Mostrando entradas con la etiqueta Edad Media. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Edad Media. Mostrar todas las entradas

domingo, 25 de septiembre de 2016

Escocia: Am Bratach Sìth, la legendaria bandera de las hadas del clan McLeod

Bandera de hadas del clan McLeod
Wikipedia


La Copa Dunvegan, Bandera de hadas, y el Cuerno de sir Rory Mor son herencias de los MacLeod de Dunvegan. Esta foto fue tomada en algún momento antes de 1927.

La bandera de hadas (gaélico escocés: Am Bratach Sìth) es una herencia de los jefes del clan MacLeod. Se lleva a cabo en el castillo de Dunvegan, junto con otras reliquias notables, como la Copa Dunvegan y el Cuerno de sir Rory Mor. La bandera de Hada es conocida por las numerosas tradiciones de hadas, y las propiedades mágicas asociadas con ella. La bandera es de seda, es de color amarillo o marrón en color, y mide unas 18 pulgadas (46 cm) al cuadrado. Se ha examinado en numerosas ocasiones en los dos últimos siglos, y su condición se ha deteriorado un poco. Se arrancó y rota, y se considera que es extremadamente frágil. La bandera está cubierta de pequeños puntos "duende" de color rojo. En la primera parte del siglo 19, la bandera también fue marcado con pequeñas cruces, pero ya que éstos han desaparecido. La seda de la bandera se ha indicado que se originó en el Lejano Oriente, y era por lo tanto extremadamente valioso, lo que llevó a algunos a creer que la bandera puede haber sido una importante reliquia de algún tipo. Otros han intentado asociar la marca con las cruzadas o incluso una bandera cuervo, el cual se dice que ha sido utilizado por varios líderes de Viking en las Islas Británicas.

Existen numerosas tradiciones e historias asociadas con la bandera, la mayoría de los cuales tratan con sus propiedades mágicas y misterioso origen. La bandera se dice que se originó como: un regalo de las hadas a un jefe de lactantes; un regalo para un jefe de un cuento de amante que se va; una recompensa por derrotar a un espíritu maligno. Los diversos poderes atribuidos a la Bandera Hada incluyen: la capacidad de multiplicar las fuerzas militares de un clan; la capacidad de salvar las vidas de cierta clanfolk; la capacidad de curar una plaga en el ganado; la capacidad de aumentar las posibilidades de la fertilidad; y la posibilidad de llevar el arenque en el lago en Dunvegan. Algunas tradiciones relatan que si la bandera iban a ser desplegado y agitó más de tres veces, sería o bien desaparecen o pierden sus poderes para siempre.

la tradición del clan, conservado en el siglo 19, cuenta cómo la bandera de hadas fue confiado a una familia de abanderados hereditarios. Sólo el varón de más edad de esta familia se le permitió nunca para desplegar la bandera; la primera abanderada hereditaria se le dio el honor de ser enterrado en la tumba de los jefes, en la isla sagrada de Iona. La tradición dice que la bandera fue desplegada en varias batallas de clanes en los siglos 15 y 16; los poderes mágicos de la bandera se dice que han ganado al menos uno de ellos. Otra de las tradiciones del siglo 19 la bandera vinculado a una profecía que predijo la caída del clan MacLeod; pero también profetizó que, en el "futuro lejano", el clan podría recuperar su poder y elevar su mayor honor que nunca. En la mitad del siglo 20, se dijo que la bandera de la hada de haber extinguido un incendio en el castillo de Dunvegan, y haber dado suerte a los militares que vuelan misiones de bombardeo en la Segunda Guerra Mundial.


La bandera de hadas rasgada y rota, fotografiado en algún momento antes de 1924.

Descripción 

En el siglo 19, el escritor Rev. Norman Macleod (1783-1862) recuerda haber visto la bandera de hadas durante su infancia hacia 1799 (véase la sección correspondiente más adelante). Describió la bandera como luego tener cruces labradas en hilo de oro, y varios "puntos duende" cosido en ella. N. Macleod recordó que cuando se examinó la bandera, los bits se tomaron fuera de él de vez en cuando; tanto es así, que más tarde en su vida que no creía que la bandera todavía existía. [1] En agosto de 1814, Sir Walter Scott visitó el castillo de Dunvegan en la isla de Skye, y escribió de la visita en su diario. Uno de los varios elementos que mencionó fue el de ver la bandera de hadas. Scott describió como "un pendón de seda, con algo como serbal bayas rojas redondas forjado sobre ella". [2] John Francis Campbell vio la bandera en 1871, y lo describió como siendo "hecha de seda cruda de color amarillo con manchas figuras y trabajado en ella en rojo". [3] En 1927, Charles Roderick MacLeod describe la bandera como siendo entonces cuadrada y marrón. Se mide como aproximadamente 18 pulgadas (46 cm) al cuadrado. A su juicio, la bandera de haber sido originalmente mucho más grande; y comentó sobre su extrema fragilidad y la necesidad de un manejo cuidadoso, si debe ser manejado en absoluto. R. C. MacLeod señaló descripción de la bandera de N. Macleod, pero observó que ahora sólo contenía los "puntos duende" -no fue entonces ninguna evidencia de cruces sobre lo que quedaba de la bandera. R. C. MacLeod también observó que varios desgarros en el pabellón han sido cuidadosamente arreglado. [1]

La bandera fue examinado en el siglo 20 por A.J.B. Wace del Museo Victoria y Albert, [3] que llegó a la conclusión de que la seda se teje en Siria o Rodas, y los zurcidos se hicieron en el Cercano Oriente. Era su opinión de que la bandera, en su estado original, habría sido muy valioso, posiblemente, una reliquia como la camisa de un santo. La creencia en el momento de este examen era MacLeods eran descendientes de Harald Hardrada, que pasó algún tiempo en Constantinopla en el siglo 11. En línea con esta creencia, se sugirió que la bandera puede haber pasado de Harald Hardrada hasta el antepasado epónimo del clan-Leod. [4] La Oficina MacLeod Raíces (Castillo Dunvegan) sitio web afirma que los expertos han fechado la bandera de los días 4 y 7 de siglos de cientos de años antes de las cruzadas. [5] La bandera se lleva a cabo actualmente en el castillo de Dunvegan, [5] junto con otras reliquias notables [6], como la Copa Dunvegan y el Cuerno de sir Rory Mor.

La tradición y la leyenda 

Thomas Pennant (1772) 


Grabado del siglo 19 de la bandera de hadas, cuerno de sir Rory Mor, y la Copa de Dunvegan.

En 1772, el banderín de Thomas hizo un recorrido por las Hébridas y más tarde publicó un relato de sus viajes. Una de las cosas banderín observó durante su visita a la isla de Skye, fue la bandera de hadas. De acuerdo con banderín, la bandera fue nombrado "Braolauch shi", y se le dio a los MacLeod por el Titania "Ben-shi", esposa de Oberón, rey de las hadas. Titania bendijo la bandera con los poderes que se manifestarían cuando la bandera fue desplegada en tres ocasiones. Por tercera vez, la bandera y el abanderado serían arrastrados por un ser invisible, para no ser visto de nuevo. La familia del "clan y Faitter" tenía la tarea de llevar la bandera, ya cambio de sus servicios, que poseía tierras libres en Bracadale. Banderín relató cómo la bandera ya se había producido tres veces. La primera ocasión fue en una batalla desigual entre los MacLeod y del Macdonalds de Clanranald. En el despliegue de la bandera, las fuerzas MacLeod se multiplicaron por diez. La segunda vez que la bandera fue desplegada para preservar la vida de la mujer del clan, y así salvó heredera del clan. Banderín entonces declaró que la bandera fue desplegada por tercera vez para salvar su propia vida. Indicó que la bandera era por aquel entonces tan andrajosa que Titania no parecía pensar que vale la pena correr hacia atrás. Banderín señaló también la creencia de ascendencia nórdica del MacLeod y las banderas cuervo mágicos que habrían sido utilizados por los vikingos en las Islas Británicas. [7]

Los relatos manuscritos del siglo 19 de la bandera 

Gran parte de la historia tradicional de la bandera de hadas se conserva en forma de manuscrito. En la primera parte del siglo 20, Fred T. MacLeod observó un manuscrito escrito alrededor de 1800, que él considera que es la descripción más detallada de la bandera. [8] Otra fuente de la historia tradicional de la bandera es el manuscrito de Bannatyne, que documenta la historia tradicional del clan MacLeod. Se remonta a la década de 1830, sin embargo, se cree que se han basado en tradiciones anteriores. [9] [10]

Descripción


Iona Abbey: la efigie en el suelo en el centro puede marcar la ubicación de los enterramientos de varios jefes de MacLeod y un portador de la bandera.

El manuscrito c.1800 declaró que tanto el honor y la propia existencia del clan MacLeod se cree que han dependido de la preservación de la bandera de hadas. Sólo la "sangre alta y más pura de la raza" y los héroes más famosos, fueron seleccionados para proteger la bandera cuando se visualiza. Estos doce hombres, con una espada en la mano, se mantendrían justo detrás del jefe, que siempre le ponían delante. Una familia produce los guardianes hereditarios de la bandera; y de esta familia, sólo el varón mayor podría desplegar la bandera. Esta familia fue llamado "clan Tormad Vic Vurichie" ( "los hijos de Tormod, hijo de Murchadh"), y era descendiente de SIOL Torcaill. [8] El autor de las Hébridas siglo 20 Alasdair Alpin MacGregor, al escribir de las tradiciones de la bandera, declaró que los portadores de la bandera en tierras en Skye cerca Bracadale por sus servicios a los jefes de clan MacLeod. [11] El primero de los portadores de la bandera de esta familia fue sepultado dentro de la misma tumba que el jefe del clan, en la isla de Iona. La segunda y última portadora, fue enterrado en la Iglesia de San Clemente, en Rodel, en la isla de Harris. Los restos de este hombre estaban cubiertas por un magnífico monumento; el ataúd de piedra en la que se colocó su cuerpo, era de seis pies de profundidad. Una reja de hierro móvil descansaba cerca de dos pies de distancia de la tapa y el cuerpo del hombre se posó sobre la rejilla. descendientes varones del hombre también se depositaron dentro de este ataúd. Esto significa que cuando un recién fallecido fue colocado en el interior, los huesos y el polvo de los huéspedes anteriores se tamizaron a través de la rejilla en el ataúd a continuación. El escritor del manuscrito afirmó que en el momento de su propio padre, el último macho de esta familia fue enterrado esta manera. A continuación, la tumba fue sellada por la hija de este hombre. El manuscrito c.1800 también señaló que esta familia, antes de su extinción, se convirtió miserablemente pobre. [8]

Desplegando en la batalla de Bloody Bay

El manuscrito de Bannatyne establece que la bandera fue desplegada en la batalla de Bloody Bay en 1480. El manuscrito relata que durante la batalla, el jefe del clan, William Dubh (históricamente vivió c.1415-1480), fue muerto, y, en consecuencia, su clan comenzó a perder el ánimo. Un cura ordenó entonces al portador de la bandera, murcha Breac, para desplegar la bandera de hadas para reunir al clan. Hasta este punto, los MacLeod de Harris y Dunvegan estaban en el lado opuesto de sus parientes, los MacLeod de Lewis. Sin embargo, una vez que los MacLeod de Lewis se dieron cuenta de que la bandera había sido desplegado, que cambiaron de bando para unir fuerzas con sus parientes. Por desgracia para ambos clanes MacLeod, el resultado de la batalla ya había sido determinada y que estaban en el lado perdedor. Entre el gran número de MacLeod fueron asesinados murcha Breac y los doce guardianes de la bandera. William Dubh está enterrado en la isla de Iona con sus predecesores, y el cuerpo de murcha Breac se coloca dentro de la misma tumba. El manuscrito afirma que este era el mayor honor que puede ser otorgado a sus restos. [12] R. C. MacLeod sugirió que la efigie MacLeod dentro de Iona Abbey puede marcar el enterramiento de los primeros jefes del clan, así como William Dubh, y el abanderado mencionado. [13] William Dubh se cree que ha sido el último jefe MacLeod enterrado en Iona; su hijo, Alasdair Crotach (1450-1547), fue enterrado en la Iglesia de San Clemente, en Harris. [14]

Desplegando en la batalla de Glendale 


Tumba de Alasdair Crotach (1450-1547), la iglesia de San Clemente, Rodel, Harris. Se dijo descendientes varones de portadores de la bandera para ser enterrado dentro de la misma iglesia hasta que el linaje se extinguió.

De acuerdo con el manuscrito de Bannatyne, la Bandera de hadas también fue desplegada durante la batalla de Glendale, que los estados manuscrito a se han librado en alrededor de 1490. En un momento durante este conflicto, tanto los MacLeod de Harris y Dunvegan, y los MacLeod de Lewis , están a punto de dar paso a los MacDonald invasores. Justo en ese momento, la madre de Alasdair Crotach, jefe de los MacLeod de Harris y Dunvegan, ordena la bandera de hadas para ser desplegado. El resultado es que ambos clanes MacLeod renuevan la batalla con furia redoblada, ya pesar de inmensas pérdidas, con el tiempo ganan la batalla. Entre los muertos MacLeod es el portador de la bandera, Paul Dubh, que llevó la bandera de hadas durante todo el conflicto hasta su muerte. El manuscrito de Bannatyne relata que Pablo Dubh fue enterrado con honor en un ataúd de piedra de profundidad, con una rejilla que tanto el metal como la cuenta que figura en el manuscrito c.1800. El escritor del manuscrito de Bannatyne establece que cada portador de la bandera sucesiva fue enterrado dentro de esta tumba, y que el propio abuelo del escritor observó que la vieja ceremonia llevada a cabo por última vez, en el siglo 18. El manuscrito de Bannatyne afirma que la tumba se encuentra en la esquina noreste de la capilla en la Iglesia de San Clemente, en Rodel. R. C. MacLeod observó que no había ningún rastro de un ataúd o la tumba tales; aunque, sugirió que podría haber sido enterrado o posiblemente construida dentro de una pared. [15]

La leyenda de origen

El manuscrito c.1800 presenta una leyenda de origen de la bandera de hadas. Esta leyenda se refería a un MacLeod, que fue en una cruzada a Tierra Santa. En su viaje hacia su casa, la MacLeod intentó cruzar un pase montañosa peligrosa en las fronteras de Palestina. En este caso, se encontró con un ermitaño que le dio alimento y refugio. El ermitaño advirtió al MacLeod de un peligroso espíritu que guarda el paso, que nunca había fallado en destruir un verdadero creyente. Sin embargo, con la ayuda de un trozo de la Vera Cruz y ciertas direcciones desde el ermitaño, el MacLeod es capaz de derrotar al "Ella diablo" -que se llama "Nein un Phaipen, o Hija del trueno". En recompensa para el transporte de algunos de los secretos que el espíritu quería saber algunos amigos, ella reveló a la MacLeod "los futuros destinos del clan". El escritor del manuscrito c.1800 señaló que este conocimiento se dice que ha sido celebrada por la familia de este hombre hasta su extinción. El espíritu entonces dio el Macleod su cinturón, diciéndole que lo convierten en una bandera. El MacLeod luego utilizó su lanza como un asta de la bandera. El escritor del manuscrito c.1800 declaró que la lanza era para entonces ya perdido, y que los secretos transmitidos a MacLeod se perdieron para siempre. El escritor también dio su propia opinión sobre el origen de la bandera de hadas. El escritor declaró que la bandera más probablemente se originó como un estandarte utilizado en la Tierra Santa, y que fue transportado de vuelta a casa por el personaje representado en la leyenda. [8]

Otros episodios 

El manuscrito c.1800 relató que el hechizo de la bandera significaba que desaparecería cuando fue representada por tercera vez. El despliegue final de la bandera sería ya sea ganar el clan una completa victoria sobre sus enemigos o significado que el clan estaba sufriendo la extinción total. El escritor del manuscrito c.1800 llegó a afirmar que la tentación por desplegar la bandera para la tercera y última hora siempre se resistió; y que en el momento de su escritura, no había muchas posibilidades de que alguna vez se desplegó de nuevo, ya que estaba en un estado tan reducido. El escritor declaró que de los pocos fragmentos que permanecieron, él mismo poseía un fragmento. [8]

El manuscrito c.1800 también declaró que la bandera fue una vez llevó a cabo en un cofre de hierro, en el castillo de Dunvegan. La llave del cofre era entonces siempre en la posesión de los portadores de la bandera hereditarios. El manuscrito c.1800 relató cómo, a la muerte del jefe Tormod MacLeod, [8] hijo de Breac acostado, la sucesión a la jefatura casi se cae a la familia de los MacLeod de Talisker. La joven viuda del último jefe se negó a abandonar el castillo de Dunvegan al siguiente heredero, sabiéndose que está embarazada (aunque ella sólo se había casado seis semanas anteriores a su viudez). Con el tiempo, ella dio a luz a Tormod, el próximo jefe. El manuscrito c.1800 declaró que en todo este tiempo, un hombre que deseaba ganarse el favor de la heredera expectante (MacLeod de Talisker) intentó robar la bandera. A pesar de que la bandera de hadas fue encontrado más tarde, tanto el personal y cofre de hierro nunca fueron vistos de nuevo. [8] Históricamente, el viejo jefe, Tormod (hijo de Iain Breac), murió en el otoño de 1706, [16] y su hijo, Tormod, nació en julio de 1705. [17]

Informaron parcial cumplimiento profecía alrededor de 1800

Al final de su vida, el escritor Norman Macleod (1783-1862) en relación con una de sus hijas de haber escuchado una vieja profecía gaélico relativa a la bandera, y de los acontecimientos que tuvieron lugar en su infancia que fueron reportados como ejemplos de la profecía de ser parcialmente cumplido. Una versión resumida de esta profecía se publicó a finales del siglo 19, dentro de una cuenta de la vida de uno de sus hijos. Poco después, en 1878, Alexander Mackenzie propone que la profecía según lo dictado por N. Macleod, puede haber sido un recuerdo fragmentario de una de las profecías de Coinneach Odhar [18] (que se conoce popularmente como el Brahan vidente). historia de la profecía de N. Macleod es el siguiente:

"De la familia Macleod fue profetizado por lo menos cien años antes de la circunstancia que me voy a relatar. En la profecía a la que me refiero se predijo, que cuando Norman, el tercer Norman ( 'Tormaid nan' tri Tormaid '), el hijo de la dura dama inglesa deshuesada (' Mac na mnatha Caoile cruaidh Shassanaich '), perecería por una muerte accidental; que cuando las "Doncellas de Macleod (ciertas rocas conocidas en la costa del país del Macleod) se convirtió en la propiedad de un Campbell; cuando un zorro tenía los jóvenes en uno de los torreones del castillo, y, en particular, cuando la bandera Hada encantada debe ser por última vez expuesto, a continuación, la gloria de la familia Macleod se fueran; una gran parte de la masa debe ser vendido a los demás, de modo que una pequeña 'curragh,' o barco, llevaría a todos los señores del nombre de Macleod a través de Loch Dunvegan; pero que en tiempos muy distantes otro Juan Breac se presenta, que deben cumplir esas propiedades, y aumentar los poderes y el honor de la casa a un tono más alto que nunca. [19] "
- Norman Macleod

Doncellas de MacLeod, que se encuentra fuera de Skye; el más alto se encuentra a unos 200 pies (61 m) sobre el nivel del mar. [20]

N. Macleod entonces relató cómo cuando era niño, que había estado cerca de un herrero Inglés empleado en Dunvegan. Un día el herrero le dijo en secreto que el pecho en el que se llevó a cabo la bandera debía ser abierta a la fuerza a la mañana siguiente, y que había sido arreglado por Hector Macdonald Buchanan que el herrero estaría en el castillo con las herramientas necesarias. N. Macleod entonces pidió Buchanan permiso para estar presentes, y se admitió en la condición de que no le dijo a nadie, especialmente el jefe-lo que iba a hacer. A la mañana siguiente, el pecho se obligó a abrir y se encontró que la bandera que tendrá lugar dentro de una caja de madera. N. Macleod describe a continuación, la bandera de ser una pieza en forma de cuadrados de tela con cruces labradas en él con hilo de oro, y varios "puntos" duende cosidas en la misma. Después de la bandera había sido examinado, se coloca de nuevo en su caja. N. Macleod señaló que en todo este tiempo se supo que el heredero de la jefatura, Norman, murió en el mar. [21] El HMS Queen Charlotte, en la que él era un teniente, [21] se incendió y explotó en el mar, matando a 673 oficiales y hombres. [22] N. Macleod señaló que más o menos al mismo tiempo, Maidens de MacLeod fueron vendidos a Campbell de Ensay. También afirmó que él personalmente vio a un zorro con los cachorros, que vivían en la torre oeste del castillo. [21] N. Macleod relató cómo se sentía agradecido de que la peor parte de la profecía no se había cumplido; y que la familia sobre todo sigue siendo de propiedad de sus tierras ancestrales. [19]

R. C. MacLeod, que escribió en el siglo 20, considera que esta profecía parecía haber sido cumplido. En ese momento, el jefe de Macleod tenía ningún caballero de su clan como inquilinos en su finca; También, una heredera de la lan-Breac murió en la Primera Guerra Mundial nombró familiar. R. C. MacLeod señalar que la profecía declaró que un "John Breac" (gaélico: Iain Breac, "Iain el moteado") restablecería la fortuna de la familia. R. C. MacLeod declaró su creencia de que esto todavía puede suceder, cuando se lamentó la pérdida de su hijo, [23] que indica que Iain Breac "demostró que su carrera no había perdido la lealtad y el valor que eran sus principales reivindicaciones a la gloria en los días antiguos". [24]

Walter Scott, 1814

Cuando Sir Walter Scott visitó el castillo de Dunvegan en 1814, aprendió de varios cuentos tradicionales relacionados con el área y el clan. Se le dijo que la bandera Hada tenía tres propiedades mágicas. La primera fue que se multiplica el número de hombres en un campo de batalla. El segundo fue que cuando se extiende sobre un lecho nupcial, que aseguraba la fertilidad. La tercera era que trajo el arenque en el lago. [2]

Otras tradiciones


El puente de Hada, cerca de Dunvegan.

A principios del siglo 20, R. C. MacLeod observó varias tradiciones relativas a la bandera. Uno de ellos contó cómo el indicador entró en la posesión de los MacLeod través de un hada. Una tradición similar respecto de un cuento de nana.

El amante de hadas 

La primera de estas tradiciones relacionadas por R. C. MacLeod dice cómo uno de los jefes del clan MacLeod se casó con un hada; Sin embargo, después de veinte años que se ve obligado a salir y regresar al país de las hadas. Ella se despidió al jefe en el Fairy Bridge (que se encuentra cerca de 3 millas (4,8 km) de Dunvegan) y le dio la bandera. Ella prometió que si se agitó en tiempos de peligro y angustia, ayuda sería dado en tres ocasiones. [1] Una tradición similar, relacionado por John Arnott MacCulloch, afirmó que si bien el regalo del hada tenía el poder de salvar a su marido ya su clan, después, un ser invisible vendría a tomar tanto la bandera y su portador lejos para no ser visto de nuevo. [25]

He aquí a mi hijo, con extremidades como el niño o leonado, golpea violentamente a los caballos, aprovechando los pertrechos de los caballos herrados, los briosos corceles. Mi niño pequeño.
Oh, que pude ver tu ganado se pliegan, en lo alto de la ladera de la montaña; un verde, chaqueta peluda sobre tus dos hombros blancos, con una camisa de lino. Mi niño pequeño.
Oh que podía he aquí tu equipo de caballos; hombres tras ellos; atender a las mujeres volver a casa y la siembra del maíz Catanaich.
Oh héroe tierno quien mi vientre salió a luz, que se haya tragado de mi mama, que en mi rodilla criado eras.
Mi hijo es, mi brazada de tejo, alegre y regordete, mi junco, mi carne y huevos, que pronto se habla. El año pasado eras más debajo de mi cintura, planta de la fertilidad! y esta feria año y lúdico en el hombro, has de estar pasando alrededor de la granja.
Oh no sea yo escucho de tu ser herido. Gris haz tú ya legítimamente. Que tu nariz afilada crecer antes de la clausura de tu día.
Oh! No del clan Kenneth eres tú! Oh! No Conn del clan descendiente de una raza más estimada.; el de la Leod clan de las espadas y armaduras, cuya tierra natal del padre estaba Lochlann.

Una traducción al Inglés del gaélico nana-na Taladh MNA Sithe, nana de la hada. [26]

Canción de cuna de Hadas

R. C. MacLeod considera la tradición por encima de 'amante de hadas "para conectarse a otro sobre una canción de cuna. Esta tradición se originó con Neil MacLeod, que era el bardo del clan en la última mitad del siglo 19; obtuvo la tradición de varias mujeres de edad en "país MacLeod '. Esta canción de cuna tradición relata cómo en una noche de otoño, una hermosa hada visitó el castillo de Dunvegan. Ella pasó por varias puertas cerradas y entró en el vivero donde el heredero bebé al jefe estaba acostado en su cuna. La niñera, que estaba dentro de la habitación, así, se vuelve impotente por un hechizo y sólo pudo observar como el hada tomó al niño en sus rodillas y le cantó una canción de cuna. Esta canción fue tan notable que fue impresa en la memoria de la niñera, y después se calmó el bebé duerme cantando la misma canción. R. C. MacLeod declaró que, con el tiempo se creía que cualquier bebé de la familia, principalmente, a la que se canta esta canción de cuna, estaría protegido por el poder de las hadas. Durante un tiempo, la enfermera no era empleado de la familia que no podía cantar esta canción. Un período de 200 años después se pasa antes de que el jefe había nacido dentro del castillo, y la costumbre de cantar la nana de la hada dejó de ser seguido, pero de acuerdo con R. C. MacLeod, no del todo olvidado. R. C. MacLeod afirmó que una niñera cantó esta canción de cuna en el castillo en el año 1847, por su hermano mayor infantil, que más tarde se convertirá en Sir Reginald MacLeod de MacLeod (1847-1935), jefe del clan 27. [27] [28] Una traducción al Inglés de la canción de cuna se muestra a la derecha.

Música de hadas

Otra tradición, relacionado por R. C. MacLeod, dijo de ciertos acontecimientos que tuvieron lugar después del nacimiento de un heredero de la jefatura del clan. La historia relatado cómo en este momento, que había gran gozo en el castillo de Dunvegan, y puesto que la niñera del bebé estaba ansioso por unirse a las festividades en la sala de abajo, dejó al bebé solo en su habitación. Cuando el bebé se despertó, llorando de frío, sin ayuda humana podría oírlo en su habitación cerrada; Sin embargo, una serie de hadas apareció y envolvió al bebé en la Bandera de hadas. Mientras tanto, los miembros del clan de banquetes a continuación exigieron ver al niño y la criada se ordenó para traerlo de vuelta. Cuando llevó a cabo el bebé, envuelto en la bandera, todo el mundo contempló con asombro el niño y el atuendo envuelto alrededor de él. La habitación estaba llena de canción de las hadas que declaró que la bandera tenía el poder de salvar al clan tres veces. Cuando la canción terminó, y se hizo el silencio al otro lado de la habitación llena de gente, la bandera fue tomada del bebé y encerrada en un cofre en el que desde entonces se ha conservado. [29]

El origen oriental 

R. C. MacLeod aparece otra tradición, algo similar a la que apareció en el manuscrito c.1800. De acuerdo con esta versión, un MacLeod se unió a un ejército cruzado, y se fue a la Tierra Santa. Mientras que en el desierto-desierto, se encontró con una bruja, del que logró escapar. A continuación, llegó a un río, y procedió a cruzarlo en un vado. Sin embargo, una doncella de hadas apareció desde el agua y le bloqueó el paso. Después de una lucha, MacLeod superó el hada y pasó el río. Luego se convirtió en amigo de ella. Antes de separarse, la doncella de hadas le dio una caja de madera perfumada; de esta caja, ella le dijo, tuvo varias otras cajas más pequeñas, que encajaban dentro de otros. Ella le dijo que el cuadro más interior contenía un estandarte mágico, que cuando se agitó traería una gran cantidad de hombres armados para ayudar a su dueño. El hada advirtió al MacLeod, que si tuviera que abrir la caja dentro de un año y un día a partir de entonces, que no hay cultivos crecerían en su tierra, nacería sin ganado, así como no hay niños. Cuando el MacLeod volvió a casa le dio la caja a la esposa del jefe. La mujer, sin embargo, ignoró la advertencia de la MacLeod, y abrió la caja. Inmediatamente una gran cantidad de hombres armados apareció y ese año, nacieron hijos. La tradición llegó a la conclusión de que desde ese momento, la bandera se había conservado durante un tiempo cuando tal ejército podría significar la salvación para el clan. [30]

Desplegadas en numerosas ocasiones 

R. C. MacLeod escribió de otra tradición que se afirmaba que la bandera se agitó en una batalla en Waternish, en 1580; y de otro que hablaba de cómo se agitó durante un tiempo cuando una plaga de ganado estaba en su apogeo, y que detuvo la pestilencia. R. C. MacLeod declaró su creencia de que la bandera sólo habría sido agitada dos veces, y así rechazó la tradición de que sea desplegada en la batalla de Bloody Bay, porque los MacLeod estaban en el lado perdedor! R. C. MacLeod también se preguntó si había sido agitada en 1600, cuando el clan se encontraba en un estado de desesperación en medio de la guerra con el Macdonalds de Sleat. [1]


Castillo Dunvegan en la isla de Skye en la niebla, agosto de 2007.

Los poderes supuestos de la bandera en el siglo 20 

En 1938, se produjo un incendio en un ala del castillo de Dunvegan, y de acuerdo con Sir Iain Moncreiffe consideración de ese tipo, las llamas se comprobaron y extingue cuando la bandera fue llevada más allá de la seguridad. [31] Durante la Segunda Guerra Mundial, el jefe del clan, Dame la flora MacLeod de MacLeod, recibió una carta de un miembro del clan que atribuyó su suerte durante misiones de bombardeo sobre Alemania para una foto de la bandera que llevaba en el bolsillo. [ 4]

domingo, 17 de julio de 2016

Las 10 peores derrotas de la Historia (1/2)


Top 10 de desastres militares de la historia de la Guerra
War History Online

Por cada victoria, no es una derrota. Algunos son peores que otros, sin embargo. Victorias son provocados por errores militares cometidos por el otro lado. Esta lista de los diez se ocupa de los factores que llevaron a la derrota devastadora para el otro lado - desde el asesoramiento temerario errores desastrosos, equipos militares barato a la falta de liderazgo ...

Por lo tanto, dejar que los TOP diez catástrofes militares de la historia comienzan GUERRA!

La batalla de Pliska [811]




La batalla de Pliska era en realidad una serie de batallas entre el emperador Nicéforo I Genik del Imperio bizantino y Khan Krum, líder de Bulgaria.

Nicéforo marchó a Bulgaria trayendo consigo una fuerza de 80.000 hombres. No hizo caso de oferta de paz de Krum y saqueada Pliska, la capital búlgara. Saqueó la ciudad con una brutalidad extrema, dando tiempo al ejército búlgaro para bloquear los pases en las montañas de los Balcanes. El gran error de pliska estaba fallando en reconocer el terreno antes de enviar a su ejército en los puertos de montaña después del saqueo de la ciudad. Khan Krum emboscado el emperador bizantino en la montaña y él y su ejército estaban atrapados.

Nicéforo murió junto con la mayoría de sus hombres. Krum tenía el cráneo Nicéforo 'encerrado en plata y se convierte en un vaso para beber.


La batalla de Issos [333 aC]




En 333 aC, el aqueménida persa Darío III, que se autoproclamó rey de reyes, condujo a su enorme ejército en la batalla contra una fuerza mucho más pequeña dirigido por Alejandro Magno, que todavía era muy temprano en su carrera militar.


Darío III tenía una serie de dificultades, no menos importante de los cuales fue el suministro de su enorme fuerza con la comida y el agua para los hombres y caballos. Sin embargo, su mayor error fue cuando conoció a Alexander en un campo de batalla que era demasiado pequeño para permitirle tomar ventaja de su mayor número, pero permitió Alexander para hacer pleno uso de su ejército más pequeñas y móviles.

Darío III fue derrotado por Alexander, la primera vez que un rey persa había sido derrotado personalmente en la batalla. El rey persa se vio obligado a huir, dejando a su ejército para ser sacrificados por los vencedores.

La batalla del bosque de Teutoburgo [9 CE / AD]




La batalla del bosque de Teutoburgo es considerado por muchos historiadores, antiguos y modernos, para ser más grande derrota de Roma y uno de los principales puntos de inflexión en la historia de Roma.

En esta batalla, tres legiones romanas, junto con sus auxiliares y muchos civiles parásitos, dirigidos por Publio Quintilio Varo, se sacrificaron batalla por una alianza de tribus germánicas bajo la dirección de Arminio.

Arminio era un ciudadano romano y había recibido una educación militar romano. Su ser un ciudadano del imperio le permitió engañar al comandante romano personalmente mientras que su conocimiento de la guerra romano le permitió anticipar cómo los romanos responder a una emboscada.

gran error varo 'aquí fue ignorar las advertencias de arrogancia otros nobles alemanes que Arminio destina a engañarlo. No puso en duda las advertencias de Arminio y él, también, no pudo enviar Propios exploradores por delante de su fuerza principal.

Sus legiones entraron en el bosque de Teutoburgo en una larga columna, y cuando fueron atacados no podían entrar en orden de batalla.

Al final, los tres legiones - y Varo, su comandante - perecieron.

La batalla de Bannockburn [1314]




La batalla de Bannockburn fue una importante victoria escocesa durante la primera guerra de la independencia escocesa y es visto como un hito en la historia de los escoceses.

Eduardo II (representado en Braveheart como heredera absurdamente inútil al trono Inglés) condujo a un ejército grande, con experiencia y bien equipado a Escocia en 1314. Mientras tanto, el rey de Escocia, Robert Bruce, retuvo su fuerza más pequeña.

Eduardo II logró cruzar el río Bannockburn amparo de la noche, pero cuando conoció a los escoceses en el campo de su ejército era incapaz de maniobrar con eficacia. Un caballero escocés que había estado en el ejército Inglés se pasó al lado de Bruce, que proporciona valiosa información de inteligencia. Los escoceses eran capaces de atacar a las fuerzas inglesas empantanado con lanzas, entonces los completan en una carga de caballería sorpresa. En la confusión, los famosos arcos largos ingleses no podían ser sometidos a la acción para el porte y el ejército de Edward se encaminan después de una inusualmente larga batalla por la época medieval.

Eduardo II perdió una gran parte de su ejército en aquel fatídico batalla - su falta de uso de los terrenos de manera efectiva, y para garantizar la lealtad de sus caballeros, se puede decir que le han costado a la batalla.

Batalla de Agincourt [1415]




Notable por su uso del arco largo Inglés, la batalla de Agincourt se llevó a cabo entre el francés y el Inglés, que termina en una victoria de Inglés en la Guerra de los Cien Años.

Ha habido un debate sobre la relación de la lengua francesa a los soldados ingleses en esta batalla. De acuerdo con estimaciones francesas, la fuerza francesa superado en número del Inglés por miles mientras que las estimaciones inglés pusieron los franceses a la proporción de Inglés a los seis soldados a uno. Un hecho permaneció durante esta batalla, sin embargo - el Inglés fueron superados en número en gran medida por su enemigo.

Mientras que el otro lado estaba ansioso, estaban indecisos y sólo atacan cuando el Inglés había sido totalmente fortificada. Se realizaron repetidas cargas de caballería desastrosas hacia las largas picas que protegían a los arqueros ingleses y galeses.

Es ampliamente aceptado que la capacidad perforante de los arcos largos ingleses dieron la victoria en esta batalla. La caballería de acero chapado no podía romper a través de las filas de las lanzas en inglés, y las flechas perforado a través de su armadura de placas y los mataron a millares.

sábado, 9 de julio de 2016

La mil Europas en la Historia

El ascenso y caída de Europa, en los mapas
Por Ishaan Tharoor y Laris Karklis - Washington Post




Si Gran Bretaña vota para salir de la Unión Europea, su salida del bloque geopolítico tendrá consecuencias sísmicas. Las preocupaciones son legión: ¿Un Brexit - como salida putativa de Gran Bretaña de Europa se llama - desencadenar una crisis económica? Escocia va a optar por abandonar una Gran Bretaña separadas de Bruselas? ¿El resto de Europa será capaz de permanecer juntos?

La última pregunta es un temor real para algunos. La semana pasada, el canciller de Alemania advirtió que una Brexit pondría "desde hace décadas, exitoso esfuerzo de integración" de Europa en riesgo de "desintegración".


La Unión Europea es único en la historia con su abrazo de los valores liberales y democráticos. Después de siglos de guerras, derramamiento de sangre y enemistades nacionales, aquí fue la solución para una solución duradera, la paz fructífera: una confederación de estados europeos, la mayoría de los cuales también eventualmente acordadas para abrir las fronteras y una moneda común. Esa imagen se ve ahora menos optimista, dada la creciente tracción de la política euroescépticos en muchas partes del continente, no menos en Gran Bretaña.

Esta no es la primera vez, por supuesto, que un gran proyecto político continental ha fallado o colapsado. tablas de visiones del mundo casi dos milenios de la historia europea a través de algunos de sus más ambiciosos imperios y alianzas.

El Imperio Romano




En su apogeo, el Imperio Romano se extendía desde los páramos azotados por el viento del norte de Inglaterra a los desiertos de Siria. Bajo la Pax Romana, gran parte de lo que ahora es Europa se tricota entre sí por carreteras, la burocracia y la política. Un lenguaje común - América - fue cincelada en los monumentos y templos en todo el reino. Los cultos a dioses orientales - Mitra, por ejemplo, o Isis - repartidas a lo largo y ancho. Los hombres nacidos en lugares como España y los Balcanes podrían aspirar a la gloria y la fama en Roma.

El imperio era una potencia continental, donde antes no había existido, y aún después de su colapso y el desorden dC por el siglo 5, su huella tenido una profunda influencia en el curso de la historia europea.


El reino de Carlomagno, 814



Bajo el señor de la guerra franco Carlomagno y sus predecesores merovingios, Europa Occidental vio su primera integración política marcada desde la decadencia de Roma. Los francos sometió a las tribus germánicas en los bosques al este del Rin y combatió los ejércitos musulmanes que empujan al norte de España. Desde su capital en Aquisgrán, en lo que ahora es Alemania, Carlomagno gobernó sobre un vasto dominio que en su pico puede haber abarcado 10 millones a 20 millones de personas. Una intervención en la política papal vio coronado como "emperador de los romanos", en la basílica de San Pedro el día de Navidad, 800 AD - una resurrección del Imperio Romano de Occidente en el título, si no la práctica, que persistió durante 1.000 años . Después de la muerte de Carlomagno en el año 814, su imperio sería eventualmente se disuelven en medio de facciones en competencia, pero la geografía política de gran parte de Europa Occidental, incluyendo los reinos distintos de Francia y los de Alemania, fue establecido.

El imperio Bizantino



Aunque el poder de Roma atenuado en el oeste, la legitimidad del imperio se conserva en el este con los bizantinos. Eran a la vez el poder de suma importancia en el Mediterráneo, así como el principal baluarte entre las tierras de manera constante reclamadas por el Islam y la Cristiandad en el oeste. La capital bizantina de Constantinopla, hoy Estambul, era un próspero centro de arte y el comercio y tal vez el más importante bastión de dominio cristiano hasta su caída a la que sitian otomanos en 1453. Sin embargo, los de habla griega y bizantinos ortodoxos griegos eran a menudo en desacuerdo con la reinos hacia el oeste. En 1204, más de dos siglos antes de que los otomanos tomaron Constantinopla, un ejército cruzado arrasa saqueó la ciudad, llevando a cabo una campaña brutal de violación, el saqueo y la destrucción.

"Todos los lugares de todo el mundo estaban llenos lleno de todo tipo de delitos", escribió un cronista de la época. "Oh, Dios inmortal, lo grande que las aflicciones de los hombres, cuán grande es la angustia!"

La Liga Hanseática



La Liga Hanseática fue el primer intento de embriones de Europa en una zona de libre comercio vigilados de manera conjunta. Gremios y poderosas familias de comerciantes en el norte de Europa se unieron para formar asociaciones que unían una serie de ciudades juntos, centrados alrededor de las ciudades portuarias alemanes influyentes en el Mar Báltico. En algunas circunstancias, que compartían las leyes comunes y operados de defensa mutua. El apogeo de la liga fue entre los siglos 13 y 15, pero su monopolio sobre el comercio y la construcción naval en la región finalmente se derrumbó en medio de los cambios turbulentos de la tarde paisaje medieval de Europa, incluyendo la reforma protestante y el crecimiento de los centros de poder rivales en Rusia, Suecia y lo que es ahora los Países Bajos.


La Mancomunidad de Polonia-Lituania



La Mancomunidad de Polonia-Lituania es el estado más grande de Europa que probablemente nunca oído hablar. En su pico, el bi-República - una fusión del Reino de Polonia y el Gran Ducado de Lituania - abarcaba una vasta extensión de lo que hoy es Europa Oriental y Central, que abarca los Estados bálticos, Polonia, Bielorrusia y Ucrania y se mantiene juntos, en diverso grado, entre el final del siglo 14 hasta el final del siglo 18. Se caracterizó por una inusual tolerancia religiosa; durante un tiempo, el 80 por ciento de los judíos del mundo vivía dentro de sus fronteras. Algunos historiadores consideran su constitución, emitida en 1791, siendo el primer documento de este tipo moderno, protodemocrático redactada en Europa. El Commonwealth fue dividido y, finalmente, subsumido por la expansión de los tres imperios rivales en sus fronteras: Rusia, Prusia y Habsburgo de Austria-Hungría.

Europa otomana



En 1683, un poderoso ejército otomano fue rechazado a las puertas de Viena. El fracasado asedio de la capital austriaca se considera un momento decisivo en la historia de Europa - la batalla central que protegía a los reinos de la cristiandad del avance de los otomanos musulmanes. Durante siglos, sin embargo, los otomanos fueron como "europeo" como cualquier otra persona. Sus ejércitos y las cúpulas directivas fueron pobladas por los reclutas jenízaros y Christian convierte desde el otro lado de sus fronteras a lo largo del Mediterráneo y el Mar Negro. El ataque a Viena, por otra parte, había sido planeado en liga con el rey de Francia - los otomanos eran agentes de poder europeos como cualquier otro gran imperio. En los siglos que siguieron, sus dominios europeos se escapaba de las manos de manera constante hasta la disolución del imperio después de la Primera Guerra Mundial


Europa bajo Napoleón



En junio de 1812, Napoleón Bonaparte, el emperador francés coronado, condujo a su Gran Ejército en lo que estaría condenado la invasión de Rusia. La catástrofe de la expedición - lo que vio cientos de miles de muertes - conduciría a la desintegración de sus conquistas a través de gran parte de Europa y de su breve exilio a la isla mediterránea de Elba. Antes de eso, sin embargo, en menos de una década, el general corso había ganado una sorprendente serie de batallas que llevó a gran parte de Europa, ya sea bajo su control directo o en alianza con sus intereses. Europa no vería un proyecto tan rápida, expansionista hasta la Segunda Guerra Mundial.

Europa en vísperas de la Primera Guerra Mundial



Primera Guerra Mundial fue un conflicto que siguió a décadas de alianzas secretas e intrigante entre las grandes potencias del continente. La Triple Entente - un pacto de defensa entre Gran Bretaña, Francia y más tarde Rusia - compitió contra los intereses de Alemania y el Imperio Austro-húngaro. Con el tiempo, el Imperio Otomano entraría en la guerra contra su antiguo enemigo en Rusia e Italia, Rumania y Serbia sería también del lado de las potencias de la Entente triple en un intento por asumir los austriacos.

La Europa nazi



En su altura, sus aliados del Eje Tercer Reich y controlan una gran parte de Europa desde Francia hasta la frontera empapadas de sangre de la Unión Soviética. expansionismo nazi fue impulsado por el deseo de Adolph Hitler de "espacio vital", o espacio vital para la raza germánica. Resultó tramos del continente en un osario horrible donde millones murieron.

La Unión del Benelux



Una unión política y económica entre los tres relativamente pequeños, los estados vecinos - Bélgica, Holanda y Luxemburgo - el grupo del Benelux se uniría a Alemania Occidental, Francia e Italia para formar el Carbón y del Acero Comunidad Europea, precursora de las organizaciones que en última instancia conducir a la creación de la Unión Europea. La moneda franco compartida entre Bélgica y Luxemburgo también puede ser visto como un precursor de la moneda compartida por la zona euro.

La OTAN antes de la caída de la U.R.S.S.



Antes de la desaparición de la Unión Soviética, la Organización del Tratado del Atlántico Norte fue la alianza militar supremo de Occidente. Queda así, incluso después del final de la amenaza soviética. Ahora considerado como una alianza de democracias, que inicialmente mantuvo unida naciones que eran cualquier cosa menos - incluyendo siglo 20 dictaduras anticomunistas en España, Grecia y Turquía. La perspectiva continuada de expansión de la OTAN, que abarca muchos más países que las observadas en el mapa de arriba, irrita a Moscú para el día de hoy.


La Unión Europea, ahora



Mientras tanto, la Unión Europea, declaró oficialmente en 1993, también creció, y ahora cuenta con 28 estados como sus miembros. Pero después la califican de Gran Bretaña el viernes, se reducirá el número?

sábado, 23 de abril de 2016

UK: Restos sajones y de la PGM



Un sitio de enterramiento sajón y artefactos de la PGM encontrados en la llanura de Salisbury
Los secretos de un pasado antiguo y artefactos militares de la guerra mundial 1 y 2 han sido descubiertos durante los trabajos de pre-desarrollo de nuevos cuarteles militares en Bulford en la llanura de Salisbury.
El cementerio sajón de alrededor de 150 tumbas y características militares ha sido descubierto en la tierra poseída por el Ministerio de Defensa y asignada para 227 nuevas viviendas para familias del Ejército.
Los elementos arqueológicos se encontraron por primera vez durante la excavación de zanjas de pre-planificación estándar por un equipo de especialistas de Wessex Archaeology.
Uno de los enterramientos ha sido fecha de carbono entre los días 6 y 7 de siglo.
Durante la PGM el sitio fue utilizado para el entrenamiento. Los investigadores han encontrado pruebas de que un herrador de campaña puede tener caballos re-zapateados en el sitio.
El sitio era también el hogar de los campos de tiro de la SGM.

Forces T

martes, 19 de abril de 2016

Masacres mongolas en Hungría Medieval

Horrores mongoles en Hungría en 1241
En 1241-1242 las invasiones mongoles de Hungría causaron una destrucción generalizada Recientemente, una casa llena de los restos calcinados de las víctimas asesinadas más un tesoro olvidado nos recuerda de estos horrores.

 La madre y los niños se encuentran en un horno de quemado Hungría 1241
La madre y los niños se encuentran en un horno de quemado Hungría 1241
"No mucho más tarde, llegó la noticia de que los tártaros habían tomado en la madrugada del citado Tǎmaşda, el pueblo de los alemanes, y todos aquellos a quienes no mantuvieron vivos fueron decapitados por la espada con una crueldad terrible. Al escuchar esto, me pusieron los pelos de punta, mi cuerpo se estremeció de miedo, mi lengua tartamudeó miserablemente, porque vi que el momento inevitable de la muerte espantosa me estaba amenazando. Ya veía a mis asesinos en el ojo de mi mente; mi cuerpo exudaba el sudor frío de la muerte ". [1]
En estos días, que se utilizan para fotos y vídeos de la aniquilación casi total de los pueblos de Irak y Siria causadas por Daesh. Que esto no es algo nuevo, un descubrimiento arqueológico reciente en un pueblo medieval cerca de Kiskunmajsa en el sur de Hungría es testigo.


Las monedas de Kiskunmajsán, Hungría 1241. © Ujvári Sándor

Aquí un arado volvió recientemente un alijo de monedas de plata y otras joyas para arriba. Los arqueólogos encontraron más tarde los restos de quemado vivienda llenos de los cuerpos carbonizados de personas, principalmente niños. El tesoro incluye 250 monedas de plata, así como una serie de anillos. La mayor parte de las monedas datan de principios del reinado del rey Béla IV (1235 -1270), lo que significa que la destrucción y muertes se pueden fechar a la invasión de los mongoles en 1241 - 42. Otros hallazgos similares cerca de Cegléd y Szank hablan de horrores similares. En Szank se encontraron los restos de 17 mujeres y niños dentro de una casa, que había sido quemado junto con otro tesoro. El mismo era el caso en Cegléd, donde se encontraron los cadáveres de una mujer y sus dos hijos. Habían intentado, sin éxito, de ocultar en un horno de su casa, mientras que ser objeto de ataques. En otros lugares se encontraron otros órganos, lo que sin ceremonia había sido echado en una zanja. Hace algunos años otra tal hallazgo macabro se realizó cerca de Szank en una casa incendiada reveló los restos de al menos 17 mujeres y niños. Por último, un nuevo descubrimiento macabro en Kiskunmajsa se publicó el otro día por el museo en Kecskemét. Incluyendo más de 250 monedas de plata, el tesoro había sido, obviamente, nunca se recuperó. Se encontraron los restos de los propietarios y sus hijos, una vez más quemado hasta la muerte.

La invasión de Mongolia


Anillo de Kiskunmajsán, Hungría 1241. © Ujvári Sándor

No hay duda de la invasión mongol de Hungría en 1241 causó una destrucción a gran escala, especialmente en las partes del este y central de Hungría. Se sabe que el rey húngaro, Bela IV hade recibido noticias sobre los mongoles. Sin embargo, él y su séquito creía que era sólo uno de los partidos de ataque nómadas habituales, que se utilizan para tratar. Posteriormente, este error resultó ser bastante costoso como los mongoles atacaron de manera coordinada. En el 11 de abril 1241, el ejército real fue aniquilada en la batalla de Muhi después de haber pasado a través del Paso Verecke en marzo.


Segundo anillo de Kiskunmajsán, Hungría 1241. © Ujvári Sándor

Como de costumbre el número de tropas que participan en la batalla varían entre las diferentes fuentes y las estimaciones varían entre 30.000 - 70.000 mongoles frente a 10.000 - 80.000 húngaros, que estaba acampado detrás de los vagones en círculo. Varios historiadores modernos han especulado que las armas de fuego y armas de pólvora chinos fueron desplegados por los mongoles en la batalla de Mohi y el crédito a los mongoles con la introducción de la pólvora y cánones a Europa. Lo que fue decisivo, el ejército húngaro fue aniquilada y el rey sólo se escapó por la mayor suerte.

Posteriormente, Hungría estaba muy abierto para los mongoles, que procedió a ocupar la Gran Hungría llanos y montañas de los Cárpatos y Transilvania. Esta ocupación fue sin duda alguna, acompañado de la destrucción y la devastación del campo a gran escala. Sin embargo, la controversia histórica todavía rodea el impacto. La pérdida de la vida de este modo se ha estimado entre 15 a 50% con una estimación más conservadora que oscila entre 15 - 25%. Eruditos, que abogan por las estimaciones más bajas, afirman que la hazaña de matar a tanta gente fue más allá de los medios tecnológicos de ese día. Otros apuntan al hecho de que más de 800.000 personas murieron en el interior Wre 100 días durante el genocidio Rwuanda. Cualquiera que sea la conclusión a la que se sabe que las personas huyeron en masa en los pantanos o en las montañas parapetarse detrás de antiguas fortalezas de movimiento de tierras o cualquier otro tipo de línea de defensa natural, que podría encontrarse más hacia el oeste. Otra opción eran las muchas iglesias y monasterios fortificados, que puntea la región.

Hasta hace poco, muchos estudiosos creen que el terror dado voz por el sacerdote italiano, el Maestro Roger, era tal vez más de una convención literaria que un informe adecuado de lo que ocurrió. De vez en cuando, sin embargo, las acumulaciones se han encontrado que podría fecharse con precisión al período anterior a 1241, señaladamente el hecho de que las personas habían muerto y no volvió a recuperar sus tesoros entierra. Las acumulaciones de fecha para este período parecían ser más frecuentes. Sin embargo, los hallazgos recientes han pulpa, literalmente, fuera de los horrores infligidos a los aldeanos durante el 1241, lo que resultó en un gran número de pueblos abandonados, especialmente en la Gran Llanura.

Es un hecho curioso que probablemente nunca habrían ocurrido no había tenido lugar la construcción de autopistas a través del paisaje suroeste de Budapest, estos hallazgos - solamente repoblada poco después de la destrucción del campo y de los pueblos en el siglo 13.

En el otoño de 2016 el museo local en Kecskemét planea exhibir los hallazgos realizados en la región.


NOTAS:


[1] De: Epístola de Maestro Roger a la Dolorosa lamento sobre la destrucción del reino de Hungría por los tártaros
En: Anónimo, notario del rey Béla. Los Hechos de los húngaros. Editado, traducido y anotado por Martyn Rady y László Veszprémy y la Epístola de Maestro Roger a la Dolorosa lamento sobre la destrucción del reino de Hungría por los tártaros, traducido y anotado por János M. Bak y Martyn Rady. CEU Press, 2010. p. 205.

Medieval Histories

miércoles, 13 de enero de 2016

Japón medieval: Musashi, el invicto samurai

Un punto de inflexión en la vida de Musashi, El invicto Samurai



Miyamoto Musashi fue de tres horas de retraso. Esta fue su manera. En la playa de la tensión en el aire era palpable. Sasaki Kojiro se paseaba arriba y abajo en la arena fina con las manos detrás de su espalda. Su ira se levantaba con el sol, y con cada minuto que pasaba se sentía el insulto a su honor cada vez mayor. La fecha era el 13 de abril 1612.

Kojiro fue considerado uno de los más grandes Samurai en Japón. Era famoso por todo el país por su velocidad y precisión, que se hizo aún más notable por su arma preferida. Él manejaba una pala-no dachi enorme, una espada japonesa curva en el estilo clásico, pero con una hoja de más de un metro de longitud. El tamaño y el peso de la no-dachi hicieron un arma brutal, poco sutil, pero Kojiro habían perfeccionado su uso en un grado sin precedentes en todo Japón.

Como su habilidad había crecido, se había ganado muchos duelos, y por el tiempo que esperó en la playa de Isla Ganryu había asegurado una posición cómoda como maestro armas al Daimyo del clan Hosokawa. Su fama había crecido con su habilidad, y, finalmente, se llegó a la atención de Miyamoto Musashi.




Un grabado que muestra un samurai armado con un enormeespadón no dachi 

Musashi era un Ronin, un samurai sin señor. Había matado a su primer rival en combate singular a la edad de trece años y había llegado a ganar el duelo después de duelo mientras viajaba Japón y perfeccionó sus habilidades. En Japón en ese momento, no era raro para desafiar a otros a duelo, incluso a la muerte, por ninguna otra razón que para mostrar la propia maestría. Musashi no fue la excepción. Su talento era tan grande que, por la edad de treinta años, se había enfundado sus dos katana, y hecho un punto de duelo únicamente con bokken - espadas de práctica de madera - no importa qué arma su enemigo eligió usar.

Séquito de Kojiro consistió en siervos del cuerpo, amigos, estudiantes, cocineros, y un puñado de funcionarios que habían acudido a presenciar el evento e informar a los daimyo. Habían llegado en barco por la mañana temprano, y los criados habían levantado una sombra para los funcionarios de más arriba en la playa. Se había iniciado un pequeño fuego, comida y té preparados, y todo hecho listo para el gran samurai para conocer a su oponente. El duelo se había organizado a través de un intermediario, a petición de Miyamoto, y la fecha y hora fijado por él.

Kojiro había llegado tres horas antes, y al amanecer lentamente y sus sirvientes se ocuparon con la creación de campamento, se había sentado en profunda meditación cierta distancia, preparándose mentalmente para el combate. Se levantó un poco de tiempo antes de que su oponente debía llegar y tomó un poco de té, haciendo conversación cortés con los funcionarios, y bromeando con sus amigos. Su compostura fue sublime, y su séquito, estudiantes y perchas en no tenía ninguna duda de que él haría el trabajo por debajo de su rival.


Tres horas más tarde, sin embargo, a la mañana llevaba encendido en la tarde, y Kojiro ya no se compone. Se paseó, refunfuñó, juró y espetó a sus siervos, y estaba claro que aquellos que lo observaba que su rabia por el comportamiento ofensivo de su rival estaba construyendo en un grado peligroso. En un intento de aplacarlo, uno de los funcionarios habían sugerido que Musashi no llegaría, y habían huido del duelo en el terror ante la perspectiva de enfrentarse a la gran Kojiro, pero Kojiro no aceptó esto. Conocía la reputación de Musashi como espadachín. Este comportamiento sólo podía tener como objetivo insulto.

De hecho, Miyamoto no estaba muy lejos. Se sentó con las piernas cruzadas en un pequeño barco de pesca que se balanceaba suavemente en la marea en una pequeña ensenada al sur de la playa, donde el enfurecido Kojiro paseaba. El fondo de la embarcación estaba llena de virutas de madera rizadas, como el maestro de la espada trabajó sin prisa en una larga pieza de madera con el cuchillo. También ocupa el barco era su propietario, una arrugada, pescador ancianos, bronceada, que había sido pagado generosamente para poner a sí mismo, su barco y su remo de repuesto al servicio de Musashi para el día.

Este remo de repuesto ahora estaba sentado en el regazo de Musashi, y con su cuchillo afilado, el samurai había pasado cuidadosamente la mañana trayendo una nueva forma de salir de ella. Era largo y se había convertido elegantemente curvado y perfectamente equilibrado: un bokken de la mejor mano de obra. Musashi observaba el sol mientras trabajaba.

Era una persona de aspecto extraño. No llevaba galas, sólo un traje sencillo y cinturón de la espada. Sus pies estaban desnudos, y sus ojos tenían una que sobresale, mirando de calidad que era desconcertante. Su pelo recogido en un moño sencillo y funcional en la parte superior de la cabeza. Había varios días el crecimiento de la barba en su cara pálida y huesuda, y su piel estaba cubierta con muchas cicatrices pequeñas, lívidos.

Estaba claro desde muy cerca que no había lavado desde hace algún tiempo, y su túnica llanura llevaba muchas manchas y parches descoloridos. En total, se cortó una figura más de mala reputación, muy diferente de los ostentación de riqueza y armas preferidas por muchos samurai del tiempo. La única parte de su atuendo que parecía bien cuidada era la katana emparejado en el cinturón. La madera oscura pulida de sus vainas brillaba en el sol de la mañana.



Con una palabra tranquila, Musashi preguntó el pescador para llevarlos y vuelta a la playa donde Kojiro esperó. El pescador obedeció, y juntos remando hacia el mar un poco, antes de volver a acercarse a la playa.

Al principio, Kojiro no reconoció a su oponente. Musashi se sentó bajo y transmita en el pequeño barco, sus armas oculto, que parecía sumido en sus pensamientos.

"Es él!", Gritó uno de los criados, que habían corrido hasta la línea de agua. "Musashi llega al duelo!"

La sangre abandonó el rostro de Kojiro como Musashi lentamente se puso de pie en el barco. La insolencia, era algo inaudito. Esto no fue un camino para un Samurai comportarse! Para llegar tan tarde era bastante malo, pero para llegar así ... sin afeitar, sucio, con ropa desaliñada y sin séquito, sino un viejo pescador miserable; Kojiro sintió el insulto a su honor con mayor intensidad, y la ira que había estado construyendo lentamente durante toda la mañana se desbordó. Temblaba de rabia y le tendió una mano al portador espada que se apresuraron a presentarlo con su gran no-dachi.

La enorme espada brilló en el sol como Kojiro entró por la playa hacia su oponente. Se centró su ira a un punto fino, que se desarrolló a través de sus brazos y manos y se estableció en la cruel punta de la cuchilla. En su mente, donde hace un momento se había producido un gran enojo, ahora se hizo el silencio. Pero, ¿qué fue eso? Musashi saltó en el surf y se lanzó hacia la izquierda, pero él sacó ninguna lámina; su única arma era un bokken de madera, similar en tamaño y alcance de la espada de Kojiro. Kojiro vaciló durante una fracción de segundo.

¿Qué podría significar esto? La arrogancia del hombre que pondría en entredicho la gran Kojiro con una espada de madera de la práctica era incomprensible. Se dio la vuelta para seguir Musashi y se metió en con un gran movimiento de su espada. El hombre insolente agachó justo a tiempo para evitar el golpe. La no-dachi barrió sólo centímetros por encima de la cabeza. Una pequeña nube de pelo negro flotaba en el aire quieto.



Entonces Musashi estaba debajo de su guardia. El bokken estaba subiendo, pero el gran no-dachi estaba en las manos de un maestro, y Kojiro no lo hizo retroceder. Él trajo su espada silbando hacia abajo a su oponente ... pero Musashi había desaparecido. Había caminado paso a la derecha, y su bokken golpear carne. El aliento de Kojiro salió de él, y su siguiente golpe se volvió loco.

La espada de madera le asestó un duro golpe en el lado de la cabeza y en el momento que se tambaleó, el arma de su enemigo se estrelló contra el costado izquierdo con una fuerza increíble. Sintió que su grieta costillas, seguido de un terrible dolor agudo en el interior de su pecho. No podía respirar, y el mundo nadó ante sus ojos.

La funcionarios, el personal y los funcionarios vieron con horror como Sasaki Kojiro cayó hacia delante sobre la arena. La participación ha sido más en cuestión de segundos, y el victorioso Samurai ahora estaba haciendo una profunda reverencia a su oponente caído, a continuación, hacia ellos. Él los miró por un momento, a punto, y luego comenzó a retirarse rápidamente hacia el barco. Hubo un anillo de acero y un grito como un número de amistades de Kojiro, y los estudiantes sacaron sus espadas y corrió por la playa hacia Musashi, pero estaba en el surf, que estaba en el barco, se había ido. Su propósito en la isla Ganryu se cumplió, pero las lágrimas cayeron de sus extraños ojos como el viejo pescador que remó lejos.

Miyamoto Mushashi salió victorioso, pero él había destruido uno de los más grandes guerreros de la tierra, y la inutilidad del acto lo golpeó tan duro como su propio golpe de muerte había golpeado Kojiro. No había nada adquirida por su victoria, y todo lo perdido. Como bokken de Mushashi, habilidad de Kojiro había sido tallada lentamente de la materia prima de su vida. Ahora él se había ido, pero su muerte se había servido de nada.

Musashi siguió estudiando y enseñar el arte de la espada lo largo de su vida, pero nunca de nuevo mató a un oponente en un duelo.

War History Online

martes, 29 de diciembre de 2015

Edad Media: Sobreviviendo al invierno

Sobrevivir invierno en la Edad Media
POR MEDIEVALISTS.NET



Pavel Sapozhnikov y su cabra, Glasha, sobrevivir a una dura rusa de estar en invierno como se hacía en el siglo IX. Foto cortesía de Alone in the Past.


En 2013, un grupo de recreación medieval se dispuso a ver lo que sería como para sobrevivir a un invierno ruso en la Edad Media. Seleccionaron uno de sus miembros, Pavel Sapozhnikov, vivir en una granja, con sólo herramientas del siglo noveno, ropa y refugio durante seis meses como parte de un proyecto titulado, solo en el pasado. Una vez al día, Pavel hablaría durante media hora en una cámara para contar su día, y compartir sus experiencias. El resto del tiempo, estaba completamente solo, con un mes de check-in para asegurar que aún estaba vivo. Su experimento proporcionó un primer vistazo lado de las luchas de personas enfrentan sobrevivir el invierno en la Edad Media.
También podemos recoger pedacitos de la información de los manuscritos, expedientes judiciales, y los rollos del forense sobre cómo la gente vivió y murió durante la época más dura del año. ¿Cómo la gente se queda caliente? ¿Qué es lo que comen? ¿Que hicieron? Sin calefacción interior, sin ventanas con doble acristalamiento, ningún Netflix, ni por la chaqueta, sin duda ninguno de los lujos de hoy en día consideramos "necesidades". El invierno fue un momento aterrador para muchas personas; si había una mala cosecha, podría morir de hambre, y siempre existía la posibilidad de contraer enfermedades que fácilmente podrían matar, como la neumonía. Añadir a eso, el inicio de la Pequeña Edad de Hielo desde 1300 hasta alrededor de 1870, y significó sobrevivir inviernos mucho más fríos. El invierno era el momento más peligroso en el año calendario medieval. Entonces, ¿cómo hacer frente a la gente medieval?


Pavel Sapozhnikov la cocción de alimentos, ya que se habría hecho en el siglo IX. Foto cortesía de Alone in the Past.

Comida

El Invierno empezaba justo después de San Miguel (29 de septiembre) y se prolongaba hasta la Candelaria (2 de febrero) cuando se hacía lo suficientemente caliente para que labrarse la tierra de nuevo. Eso es mucho tiempo, así que para los aldeanos, el otoño se gastó la preservación de la cosecha para los meses difíciles por delante. Para la persona promedio, potaje (un guiso compuesto por verduras y granos cocidos) era un alimento básico durante los fríos meses de invierno. Todo fue en el bote, incluidas las frutas si tenían alguna, ya que se consideraba poco saludable comer fruta cruda. Los alimentos que se encuentran comúnmente en la dieta de un aldeano incluirían las cebollas, guisantes, colewort (rúcula o rúcula), frijoles, lentejas, y hierbas, como perejil. Para proteínas, queso y huevos, y un poco de carne, cuando podrían conseguirlo, como el tocino grasa o carne de cerdo salado se añadirían al potaje. Para el bien de cosas por hacer, carnes, como el cordero y la paloma, junto con la mantequilla, los higos, queso, uvas, vino tinto se prescribe para contrarrestar los efectos "Phlegmy" de invierno.

Ropa

¿Cómo las personas a mantenerse caliente en pleno invierno? Al igual que nosotros, ellos llevaban capas, bufandas, botas y guantes (no el tipo de cinco dedos que sabemos, pero unos más manopla como estilo). Casas eran a menudo humo de un fuego de la chimenea de piedra que fue ventilado por un agujero en el techo. Esto proporcionó el calor pero no del tipo que sería acostumbrados a para tales temperaturas frías. Calefacción interior no era exactamente grande, por lo que muchas personas llevaban sus prendas exteriores en el interior para mantener el calor. En otros lugares fríos y con corrientes de aire, como las iglesias, los aldeanos a menudo trajeron sus propios calentadores de mano a misa; esferas huecas de metal que sostenían las brasas. Lana era el tejido favorito para la ropa, pero era extremadamente picante así que la ropa se llevaba debajo. Sudoración reduciría la calidez de la lana, la gente por lo medievales a menudo eliminan capas cuando sudaban y luego los vuelven a aplicar cuando se enfrían.



Juegos

El hecho de que sus posibilidades de invierno sobreviviente eran sombrías, y no se podía maratón un espectáculo durante catorce horas en Netflix, no significaba que no podía tener un poco de diversión. Medieval de la gente hicieron muchas de las cosas que hacemos: que jugaron en la nieve, disfrutaron de trineos, y patinaban sobre hielo (en trozos de madera pulida o huesos de la espinilla de caballos). Interior, los tiempos pasados ​​eran más populares juegos como ajedrez y backgammon. Si usted fuera un noble, es posible disfrutar de la caza de jabalí. Estas actividades fueron un respiro bienvenido de romper la espalda de trabajo, y las noches frías de invierno.

Vacaciones

"Casa de cada hombre, como también a sus iglesias parroquiales, se viste de gala con el acebo, hiedra, laurel, y todo lo que la temporada del año otorgada a ser verde" ~ de Londres del siglo 12, La vida en un pueblo medieval
La Navidad es la fiesta más largo del año; había doce días a partir de la víspera de Navidad a la Epifanía (6 de enero) eran nadie trabajó en absoluto. El Señor a veces invitar a sus villanos para cenar en su salón para la comida de Navidad. En algunos casos, un campesino suerte se seleccionaría a pedir dos amigos a ir con él a comer y beber todo lo que querían, y todo lo que quería para la duración de dos velas encendidas (uno tras otro). Otros campesinos se les permitió llevarse todo lo que podían en sus telas.
A pesar de las festividades, los campesinos todavía tenían que pagar la renta adicional para agregar a la mesa del Señor, por lo general los huevos, gallinas y pan. También tenían otro trabajo por hacer a pesar de que no estaban trabajando en la casa; que tenían que cuidar de los animales, limar asperezas, herramientas y corrales. También hubo trabajos de reparación en general alrededor de la casa que tuvo que ser completado durante este breve descanso.

lunes, 30 de noviembre de 2015

Japón medieval: Goemon, el samurai frito

ISHIKAWA GOEMON, EL ROBIN HOOD JAPONÉS QUE ACABÓ HERVIDO

JAVIER SANZ — Historias de la Historia


Los amigos de lo ajeno han existido en todas las épocas y lugares y, si echamos un vistazo a los periódicos, vemos que no están precisamente en peligro de extinción. Pero siempre ha habido clases y, entre tanto mangante y estafador de poca monta, también hay bandidos que se han acabado convirtiendo en auténticos héroes de leyenda. Nuestro protagonista de hoy es uno más en esa lista de nombres míticos que va desde Robin Hood hasta Bonnie & Clyde y demás forajidos de legendarios. Hablamos de Ishikawa Goemon, un ladrón de guante blanco que sembró el terror entre los ricachones de Kyoto y alrededores a finales del siglo XVI. Tan sonados fueron sus golpes que llegó a ser poco menos que el enemigo público número de su época. Pero, como dice el refrán, al final el crímen siempre se acaba pagando. Por desgracia para Goemon, iba a acabar saliendo literalmente escaldado de tanto atraco.


Goemon

Goemon tuvo una vida (y sobre todo una muerte) digna de la mejor novela. De él se ha dicho de todo: unos lo pintan como un paladín de los desfavorecidos que robaba a los ricos para repartir el botín entre los pobres; otros dicen que era un antiguo ninja (criado por el no menos legendario Momochi Sandayu), al que la reciente unificación del país había dejado en paro y que, sin guerras en las que luchar, se veía obligado a robar para ganarse el arroz. La historia más plausible nos lo pinta como el hijo segundón de una familia samurái de poca monta al que, tras caer en desgracia por un turbio asunto de robo con homicidio de por medio, no se le ocurrió mejor manera de salir adelante que echarse al monte y hacerse bandolero. Hay versiones para todos los gustos, y seguramente todas tengan algo de verdad.

Lo poco que sabemos de él a ciencia cierta nos lo cuenta un vallisoletano, el padre Pedro Morejón, misionero jesuita que, por aquellos días, estaba en Japón pescando almas para mayor gloria del Señor. Aunque, en realidad, Morejón solo llega a tiempo de relatarnos sus últimos momentos:

El incidente aconteció en 1594. Un tal Ixicava Goyemon y nueve o diez de sus parientes fueron hervidos en aceite.
No sabemos si el aceite sería de oliva o de soja pero, en cualquier caso, debió de ser una muerte bastante desgradable. La ejecución tuvo lugar en Kyoto, la capital del país por aquel entonces, y al parecer fue un éxito de público. Gentes de las más lejanas provincias acudieron a ver cómo cocían a fuego lento en un enorme caldero a aquel bandido indomable. Como condimento al macabro estofado, aderezaron el puchero con su propio hijo, a quien Goemon trató de mantener a salvo de las llamas hasta su último aliento. Para acompañar el guiso, también pasaron por el fuego a varios familiares y compinches. Un final sonado para la banda de ladrones más famosa del momento.


Goemon y su hijo

Semejante calvario se nos antoja un poco excesivo para ejecutar a un simple ladronzuelo, pero es que Goemon no era un chorizo cualquiera. Su clientela predilecta eran los potentados de la época: ricos comerciantes, grandes señores feudales, gerifaltes del clero… No había en todo Japón muro lo bastante alto ni puerta lo suficientemente recia para detenerle. Mientras, el pueblo llano veía con simpatía cómo él y su banda de amigos de lo ajeno limpiaban impunemente las cajas fuertes de los peces gordos de Kyoto. La fama de Goemon crecía a ojos vista, pero a la vez se estaba ganando enemigos muy poderosos.

Entre ellos se encontraba nada menos que Toyotomi Hideyoshi, el amo y señor del recién unificado Japón. La leyenda dice que, indignado por el giro despótico que había tomado el gobierno de Hideyoshi, Goemon empleó sus habilidades ninja para colarse en el mismísimo castillo de Fushimi, su residencia oficial en Kyoto, y rebanarle el pescuezo mientras dormía. Pero se ve que, para haber sido ninja, era un poco torpe, porque lo de moverse en sigilo no se le daba muy bien. En medio de la oscuridad acabó derribando un incensario de un puntapié y el ruido alertó al instante a toda la guarnición que se le echó encima antes de que pudiera acercarse siquiera a los aposentos del tirano. Seguramente todo esto no es más que una bonita historia, ya que ni a Goemon ni a nadie en su sano juicio se le habría ocurrido atacar al hombre más poderoso del país en su propio castillo. Pero el ladrón ninja se había convertido en una figura tan fabulosa que ninguna hazaña, por descabellada que fuera, se le quedaba pequeña. Su truculento final, cocinado en su propio jugo, no haría sino agrandar su leyenda.

La imagen que ha quedado de Goemon para la posteridad es una mezcla entre Robin Hood y Arsène Lupin, un caballero ladrón, un dandy del Japón feudal amante de los lujos caros pero, a la vez, con un corazón de oro. Un rebelde que se ríe del peligro y gusta de desafiar a los ricos y poderosos, con un punto descarado y bravucón. El teatro kabuki lo terminó de consagrar, convirtiéndolo en personaje recurrente y dándole su característico tupé, seña de identidad inconfundible de ahí en adelante. Desde entonces hasta nuestros días, Ishikawa Goemon ha sido una de los héroes más reconocibles de la cultura popular nipona. Su nombre les sonará a algunos lectores, ya que aún hoy es fácil encontrárselo como protagonista de videojuegos, películas y dibujos animados.



400 años después de su truculento final, Goemon sigue estando muy vivo. Como muestra, un botón: hoy en día, no sin cierta mala leche, los japoneses llaman a las bañeras hechas de metal “Goemon Buro”, o sea, baños a lo Goemon, recordando la olla en la que lo cocieron a fuego lento. Apenas se usan ya en las casas particulares, pero aún es posible verlas en balnearios y termas públicas. Con la afición que tienen los japoneses a bañarse con el agua a temperaturas imposibles, no sería raro que el día menos pensado alguien acabara marcándose un Goemon en toda regla. Pero, por escaldado que salga, es difícil que se llegue a hacer tan famoso como el último baño de este intrépido Robin Hood japonés.


Baño Goemon


Colaboración de R. Ibarzabal
Fuente: Relación del Reino de Nippon a que llaman Corruptante Japón – Bernardino de Ávila; Ninja Attack – Matt Alt y Hiroko Yoda

jueves, 10 de septiembre de 2015

La esclavitud blanca de los musulmanes

Hubo más europeos esclavizados por los musulmanes que esclavos negros enviados a América 



"¿Hay moros en la costa?", decimos todavía hoy para significar la presencia de alguien no particularmente grato. ¿Saben por qué? Agárrense bien, lean este artículo y lo sabrán.

El Manifiesto

¡Quién lo había de decir! La trata de esclavos, esa infamia que, según musulmanes, africanos y europeos etnomasoquistas, constituye la mayor lacra de Europa, ahora resulta que fue ampliamente superada, al menos en los siglos XVI y XVII, por la cometida contra los nuestros por parte del islam. Es cierto, es cierto: el “tú más” no justifica nada. La trata de esclavos negros fue una indignidad tan aborrecible como injustificable. Pero hay una pequeña diferencia: nosotros la reconocemos y deploramos (hoy en día hasta exagerando los zurriagazos). Ellos, en cambio —el mundo musulmán—, no reconoce ni deplora nada. Hay otra diferencia además: cuando nos querían arrebatar a los nuestros, los europeos combatimos todo lo que pudimos al enemigo (y así se produjo la victoria de Lepanto, y así tuvo lugar la expulsión de los moriscos, que colaboraban en las razias). Y cuando capturaban a los blancos, los padres terciarios y mercedarios intentaban rescatarlos. Nada de todo ello existió nunca en África.
Pero pasemos a ver lo que nos cuenta el profesor norteamericano Robert C. Davis.
Los historiadores estadounidenses han estudiado todos los aspectos de la esclavización de los africanos por parte de los blancos, pero han ignorado en gran medida la esclavitud de los blancos por parte de los africanos del Norte. Christian Slaves, Muslim Masters [Esclavos cristianos, amos musulmanes][1] es un libro cuidadosamente documentado y escrito con claridad sobre lo que el profesor Davis denomina "la otra esclavitud", que floreció durante aproximadamente la misma época que el tráfico transatlántico de esclavos y que devastó a cientos de comunidades costeras europeas. En la mente de los blancos de hoy, la esclavitud no juega en absoluto el papel central que tiene entre los negros. Y, sin embargo, no se trató ni de un problema de corta duración ni de algo carente de importancia. La historia de la esclavitud en el Mediterráneo es, de hecho, tan siniestra como las descripciones más tendenciosas de la esclavitud americana.

Un comercio al por mayor

La costa de Berbería, que se extiende desde Marruecos hasta la actual Libia, fue el hogar de una próspera industria del secuestro de seres humanos desde 1500 hasta aproximadamente 1800. Las principales capitales esclavistas eran Salé (en Marruecos), Túnez, Argel y Trípoli, habiendo sido las armadas europeas demasiado débiles durante la mayor parte de este período para efectuar algo más que una resistencia meramente simbólica.
El tráfico trasatlántico de negros era estrictamente comercial, pero para los árabes los recuerdos de las Cruzadas y la rabia por haber sido expulsados de España en 1492 parecen haber motivado una campaña de secuestro de cristianos que casi parecía una yihad.
"Fue quizás este aguijón de la venganza, frente a los amables regateos en la plaza del mercado, lo que hizo que los traficantes islámicos de esclavos fueran mucho más agresivos y en un principio  mucho más prósperos (por así decirlo) que sus homólogos cristianos", escribe el profesor Davis.
Durante los siglos XVI y XVII fueron más numerosos los esclavos conducidos al sur a través del Mediterráneo que al oeste a través del Atlántico. Algunos fueron devueltos a sus familias contra pago de un rescate, otros fueron utilizados para realizar trabajos forzados en África del Norte, y los menos afortunados murieron trabajando como esclavos en las galeras.
Lo que más llama la atención de las razias esclavistas contra las poblaciones europeas es su escala y alcance. Los piratas secuestraron a la mayoría de sus esclavos interceptando barcos, pero también organizaron grandes asaltos anfibios que prácticamente dejaron despobladas partes enteras de la costa italiana. Italia fue el país que más sufrió, en parte debido a que Sicilia está a sólo 200 km de Túnez, pero también porque no tenía un gobierno central fuerte que pudiese resistir a la invasión.
Las grandes razias a menudo no encontraron resistencia
Cuando los piratas saquearon, por ejemplo, Vieste en el sur de Italia en 1554, se hicieron con el alucinante número de 6.000 presos. Los argelinos secuestraron 7.000 esclavos en la bahía de Nápoles en 1544, una incursión que hizo caer tanto el precio de los esclavos que se decía poder "intercambiar a un cristiano por una cebolla".
España también sufrió ataques a gran escala. Después de una razia en Granada en 1556 que se llevó a 4.000 hombres, mujeres y niños, se decía que "llovían cristianos en Argel". Y por cada gran razia de este tipo, había docenas más pequeñas.
La aparición de una gran flota podía hacer huir a toda la población al interior, vaciando las zonas costeras.
En 1566, un grupo de 6.000 turcos y corsarios cruzó el Adriático para desembarcar en Francavilla al Mare. Las autoridades no podían hacer nada, y recomendaron la evacuación completa, dejando a los turcos el control de más de 1.300 kilómetros cuadrados de pueblos abandonados hasta Serracapriola.
Cuando aparecían los piratas, la gente a menudo huía de la costa hacia la ciudad más cercana, pero el profesor Davis explica que hacer tal cosa no siempre fue una buena estrategia: "Más de una ciudad de tamaño medio, llena de refugiados, fue incapaz de resistir un ataque frontal de cientos de asaltantes. El capitán de los piratas, que de lo contrario tendría que buscar unas pocas docenas de esclavos a lo largo de las playas y en las colinas, ahora podía encontrar mil o más cautivos convenientemente reunidos en un mismo lugar a los que tomar."
Los piratas volvían una y otra vez para saquear el mismo territorio. Además de un número mucho mayor de pequeñas incursiones, la costa de Calabria sufrió las siguientes depredaciones graves en menos de diez años: 700 personas capturadas en una sola razia en 1636, 1.000 en 1639 y 4.000 en 1644.
Durante los siglos XVI y XVII, los piratas establecieron bases semipermanentes en las islas de Isquia y Procida, cerca de la desembocadura de la Bahía de Nápoles, elegida por su tráfico comercial.
Al desembarcar, los piratas musulmanes no dejaban de profanar las iglesias. A menudo robaban las campanas, no sólo porque el metal fuese valioso, sino también para silenciar la voz distintiva del cristianismo.
En las pequeñas y más frecuentes incursiones, un pequeño número de barcos operaba furtivamente y se dejaba caer con sigilo sobre los asentamientos costeros en mitad de la noche, con el fin de atrapar a las gentes "mansas y todavía desnudas en la cama". Esta práctica dio origen al dicho siciliano "pigliato dai turchi" ("tomado por los turcos"), y se emplea cuando se coge a alguien por sorpresa o por estar dormido o distraído.
Las mujeres eran más fáciles de atrapar que los hombres, y las zonas costeras podían perder rápidamente todas las mujeres en edad de tener hijos. Los pescadores tenían miedo de salir, y no se hacían a la mar más que en convoyes. Finalmente, los italianos abandonaron gran parte de sus costas. Como explica el profesor Davis, a finales del siglo XVII, "la península italiana fue saqueada por corsarios berberiscos durante dos siglos o más, y las poblaciones costeras se retiraron en gran medida a pueblos fortificados en las colinas, o a ciudades más grandes como Rimini, abandonando kilómetros de costa, ahora pobladas de vagabundos y filibusteros".
No fue hasta alrededor de 1700 cuando los italianos estuvieron en condiciones de prevenir las razias, aunque la piratería en los mares pudo continuar sin obstáculos.
La piratería llevó a España y sobre todo a Italia a alejarse del mar y a perder con efectos devastadores sus tradiciones de comercio y navegación: "Por lo menos para España e Italia, el siglo XVII representó un período oscuro en el que las sociedades española e italiana fueron meras sombras de lo que habían sido durante las anteriores épocas doradas".
Algunos piratas árabes eran avezados navegantes de alta mar, y aterrorizaban a los cristianos hasta una distancia de 1.600 kilometros. Una espectacular razia en Islandia en 1627 dejó cerca de 400 prisioneros.
Existe la creencia de que Inglaterra era una potencia naval formidable desde la época de Francis Drake, pero a lo largo del siglo XVII los piratas árabes operaron libremente en aguas británicas, penetrando incluso en el estuario del Támesis para capturar y asolar las ciudades costeras. En sólo tres años, desde 1606 hasta 1609, la armada británica reconoció haber perdido, por culpa de los corsarios argelinos, no menos de 466 buques mercantes británicos y escoceses. A mediados de la década de 1600, los británicos se dedicaron a un activo tráfico de negros entre ambos lados del Atlántico, pero muchas de las tripulaciones británicas pasaron a ser propiedad de los piratas árabes.

La vida bajo el látigo

Los ataques terrestres podían ser muy exitosos, pero eran más arriesgados que los marítimos. Los navíos eran por lo tanto la principal fuente de esclavos blancos. A diferencia de sus víctimas, los buques piratas tenían dos modos de propulsión: además de las velas, los galeotes. Llevaban muchas banderas diferentes, por lo que cuando navegaban podían enarbolar el pabellón que tuviera más posibilidades de engañar a sus presas.
Un buen barco mercante de gran tamaño podía llevar unos 20 marinos en buen estado de salud, preparados para durar algunos años en galeras. Los pasajeros en cambio para servían obtener un rescate. Los nobles y ricos comerciantes se convirtieron en piezas atractivas, así como los judios, que a menudo podían significar un suculento rescate pagado por sus correligionarios. Los dignatarios del clero también eran valiosos porque el Vaticano solía pagar cualquier precio para arrancarlos de las manos de los infieles.
Cuando llegaban los piratas, a menudo los pasajeros se quitaban sus buenos ropajes y trataban de vestirse tan mal como fuese posible, con la esperanza de que sus captores les restituyeran a sus familias a cambio de un modesto rescate. Este esfuerzo resultaba inútil si los piratas torturaban al capitán para sonsacarle información sobre los pasajeros. También era común hacer que los hombres se desnudaran, para buscar objetos de valor cosidos en la ropa, y ver si los circuncidados judíos no estaban disfrazados de cristianos.
Si los piratas iban cortos de esclavos en galeras, podían poner algunos de sus cautivos a trabajar de inmediato, pero a los presos los colocaban generalmente en la bodega para el viaje de regreso. Iban  apiñados, apenas podían moverse entre la suciedad, el mal olor y los parásitos, y muchos morían antes de llegar a puerto.
A su llegada al norte de África, era tradición que los cristianos recientemente capturados desfilaran por las calles para que la gente pudiera hacer burla de ellos y los niños cubrirlos de basura.
En el mercado de esclavos, los hombres estaban obligados a brincar para demostrar que no eran cojos, y los compradores a menudo querían desnudarlos para ver si estaban sanos, lo cual también permitía evaluar el valor sexual de hombres y mujeres; las concubinas blancas tenían un gran valor, y todas las capitales esclavistas poseían una floreciente red homosexual. Los compradores que esperaban hacer dinero rápido con un gran rescate examinaban los lóbulos de las orejas para encontrar marcas de perforación, lo cual era indicio de riqueza. También era habitual examinar los dientes de un cautivo para ver si podía sobrevivir a un régimen esclavista duro.
El pachá o soberano de la región recibía un cierto porcentaje de los esclavos como forma de impuesto sobre la renta. Estos eran casi siempre hombres, y se convertían en propiedad del gobierno en lugar de ser propiedad privada. A diferencia de los esclavos privados, que por lo general embarcaban con sus amos, aquéllos vivían en bagnos, que es como se llamaba a los almacenes de esclavos del pachá. Era común afeitar la cabeza y la barba de los esclavos públicos como humillación adicional, en un momento en que la cabeza y el vello facial eran una parte importante de la identidad masculina.
La mayoría de estos esclavos públicos pasaban el resto de sus vidas como esclavos en galeras. Resulta difícil imaginar una existencia más miserable. Los hombres eran encadenados tres, cuatro o cinco a cada remo, y sus tobillos quedaban encadenados también juntos. Los remeros nunca dejaban su bancada, y cuando se les permitía dormir, lo hacían en ella. Los esclavos podían empujarse para llegar a hacer sus necesidades en un agujero en el casco, pero a menudo estaban demasiado cansados ​​o desanimados para moverse y descargaban ahí donde estaban sentados. No tenían ninguna protección contra el ardiente sol mediterráneo, y sus amos les despellejaban las espaldas con el instrumento favorito del negrero: el látigo. No había casi ninguna posibilidad de escape o rescate, el trabajo de un galeote era el de matarse a trabajar —sobre todo en las razias para capturar más miserables como él—, siendo arrojados por la borda a la primera señal de enfermedad grave.
Cuando la flota pirata estaba en puerto, los galeotes vivían en el bagno y hacían todo el trabajo sucio, peligroso o agotador que el Pachá les ordenara hacer. Solían cortar y arrastrar piedras, dragar el puerto o encargarse de las labores más penosas. Los esclavos que se encontraban en la flota del sultán ruco ni siquiera tenían esa opción. A menudo estaban en el mar durante meses seguidos y permanecían encadenados a los remos incluso en el puerto. Sus barcos eran prisiones de por vida.
Otros esclavos en la costa bereber tenían un trabajo más variado. A menudo hacían el trabajo agrícola que asociamos a la esclavitud en Estados Unidos, pero los que tenían habilidades eran alquilados por sus dueños. Algunos de éstos simplemente aflojaban a sus esclavos durante la jornada con orden de regresar con una cierta cantidad de dinero por la noche, bajo la amenaza de ser golpeados brutalmente en caso de no hacerlo. Los dueños esperaban normalmente una ganancia de un 20% sobre el precio de compra. Hicieran lo que hiciesen, en Túnez y Trípoli los esclavos llevaban un anillo de hierro alrededor de un tobillo y arrastraban una pesada cadena de entre 11 y 14 kg.
Algunos dueños ponían a sus esclavos blancos a trabajar las tierras muy lejos, donde todavía se enfrentan a otra amenaza: una nueva captura y una nueva esclavitud más en el interior. Estos desgraciados probablemente no verían ya más a otro europeo en el resto de su corta vida.
El profesor Davis señala que no existía ningún obstáculo a la crueldad: "No había fuerza que pudiese proteger al esclavo de la violencia de su amo, no existían leyes locales en contra de la crueldad, ni una opinión pública benevolente, y raramente existía una presión efectiva por parte de los Estados extranjeros".
Los esclavos blancos no sólo eran mercancías, sino también infieles, y merecían todo el sufrimiento infligido por sus dueños.
El profesor Davis señala que "todos los esclavos que, habiendo vivido en bagnos, sobrevivieron para contar sus experiencias destacaban la crueldad y la violencia endémica ahí practicada". El castigo favorito era el azotamiento. Un esclavo podía recibir hasta 150 o 200 golpes, lo cual podía dejarlo lisiado. La violencia sistemática convirtió a muchos hombres en autómatas.
Los esclavos cristianos eran a menudo tan abundantes y tan baratos que no había ningún incentivo para cuidarlos. Muchos dueños les hacían trabajar hasta morir y compraban otros para remplazarlos.
Los esclavos públicos también contribuían  a un fondo para mantener a los sacerdotes en el bagno. Era una época muy religiosa, e incluso en las condiciones más terribles los hombres querían tener la oportunidad de confesarse, y, lo más importante, de recibir la extremaunción. Había casi siempre un sacerdote cautivo o dos en los bagnos, pero para estar disponible para sus deberes religiosos, otros esclavos debían contribuir y comprarle su tiempo al Pachá, por lo que a algunos esclavos en las galeras no les quedaba nada para comprar comida o ropa. Sin embargo, durante ciertos períodos, los europeos que vivían libres en las ciudades bereberes contribuían a los gastos de mantenimiento de los sacerdotes de los bagnos.
Para algunos, la esclavitud se convirtió en algo más que soportable. Ciertos oficios, en particular, el de constructor naval, eran tan codiciados que el dueño de un esclavo podía recompensarlo con una villa privada y amantes. Incluso algunos residentes del bagno lograron sacar partido de la hipocresía de la sociedad islámica y mejorar de tal modo su condición. La ley prohibía estrictamente a los musulmanes el comercio de alcohol, pero era más indulgente con los musulmanes que sólo lo consumían. Los esclavos emprendedores establecieron tabernas en los bagnos, y algunos llegaban a tener una buena vida al servicio de los musulmanes bebedores.
Una forma de aligerar la carga de la esclavitud era "tomar el turbante" y convertirse al islam. Esto eximia del servicio en galeras, de los trabajos más penosos y de alguna que otra faena impropia de un hijo del profeta, pero no de ser esclavo. Uno de los trabajos de los sacerdotes de los bagnos era evitar que los hombres desesperados se convirtieran, pero la mayoría de esclavos no parecían necesitar el tal consejo. Los cristianos creían que la conversión podría poner en peligro sus almas, además de requerirse también el desagradable ritual de la circuncisión de los adultos. Muchos esclavos parecían sufrir los horrores de la esclavitud tratándolos como un castigo por sus pecados y como una prueba a su fe. Los dueños les disuadían de la conversión, ya que éstas limitaban el uso de los malos tratos y bajaban el valor de reventa de un esclavo.
Para los esclavos, resultaba imposible escapar. Estaban muy lejos de casa, a menudo eran encadenados, y podían ser identificados de inmediato por sus rasgos europeos. La única esperanza era el rescate. A veces la suerte no tardaba en llegar. Si un grupo de piratas había capturado tantos hombres como para no tener ya espacio bajo el puente, podía hacer una incursión en una ciudad y luego regresar a los pocos días para vender los cautivos a sus familias. Por lo general, ello se hacía a un precio mucho menor que el de alguien que se rescataba desde África del Norte, pero con todo era mucho más de lo que los agricultores se podían permitir. Los agricultores generalmente no tenían liquidez, ni bienes al margen de la casa y la tierra. Un comerciante estaba por lo general preparado para comprarlos a un precio bajo, pero significaba que el cautivo regresaba a una familia completamente arruinada.
La mayoría de los esclavos dependían de La labor caritativa de los trinitarios (orden fundada en Italia en 1193) y de los mercedarios (fundada en España en 1203). Estas órdenes religiosas se establecieron para liberar a los cruzados en poder de los musulmanes, pero pronto cambiaron su trabajo por el de la liberación de los esclavos en poder de los piratas berberiscos, recaudando dinero específicamente para esta labor. A menudo ponían cajas de seguridad fuera de las iglesias con la inscripción "por la recuperación de los pobres esclavos", y el clero llamaba a los cristianos ricos a dejar dinero. Las dos órdenes se convirtieron en hábiles negociadoras, y por lo general lograron comprar esclavos a mejores precios que los obtenidos por libertadores sin experiencia. Sin embargo, nunca hubo suficiente dinero para liberar a muchos cautivos, y el profesor Davis estima que no más de un 3 o un 4% de los esclavos fueron rescatados en un solo año. Esto significa que la mayoría dejaron sus huesos en las tumbas anónimas de cristianos, fuera de las murallas de la ciudad.
Las órdenes religiosas llevaban cuentas exactas de los resultados obtenidos. En el siglo XVII, los trinitarios españoles, por ejemplo, llevaron a cabo 72 expediciones para el rescate de esclavos, con una media de 220 liberaciones por ​​cada una de dichas expediciones. Era costumbre llevarse con ellos los esclavos liberados y hacerlos caminar por las calles de la ciudad en las grandes celebraciones. Estas procesiones, que tenían una profunda connotación religiosa, se convirtieron en uno de los espectáculos urbanos más característicos de la época. A veces los esclavos marchaban en sus antiguos hábitos de esclavos para enfatizar los tormentos que sufrieron; otras veces llevaban trajes blancos especiales para simbolizar su renacimiento. Según los registros de la época, muchos esclavos liberados no se reinsertaron por completo después de sus vivencias, especialmente si habían pasado muchos años en cautiverio.

¿Cuántos esclavos?

El profesor Davis señala que las numerosas investigaciones efectuadas han logrado que se determine con la mayor precisión posible el número de negros traídos a través del Atlántico, pero no existe ningún esfuerzo similar para determinar la extensión de la esclavitud en el Mediterráneo. No es fácil conseguir cifras fiables. Los árabes no suelen conservar los archivos. Pero a lo largo de sus diez años de investigación, el profesor Davis ha logrado desarrollar un método de estimación.
Por ejemplo, el registro indica que desde 1580 hasta 1680 hubo un promedio de unos 35.000 esclavos en países berberiscos. Contando con la pérdida constante a través de la muerte y del rescate, si la población se mantuvo constante, entonces la tasa de captura de nuevos esclavos por los piratas era igual a la tasa de desgaste. Hay una buena base para la estimación de las tasas de mortalidad. Por ejemplo, sabemos que de los cerca de 400 islandeses capturados en 1627, sólo hubo 70 supervivientes ocho años después. Además de la desnutrición, el hacinamiento, el exceso de trabajo, y los castigos brutales, los esclavos sufrieron epidemias de peste, que por lo general eliminaban entre el 20 y el 30% de los esclavos blancos.
A través de diversas fuentes, el profesor Davis estima que la tasa de mortalidad fue de aproximadamente un 20% al año. Los esclavos no tenían acceso a las mujeres, por lo que la sustitución se realizaba exclusivamente a través de las capturas.
Su conclusión: entre 1530 y 1780 hubo, con casi total seguridad, un millón y tal vez hasta millón y cuarto de cristianos blancos europeos esclavizados por los musulmanes de la costa bereber. Esto supera con creces la cifra generalmente aceptada de 800.000 africanos transportados a las colonias de América del Norte y más tarde a los Estados Unidos.
El profesor Davis explica que, a finales de 1700, se controló mejor este comercio, pero hubo un renacimiento de la trata de esclavos blancos durante el caos de las guerras napoleónicas.
La flota norteamericana no quedó libre de la depredación. Fue sólo en 1815, después de dos guerras contra ellos, que los marinos estadounidenses se libraron de los piratas berberiscos. Estas guerras fueron importantes operaciones para la joven república; una campaña que se recuerda en las estrofas de "a las orillas de Trípoli", en el himno de la marina. Cuando los franceses tomaron Argel en 1830, todavía había 120 esclavos blancos en el bagno.
¿Por qué hay tan poco interés por la esclavitud del Mediterráneo, mientras que la erudición y la reflexión sobre la esclavitud negra nunca termina? Como explica el profesor Davis, los esclavos blancos con dueños no blancos simplemente no encajan en "la narrativa maestra del imperialismo europeo." Los patrones de victimización tan queridos por los intelectuales requieren de la maldad del blanco, no del sufrimiento del blanco.
El profesor Davis también señala que la experiencia europea de la esclavitud a gran escala muestra el engaño en que consiste otro tema favorito de la izquierda: que la esclavitud negra fue un paso crucial en la creación de los conceptos europeos de raza y jerarquía racial.
No es así. Desde hace siglos, los propios europeos han vivido con en el miedo del látigo, y un gran número asistieron a procesiones celebradas por el rescate de los esclavos liberados, todos los cuales eran blancos. La esclavitud era un destino más fácilmente imaginable para ellos mismos que para los lejanos africanos.