Mostrando entradas con la etiqueta Islamismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Islamismo. Mostrar todas las entradas

viernes, 3 de febrero de 2017

Imperio Otomano: Mercenarios salvan a Viena y a toda Europa



Asedio de Viena: dirigido por un mercenario, este ejército desesperado convirtió la marea en el imperio otomano

William Mclaughlin - War History Online


Durante cuatrocientos años, las Cruzadas habían visto las potencias europeas tomar la guerra en las tierras más alejadas de su país, bajo la bandera del cristianismo. El choque de culturas y el fervor religioso de ambos bandos hicieron algunas de las guerras más brutales de la época medieval. Pero pasaron los siglos y, a medida que pasaba el tiempo, el apetito por las Cruzadas disminuyó, pero el poder y el territorio del Imperio Otomano crecieron y crecieron. En el siglo XVI, el poder del Sultán Otomano estaba en su apogeo. Después de Constantinopla cayó al sultán Mehmed el Conquistador, la conquista continuó sin cesar, y cada vez más territorio quedó bajo control otomano.

Así fue que, menos de cien años después de la caída de Constantinopla, el sultán otomano Suleimán el Magnífico se fijó en la gran ciudad de Viena. La determinación de Suleiman no debía ser subestimada, como lo demuestran los asedios de Rodas, donde los otomanos fueron devastadoramente empujado hacia atrás sólo para volver unos años más tarde a tomar la isla y la ciudad. Los otomanos tenían poder en el mar, pero tenían la intención de hundirse en Europa.

El Imperio Otomano era realmente "magnífico" en el pico de su poder

Suleiman reunió su fuerza masiva en Bulgaria, a una buena distancia de Viena. Su ejército era por lo menos 120.000 fuertes, con los grupos múltiples de la caballería de la élite Sipahi y de los Janissaries renombrados. La ciudad de Viena tenía muy pocos hombres para la defensa, unos 21.000. Las milicias civiles eran apoyadas por mercenarios de toda Europa, incluían mosqueteros españoles y los pikemen alemanes Landsknecht de la élite.

La defensa de la ciudad fue confiada al mercenario alemán de 70 años, Nicholas, que había ganado gran fama por sus anteriores hazañas en el campo de batalla. Nicholas sabía que los otomanos probablemente intentarían agredir más que un largo asedio y se pusieran a bloquear las puertas. Murallas de tierra fueron construidas para reforzar las paredes y los edificios fueron destruidos para dar cabida a las defensas adicionales.


Viena en 1493.

Los otomanos tenían que luchar contra los pueblos hostiles y el terreno hostil en su camino a Viena. Las lluvias duras e implacables hicieron para una marcha lenta y la humedad extendió la enfermedad y atascó la artillería pesada. Cuando Suleimán llegó a las puertas de Viena su ejército ya estaba listo para marchar a casa.

Cuando los otomanos empezaron a cavar en sus fortificaciones para el asedio, los defensores oportunistas lanzaron sus propios ataques, capturando a los otomanos con la guardia baja. Con menos artillería de lo que él esperaba, la estrategia de Suleiman era cavar debajo de las paredes y usar minas para colapsar las secciones de la pared. Los oportunos contraataques de los defensores colapsaron los túneles y causaron múltiples bajas; Los defensores perdieron un montón de hombres durante estos ataques también.


Una representación otomana del sitio

Después de semanas de infructuosos ataques y túneles frustrados, más lluvia cayó y humedeció aún más el espíritu de lucha del ejército de Suleiman. Los hombres seguían sucumbiendo a varias enfermedades y las líneas de suministro eran incompletas en el mejor de los casos. Incluso los jenízaros de élite estaban pidiendo al sultán que montara un asalto completo o simplemente se marchara.

El 12 de octubre los otomanos lanzaron su asalto completo, chocando contra las paredes de Viena. Los defensores, fuertemente superados en número, fueron ayudados por civiles y se mantuvieron firmes contra las mejores fuerzas otomanas. Las murallas permitieron una fácil maniobra para llegar a las zonas de crisis. Los piqueteros alemanes eran especialmente valiosos en la defensa de puntos críticos de los puntos de choque, mientras que los mosqueteros españoles llenaron de plomo a las masas otomanas.


El Landsknecht podría parecer un poco extraño para un espectador moderno, pero eran fuertes mercenarios de élite que eran muy buscados en todo el Mediterráneo

Con su última gran falla de asalto, los otomanos decidieron retirarse. Incluso aquí lucharon contra el clima, ya que una nevada temprana hacía que el retiro fuera descuidado y peligroso. Casi todo su equipaje quedó atrás, junto con muchas de sus piezas de artillería.

Es posible que Suleiman nunca intentara tomar la ciudad con este asalto y sólo quería debilitarla con un golpe temprano antes de regresar, una estrategia que había empleado antes. Las fuerzas en juego, sin embargo, sugieren que Suleiman ciertamente esperaba tomar la ciudad con la primera campaña, ya que ya estaba en una situación precaria cuando ordenó el último asalto mal aconsejado. Cualquier comandante pensando en debilitar una ciudad habría cortado sus pérdidas mucho antes y volvería bajo condiciones más favorables.


Mapa de Viena desde 1530. La catedral de San Esteban (visible en el centro) fue utilizada como la sede informal de la resistencia austríaca por Niklas Graf Salm, nombrado jefe de la fuerza mercenaria de socorro.

La batalla era relativamente pequeña, y el asedio sobre bastante rápidamente, pero las ramificaciones de la batalla eran enormes. Lo más importante, mostró que los otomanos podrían hacer campaña demasiado lejos como la marcha áspera y las líneas de suministro incompletas fueron algunas de las razones subyacentes más importantes de la derrota otomana. También fue uno de los primeros reveses reales para los otomanos, ya que no se trataba simplemente de una misión secundaria, sino de un ejército real dirigido por el propio sultán.

En el corto plazo, la derrota en Viena resultaría ser un revés menor para los otomanos, y rápidamente iban a ganar varias victorias, sobre todo en el mar. Algunos historiadores han señalado a esta batalla como el comienzo de la decadencia otomana, a pesar de la recuperación.

La batalla también mostró cuánto los defensores cristianos podrían esperar pagar por una victoria sobre los otomanos. Aunque fueron victoriosos, los defensores sufrieron pérdidas extremadamente pesadas, ya que los ejércitos otomanos típicamente absorbían más bajas antes de retirarse, como se vio en los asedios anteriores de Constantinopla, Rodas y el posterior asedio de Malta.


La posterior y mayor Batalla de Viena fue el verdadero comienzo del declive otomano, una victoria absolutamente decisiva para la coalición cristiana

El sitio también mostró a los poderes cristianos la necesidad de unirse para luchar contra las incursiones otomanas en Europa. Esto eventualmente conduciría a la formación de la Liga Santa ya la tan necesaria victoria en el mar en la Batalla de Lepanto. En una de las batallas navales más grandes del período medieval y del renacimiento, la supremacía naval del otomano fue destrozada por una marina de guerra europea multinacional bajo bandera del papa.

Tras la derrota en Viena en 1529 y luego la derrota aplastante en Lepanto en 1571, el pico del Imperio Otomano había ido y venido. Aunque conservó el poder durante muchos cientos de años, los días del sultán Suleiman habían visto una grandeza que no volvería.

Por William McLaughlin para la historia de la guerra en línea

martes, 24 de noviembre de 2015

Oriente Medio: Como el Acuerdo Sykes-Picot moldeó la actualidad islamista

Los Orígenes del Acuerdo de la Primera Guerra Mundial que se repartieron Oriente Medio
Cómo Gran Bretaña y Francia en secreto negociaron el Acuerdo Sykes-Picot

Por Texto de Scott Christianson; Interactivo por Chris Heller
The Smithsonian



Incluso antes de que se haya determinado el resultado final de la Gran Guerra, Gran Bretaña, Francia y Rusia discuten en secreto cómo iban a repartirse el Medio Oriente en "esferas de influencia" una vez que la Primera Guerra Mundial había terminado. El Imperio Otomano había estado en declive durante siglos antes de la guerra, por lo que las Potencias Aliadas ya había pensado un poco en cómo iban a dividir el botín considerable en el caso probable de que derrotó a los turcos. Gran Bretaña y Francia ya tenían algunos intereses importantes en la región entre el mar Mediterráneo y el Golfo Pérsico, pero una victoria ofrecieron mucho más. Rusia y hambre de una pieza.

De noviembre 1915 a marzo 1916, los representantes de Gran Bretaña y Francia negociaron un acuerdo, con Rusia a ofrecer su asentimiento. El tratado secreto, conocido como el Acuerdo Sykes-Picot, lleva el nombre de sus principales negociadores, los aristócratas Sir Mark Sykes de Inglaterra y François Georges-Picot de Francia. Sus términos se exponen en una carta del secretario de Relaciones Exteriores británico Sir Edward Grey a Paul Cambon, el embajador de Francia a Gran Bretaña, el 16 de mayo 1916.

El mapa de particiones con código de color y el texto siempre que Gran Bretaña ("B") recibiría el control sobre el área roja, conocida hoy como Jordania, el sur de Irak y Haifa en Israel; Francia ("A") obtendría la zona azul, que cubre hoy en día Siria, el Líbano, el norte de Irak, Mosul y el sureste de Turquía, incluido el Kurdistán; y el área de color marrón de Palestina, con exclusión de Haifa y Acre, se convertiría en objeto de administración internacional, "la forma de que va a ser decidido, previa consulta con Rusia, y, posteriormente, en consulta con los otros aliados, y los representantes de [Sayyid Hussein bin Ali, Sharif de La Meca] ". Además de la talla a la región a británicos y franceses "esferas de influencia", el acuerdo especifica diversas relaciones comerciales y otros entendimientos mutuos para los países árabes.

El cambio de la situación de Rusia, provocada por la revolución y la retirada de la nación de la guerra, lo sacó de la inclusión. Pero cuando merodeaban los bolcheviques descubrieron documentos sobre los planes en los archivos del gobierno en 1917, el contenido del tratado secreto fueron revelados públicamente. La exposición avergonzó a los británicos, ya que contradice sus afirmaciones existentes a través de TE Lawrence que los árabes recibirían la soberanía sobre las tierras árabes a cambio de apoyar a los aliados en la guerra. De hecho, el tratado de dejar de lado la creación de un Estado árabe independiente o confederación de estados árabes, en contra de lo que previamente se había prometido, dando a Francia y Gran Bretaña el derecho a establecer límites dentro de sus esferas de influencia ", ya que pueden pensar en forma."

Después de que la guerra terminó como estaba previsto, los términos se afirmaron en la Conferencia de San Remo de 1920 y fueron ratificados por la Sociedad de Naciones en 1922. A pesar de que Sykes-Picot fue pensado para dibujar nuevas fronteras de acuerdo a líneas sectarias, sus simples líneas rectas tampoco pudieron tener en cuenta las configuraciones tribales y étnicas reales en una región profundamente dividida. Sykes-Picot ha afectado las relaciones árabe-occidental hasta nuestros días.


domingo, 15 de noviembre de 2015

El error de Occidente respecto a los musulmanes

Los errores de Occidente respecto al Mundo Musulman
Javier Sanz - Historias de la Historia




Tras la publicación del post relativo a lo que podría ocurrir en Túnez y Egipto, hubo varios comentarios de Jake la motta en los que dejaba claro que tenemos, o tengo,  una visión sesgada y errónea del mundo musulmán, en general, y del islam, en particular. Siempre he tenido claro que las diferentes opiniones, expresadas con argumentos, enriquecen cualquier debate; así que le pregunté si estaría dispuesto a escribir un post con los errores, que a su juicio, comete Occidente al tratar el mundo musulmán y el Islam. Su respuesta es esta:

Los errores de occidente y su percepción del mundo árabe son muchos y variados; sin embargo, el error más grande es que Occidente ha superado todos los umbrales de incompetencia ética. Y con esos mimbres se usa del etnocentrismo más atroz, los prejuicios y el desdén por una cultura simplificando las realidades. Incapaces de advertir su propia incompetencia moral, Occidente no se mira el obligo, y acusa de integrismo la relación vívida que los musulmanes tienen con su propia religión. Esto no es un panegírico del mundo musulmán. En el mundo musulmán hay canallas, hay buenos y hay malos; en definitiva, en el mudo musulmán hay hombres, como aquí, como allá. Pero si hay algo que nunca han realizado los musulmanes es el crimen lógico, ni la inmoralidad política, su religión no se lo permite. Y eso se puede argumentar incluso para casos extremos, como fueron los atentados terroristas, y el término de yihad.

El error de Occidente ha sido creer que los avances, el progreso, colocaba a la civilización Occidental por delante de todas las civilizaciones de la historia universal. 2000 años de era Cristiana son un cifra considerable. La civilización Egipcia duró 3000, la sumeria 1500; el error de la civilización cristiana es el egocentrismo. La caída del muro de Berlín supusieron vientos de cambio y de esperanza en que la libertad se desaparramada. Pero el error de Occidente es que necesitaba un interpretación maniquea de la verdad y de la maldad y que las ideas de libertad y de democracia son un camelo: el Poder es la Verdad. Cayó el muro de Berlín y se necesitaba buscar un enemigo. Occidente siempre necesita enemigos, y los atentados del 11 de septiembre fueron la excusa perfecta. La verdad es la voluntad del más fuerte, y se inventó un término: Guerra de civilizaciones. Como ayer fue guerra de clases o guerra al comunismo, se impuso una nueva verdad, la verdad del Poder. El choque entre dos civilizaciones Occidente y Oriente. El error de Occidente es que esa es una verdad falsa. El mundo musulmán no quería esa guerra. El mundo musulmán nunca ha querido las guerras. No las ha escamoteado nunca, nunca ha sido un pueblo cobarde. Nunca las ha iniciado.

El error de Occidente es un error de orgullo, y es un error de espiritualidad. El Islam, en todo caso, es una esperanza. Martin Heidegger fue consciente de que el hombre moderno, el nacido por el cartesianismo y el racionalismo, había perdido el interés por el Ser. Malraux escribió que el siglo XXI será religioso, o no será. El islam es la esperanza. Occidente equivocó el camino, pese a sus grandes avances tecnológicos y científicos: el pragmatismo ha sido de gran ayuda.

El error de Occidente es que se ha convertido en la civilización más grande, más poderosa, más destructiva, más egoísta y más inmoral que ha poblado el planeta tierra. Si existe una civilización capaz de destruir el planeta esa es, sin duda, la civilización Occidental. La civilización árabe es también una civilización de hombres y mujeres, se dice que anclada en el pasado; pero eso no es cierto. Los vientos de cambio también llegaron a ellos, los grandes valores de la ilustración se desparramaban, secularizando sus sociedades. Las ideas siempre ha circulado por este mundo, y las civilizaciones nunca han sido compartimentos estancos.

El error de occidente es hablar de democracia como si el invento fuera suyo, y no hablar de que los gobiernos se sustentan por legitimidades y por la crueldad. Que el fin justifica los medios, que las bombas de racimo se siguen usando y que a la población civil se la bombardea sin escrúpulos, del mismo modo que las tribus comanches eran confinadas, sus poblados arrasados, y sus víveres arrojados al lodazal.

El error de occidente es darla con un hueso duro: el del buen salvaje. Tratar a la milenaria religión de Mahoma y su civilización como incivilizada y sin cultura. Los errores de Occidente son muchos y variados, y uno de ellos es el de pisar el orgullo de una cultura milenaria de pastores y guerreros, de médicos y científicos, de artistas y arquitectos, de traductores y escritores, de mercaderes, de  comerciantes y de artesanos, que nunca ha pecado contra su Dios.

El error de Occidente ha sido el crimen.

jueves, 22 de octubre de 2015

SGM: ¿Un musulmán incitó al exterminio de los judíos?

Netanyahu culpa a un líder islámico de convencer a Hitler del Holocausto

El primer ministro asegura que el gran muftí de Jerusalén ideó el exterminio judío en 1941
Juan Carlos Sanz - El Pais


Hitler recibe al gran mufti de Jerusalén en 1941 en Alemania. / GETTY


Precisamente cuando se disponía este miércoles a viajar a Alemania en visita oficial, las redes sociales empezaron a entrar en combustión en Israel con un mensaje que bordea el negacionismo: Benjamín Netanyahu exculpa a Adolf Hitler de haber ideado el Holocausto. El primer ministro había afirmado la noche del martes en Jerusalén en su discurso ante los asistentes al 27º Congreso Sionista: “Hitler no quería exterminar a los judíos en aquel momento [noviembre de 1941], quería expulsarlos”. Según el jefe del Gobierno, fue el líder palestino de la época, el muftí de Jerusalén Haj Amín al Huseini, el que convenció al dirigente nazi durante un encuentro en Berlín con este argumento: “Si expulsa a los judíos, todos ellos vendrán aquí [a Palestina]”.

—“Entonces, ¿qué debo hacer con ellos?”, le replicó Hitler al muftí, según el relato que Netanyahu hizo ante el Congreso Sionista.

— “Quemarlos”, respondió el dirigente político y religioso palestino.

Los historiadores judíos, la oposición israelí e incluso algún ministro desautorizaron, condenaron o se desligaron, respectivamente, este miércoles de las afirmaciones del primer ministro, hijo del historiador Benzion Netanyahu y aficionado a introducir citas históricas en sus discursos. En una intervención en la Knesset (Parlamento) en 2012, el líder del Likud ya se había referido al muftí al Huseini como “uno de los principales arquitectos" de la solución final.

La tesis de que el dirigente palestino fue quien ideó el plan para exterminar a los judíos en Europa ya había sido planteada por algunos historiadores, según el diario Haaretz como Barry Rubin y Wolfgang G. Schwanitz en su libro Nazis, islamistas y la construcción del moderno Oriente Próximo, que traza una línea histórica desde Al Huseini hasta la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) de Yasir Arafat. Pero estos autores no citan el diálogo que refirió Netanyahu ante los delegados del Congreso Sionista.

El profesor Dan Michan, director del Instituto para la Investigación del Holocausto en la Universidad de Bar Ilan, precisó al diario Yediot Ahoronot que la reunión entre Hitler y Al Huseini se produjo cuando ya se había iniciado el plan de exterminio masivo de los judíos.

Desde el Museo del Holocausto, la historiadora jefa de la institución, Dina Porta, aseguró que las afirmaciones de Netanyahu son “factualmente incorrectas”. “No es verdad que la idea fuera del muftí”. El profesor de historia de la Universidad de Tel Aviv Meir Litvak precisó, por su parte, que la idea de aniquilar a los judíos ya había surgido entre los nazis en 1939.

El líder de la oposición israelí, el laborista Isaac Herzog, advirtió de que las palabras de Netanyahu suponen “una peligrosa distorsión de la historia”, y exigió una inmediata rectificación por parte del primer ministro para evitar la trivialización del Holocausto y el auge del negacionismo. “El hijo de un historiador debería ser más riguroso”, apuntilló Herzog.

Moshe Yaalon, ministro de Defesna y estrecho aliado político de Netanyahu, se apartó de las afirmaciones del primer ministro en unas declaraciones a la Radio del Ejército: “La Historia es muy, muy clara. Hitler lo inició [el Holocausto]".

Para el secretario de la OLP, Saeb Erekat, “Netanyahu parece odiar tanto a los palestinos que está dispuesto a absolver a Hitler de la matanza de seis millones de judíos”. En un comunicado de la principal organización palestina, Erekat recordó que miles de palestinos combatieron en las filas aliadas durante la II Guerra Mundial.

Minutos antes de subir a bordo del avión que le conducía a Berlín, Netanyahu respondió a las críticas: "No quise decir que absolvía a Hitler de su responsabilidad, sino que el fundador de la nación palestina [Al Huseini] quería destruir a los judíos incluso antes de que existiera la ocupación de territorios o los asentamientos". El primer ministro puntualizó en que el Fürher fue "el responsable de la solución final y quien tomó la decisión" de iniciar el Holocausto, pero insistió en el papel de muftí de Jerusalén en la puesta en marcha del exterminio sistemático de judíos en Europa.

jueves, 10 de septiembre de 2015

La esclavitud blanca de los musulmanes

Hubo más europeos esclavizados por los musulmanes que esclavos negros enviados a América 



"¿Hay moros en la costa?", decimos todavía hoy para significar la presencia de alguien no particularmente grato. ¿Saben por qué? Agárrense bien, lean este artículo y lo sabrán.

El Manifiesto

¡Quién lo había de decir! La trata de esclavos, esa infamia que, según musulmanes, africanos y europeos etnomasoquistas, constituye la mayor lacra de Europa, ahora resulta que fue ampliamente superada, al menos en los siglos XVI y XVII, por la cometida contra los nuestros por parte del islam. Es cierto, es cierto: el “tú más” no justifica nada. La trata de esclavos negros fue una indignidad tan aborrecible como injustificable. Pero hay una pequeña diferencia: nosotros la reconocemos y deploramos (hoy en día hasta exagerando los zurriagazos). Ellos, en cambio —el mundo musulmán—, no reconoce ni deplora nada. Hay otra diferencia además: cuando nos querían arrebatar a los nuestros, los europeos combatimos todo lo que pudimos al enemigo (y así se produjo la victoria de Lepanto, y así tuvo lugar la expulsión de los moriscos, que colaboraban en las razias). Y cuando capturaban a los blancos, los padres terciarios y mercedarios intentaban rescatarlos. Nada de todo ello existió nunca en África.
Pero pasemos a ver lo que nos cuenta el profesor norteamericano Robert C. Davis.
Los historiadores estadounidenses han estudiado todos los aspectos de la esclavización de los africanos por parte de los blancos, pero han ignorado en gran medida la esclavitud de los blancos por parte de los africanos del Norte. Christian Slaves, Muslim Masters [Esclavos cristianos, amos musulmanes][1] es un libro cuidadosamente documentado y escrito con claridad sobre lo que el profesor Davis denomina "la otra esclavitud", que floreció durante aproximadamente la misma época que el tráfico transatlántico de esclavos y que devastó a cientos de comunidades costeras europeas. En la mente de los blancos de hoy, la esclavitud no juega en absoluto el papel central que tiene entre los negros. Y, sin embargo, no se trató ni de un problema de corta duración ni de algo carente de importancia. La historia de la esclavitud en el Mediterráneo es, de hecho, tan siniestra como las descripciones más tendenciosas de la esclavitud americana.

Un comercio al por mayor

La costa de Berbería, que se extiende desde Marruecos hasta la actual Libia, fue el hogar de una próspera industria del secuestro de seres humanos desde 1500 hasta aproximadamente 1800. Las principales capitales esclavistas eran Salé (en Marruecos), Túnez, Argel y Trípoli, habiendo sido las armadas europeas demasiado débiles durante la mayor parte de este período para efectuar algo más que una resistencia meramente simbólica.
El tráfico trasatlántico de negros era estrictamente comercial, pero para los árabes los recuerdos de las Cruzadas y la rabia por haber sido expulsados de España en 1492 parecen haber motivado una campaña de secuestro de cristianos que casi parecía una yihad.
"Fue quizás este aguijón de la venganza, frente a los amables regateos en la plaza del mercado, lo que hizo que los traficantes islámicos de esclavos fueran mucho más agresivos y en un principio  mucho más prósperos (por así decirlo) que sus homólogos cristianos", escribe el profesor Davis.
Durante los siglos XVI y XVII fueron más numerosos los esclavos conducidos al sur a través del Mediterráneo que al oeste a través del Atlántico. Algunos fueron devueltos a sus familias contra pago de un rescate, otros fueron utilizados para realizar trabajos forzados en África del Norte, y los menos afortunados murieron trabajando como esclavos en las galeras.
Lo que más llama la atención de las razias esclavistas contra las poblaciones europeas es su escala y alcance. Los piratas secuestraron a la mayoría de sus esclavos interceptando barcos, pero también organizaron grandes asaltos anfibios que prácticamente dejaron despobladas partes enteras de la costa italiana. Italia fue el país que más sufrió, en parte debido a que Sicilia está a sólo 200 km de Túnez, pero también porque no tenía un gobierno central fuerte que pudiese resistir a la invasión.
Las grandes razias a menudo no encontraron resistencia
Cuando los piratas saquearon, por ejemplo, Vieste en el sur de Italia en 1554, se hicieron con el alucinante número de 6.000 presos. Los argelinos secuestraron 7.000 esclavos en la bahía de Nápoles en 1544, una incursión que hizo caer tanto el precio de los esclavos que se decía poder "intercambiar a un cristiano por una cebolla".
España también sufrió ataques a gran escala. Después de una razia en Granada en 1556 que se llevó a 4.000 hombres, mujeres y niños, se decía que "llovían cristianos en Argel". Y por cada gran razia de este tipo, había docenas más pequeñas.
La aparición de una gran flota podía hacer huir a toda la población al interior, vaciando las zonas costeras.
En 1566, un grupo de 6.000 turcos y corsarios cruzó el Adriático para desembarcar en Francavilla al Mare. Las autoridades no podían hacer nada, y recomendaron la evacuación completa, dejando a los turcos el control de más de 1.300 kilómetros cuadrados de pueblos abandonados hasta Serracapriola.
Cuando aparecían los piratas, la gente a menudo huía de la costa hacia la ciudad más cercana, pero el profesor Davis explica que hacer tal cosa no siempre fue una buena estrategia: "Más de una ciudad de tamaño medio, llena de refugiados, fue incapaz de resistir un ataque frontal de cientos de asaltantes. El capitán de los piratas, que de lo contrario tendría que buscar unas pocas docenas de esclavos a lo largo de las playas y en las colinas, ahora podía encontrar mil o más cautivos convenientemente reunidos en un mismo lugar a los que tomar."
Los piratas volvían una y otra vez para saquear el mismo territorio. Además de un número mucho mayor de pequeñas incursiones, la costa de Calabria sufrió las siguientes depredaciones graves en menos de diez años: 700 personas capturadas en una sola razia en 1636, 1.000 en 1639 y 4.000 en 1644.
Durante los siglos XVI y XVII, los piratas establecieron bases semipermanentes en las islas de Isquia y Procida, cerca de la desembocadura de la Bahía de Nápoles, elegida por su tráfico comercial.
Al desembarcar, los piratas musulmanes no dejaban de profanar las iglesias. A menudo robaban las campanas, no sólo porque el metal fuese valioso, sino también para silenciar la voz distintiva del cristianismo.
En las pequeñas y más frecuentes incursiones, un pequeño número de barcos operaba furtivamente y se dejaba caer con sigilo sobre los asentamientos costeros en mitad de la noche, con el fin de atrapar a las gentes "mansas y todavía desnudas en la cama". Esta práctica dio origen al dicho siciliano "pigliato dai turchi" ("tomado por los turcos"), y se emplea cuando se coge a alguien por sorpresa o por estar dormido o distraído.
Las mujeres eran más fáciles de atrapar que los hombres, y las zonas costeras podían perder rápidamente todas las mujeres en edad de tener hijos. Los pescadores tenían miedo de salir, y no se hacían a la mar más que en convoyes. Finalmente, los italianos abandonaron gran parte de sus costas. Como explica el profesor Davis, a finales del siglo XVII, "la península italiana fue saqueada por corsarios berberiscos durante dos siglos o más, y las poblaciones costeras se retiraron en gran medida a pueblos fortificados en las colinas, o a ciudades más grandes como Rimini, abandonando kilómetros de costa, ahora pobladas de vagabundos y filibusteros".
No fue hasta alrededor de 1700 cuando los italianos estuvieron en condiciones de prevenir las razias, aunque la piratería en los mares pudo continuar sin obstáculos.
La piratería llevó a España y sobre todo a Italia a alejarse del mar y a perder con efectos devastadores sus tradiciones de comercio y navegación: "Por lo menos para España e Italia, el siglo XVII representó un período oscuro en el que las sociedades española e italiana fueron meras sombras de lo que habían sido durante las anteriores épocas doradas".
Algunos piratas árabes eran avezados navegantes de alta mar, y aterrorizaban a los cristianos hasta una distancia de 1.600 kilometros. Una espectacular razia en Islandia en 1627 dejó cerca de 400 prisioneros.
Existe la creencia de que Inglaterra era una potencia naval formidable desde la época de Francis Drake, pero a lo largo del siglo XVII los piratas árabes operaron libremente en aguas británicas, penetrando incluso en el estuario del Támesis para capturar y asolar las ciudades costeras. En sólo tres años, desde 1606 hasta 1609, la armada británica reconoció haber perdido, por culpa de los corsarios argelinos, no menos de 466 buques mercantes británicos y escoceses. A mediados de la década de 1600, los británicos se dedicaron a un activo tráfico de negros entre ambos lados del Atlántico, pero muchas de las tripulaciones británicas pasaron a ser propiedad de los piratas árabes.

La vida bajo el látigo

Los ataques terrestres podían ser muy exitosos, pero eran más arriesgados que los marítimos. Los navíos eran por lo tanto la principal fuente de esclavos blancos. A diferencia de sus víctimas, los buques piratas tenían dos modos de propulsión: además de las velas, los galeotes. Llevaban muchas banderas diferentes, por lo que cuando navegaban podían enarbolar el pabellón que tuviera más posibilidades de engañar a sus presas.
Un buen barco mercante de gran tamaño podía llevar unos 20 marinos en buen estado de salud, preparados para durar algunos años en galeras. Los pasajeros en cambio para servían obtener un rescate. Los nobles y ricos comerciantes se convirtieron en piezas atractivas, así como los judios, que a menudo podían significar un suculento rescate pagado por sus correligionarios. Los dignatarios del clero también eran valiosos porque el Vaticano solía pagar cualquier precio para arrancarlos de las manos de los infieles.
Cuando llegaban los piratas, a menudo los pasajeros se quitaban sus buenos ropajes y trataban de vestirse tan mal como fuese posible, con la esperanza de que sus captores les restituyeran a sus familias a cambio de un modesto rescate. Este esfuerzo resultaba inútil si los piratas torturaban al capitán para sonsacarle información sobre los pasajeros. También era común hacer que los hombres se desnudaran, para buscar objetos de valor cosidos en la ropa, y ver si los circuncidados judíos no estaban disfrazados de cristianos.
Si los piratas iban cortos de esclavos en galeras, podían poner algunos de sus cautivos a trabajar de inmediato, pero a los presos los colocaban generalmente en la bodega para el viaje de regreso. Iban  apiñados, apenas podían moverse entre la suciedad, el mal olor y los parásitos, y muchos morían antes de llegar a puerto.
A su llegada al norte de África, era tradición que los cristianos recientemente capturados desfilaran por las calles para que la gente pudiera hacer burla de ellos y los niños cubrirlos de basura.
En el mercado de esclavos, los hombres estaban obligados a brincar para demostrar que no eran cojos, y los compradores a menudo querían desnudarlos para ver si estaban sanos, lo cual también permitía evaluar el valor sexual de hombres y mujeres; las concubinas blancas tenían un gran valor, y todas las capitales esclavistas poseían una floreciente red homosexual. Los compradores que esperaban hacer dinero rápido con un gran rescate examinaban los lóbulos de las orejas para encontrar marcas de perforación, lo cual era indicio de riqueza. También era habitual examinar los dientes de un cautivo para ver si podía sobrevivir a un régimen esclavista duro.
El pachá o soberano de la región recibía un cierto porcentaje de los esclavos como forma de impuesto sobre la renta. Estos eran casi siempre hombres, y se convertían en propiedad del gobierno en lugar de ser propiedad privada. A diferencia de los esclavos privados, que por lo general embarcaban con sus amos, aquéllos vivían en bagnos, que es como se llamaba a los almacenes de esclavos del pachá. Era común afeitar la cabeza y la barba de los esclavos públicos como humillación adicional, en un momento en que la cabeza y el vello facial eran una parte importante de la identidad masculina.
La mayoría de estos esclavos públicos pasaban el resto de sus vidas como esclavos en galeras. Resulta difícil imaginar una existencia más miserable. Los hombres eran encadenados tres, cuatro o cinco a cada remo, y sus tobillos quedaban encadenados también juntos. Los remeros nunca dejaban su bancada, y cuando se les permitía dormir, lo hacían en ella. Los esclavos podían empujarse para llegar a hacer sus necesidades en un agujero en el casco, pero a menudo estaban demasiado cansados ​​o desanimados para moverse y descargaban ahí donde estaban sentados. No tenían ninguna protección contra el ardiente sol mediterráneo, y sus amos les despellejaban las espaldas con el instrumento favorito del negrero: el látigo. No había casi ninguna posibilidad de escape o rescate, el trabajo de un galeote era el de matarse a trabajar —sobre todo en las razias para capturar más miserables como él—, siendo arrojados por la borda a la primera señal de enfermedad grave.
Cuando la flota pirata estaba en puerto, los galeotes vivían en el bagno y hacían todo el trabajo sucio, peligroso o agotador que el Pachá les ordenara hacer. Solían cortar y arrastrar piedras, dragar el puerto o encargarse de las labores más penosas. Los esclavos que se encontraban en la flota del sultán ruco ni siquiera tenían esa opción. A menudo estaban en el mar durante meses seguidos y permanecían encadenados a los remos incluso en el puerto. Sus barcos eran prisiones de por vida.
Otros esclavos en la costa bereber tenían un trabajo más variado. A menudo hacían el trabajo agrícola que asociamos a la esclavitud en Estados Unidos, pero los que tenían habilidades eran alquilados por sus dueños. Algunos de éstos simplemente aflojaban a sus esclavos durante la jornada con orden de regresar con una cierta cantidad de dinero por la noche, bajo la amenaza de ser golpeados brutalmente en caso de no hacerlo. Los dueños esperaban normalmente una ganancia de un 20% sobre el precio de compra. Hicieran lo que hiciesen, en Túnez y Trípoli los esclavos llevaban un anillo de hierro alrededor de un tobillo y arrastraban una pesada cadena de entre 11 y 14 kg.
Algunos dueños ponían a sus esclavos blancos a trabajar las tierras muy lejos, donde todavía se enfrentan a otra amenaza: una nueva captura y una nueva esclavitud más en el interior. Estos desgraciados probablemente no verían ya más a otro europeo en el resto de su corta vida.
El profesor Davis señala que no existía ningún obstáculo a la crueldad: "No había fuerza que pudiese proteger al esclavo de la violencia de su amo, no existían leyes locales en contra de la crueldad, ni una opinión pública benevolente, y raramente existía una presión efectiva por parte de los Estados extranjeros".
Los esclavos blancos no sólo eran mercancías, sino también infieles, y merecían todo el sufrimiento infligido por sus dueños.
El profesor Davis señala que "todos los esclavos que, habiendo vivido en bagnos, sobrevivieron para contar sus experiencias destacaban la crueldad y la violencia endémica ahí practicada". El castigo favorito era el azotamiento. Un esclavo podía recibir hasta 150 o 200 golpes, lo cual podía dejarlo lisiado. La violencia sistemática convirtió a muchos hombres en autómatas.
Los esclavos cristianos eran a menudo tan abundantes y tan baratos que no había ningún incentivo para cuidarlos. Muchos dueños les hacían trabajar hasta morir y compraban otros para remplazarlos.
Los esclavos públicos también contribuían  a un fondo para mantener a los sacerdotes en el bagno. Era una época muy religiosa, e incluso en las condiciones más terribles los hombres querían tener la oportunidad de confesarse, y, lo más importante, de recibir la extremaunción. Había casi siempre un sacerdote cautivo o dos en los bagnos, pero para estar disponible para sus deberes religiosos, otros esclavos debían contribuir y comprarle su tiempo al Pachá, por lo que a algunos esclavos en las galeras no les quedaba nada para comprar comida o ropa. Sin embargo, durante ciertos períodos, los europeos que vivían libres en las ciudades bereberes contribuían a los gastos de mantenimiento de los sacerdotes de los bagnos.
Para algunos, la esclavitud se convirtió en algo más que soportable. Ciertos oficios, en particular, el de constructor naval, eran tan codiciados que el dueño de un esclavo podía recompensarlo con una villa privada y amantes. Incluso algunos residentes del bagno lograron sacar partido de la hipocresía de la sociedad islámica y mejorar de tal modo su condición. La ley prohibía estrictamente a los musulmanes el comercio de alcohol, pero era más indulgente con los musulmanes que sólo lo consumían. Los esclavos emprendedores establecieron tabernas en los bagnos, y algunos llegaban a tener una buena vida al servicio de los musulmanes bebedores.
Una forma de aligerar la carga de la esclavitud era "tomar el turbante" y convertirse al islam. Esto eximia del servicio en galeras, de los trabajos más penosos y de alguna que otra faena impropia de un hijo del profeta, pero no de ser esclavo. Uno de los trabajos de los sacerdotes de los bagnos era evitar que los hombres desesperados se convirtieran, pero la mayoría de esclavos no parecían necesitar el tal consejo. Los cristianos creían que la conversión podría poner en peligro sus almas, además de requerirse también el desagradable ritual de la circuncisión de los adultos. Muchos esclavos parecían sufrir los horrores de la esclavitud tratándolos como un castigo por sus pecados y como una prueba a su fe. Los dueños les disuadían de la conversión, ya que éstas limitaban el uso de los malos tratos y bajaban el valor de reventa de un esclavo.
Para los esclavos, resultaba imposible escapar. Estaban muy lejos de casa, a menudo eran encadenados, y podían ser identificados de inmediato por sus rasgos europeos. La única esperanza era el rescate. A veces la suerte no tardaba en llegar. Si un grupo de piratas había capturado tantos hombres como para no tener ya espacio bajo el puente, podía hacer una incursión en una ciudad y luego regresar a los pocos días para vender los cautivos a sus familias. Por lo general, ello se hacía a un precio mucho menor que el de alguien que se rescataba desde África del Norte, pero con todo era mucho más de lo que los agricultores se podían permitir. Los agricultores generalmente no tenían liquidez, ni bienes al margen de la casa y la tierra. Un comerciante estaba por lo general preparado para comprarlos a un precio bajo, pero significaba que el cautivo regresaba a una familia completamente arruinada.
La mayoría de los esclavos dependían de La labor caritativa de los trinitarios (orden fundada en Italia en 1193) y de los mercedarios (fundada en España en 1203). Estas órdenes religiosas se establecieron para liberar a los cruzados en poder de los musulmanes, pero pronto cambiaron su trabajo por el de la liberación de los esclavos en poder de los piratas berberiscos, recaudando dinero específicamente para esta labor. A menudo ponían cajas de seguridad fuera de las iglesias con la inscripción "por la recuperación de los pobres esclavos", y el clero llamaba a los cristianos ricos a dejar dinero. Las dos órdenes se convirtieron en hábiles negociadoras, y por lo general lograron comprar esclavos a mejores precios que los obtenidos por libertadores sin experiencia. Sin embargo, nunca hubo suficiente dinero para liberar a muchos cautivos, y el profesor Davis estima que no más de un 3 o un 4% de los esclavos fueron rescatados en un solo año. Esto significa que la mayoría dejaron sus huesos en las tumbas anónimas de cristianos, fuera de las murallas de la ciudad.
Las órdenes religiosas llevaban cuentas exactas de los resultados obtenidos. En el siglo XVII, los trinitarios españoles, por ejemplo, llevaron a cabo 72 expediciones para el rescate de esclavos, con una media de 220 liberaciones por ​​cada una de dichas expediciones. Era costumbre llevarse con ellos los esclavos liberados y hacerlos caminar por las calles de la ciudad en las grandes celebraciones. Estas procesiones, que tenían una profunda connotación religiosa, se convirtieron en uno de los espectáculos urbanos más característicos de la época. A veces los esclavos marchaban en sus antiguos hábitos de esclavos para enfatizar los tormentos que sufrieron; otras veces llevaban trajes blancos especiales para simbolizar su renacimiento. Según los registros de la época, muchos esclavos liberados no se reinsertaron por completo después de sus vivencias, especialmente si habían pasado muchos años en cautiverio.

¿Cuántos esclavos?

El profesor Davis señala que las numerosas investigaciones efectuadas han logrado que se determine con la mayor precisión posible el número de negros traídos a través del Atlántico, pero no existe ningún esfuerzo similar para determinar la extensión de la esclavitud en el Mediterráneo. No es fácil conseguir cifras fiables. Los árabes no suelen conservar los archivos. Pero a lo largo de sus diez años de investigación, el profesor Davis ha logrado desarrollar un método de estimación.
Por ejemplo, el registro indica que desde 1580 hasta 1680 hubo un promedio de unos 35.000 esclavos en países berberiscos. Contando con la pérdida constante a través de la muerte y del rescate, si la población se mantuvo constante, entonces la tasa de captura de nuevos esclavos por los piratas era igual a la tasa de desgaste. Hay una buena base para la estimación de las tasas de mortalidad. Por ejemplo, sabemos que de los cerca de 400 islandeses capturados en 1627, sólo hubo 70 supervivientes ocho años después. Además de la desnutrición, el hacinamiento, el exceso de trabajo, y los castigos brutales, los esclavos sufrieron epidemias de peste, que por lo general eliminaban entre el 20 y el 30% de los esclavos blancos.
A través de diversas fuentes, el profesor Davis estima que la tasa de mortalidad fue de aproximadamente un 20% al año. Los esclavos no tenían acceso a las mujeres, por lo que la sustitución se realizaba exclusivamente a través de las capturas.
Su conclusión: entre 1530 y 1780 hubo, con casi total seguridad, un millón y tal vez hasta millón y cuarto de cristianos blancos europeos esclavizados por los musulmanes de la costa bereber. Esto supera con creces la cifra generalmente aceptada de 800.000 africanos transportados a las colonias de América del Norte y más tarde a los Estados Unidos.
El profesor Davis explica que, a finales de 1700, se controló mejor este comercio, pero hubo un renacimiento de la trata de esclavos blancos durante el caos de las guerras napoleónicas.
La flota norteamericana no quedó libre de la depredación. Fue sólo en 1815, después de dos guerras contra ellos, que los marinos estadounidenses se libraron de los piratas berberiscos. Estas guerras fueron importantes operaciones para la joven república; una campaña que se recuerda en las estrofas de "a las orillas de Trípoli", en el himno de la marina. Cuando los franceses tomaron Argel en 1830, todavía había 120 esclavos blancos en el bagno.
¿Por qué hay tan poco interés por la esclavitud del Mediterráneo, mientras que la erudición y la reflexión sobre la esclavitud negra nunca termina? Como explica el profesor Davis, los esclavos blancos con dueños no blancos simplemente no encajan en "la narrativa maestra del imperialismo europeo." Los patrones de victimización tan queridos por los intelectuales requieren de la maldad del blanco, no del sufrimiento del blanco.
El profesor Davis también señala que la experiencia europea de la esclavitud a gran escala muestra el engaño en que consiste otro tema favorito de la izquierda: que la esclavitud negra fue un paso crucial en la creación de los conceptos europeos de raza y jerarquía racial.
No es así. Desde hace siglos, los propios europeos han vivido con en el miedo del látigo, y un gran número asistieron a procesiones celebradas por el rescate de los esclavos liberados, todos los cuales eran blancos. La esclavitud era un destino más fácilmente imaginable para ellos mismos que para los lejanos africanos.

lunes, 23 de febrero de 2015

Cruzadas: Las primeras víctimas del odio religioso

Las primeras víctimas de la Primera Cruzada
Por Susan Jacoby - The New York Times




Las primeras víctimas de la Primera Cruzada, inspirados en 1096 por la misión supuestamente sagrado de retomar Jerusalén de los musulmanes, fueron los Judios europeos. Cualquier persona que considera que es religiosa y políticamente transgresora para comparar el comportamiento de los soldados cristianos medievales con el terrorismo islámico moderno que le resulte esclarecedor leer esta sangrienta historia, como se dice en hebreo y en las crónicas cristianas.

El mensaje del pasado medieval es que la violencia religiosa raramente se limita a un objetivo y se expande hasta llegar al máximo número de víctimas disponibles.

Del mismo modo que las Cruzadas fueron integralmente vinculada al catolicismo romano en la Edad Media, los movimientos terroristas hoy están inmersos en una interpretación antimoderno particular del Islam. Esto no implica que la mayoría de los musulmanes están de acuerdo con la ideología religiosa violenta. Lo que significa es que la marca de la creencia de los terroristas desempeña un papel fundamental en su asalto salvaje contra los derechos humanos.

Ignorantes Culturales retratados referencias del presidente Obama a las Cruzadas y la Inquisición en la reciente Desayuno de Oración Nacional como una excusa para el terrorismo islámico, pero las alusiones del presidente podían y debían haber sido utilizado como una oportunidad para reflexionar sobre el daño especial infligido en muchos contextos históricos por guerreros buscan la conquista en nombre de su dios.

Eran tiempos difíciles en el norte de Europa, cuando los cruzados comenzaron a reunirse en la primavera de 1096. Una cosecha decepcionante en 1095 había traído el hambre a los pobres. Como James Carroll observa en "La espada de Constantino", que "no hay duda de que el impulso de cruzada rescató muchos siervos, sino también a los propietarios de tierras, de una situación económica desesperada."

El Papa Urbano II no le dijo a los cruzados para asesinar Judios, pero eso es lo que ocurrió cuando al menos 100 mil caballeros, vasallos y siervos, sin amarras de restricciones sociales ordinarias, pero que lleva el estandarte de la cruz, ponen en camino para aplastar lo que consideraban un enemigo musulmán pérfida en una tierra lejana. ¿Por qué no practicar en ese grupo de más edad acusado de perfidia - los Judios?

La ciudad de Trier, a orillas del río Mosela, fue una de las primeras paradas. Los Judios eran, según una crónica hebrea, ofreció la opción de conversión, el exilio o la muerte - similar a las opciones ofrecidas por grupos como el Estado Islámico y Boko Haram. Después de que los Judios de Trier hizo un intento fallido, mediante el pago de un obispo, para persuadir a los cruzados para eludir su comunidad, buscaron refugio en la casa del prelado.

La crónica relata que "oficiales y ministros militares del obispo entraron en el palacio, y les dijeron:" Así dijo nuestro señor el obispo: Convertir o dejar este lugar. No deseo para preservar por más tiempo '"Continúa:"'.. No se puede ser salvo - tu Dios no quiere salvarte ahora como lo hizo en días anteriores '"

El anónimo autor de la crónica, conocida como texto S a los estudiosos, probablemente no presenció todos los hechos que describe. Sin embargo, los estudiosos de la Primera Cruzada generalmente consideran el texto auténtico. Además, las cuentas de cristianos - décadas también muy probablemente escritas posteriores, pero en un momento en que muchos sobrevivientes habrían estado vivo - dicen esencialmente la misma historia.

Alberto de Aix, un cristiano nacido a finales del siglo 11, se describen atrocidades en Mainz - otra parada en la masacre de los cruzados a través de la región del Rin - por una banda encabezada por un tal conde Emico. De nuevo, no es un obispo que inicialmente promete a los Judios protección para lo que Albert describe como una "cantidad increíble de dinero." Pero Emico y sus soldados cristianos irrumpió en la sala donde se celebraron los Judios.

"Romper los pernos y las puertas, ellos mataron a los Judios, alrededor de setecientos en número, que en vano se resistió a la fuerza y al ataque de tantos miles. Mataron a las mujeres, también, y con sus espadas perforadas tiernos niños de cualquier edad y sexo ... Horrible decir, las madres cortan las gargantas de los niños lactantes con cuchillos y apuñalaron a otros, prefiriendo que perezcan por lo tanto por sus propias manos en lugar de para ser asesinados por las armas de los incircuncisos ".

Albert informa de que un pequeño número de Judios escapó porque accedieron a ser bautizados "por miedo, en lugar de por el amor de la fe cristiana." Con todo el dinero tomado de los Judios, Emico y "todo lo que la empresa intolerable de los hombres y las mujeres luego continuaron su camino a Jerusalén ".

Esta cuenta se destacan varios elementos análogos a las acciones de grupos terroristas modernos. Estos incluyen los intentos de conversión forzada; los asesinatos de mujeres y niños; y la imposición de sanciones económicas a los conversos forzadas que tratan de permanecer en sus hogares. Comentarios despectivos acerca de Albert Emico también revelan que hubo cristianos que sentía por los cruzados exactamente la forma en que muchos musulmanes hoy seguramente se sentirá si son mala suerte de encontrarse en el camino de lunáticos violentos.

En Mosul, la ciudad iraquí conquistado por el Estado Islámico en junio pasado, los cristianos habían coexistido durante siglos con los musulmanes que no compartían lo creencias medievales los terroristas dicen representar. La ciudad también fue el hogar de los yazidis, cuya teología incluye elementos del zoroastrismo, así como el Islam y el cristianismo.

Cuando los guerreros brutales establecieron control, miles de yazidis se vieron obligados a huir para salvar sus vidas si no se convirtieron al Islam. Los cristianos también fueron obligados a convertir formalmente, pagar impuestos a los tribunales de la Sharia o la cara "muerte por la espada", sin ninguna posibilidad de escape.

¿Suena familiar?

Thomas Asbridge, director del Centro para el Estudio del Islam y Occidente de la Universidad de Londres, comentó en este diario que "tenemos que tener mucho cuidado con juzgar el comportamiento en la época medieval por las normas vigentes."

Este problema está mejor juzgada desde el otro lado del espejo. Lo que vemos hoy es un estándar de comportamiento medieval confirmada por fanáticos modernos que, al igual que los cruzados, buscan tanto el poder religioso y político a través de medios violentos. Ofrecen un recordatorio espantoso y fantasmal de lo que el mundo occidental podría ser como había sido nunca reformas religiosas, la Ilustración y, sobre todo, la separación de Iglesia y Estado.


domingo, 18 de enero de 2015

India: La masacre de Hyderabad (1948)

Hyderabad, 1948: la masacre oculta de la India
Por Mike Thomson - BBC



Cuando la India se dividió en 1947, cerca de 500.000 personas murieron en los disturbios comunales, principalmente a lo largo de la frontera con Pakistán. Pero un año después, otra masacre ocurrió en el centro de la India, que hasta ahora ha permanecido nublada en el secreto.

En septiembre y octubre de 1948, poco después de la independencia del Imperio Británico, decenas de miles de personas fueron asesinados brutalmente en el centro de la India.

Algunos fueron alineados y fusilados por soldados del Ejército de la India. Sin embargo, un informe encargado por el gobierno en lo que pasó nunca fue publicado y pocos en la India sabe acerca de la masacre. Los críticos han acusado a los sucesivos gobiernos de la India de la continuación de un encubrimiento.

Las masacres tuvieron lugar un año después de la violencia de la partición en el entonces Estado de Hyderabad, en el corazón de la India. Fue uno de los 500 estados principescos que habían disfrutado de autonomía bajo el dominio colonial británico.

Cuando la independencia se produjo en 1947 casi todos estos estados acordaron formar parte de la India.


Pero musulmana Nizam de Hyderabad, o príncipe, insistieron en permanecer independiente. Esta negativa a entregar la soberanía a la nueva India democrática indignado líderes del país en Nueva Delhi.

Después de un enfrentamiento enconado entre Delhi y Hyderabad, el gobierno finalmente perdió la paciencia.

El Charminar en el centro de Hyderabad
Escuche el informe de Mike Thomson en el documento, La Masacre de Hyderabad, en la BBC Radio 4 a las 16:00 BST el martes 24 de septiembre o coger más tarde en la BBC iPlayer.
Documento, La Masacre de Hyderabad
Los historiadores dicen que su deseo de evitar un arraigo estado liderado por musulmanes independiente en el corazón de la India predominantemente hindú era otra preocupación.

Los miembros de la poderosa milicia Razakar, el brazo armado del partido político más poderoso musulmán de Hyderabad, estaban aterrorizando a muchos aldeanos hindúes.

Esto le dio al primer ministro, Jawaharlal Nehru, el pretexto que necesitaba. En septiembre de 1948 el ejército indio invadió Hyderabad.

En lo que se conocía bien engañosamente como una "acción policial", las fuerzas de la Nizam fueron derrotados después de unos pocos días sin ninguna pérdida significativa de vidas civiles. Pero entonces llegó la palabra Delhi que el incendio, el saqueo y el asesinato en masa y la violación de los musulmanes habían seguido la invasión.

Decidido a llegar al fondo de lo que estaba sucediendo, una Nehru alarmado encargó a un equipo pequeño mixto fe para ir a Hyderabad a investigar.

Fue dirigido por un congresista hindú Pandit Sunderlal. Sin embargo, el informe resultante que llevaba su nombre nunca fue publicado.

El historiador Sunil Purushotham de la Universidad de Cambridge ha obtenido una copia del informe como parte de su investigación en este campo.


Una copia del informe Sunderlal

El equipo de Pandit Sunderlal concluyó que entre 27.000 y 40.000 murió
El equipo Sunderlal visitó decenas de pueblos en todo el estado.

"En varios lugares los miembros de las fuerzas armadas sacaron a los hombres adultos musulmanes ... y fueron masacrados"

El informe Sunderlal

En cada uno que la crónica cuidadosamente las cuentas de los musulmanes que habían sobrevivido a la terrible violencia: "Teníamos pruebas absolutamente intachable en el sentido de que hubo casos en que los hombres pertenecientes al Ejército de la India y también a la policía local participaron en saqueos e incluso otros delitos.

"Durante nuestro recorrido nos reunimos, en no pocos lugares, que los soldados alentados, persuadido y en algunos casos incluso obligado a la turba hindú para saquear tiendas y casas musulmanas".

El equipo informó que mientras los aldeanos musulmanes fueron desarmados por el ejército de la India, los hindúes se dejan a menudo con sus armas. La violencia de la multitud que siguió fue a menudo dirigido por grupos paramilitares hindúes.

En otros casos, dijo, los soldados indios mismos tomaron parte activa en la carnicería: "En varios lugares los miembros de las fuerzas armadas llevaron a cabo los hombres adultos musulmanes de las aldeas y pueblos y los masacrados a sangre fría".

El equipo de investigación también informó, sin embargo, que en muchos otros casos el ejército indio se había comportado bien y protegido musulmanes.


El Nizam Mahbub Ali Khan y la partida sentada sobre pieles de tigre en Shikar Camp, abril-mayo 1899

El Nizam era un poderoso príncipe. En esta foto, tomada en 1899, el Nizam, Mahbub Ali Khan, y su partido posan con pieles de tigre

La reacción se decía que había sido en respuesta a muchos años de intimidación y violencia contra los hindúes por la Razakars.

En notas confidenciales adjuntos al informe Sunderlal, sus autores detallan la naturaleza horripilante de la venganza hindú:. "En muchos lugares nos mostraron pozos todavía llenas de cadáveres que se pudren en una de esas contamos con 11 cuerpos, que incluyeron el de una mujer con un niño pequeño se pegue a su pecho ".

Y continuó: "Vimos restos de cadáveres yacen en las cunetas En varios lugares los cuerpos habían sido quemados y nos gustaría ver los huesos y cráneos calcinados sigue mintiendo allí.".

El informe Sunderlal estima que entre 27.000 y 40.000 personas perdieron la vida.


Un santuario chií construido por el séptimo Nizam para perpetuar la memoria de su madre

Ninguna explicación oficial fue dada por la decisión de Nehru no publicar el contenido del informe Sunderlal, aunque es probable que, en los años-polvorín que siguieron a la independencia, la noticia de lo sucedido podría haber desencadenado represalias más musulmanes contra hindúes.

Tampoco está claro por qué, de todas estas décadas después, todavía no hay una referencia a lo que sucedió en los libros escolares de la nación. Incluso hoy en día pocos indios tienen alguna idea de lo que pasó.

El informe Sunderlal, aunque desconocido para muchos, ya está abierto para su consulta en el Memorial Museum and Library Nehru en Nueva Delhi.

Ha habido una llamada recientemente en la prensa india para que sea más ampliamente disponible, por lo que toda la nación puede aprender lo que pasó.

Se podría argumentar que esto podría correr el riesgo de ignición de las continuas tensiones entre musulmanes e hindúes.

"Vivir como estamos en este país con todos nuestros conflictos y problemas, yo no haría un gran alboroto sobre ella", dice Burgula Narasingh Rao, un hindú que vivieron esa época en Hyderabad y está ahora en sus 80 años.

"¿Qué pasa, las cosas de la reacción y la contrarrevolución de reacción y varios se seguir y seguir, pero a nivel académico, a nivel de investigación, en su nivel de difusión, dejar que estas cosas salen. No tengo ningún problema con eso."

miércoles, 30 de julio de 2014

Conflictos asiáticos: La guerra civil de Tayikistán (1992-1997)

Tayikistán, 1992-1997 
Contribución de Tom Cooper - ACIG


La corta pero destructiva guerra en Tayikistán vio la polémica participación de unidades específicas de la (recién cambiada de nombre) Fuerza Aérea de Rusia que fueron sacadas de la Alemania Oriental. 
 
Tayikistán se encuentra en la encrucijada de las grandes civilizaciones de Asia - China, india, persa, ruso y turco, y fue influenciado por todos ellos. Por esta razón, el conflicto en este país fue uno de los potencialmente más peligrosa de todas las guerras en la ex URSS: estalló como resultado de una lucha entre reaccionarios post-comunistas y los islamistas, y fácilmente podría extenderse a varios países vecinos. 

El peligro de este tipo de escalada es aún mayor debido al hecho de que una serie de potencias extranjeras se involucró, cada uno de ellos en busca de satisfacer los intereses propios. China, Rusia, Kazajstán, Kirguistán y Uzbekistán estaban preocupados por la propagación del fundamentalismo islámico: por lo tanto, apoyaron a los post-comunistas de Tayikistán, de régimen secular. Rusia, además, estaba preocupado por salvaguardar la vida 90.000 rusos étnicos en el país, así como las propias tropas allí desplegadas, mientras que Uzbekistán intentado proteger a los 1,5 millones de etnia uzbeka. Pakistán e Irán estaban interesados ​​en el fortalecimiento de la identidad islámica y persa de los locales, respectivamente. 

Tayikistán es un país sin litoral, país montañoso, en la frontera con Afganistán, China, Kirguistán y Uzbekistán, con una población de 6 millones de compuestos principalmente de los tayikos (65%), uzbekos (25%) y rusos (3,5% incluida las nacionalidades de habla rusa). Alrededor del 70% de la población vive en zonas rurales, a menudo en las ciudades y pueblos pintorescas, escondidos en la sombra de imponentes montañas a su alrededor. El capital es Dushanbe, una ciudad antigua con una combinación muy específica de la arquitectura. El idioma oficial es el tayiko, un dialecto similar al farsi (idioma persa), pero gran parte de la población rural habla el uzbeko también. Tayikistán se compone de una serie de regiones distintas y aisladas, la mayoría de los cuales están más estrechamente vinculados económicamente a los países vecinos que entre sí: en medio de altas montañas, el extremo oriental de los cuales consiste en la cordillera de Pamir, las estribaciones de la Himalaya. Dushanbe es en el valle de Hissar, donde la mayoría de las instalaciones hidroeléctricas del país y la industria se encuentra. La mayoría de la población se concentra en esta zona, sin embargo, la parte norte de Tayikistán - el llamado Leninabad Oblast, con capitales locales Khojand, en el Valle de Fergana, que está estrechamente integrado con Uzbekistán - es la zona más industrializados y desarrollados. Otras áreas son Kulyab y Kurgan-Tyube, distinto de la producción de algodón, y Garman y Gorno-Badakhshan, las regiones más pobres y aisladas. 

 
Esta foto impresionante del paisaje que rodea el lago Yashilkul, en Tayikistán, bellamente ilustra las características del terreno local. Estrecha, pero entre los imponentes valles pintorescas, a menudo montañas imposibles de rebasar fueron los principales campos de batalla de la fase inicial de la guerra. Cuando los islamistas fueron expulsados ​​de la zona de Dushanbe, a finales de 1992, que se retiró en las montañas, donde ni siquiera un masivo despliegue militar ruso podría encontrarlos. (Foto: vía Tom Cooper) 

Influencia de Pakistán 
Los combates en Tayikistán se encontraba inminentes ya a mediados de la década de 1980, cuando una y otra vez a los combatientes afganos y tayikos entrenado y equipado por el Inter-Servicios de Inteligencia de Pakistán (ISI) estaban cruzando la frontera soviética para atacar las instalaciones locales que apoyaron la guerra en Afganistán. Interesados ​​en el fortalecimiento de la identidad islámica de los locales, y en cooperación con la CIA, los paquistaníes lanzaron una campaña a pequeña escala en la que miles de Qorans -, sino también algunas armas y dispositivos de demolición - fueron suministrados a los lugareños, algunos de los cuales fueron reclutados a continuación ya sea a combatir en Afganistán, o ataque al local de instalaciones Soviética. Después de una advertencia de Moscú a Islamabad de que tales operaciones fueron vistos como mezcla en los asuntos internos Soviética, el ISI dejado de funcionar dentro de la URSS, pero en 1987 los tayikos afganos ya han establecido buenas relaciones con sus hermanos en Tayikistán y cada vez mayores cantidades de armas fueron llegando en el país. 

La República Socialista Soviética de Tayikistán se independizó de la Unión Soviética, el 9 de septiembre de 1991, tras un golpe de Estado en Moscú, y se convirtió en la República de Tayikistán. Los combates en Tayikistán iniciada por numerosos asesinatos de rusos étnicos - sobre todo los soldados de base local - y la violencia en Dushanbe entre las fuerzas leales a Emomali Rahmanov, el ex presidente del Parlamento Europeo y más tarde, el Presidente de la República, y una serie de partidos de la oposición en el otro lado. 

En mayo de 1992 un intento del presidente comunista Nabijew para formar un gobierno multipartidista no funcionó. La oposición islámica a continuación, tomó el poder del Supremo Soviético de Tayikistán, en un golpe de Estado, obligando a los post-comunistas a abandonar el país. Uno de los primeros resultados fue el éxodo de los rusos locales que finalmente vieron como casi nueve décimas partes de los rusos étnicos abandonaron el país. Moscú no podía tolerar esta situación, y el presidente Yeltsin ordenó de inmediato una operación militar, que debía ser regulada de manera que aparezca como si hubiera una revuelta interna de las fuerzas leales al gobierno anterior. Para la siguiente acción a los rusos movilizaron a la 201a división de rifleros motorizados, desplegados en Uzbekistán, y unos 5.000 soldados de la "guardia de fronteras", que ya se habían desplegado en Tayikistán y controlaba estratégicamente los sitios importantes a lo largo de la frontera con Afganistán. Además, en Termez, en la vecina Uzbekistán, los rusos establecieron la primera Brigada de las del fuerzas del "Frente Popular". Esta consistió en tayikos de Kulyab y Kurban Tyube, en la región de Hissar Uzbekh dominado por accidente formados por los miembros de la 201a División de rifleros motorizados y blindados de depósitos de armas enormes que procedían de los tiempos de la URSS . Este se convertiría en la primera unidad de lo que hoy es el ejército de Tayikistán. Además, las unidades más pequeñas, se organizaron las milicias locales, especialmente de la zona de Leninabad. 

Al mismo tiempo, Moscú ordenó a sus guardias de fronteras impedir el flujo de armas desde Afganistán a Tayikistán, pero en realidad se trataba de hacer casi nada. En consecuencia, los islamistas no tenía ningún problema particular en el establecimiento sin obstáculos las vías de suministro. A pesar de que los islamistas no estaban particularmente bien organizado o unidos - sobre todo debido a los diferentes intereses de los grupos de diversas partes del país - pronto tuvo una milicia de unos 5.000 combatientes, principalmente concentrados en el área de Dushanbe, y fueron apoyados también por el partido Gulbuddin Hekmatyar Hezbi de los afganos Hezbi-e-Islami. 

 
(Mapa de Tayikistán por Tom Cooper, sobre la base de Encarta 2003) 

Guerra corta y amarga 
La lucha fue bien amarga y feroz al comenzar, y devastó amplias partes de Tayikistán, lo que obligó a unos 70.000 civiles a huir a Afganistán. A pesar de un considerable apoyo de Moscú, en septiembre de 1992 Nabijew se vio obligado a renunciar y Dushanbe quedó bajo el control de los islamistas. Los rusos se reunieron entonces los restantes miembros de la Unión Soviética más los tayikos para una reunión en Khodzent, y establecer un nuevo gobierno, encabezado por Imomali Rahmanov, ex presidente ejecutivo regional de Kulyab, con el apoyo de las fuerzas del Frente Popular, y la la élite económica tradicionalista del norte de Leninabad. Esto, sin embargo, se mostró incapaz en la prevención de los islamistas de controlar la mayor parte del país. 

En consecuencia, la 201a división de rifleros motorizados y las fuerzas del Frente Popular lanzaron su ofensiva en Dushanbe: con el apoyo de helicópteros de ataque, tanques y artillería, a finales de septiembre ya estaban avanzando hacia la capital, llegando a sus suburbios a comienzos de diciembre. El 4 de diciembre de 1992, la fuerzas del Frente Popular, con el apoyo de Rusia, y helicópteros Mi-24 y la artillería, entraron en Dushanbe, que por el momento era uno de los últimos reductos islámicos en el país. Una vez que una cabeza de puente se estableció dentro de los límites de la ciudad, la 201a división de rifleros motorizados cargó, ocupando las instalaciones y activos más importantes dentro de sólo unas pocas horas. A medida que el avance continuo, sin embargo, uno de los Mi-24 rusos fue derribado cerca de Kofarnikhon, a unos 25km al este de Dushanbe, el 18 de diciembre de 1992. El resto de los combatientes islámicos se retiraron de Dushanbe, y para mediados de enero de 1993 los ex comunistas estaban en el poder otra vez. Una de sus primeras acciones fue la imposición de un estado de emergencia y la ayuda militar y solicitar el apoyo de Rusia - a su vez, legitimar el estacionamiento de la 201a División de Infantería Motorizada de la Federación de Rusia en el país. Esto provocó un nuevo éxodo de la población local y en esta ocasión más de 140.000 de personas huyeron a Afganistán: mientras tanto 5.000 tropas de la "guardias de frontera" de la Federación de Rusia los contingentes desplegados en Tayikistán los dejó huir sin impedimentos. 

Después de la captura de Dushanbe, el gobierno lanzó una nueva ofensiva hacia Kofarnikhon, desde donde algunos contraataques islamistas locales habían surgido. Esta ciudad cayó rápidamente y, a continuación, Kurgan-Tyube fue capturado en un avance de dos puntas para el final del mes. En esta época los primeros informes del gobierno tayiko se publicaron en el que se mencionó que los islamistas fueron una y otra vez apoyados por cazabombarderos y helicópteros de la Fuerza Aérea de Afganistán. Ningún detalles específicos sobre estas operaciones fueron liberados. Desde que el gobierno esto trajo como consecuencia que la cordillera de Pamir estuviera bajo control, y la mayor concentración de los islamistas estaban dispersos, sin embargo, posteriormente la situación se calmó, aunque algunos combates esporádicos en zonas remotas. 

 
BMP-2D de la 201a división de rifleros motorizados visto en movimiento en la posición en las afueras de Dushanbe. Esta unidad era veterana de la guerra en Afganistán e incluyó no sólo los soldados con mucha experiencia, sino también se modificaron los vehículos, adaptados para el tipo de guerra que se libró en Tayikistán. El BMP-2D (a veces llamado "BMP-2 E") fue equipado con armadura aplique, incluyendo las placas "kovriki" en los lados torreta. Esta BMP-2D se camufló en color arena opaca sobre la base de color verde oscuro. (Foto: vía Tom Cooper) 

Personal de Paz de la CEI 
De acuerdo con la ONU, el 22 de enero de 1993 los miembros de lo que se llamó entonces la "Comunidad de Estados Independientes" - la mayor parte de las antiguas repúblicas soviéticas, incluida Rusia, Ucrania, Bielorrusia, Kazajstán, Uzbekistán y Kirguistán - decidieron implementar una fuerza de 23.000 hombres para "mantenimiento de la paz" en Tayikistán. Este contingente ya incluía 15.000 soldados de la 201a División de Rifleros Motorizados de Rusia, reforzada por un único regimiento de helicópteros. En la primavera de 1993 los rusos también desplegaron una serie de Sukhoi Su-25BMs y Su-25UBs de la antigua 115. Regimiento de Cazabombarderos de Guardias de Kakaydy, en Uzbekistán. El personal de la unidad de creación de nuevas in situ, el 186. Regimiento de Caza-bombardero, se inspiró en el Centro de Entrenamiento de Borisoglebsk, y el Regimiento fue sometido a un control directo de Moscú. El Su-25 estaban pronto en el aire sobre Tayikistán, con vuelos de patrulla de combate aéreo (CAP) armados con hasta seis bombas de 250 kg-, dos misiles aire-aire (AAMs) R-60/AA-8 Aphid y dos tanques desprendibles FTB-800. También en Kakaydy estaba el 61. Regimiento de Interceptores de la recién creada Fuerza Aérea Uzbekistán, equipado con casi 40 cazas MiG-29. 

Inicialmente, los rusos estaban menos preocupados con la lucha contra los islamistas de Tayikistán, y más con la formación de unidades adicionales del Ejército de Tayikistán, que mientras tanto creció a más de 10.000 soldados y se involucró en una serie de campañas en la cordillera de Pamir, así como en las áreas de Garm y Komsolabad. Fue durante los combates cerca de Komsolabad, en mayo de 1993, que los Su-25 de los 186. Regimiento de Caza-bombarderos voló su primera salidas de combate. El tiempo de Operaciones se incrementó el 24 de junio: durante las semanas siguientes el Su-25 arrojaron hasta 80 toneladas de bombas por día. Este apoyo intensivo en el aire no era suficiente para conceder la destrucción o el avance de las tropas de Tayikistán sobre el terreno. La guerrilla islámica en retirada destruía varios puentes y carreteras en puertos de montaña, y así evitar completamente el gobierno de establecer un control en el este y el sur de Tayikistán: finalmente, una primera línea establecida a lo largo del río Vanch efectivamente la división del país en dos. En el momento de la ONU estima que hasta 70.000 fueron asesinados durante la guerra. 

 
Un helicóptero Mi-8 ruso no identificado de la Aviación del Ejército, como se ha visto durante las operaciones en Tayikistán. Muchas de las unidades rusas de la Fuerza Aérea que participaron en las guerras en el Cáucaso y en Tayikistán, en la década de 1990, se desplegaron anteriormente en el este de Europa. Durante su retroceso en Rusia, en el período 1991-1994, algunos fueron disueltas, mientras que otros cambiaron las denominaciones, algunas unidades fueron desplegadas en las guerras locales sólo en elementos. Por esta razón, es a menudo imposible de reconocer que las unidades se desplegaron a cuál de las situaciones de emergencia en esa parte del mundo en el que el tiempo - incluso si se conoce la composición básica de la Fuerza Aérea de Rusia y de Rusia unidades de Aviación del Ejército en la Región Militar del Cáucaso. Por ejemplo, el Distrito Militar del Cáucaso del Norte (MD), incluían el 11 y 487 OVP, la última de la que se basa en Budjonovsk, así como los 366 OBVP. Todas estas unidades fueron equipadas con una mezcla de hasta 40 Mi-8 y Mi-24s, y quedó bajo el mando del Ejército de 58º Ejército, con los cuarteles generales en Vladikavkaz. El OVP 326 y el OVE 55 - equipados con una mezcla de Mi-8 y Mi-24s -, así como la OVP 325, equipado con Mi-6 y Mi-26, cayó bajo el mando de la 67º Infantería del Ejército, con los cuarteles generales en Krasnodar. (Ilustraciones de Tom Cooper, a través de fotos Tom Cooper) 

Contraofensiva islamista 
En 1994 los rusos todavía había unos 15.000 soldados en Tayikistán, principalmente desplegados en las áreas de Dushanbe y Kofarnikhon, pero a menudo desplegados así a lo largo del río Vanch. Parte de estos se involucró en el proceso de establecimiento de la frontera tayiko de la Fuerza Aérea, equipado con unos diez Mil Mi-8MTBs cinco y Mi-24s, suministra ya en 1993. En el aeródromo de Dushanbe también un regimiento de helicópteros llenos de ejército ruso, equipado con Mi-8 y Mi-24 años, estaba estacionado, algunos de los cuales también operó en el sitio adelante en Kurgan-Tyube. El Ejército de Tayikistán en tanto creció a más de 20.000 tropas, pero todavía estaba involucrado en operaciones muy intensa contra los islamistas: varias veces, cuando las tropas rusas estaban apoyando este tipo de ataques, que sufrieron pérdidas muy graves. La Guardia de Fronteras de Rusia de la Fuerza (FSR) se reorganizó en tanto así, que ahora consiste mainyl de tayikos y otros de Asia Central, bajo el mando de oficiales rusos. 

Los islamistas, por su parte, no se quedaron callados tampoco. Ellos se vieron reforzados por la adición de las milicias chiíes de la zona del Pamir y el este de Tayikistán, y reforzada por los envíos de armas procedentes de Afganistán, entre ellos algunos blindados y artillería. En 1995 ya estaban listos para la "próxima ronda". 

El 7 de abril de 1995, cuando el mayor general Chuyrullajev se convirtió en el ministro de Defensa de Tayikistán, el gobierno tenía la intención de declarar un alto el fuego. Sin embargo, en este día los islamistas emboscaron a un convoy en marcha de Rusia, cerca de Kalashum, unos 200 km al este de Dushanbe, y mataron a 29 soldados rusos. Al mismo tiempo, los rebeldes atacaron e invadieron la base de la 201a División de Rifleros Motorizados en Badakhashan, lo que obligó al comandante de la unidad - el teniente general. Chechulim, a ordenar un contraataque inmediato. Esto comenzó con una serie de ataques de Mi-8Ts y Mi-24s pilotados por rusos, durante el cual los cohetes no guiados principalmente se utilizaron. En los días siguientes otros ataques y contraataques se intercambiaron, resultando en pérdidas considerables para ambas partes. Finalmente, el 11 de abril, los Su-25s de la Fuerza Aérea de Rusia lanzaron ataques aéreos aún en contra de las bases de Tayikistán hasta 30km dentro de Afganistán. Después de estos ataques iniciales sólo daban resultados insuficientes, el 13 de abril de 1995, no menos de 12 Su-25BMs fueron desplegados en un solo ataque contra la ciudad de Talokan, al sur de 50 km de la frontera con Tayikistán, que fue la base principal de la oposición tayika. Los Sukhoi llegaron en dos oleadas, cada uno con seis aviones, y separados por 20 minutos. Lanzaron bombas de racimo, que emitieron un tremendo ataque - principalmente contra objetivos civiles, incluyendo el mercado local: cuando los vecinos trataron de ayudar a los muertos o heridos en el ataque de la primera ola, la segunda ola llegó y lanzó bombas aún más. Más de 100 murieron y 200 resultaron heridas gravemente. El alto mando ruso negó la responsabilidad de esta acción, mientras que el régimen en Kabul reclamó de inmediato una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU. 

No salió nada de esto. Por el contrario, el nuevo presidente de Tayikistán, Rachmonov solicitó apoyo adicional de Moscú. A pesar de cierta resistencia por parte del Ministerio de Defensa de Rusia, el presidente Yelzin ordenó ataques aéreos adicionales por el 186. Regimiento de Caza-bombarderos durante ese mismo día. Por consiguiente, sólo unas pocas horas después del ataque en Taloqan otros 12 Su-25BMs llegaron a la ciudad de Chach con bombas de napalm y de racimo, matando a 125. 

El alto el fuego negociado de las Naciones Unidas se usó reagrupar algunos de sus elementos, el 19 de abril de 1995, la 201a División de Rifleros Motorizados continuó lanzando una ofensiva en Gorno-Badachashan, mientras que un grupo de tareas del Ejército de Tayikistán que consiste en una Brigada de Operaciones Especiales, con cuatro batallones y algunas unidades mecanizadas avanzaron hacia la frontera afgana. Mientras que los rusos avanzaron unos 20 kilómetros en territorio enemigo, la ofensiva de Tayikistán se detuvo en seco. La realidad era que el Ejército de Tayikistán estaba en una condición muy pobre e incapaz de montar operaciones a gran escala que duró más de otra cosa que los periodos de pocos días: tenía que estar permanentemente con el apoyo de Rusia y las tropas de la CEI. En consecuencia, los rusos se vieron obligados a volar en varios batallones adicionales a bordo de aviones de transporte a Tayikistán antes de la ofensiva hacia la frontera con Afganistán podría continuar. Finalmente, al posponerse sólo tuvo éxito en la medida en que los islamistas se vieron obligados a abandonar sus bases en el valle de varias: su poder de combate no fue seriamente dañado. 

 
Un RPG de la sección de las tropas de rifleros motoristas de la 201a División visto durante los combates en Tayikistán. Tenga en cuenta que llevan chalecos antibalas con las bolsas para granadas de carga: estos se convirtió en una norma ya las tropas soviéticas en Afganistán de la década de 1980. (Foto: vía Tom Cooper) 

Reconciliación 
El mal estado de las fuerzas armadas de Tayikistán era pronto para dar lugar a disturbios internos: en septiembre de 1995 las tropas de la recién creada Brigada 11 se amotinaron y tuvieron que ser combatidos por la 1º Brigada, una compañía de mecanizados, algunas unidades especiales e incluso la policía. Teniendo en cuenta las tensiones adicionales en otras unidades, y la falta de interés de Rusia para convertirse en aún más implicados en este conflicto, el gobierno finalmente tuvo que renunciar a ninguna de las operaciones a gran escala. 

Finalmente, con ninguna de las partes está en condiciones de alcanzar sus objetivos o dar el golpe decisivo al oponente, los combates se apagó a medida que la OSCE se involucró, el despliegue de observadores en Tayikistán y en calidad de intermediario, de iniciar el proceso de reconciliación nacional. En junio de 1997 un acuerdo mediado por la ONU entre el gobierno de Tayikistán y la República Islámica liderada por "Oposición Tayika Unida" (UTO). Una y otra vez, sin embargo, hay nuevos enfrentamientos como el país no se encuentra casi todos los plazos fijados para establecer el reparto del poder conforme a los acuerdos con ambas partes. Para no poco es el interés de Rusia y Uzbekistán, que impiden un desarrollo más positivo del país, ya que ninguna de las partes considera Tayikistán, un país realmente soberano e independiente. En un intento por hacerse independiente, Tayikistán firmaron acuerdos sobre el comercio, las relaciones económicas y culturales con Turkmenistán e Irán. El hecho es que el gobierno de Tayikistán está casi totalmente autoritario, incluso si algunas estructuras nominalmente democráticas se han establecido, así como que la base de apoyo en la que se estableció el gobierno es insuficiente para el control de todo el país. 

En 1998 algunos miembros de la oposición han ingresado al gobierno, y en 1999 la UTO informó de que la integración de sus combatientes en las fuerzas armadas de Tayikistán fue completada. En consecuencia, se podría decir que al menos en el caso de Tayikistán, la ONU y la OSCE tuvieron éxito en la negociación de algo que parece similar a una paz duradera. Sin embargo, la mayoría de los observadores bien informados advierten una y otra vez que una nueva guerra civil puede estallar en cualquier momento: las regiones importantes del país siguen estando efectivamente fuera del control del gobierno, y las diferencias entre las distintas fracciones, así como su incapacidad para organizar un democracia funcional, siguen siendo demasiado grandes. 

La guerra en Tayikistán por lo tanto puede ser descrito como típico por su rápida escalada y brote repentino, así como para su celebración relativamente rápido a través de una solución negociada. En el sentido militar, por desgracia, excepto durante sus avances en Dushanbe y Kofanikhon, en septiembre de 1992, el ejército ruso no presentó ninguna otra cosa, sino su típico rendimiento - mediocre en el mejor de los casos -, que con frecuencia prefieren atacar a civiles cuando no hay objetivos militares viables a su alcance. A pesar de la conclusión con éxito de la campaña a través de negociaciones, es muy cuestionable si alguien señala a cualquier tipo de concluctions útil de este conflicto. 


Orden de Batalla, camuflaje, colores, Publicaciones Seriadas y Marcas 


Fuerza Aérea de Tayikistán  
-? OVP / Regimiento Mixto de helicópteros, con sede en Dushanbe, 20 (+) Mi-8MTBs, y cinco Mi-24s 

Fuerza Aérea de la Federación de Rusia  
- 23º Regimiento Compuesto, con sede en Dushanbe, equipado con Mi-8, Mi-24, y An-26 
- 186º IBAP / Regimiento caza-bombardero , con sede en Dushanbe, Su-25 
- 670º BAP / Regimiento caza-bombardero, con sede en, Su-24M? 

Aviación del Ejército de la Federación de Rusia 
-? Regimiento Mixto de helicópteros, con sede en Dushanbe, equipado con Mi-8 y Mi-24s 

Guardia de Fronteras de Rusia 
- Unidad desconocida, con sede en Dushanbe, equipado con Mi-8 

Fuerza Aérea de Uzbekistán 
- 60 de BAP/Regimiento de bombardero, con sede en Khanabad, equipado con 23 Su-24MS y un Su-24MR 
- 61 IAP/Regimiento de interceptores, con sede en Kakaydy, equipado con 40 MiG-29 
- 62 IAP/Regimiento de interceptores, con sede en Andiyán, equipado con 25 Su-27Ps, y seis Su-27UBs  

Bibliografía 

A excepción de la investigación propia, en un grado considerable a cabo con la ayuda de los refugiados políticos de Tayikistán, las siguientes fuentes de referencia se utilizaron para la preparación de esta función: 

- "Afghan Wars; Battles in a Hostile Land, 1939 to Present", por Edgar O'Ballance, Brassey's 1993, 2002, (ISBN: 1-85753-308-9) 

- Diversos informes sobre la guerra en Tayikistán publicada en Österreichische Militärzeitschrift: varios volúmenes de los años 1993, 1994, 1995 y 1996