Mostrando entradas con la etiqueta Alejandro Magno. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Alejandro Magno. Mostrar todas las entradas

jueves, 19 de julio de 2018

¿Encuentran la tumba de Alejandro Magno?

Un misterioso sarcófago negro de 2.000 años hallado en Egipto podría ser la tumba de Alejandro Magno

El hallazgo arqueológico podría convertirse en uno de los más relevantes de los últimos tiempos

Infobae




Transcurridas dos semanas de ocurrido un importante hallazgo arqueológico en la ciudad egipcia de Alejandría, un misterioso sarcófago negro de 2.000 años de antigüedad finalmente fue abierto y sus contenidos podrían estar asociados a uno de los hombres más poderosos de la historia de la humanidad.

 
El sarcófago tiene casi dos metros de alto y tres de largo (Gentileza AFP)

Una momia fue cuidadosamente removida de ataúd de casi tres metros de largo que data de la época ptolemaica, período que se extendió desde el año 305 hasta el 30 a.c. y sorprendió a expertos en la materia por su destacable estado de conservación, al exhibir únicamente un ligero deterioro de los huesos y el cráneo.

 
Una cabeza de alabastro fue hallada junto a la tumba (Gentileza AFP)


El descubrimiento se convirtió en el sarcófago más grande jamás hallado en dicha ciudad y fue coordinado por investigadores que se encontraban trabajando bajo lo que se conoce como el Consejo Supremo de Antigüedades, organismo que ahora estará a cargo de la difícil tarea de identificar al cuerpo.

El mismo fue enterrado a casi cinco metros de profundidad junto con una cabeza de piedra de alabastro que, se cree, pertenecía al enigmático ocupante de la tumba. El descubrimiento tuvo lugar mientras se limpiaba cuidadosamente el sitio de sepulcro para la construcción de un nuevo edificio.

 
El fascinante descubrimiento fue hecho durante la limpieza de un sitio de sepulcro para la construcción de un nuevo edificio

El doctor Ayman Ashmawy, jefe de la división de antigüedades egipcias, dijo que una capa de mortero entre la tapa del sarcófago y el ataúd mismo señala que no fue abierto desde que fue sellado hace más de 2.000 años.

El hallazgo es extremadamente inusual dado que las tumbas egipcias antiguas suelen dañarse de forma tal a lo largo de los siglos que los arqueólogos rara vez suelen encontrar una intacta. Eso era hasta este momento.

 
El sitio de sepulcro de Alejandro Magno ha sido un misterio desde que su cuerpo fue robado poco tiempo después de ser enterrado en Alejandría

Expertos vinculados al estudio de la tumba han indicado que podría tratarse del sitio de entierro de Alejandro Magno, rey del antiguo reino griego de Macedonia, quien vivió entre los años 356 y 323 a. C. y cuyo lugar de sepulcro ha sido un misterio luego de que su cuerpo fuese robado poco tiempo después de ser enterrado.

Distintos rastros históricos indican que sus restos habrían sido vueltos a enterrar en Alejandría, pero hasta el momento no se había podido encontrar su paradero.


 
Para sorpresa de los expertos, los restos fueron hallados en perfecto estado de preservación


"Esperamos que esta tumba pertenezca a uno de los grandes dignatarios de su período", compartió el doctor Ashmawy. "La cabeza de alabastro muy probablemente sea de un noble de la ciudad de Alejandría", aseguró el experto, quien también hizo referencia a la delicada tarea que representó abrir una tumba sellada por milenios.

"Es difícil moverla y preservar su forma intacta para poder abrirla en un museo, pesa en total más de 30 toneladas y su tapa sola tiene un peso de 15 toneladas", destacó el experto antes de iniciar la apertura en el sitio de excavación para evitar daños a la invaluable reliquia.

En las próximas semanas, un grupo de ingenieros visitará el área para instalar el equipamiento necesario para poder trasladar al sarcófago. Mientras tanto, los expertos continuarán analizando los restos con la intención de descifrar la identidad de su misterioso ocupante.

Actualización

Sarcófago de Egipto: misterio tumba negra abierta en Alejandría 



Hace tres semanas, los arqueólogos en Egipto encontraron un gran sarcófago de granito negro en Alejandría, intacto durante 2.000 años, y el rumor de pies ligeros rápidamente comenzó a funcionar.

¿Podría contener los restos del antiguo líder griego Alejandro Magno, o (menos atractivo) una maldición mortal?

Según los expertos que ahora lo han abierto, es un no a ambos.

En cambio, reveló tres esqueletos y aguas residuales de color marrón rojizo, que desprendían un hedor insoportable.

El Ministerio de Antigüedades de Egipto había designado un comité de arqueólogos para abrir la reliquia, que fue desenterrada en un sitio de construcción.

Según el medio de comunicación egipcio El-Watan, inicialmente levantaron la tapa de la tumba por solo 5 cm (2 pulgadas) antes de que el olor acre los obligara a abandonar la escena de inspección por completo. Luego lo valoraron con la ayuda de los ingenieros militares egipcios.

"Encontramos los huesos de tres personas, en lo que parece ser un entierro familiar ... Desafortunadamente, las momias en su interior no estaban en las mejores condiciones y solo quedan los huesos", dijo Mostafa Waziri, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades.


Se descubrió que la tumba contiene tres esqueletos, que se cree que son los de los antiguos oficiales del ejército egipcio

Al abordar los temores de los medios de que alterar la tumba podría desencadenar la implacable maldición de Faraón, Waziri declaró: "Lo hemos abierto y, gracias a Dios, el mundo no ha caído en la oscuridad.

"Fui el primero en meter toda la cabeza dentro del sarcófago ... y aquí estoy frente a ti ... estoy bien".

¿De dónde viene la leyenda de la momia?

A pesar de eso, el lugar ya no cuenta con gente en medio de temores de que el sarcófago pueda liberar letales vapores tóxicos, dice el periódico estatal egipcio Al-Ahram.
¿Son las tumbas de las momias peligrosas?

Los científicos han desacreditado la infame "Maldición de la momia", pero ¿hay otras amenazas en las tumbas antiguas?

Lord Carnarvon, patrocinador financiero de la excavación del sitio de entierro de Tutankhamon, murió de una picadura de mosquito infectado poco después de que abrieron la cámara en 1923.

Desde entonces, se han corrido rumores de que el moho o la bacteria sobrevivieron en el área sellada y causaron o contribuyeron a su destino.

Pero F DeWolfe Miller, profesor de epidemiología en la Universidad de Hawai, le dijo a National Geographic que no hay peligro real.

"No conocemos ni un solo caso de un arqueólogo o un turista que experimente consecuencias negativas [de bacterias o moldes de tumbas]", dijo a la revista.

Los expertos han dicho que los tres individuos en el sarcófago de Alejandría pueden haber sido soldados en la época de los faraones.

Se dice que el cráneo de uno muestra grietas que apuntan a una lesión de flecha.


Un busto de alabastro, sus características desgastadas más allá del reconocimiento, también se encontró con la tumba.


El enorme sarcófago pesa casi 30 toneladas

La estructura tiene casi dos metros (6.5 pies) de alto y tres metros de largo, y es la más grande de su tipo que se haya encontrado intacta.

Pesa 27 toneladas (59,500 libras), y se cree que data del período ptolemaico temprano, que comenzó en 323 aC después de la muerte de Alejandro Magno.

Los arqueólogos ahora estudiarán el sarcófago en profundidad para determinar con precisión cuándo vivieron sus ocupantes y cómo murieron.

BBC

martes, 16 de agosto de 2016

Alejandro Magno: ¿“Krat'eroi” ó “Krater'oi” fue el elegido?

El enigma sobre las últimas palabras de Alejandro Magno




La corta e intensa vida de Alejandro III de Macedonia se apagó en oscuras circunstancias en junio del año 323 a.C. En menos de 33 años de vida el gran emperador griego había logrado doblegar al imperio Persa y extender el territorio helénico hasta las puertas de la India.
Lejos de prever su prematuro final, el joven Alejandro Magno no había dejado instrucciones sobre quién sería su sucesor. Tras dos semanas de dolorosa enfermedad, ante la pregunta de a quién le legaría su puesto, el rey de Macedonia contestó “Krat'eroi”(“Al más fuerte”).
Esta frase en griego antiguo es llamativamente similar al nombre de su general de confianza Crátero (“Krater'oi”), y puede que ese malentendido haya sido el responsable de casi medio siglo de guerras de sucesión.
Crátero no estaba en el lecho de muerte de Alejandro, por lo que nunca pudo reclamar su herencia. Así, el poder del imperio tras la muerte del jefe quedó violentamente fragmentado entre los generales más poderosos de su ejército. La mayoría de los territorios conquistados por Alejandro Magno se perdieron tras décadas de cruenta contienda.

History Channel