Mostrando entradas con la etiqueta Edad Media. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Edad Media. Mostrar todas las entradas

lunes, 11 de junio de 2018

Comunicaciones: El engaño de las noticias falsas a través del tiempo

La larga historia de las noticias falsas


La utilización política de las mentiras empezó mucho antes de las redes sociales, la construcción de otras realidades ha sido una constante desde la antigua Grecia





Guillermo Altares | El Pais
  Soldados alemanes durante la cuarta batalla de Ypres, en octubre de 1918. Paul Thompson Getty Images


La primera víctima de la guerra es la verdad, sostiene un viejo dicho periodístico. Aunque lo cierto es que bien podría decirse que la verdad es víctima recurrente en cualquier sociedad organizada, porque la mentira política es un arte tan viejo como la civilización. La verdad es un concepto escurridizo en metafísica y cambiante en ciencia —un nuevo descubrimiento puede anular lo que se daba por cierto—, pero en el día a día el asunto es muy diferente: hay cosas que han ocurrido y otras que no; pero los hechos, reales o inventados, influyen en nuestra percepción y opinión.

Desde la Antigüedad, verdad y mentira se han mezclado muchísimas veces y esas realidades falsas han influido en el presente. Ya lo escribió el gran historiador francés Paul Veyne en su ensayo ¿Creían los griegos en sus mitos? (Granica): "Los hombres no encuentran la verdad, la construyen, como construyen su historia".

Llegados a este punto conviene hacer una distinción entre noticias falsas y propaganda: ambas crecen y se multiplican en el mismo ecosistema, pero no son exactamente iguales. La propaganda busca convencer, ser eficaz, y para eso puede recurrir a todo tipo de instrumentos, desde el arte hasta el cine, los pasquines o las redes sociales. Las noticias falsas, una de las ramas de la propaganda, son diferentes: buscan engañar, crear otra realidad. La preocupación por la forma en la que estos engaños cuajan y por los mecanismos a través de los que se crean y se multiplican no es nueva: Reflexiones de un historiador sobre las falsas noticias de la guerra (Réflexions d'un historien sur les fausses nouvelles de la guerre, Allia, 2012) es el título de un pequeño e influyente ensayo que publicó originalmente Marc Bloch... en 1921.

Este historiador, asesinado por los nazis en 1944, fue uno de los más influyentes del siglo XX. Impulsó la Escuela de los Anales, que cambió el foco de la investigación del pasado hacia la vida cotidiana, y regresó de las trincheras de la Primera Guerra Mundial alucinado por la importancia que las noticias falsas habían tenido. Eso le llevó a reflexionar sobre su origen y difusión en un texto que podría haber sido escrito en la era del Brexit, Vladímir Putin y Donald Trump, en estos tiempos de las redes sociales y los mensajes virales. "Las noticias falsas han levantado a las masas. Las noticias falsas, en todas sus formas, han llenado la vida de la humanidad. ¿Cómo nacen? ¿De qué elementos extraen su sustancia? ¿Cómo se propagan y crecen?", escribe, para señalar un poco más adelante: "Un error solo se propaga y se amplifica, solo cobra vida con una condición: encontrar en la sociedad en la que se expande un caldo de cultivo favorable. En él, de forma inconsciente, los hombres expresan sus prejuicios, sus odios, sus temores, todas sus emociones". En otras palabras, las noticias falsas necesitan gente que quiera creerlas.

Cambiar la historia

El siglo XX y lo que llevamos del XXI ha sido la era de las mentiras masivas. Tres de los grandes conflictos en los que se metió Estados Unidos en ese periodo empezaron con invenciones: la guerra de Cuba (1898), con la manipulación de los periódicos; la guerra de Vietnam (1955-1975), con el incidente del golfo de Tonkin, y la invasión de Irak en 2003, con las inexistentes armas de destrucción masiva de Sadam Husein. "La guerra contra España fue obra de Hearst y de Pulitzer", escribió el reportero Manuel Leguineche en su ensayo sobre el nacimiento del periodismo sensacionalista, Yo pondré la guerra (El País Aguilar). "Fue su gran oportunidad de cambiar la historia, de crear una psicosis de guerra, de fabricarla, por medio de sensacionalismo, tirada, circu­lación millonaria, venta masiva, patada en el estómago del lector".

A la vez que surgieron los diarios de circulación masiva, nació un cierto escepticismo hacia ellos. Era como si algunos se empeñasen en demostrar que la verdad estaba en otro lado. Esa desconfianza se prolonga hasta nuestros días con aquellos que creen erróneamente que la prensa cuenta mentiras y las redes sociales verdades. Con el telégrafo llegó la posibilidad de enviar rápidamente historias a larga distancia, con la linotipia se pudieron imprimir masivamente y con los nuevos medios de transporte se distribuyeron en numerosos lugares. Pero en ese mismo momento, a finales del siglo XIX, surgió la desconfianza hacia lo que contaban, la misma que nutre ahora a los que buscan esa otra verdad en Facebook, que para algunos es la única ventana al mundo. Es muy significativa en ese sentido una escena de Estudio en escarlata, la primera novela de Sherlock Holmes, publicada en 1887, en la que el detective y Watson repasan los diferentes diarios —The Daily Telegraph, Daily News, Standard— y todos cuentan una versión falsa del crimen que están investigando, impulsada por motivos políticos: unos culpan a los europeos, otros a los extranjeros o los liberales. Ninguno maneja una pista fiable.

Una de las grandes tragedias del siglo XX, las matanzas masivas promovidas por los grandes totalitarismos, logró esconderse detrás de noticias falsas. Las dictaduras nazi y soviética no solo fabricaron falsedades tremendas, sino que fueron capaces de construir otra realidad en la que lo verdadero y lo falso eran elementos accesorios. Como señaló el escritor francés Emmanuel Carrère, "en la URSS no se abolió la propiedad privada, se abolió la realidad". Ahora puede resultar casi increíble que mientras Stalin asesinaba y deportaba a millones de personas, la bondad del socialismo se mantenía como un dogma en grandes sectores de Occidente. Demasiada gente pensó, de buena o mala fe, que la realidad era, en ese caso, una noticia falseada. El historiador Tony Judt lo explicaba así en Pensar el siglo XX (Taurus): "Los que entendieron correctamente el siglo tuvieron que ser capaces de imaginar un mundo para el que no existían precedentes. Tuvieron que suponer que esa situación insólita y a todas luces absurda estaba sucediendo en realidad, en lugar de dar por hecho, como todos los demás, que era grotescamente inimaginable".

Mensajeros del desastre

La historiadora francesa Annette Becker ha estudiado la influencia que la propaganda de la Primera Guerra Mundial tuvo en la Segunda. Las noticias falsas difundidas contra los alemanes entre 1914 y 1918, cuando se les acusaba de todo tipo de bestialidades con fines propagandísticos, tuvieron un efecto negativo en la percepción de las atrocidades que sí fueron cometidas entre 1939 y 1945, sobre todo en relación al Holocausto. Un ejemplo de ello fueron las dificultades que tuvieron para ser creídos los primeros agentes polacos que trajeron la noticia del exterminio de los judíos por parte de los nazis. En su libro Mensajeros del desastre (Messagers du désastre, Fayard), que acaba de salir en Francia, Becker relata la historia de Jan Karski, un héroe polaco que se jugó la vida para llevar la noticia del Holocausto a Londres. No le creyeron cuando informó a los aliados de lo que ocurría. Un alto oficial británico le explicó: "Señor, durante la Primera Guerra Mundial difundimos la propaganda de que soldados alemanes aplastaban a niños belgas contra los muros. Creo que hicimos bien. Nos ayudó a debilitar la moral del enemigo, a aumentar el odio contra los alemanes. Necesitamos informes como el suyo". Karski agregó: "Se notaba claramente que no me creía". De nuevo, una noticia verdadera era percibida como falsa.

Pero las reglas que intuyó Marc Bloch hace un siglo, que las noticias falsas necesitan una sociedad dispuesta a creerlas, comenzaron a aplicarse mucho antes de la era de la comunicación de masas, desde los creadores del pensamiento histórico, primero Heródoto y luego Tucídides. "La democracia ateniense tiene una especie de momento fundacional, de hito crucial, que en realidad fue una genial construcción narrativa", explica el helenista Óscar Martínez, profesor de griego, presidente de la delegación de Madrid de la Sociedad Española de Estudios Clásicos y autor de Héroes que miran a los ojos de los dioses (Edaf).

"Se trata del ensalzamiento de los tiranicidas Harmodio y Aristogitón, quienes pasan por ser los fundadores heroicos de la democracia ya que asesinaron al tirano de Atenas. Pero cuando Heródoto y Tucídides narran este episodio se ve claramente que hay cosas que no casan: no mataron al tirano, sino a su hermano, y la tiranía duró cuatro años. Y ponen de manifiesto que las causas del magnicidio fueron más bien un asunto personal, incluso amoroso", prosigue Martínez. Con la voluntad de investigar —la palabra que emplea Heródoto es historie— nació la lucha contra las noticias falsas.

En la antigua Roma, los gobernantes eran muy conscientes de la importancia que tenía la información y de que era esencial adaptarla a sus necesidades políticas, independientemente de la realidad. "En Roma las noticias se transmitían fundamentalmente a través de las imágenes", explica el investigador Néstor F. Marqués, que publicó recientemente Un año en la antigua Roma: La vida cotidiana de los romanos a través de su calendario (Espasa). "No todo el mundo sabía leer o escribir, por lo que la información visual era muy importante. La forma más rápida de difundir la llegada de un nuevo emperador era acuñar monedas con su cara", prosigue. Y ahí encuentra Marqués un ejemplo de manual de noticia falsa: "El emperador Septimio Severo, nacido en Leptis Magna y que nada tenía que ver con su antecesor, el malogrado Cómodo, para legitimar su poder decidió extender la idea de que él mismo era el hermano perdido de Cómodo, hijo ilegítimo de Marco Aurelio y, por ello, la persona más idónea para ocupar el cargo. En las primeras monedas que acuñó hizo que le retrataran con unos rasgos muy parecidos a los de Marco Aurelio".

Profanación de un crucifijo (Familia de herejes azotando un crucifijo), de Francisco Rizi. Museo Nacional del Prado

Noticias y juglares

También en la Edad Media las noticias se propagaban con sorprendente eficacia a pesar de que las condiciones materiales no acompañaban al movimiento informativo. Claude Gauvard, profesora emérita en La Sorbona, ha investigado las formas de transmisión de información en ese periodo: "Un caballo podía recorrer 30 kilómetros al día, pero el tiempo que tardaba en transmitirse una información podía acelerarse dependiendo del interés de la noticia", explica en un correo electrónico. Las órdenes mendicantes tenían un papel importante en la diseminación de información, al igual que los juglares, los peregrinos o los vagabundos, porque todos ellos recorrían grandes distancias. Las ciudades también tenían correos organizados y sellos para lacrar mensajes y tratar de certificar la veracidad de las misivas. Gracias a todo esto, la circulación de bulos era intensa y políticamente relevante. Gauvard pone como ejemplo de noticia falsa clásica medieval la historia del rey, conde o señor que desaparece en la batalla y que reaparece, anciano y transformado.

Un motivo para la construcción de noticias falsas en aquel periodo era tratar de explicar así la justificación de actos que, de otra forma, serían intolerables, como el magnicidio. "El duque de Borgoña, tras encargar en 1407 el asesinato del duque de Orleans, llevó a cabo una campaña epistolar: se dirigió a las ciudades del reino, a los príncipes, a la Iglesia, hasta al Papa. En ellas argumentaba que el duque de Orleans era un tirano, que intentó asesinar a la familia real", explica Gauvard, y cuenta que hubo muchos otros casos de campañas certeras de desinformación, que llegaron incluso a afectar a Juana de Arco. Pero la historiadora cree que el ejemplo más claro para demostrar la importancia que tuvieron las mentiras son las cazas de las brujas y las calumnias contra los judíos, auténticas campañas de desinformación con resultados catastróficos. "Pudieron ser movimientos populares, pero fueron manipulados por las autoridades", asegura.

En un libro de reciente aparición, Crimen e ilusión. El arte de la verdad en el Siglo de Oro (Marcial Pons), Felipe Pereda, profesor de arte español en la Universidad de Harvard, ha estudiado a fondo otro escandaloso y apasionante caso en el que la construcción de una noticia falsa tuvo implicaciones políticas. Ocurrió en el Madrid del siglo XVII, y es un ejemplo claro de persecución antisemita. "En 1632 se produjo un auto de fe en el que fueron quemados cuatro marranos (judíos conversos) portugueses y otros fueron enviados a galeras. Todos ellos eran acusados de haber profanado dos años antes un crucifijo. Las autoridades sostenían que el objeto se habría resistido a ser quemado y que incluso habría hablado a esas personas. Aquel fue uno de los grandes escándalos del primer Gobierno del conde-duque de Olivares, a quien se acusaba de favorecer a los banqueros marranos por encima de los genoveses", explica Pereda.

La persecución en la calle de las Infantas, donde vivían aquellos judíos, tuvo motivaciones políticas. Como explica el investigador del antisemitismo en España Uriel Macías, el eco de aquel caso fue tal que Calderón de la Barca escribió una obra, El nuevo palacio del Retiro, y Quevedo redactó un furibundo panfleto antisemita, Execración contra los judíos. En 1650, Quevedo también publicó La isla de los Monopantos, una obra en la que por primera vez se habla del complot judío universal para dominar el mundo, teoría que sería explotada a fondo por Los protocolos de los sabios de Sión, una de las grandes falsificaciones de la historia, que encontró amplia difusión a principales del siglo XX. Históricamente el antisemitismo ha sido un terreno fértil para plantar mentiras.

La Inquisición se aprovechaba y, al mismo tiempo, lo azuzaba. "En la inmensa mayoría de las leyendas antisemitas es fácilmente trazable cómo se forjan las mentiras", explica Macías, y relata que, tras el auto de fe de 1632, se convocaron concursos literarios sobre el tema y la Inquisición distribuyó panfletos anticristianos, presuntamente escritos por judíos, que habían sido falsificados de arriba abajo para agitar y convencer al pueblo. Aquel proceso contra los marranos no solo se basó en pruebas inventadas, sino que fue una chapuza jurídica: el único testigo era un niño menor de 10 años, con graves problemas cognitivos, algo en teoría inaceptable por la Inquisición, que se saltó sus propias normas.

Las casas de los judíos fueron destruidas y allí se erigió el convento de Capuchinos de la Paciencia de Cristo, con una capilla situada exactamente en el mismo espacio donde se produjo el imaginario sacrilegio. Se instalaron allí cuatro pinturas enormes realizadas por Francisco Rizi, Francisco Camilo, Andrés de Vargas y Francisco Hernández. "Los cuadros reconstruyen con documentadísimo cuidado la escena del crimen, describen los detalles de los sucesos, identifican a cada uno de sus protagonistas y, lo que es más importante, convierten a los espectadores en testigos de los hechos", escribe Pereda en su ensayo. El punto de vista es el del único testigo de la profanación. Tres de los cuadros se encuentran en depósito en el Museo del Prado, ya que la capilla se destruyó en el XIX. No hicieron falta entonces redes sociales para construir desde cero la mentira perfecta, para crear una realidad incontestable aunque falsa.

Otro ejemplo de la eficacia de la Inquisición en la diseminación de historias falsas es el caso del Santo Niño de La Guardia ocurrido en Toledo. Varios judíos y conversos fueron acusados de asesinar a un niño que nunca existió (y a pesar de ello, sigue siendo venerado en la actualidad). Políticamente este suceso inventado en 1490 tuvo un impacto formidable: fue uno de los pretextos para la expulsión en 1492. "Nunca se echó en falta ningún niño, ni se encontró ningún cuerpo", explica la historiadora Mercedes García-Arenal, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). "Pero se montó un proceso con confesiones bajo tortura y varios judíos y judeosconversos fueron quemados. Este hecho sirvió para acallar las voces alzadas en contra de la Inquisición y para decretar la expulsión de los judíos",

El rédito político de las noticias falsas es grande, y lo fue mucho antes de Internet, pero siempre ha necesitado de un buen caldo de cultivo. Las mentiras que se cuelan y convencen a las masas no llegaron con las redes.

sábado, 2 de junio de 2018

La campaña mongola en Oriente Medio

Cuando los mongoles irrumpieron en las Cruzadas y sufrieron su primera derrota en la Historia

Guillermo Carvajal | La Brújula Verde



Asedio de Bagdad


A la muerte de Gengis Kan el 18 de agosto de 1227 su imperio se dividió en cuatro partes, una para cada uno de sus hijos, aunque bajo la autoridad de un único Gran Kan. Esto dio lugar a la aparición de cuatro kanatos: el kanato de Mongolia, el kanato de Chagatai (Asia Central), el kanato de Kipchak (estepas rusas), y el Ilkanato de Persia. Durante unos años la estabilidad se mantuvo, pero todo cambió a partir de 1259, cuando la guerra de sucesión entre Kublai Kan y Ariq Boke terminó por liquidar el imperio. Los cuatro kanatos se convirtieron en reinos independientes, y a menudo guerrearon entre sí .

El Ilkanato de Persia le correspondió a Hulagu Kan, nieto de Gengis Kan y hermano de Kublai, quien se puso al mando en 1255. En aquellos momentos controlaba una amplia parte del antiguo solar persa. Pero una vez independizado se expandió hasta dominar, en su apogeo, un vasto territorio en Oriente Medio: prácticamente toda Persia y sus territorios vecinos hasta buena parte de los actuales Azerbaiyán, Afganistán y Pakistán por el Este, y todo el centro y oriente de Turquía por el Oeste.


Hulagu Kan con su esposa

En principio el Ilkanato no favorecía ninguna religión, del mismo modo que en el Imperio Mongol habían coexistido el budismo, el cristianismo o el islam con cierta libertad de culto. Los mongoles eran tradicionalmente animistas chamánicos, hasta que la mayoría de los nietos de Gengis Kan se convirtieron al budismo tántrico, lo que la convirtió la religión predominante. Budistas serían también la mayoría de los kanes del Ilkanato, salvo los tres últimos, que decidieron convertirse al Islam para acercarse a los pueblos que gobernaban, en su mayoría musulmanes.

Pero en el momento de la fundación del Ilkanato Hulagu Kan era cristiano. Su madre era cristiana nestoriana, igual que su esposa y su más cercano general y amigo. El propio Hulagu le contaría al historiador armenio Vartar Arewelc’i en 1264 que desde niño había sido cristiano. En 1255 su hermano Möngke, que en aquel momento era Gran Kan de los mongoles, le ordenó destruir todos los estados musulmanes de oriente medio, incluyendo el Califato abasí de Bagdad y el sultanato mameluco de Egipto. Hulagu vio así la oportunidad de extender sus dominios y al mismo tiempo librarse de los molestos musulmanes.

Cinco años antes la séptima cruzada había fracasado intentando recuperar Jerusalén, perdida en 1244, y los caballeros cristianos se habían atrincherado en sus castillos de Siria, en torno a la fortaleza de Acre. En 1250 el último sultán egipcio de la dinastía ayubí (fundada por Saladino) caía asesinado y los mamelucos, que eran mercenarios blancos, turcos y circasianos, establecían un nuevo sultanato, que duraría más de dos siglos.

Para poder acometer sus planes de conquista mundial el Gran Kan Möngke ordenó que uno de cada diez hombres de todo su imperio debía alistarse al ejercito de Hulagu, lo que hizo que éste pudiera reunir el mayor ejército mongol que haya visto la historia, con más de 120.000 soldados. Sus primeras víctimas fueron los nizaries, la famosa Secta de los Asesinos. Hulagu fue destruyendo una tras otra todas sus fortalezas hasta que los últimos nizaries se rindieron sin oponer resistencia.


Máxima extensión del Ilkanato

El 10 de febrero de 1258, tras un asedio de varias semanas, Hulagu conquistó y destruyó Bagdad, asestando al Islam uno de los reveses más graves de toda su existencia. El último califa abasí fue asesinado y la población de la ciudad masacrada sin piedad.

A continuación se dirigió a Siria, donde se alió con los francos de Bohemundo IV de Antioquía, y para marzo de 1260 ya habían conquistado juntos Alepo y Damasco a la dinastía ayubí, a la que hicieron desaparecer definitivamente del mapa. Con Bagdad y Damasco fuera de juego, todo el poder musulmán pasó a los mamelucos de Egipto (los mismos que once años más tarde asediaban el Crac de los Caballeros).

Campaña mongol en Siria y Palestina

Hulagu dejó diez mil jinetes mongoles ocupando el territorio sirio conquistado, y desde allí realizó incursiones al sur llegando hasta Jerusalén y Gaza, donde estableció una guarnición de mil hombres. Pero entonces su hermano Möngke murió y tuvo que regresar a Mongolia para resolver la sucesión, llevándose a casi todo su ejército. Tan sólo quedaron los 10.000 hombres de la guarnición siria al mando del su general, el cristiano Kitbuqa Noyan.

Fue el momento elegido por el sultán Qutuz de Egipto, a quien se unió otro jefe mameluco llamado Baibars, para marchar sobre los mongoles. Éstos, viendo la grave amenaza que se cernía sobre ellos, intentaron buscar la ayuda de lo que quedaba del Reino cristiano de Jerusalén, en aquellos momentos establecido en Acre. Pero el papa Alejandro IV no autorizó la alianza y los cristianos se mantuvieron al margen y neutrales.

Los barones de Acre permitieron al ejército mameluco cruzar el territorio cristiano, aunque al mismo tiempo informaban a los mongoles sobre los movimientos de éstos. La situación del reino cristiano era complicada, ya que se enfrentaba a dos enemigos muy poderosos, y fuera cual fuera el vencedor temía que a la postre se volviese en su contra.


Batalla de Ain Jalut

La primera batalla entre mamelucos y mongoles se produjo en Ain Jalut (el Pozo de Goliat) en Palestina, el 3 de septiembre de 1260. El sultán había tenido la suficiente visión estratégica como para ocultar algunas reservas de caballería en los valles cercanos. De modo que atrajo a su enemigo fingiendo la retirada y cuando estos confiaban en su superioridad las reservas mamelucas cayeron sobre los hasta el momento invencibles jinetes mongoles. Entonces sucedió algo que nunca se había producido, los mamelucos lograron derrotar a los mongoles en el combate cuerpo a cuerpo. La leyenda de los jinetes de las estepas acababa de desmoronarse por completo y los mongoles sufrían su primera derrota en muchos siglos.

Jinete mameluco

Posiblemente también ayudó que los mamelucos utilizaron, por primera vez en la historia en esta batalla, cañones explosivos (en árabe llamados midfa), para asustar a los caballos mongoles y provocar el desorden en sus filas.

Hulagu tuvo que replegarse a Persia abandonando Damasco, Alepo y todas las demás ciudades conquistadas. Aun así todavía intentaría recuperar lo perdido y, para finales de año, envió un pequeño ejército de 6.000 hombres a Siria. Pudo recuperar brevemente Alepo, pero en la batalla final en Homs, el 10 de diciembre de 1260, fue definitivamente derrotado. Así termino la intervención mongol en Tierra Santa y su injerencia en las cruzadas.

El Ilkanato nunca consiguió reunir otro ejército suficientemente poderoso como para oponerse a los mamelucos, quienes además habían obtenido el apoyo del kanato mongol de Kipchak (la Horda de Oro de las estepas rusas), cuyo kan se había convertido al islam. El propio kan del Ilkanato se hizo musulman en 1295, siendo la religión oficial hasta la desaparición del reino en 1335.

jueves, 28 de diciembre de 2017

Las guerras más absurdas

Las guerras más absurdas


Pedro Estrada
Muy interesante

Los humanos nunca hemos necesitado grandes excusas para ir a la guerra. Pero algunos conflictos históricos ejemplifican nuestra estupidez mejor que otros.


Las guerras más absurdas

En 1325, en la fragmentada Italia, las ciudades de Bolonia y Módena se enzarzaron en una guerra que se desencadenó, según narra el poema satírico de Alessandro Tassoni El cubo robado (1622), por la sustracción de un simple cubo. Los boloñeses eran güelfos, esto es, partidarios del papa, mientras que los modeneses eran gibelinos, es decir, partidarios del emperador del Sacro Imperio Romano. La tensión entre esas ciudades, alejadas entre sí no más de 44 kilómetros, por el control de los territorios cercanos fue en aumento hasta que, un día, un grupo de soldados de Módena se infiltró en Bolonia y robó el cubo de madera de un pozo de la plaza principal. En la incursión, mataron a algunos lugareños. La ciudad ofendida exigió la devolución del trofeo, pero Módena se negó.



Y aquello fue la gota que colmó el cubo: Bolonia declaró la guerra y reunió a un ejército de 32.000 hombres, que se enfrentó a 7.000 de Módena en la batalla de Zappolino. Se perdieron 2.000 vidas en el choque, y Módena se alzó victoriosa, con lo que el cubo permaneció en su poder. Hoy, esta ciudad conserva aquel recipiente de madera en el ayuntamiento y exhibe una réplica en la Torre della Ghirlandina en recuerdo del triunfo.


Guerra de los pasteles, en 1838

Por unos pasteles

La guerra del cubo no ha sido, ni mucho menos, el único choque sin sentido. El 21 de marzo de 1838, diez barcos de guerra franceses, enviados por el monarca Luis Felipe I, anclaron en el puerto mexicano de Veracruz y amenazaron con bloquearlo si no se satisfacían sus reclamaciones antes del 15 de abril. Exigían, entre otras cosas, el pago de unos pasteles que algunos oficiales del presidente Santa Anna se habían comido en un restaurante de Tacubaya, propiedad del señor Remontel, ciudadano galo.

Según algunas fuentes, los oficiales se habían marchado sin pagar; según otras, los militares, borrachos, habían causado además numerosos destrozos en el local. La reclamación por los daños que Remontel había elevado al Gobierno mexicano –por importe de 60.000 pesos– fue ignorada, por lo que la trasladó a las autoridades galas, quienes la usaron, junto con las de otros comerciantes, para presionar al Ejecutivo azteca, al que exigían en total 600.000 pesos. Los mexicanos no cedieron, y el 16 de abril los franceses iniciaron el bloqueo de todos los puertos del golfo de México.

Tras ocho meses de presión, estalló el conflicto armado. Santa Anna acudió a defender Veracruz, y el contraalmirante Charles Baudin, al mando de la flota gala, envió a tierra una columna de mil efectivos para apresarlo. Estos no consiguieron derrotar a los mexicanos y hubieron de retirarse y regresar a los barcos, desde donde comenzaron a bombardear la ciudad. Finalmente, los ingleses, a quienes el bloqueo también impedía comerciar con los puertos aztecas, enviaron una flota a la zona y consiguieron que ambas partes firmaran un tratado de paz, por el cual México terminó pagando los 600.000 pesos reclamados. El pastelero quedó satisfecho, pero la factura del carnicero ascendió a 133 muertos y 214 heridos entre ambos bandos.

viernes, 23 de junio de 2017

Coraje en combate: 5 batallas en que los cojones se impusieron (1/2)

5 Batallas donde el espíritu luchador superó las adversidades
Parte 1
Andrew Knighton | War History Online



Las batallas se pueden perder por cien razones diferentes. Pobres números, estrategia imprudente, armas inferiores, la lista continúa. Pero sólo de vez en cuando, una fuerza de combate supera las barreras que deben conducir a su derrota. De vez en cuando, el espíritu de lucha supera las probabilidades.

Agincourt



Para los ingleses, la batalla de Agincourt es la materia de la leyenda. Era una batalla que no podía haber sido ganada sin la asombrosa fuerza del espíritu.

El ejército inglés que luchó en Agincourt el 25 de octubre de 1415 fue una fuerza maltratada. Hambrientos y llenos de enfermedades, habían estado marchando durante días por el norte de Francia. 6.000 de ellos enfrentaron alrededor de 25.000 franceses. La mayoría de los ingleses eran arqueros, hombres pobres que llevaban poca armadura. Contra ellos estaba un ejército que consistía principalmente de hombres de armas - guerreros ricos vestidos de pies a cabeza en reluciente metal.


Las decisiones tácticas desempeñaron un papel importante en la decisión de la batalla, pero no hubieran sido por nada, sino por el espíritu de lucha de las tropas inglesas, inspiradas por su líder, el rey Enrique V, que vagaba por las líneas antes de la batalla y guió a los hombres en oración . Una delgada línea de tropas se defendía una y otra vez contra una fuerza más grande y mejor equipada, desgastando a los franceses en un brutal combate cuerpo a cuerpo que finalmente logró vencer a los ingleses.

Albuera


El espíritu de lucha volvería a salvar a los británicos en el flanco de la batalla de Albuera el 16 de mayo de 1811.

Durante los combates, una tormenta de granizo barrió el campo de batalla. El 3rd (de Infantería a Pie) Foot británico, conocido como los Buffs, se encontró con mosquetes empapados y casi sin visibilidad. Hacia esta miseria cabalgaban las caballerías francesa y polaca, llegando tan de repente que los Buffs no pudieron formar plazas defensivas. Los Buffs fueron abrumados, su Teniente Latham salvando el estandarte del regimiento ocultándolo en su chaqueta, incluso cuando su brazo y la mitad de su rostro estaban cortados.


Los Buffs defienden sus colores, pintados por William Barnes Wollen

Otras tropas se apresuraron a detener a los franceses. Entre ellos estaba el 57º Regimiento de Fusileros. El coronel Inglis, el comandante del 57, recibió una munición de racimo en el pulmón y se tendió en el campo instando a sus hombres a volverse "duros de morir".

Pagar carísima la derrota hicieron. Del 57, sólo 160 hombres sobrevivieron de 600, mientras que sólo 85 de los 728 Buffs salieron de Albuera vivos. Pero su coraje había ganado el día. El comandante francés, el mariscal Soult, los culpó por su derrota, diciendo: "Ellos estaban completamente golpeados, el día era mío, pero no lo sabían y no huirían".

El teniente Latham, notablemente, sobrevivió.

domingo, 25 de septiembre de 2016

Escocia: Am Bratach Sìth, la legendaria bandera de las hadas del clan McLeod

Bandera de hadas del clan McLeod
Wikipedia


La Copa Dunvegan, Bandera de hadas, y el Cuerno de sir Rory Mor son herencias de los MacLeod de Dunvegan. Esta foto fue tomada en algún momento antes de 1927.

La bandera de hadas (gaélico escocés: Am Bratach Sìth) es una herencia de los jefes del clan MacLeod. Se lleva a cabo en el castillo de Dunvegan, junto con otras reliquias notables, como la Copa Dunvegan y el Cuerno de sir Rory Mor. La bandera de Hada es conocida por las numerosas tradiciones de hadas, y las propiedades mágicas asociadas con ella. La bandera es de seda, es de color amarillo o marrón en color, y mide unas 18 pulgadas (46 cm) al cuadrado. Se ha examinado en numerosas ocasiones en los dos últimos siglos, y su condición se ha deteriorado un poco. Se arrancó y rota, y se considera que es extremadamente frágil. La bandera está cubierta de pequeños puntos "duende" de color rojo. En la primera parte del siglo 19, la bandera también fue marcado con pequeñas cruces, pero ya que éstos han desaparecido. La seda de la bandera se ha indicado que se originó en el Lejano Oriente, y era por lo tanto extremadamente valioso, lo que llevó a algunos a creer que la bandera puede haber sido una importante reliquia de algún tipo. Otros han intentado asociar la marca con las cruzadas o incluso una bandera cuervo, el cual se dice que ha sido utilizado por varios líderes de Viking en las Islas Británicas.

Existen numerosas tradiciones e historias asociadas con la bandera, la mayoría de los cuales tratan con sus propiedades mágicas y misterioso origen. La bandera se dice que se originó como: un regalo de las hadas a un jefe de lactantes; un regalo para un jefe de un cuento de amante que se va; una recompensa por derrotar a un espíritu maligno. Los diversos poderes atribuidos a la Bandera Hada incluyen: la capacidad de multiplicar las fuerzas militares de un clan; la capacidad de salvar las vidas de cierta clanfolk; la capacidad de curar una plaga en el ganado; la capacidad de aumentar las posibilidades de la fertilidad; y la posibilidad de llevar el arenque en el lago en Dunvegan. Algunas tradiciones relatan que si la bandera iban a ser desplegado y agitó más de tres veces, sería o bien desaparecen o pierden sus poderes para siempre.

la tradición del clan, conservado en el siglo 19, cuenta cómo la bandera de hadas fue confiado a una familia de abanderados hereditarios. Sólo el varón de más edad de esta familia se le permitió nunca para desplegar la bandera; la primera abanderada hereditaria se le dio el honor de ser enterrado en la tumba de los jefes, en la isla sagrada de Iona. La tradición dice que la bandera fue desplegada en varias batallas de clanes en los siglos 15 y 16; los poderes mágicos de la bandera se dice que han ganado al menos uno de ellos. Otra de las tradiciones del siglo 19 la bandera vinculado a una profecía que predijo la caída del clan MacLeod; pero también profetizó que, en el "futuro lejano", el clan podría recuperar su poder y elevar su mayor honor que nunca. En la mitad del siglo 20, se dijo que la bandera de la hada de haber extinguido un incendio en el castillo de Dunvegan, y haber dado suerte a los militares que vuelan misiones de bombardeo en la Segunda Guerra Mundial.


La bandera de hadas rasgada y rota, fotografiado en algún momento antes de 1924.

Descripción 

En el siglo 19, el escritor Rev. Norman Macleod (1783-1862) recuerda haber visto la bandera de hadas durante su infancia hacia 1799 (véase la sección correspondiente más adelante). Describió la bandera como luego tener cruces labradas en hilo de oro, y varios "puntos duende" cosido en ella. N. Macleod recordó que cuando se examinó la bandera, los bits se tomaron fuera de él de vez en cuando; tanto es así, que más tarde en su vida que no creía que la bandera todavía existía. [1] En agosto de 1814, Sir Walter Scott visitó el castillo de Dunvegan en la isla de Skye, y escribió de la visita en su diario. Uno de los varios elementos que mencionó fue el de ver la bandera de hadas. Scott describió como "un pendón de seda, con algo como serbal bayas rojas redondas forjado sobre ella". [2] John Francis Campbell vio la bandera en 1871, y lo describió como siendo "hecha de seda cruda de color amarillo con manchas figuras y trabajado en ella en rojo". [3] En 1927, Charles Roderick MacLeod describe la bandera como siendo entonces cuadrada y marrón. Se mide como aproximadamente 18 pulgadas (46 cm) al cuadrado. A su juicio, la bandera de haber sido originalmente mucho más grande; y comentó sobre su extrema fragilidad y la necesidad de un manejo cuidadoso, si debe ser manejado en absoluto. R. C. MacLeod señaló descripción de la bandera de N. Macleod, pero observó que ahora sólo contenía los "puntos duende" -no fue entonces ninguna evidencia de cruces sobre lo que quedaba de la bandera. R. C. MacLeod también observó que varios desgarros en el pabellón han sido cuidadosamente arreglado. [1]

La bandera fue examinado en el siglo 20 por A.J.B. Wace del Museo Victoria y Albert, [3] que llegó a la conclusión de que la seda se teje en Siria o Rodas, y los zurcidos se hicieron en el Cercano Oriente. Era su opinión de que la bandera, en su estado original, habría sido muy valioso, posiblemente, una reliquia como la camisa de un santo. La creencia en el momento de este examen era MacLeods eran descendientes de Harald Hardrada, que pasó algún tiempo en Constantinopla en el siglo 11. En línea con esta creencia, se sugirió que la bandera puede haber pasado de Harald Hardrada hasta el antepasado epónimo del clan-Leod. [4] La Oficina MacLeod Raíces (Castillo Dunvegan) sitio web afirma que los expertos han fechado la bandera de los días 4 y 7 de siglos de cientos de años antes de las cruzadas. [5] La bandera se lleva a cabo actualmente en el castillo de Dunvegan, [5] junto con otras reliquias notables [6], como la Copa Dunvegan y el Cuerno de sir Rory Mor.

La tradición y la leyenda 

Thomas Pennant (1772) 


Grabado del siglo 19 de la bandera de hadas, cuerno de sir Rory Mor, y la Copa de Dunvegan.

En 1772, el banderín de Thomas hizo un recorrido por las Hébridas y más tarde publicó un relato de sus viajes. Una de las cosas banderín observó durante su visita a la isla de Skye, fue la bandera de hadas. De acuerdo con banderín, la bandera fue nombrado "Braolauch shi", y se le dio a los MacLeod por el Titania "Ben-shi", esposa de Oberón, rey de las hadas. Titania bendijo la bandera con los poderes que se manifestarían cuando la bandera fue desplegada en tres ocasiones. Por tercera vez, la bandera y el abanderado serían arrastrados por un ser invisible, para no ser visto de nuevo. La familia del "clan y Faitter" tenía la tarea de llevar la bandera, ya cambio de sus servicios, que poseía tierras libres en Bracadale. Banderín relató cómo la bandera ya se había producido tres veces. La primera ocasión fue en una batalla desigual entre los MacLeod y del Macdonalds de Clanranald. En el despliegue de la bandera, las fuerzas MacLeod se multiplicaron por diez. La segunda vez que la bandera fue desplegada para preservar la vida de la mujer del clan, y así salvó heredera del clan. Banderín entonces declaró que la bandera fue desplegada por tercera vez para salvar su propia vida. Indicó que la bandera era por aquel entonces tan andrajosa que Titania no parecía pensar que vale la pena correr hacia atrás. Banderín señaló también la creencia de ascendencia nórdica del MacLeod y las banderas cuervo mágicos que habrían sido utilizados por los vikingos en las Islas Británicas. [7]

Los relatos manuscritos del siglo 19 de la bandera 

Gran parte de la historia tradicional de la bandera de hadas se conserva en forma de manuscrito. En la primera parte del siglo 20, Fred T. MacLeod observó un manuscrito escrito alrededor de 1800, que él considera que es la descripción más detallada de la bandera. [8] Otra fuente de la historia tradicional de la bandera es el manuscrito de Bannatyne, que documenta la historia tradicional del clan MacLeod. Se remonta a la década de 1830, sin embargo, se cree que se han basado en tradiciones anteriores. [9] [10]

Descripción


Iona Abbey: la efigie en el suelo en el centro puede marcar la ubicación de los enterramientos de varios jefes de MacLeod y un portador de la bandera.

El manuscrito c.1800 declaró que tanto el honor y la propia existencia del clan MacLeod se cree que han dependido de la preservación de la bandera de hadas. Sólo la "sangre alta y más pura de la raza" y los héroes más famosos, fueron seleccionados para proteger la bandera cuando se visualiza. Estos doce hombres, con una espada en la mano, se mantendrían justo detrás del jefe, que siempre le ponían delante. Una familia produce los guardianes hereditarios de la bandera; y de esta familia, sólo el varón mayor podría desplegar la bandera. Esta familia fue llamado "clan Tormad Vic Vurichie" ( "los hijos de Tormod, hijo de Murchadh"), y era descendiente de SIOL Torcaill. [8] El autor de las Hébridas siglo 20 Alasdair Alpin MacGregor, al escribir de las tradiciones de la bandera, declaró que los portadores de la bandera en tierras en Skye cerca Bracadale por sus servicios a los jefes de clan MacLeod. [11] El primero de los portadores de la bandera de esta familia fue sepultado dentro de la misma tumba que el jefe del clan, en la isla de Iona. La segunda y última portadora, fue enterrado en la Iglesia de San Clemente, en Rodel, en la isla de Harris. Los restos de este hombre estaban cubiertas por un magnífico monumento; el ataúd de piedra en la que se colocó su cuerpo, era de seis pies de profundidad. Una reja de hierro móvil descansaba cerca de dos pies de distancia de la tapa y el cuerpo del hombre se posó sobre la rejilla. descendientes varones del hombre también se depositaron dentro de este ataúd. Esto significa que cuando un recién fallecido fue colocado en el interior, los huesos y el polvo de los huéspedes anteriores se tamizaron a través de la rejilla en el ataúd a continuación. El escritor del manuscrito afirmó que en el momento de su propio padre, el último macho de esta familia fue enterrado esta manera. A continuación, la tumba fue sellada por la hija de este hombre. El manuscrito c.1800 también señaló que esta familia, antes de su extinción, se convirtió miserablemente pobre. [8]

Desplegando en la batalla de Bloody Bay

El manuscrito de Bannatyne establece que la bandera fue desplegada en la batalla de Bloody Bay en 1480. El manuscrito relata que durante la batalla, el jefe del clan, William Dubh (históricamente vivió c.1415-1480), fue muerto, y, en consecuencia, su clan comenzó a perder el ánimo. Un cura ordenó entonces al portador de la bandera, murcha Breac, para desplegar la bandera de hadas para reunir al clan. Hasta este punto, los MacLeod de Harris y Dunvegan estaban en el lado opuesto de sus parientes, los MacLeod de Lewis. Sin embargo, una vez que los MacLeod de Lewis se dieron cuenta de que la bandera había sido desplegado, que cambiaron de bando para unir fuerzas con sus parientes. Por desgracia para ambos clanes MacLeod, el resultado de la batalla ya había sido determinada y que estaban en el lado perdedor. Entre el gran número de MacLeod fueron asesinados murcha Breac y los doce guardianes de la bandera. William Dubh está enterrado en la isla de Iona con sus predecesores, y el cuerpo de murcha Breac se coloca dentro de la misma tumba. El manuscrito afirma que este era el mayor honor que puede ser otorgado a sus restos. [12] R. C. MacLeod sugirió que la efigie MacLeod dentro de Iona Abbey puede marcar el enterramiento de los primeros jefes del clan, así como William Dubh, y el abanderado mencionado. [13] William Dubh se cree que ha sido el último jefe MacLeod enterrado en Iona; su hijo, Alasdair Crotach (1450-1547), fue enterrado en la Iglesia de San Clemente, en Harris. [14]

Desplegando en la batalla de Glendale 


Tumba de Alasdair Crotach (1450-1547), la iglesia de San Clemente, Rodel, Harris. Se dijo descendientes varones de portadores de la bandera para ser enterrado dentro de la misma iglesia hasta que el linaje se extinguió.

De acuerdo con el manuscrito de Bannatyne, la Bandera de hadas también fue desplegada durante la batalla de Glendale, que los estados manuscrito a se han librado en alrededor de 1490. En un momento durante este conflicto, tanto los MacLeod de Harris y Dunvegan, y los MacLeod de Lewis , están a punto de dar paso a los MacDonald invasores. Justo en ese momento, la madre de Alasdair Crotach, jefe de los MacLeod de Harris y Dunvegan, ordena la bandera de hadas para ser desplegado. El resultado es que ambos clanes MacLeod renuevan la batalla con furia redoblada, ya pesar de inmensas pérdidas, con el tiempo ganan la batalla. Entre los muertos MacLeod es el portador de la bandera, Paul Dubh, que llevó la bandera de hadas durante todo el conflicto hasta su muerte. El manuscrito de Bannatyne relata que Pablo Dubh fue enterrado con honor en un ataúd de piedra de profundidad, con una rejilla que tanto el metal como la cuenta que figura en el manuscrito c.1800. El escritor del manuscrito de Bannatyne establece que cada portador de la bandera sucesiva fue enterrado dentro de esta tumba, y que el propio abuelo del escritor observó que la vieja ceremonia llevada a cabo por última vez, en el siglo 18. El manuscrito de Bannatyne afirma que la tumba se encuentra en la esquina noreste de la capilla en la Iglesia de San Clemente, en Rodel. R. C. MacLeod observó que no había ningún rastro de un ataúd o la tumba tales; aunque, sugirió que podría haber sido enterrado o posiblemente construida dentro de una pared. [15]

La leyenda de origen

El manuscrito c.1800 presenta una leyenda de origen de la bandera de hadas. Esta leyenda se refería a un MacLeod, que fue en una cruzada a Tierra Santa. En su viaje hacia su casa, la MacLeod intentó cruzar un pase montañosa peligrosa en las fronteras de Palestina. En este caso, se encontró con un ermitaño que le dio alimento y refugio. El ermitaño advirtió al MacLeod de un peligroso espíritu que guarda el paso, que nunca había fallado en destruir un verdadero creyente. Sin embargo, con la ayuda de un trozo de la Vera Cruz y ciertas direcciones desde el ermitaño, el MacLeod es capaz de derrotar al "Ella diablo" -que se llama "Nein un Phaipen, o Hija del trueno". En recompensa para el transporte de algunos de los secretos que el espíritu quería saber algunos amigos, ella reveló a la MacLeod "los futuros destinos del clan". El escritor del manuscrito c.1800 señaló que este conocimiento se dice que ha sido celebrada por la familia de este hombre hasta su extinción. El espíritu entonces dio el Macleod su cinturón, diciéndole que lo convierten en una bandera. El MacLeod luego utilizó su lanza como un asta de la bandera. El escritor del manuscrito c.1800 declaró que la lanza era para entonces ya perdido, y que los secretos transmitidos a MacLeod se perdieron para siempre. El escritor también dio su propia opinión sobre el origen de la bandera de hadas. El escritor declaró que la bandera más probablemente se originó como un estandarte utilizado en la Tierra Santa, y que fue transportado de vuelta a casa por el personaje representado en la leyenda. [8]

Otros episodios 

El manuscrito c.1800 relató que el hechizo de la bandera significaba que desaparecería cuando fue representada por tercera vez. El despliegue final de la bandera sería ya sea ganar el clan una completa victoria sobre sus enemigos o significado que el clan estaba sufriendo la extinción total. El escritor del manuscrito c.1800 llegó a afirmar que la tentación por desplegar la bandera para la tercera y última hora siempre se resistió; y que en el momento de su escritura, no había muchas posibilidades de que alguna vez se desplegó de nuevo, ya que estaba en un estado tan reducido. El escritor declaró que de los pocos fragmentos que permanecieron, él mismo poseía un fragmento. [8]

El manuscrito c.1800 también declaró que la bandera fue una vez llevó a cabo en un cofre de hierro, en el castillo de Dunvegan. La llave del cofre era entonces siempre en la posesión de los portadores de la bandera hereditarios. El manuscrito c.1800 relató cómo, a la muerte del jefe Tormod MacLeod, [8] hijo de Breac acostado, la sucesión a la jefatura casi se cae a la familia de los MacLeod de Talisker. La joven viuda del último jefe se negó a abandonar el castillo de Dunvegan al siguiente heredero, sabiéndose que está embarazada (aunque ella sólo se había casado seis semanas anteriores a su viudez). Con el tiempo, ella dio a luz a Tormod, el próximo jefe. El manuscrito c.1800 declaró que en todo este tiempo, un hombre que deseaba ganarse el favor de la heredera expectante (MacLeod de Talisker) intentó robar la bandera. A pesar de que la bandera de hadas fue encontrado más tarde, tanto el personal y cofre de hierro nunca fueron vistos de nuevo. [8] Históricamente, el viejo jefe, Tormod (hijo de Iain Breac), murió en el otoño de 1706, [16] y su hijo, Tormod, nació en julio de 1705. [17]

Informaron parcial cumplimiento profecía alrededor de 1800

Al final de su vida, el escritor Norman Macleod (1783-1862) en relación con una de sus hijas de haber escuchado una vieja profecía gaélico relativa a la bandera, y de los acontecimientos que tuvieron lugar en su infancia que fueron reportados como ejemplos de la profecía de ser parcialmente cumplido. Una versión resumida de esta profecía se publicó a finales del siglo 19, dentro de una cuenta de la vida de uno de sus hijos. Poco después, en 1878, Alexander Mackenzie propone que la profecía según lo dictado por N. Macleod, puede haber sido un recuerdo fragmentario de una de las profecías de Coinneach Odhar [18] (que se conoce popularmente como el Brahan vidente). historia de la profecía de N. Macleod es el siguiente:

"De la familia Macleod fue profetizado por lo menos cien años antes de la circunstancia que me voy a relatar. En la profecía a la que me refiero se predijo, que cuando Norman, el tercer Norman ( 'Tormaid nan' tri Tormaid '), el hijo de la dura dama inglesa deshuesada (' Mac na mnatha Caoile cruaidh Shassanaich '), perecería por una muerte accidental; que cuando las "Doncellas de Macleod (ciertas rocas conocidas en la costa del país del Macleod) se convirtió en la propiedad de un Campbell; cuando un zorro tenía los jóvenes en uno de los torreones del castillo, y, en particular, cuando la bandera Hada encantada debe ser por última vez expuesto, a continuación, la gloria de la familia Macleod se fueran; una gran parte de la masa debe ser vendido a los demás, de modo que una pequeña 'curragh,' o barco, llevaría a todos los señores del nombre de Macleod a través de Loch Dunvegan; pero que en tiempos muy distantes otro Juan Breac se presenta, que deben cumplir esas propiedades, y aumentar los poderes y el honor de la casa a un tono más alto que nunca. [19] "
- Norman Macleod

Doncellas de MacLeod, que se encuentra fuera de Skye; el más alto se encuentra a unos 200 pies (61 m) sobre el nivel del mar. [20]

N. Macleod entonces relató cómo cuando era niño, que había estado cerca de un herrero Inglés empleado en Dunvegan. Un día el herrero le dijo en secreto que el pecho en el que se llevó a cabo la bandera debía ser abierta a la fuerza a la mañana siguiente, y que había sido arreglado por Hector Macdonald Buchanan que el herrero estaría en el castillo con las herramientas necesarias. N. Macleod entonces pidió Buchanan permiso para estar presentes, y se admitió en la condición de que no le dijo a nadie, especialmente el jefe-lo que iba a hacer. A la mañana siguiente, el pecho se obligó a abrir y se encontró que la bandera que tendrá lugar dentro de una caja de madera. N. Macleod describe a continuación, la bandera de ser una pieza en forma de cuadrados de tela con cruces labradas en él con hilo de oro, y varios "puntos" duende cosidas en la misma. Después de la bandera había sido examinado, se coloca de nuevo en su caja. N. Macleod señaló que en todo este tiempo se supo que el heredero de la jefatura, Norman, murió en el mar. [21] El HMS Queen Charlotte, en la que él era un teniente, [21] se incendió y explotó en el mar, matando a 673 oficiales y hombres. [22] N. Macleod señaló que más o menos al mismo tiempo, Maidens de MacLeod fueron vendidos a Campbell de Ensay. También afirmó que él personalmente vio a un zorro con los cachorros, que vivían en la torre oeste del castillo. [21] N. Macleod relató cómo se sentía agradecido de que la peor parte de la profecía no se había cumplido; y que la familia sobre todo sigue siendo de propiedad de sus tierras ancestrales. [19]

R. C. MacLeod, que escribió en el siglo 20, considera que esta profecía parecía haber sido cumplido. En ese momento, el jefe de Macleod tenía ningún caballero de su clan como inquilinos en su finca; También, una heredera de la lan-Breac murió en la Primera Guerra Mundial nombró familiar. R. C. MacLeod señalar que la profecía declaró que un "John Breac" (gaélico: Iain Breac, "Iain el moteado") restablecería la fortuna de la familia. R. C. MacLeod declaró su creencia de que esto todavía puede suceder, cuando se lamentó la pérdida de su hijo, [23] que indica que Iain Breac "demostró que su carrera no había perdido la lealtad y el valor que eran sus principales reivindicaciones a la gloria en los días antiguos". [24]

Walter Scott, 1814

Cuando Sir Walter Scott visitó el castillo de Dunvegan en 1814, aprendió de varios cuentos tradicionales relacionados con el área y el clan. Se le dijo que la bandera Hada tenía tres propiedades mágicas. La primera fue que se multiplica el número de hombres en un campo de batalla. El segundo fue que cuando se extiende sobre un lecho nupcial, que aseguraba la fertilidad. La tercera era que trajo el arenque en el lago. [2]

Otras tradiciones


El puente de Hada, cerca de Dunvegan.

A principios del siglo 20, R. C. MacLeod observó varias tradiciones relativas a la bandera. Uno de ellos contó cómo el indicador entró en la posesión de los MacLeod través de un hada. Una tradición similar respecto de un cuento de nana.

El amante de hadas 

La primera de estas tradiciones relacionadas por R. C. MacLeod dice cómo uno de los jefes del clan MacLeod se casó con un hada; Sin embargo, después de veinte años que se ve obligado a salir y regresar al país de las hadas. Ella se despidió al jefe en el Fairy Bridge (que se encuentra cerca de 3 millas (4,8 km) de Dunvegan) y le dio la bandera. Ella prometió que si se agitó en tiempos de peligro y angustia, ayuda sería dado en tres ocasiones. [1] Una tradición similar, relacionado por John Arnott MacCulloch, afirmó que si bien el regalo del hada tenía el poder de salvar a su marido ya su clan, después, un ser invisible vendría a tomar tanto la bandera y su portador lejos para no ser visto de nuevo. [25]

He aquí a mi hijo, con extremidades como el niño o leonado, golpea violentamente a los caballos, aprovechando los pertrechos de los caballos herrados, los briosos corceles. Mi niño pequeño.
Oh, que pude ver tu ganado se pliegan, en lo alto de la ladera de la montaña; un verde, chaqueta peluda sobre tus dos hombros blancos, con una camisa de lino. Mi niño pequeño.
Oh que podía he aquí tu equipo de caballos; hombres tras ellos; atender a las mujeres volver a casa y la siembra del maíz Catanaich.
Oh héroe tierno quien mi vientre salió a luz, que se haya tragado de mi mama, que en mi rodilla criado eras.
Mi hijo es, mi brazada de tejo, alegre y regordete, mi junco, mi carne y huevos, que pronto se habla. El año pasado eras más debajo de mi cintura, planta de la fertilidad! y esta feria año y lúdico en el hombro, has de estar pasando alrededor de la granja.
Oh no sea yo escucho de tu ser herido. Gris haz tú ya legítimamente. Que tu nariz afilada crecer antes de la clausura de tu día.
Oh! No del clan Kenneth eres tú! Oh! No Conn del clan descendiente de una raza más estimada.; el de la Leod clan de las espadas y armaduras, cuya tierra natal del padre estaba Lochlann.

Una traducción al Inglés del gaélico nana-na Taladh MNA Sithe, nana de la hada. [26]

Canción de cuna de Hadas

R. C. MacLeod considera la tradición por encima de 'amante de hadas "para conectarse a otro sobre una canción de cuna. Esta tradición se originó con Neil MacLeod, que era el bardo del clan en la última mitad del siglo 19; obtuvo la tradición de varias mujeres de edad en "país MacLeod '. Esta canción de cuna tradición relata cómo en una noche de otoño, una hermosa hada visitó el castillo de Dunvegan. Ella pasó por varias puertas cerradas y entró en el vivero donde el heredero bebé al jefe estaba acostado en su cuna. La niñera, que estaba dentro de la habitación, así, se vuelve impotente por un hechizo y sólo pudo observar como el hada tomó al niño en sus rodillas y le cantó una canción de cuna. Esta canción fue tan notable que fue impresa en la memoria de la niñera, y después se calmó el bebé duerme cantando la misma canción. R. C. MacLeod declaró que, con el tiempo se creía que cualquier bebé de la familia, principalmente, a la que se canta esta canción de cuna, estaría protegido por el poder de las hadas. Durante un tiempo, la enfermera no era empleado de la familia que no podía cantar esta canción. Un período de 200 años después se pasa antes de que el jefe había nacido dentro del castillo, y la costumbre de cantar la nana de la hada dejó de ser seguido, pero de acuerdo con R. C. MacLeod, no del todo olvidado. R. C. MacLeod afirmó que una niñera cantó esta canción de cuna en el castillo en el año 1847, por su hermano mayor infantil, que más tarde se convertirá en Sir Reginald MacLeod de MacLeod (1847-1935), jefe del clan 27. [27] [28] Una traducción al Inglés de la canción de cuna se muestra a la derecha.

Música de hadas

Otra tradición, relacionado por R. C. MacLeod, dijo de ciertos acontecimientos que tuvieron lugar después del nacimiento de un heredero de la jefatura del clan. La historia relatado cómo en este momento, que había gran gozo en el castillo de Dunvegan, y puesto que la niñera del bebé estaba ansioso por unirse a las festividades en la sala de abajo, dejó al bebé solo en su habitación. Cuando el bebé se despertó, llorando de frío, sin ayuda humana podría oírlo en su habitación cerrada; Sin embargo, una serie de hadas apareció y envolvió al bebé en la Bandera de hadas. Mientras tanto, los miembros del clan de banquetes a continuación exigieron ver al niño y la criada se ordenó para traerlo de vuelta. Cuando llevó a cabo el bebé, envuelto en la bandera, todo el mundo contempló con asombro el niño y el atuendo envuelto alrededor de él. La habitación estaba llena de canción de las hadas que declaró que la bandera tenía el poder de salvar al clan tres veces. Cuando la canción terminó, y se hizo el silencio al otro lado de la habitación llena de gente, la bandera fue tomada del bebé y encerrada en un cofre en el que desde entonces se ha conservado. [29]

El origen oriental 

R. C. MacLeod aparece otra tradición, algo similar a la que apareció en el manuscrito c.1800. De acuerdo con esta versión, un MacLeod se unió a un ejército cruzado, y se fue a la Tierra Santa. Mientras que en el desierto-desierto, se encontró con una bruja, del que logró escapar. A continuación, llegó a un río, y procedió a cruzarlo en un vado. Sin embargo, una doncella de hadas apareció desde el agua y le bloqueó el paso. Después de una lucha, MacLeod superó el hada y pasó el río. Luego se convirtió en amigo de ella. Antes de separarse, la doncella de hadas le dio una caja de madera perfumada; de esta caja, ella le dijo, tuvo varias otras cajas más pequeñas, que encajaban dentro de otros. Ella le dijo que el cuadro más interior contenía un estandarte mágico, que cuando se agitó traería una gran cantidad de hombres armados para ayudar a su dueño. El hada advirtió al MacLeod, que si tuviera que abrir la caja dentro de un año y un día a partir de entonces, que no hay cultivos crecerían en su tierra, nacería sin ganado, así como no hay niños. Cuando el MacLeod volvió a casa le dio la caja a la esposa del jefe. La mujer, sin embargo, ignoró la advertencia de la MacLeod, y abrió la caja. Inmediatamente una gran cantidad de hombres armados apareció y ese año, nacieron hijos. La tradición llegó a la conclusión de que desde ese momento, la bandera se había conservado durante un tiempo cuando tal ejército podría significar la salvación para el clan. [30]

Desplegadas en numerosas ocasiones 

R. C. MacLeod escribió de otra tradición que se afirmaba que la bandera se agitó en una batalla en Waternish, en 1580; y de otro que hablaba de cómo se agitó durante un tiempo cuando una plaga de ganado estaba en su apogeo, y que detuvo la pestilencia. R. C. MacLeod declaró su creencia de que la bandera sólo habría sido agitada dos veces, y así rechazó la tradición de que sea desplegada en la batalla de Bloody Bay, porque los MacLeod estaban en el lado perdedor! R. C. MacLeod también se preguntó si había sido agitada en 1600, cuando el clan se encontraba en un estado de desesperación en medio de la guerra con el Macdonalds de Sleat. [1]


Castillo Dunvegan en la isla de Skye en la niebla, agosto de 2007.

Los poderes supuestos de la bandera en el siglo 20 

En 1938, se produjo un incendio en un ala del castillo de Dunvegan, y de acuerdo con Sir Iain Moncreiffe consideración de ese tipo, las llamas se comprobaron y extingue cuando la bandera fue llevada más allá de la seguridad. [31] Durante la Segunda Guerra Mundial, el jefe del clan, Dame la flora MacLeod de MacLeod, recibió una carta de un miembro del clan que atribuyó su suerte durante misiones de bombardeo sobre Alemania para una foto de la bandera que llevaba en el bolsillo. [ 4]

domingo, 17 de julio de 2016

Las 10 peores derrotas de la Historia (1/2)


Top 10 de desastres militares de la historia de la Guerra
War History Online

Por cada victoria, no es una derrota. Algunos son peores que otros, sin embargo. Victorias son provocados por errores militares cometidos por el otro lado. Esta lista de los diez se ocupa de los factores que llevaron a la derrota devastadora para el otro lado - desde el asesoramiento temerario errores desastrosos, equipos militares barato a la falta de liderazgo ...

Por lo tanto, dejar que los TOP diez catástrofes militares de la historia comienzan GUERRA!

La batalla de Pliska [811]




La batalla de Pliska era en realidad una serie de batallas entre el emperador Nicéforo I Genik del Imperio bizantino y Khan Krum, líder de Bulgaria.

Nicéforo marchó a Bulgaria trayendo consigo una fuerza de 80.000 hombres. No hizo caso de oferta de paz de Krum y saqueada Pliska, la capital búlgara. Saqueó la ciudad con una brutalidad extrema, dando tiempo al ejército búlgaro para bloquear los pases en las montañas de los Balcanes. El gran error de pliska estaba fallando en reconocer el terreno antes de enviar a su ejército en los puertos de montaña después del saqueo de la ciudad. Khan Krum emboscado el emperador bizantino en la montaña y él y su ejército estaban atrapados.

Nicéforo murió junto con la mayoría de sus hombres. Krum tenía el cráneo Nicéforo 'encerrado en plata y se convierte en un vaso para beber.


La batalla de Issos [333 aC]




En 333 aC, el aqueménida persa Darío III, que se autoproclamó rey de reyes, condujo a su enorme ejército en la batalla contra una fuerza mucho más pequeña dirigido por Alejandro Magno, que todavía era muy temprano en su carrera militar.


Darío III tenía una serie de dificultades, no menos importante de los cuales fue el suministro de su enorme fuerza con la comida y el agua para los hombres y caballos. Sin embargo, su mayor error fue cuando conoció a Alexander en un campo de batalla que era demasiado pequeño para permitirle tomar ventaja de su mayor número, pero permitió Alexander para hacer pleno uso de su ejército más pequeñas y móviles.

Darío III fue derrotado por Alexander, la primera vez que un rey persa había sido derrotado personalmente en la batalla. El rey persa se vio obligado a huir, dejando a su ejército para ser sacrificados por los vencedores.

La batalla del bosque de Teutoburgo [9 CE / AD]




La batalla del bosque de Teutoburgo es considerado por muchos historiadores, antiguos y modernos, para ser más grande derrota de Roma y uno de los principales puntos de inflexión en la historia de Roma.

En esta batalla, tres legiones romanas, junto con sus auxiliares y muchos civiles parásitos, dirigidos por Publio Quintilio Varo, se sacrificaron batalla por una alianza de tribus germánicas bajo la dirección de Arminio.

Arminio era un ciudadano romano y había recibido una educación militar romano. Su ser un ciudadano del imperio le permitió engañar al comandante romano personalmente mientras que su conocimiento de la guerra romano le permitió anticipar cómo los romanos responder a una emboscada.

gran error varo 'aquí fue ignorar las advertencias de arrogancia otros nobles alemanes que Arminio destina a engañarlo. No puso en duda las advertencias de Arminio y él, también, no pudo enviar Propios exploradores por delante de su fuerza principal.

Sus legiones entraron en el bosque de Teutoburgo en una larga columna, y cuando fueron atacados no podían entrar en orden de batalla.

Al final, los tres legiones - y Varo, su comandante - perecieron.

La batalla de Bannockburn [1314]




La batalla de Bannockburn fue una importante victoria escocesa durante la primera guerra de la independencia escocesa y es visto como un hito en la historia de los escoceses.

Eduardo II (representado en Braveheart como heredera absurdamente inútil al trono Inglés) condujo a un ejército grande, con experiencia y bien equipado a Escocia en 1314. Mientras tanto, el rey de Escocia, Robert Bruce, retuvo su fuerza más pequeña.

Eduardo II logró cruzar el río Bannockburn amparo de la noche, pero cuando conoció a los escoceses en el campo de su ejército era incapaz de maniobrar con eficacia. Un caballero escocés que había estado en el ejército Inglés se pasó al lado de Bruce, que proporciona valiosa información de inteligencia. Los escoceses eran capaces de atacar a las fuerzas inglesas empantanado con lanzas, entonces los completan en una carga de caballería sorpresa. En la confusión, los famosos arcos largos ingleses no podían ser sometidos a la acción para el porte y el ejército de Edward se encaminan después de una inusualmente larga batalla por la época medieval.

Eduardo II perdió una gran parte de su ejército en aquel fatídico batalla - su falta de uso de los terrenos de manera efectiva, y para garantizar la lealtad de sus caballeros, se puede decir que le han costado a la batalla.

Batalla de Agincourt [1415]




Notable por su uso del arco largo Inglés, la batalla de Agincourt se llevó a cabo entre el francés y el Inglés, que termina en una victoria de Inglés en la Guerra de los Cien Años.

Ha habido un debate sobre la relación de la lengua francesa a los soldados ingleses en esta batalla. De acuerdo con estimaciones francesas, la fuerza francesa superado en número del Inglés por miles mientras que las estimaciones inglés pusieron los franceses a la proporción de Inglés a los seis soldados a uno. Un hecho permaneció durante esta batalla, sin embargo - el Inglés fueron superados en número en gran medida por su enemigo.

Mientras que el otro lado estaba ansioso, estaban indecisos y sólo atacan cuando el Inglés había sido totalmente fortificada. Se realizaron repetidas cargas de caballería desastrosas hacia las largas picas que protegían a los arqueros ingleses y galeses.

Es ampliamente aceptado que la capacidad perforante de los arcos largos ingleses dieron la victoria en esta batalla. La caballería de acero chapado no podía romper a través de las filas de las lanzas en inglés, y las flechas perforado a través de su armadura de placas y los mataron a millares.

sábado, 9 de julio de 2016

La mil Europas en la Historia

El ascenso y caída de Europa, en los mapas
Por Ishaan Tharoor y Laris Karklis - Washington Post




Si Gran Bretaña vota para salir de la Unión Europea, su salida del bloque geopolítico tendrá consecuencias sísmicas. Las preocupaciones son legión: ¿Un Brexit - como salida putativa de Gran Bretaña de Europa se llama - desencadenar una crisis económica? Escocia va a optar por abandonar una Gran Bretaña separadas de Bruselas? ¿El resto de Europa será capaz de permanecer juntos?

La última pregunta es un temor real para algunos. La semana pasada, el canciller de Alemania advirtió que una Brexit pondría "desde hace décadas, exitoso esfuerzo de integración" de Europa en riesgo de "desintegración".


La Unión Europea es único en la historia con su abrazo de los valores liberales y democráticos. Después de siglos de guerras, derramamiento de sangre y enemistades nacionales, aquí fue la solución para una solución duradera, la paz fructífera: una confederación de estados europeos, la mayoría de los cuales también eventualmente acordadas para abrir las fronteras y una moneda común. Esa imagen se ve ahora menos optimista, dada la creciente tracción de la política euroescépticos en muchas partes del continente, no menos en Gran Bretaña.

Esta no es la primera vez, por supuesto, que un gran proyecto político continental ha fallado o colapsado. tablas de visiones del mundo casi dos milenios de la historia europea a través de algunos de sus más ambiciosos imperios y alianzas.

El Imperio Romano




En su apogeo, el Imperio Romano se extendía desde los páramos azotados por el viento del norte de Inglaterra a los desiertos de Siria. Bajo la Pax Romana, gran parte de lo que ahora es Europa se tricota entre sí por carreteras, la burocracia y la política. Un lenguaje común - América - fue cincelada en los monumentos y templos en todo el reino. Los cultos a dioses orientales - Mitra, por ejemplo, o Isis - repartidas a lo largo y ancho. Los hombres nacidos en lugares como España y los Balcanes podrían aspirar a la gloria y la fama en Roma.

El imperio era una potencia continental, donde antes no había existido, y aún después de su colapso y el desorden dC por el siglo 5, su huella tenido una profunda influencia en el curso de la historia europea.


El reino de Carlomagno, 814



Bajo el señor de la guerra franco Carlomagno y sus predecesores merovingios, Europa Occidental vio su primera integración política marcada desde la decadencia de Roma. Los francos sometió a las tribus germánicas en los bosques al este del Rin y combatió los ejércitos musulmanes que empujan al norte de España. Desde su capital en Aquisgrán, en lo que ahora es Alemania, Carlomagno gobernó sobre un vasto dominio que en su pico puede haber abarcado 10 millones a 20 millones de personas. Una intervención en la política papal vio coronado como "emperador de los romanos", en la basílica de San Pedro el día de Navidad, 800 AD - una resurrección del Imperio Romano de Occidente en el título, si no la práctica, que persistió durante 1.000 años . Después de la muerte de Carlomagno en el año 814, su imperio sería eventualmente se disuelven en medio de facciones en competencia, pero la geografía política de gran parte de Europa Occidental, incluyendo los reinos distintos de Francia y los de Alemania, fue establecido.

El imperio Bizantino



Aunque el poder de Roma atenuado en el oeste, la legitimidad del imperio se conserva en el este con los bizantinos. Eran a la vez el poder de suma importancia en el Mediterráneo, así como el principal baluarte entre las tierras de manera constante reclamadas por el Islam y la Cristiandad en el oeste. La capital bizantina de Constantinopla, hoy Estambul, era un próspero centro de arte y el comercio y tal vez el más importante bastión de dominio cristiano hasta su caída a la que sitian otomanos en 1453. Sin embargo, los de habla griega y bizantinos ortodoxos griegos eran a menudo en desacuerdo con la reinos hacia el oeste. En 1204, más de dos siglos antes de que los otomanos tomaron Constantinopla, un ejército cruzado arrasa saqueó la ciudad, llevando a cabo una campaña brutal de violación, el saqueo y la destrucción.

"Todos los lugares de todo el mundo estaban llenos lleno de todo tipo de delitos", escribió un cronista de la época. "Oh, Dios inmortal, lo grande que las aflicciones de los hombres, cuán grande es la angustia!"

La Liga Hanseática



La Liga Hanseática fue el primer intento de embriones de Europa en una zona de libre comercio vigilados de manera conjunta. Gremios y poderosas familias de comerciantes en el norte de Europa se unieron para formar asociaciones que unían una serie de ciudades juntos, centrados alrededor de las ciudades portuarias alemanes influyentes en el Mar Báltico. En algunas circunstancias, que compartían las leyes comunes y operados de defensa mutua. El apogeo de la liga fue entre los siglos 13 y 15, pero su monopolio sobre el comercio y la construcción naval en la región finalmente se derrumbó en medio de los cambios turbulentos de la tarde paisaje medieval de Europa, incluyendo la reforma protestante y el crecimiento de los centros de poder rivales en Rusia, Suecia y lo que es ahora los Países Bajos.


La Mancomunidad de Polonia-Lituania



La Mancomunidad de Polonia-Lituania es el estado más grande de Europa que probablemente nunca oído hablar. En su pico, el bi-República - una fusión del Reino de Polonia y el Gran Ducado de Lituania - abarcaba una vasta extensión de lo que hoy es Europa Oriental y Central, que abarca los Estados bálticos, Polonia, Bielorrusia y Ucrania y se mantiene juntos, en diverso grado, entre el final del siglo 14 hasta el final del siglo 18. Se caracterizó por una inusual tolerancia religiosa; durante un tiempo, el 80 por ciento de los judíos del mundo vivía dentro de sus fronteras. Algunos historiadores consideran su constitución, emitida en 1791, siendo el primer documento de este tipo moderno, protodemocrático redactada en Europa. El Commonwealth fue dividido y, finalmente, subsumido por la expansión de los tres imperios rivales en sus fronteras: Rusia, Prusia y Habsburgo de Austria-Hungría.

Europa otomana



En 1683, un poderoso ejército otomano fue rechazado a las puertas de Viena. El fracasado asedio de la capital austriaca se considera un momento decisivo en la historia de Europa - la batalla central que protegía a los reinos de la cristiandad del avance de los otomanos musulmanes. Durante siglos, sin embargo, los otomanos fueron como "europeo" como cualquier otra persona. Sus ejércitos y las cúpulas directivas fueron pobladas por los reclutas jenízaros y Christian convierte desde el otro lado de sus fronteras a lo largo del Mediterráneo y el Mar Negro. El ataque a Viena, por otra parte, había sido planeado en liga con el rey de Francia - los otomanos eran agentes de poder europeos como cualquier otro gran imperio. En los siglos que siguieron, sus dominios europeos se escapaba de las manos de manera constante hasta la disolución del imperio después de la Primera Guerra Mundial


Europa bajo Napoleón



En junio de 1812, Napoleón Bonaparte, el emperador francés coronado, condujo a su Gran Ejército en lo que estaría condenado la invasión de Rusia. La catástrofe de la expedición - lo que vio cientos de miles de muertes - conduciría a la desintegración de sus conquistas a través de gran parte de Europa y de su breve exilio a la isla mediterránea de Elba. Antes de eso, sin embargo, en menos de una década, el general corso había ganado una sorprendente serie de batallas que llevó a gran parte de Europa, ya sea bajo su control directo o en alianza con sus intereses. Europa no vería un proyecto tan rápida, expansionista hasta la Segunda Guerra Mundial.

Europa en vísperas de la Primera Guerra Mundial



Primera Guerra Mundial fue un conflicto que siguió a décadas de alianzas secretas e intrigante entre las grandes potencias del continente. La Triple Entente - un pacto de defensa entre Gran Bretaña, Francia y más tarde Rusia - compitió contra los intereses de Alemania y el Imperio Austro-húngaro. Con el tiempo, el Imperio Otomano entraría en la guerra contra su antiguo enemigo en Rusia e Italia, Rumania y Serbia sería también del lado de las potencias de la Entente triple en un intento por asumir los austriacos.

La Europa nazi



En su altura, sus aliados del Eje Tercer Reich y controlan una gran parte de Europa desde Francia hasta la frontera empapadas de sangre de la Unión Soviética. expansionismo nazi fue impulsado por el deseo de Adolph Hitler de "espacio vital", o espacio vital para la raza germánica. Resultó tramos del continente en un osario horrible donde millones murieron.

La Unión del Benelux



Una unión política y económica entre los tres relativamente pequeños, los estados vecinos - Bélgica, Holanda y Luxemburgo - el grupo del Benelux se uniría a Alemania Occidental, Francia e Italia para formar el Carbón y del Acero Comunidad Europea, precursora de las organizaciones que en última instancia conducir a la creación de la Unión Europea. La moneda franco compartida entre Bélgica y Luxemburgo también puede ser visto como un precursor de la moneda compartida por la zona euro.

La OTAN antes de la caída de la U.R.S.S.



Antes de la desaparición de la Unión Soviética, la Organización del Tratado del Atlántico Norte fue la alianza militar supremo de Occidente. Queda así, incluso después del final de la amenaza soviética. Ahora considerado como una alianza de democracias, que inicialmente mantuvo unida naciones que eran cualquier cosa menos - incluyendo siglo 20 dictaduras anticomunistas en España, Grecia y Turquía. La perspectiva continuada de expansión de la OTAN, que abarca muchos más países que las observadas en el mapa de arriba, irrita a Moscú para el día de hoy.


La Unión Europea, ahora



Mientras tanto, la Unión Europea, declaró oficialmente en 1993, también creció, y ahora cuenta con 28 estados como sus miembros. Pero después la califican de Gran Bretaña el viernes, se reducirá el número?

sábado, 23 de abril de 2016

UK: Restos sajones y de la PGM



Un sitio de enterramiento sajón y artefactos de la PGM encontrados en la llanura de Salisbury
Los secretos de un pasado antiguo y artefactos militares de la guerra mundial 1 y 2 han sido descubiertos durante los trabajos de pre-desarrollo de nuevos cuarteles militares en Bulford en la llanura de Salisbury.
El cementerio sajón de alrededor de 150 tumbas y características militares ha sido descubierto en la tierra poseída por el Ministerio de Defensa y asignada para 227 nuevas viviendas para familias del Ejército.
Los elementos arqueológicos se encontraron por primera vez durante la excavación de zanjas de pre-planificación estándar por un equipo de especialistas de Wessex Archaeology.
Uno de los enterramientos ha sido fecha de carbono entre los días 6 y 7 de siglo.
Durante la PGM el sitio fue utilizado para el entrenamiento. Los investigadores han encontrado pruebas de que un herrador de campaña puede tener caballos re-zapateados en el sitio.
El sitio era también el hogar de los campos de tiro de la SGM.

Forces T

martes, 19 de abril de 2016

Masacres mongolas en Hungría Medieval

Horrores mongoles en Hungría en 1241
En 1241-1242 las invasiones mongoles de Hungría causaron una destrucción generalizada Recientemente, una casa llena de los restos calcinados de las víctimas asesinadas más un tesoro olvidado nos recuerda de estos horrores.

 La madre y los niños se encuentran en un horno de quemado Hungría 1241
La madre y los niños se encuentran en un horno de quemado Hungría 1241
"No mucho más tarde, llegó la noticia de que los tártaros habían tomado en la madrugada del citado Tǎmaşda, el pueblo de los alemanes, y todos aquellos a quienes no mantuvieron vivos fueron decapitados por la espada con una crueldad terrible. Al escuchar esto, me pusieron los pelos de punta, mi cuerpo se estremeció de miedo, mi lengua tartamudeó miserablemente, porque vi que el momento inevitable de la muerte espantosa me estaba amenazando. Ya veía a mis asesinos en el ojo de mi mente; mi cuerpo exudaba el sudor frío de la muerte ". [1]
En estos días, que se utilizan para fotos y vídeos de la aniquilación casi total de los pueblos de Irak y Siria causadas por Daesh. Que esto no es algo nuevo, un descubrimiento arqueológico reciente en un pueblo medieval cerca de Kiskunmajsa en el sur de Hungría es testigo.


Las monedas de Kiskunmajsán, Hungría 1241. © Ujvári Sándor

Aquí un arado volvió recientemente un alijo de monedas de plata y otras joyas para arriba. Los arqueólogos encontraron más tarde los restos de quemado vivienda llenos de los cuerpos carbonizados de personas, principalmente niños. El tesoro incluye 250 monedas de plata, así como una serie de anillos. La mayor parte de las monedas datan de principios del reinado del rey Béla IV (1235 -1270), lo que significa que la destrucción y muertes se pueden fechar a la invasión de los mongoles en 1241 - 42. Otros hallazgos similares cerca de Cegléd y Szank hablan de horrores similares. En Szank se encontraron los restos de 17 mujeres y niños dentro de una casa, que había sido quemado junto con otro tesoro. El mismo era el caso en Cegléd, donde se encontraron los cadáveres de una mujer y sus dos hijos. Habían intentado, sin éxito, de ocultar en un horno de su casa, mientras que ser objeto de ataques. En otros lugares se encontraron otros órganos, lo que sin ceremonia había sido echado en una zanja. Hace algunos años otra tal hallazgo macabro se realizó cerca de Szank en una casa incendiada reveló los restos de al menos 17 mujeres y niños. Por último, un nuevo descubrimiento macabro en Kiskunmajsa se publicó el otro día por el museo en Kecskemét. Incluyendo más de 250 monedas de plata, el tesoro había sido, obviamente, nunca se recuperó. Se encontraron los restos de los propietarios y sus hijos, una vez más quemado hasta la muerte.

La invasión de Mongolia


Anillo de Kiskunmajsán, Hungría 1241. © Ujvári Sándor

No hay duda de la invasión mongol de Hungría en 1241 causó una destrucción a gran escala, especialmente en las partes del este y central de Hungría. Se sabe que el rey húngaro, Bela IV hade recibido noticias sobre los mongoles. Sin embargo, él y su séquito creía que era sólo uno de los partidos de ataque nómadas habituales, que se utilizan para tratar. Posteriormente, este error resultó ser bastante costoso como los mongoles atacaron de manera coordinada. En el 11 de abril 1241, el ejército real fue aniquilada en la batalla de Muhi después de haber pasado a través del Paso Verecke en marzo.


Segundo anillo de Kiskunmajsán, Hungría 1241. © Ujvári Sándor

Como de costumbre el número de tropas que participan en la batalla varían entre las diferentes fuentes y las estimaciones varían entre 30.000 - 70.000 mongoles frente a 10.000 - 80.000 húngaros, que estaba acampado detrás de los vagones en círculo. Varios historiadores modernos han especulado que las armas de fuego y armas de pólvora chinos fueron desplegados por los mongoles en la batalla de Mohi y el crédito a los mongoles con la introducción de la pólvora y cánones a Europa. Lo que fue decisivo, el ejército húngaro fue aniquilada y el rey sólo se escapó por la mayor suerte.

Posteriormente, Hungría estaba muy abierto para los mongoles, que procedió a ocupar la Gran Hungría llanos y montañas de los Cárpatos y Transilvania. Esta ocupación fue sin duda alguna, acompañado de la destrucción y la devastación del campo a gran escala. Sin embargo, la controversia histórica todavía rodea el impacto. La pérdida de la vida de este modo se ha estimado entre 15 a 50% con una estimación más conservadora que oscila entre 15 - 25%. Eruditos, que abogan por las estimaciones más bajas, afirman que la hazaña de matar a tanta gente fue más allá de los medios tecnológicos de ese día. Otros apuntan al hecho de que más de 800.000 personas murieron en el interior Wre 100 días durante el genocidio Rwuanda. Cualquiera que sea la conclusión a la que se sabe que las personas huyeron en masa en los pantanos o en las montañas parapetarse detrás de antiguas fortalezas de movimiento de tierras o cualquier otro tipo de línea de defensa natural, que podría encontrarse más hacia el oeste. Otra opción eran las muchas iglesias y monasterios fortificados, que puntea la región.

Hasta hace poco, muchos estudiosos creen que el terror dado voz por el sacerdote italiano, el Maestro Roger, era tal vez más de una convención literaria que un informe adecuado de lo que ocurrió. De vez en cuando, sin embargo, las acumulaciones se han encontrado que podría fecharse con precisión al período anterior a 1241, señaladamente el hecho de que las personas habían muerto y no volvió a recuperar sus tesoros entierra. Las acumulaciones de fecha para este período parecían ser más frecuentes. Sin embargo, los hallazgos recientes han pulpa, literalmente, fuera de los horrores infligidos a los aldeanos durante el 1241, lo que resultó en un gran número de pueblos abandonados, especialmente en la Gran Llanura.

Es un hecho curioso que probablemente nunca habrían ocurrido no había tenido lugar la construcción de autopistas a través del paisaje suroeste de Budapest, estos hallazgos - solamente repoblada poco después de la destrucción del campo y de los pueblos en el siglo 13.

En el otoño de 2016 el museo local en Kecskemét planea exhibir los hallazgos realizados en la región.


NOTAS:


[1] De: Epístola de Maestro Roger a la Dolorosa lamento sobre la destrucción del reino de Hungría por los tártaros
En: Anónimo, notario del rey Béla. Los Hechos de los húngaros. Editado, traducido y anotado por Martyn Rady y László Veszprémy y la Epístola de Maestro Roger a la Dolorosa lamento sobre la destrucción del reino de Hungría por los tártaros, traducido y anotado por János M. Bak y Martyn Rady. CEU Press, 2010. p. 205.

Medieval Histories