Mostrando entradas con la etiqueta Guerra de Vietnam. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Guerra de Vietnam. Mostrar todas las entradas

lunes, 30 de octubre de 2017

Guerrilla: Siete conflictos donde la guerrilla perduró

Siete guerras donde fuerzas irregulares frustraron a ejércitos profesionales


Andrew Knighton | War History Online




Peter De Wet, Boer General


Los ejércitos profesionales masivos no siempre ganan guerras. Las tropas irregulares a veces ganan; ya sean fuerzas voluntarias o especialistas entrenados en formas de guerra no convencionales. Se pelean con el engaño, burlando a sus oponentes.

Estas son ocho guerras donde fuerzas irregulares trajeron ejércitos entrenados al dolor.

España y el nacimiento de las guerrillas


El término "guerra de guerrillas" proviene de la Guerra Peninsular (1807-1814).


Napoleón usó una combinación de maniobras políticas y militares para tomar el control de España y colocar a su hermano en el trono. Era impopular con muchos españoles, que atacaron a las fuerzas de ocupación y apoyaron a los británicos cuando llegaron para luchar contra Napoleón. Los ataques de los irregulares eran a menudo brutales, al igual que las represalias contra ellos, que incluían masacres de soldados franceses.

La palabra "guerrilla", que significa "pequeña guerra", entró en el idioma inglés a través de las tropas que lo oyeron en la Península.


Somosierra: caballería polaca asalta a artilleros españoles en un paso de montaña


La Revolución Haitiana


La revolución haitiana (1791-1804) fue única en ser una revolución que fue exitosa y no impulsada por los deseos de la clase media.

Este levantamiento masivo de esclavos vio a los habitantes de Saint-Domingue tirar los franceses coloniales y arrojar a los esclavos blancos. En una inversión del patrón usual, los irregulares eran ejércitos masivos de esclavos liberados, más bien que pequeñas vendas que luchaban una guerra de guerrilla. La amargura causada por la esclavitud resultó en brutalidad y destrucción en ambos lados. El número de muertos fue inmenso.

Después de arrojar a sus amos coloniales, los rebeldes fundaron la nación de Haití. Conmocionó a las potencias establecidas de Europa.


Batalla de Vertières en 1803


Los Mil en Italia

Las campañas de Giuseppe Garibaldi para unir a Italia siempre fueron combatidas usando fuerzas irregulares. Era un nacionalista que se apoyaba en patriotas voluntarios para formar los ejércitos con los que volvía el país al revés.

La expedición de los Mil a Sicilia (1860) fue la más notable de estas campañas. Superados en número de 25 a uno, los redshirts de Garibaldi derrotaron a los ejércitos profesionales del Reino de Nápoles en una serie de pequeñas batallas. Siempre en la ofensiva, Garibaldi creó miedo en los napolitanos fuera de toda proporción a su poder. Cuando pidieron una tregua, todavía le superaban en número de cinco a uno, a pesar de los sicilianos que habían acudido a su lado.

Con Sicilia tomada, Garibaldi cruzó hacia el continente. Capturó el Reino de Nápoles, montado en la ciudad en un tren con un pequeño grupo de sus soldados. Había unido la mayor parte de Italia.

La Segunda Guerra de los Boers

La Segunda Guerra Boer (1899-1902) no fue una victoria para las tropas irregulares, pero todavía se recuerda como un triunfo para las tácticas irregulares.

La guerra comenzó con los éxitos de los Boer que conmocionaron al Imperio Británico. Los británicos respondieron trayendo ejércitos profesionales. Marcharon por la República de Transvaal y el Estado Libre de Orange, forzando a los Boers a retirarse.

Los Boers entonces tomaron a guerrilla que lucha. Los tiradores y el uso cuidadoso del país causaron daño considerable a los británicos, incluso cuando los Boers se vieron obligados a retirarse. Liderazgo incompetente añadido a los problemas británicos. La guerrilla en curso obligó a los británicos a establecer casas de bloque y ejecutar vastas extensiones de alambre de esgrima a través del desierto para limitar el movimiento Boer.

Aunque los británicos finalmente ganaron, fue una dolorosa victoria y una de la cual aprendieron muchas lecciones sobre cómo no pelear.

África Oriental en la Primera Guerra Mundial

Los británicos se enfrentaron a una situación similar en el este de África durante la Primera Guerra Mundial. Aquí, el coronel alemán Paul von Lettow-Vorbeck se dio cuenta de que estaría en gran medida superado en número. En lugar de pararse y luchar, reorganizó a su ejército en uno utilizando emboscadas y redadas. Luego estableció cadenas de suministro y se retiró en el monte.

Los británicos lo persiguieron con sus números superiores, incluyendo a las tropas sudafricanas que antes habían luchado contra ellos. El general británico Jan Smuts, un veterano de los Boers, encabezó la campaña más exitosa contra él, utilizando la maniobra en lugar de la fuerza bruta. Durante los cuatro años de la guerra, los británicos nunca pudieron capturar Lettow-Vorbeck. Sus incursiones y los robos de suministros eran una constante espina en su costado.

Birmania en la Segunda Guerra Mundial

Los papeles fueron invertidos para los británicos en Birmania durante la Segunda Guerra Mundial. Aquí, empujados por las ofensivas japonesas, adoptaron la táctica de la guerra de guerrillas.

Algo de esto se hizo levantando problemas localmente. Hugh Seagrim y otros como él reclutaron redes de guerrilleros de los birmanos opuestos a Japón.

Los británicos también entrenaron a algunas de sus propias tropas para la guerra de guerrillas. Encabezados con éxito por Orde Wingate, estas fuerzas saltaron en paracaídas detrás de las líneas japonesas para atacar sus suministros y comunicaciones. Wingate desarrolló una estrategia de establecer fortalezas en la jungla japonesa, desde la cual se podrían lanzar ataques de comandos.


Orde Wingate y los líderes Chindit

Vietnam

Vietnam fue formada por dos guerras en las que las fuerzas irregulares derrotaron a los ejércitos extranjeros equipados con dinero.

Primero vino la guerra de Indochina (1950-1954), en la cual los vietnamitas derrotaron a los franceses coloniales. El clímax en la batalla de Dien Bien Phu, donde los vietnamitas utilizaron bicicletas para mover suministros y artillería por laderas, rodeando a los franceses. Incapaces de utilizar efectivamente sus tanques en el terreno denso, cortado de los suministros, los franceses fueron derrotados.

Luego vino la Guerra de Vietnam (1955-1975). Una vez más, los vietnamitas del Norte se apoyaron en las tácticas de la guerrilla, emboscando a los vietnamitas del sur ya sus aliados estadounidenses. Las trampas, el engaño y las redes de túneles desempeñaron un papel. Aunque América lanzó su poder industrial e inmenso poder de fuego en la guerra, no pudo derrotar las tácticas guerrilleras y maniobras estratégicas del General Giap.



lunes, 1 de mayo de 2017

Guerra de Vietnam: El incidente del Mayaguez (1/2)

Incidente de Mayaguez, la última batalla de la guerra de Vietnam, 3 infantes de marina fueron dejados detrás y ejecutados

Nikola Budanovic - WHO


Vigilancia aérea que muestra dos cañoneras duras del Khmer durante la toma inicial del SS Mayagüez. Por la fuerza aérea de los EEUU - public domain,

Cuando un violento régimen Khmer Rojo bajo el liderazgo de Pol Pot derrocó al gobierno de la República Khmer, respaldado por los EE.UU., Camboya estaba en el estado de emergencia. Un mes después de que los jemeres rojos tomaron el poder, ocurrió un incidente con un buque mercante estadounidense, el SS Mayagüez. El SS Mayagüez era un buque portacontenedores, que trabajaba para el ejército estadounidense.

El Mayagüez llevaba 107 contenedores de carga rutinaria, 77 contenedores de carga gubernamental y militar y 90 contenedores vacíos, todos asegurados por 5 millones de dólares. El Khmer Rouge nunca inspeccionó los contenedores, y el contenido exacto no se había revelado, pero los Mayagüez habían cargado contenedores de la Embajada de los Estados Unidos en Saigón nueve días antes de la caída de Saigón. El capitán tenía un sobre del gobierno de los Estados Unidos sólo para ser abierto en circunstancias especiales, que él destruyó.

El 12 de mayo de 1975, el barco estaba en camino a Tailandia, navegando dentro de las 12 millas náuticas de la costa de Camboya. El recién declarado régimen afirmó que se encontraban en las aguas territoriales camboyanas, a pesar de que los EE.UU. reconoció sólo tres millas náuticas frente a la costa de Camboya como el agua bajo la soberanía de los Jemeres Rojos. Los jemeres rojos asaltaron el barco con barcos rápidos. Dispararon varias rondas de ametralladoras y una granada propulsada por cohetes que se consideraron tiros de advertencia.

El capitán Miller, que estaba a cargo de la Mayaguez envió un SOS y detuvo el barco. Los jemeres rojos abordaron y obligaron al capitán a cambiar su rumbo y fondear en la isla Poulo Wai, bajo control camboyano. Los camboyanos insistieron en que el capitán debería proceder a Ream en el continente camboyano, pero debido a un mal funcionamiento del radar en la nave, se vieron obligados a permanecer en Poulo Wai. Mientras tanto, los estadounidenses estaban indignados, y la administración del Presidente Ford ya estaba preparando una misión de rescate. Las heridas de la guerra de Vietnam todavía estaban crudas, y el público exigió una reacción rápida.


Vigilancia aérea que muestra dos cañoneras duras de Khmer durante la toma inicial del SS Mayagüez. Por la fuerza aérea de los EEUU, 

En la madrugada del 13 de mayo, el barco estaba situado en la isla de Poulo Wai por aviones P-3 Orion que fueron designados para encontrar el buque desaparecido. Dos F-4 Phantoms dispararon tiros de advertencia cerca de la nave, añadiendo tensión a la ya turbulenta situación. El general John J. Burns, que era el jefe de la misión de rescate, reunió una fuerza de tarea de elementos de la III Fuerza Anfibia Marina estacionada en Filipinas y la 3ª División de Marines de Okinawa. A ellos se sumaron nueve helicópteros MH-53 "Jolly Green".

Mientras el ejército estadounidense estaba preparando planes de rescate y lanzándolos al presidente Ford, a la espera de su aprobación, los jemeres rojos evacuaron a la tripulación del Mayagüez a través de barcos de pesca y se dirigieron a Kampong Som. Esto resultó ser una mala idea, porque, en ese momento, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos había establecido un control completo sobre el área, con órdenes de disparar a cualquier buque camboyano que se acercaba. Después de que el avión de los Estados Unidos hundiera uno de los barcos rápidos del Khmer Rouge, informaron de nuevo, diciendo que un barco de pesca llevaba aproximadamente 40 caucásicos.

De inmediato se determinó que los caucásicos eran, de hecho, la tripulación de Mayagüez. El barco pesquero procedió a Kampong Som, llevando a los rehenes, pero a su llegada, un oficial camboyano en Kampong Som se negó a recibirlos por temor a la retribución estadounidense. La tripulación, custodiada por un puñado de soldados Khmer Rouge bajo el liderazgo de Sa Mean, continuó hasta la isla de Koh Rong Sanloem.

Estados Unidos estaba convencido de que los prisioneros debían haber sido llevados a Koh Tang, una gran isla frente a las costas de Camboya. Planeaban lanzar su asalto de rescate principal allí. General Burns quería apoderarse simultáneamente de la nave y de los prisioneros. En la mañana del 15 de mayo, el barco fue asaltado por un grupo de infantes de marina, después de su bombardeo con gases lacrimógenos. Finalmente se llegó a la conclusión de que el barco estaba vacío y que ninguno de los tripulantes quedaba a bordo.

Mientras tanto, el desembarco en Koh Tang comenzó. Debido a la falta de datos de inteligencia, el número de jemeres rojos en la isla fueron gravemente subestimados, lo que resultó en una carnicería. Había dos zonas designadas de la gota en la isla - DLZ del este y DLZ del oeste. La resistencia era feroz en ambos. El Ejército de Estados Unidos esperaba un personal de 20-30 soldados Khmer Rouge, mal equipados y mal motivados para enfrentar a los Marines. En su lugar, su comité de bienvenida era más que un componente de 100 hombres, y el batallón estaba equipado con armas AA y RPGs.

miércoles, 12 de abril de 2017

Guerra de Vietnam: Metanfetaminas en las tropas americanas

Las drogas que construyeron un super soldado
Durante la Guerra de Vietnam, el ejército de los Estados Unidos envió a sus soldados con velocidad, esteroides y analgésicos para ayudarles a manejar el combate extendido




LUKASZ KAMIENSKI | The Atlantic

Algunos historiadores llaman a Vietnam la "última guerra moderna", otros la "primera guerra posmoderna". De cualquier manera, era irregular: Vietnam no era una guerra convencional con las líneas de frente, el enemigo movilizando sus fuerzas para un ataque o un territorio para Ser conquistado y ocupado. En cambio, se trataba de un conflicto sin forma en el que los principios estratégicos y tácticos anteriores no se aplicaban. Los Vietcong luchaban de una manera inesperada, sorprendente y engañosa para negar las fortalezas de los estadounidenses y explotar sus debilidades, convirtiendo a la Guerra de Vietnam en el mejor ejemplo de guerra asimétrica del siglo XX.

El conflicto era distinto de otra manera también-con el tiempo, llegó a ser conocida como la primera "guerra farmacológica", llamada así porque el nivel de consumo de sustancias psicoactivas por el personal militar era sin precedentes en la historia de Estados Unidos. El filósofo británico Nick Land describió acertadamente la Guerra de Vietnam como "un punto decisivo de intersección entre la farmacología y la tecnología de la violencia".

Desde la Segunda Guerra Mundial, poca investigación había determinado si la anfetamina tuvo un impacto positivo en el desempeño de los soldados, pero el ejército estadounidense suministró rápidamente a sus tropas en Vietnam con rapidez. Las "píldoras Pep" se distribuían generalmente a los hombres que salían para misiones de reconocimiento de largo alcance y emboscadas. La instrucción estándar del ejército (20 miligramos de dextroanfetamina durante 48 horas de preparación para el combate) rara vez fue seguida; Las dosis de la anfetamina fueron publicadas, como un veterano lo puso, "como los caramelos," sin la atención dada a la dosis recomendada oa la frecuencia de la administración. En 1971, un informe del Comité Selecto de la Cámara sobre el Delito reveló que entre 1966 y 1969 las fuerzas armadas habían utilizado 225 millones de tabletas de estimulantes, en su mayoría Dexedrina (dextroanfetamina), un derivado de la anfetamina casi dos veces más fuerte que la Benzedrina usada en la segunda Guerra Mundial. El consumo anual de Dexedrine por persona fue de 21,1 pastillas en la armada, 17,5 en la fuerza aérea, y 13,8 en el ejército.

"Teníamos las mejores anfetaminas disponibles y eran suministradas por el gobierno de Estados Unidos", dijo Elton Manzione, miembro de un pelotón de reconocimiento de largo alcance (o Lurp). Recordó una descripción que había oído de un comando naval, quien dijo que las drogas "te daban una sensación de bravuconería y te mantenían despierta. Cada vista y sonido se intensificó. Soldados en unidades que se infiltraron en Laos para una misión de cuatro días recibieron un kit médico que contenía, entre otros artículos, 12 tabletas de Darvon (un analgésico suave), 24 comprimidos de Codeína (un analgésico opioide), y seis píldoras de Dexedrine. Antes de partir para una larga y exigente expedición, los miembros de las unidades especiales también recibieron inyecciones de esteroides.

La anfetamina, como muchos veteranos afirmó, aumentó la agresión, así como la alerta.
Las investigaciones han descubierto que el 3,2 por ciento de los soldados que llegaban a Vietnam eran pesados ​​usuarios de anfetaminas; Sin embargo, después de un año de despliegue, esta tasa subió a 5,2 por ciento. En resumen, la administración de estimulantes por parte de los militares contribuyó a la propagación de hábitos de drogas que a veces tuvo consecuencias trágicas, porque la anfetamina, como muchos veteranos afirmaban, aumentaba la agresión y la vigilancia. Algunos recordaron que cuando el efecto de la velocidad se desvaneció, estaban tan irritados que sentían como disparar a "niños en las calles".

Algunos historiadores llaman a Vietnam la "última guerra moderna", otros la "primera guerra posmoderna". De cualquier manera, era irregular: Vietnam no era una guerra convencional con las líneas de frente, el enemigo movilizando sus fuerzas para un ataque o un territorio para Ser conquistado y ocupado. En cambio, se trataba de un conflicto sin forma en el que los principios estratégicos y tácticos anteriores no se aplicaban. Los Vietcong luchaban de una manera inesperada, sorprendente y engañosa para negar las fortalezas de los estadounidenses y explotar sus debilidades, convirtiendo a la Guerra de Vietnam en el mejor ejemplo de guerra asimétrica del siglo XX.

El conflicto era distinto de otra manera también-con el tiempo, llegó a ser conocida como la primera "guerra farmacológica", llamada así porque el nivel de consumo de sustancias psicoactivas por el personal militar era sin precedentes en la historia de Estados Unidos. El filósofo británico Nick Land describió acertadamente la Guerra de Vietnam como "un punto decisivo de intersección entre la farmacología y la tecnología de la violencia".

Desde la Segunda Guerra Mundial, poca investigación había determinado si la anfetamina tuvo un impacto positivo en el desempeño de los soldados, pero el ejército estadounidense suministró rápidamente a sus tropas en Vietnam con rapidez. Las "píldoras Pep" se distribuían generalmente a los hombres que salían para misiones de reconocimiento de largo alcance y emboscadas. La instrucción estándar del ejército (20 miligramos de dextroanfetamina durante 48 horas de preparación para el combate) rara vez fue seguida; Las dosis de la anfetamina fueron publicadas, como un veterano lo puso, "como los caramelos," sin la atención dada a la dosis recomendada oa la frecuencia de la administración. En 1971, un informe del Comité Selecto de la Cámara sobre el Delito reveló que entre 1966 y 1969 las fuerzas armadas habían utilizado 225 millones de tabletas de estimulantes, en su mayoría Dexedrina (dextroanfetamina), un derivado de la anfetamina casi dos veces más fuerte que la Benzedrina usada en la segunda Guerra Mundial. El consumo anual de Dexedrine por persona fue de 21,1 pastillas en la armada, 17,5 en la fuerza aérea, y 13,8 en el ejército.

"Teníamos las mejores anfetaminas disponibles y eran suministradas por el gobierno de Estados Unidos", dijo Elton Manzione, miembro de un pelotón de reconocimiento de largo alcance (o Lurp). Recordó una descripción que había oído de un comando naval, quien dijo que las drogas "te daban una sensación de bravuconería y te mantenían despierta. Cada vista y sonido se intensificó. Soldados en unidades que se infiltraron en Laos para una misión de cuatro días recibieron un kit médico que contenía, entre otros artículos, 12 tabletas de Darvon (un analgésico suave), 24 comprimidos de Codeína (un analgésico opioide), y seis píldoras de Dexedrine. Antes de partir para una larga y exigente expedición, los miembros de las unidades especiales también recibieron inyecciones de esteroides.

La anfetamina, como muchos veteranos afirmaron, aumentaba la agresión, así como el estado de alerta.
Las investigaciones han descubierto que el 3,2 por ciento de los soldados que llegaban a Vietnam eran pesados ​​usuarios de anfetaminas; Sin embargo, después de un año de despliegue, esta tasa subía a 5,2 por ciento. En resumen, la administración de estimulantes por parte de los militares contribuyó a la propagación de hábitos de drogas que a veces tuvo consecuencias trágicas, porque la anfetamina, como muchos veteranos afirmaban, aumentaba la agresión y la vigilancia. Algunos recordaron que cuando el efecto de la velocidad se desvaneció, estaban tan irritados que sentían como disparar a "niños en las calles".

Las sustancias psicoactivas fueron emitidas no sólo para impulsar a los combatientes, sino también para reducir los efectos nocivos del combate en su psiquis. Con el fin de prevenir las interrupciones mentales de los soldados del estrés de combate, el Departamento de Defensa empleó sedantes y neurolépticos. En general, escribe David Grossman en su libro On Killing, Vietnam fue "la primera guerra en la que las fuerzas de la farmacología moderna fueron dirigidas a capacitar al soldado del campo de batalla". Por primera vez en la historia militar, la prescripción de fármacos antipsicóticos potentes como Clorpromazina, fabricado por GlaxoSmithKline bajo la marca Thorazine, se convirtió en rutina. El uso masivo de la psicofarmacología y el despliegue de un gran número de psiquiatras militares ayudan a explicar la tasa sin precedentes de trauma de combate registrada en tiempos de guerra: Mientras que la tasa de colapsos mentales entre soldados estadounidenses fue de 10 por ciento durante la Segunda Guerra Mundial (101 casos por 1.000 Tropas) y 4 por ciento en la Guerra de Corea (37 casos por 1.000 soldados), en Vietnam cayó a sólo el 1 por ciento (12 casos por cada mil soldados).

Este resultado, sin embargo, fue miope. Al limitarse a aliviar los síntomas de los soldados, los medicamentos antipsicóticos y los narcóticos trajeron alivio inmediato pero temporal. Los fármacos que se toman sin una psicoterapia adecuada sólo atenúan, suprimen o congelan los problemas que permanecen profundamente arraigados en la psique. Años más tarde, esos problemas pueden explotar inesperadamente con fuerza multiplicada.

Los intoxicantes no eliminan las causas del estrés.
Los intoxicantes no eliminaban las causas del estrés. En su lugar, observa Grossman, "lo que hace la insulina para un diabético: tratan los síntomas, pero la enfermedad sigue ahí". Esa es precisamente la razón por la cual, en comparación con las guerras anteriores, muy pocos soldados en Vietnam requerían evacuación médica debido al combate- Rupturas de estrés. De la misma manera, sin embargo, las fuerzas armadas contribuyeron al estallido sin precedentes de PTSD entre los veteranos en las secuelas del conflicto. Esto se debió, en gran medida, al uso imprudente de fármacos y fármacos. El número exacto de veteranos de Vietnam que sufrían de PTSD sigue siendo desconocido, pero las estimaciones oscilan entre 400.000 y 1,5 millones. Según el Estudio Nacional de Reajuste de Veteranos de Vietnam publicado en 1990, hasta 15.2 por ciento de los soldados que experimentaron el combate en el Sudeste Asiático sufrieron de PTSD.

En su libro Flashback, Penny Coleman cita a un psicólogo militar que dice que si se administran drogas mientras se sigue experimentando el estresor, arrestarán o sustituirán el desarrollo de mecanismos eficaces de afrontamiento, lo que resultará en un aumento del trauma a largo plazo de la estrés. Lo que sucedió en Vietnam es el equivalente moral de dar a un soldado un anestésico local para una herida de bala y luego enviarlo de nuevo al combate.

lunes, 27 de marzo de 2017

Biografías: Võ Nguyên Giáp (Vietnam)

Võ Nguyên Giáp


El general Giáp en 2008.

General
Años de servicio 1926 - 1981
Lealtad Vietnam
Participó en Guerra de Indochina, Guerra de Vietnam y Conflicto Sino-Vietnamita
Nacimiento 25 de agosto de 1911 (100 años) en An Xa, Indochina

Võ Nguyên Giáp es un militar vietnamita nacido el 25 de agosto de 1911 en An Xa, provincia de Quảng Bình. Era hijo de un campesino que, aunque carecía de tierras, sabía leer y escribir y luchó toda su vida contra el régimen colonialista impuesto a su país.

Revolucionario
Comenzó su vida política en el movimiento estudiantil en 1926 e ingresó en organizaciones clandestinas por la independencia de Vietnam. Cuando estudiaba en la Universidad de Hanói en 1933 conoció a Dang Xuan Khu, que más adelante adoptaría el seudónimo de Trường Chinh, quien lo convenció de ingresar al Partido Comunista de Indochina, que más adelante se fraccionaría en tres partidos comunistas (uno camboyano, otro laosiano y el vietnamita).
En 1938 se casó con la tailandesa Dang Thi Quang. En 1939 publicó su primer libro, conjuntamente con Tru'ó'ng Chinh, titulado La cuestión campesina.

Guerrillero perseguido
En septiembre de 1939, tras la prohibición del Partido Comunista, Giáp se trasladó a China donde conoció a Ho Chi Minh con el que trabajó por la independencia de su país y al que siempre se mantuvo muy fiel y leal.[1]
La policía francesa detuvo a su esposa y a su cuñada utilizándolas como rehenes para presionar a Giáp y lograr que se entregara. La represión fue feroz: su cuñada fue guillotinada y su mujer condenada a cadena perpetua, muriendo en la prisión después de tres años a causa de las brutales torturas. Los verdugos galos también asesinaron a su hijo recién nacido, a su padre, a dos hermanas y a otros familiares.
Participó en la conferencia de Chingsi en mayo de 1941 en la cual se formó el Frente de Liberación de Vietnam cuyo nombre abreviado se pronuncia, en vietnamita, Viet Minh.[2]
A finales de ese año Giáp se trasladó a las montañas de Vietnam para crear los primeros grupos guerrilleros. Allí estableció una alianza con Chu Van Tan, dirigente del Tho, un grupo guerrillero de una minoría nacional de Vietnam del noreste. En las navidades de 1944 capturó un puesto militar francés, tras haber formado los primeros batallones de sus fuerzas armadas. A mediados de 1945 tenía ya unos 10.000 hombres bajo su mando y pudo pasar a la ofensiva contra los japoneses que habían invadido el país.

Giáp y Ho.

La lucha contra los franceses
Tras el triunfo de la insurrección general de agosto de 1945, y la proclamación en septiembre de la independencia de la República Democrática de Vietnam, Giáp quedó como comandante en jefe del ejército popular.
Comenzada de nuevo la guerra en diciembre de 1946 tras el bombardeo de Haiphon por la escuadra francesa, se replegó a China hasta que en octubre de 1950 ocupó la zona montañosa fronteriza, gracias a la posesión de una retaguardia segura tras el triunfo de Mao Zedong. A partir de entonces, la guerrilla se generalizó por Vietnam y Laos, aunque siempre consideró que sólo la formación de un auténtico ejército podría derrotar a las fuerzas coloniales.
Giáp dio varios pasos en esa dirección y el 25 de julio de 1948 lanzó un ataque contra los puestos de Phu Tong Hoa al sur de la Ruta Colonial 4. Los vietnamitas tomaron por sorpresa a los franceses y cargaron sobre ellos con su superioridad numérica llevándose a varios soldados franceses, entre ellos a su oficial superior. Pese a estas ventajas la artillería del Viet Minh fue destruida por los hombres a las órdenes de Francia. A continuación los ataques fueron primero contenidos, aunque esa misma noche los asiáticos habían perdido fuerza y el alférez Belarot, oficial al mando de las fuerzas francesas, ordenó un contraataque que terminó por desarticular la ofensiva vietnamita. Se ordenó retirada dejando más de 200 vietminhs muertos.[3]
Tras una derrota como esa, donde tenía muchas bazas para ganar y no lo logró, Giáp quedó consternado por la derrota y comenzó a planificar las siguientes acciones.[3]

Cao Bang
La primera gran victoria la logró en la Batalla de Cao Bang dentro de la Operación Hong-Phong [2]. El 18 de septiembre de 1950 lanza a unos 10 000 hombres contra Dong-Khá, defendida por 2000 soldados franceses y 3500 marroquíes que no ofrecieron demasiada resistencia. Al mes siguiente destruye la columna que descendía desde Cao Bang y la de refuerzo que había ascendido por la Ruta Colonial 4 para recuperar Dong-Khá y permitir una retirada segura. Los galos no consiguieron ni una cosa ni la otra, además tuvieron que abandonar Lang Son y destruir 1 300 toneladas de material y municiones.[4]
Pero Giáp no era todavía un buen táctico, ni siquiera un buen estratega y tuvo que cosechar aún serias derrotas, siendo la más dura de todas la sufrida en la Vinh Yen, donde la pericia del general Jean-Marie De Lattre de Tassigny y su mejor dominio de las nuevas armas, como el napalm, causaron una fuerte derrota, con la destrucción de varias de las unidades vietnamitas que le costó a Giáp meses recomponer.[5]
Sin embargo Giáp ha sido considerado en varias ocasiones como un hombre paciente6 y en diciembre de 1952 lo demostró al eludir el enfrentamiento contra las tropas coloniales lanzadas en la Operación Lorena y obligarlos a perseguir a su dos divisiones por terreno selvático donde le tendieron varias emboscadas. El material capturado por los franceses no significó una dura pérdida y pudo mantener al grueso de sus fuerzas a salvo.[4]

Điện Biên Phủ
A finales de 1953 Giáp aceptó el reto francés de una batalla definitiva en Điện Biên Phủ, en la que, tras 55 días de asedio y la toma del aeropuerto, la guarnición francesa cayó el 7 de mayo de 1954.[7]
Las autoridades francesas consideraban que Điện Biên Phủ era una fortaleza de primer orden capaz de resistir cualquier asalto, pero el éxito vietnamita radicó en el plan de Giáp de "un ataque y un avance más lentos, pero más seguros... atacar para vencer, no atacar sino cuando se tiene la certeza de la victoria". En vez de un ataque de envergadura en poco tiempo, los vienamitas ejecutaron entonces una campaña a mayor plazo, que comprendió una serie de ataques contra puntos fortificados que se sucedieron hasta la derrota total de los franceses y la captura de su Estado Mayor por los vietnamitas.[8]

Dos héroes. En 1957, el presidente vietnamita Ho Chi Minh (de blanco) encabeza una columna que pasa revista a una unidad armada. A su lado, Vo Nguyen Giap. - Fotografía Diario Clarín 




Điện Biên Phủ fue uno de los escasos episodios en que, en el período de los siglos XIX y XX que abarca desde el bloqueo francés del Río de la Plata hasta la victoria de los afganos sobre los ingleses en su retirada de Kabul, un pueblo agredido y con una economía agrícola relativamente primitiva lograba derrotar al ejército de una de las grandes potencias, sostenido por una industria bélica de alta tecnología.[9]

Võ Nguyên Giáp, fecha desconocida

Ministro de Defensa
Tras la Conferencia de Ginebra, que daría de nuevo la independencia a los cuatro estados de la antigua colonia, Vietnam quedó dividido y el sur siguió bajo la influencia de la antigua potencia colonial y la dependencia de la asistencia militar y conducción política de 30 000 asesores enviados por Estados Unidos. Giáp se convirtió en ministro de Defensa de Vietnam del Norte, donde comenzó una revolución socialista.
Desde su cargo transformó el Vietminh en las Fuerzas Armadas de la República Democrática de Vietnam y prosiguió los contactos con China, Corea del Norte y especialmente con la URSS para lograr el armamento y entrenamiento necesario para llevar a cabo la anexión de la República de Vietnam. Sobre todo con la ayuda de la URSS levantó una pequeña, pero efectiva Fuerza Aérea,[10] un fortísimo ejército de tierra (especializado en lucha guerrillera) y una pequeña Armada.
En 1959, dirigido por el Vietcong o Frente Nacional de Liberación de Vietnam del Sur, estalló un levantamiento simultáneo contra el gobierno pro-estadounidense de Vgo Dinh Diem, lo que se considera la Segunda Guerra de Indochina o guerra de Vietnam. Giáp comenzó a mandar suministros y fuerzas hacia el Sur en apoyo del Vietcong y entre los dos hicieron retroceder al ARNV hasta lograr abarcar extensas zonas rurales, movilizar a miles de personas y tomar el poder en muchas aldeas.
Los primeros asesores estadounidenses murieron en Vietnam cuando el 8 de julio de 1959 el Vietcong atacó una base militar en Bien Hoa al noreste de Saigón.[6] Los asesores enviados desde Estados Unidos confirmaron la impresión de que el ARVN no podía ganar aquella guerra por muchos medios y material que les enviasen y, antes o después, sería derrotado.
Por su parte Giáp y el Politburó de Hanoi propugnaron por llevar el peso de la guerra desde el Norte.[6]

Contra Estados Unidos
Estados Unidos envío miles de soldados pare reforzar a sus 60.000 asesores que ya servían en Vietnam del Sur, llegando a superar medio millón de efectivos en 1969. Los norteamericanos fueron desplegados principalmente en los alrededores de Saigón, en la base de Đà Nẵng, en la Zona Desmilitarizada y las Tierras Altas Centrales, a la vez que bombardeaban el Norte.
Giáp organizó la defensa del Norte y al mismo tiempo que dirigía las operaciones en el Sur contra el ejército sudvietnamita y norteamericano. Cuando los estadounidenses lograron cortar los suministros enviados por mar amplió la Ruta Ho Chi Minh.
Como en la lucha contra los franceses, el General probó el enfrentamiento directo con el Ejército de los Estados Unidos y también cosechó una seria derrota durante la Batalla del valle de Ia Drang.11 Sin embargo, supo aprender del error y desde entonces trató de rehuir el combate directo de grandes formaciones contra la potencia de fuego norteamericana, al mismo tiempo que acumuló hombres y armas durante dos años para lanzar una gran ofensiva.[6]
En 1968 realizó dos de sus acciones más controvertidas y según sus enemigos, dañinas para sus fuerzas. El Sitio de Khe Sanh y la Ofensiva del Tet, ambos supuestos fracasos. Sin embargo Giáp consiguió convertir la derrota militar de la Ofensiva en un éxito político, al demostrar a los norteamericanos que todas sus victorias y sus dos años de participación en el conflicto no habían debilitado a los comunistas, al tiempo mostrarles que se enfrentaban a una guerra interminable. Tanto es así, que unos meses después Giáp lanzó la llamada Ofensiva del Mini Tet.[6]
En 1972 Giáp organizó la llamada Ofensiva de Pascua con la esperanza del que el ARNV se desmoronara. Aunque en algunos casos así fue, en otros las tropas del Sur aguantaron como una roca, la presidencia de Saigón cambió a parte de la corrupta cúpula militar por oficiales competentes y los aviones y barcos de Estados Unidos detuvieron el avance en los momento más álgido. Por otra parte Giáp no supo utilizar los numerosos carros de combate para lograr un avance sistemático y terminó perdiéndolos ante el fuego enemigo. Tampoco pensó en concentrar sus fuerzas sobre un punto para partir Vietnam del Sur en dos, lo que le hubiera concedido un gran ventaja o incluso la victoria[6] anticipada.
Después de la aparente derrota militar, pese a lograr una clara mejora en la posición estratégica, la persona del ministro de Defensa pareció perder autoridad. Poco se sabe de las reacciones dentro del Politburó norvietnamita ni si la derrota de Pascua fue una causa o no; pero, después de 1972 la figura de Giáp comenzó a quedar eclipsada por la de su protegido, el general Van Tien Dung, quien comandó la Ofensiva de Primavera de 55 días de duración y la toma de Saigón el 30 de abril de 1975.

La invasión de Camboya
La invasión de la Kampuchea Democrática supuso la vuelta de Giáp a los primeros puestos de la escena política vietnamita y, a la larga, su caída en desgracia.
En 1978, menos de tres años después de tomar el poder los Khemeres Rojos, Giáp dirigió la invasión de Camboya. En menos de 20 días la totalidad del país era controlada por las fuerzas de Hanoi. El General nuevamente había llevado a sus hombres a la victoria; bien es verdad que la negligencia de los dirigentes camboyanos, encabezados por Pol Pot, más acostumbrados a exterminar a sus propios compatriotas que a luchar con ejércitos motivados, se lo puso muy fácil. La invasión se hizo por varios motivos: ciertamente la Kampuchea del Arka podía ser una pequeña amenaza, pero amenaza después de todo, para el recién unificado Vietnam; también se ha postulado el deseo del país asiático por controlar toda la península de Indochina.[6]

Incursión de China
El 17 de enero de 1979, 86.000 soldados chinos atacaron en tres frentes diferentes del norte vietnamita. Se dirigieron hacia las provincias de Cao Bang, Loa Cai y Lang, reforzados por carros de combate y más soldados hasta totalizar 200.000.[12] Los chinos lograron ocupar Lang Son el 5 de marzo, pero la resistencia vietnamita fue mucho mayor de lo esperado y las tropas chinas se retiraron tras sufrir más de 20 mil bajas, 6.954 muertos y 14.800 heridos.[13]

Sin cargos

En cualquier caso Giáp apostó fuerte por la lucha política prolongada. Esta lucha le supuso finalmente su caída en desgracia. Võ Nguyên Giáp fue expulsado del Ministerio de Defensa en 1980 y del politburó en 1981.[6]
Giáp también ha sobresalido como escritor, especialmente de temas militares y guerra de guerrillas.
En julio de 1992, le concedieron la orden de la Estrella del Oro, el honor más alto del Vietnam socialista.
En 2009 participó de las protestas contra los grandes proyectos mineros para la explotación de bauxita en Vietnam y sus efectos sociales y ambientales.[14]

Valoración
Si a Ho Chi Minh se le atribuye el mérito ideológico de sus victorias contra japoneses, franceses y estadounidenses; de Giáp es el mérito militar con ejemplos como:

  • La estrategia de guerra prolongada desplegada frente a un enemigo muy poderoso[15] (en forma similar a Mao).
  • La concepción y práctica de combinar el despliegue de las fuerzas políticas de masas con las fuerzas militares[16] y la transformación de unas en otras; así como de la combinación de fuerzas armadas locales y regionales, con el ejército; de las guerrillas y milicias locales, con las tropas regulares; de la guerra de guerrillas con las insurrecciones urbanas; de la guerra de movimientos y de posiciones, con insurrecciones generales (como la de agosto de 1945 contra los japones17 y las de la primavera de 1975 contra el gobierno Thieu, instalado por Estados Unidos[18]); de la guerra campesina con la política obrera; y de la guerra de liberación nacional, con la lucha social por la tierra[19] y el socialismo.
  • La organización del Viet Minh de una fuerza guerrillera a un ejército capaz de medirse con la famosa Legión Extranjera y tomar cualquier posición pese a fuertes bajas.[20]
  • La vuelta a la guerrilla cuando era necesario, reconvirtiendo al EVN en una fuerza casi irregular de la que se ha dicho que tratar de inmovilizar al Ejército de Vietnam del Norte era como intentar sacar sangre de una piedra.[6]
  • La motivación tan grande que lograba imprimirle a sus soldados, valga el ejemplo de los tatuajes en el pecho de muchos de ellos con la frase nací en el Norte para morir en el Sur.[6]
  • La adaptación de las células guerrilleras a 3 hombres que se apoyaban y se daban ánimos mutuamente.[21]
  • Su modo de vida, relativamente sencillo, que transmitía a sus oficiales y que hacía que los soldados aguantasen mejor las penalidades de la Ruta Ho Chi Minh o la vida en los túneles. Muy alejado de los ostentosos y corruptos modos de muchos oficiales survietnamitas.[6]
  • Giáp y su método de lucha, se convirtió en fuente de inspiración para muchos o todos los movimientos guerrilleros de los años 70 y 80 como el Frente Polisario en el Sáhara Occidental contra Marruecos,[22] aunque muy pocos de ellos han logrado los éxitos obtenidos por el general vietnamita.



Un genio de la logística
Sin duda es mérito del General el haber podido mover desmontadas por la selva, armar y suministrar munición a cientos de pesadas piezas de artillería, para convertir a la maravilla del ingenio militar francés en una ratonera, para sorpresa y asombro de todos.[2]
Además de lograr emplazar todas sus piezas de tal forma que no pudieron ser encontradas, convertir en inútil el empleo del napalm,[5] mantenerlas operativas pese a las lluvias monzónicas[7] y abatir muchos cazas cuando salieron a destruirlas.[23] Y todo eso sobre colinas, entre la selva y a miles de kilómetros de sus fuentes de suministros.

Un estratega mejorable
Varios errores y fallos indican que como estratega Giáp no era tan sobresaliente como lo era en el campo de la logística.

  • En la Batalla del delta del río Rojo no tuvo en cuenta la superioridad de medios, especialmente aéreos, con que contaban los franceses; en la guerra contemporánea se argumenta comúnmente que quien controla el cielo controla la tierra, y en este caso el comentario fue acertado.
  • En la Ofensiva de Pascua no supo cómo mover y utilizar los carros de combate de que disponía para romper el frente enemigo y permitir a la infantería avanzar, misión para la que fueron ideados los tanques.24 En Lon Son habían logrado tomar todas las posiciones de las Boinas Verdes, pero años después no supo emplearlos y perdió con ellos la posibilidad de una gran victoria, gran cantidad de aquellas armas y mucho hombres. Además se limitó a lanzar oleadas humanas una tras otra hasta quedarse sin hombres sin darse cuenta que esa estrategia solo conducía a la pérdida de vidas humanas frente a la potencia de fuego de los barcos y aviones estadounidenses.
  • La victoria de la Ofensiva de Primavera en 1975 es explicable sin embargo por los fundamentos de la estrategia del Ministro de Defensa Giáp: las fuerzas armadas regionales ligadas a sólidas organizaciones de masas se habían reforzado constantemente en campos y ciudades y estuvieron listas para unirse a las fuerzas regulares para la ofensiva militar y la insurrección,[25] que liquidaron definitivamente las tropas de Thieu y causaron la huida de todos los asesores y apoyos estadounidenses.

Un pésimo táctico
En el campo de batalla es donde Giáp contaba con menos aptitudes.
Muchas veces se limitaba a ordenar carga tras carga con poca consideración por el número de hombres que pudiera perder con tan simple táctica. Esta fue una de las razones que le causó la derrota en la Batalla de Phu Tong Hog.
Más claramente se vio el desinterés por la vida de sus hombres en la Batalla de Điện Biên Phủ, donde tuvo que pedir una tregua de varias horas a los franceses para retirar los cadáveres que cubrían las colinas de Beatriz. A punto estuvo de perder el control sobre sus hombres, que se sublevaban ante una muerte cierta o se entregaban a los franceses pese a ir ganando y saber lo que les pasaría si eran descubiertos por los suyos.[5] Aunque Giáp reconocería años después sentirse aliviado por no tener que enviar cargas masivas,[7] como querían sus aliados chinos, lo cierto es que hasta que no fue consciente del peligro en que actuaban sus hombres no comenzó a cavar zanjas con las que pudieran avanzar sin ser barridos por las ametralladoras coloniales.
Este punto, la utilización "inmisericorde" de sus hombre para derrotar a sus enemigos, es también fruto de controversia. Se le reconoce su paciencia y concienzuda preparación de casi todas las grandes actuaciones que realizaba; sin embargo en la Ofensiva del Tet perdió muchísimos hombres contra ejércitos netamente superiores, inferioridad de la que era consciente. Es más, aun conociendo que los estadounidenses contraatacarían con hombres y helicópteros, mando al Vietcong resistir en las posiciones tomadas, lo que resultó demoledor contra aquella fuerza, que quedó prácticamente aniquilada. Este punto abre la duda de si fue una imprudencia o error de Giáp, o una estratagema seguida para librarse de una fuerza independiente de su mando y con base en el Sur [6]
También sus enemigos le atribuyen a él o a la cúpula dirigente de Hanoi, a la que pertenecía, crímenes de lesa humanidad como las matanzas de Hué, que se llevaron a cabo durante la Ofensiva del Tet, que fueron claramente planificadas y pacientemente llevas a cabo contra los representantes de la autoridad survietnamita que habían asesinado a miles de simpatizantes del Vietcong.
Pese a esas características, el general Võ Nguyên Giáp es considerado un héroe en su país y en muchos países, porque logró derrotar en toda la línea al ejército más poderosos del mundo, modelo que trataron de imitar posteriormente muchos líderes guerrilleros de formación comunista en todo el Mundo, casi siempre sin éxito.

Notas y referencias

1. David Solar, Ocaso Francés en Indochina, nº 62 de La aventura de la Historia, Arlanza Ediciones, Madrid, diciembre de 2003
2. Peter Batty, Visiones de la guerra. La batalla de Dien Bien Fu, editor Margaret Harris, Pamplona, IVS (Internacional Video Sistemas), D.L., 1990
3. Varios, La Ruta de la Muerte, fascículo 2 de Cuerpos de Elite, Editorial Delta, Barcelona, 1986, ISBN 84-7598-184-4
4. Varios, Crónica del siglo XX, Plaza & Janés Editores, Barcelona, 1986, ISBN 84-01-60298-X
5. David Solar, Dien Bien Phu, el Mundo en Vilo, nº 67 de La aventura de la Historia, Arlanza Ediciones, Madrid, mayo de 2005
6. Varios, Nam, Crónica de la guerra de Vietnam, 1988, Editorial Planeta-De Agostini, Barcelona, ISBN 84-396-0755-6.
7. a b c Varios, Artilleros de Giáp, fascículo 90 de Cuerpos de Elite, Editorial Delta, Barcelona, 1986, ISBN 84-395-0337-7
8. General Giap 1971 Guerra del pueblo, ejército del pueblo. México D.F.: Serie popular Era, p.p. 170-176.
9. Anne de Courcy, El imperio humillado, nº 37 de La aventura de la Historia, Arlanza Ediciones, Madrid, noviembre de 2001
10. Varios, Guía ilustrada de guerra aérea sobre Vietnam II - Tecnología militar, Ediciones Orby, Barcelona, 1986, ISBN 84-7634-712-X
11. Varios, 1º de Caballería: Vietnam, nº 9 de Cuerpos de Élite, Barcelona, Planeta de Agostini, 1986, ISBN 84-7598-185-2
12. ChinaDefense.com - The Political History of Sino-Vietnamese War of 1979, and the Chinese Concept of Active Defense
13. Work summary on counter strike (1979-1987); The rear services of Chinese Kunming Military Region.
14. Restrepo, Iván 2009 "La nueva gran batalla de Vo Nguyen Giap"; La Jornada, 13 de julio de 2009.
15. general Giap 1971 Op.cit. p.p.35, 55-57.
16. Giap, Vo Nguyen y Van Tieu Dung 1976 "Conjugar las fuerzas de las masas con las del ejército"; El arte de la guerra revolucionaria. Bogotá: Ediciones Futuro, p.p. 51-53.
17. General Giap 1971 Op. cit. p.p. 78-92.
18. Giap, V.G. y V.T. Dung 1976 Op.cit. p.p. 42
19. General Giap 1971 Op.cit. p.39
20. Varios, Irregulares, capítulo 12 de Soldados, BBC, Londres, 1984
21. On Guerrilla Warfare
22. David Solar, Sin Solución. Sáhara, 30 años de conflicto, nº 89 de La aventura de la Historia, Arlanza Ediciones, Madrid, marzo de 2006
23. Varios, Aviación, capítulo 7 de Soldados, BBC, Londres, 1984
24. Varios, El carro de combate, capítulo 5 de Soldados, BBC, Londres, 1984
25. Giap V.G. y V.T. Dung 1976 Op.cit. p. 49.


Wikipedia

martes, 24 de enero de 2017

Guerra de Vietnam: La CIA invade Laos

La guerra secreta de Estados Unidos en Laos

Cómo una campaña de bombardeos incesante, de una década de duración afectó a una pequeña nación del sudeste asiático
The Economist




A Great Place to Have a War: America in Laos and the Birth of a Military CIA. By Joshua Kurlantzick. Simon & Schuster, 320 pages; $28.

El bombardeo de Laos en los años sesenta y principios de los setenta solía ser referido como la "guerra secreta" de Estados Unidos. Esto no fue sólo un error o incluso un malentendido: fue un terrible error. Para los laosianos que se acurrucaron en las cuevas para escapar de lo que se considera el bombardeo más pesado de la historia, la campaña ciertamente no era un secreto. La participación de Estados Unidos era bien conocida en la capital, Vientiane, y se cubría en la prensa internacional. Con el tiempo se hizo bien publicitado e incluso fue investigado por el Congreso. Pero la etiqueta "secreta" pegó a la guerra de los Estados Unidos en Laos, en parte debido a las negaciones oficiales y en parte debido a la indiferencia pública.

Por fin el secreto está completo. Esto fue llevado a casa durante la visita del presidente Barack Obama a la pequeña nación del sudeste asiático en septiembre, cuando prometió más dinero para quitar las bombas estadounidenses sin explotar, aunque sin ofrecer ninguna disculpa formal. Para aquellos que buscan más, la historia entera de la guerra se puede encontrar en la prosa lúcida y el reportaje revelador del nuevo libro de Joshua Kurlantzick, "Un gran lugar para tener una guerra". Nuevas entrevistas y récords recién desclasificados documentan cómo la participación americana se intensificó y luego rápidamente terminó, dejando a los socios laosianos de Estados Unidos sosteniendo la bolsa. Pero el Sr. Kurlantzick, miembro del Consejo de Relaciones Exteriores y antiguo colaborador de este periódico, enriquece aún más su estudio conectando las actividades paramilitares sin precedentes de la CIA en Laos con las guerras secretas de hoy en Yemen, Somalia y otros lugares.

En 1961, Laos fue el punto focal de la estrategia de contención de América contra el comunismo en el sudeste de Asia, con el presidente Dwight Eisenhower dándole prioridad en una sesión informativa previa a la inauguración de su sucesor, John Kennedy. Una operación de la CIA entonces comenzó a entrenar ya luchar junto a un ejército tomado sobre todo de la minoría étnica de Hmong contra el Pathet Lao-traducido como la "nación de Lao" - que fueron apoyados por Vietnam del norte. Golpeando el Pathet Lao en el norte y en el sendero de Ho Chi Minh en el sur, la fuerza aérea estadounidense desencadenó un promedio de un ataque cada ocho minutos durante casi diez años. En 1970, decenas de miles de combatientes respaldados por Estados Unidos estaban involucrados, a un costo anual de US $ 3.100mn en dólares de hoy. Cuando terminó la campaña en 1973, una décima parte de la población de Laos había sido asesinada. Miles de muertes más accidentales seguirían de las bombas no detonadas que quedaron en el suelo.

En su libro, el Sr. Kurlantzick pinta una viva imagen de protagonistas como Vang Pao, un líder militar que emigró a América, donde fue arrestado en 2007 por tramar un golpe de Estado contra el gobierno de Laos, y Tony Poe, En la jungla y recogió las orejas enemigas cortadas. El Sr. Kurlantzick concluye que, en el futuro, "la CIA no encerraría a hombres como Poe; En cambio, encontraría muchos más Tony Poes. "Pero el libro no es sólo una polémica contra la agencia. El Sr. Kurlantzick examina las acusaciones de que la CIA vendió heroína y opio. No encuentra evidencia de esto, aunque la agencia estaba feliz de mirar hacia otro lado cuando los Hmong vendieron drogas.

Una pregunta es por qué la conducta de la CIA no provocó indignación, ni siquiera mucho interés, entre el público estadounidense. Más estadounidenses murieron en Laos que en Camboya, pero fue el bombardeo de Camboya lo que provocó protestas, incluyendo en la Universidad Estatal de Kent en Ohio en mayo de 1970, donde cuatro estudiantes fueron asesinados por la guardia nacional. Incluso una audiencia de alto perfil, cuando el senador Ted Kennedy desafió la guerra, provocó poca reacción pública. Una mayor cobertura mediática del bombardeo en Camboya pudo haber contribuido, al igual que los intentos de la CIA de encubrir a Laos y el hecho de que los muertos estadounidenses eran asesores clandestinos en lugar de jóvenes reclutas.

Laos era un modelo. Sucesivas administraciones estadounidenses continuaron con guerras "secretas" en Centroamérica y Oriente Medio con mínimas bajas americanas y sin interferencia del Congreso. La CIA consideró su operación de Laos como un éxito, aunque el Pathet Lao asumió el control después de la retirada de América, y todavía está en el poder. En Laos, sin embargo, las heridas todavía tienen que curar.

lunes, 4 de julio de 2016

Guerra de Vietnam: La batalla de Hue (1968)


La Batalla por Hue, Vietnam 1968 

por Luis Puesan 

Hue era la antigua capital imperial de Vietnam y durante la guerra de Vietnam, se celebra ahí una de las batallas con más importancia histórica en ese conflicto. Esta batalla fue librada durante la ofensiva Tet entre el 31 de enero y el 25 de febrero de 1968. En la cual se enfrentan las unidades del 1° y 5° regimientos de infantería de la 1° División de Marines y divisiones de infantería del ejército de Vietnam del Norte (EVN). 

Los antecedentes y preparativos 
Para finales de 1967, las operaciones militares de los norteamericanos se habían estancado en Vietnam. La intensa campaña de bombardeos estratégicos a las posiciones del Viet-Cong y Vietnam del Norte, no había alcanzado los logros esperado por el Pentágono. Por otro lado, el general William Westmoreland, comandante de las fuerzas militares norteamericanas en Vietnam del Sur, creía que sus planes de usar la aviación en masivos ataques de desgate, había puesto un alto a la infiltración de soldados y material de Vietnam del Norte. Los militares norteamericanos esperaban entablar una batalla decisiva con las fuerzas del general Nguyen Giap, donde la artillería y el poder aéreo norteamericano iba ser el factor decisivo del encuentro. A finales de 1967, los norteamericanos ya habían ideados planes para atacar el oeste de Khe Sanh hacia Laos y cortar en la ruta de abastecimiento del Camino de Ho Chi Minh de Vietnam del Norte. 



Mapa de las posiciones iniciales antes de la batalla

A finales de diciembre de 1967, los norteamericanos pusieron en práctica una serie de movimiento de tropas para emplazar una nueva zona táctica de operaciones de la 1° división de Marines. Uno de sus los regimientos, el 1° regimiento de infantería, fue movido mas al norte con la responsabilidad del paso del curse de carretera Hai Van, al norte de la división. Como segunda misión tenia la responsabilidad de proteger la guarnición militar de Phu Bai, la cual actuaba como fuerza de protección de las rutas de acceso a la ciudad de Hue por el oeste. 

 

Mientras los norteamericanos planeaban, el general Giap, jefe supremo del Alto Mando norvietnamita, y su estado mayor estaban también preparando la segunda fase de una operación a gran escala previamente desarrollada para la primavera de 1968. La primera fase de esta operación ya había terminado en otoño de 1967. Esta primera fase comprendía una serie de ataque en distintas zonas en Vietnam del Sur para probar el escalafón de mando de sus fuerzas. La segunda fase, llamada Ofensiva Tet, fue planeada para llevarse acabo en la primavera de 1968 cuando se celebrarán las festividades de los días feriados del año nuevo lunar vietnamita; llamado Tet. Una vez alcanzado el éxito de esta fase, había una tercera fase final conocida como la Segunda Oleada, cual causaría el colapso de la asistencia militar de los Estados Unidos a Vietnam del Sur y el levantamiento popular de las masas de ese país a favor de una reunificación. 

La Ciudad de Hue en 1968 
La ciudad de Hue esta dividida en el centro por el río Perfume. Esta era la segunda ciudad de importancia de Vietnam del Sur. Al norte del río estaba la ciudad intramuros que sirvió como la ciudad imperial a los antiguos emperadores de Vietnam y en esta se encontraba el cuartel general del 1° Cuerpo del ejército de Vietnam del Sur (1CEVS). 

Hacia el sur del río Perfume se encontraba la antigua colonia francesa, la Universidad de Hue y la base de operaciones del Comando de Asistencia Militar Vietnam de los Estados Unidos (CAMVEEUU). 

Hue en 1968 era un centro de transportación de mayor importancia donde los suministros y materiales de las fuerzas militares de Estados Unidos y Vietnam del Sur eran transportados a las unidades del norte de país. La carretera No.1 y la línea de ferrocarril que pasaban la ciudad, se comunicaban a Da Nang con la zona desmilitarizada y la frontera con Vietnam del Norte. A su vez, el río Perfume desemboca en el Golfo de Tonkin haciendo la transportación fluvial una de las fuentes de abastecimiento de mayor importancia de Vietnam del Sur. Los muelles de esta ciudad eran objetivos muy valuables para suplir las fuerzas militares si las rutas terrestres eran bloqueadas por el enemigo. 

La Ofensiva Tet 
La ofensiva Tet comenzó el anochecer del 29 de enero de 1968, las fuerzas del Viet-Cong y del Vietnam del Norte lanzan un ataque masivo y simultáneo en todas las regiones de importancia de Vietnam del Sur. Este ataque toma por sorpresa por igual a los norteamericanos y sur-vietnamitas; porque el ataque ocurre después de varias horas que se firmara un cese de hostilidades para respectar las festividades nacionales. 

Se día en Hue, por fortuna para el general Ngo Luang Truong, el comandante del 1CEVS, la ciudad no fue una de las primeras ciudades atacadas durante el comienzo de la ofensiva. Al amanecer del 30 de enero, el general Luang ya había puesto en alerta sus unidades. Las medidas de seguridad impuestas en la ciudad previnieron que las fuerzas norvienamitas ocuparan la ciudad completamente cuando estas atacan a las 0340 horas del día 31. 

Las fuerzas norvietnamitas que atacaron la ciudad tenían dos objetivos principales: 

El cuartel general del 1CEVS 
La base de operaciones del CAMVEEUU. 
Los norvietnamitas habían acumulado 10 batallones de infantería del 4° y 6° regimientos de infantería. El batallón 802° tenia ordenes de ocupar el sur de la ciudad intramuros. Mientras el batallón 806° actuaría como fuerza de bloqueo al noreste cerca de la carretera No.1 y prevenir cualquier intento de envío de refuerzos de los Marines desde Phu Bai, mientras el batallón 810° tenía la misma misión al noreste de la ciudad. 

Cuando los reportes del ataque a Hue llegan al cuartel general de la 1° división de Marines en Phu Bai, de inmediato es despachada una fuerza rápida de refuerzo al CAMVEEUU. Esta fuerza estaba compuesta por la compañía A / 1° Batallón /1° Regimiento de Infantería. Fue transportada en camiones a través de la Carretera No.1. Luego se unen al convoy 4 tanques M-48 del 3° Batallón / 3° Regimiento de Infantería ya cerca de la ciudad. 

Cuando el convoy llega al sur del canal Phu Cam son emboscados por el 1° batallón de infantería norvietnamita. Los norteamericanos se quedan estoqueados en el canal pero llegan a comunicar su situación a la base de Phu Bai. Luego se decide enviar la compañía G / 2° Batallón/ 5° Regimiento de Infantería al norte de la posición del convoy al mando del teniente coronel Marcus Gravel, comandante del 2° Batallón. Este consigue enlazar con el convoy y al ver la situación ordena a las dos unidades hacer un avance rápido a las posiciones del enemigo sin pararse a enfrentarlos para de esta manera entrar a la ciudad y llegar a la base de operaciones del CAMVEEUU. 

Dentro de la base, los Marines logran reorganizar la defensa de la misma y evacuan los heridos. Pero no se había ya llevado a cabo esas operaciones, cuando el coronel Gravel recibe una orden de cruzar el río Perfume y enlazar con las tropas del general Ngo Luang Truong en la ciudad intramuros. Gravel decide dejar a la compañía A y seguir las órdenes con la compañía G apoyada por los 4 tanques M48. Al cruzar el puente Nguyen Hoang siguiendo hacia la ciudad intramuros, los infantes de marina norteamericanos son emboscados en el medio del puente por un fuego cruzado de ametralladoras. Gravel viendo que no podía seguir su avance ordena a su fuerza regresar a la base de operaciones del CAMVEEUU. Terminando así el primer día de combate en Hue para los norteamericanos. 

Reevaluaciones 
Después del asalto inicial, las fuerzas norvietnamitas llegan a la conclusión de que no era posible tomar la ciudad en un día como se había planeado. Cinco batallones de infantería adicionales son traídos para reforzar las unidades ya envuelta en el ataque, aumentando el total de tropas norvietnamitas a unos 6000 soldados. Los norvietnamitas deciden defender las zonas ocupadas de la ciudad para detener cualquier intento de recuperar la ciudad por parte de los norteamericanos y sur-vietnamitas. Al mismo tiempo, los norteamericanos hacían desesperados intentos de reforzar la base de operaciones del Comando de Asistencia Militar que se encontraba cercada. El 1 de febrero se envía las compañías F y H del 2° Batallón/ 5° Regimiento de Infantería a Hue, siendo las primeras unidades de los Marines que comienza a llegar a la ciudad. 

 

Los norteamericanos tenían las siguientes unidades dentro de la ciudad para el 3 de febrero: 

Arrow Las compañías F, G y H del 2° batallón / 5° Regimiento de infantería Marina 
Arrow La compañía A y el pelotón de mando del 1° batallón / 1° Regimiento de infantería de Marina 
Arrow El 3° Batallón /3° Regimiento de Infantería de Marina suportado por varias escuadrones de transporte usando 4 camiones blindados armados con ametralladoras pesadas calibre 50 perteneciente a un batallón de artillería. 

Esta unidades estaban al mando del coronel Stanley Hughes quien recientemente había llegado a la cuidad desde Phu Bai y tenia ordenes de reconquistar Hue. 

Contra-ofensiva norteamericana 
El coronel Hughes ordena un ataque para tratar de enlazar una vez más con las tropas sur vietnamitas en la ciudad intramuros. El ataque fue iniciado en la tarde del 3 de febrero por el 2° batallón/ 5° Regimiento, esta unidad no llega ni siquiera a alcanzar sus objetivos intermedios durante su primer intento. Al día siguiente, la compañía H logra ocupar el edificio de Salud Pública y comienza apoyar el avance de las otras unidades. La compañía F se vio en graves aprietos al tratar de ocupar el edificio de la Tesorería, cuando fue emboscada por los norvietnamitas. Desesperado, el mayor Ralph Salvati, sub comandante de la compañía, toma varios cartuchos de gas anti motines y logra lanzarlos al edificio de la Tesorería desde el edificio del enfrente. Los norvienamitas deciden abandonar el edificio ante los efectos de los gases. De esta forma la compañía F logra alcanzar su objetivo. 

Luego los norteamericanos continúan edificio por edificio a todo lo largo de la calle Le Loi. Los edificios de la Biblioteca Pública, el Departamento de Electricidad y de Administración del gobierno local fueron tomados por los norteamericanos en asaltos urbanos y combates que duraron más de una semana. 

Para el 11 de febrero, la compañía F había asegurado un complejo de apartamento al oeste de la ciudad. Esta acción ponía a los norteamericanos en posición de moverse al sur y enlazar con los sur vietnamitas. 

 

Al mismo tiempo que se ejecuto estos ataques durante la semana, el 4 de febrero elementos del 1° Batallón / 1° Regimiento al mando del coronel Gravel comienza su ofensiva. Su primer objetivo era la Escuela Santa Juana de Arco, apenas 100 metros de la Base del Comando de Asistencia. Los infantes norteamericanos usando lanza-cohetes M72 LAW y cargas explosivas C4 logran penetrar las paredes de los edificios y verjas de concreto de la escuela, ocupando la misma después de una fuerte resistencia del enemigo. En la tarde reciben refuerzos que habían llegado en la zona ese mismo día procedente de Quan Tri. Al día siguiente los infantes de marina comenzaron a avanzar casa por casa y entre los campos de arroz bajo una fuerte resistencia de los norvietnamitas. Los norteamericanos se valieron de un tanque M48 para poner fuera de servicio un cañón de 90mm en uno de los focos de resistencia. De esta manera los norteamericanos logran ganar 75 metros en el frente de su base de operaciones. 

Los infantes de marinas norteamericanos literalmente combatieron casa por casa, calle por calle, y pudiendo consolidar un perímetro defensivo cuando ambos batallones logran enlazar ocupando el sur de la ciudad para el 10 de febrero. 

En el norte de la ciudad, durante todo este tiempo, los soldados del 1CEVS tuvieron graves problemas en recuperar la ciudad intramuros. Finalmente para el 9 de febrero apenas un día ante que las fuerzas norteamericanas aseguraran la parte sur de la ciudad, el general Troung logra pedir ayuda inmediata a los norteamericanos en Phu Bai. Al día siguiente, el 1° Batallón /5° Regimiento de Infantería de Marina es despachado en un largo convoy hacia la ciudad de Hue. 

Los norteamericanos habían ideado un plan ofensivo para maniobrar sus fuerzas para tratar de atrapar al enemigo de espalda al río Perfume. 

En la noche del 10 de febrero el 1° Batallón/5° Regimiento de infantería de Marina y un pelotón de tanques M-48 logran desembarcar en lanchas de desembarco hasta el otro lado del río Perfume en Bao Vinh Quay. El desembarco no es destetado por los norvietnamitas. Este batallón llega avanzar hasta el mismo destacamento del Estado Mayor del general Troung. 

A las 8 de la mañana del 13 de febrero, el 1° Batallón/5° Regimiento lanza su ataque a recuperar el noreste de la ciudad intramuros. Inmediatamente iniciado el ataque son recibidos por una fuerte resistencia del enemigo usando fuego pesado de ametralladora, morteros y cohetes B-40, obligando a los Marines a usar sus reservas y posteriormente a retirarse a la línea de avance para reorganizarse. 

El 15 de febrero temprano en la mañana, la artillería pesada de los Marines abre fuego en las posiciones enemigas dentro de la ciudad intramuros; seguido por ataques aéreos de los aviones F-4 Phantom. El efecto fue inmediato, los Marines consiguen avanzar y conquistar los objetivos planeados por dos días consecutivos, pero a costa de graves bajas. 

 

El 17 de febrero, los infantes norteamericanos son ordenados a tomar un descanso; sus suministros de municiones y comida estaban en un bajo nivel. Esto provoca que se pierda la iniciativa ganada en los dos últimos días. La moral de los infantes del 1° Batallón/5° Regimiento también estaba sufriendo, en esta circunstancia se decide cambiar la estrategia para hacer ataque nocturno. La noche del 20 de febrero, los infantes norteamericanos lanzan su ofensiva logrando sorprender al enemigo en tal forma que logran asegurar el noreste de la ciudad intramuros al amanecer del 21. 

El último bastión de los norvietnamitas en la ciudad era la zona amurallada al sureste de la ciudad intramuros. Los infantes norteamericanos inician el avance (reforzados por tres tanques M48) para reconquistar esa zona el 22 de febrero después de intensos combates urbanos. Para las 1300 horas se había logrado la conquista de todos los objetivos, siguiendo el día siguiente el avance hacia el Palacio Imperial. El 24 de febrero, cuando los norteamericanos habían rodeado los últimos elementos del enemigo dentro del área del Palacio Imperial y estaban listo para iniciar el avance final, las autoridades del gobierno de Vietnam del Sur se opusieron a que la capital imperial sea conquistada por unidades norteamericanas. Los soldados norteamericanos se limitaron a observar como la compañía Hoc Bao (Pantera Negra) reforzada por el 2° Batallón /3° Regimiento de Infantería del Ejercito de Vietnam de Sur asaltaban la ciudad imperial y después de intenso combate, esta fue liberada de manos de los comunistas. 

Conclusiones 
El éxito de la Infantería de Marina en la reconquista de la ciudad de Hue fue el resultado del uso del poder de fuego disuasivo y aplastante sin consideración a la preservación de las edificaciones de la ciudad misma. Se uso todo el arsenal disponible como una efectiva respuesta a la resistencia de las tropas norvietnamitas. Muchos de estos soldados escaparon de una aniquilación total internándose en la jungla cercada a la ciudad. La ofensiva Tet fracaso y termina con la destrucción del grupo guerrillero VietCong. A partir de entonces Vietnam del Norte decide en usar sus fuerzas regulares en un 100% para seguir la guerra. 

Se tomo 25 días de intensos y sangrientos combates impidiendo al enemigo controlar una ciudad que significaba el centro cultural, político y de transportación de Vietnam del Sur. 

Recursos usados 
Este articulo fue un resume del original aparecido en la revista de infantería del Ejercito de los Estados Unidos, INFANTRY edición de Julio-Agosto de 1995. paginas 21-26.Autor del mismo John E. Teller. 


Fuerzas Militares Dominicanas