retiraban perseguidos por el fuego iraquí.(3). Los ayatollahs estaban obsesionados con la posibilidad de tomar Basora e instaurar una nueva republica chiíta, por lo que se negaron a aceptar que la posibilidad de colapsar las defensas iraquíes estaba más allá de sus posibilidades militares. Siguieron llamando incesantemente al martirio y a la guerra santa, fanatizando a los jóvenes guardias de la revolución. No se estaba jugando el destino de una provincia iraquí...si caía Basora, caía Irak, y con Irak la revolución islámica se extendería como la pólvora por los débiles países que bordearían la nueva republica fundamentalista. Este fue un error de amplio calado, puesto que convención a las monarquías petrolíferas de la necesidad de apoyar a Irak con un río de divisas. Los franceses, poco dispuestos a perder sus lucrativos negocios, aceptaron ceder a crédito aviones de ataque Super-Eténdard y un suministro ilimitado de misiles anti-buque exocet. La misión de estos aviones sería masacrar a los petroleros iranies a una velocidad sorprendente: Entre marzo y agosto de 1984 más de 70 buques enemigos fueron hundidos por el mortífero binomio galo que ya había demostrado su extraordinaria capacidad en la guerra de las Malvinas, asediando la isla de Kharg, principal puerto iraní de exportación en el golfo pérsico. Durante toda la guerra Francia suministró 848 misiles exocet, de los que al menos 500 fueron empleados en acciones de guerra. 

La Guerra de Desgaste 


“Los alemanes se quedarán sin hombres antes que nosotros”. 

Douglas Haigh. 1917. 

Para finales de 1984 ya habían caído 180.000 iraquíes, a los que hay que añadir 500.000 heridos. Irak asumía un coste proporcionalmente mayor, ya que a sus 65.000 muertos, había que sumar 250.000 heridos y 60.000 prisioneros sobre una población de solo 18 millones de habitantes, muchos de ellos opuestos al régimen, frente a los 54 de Irán. Los ayatollahs también tenían que combatir su propia disidencia interna, manifestada en importantes atentados, pero en esencia su posición interna parecía mas segura. Ante la evidencia de que a la larga Irak se desangraría antes que Irán, Saddam recuperó el interés por la vida de sus hombres y ordenó la mejora intensiva de las posiciones, siempre con asesoramiento soviético. Aumentó mucho sus fortificaciones y reforzó el empleo masivo de la artillería contra los asaltos enemigos. Aprovechándose también de la nula capacidad defensiva de la fuerza aérea iraní, ordenó una intensificación de los bombardeos sobre las ciudades, tratando de demostrar al pueblo persa que sus lideres eran incapaces de defenderlos. En Bagdad, en cambio, la situación era tranquila, ya que la inexistencia de aviones limitaba las incursiones iraníes a mínimos fácilmente soportables. Jomeini anunció al mundo que no respondería a la agresión, básicamente por que carecía de aviones con que hacerlo. 

La caída de Majnum: El gas mostaza entra en acción 


“Irak es el único país del que puede afirmarse sin lugar a dudas que dispone de armas químicas de destrucción masiva ya que es el único país que las ha usado en el campo de batalla”. 

Los iraquíes, para limitar el frente a cubrir, habían desviados los cursos fluviales creando pantanos artificiales al norte de Basora. Esta táctica se volvió en su contra cuando quedó demostrado que en semejante medio los ligeramente armados guardias islámicos iraníes podían moverse con mayor facilidad que los iraquíes. En enero de 1984 tomaron las islas Majnum, al norte de Basora...los intentos de los iraquíes de expulsarlos fueron inútiles. Los iraníes, en una zona que los iraquíes habían considerado intransitable, mediante pontones y lanchas de fibra de vídeo habían logrado una movilidad notable. Tras grandes batallas, con mas de 500.000 hombres implicados, los iraquíes se mostraron incapaces de expulsar a los invasores. Saddam, desesperado, dio vía libre al empleo de gas mostaza. Las desprotegidas tropas sucumbieron masivamente, pero Irak se abstuvo de seguir usando sus armas tóxicas, ya que su empleo quebraba el apoyo de sus aliados occidentales, fundamentales para mantener abiertas sus vías de aprovisionamiento militar. Por otra parte los equipos de protección NBQ eran baratos y no estaban sometidos a la restricción del armamento, por lo que para 1985 el ejército iraní ya los desplegaba a gran escala. Muchos países occidentales aceptaron hacerse cargo del tratamiento de los heridos, como compensación a la venta de materiales empleados en los ataques químicos. Parece ser que el tratamiento de varios cientos de heridos en territorio español fue nuestra respuesta a las amenazas iraníes al gobierno González de conceder publicidad a los proyectiles de la empresa estatal Santa Bárbara recogidos en el campo de batalla. Proyectiles, que de ningún modo podrían haber sido adquiridos por Irak sin autorización gubernamental...Aunque las fuentes occidentales resumen la defensa iraquí al empleo masivo de concentraciones de gases tóxicos, estas armas implicaban numerosos inconvenientes, ya que el terreno abierto del sur de Irak dirigió las nubes de gases mortales hacía las trincheras iraquíes en numerosas ocasiones. Todo parece indicar que solo se emplearon ante crisis locales de alta gravedad, en un intento de evitar una respuesta semejante del otro bando limitando su empleo. En las ofensivas el uso de estas armas se restringió aún más, ya que las nubes asfixiantes, de persistir sobre la zona atacada, impedían su ocupación por los iraquíes. 

El amigo americano 


“Esta administración no permitirá la implantación del comunismo en América Central”. 

Ronald Reagan. 

La batalla de la opinión pública era decisiva para Saddam, ya que de un modo u otro de ella dependía su suministro de divisas y equipos. Incluso el antes denostado Egipto acudió en su ayuda cuando Hosni Mubarak se mostró dispuesto a ceder material soviético y repuestos que se habían vuelto innecesarios para su ejército con las nuevas compras masivas de armamento americano. No obstante, el resto de potencias occidentales seguía recomendando la neutralidad, aunque tanto Margaret Tatcher como Ronald Reagan habían autorizado las compras de material civil por parte de Irak en sus países, sin contrapartida para Irán. Por si fuera poco, para finales del 84 Irak restablecía relaciones diplomáticas plenas con los EEUU. No obtuvo de América más armas que 2 revólveres de lujo...pero en cambio la CIA se dispuso a proporcionar a Irak un suministro incesante de inteligencia por satélite. Para aquella época, y a través de Israel y con la garantía del magnate Khasoggi, los USA habían proporcionado millones en equipo a los iraníes para sufragar los gastos de la contra nicaragüense (El caso Iran-Contra) con petro-dólares ante la negativa del congreso a proporcionar fondos. Los Israelíes, que seguían temiendo tanto a Hussein como a Jomeini, estaban encantados con la posibilidad de aumentar las bajas mutuas, pero la administración Reagan, totalmente enfrentada al régimen de Teherán, se consideró en la obligación de equilibrar de nuevo la situación. Fue una decisión correcta para mantener a Irak en el campo occidental, ya que para 1986, con la revelación del escándalo Irangate (Iran-Contra) Saddam ya dependía tanto de la inteligencia americana para planificar la defensa de Basora que le resultó conveniente olvidar que había sido el armamento americano el que había alimentado algunas de las ofensivas mas sangrientas de los iraníes. Nuevamente como modo de compensación, la CIA suministró apoyo técnico para la mejora del sistema defensivo iraquí, que se iba a demostrar invulnerable a los sucesivos ataques iraníes, ya que año tras año se iba consolidando con sucesivas mejoras de diseño y construcción. 

Las batallas de las ciudades 


“El Scud era esencialmente una actualización de la V-2, la estrategia de Saddam era esencialmente una actualización de las tácticas de terror empleadas contra Londres en 1944”. 

Este suministro de divisas y material convenció a Saddam de que podía lograr una paz negociada, o incluso el derrumbe del régimen de los ayatollash, intensificando su ofensiva aérea con un ataque masivo con mísiles tierra-tierra SS-12 soviéticos. Hay que recordar que Teherán estaba situada a 650 km de la frontera, por lo que los Scud modificados de los iraquíes posiblemente no hubiesen bastado, aunque si sus versiones mas avanzadas diseñadas con ayuda de Argentina y Alemania Oriental. La ofensiva estaba basada, en su elemento aéreo, en unos 30 Tu-16 Badger y Blinder Tu-22 soviéticos, que sufrieron escasas bajas en el conflicto. Los iraníes habían logrado adquirir armamento semejante en el mercado internacional (4), por lo que su respuesta dio lugar a la llamada "Primera batalla de las ciudades". El agotamiento de los arsenales respectivos retrasó el reinicio de la ofensiva de mísiles hasta 1985, prolongándose entre marzo y abril de ese año en la que sería conocida como "Segunda batalla de las ciudades". Sumado al nivel insoportable de bajas en el campo de batalla, sin ninguna ventaja evidente ya que como agresor, Irán llevaba ya 3 años atacando sin éxito las defensas iraquíes, las batallas de las ciudades erosionaron mucho el apoyo popular iraní a la guerra. Para entonces ya eran comunes las patrullas móviles de reclutamiento, y el flujo de voluntarios disminuía rápidamente. Saddam no tenía mejores perspectivas, y tuvo que rebajar la edad de reclutamiento a 17 años a la vez que prohibir los licenciamientos, pero la aparente invulnerabilidad de los iraníes comenzaba a ceder. Al menos, aparentemente.... 

La caída de Fao 


“¡¿Queréis la guerra total?!” 

Joseph Goebbles, 1943. 

Saddam recibió un golpe inesperado cuando en febrero de 1986 los iraníes rompieron sus sólidasa defensas usando tácticas de infiltración mediante tropas de asalto, propias de 1917.Gracias a su nueva estrategia se adueñaron de la península de Fao, un objetivo estratégico para la toma de Basora. Saddam ordenó de inmediato su reconquista, pero ahora eran los iraníes los que se habían atrincherado y rechazaban a los iraquíes. La propia Guardia Republicana fue empleada masivamente en este cometido, pero fue estrepitosamente derrotada. Sin embargo su proceso de ampliación continuó imparable, ya que su función no era tanto la de reserva estratégica como la de puntal del régimen...No obstante, el poder de fuego de Saddam se hacía notar: A pesar de contar con la ventaja de la defensa y resultar victoriosos en la defensa de Fao, los iraníes sufrieron 20.000 muertos, el doble que los iraquíes. Repitiendo su estrategia de principios del conflicto, Saddam ordenó la toma de Mehran, una ciudad sin importancia al norte del frente de batalla. Tras una conquista sencilla ante la práctica ausencia de defensores , intentó intercambiarla por Fao, pero los iraníes se negaron, y lograron recuperarla en junio tras una contra-ofensiva sorpresa. En medio de una crisis parecida a la de la Alemania nazi tras la caída de Stalingrado, Saddam remedó a Goebbles y su discurso de la guerra total. Reclamó donaciones de sangre masivas, reclutamientos sorpresa en las industrias no esenciales, trabajo obligatorio de no-combatientes en tareas auxiliares, medidas de fomento de la natalidad...En su desesperación, como cada vez que se enfrentaba a una situación límite en el frente de batalla, volvió a sondear la posibilidad de una paz negociada. Pero Irán no estaba interesado en nada que no fuese la rendición incondicional. Irritado, Saddam recrudeció su ofensiva de bombardeo sobre las ciudades iraníes y de presión sobre la industria petrolera enemiga. Los puertos iraníes del indico comenzaron a convertirse en un objetivo usual, con lo que las exportaciones de crudo se volvieron inseguras. A pesar de eso la situación de Saddam era crecientemente desesperada, tanto que incluso corrió el riesgo de ofender a sus aliados empleando nuevamente gases tóxicos en cantidades limitadas contra brechas especialmente peligrosas. 

La rebelión kurda 


“Puedo entender que nos lo hagan a nosotros, somos sus enemigos...Pero este es su pueblo”. 

Declaraciones de un oficial iraní en Halabja. 

El comienzo de 1988 resultó triste en extremo para los halcones de Teherán entre el acoso del partido pacifista, que estaba harto de una guerra de conquista sin conquistas, y el aumento de la oposición popular. Posiblemente al tanto de estas discrepancias gracias a la inteligencia americana, Saddam empleó a fondo a sus fuerzas aéreas, aún bajo su control total: La ofensiva aérea de febrero de 1988, con cientos de mísiles y ataques aéreos masivos fue la mas intensa de toda la guerra, intensidad remarcada por la evidencia de que Irán no tenía modo de responder a aquel derroche de medios. Por si fuera poco, Saddam superó incluso estas crueldades en el frente interno, el Kurdistan, donde los iraníes habían introducido tropas regularmente desde 1983. Saddam había nombrado a un hombre de su confianza para encargarse de un mando autónomo en la zona, su primo Ali Hassan, Alí "el químico" como sería luego conocido. La campaña comenzó con la ejecución masiva de 3.000 prisioneros kurdos, y siguió luego, lenta y metódicamente, con la expulsión de 250.000 habitantes de la zona que eran reasentados mas al sur, en zonas menos montañosas y lejos del apoyo iraní. Sin embargo la insurgencia kurda se mostraba tan indómita como en los años 70, por lo que Saddam autorizó ataques limitados con gases contra más de 20 aldeas kurdas. Sin embargo, en marzo de 1988, dispuesto a apostar fuerte por la victória, Saddam lanzó un ataque sin precedentes, a escala total, contra una pequeña ciudad kurda, Halabja. Gracias a la incapacidad de los pilotos iraquíes para saturar la zona con gases, las victimas no superaron los 5.000, aunque más de 10.000 resultaron afectadas en diverso grado por el cianuro de hidrogeno extendido sobre la zona. Sus actuaciones causaron una pequeña crisis en la opinión pública, ya que las tropas iraníes se apresuraron a trasladar equipos de televisión occidentales a la zona. Los periodistas pudieron atestiguar que la gran mayoría de los muertos eran mujeres, niños y ancianos, y que la posición no tenía ningún valor militar...Al menos no para una mentalidad occidental, ya que Saddam hacía la guerra no a los 15.000 hombres de las guerrillas kurdas, si no a todo el kurdistán, por lo que para el resultaba totalmente lógico causar la mayor cantidad de victimas posibles, con independencia de su edad o su sexo. 

La victoria 


“Si necesita información de Basora, no se la pida así a los americanos. Pida información sobre todo Irak, no podemos fiarnos de ellos”. 

Saddam Hussein. 

Los generales del ejército, apoyados por el espionaje de la CIA y los consejeros militares americanos lanzaron en abril una victoriosa ofensiva terrestre (la primera desde el inicio de la guerra) que permitió la recuperación de la península de Fao. El alto mando iraní entró en crisis, puesto que se enfrentaba a la evidencia de que tras 7 años de ofensivas había perdido toda ventaja posible para la toma de Basora.La situación siguió empeorando catastróficamente cuando los iraquíes aprovecharon su impulso para golpear a lo largo de todo el frente, liberando todo el territorio iraquí ocupado desde 1982. Aprovechando su recuperado empuje, en dos nuevas ofensivas victoriosas en el frente norte y central, expulsaron a las fuerzas iraníes del kurdistán y se ocupó una estrecha franja de territorio iraní. Los 25.000 hombres de la Guardia Republicana fueron usados como punta de lanza en la recuperación de las islas de Majnúm, y posteriormente su participación en la ofensiva final sería convertida por la propaganda del régimen en fundamental. Era una forma de ligar la victoria al Baas y a sí mismo. El colapso del mando iraní se hizo evidente, puesto que sin nuevos voluntarios fanatizados no tenían forma posible de responder a la superioridad del armamento iraquí, a la vez que carecían de todo apoyo aéreo. La última baza de Irán era su flota, numerosa y bien equipada...pero con los aliados de Kuwait ocupando materialmente el golfo pérsico se limitaron a una ofensiva basada en ataques menores con embarcaciones de pequeño tamaño.El derribo de un avión civil iraní por el crucero americano Vincennes convenció a la marina iraní de los riesgos de una campaña que no ofrecía ninguna ventaja real.(5). 

El 18 de julio de 1988, el ayatollah Jomeini reconoció lo inevitable, e Irán aceptó la resolución de la ONU que establecía un alto al fuego...aunque aún tardó un mes en convertirse en realmente efectivo. La guerra Irán-Irak había terminado. Quedaban atrás un millón de muertos y dos florecientes economías destruidas. 

Consecuencias 

“Las deudas de Irak suponían, solo con las monarquías petrolíferas, 40.000 millones de dólares. Había una flota entera construida en Italia por valor de casi 3 billones de dólares que nunca podría pagar, y las facturas de la URSS y Francia no dejaban de aumentar a cuenta de los intereses. Irak conseguía 15.000 millones de dólares al mes gracias al petróleo, pero estaba gastando 16.000 en el mismo periodo para abastecerse...La situación económica era catastrófica”. 

Irán se encerró en si mismo y renunció a todo intento de extender la revolución islámica, mientras que Saddam se dedicó a llenar Irak de monumentos conmemorativos de su victoria. En realidad había motivos para el orgullo, ya que a pesar de haber sido el quién declaró la guerra, desde 1982 Irak había combatido por su supervivencia nacional. El monumento mas conocido que mandó erigir fue el arco de las espadas, donde dos manos gigantes ( copias de las de del propio Saddam) sostienen dos sables cruzados a modo de arco de triunfo. Durante años las televisiones occidentales han retransmitido imágenes de los desfiles triunfales del régimen pasando bajo esta extravagante construcción. Mucho mas sobria y expresiva era la parte menos visible del monumento, cientos de cascos de soldados iraníes capturados en el campo de batalla. En Shat el Arab se ordenó instalar un grupo de 89 estatuas a tamaño real que representaban otros tantos oficiales iraquíes caídos en la guerra. Cada uno señalaba con el brazo derecho hacía Irán, como tratando de recordar la procedencia de la agresión y llamando a una futura venganza...Aunque el interés inmediato de Saddam era resolver la catástrofe que suponía la economía nacional y que amenazaba minar su poder absoluto. 

Notas 

1. La OLP era consciente del afán israelí por invadir el Libano, por lo que atravesaba un periodo de inactividad destinado a no proporcionar excusas a los judios. Parece ser que el propio Saddam Hussein alentó a su protegido Abu Nidal a provocar a los hebreos con un atentado contra el embajador judio en Inglaterra, esperando que una nueva guerra contra el sionismo pudiese salvar su régimen. 

2. Los iraquíes confiarían en una repetición de este sistema de defensa para mantener Kuwait en su poder. Por desgracia para ellos, no evaluaron adecuadamente la diferencia que suponía defenderse con abundancia de armas modernas de un enemigo equipado ligeramente o de una fuerza mecanizada que contaba con superioridad artillera y aérea. En lugar de construir unas defensas invulnerables, ofrecieron al fuego aliado un blanco fijo y claro. Ya que aquellas defensas habían sido supervisadas por ingenieros soviéticos y americanos, Saddam tendió a considerarlas de primer orden, pero no tuvo en cuenta que los especialistas simplemente las habían adecuado de un modo excelente al tipo de enemigo que tendrían que repeler. 

3. Se ha comparado el frente de Basora con el frente de Flandes durante la PGM. La comparación solo serviría si uno de los dos bandos hubiese carecido de artillería y aviación y hubiese tenido casi el triple de población que el otro contendiente. 

4. Se ha afirmado que los misiles balísticos iraníes tenían procedencia china, aunque su número limitado también podría señalar una procedencia Siria. Casi con toda seguridad, los escasos T-72 de los iraníes también tenían esa procedencia. 

5. Se ha interpretado el ataque al avión iraní desde todos los puntos de vista posibles, hoy en día solo subsisten dos teorías, un aviso por parte de los americanos de que estaban dispuesto a entrar en guerra, o un fallo fatal del aún poco probado sistema AEGIS precipitado por las provocaciones iraníes.