Mostrando entradas con la etiqueta Irak. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Irak. Mostrar todas las entradas

viernes, 13 de enero de 2017

Tercera Guerra del Golfo: Saddam no tenía idea de lo que pasaba

Saddam Hussein no tenía ni idea de lo que estaba haciendo
Por Fox News | New York Post

Saddam Hussein fue un dictador inepto durante sus últimos años de mandato, creyendo que el 11 de septiembre acercaría a Irak y Estados Unidos y tomó la culpa parcial de su eventual caída del poder después de la invasión liderada por Estados Unidos en 2003, según un nuevo libro de uno de Los hombres que interrogaron al ex presidente iraquí.

Las revelaciones están contenidas en el próximo libro de John Nixon "Debriefing the President: The Interrogation of Saddam Hussein". Nixon era un analista de la CIA en Irak que se había asignado la tarea de encontrar a Saddam y luego obtener información de él. Pero rápidamente descubrió que "Saddam parecía desorientado".

"No estaba atento a lo que su gobierno estaba haciendo, no tenía un plan real para la defensa de Irak y no podía comprender la inmensidad de la tormenta que se avecina", escribió Nixon en el extracto del libro publicado por The Daily Mail.

Saddam, que fue ahorcado en 2006 por crímenes contra la humanidad, era a menudo desafiante mientras se entrevistó e incluso se burló de la lógica norteamericana de la guerra: que Irak poseía armas de destrucción masiva.



"Encontraste un traidor que te llevó a Saddam Hussein. ¿No hay un traidor que pueda decirte dónde están las armas de destrucción masiva? ", Dijo Hussein poco después de que lo encontraron escondido, sucio y grisáceo, dentro de un" agujero de araña "subterráneo el 13 de diciembre de 2003.

El déspota sádico dijo que Irak nunca había pensado en usar armas de destrucción masiva y cuestionó por qué "cualquier persona con facultades completas" desplegaría armas químicas no provocadas.

"Irak no es una nación terrorista", dijo Hussein a Nixon durante una sesión. "No teníamos una relación con Osama Bin Laden, y no teníamos armas de destrucción masiva ... y no somos una amenaza para nuestros vecinos. Pero el presidente estadounidense [George W. Bush] dijo que Irak quería atacar a su papá y dijo que teníamos "armas de destrucción masiva".

Preguntado sobre la masacre de Halabja en 1988, en la que miles de civiles en su mayoría kurdos fueron asesinados por las armas químicas iraquíes durante la guerra Irán-Irak, Hussein se enojó.

"Entonces se volvió hacia mí y me burló:" Pero yo no tomé esa decisión ", escribió Nixon.

La carnicería en Halabja supuestamente enfureció a Saddam, no por los miles de muertos, sino porque proporcionó a Irán un golpe de propaganda.

Saddam también podía ser sincero, escribió Nixon, y no se absolvió de toda responsabilidad por su caída.

"El espíritu de escucha y comprensión no estaba allí - no me excluyo de esta culpa", dijo Hussein de su relación frecuentemente antagónica con la comunidad internacional.

Mientras Nixon cuestionaba a Saddam, dijo, quedó claro que el perfil de la CIA del líder iraquí había estado equivocado en muchos frentes.

"Le pregunté por la creencia de la CIA de que Saddam había sufrido un gran dolor de parte de una mala espalda y había renunciado a la carne roja y los puros", escribió Nixon. "Dijo que no sabía dónde estaba obteniendo mi inteligencia, pero estaba equivocado. Me dijo que fumaba cuatro cigarros todos los días y amaba la carne roja. También estaba sorprendentemente en forma.

Un poco más de cuatro meses después del 11 de septiembre, el presidente Bush nombró a Irak como miembro del "Eje del Mal" durante su discurso sobre el Estado de la Unión. Sin embargo, Saddam había asumido inicialmente que los ataques terroristas dirigidos por Al Qaeda acercarían a Estados Unidos e Irak. Sadam había creído que su gobierno secular sería visto por Estados Unidos como un aliado en la guerra contra el terror fundamentalista.

En lugar de eso, menos de dos años después de los ataques, la coalición liderada por Estados Unidos depuso a Saddam.

miércoles, 3 de febrero de 2016

Historia militar: La primera crisis de Kuwait, 1961

La "Emergencia" de Kuwait , 1961 
Por Tom Cooper & Stefan Kuhn, con Brig.Gen. Ahmad Sadik (Fuerza Aérea Iraquí) 


Kuwait y el Régimen Qassem 
En 1899 - mucho antes que los enormes recursos petroleros fuesen descubierto en Kuwait - el gobierno de Su Majestad y el Regente de Kuwait firmaron un acuerdo acerca de la defensa del pequeño país. Kuwait permaneció bajo control nominal del Imperio Otomano hasta 1918, pero fue subsecuentemente otorgado el status de un emirato independiente, regido por la familia al-Sabah, con UK manejando sus asuntos exteriores. Luego posteriores negociaciones en Junio de 1961 un nuevo tratado fue firmado, con el cual los británicos liberaron a Kuwait a su independencia, pero también incluyeron un acuerdo que fuerzas británicas asistirían al Emir al-Sabah, regente de Kuwaiti, si le fuese requerido. 

El 25 Junio 1961, el entonces dictador iraquí Abd al-Qarim Qassem anunció unilateralmente que Kuwait iba a ser considerado iraquí territorio y ofreció “liberar a los habitantes de Kuwait”. Al día siguiente algunas fuerzas iraquíes comenzaron a acumularse a lo largo de la frontera con Kuwait. Sin embargo los militares iraquíes estaban muy lejos de tener un poder cercano al que obtendría años después y la mayoría de las tropas tuvieron que hacer una larga marcha desde Bagdad hacia la frontera sur del país. Por ello el armado del ejército iraquí fue muy lento. Había muchas razones para esta situación para esta situación - la mayoría de las cuales puede fácilmente ilustrada en el ejemplo de las condiciones de la Fuerza Aérea Iraquí en esos tiempos. 

La Fuerza Aérea Iraquí en 1961 
La Fuerza Aérea Iraquí de aquel tiempo estaba en un estado de transición. Luego del sangriento golpe de estado contra al-Rashid que fue realizado el 14 de Julio 1958, durante el cual el joven Rey Feisal III y el Príncipe a la Corona Abdul Illah de Irak – junto con el Ministro de Defensa iraquí y un antiguo Primer Ministro de Jordania – fueron asesinados en Bagdad por elementos de la milicia iraquí, muchos oficiales de la antigua Real Fuerza Aérea Iraquí fueron apresados y los cronogramas de entrenamiento de tiempos de paz, usualmente conducidos el estándar completo de la RAF, discontinuado. Para ejemplo, el Comandante de la Real Fuerza Aérea Iraquí en la BAM Habbaniyah, Comandante de Ala. Abdul-Razzak, languideció en prisión desde 1958 hasta 1962. Muchos otros pilotos dejaron el país y nunca retornaron. 

La Real Fuerza Aérea Iraquí de los 1950s era una bien entrenada fuerza, operando 12 Vampire FB.Mk.52s, seis Vampire T.Mk.55s, y 19 Venom FB.Mk.1s y FB.Mk.50s, así como a 15 Hunter F.Mk.6s. Los Hunters fueron provistos con ayuda financiera americana en dos series, la primera de las cuales– consistiendo de cinco aeronaves – fue entregada en Abril de 1957. La segunda serie, consistiendo de diez aeronaves, arribó in Diciembre de 1957. Justo antes del golpe de 1958 los USA también proveyeron de cinco North American F-86F Sabres a Irak; todavía, mientras los Hunters entraron en servicio con el Escuadrón No.6, basados en la BAM Tahmouz/Habbaniyah, los Sabres nunca iban a ver servicio en Irak: fueron estacionados dentro de un hangar en la BAM al-Rashid, y dejados allí por un tiempo antes de ser retornados a USA. 

 
La Fuerza Aérea Iraquí era una fuerza bien entrenada y altamente capaz en los 1950s gracias a la adquisición de modernos cazas de UK. En 1953 recibieron el primero de 12 deHavilland Vampire FB.Mk.52s, que entraron en servicio con el No.5 Squadron, entonces basados en la BAM Moascar al-Rashid, cerca de Bagdad. (dibujo por Tom Cooper) 

Abd al-Qarim Qassem fue ni un Ba’athist (el partido iraquí nacionalista y socialista Ba’ath fue similar en la ideología básica al partido sirio Ba’ath, pero diferentes en demasiados muchos detalles como para ser descrito como lo “mismo”), pero él fue un fuerte sostenedor de la pro-soviética República Árabe Unida. Consecuentemente él iba rápida e inmediatamente a requerir asistencia militar de la URSS. En 1958 el primero de los 14 MiG-17Fs así como otras aeronaves fueron provistas. 

 
Este MiG-17F fue uno de los primeros provistos a Irak, a finales de 1958. Parece luciendo el alerón plateado que fue usado por la Fuerza Aérea Iraquí sólo entre ese año y el siguiente golpe de estado en Bagdad, en 1963. Irak nunca recibió más de los 10 MiG-17s como usualmente se ha reportado: de hecho, el No.5 Squadron fue la única unidad de combate conocida de alguna vez haber operado este tipo, incluso si un pequeño número de MiG-17Fs y MiG-15UTIs estuvo en servicio con la Academia de Vuelo (basados en la BAM al-Rashid a principios de los 1960s). 

El arribo de los MiG-17s y el re-equipamiento del No.5 Sqn de la Fuerza Aérea Iraquí con ellos resultó en una efecto “cascada” de re-equipamientos dentro de la fuerza. El No.1 Sqn estaba en el proceso de convertirse de Hawker Fury FB.Mk.11s a Venoms del No.5 Squadron; No.2 Squadron convertido a helicópteros Mil Mi-4; el No. 3 Squadron estaba por convertirse a transportes Antonov An-12B; el No.4 Squadron convertido de vuelta a Fury FB.Mk.11s del No.1 Squadron; mientras No.6 Squadron continuaba volando Hunter F.Mk.6s. A su vez el No.7 Squadron - el cual estaba mayormente envuelto en luchar contra los Kurdos en el norte del país, y previamente equipado con Furies - fue re-equipado con MiG-17s. Similarlmente, el viejo "Bomber Squadron" iraquí, No.8, estaba en proceso de recibir su primero de los eventuales 12 bombarderos ligeros Ilushin Il-28. Finalmente, el nuevamente establecido No.9 Squadron estaba esperando sus primeros interceptores MiG-19 a arribar. En total, para Junio de 1961, la Fuerza Aérea Iraquí estaba compuesta como sigue: 

- No.1 Squadron, Venom FB.Mk.1, basados en BAM Habbaniyah, CO Cáp. A.-Mun’em Ismaeel 
- No.2 Squadron, Mi-4, basados en BAM Rashid, CO My. Wahiq Ibraheem Adham 
- No.3 Squadron, An-12B, basados en BAM Rashid, CO Cáp. Taha Ahmad Mohammad Rashid 
- No.4 Squadron, Fury FB.Mk.11, basados en BAM Kirkuk, CO My. A. Latif 
- No.5 Squadron, MiG-17F, basados en BAM Rashid, CO My. Khalid Sarah Rashid 
- No.6 Squadron, Hunter, basados en BAM Habbaniyah, CO Cáp. Hamid Shaban 
- No.7 Squadron, MiG-17F, basados en BAM Kirkuk, CO My. Ne’ma Abdullah Dulaimy 
- No.8 Squadron, Il-28, basados en BAM Rashid, CO My. Adnan Ameen Rashid 
- No.9 Squadron, MiG-19, in proceso de formación. 

 
En 1954 y 1956 la entonces Real Fuerza Aérea Iraquí fue reforzada con la adquisición de 19 deHavilland Venom FB.Mk.1s y FB.Mk.5s, los que entraron en servicio en el No.6 Squadron. La unidad estaba basada en la BAM Habbaniyah (nombrada "Tahmouz" por los iraquíes), y compartió estas instalaciones con la RAF hasta 1958, para cuando también el No.5 Squadron estaba basado allí. 

Cuando esta "emergencia" surgió, la Fuerza Aérea Iraquí estaba en proceso de recalificación de gran parte de sus tripulaciones de vuelo y técnicos en tierra dado que pasaban de operar aviones de origen británico a aviones de origen soviético: excepto por un escuadrón equipado con Hunters, ninguna de sus unidades fue completamente operacional. Por otro lado, Irak no tenía desarrollado un sistema de defensa aérea y no tenía radares en ese tiempo, y había una incierta situación respecto a la provisión de repuestos para sus jets comprados en UK. Finalmente, el aeropuerto de la Fuerza Aérea Iraquí más cercano al este aeropuerto fue la antigua BAM de la RAF Shaibah, cercano a Basora, donde la Academia del Aire iraquí fue estacionada: no había una simple unidad de aeronaves de combate fue basada allí y tenía que re-entrenar a no menos de tres unidades principales de combate y una unidad de transporte entre el período de 1958 y 1961. La Fuerza Aérea Iraquí era débil entre estas fechas, con las lealtades de sus pilotos y oficiales divididas entre los Comunistas (i.e. pro-gobierno) y Árabes nacionalistas (anti-gobierno). El Comandante de la Fuerza Aérea en 1961, el Brigadier Jalal Jaffar Awqati, no era un piloto de carrera, sino que fue puesto en ese cargo porque era comunista, y por su habilidad de mantener a la fuerza aérea bajo rígido control. 

Mientras la Fuerza Aérea Iraquí no estaba definitivamente en condición de participar en ninguna clase de operaciones a gran escala, y ninguna de sus unidades fue desplegada a ninguno de sus aeropuertos cercanos a Kuwait, el Ejército iraquí no estaba en mejores condiciones tampoco. Estaba también en un proceso de conversión a equipos provistos por soviéticos, y le faltaba entrenamiento en conducción de cualquiera operación seria, sobre todo operaciones a gran escala. Los iraquíes no podían esperar hacer avanzar rápidamente a su Ejército hacia la frontera sur del país y luego dejarlo luchar en Kuwait en medio del verano. 

 
Este Hunter F.Mk.6 (Serial "403" de la Fuerza Aérea Iraquí , ex-XK146) fue uno de los 14 aviones ex-RAF comprados por Irak con fondos americanos a finales de 1957.Se ve aquí utilizando todavía el flash en la cola introducido luego del golpe de 1958. 

La Intervención británica 
Por el contrario, la reacción británica fue muy rápida. Bajo el nombre en código “Vantage” los británicos habían estado planeando para una intervención en tal situación. Este plan incluía el despliegue de fuerzas adicionales desde UK, Chipre y Alemania. Técnicamente UK estaba bien preparado para venir a ayudar a Kuwait, el problema sin embargo, fue que ellos no podían obtener derechos de sobrevuelo de muchos países en la ruta, por lo que fue imposible aerotransportar tropas directamente al área de conflicto. 

Las tropas británicas en la región estaban ubicadas en alerta ya el 26 Junio de 1961, sólo un día después de las declaraciones de Qassem. El portaviones de comandos clase Centaur HMS Bulwark (con el Batallón de Comandos 42 embarcado) y su escolta de tres fragatas estaban haciendo una visita protocolar al puerto de Karachi, Pakistán. Una unidad de los Royal Marines estaba ya en Bahrein, junto con algunas tropas del Ejército, mientras otras unidades estaban disponibles en Bahrein, Sharyah, Adén, Kenya y Chipre. La RAF tenía dos escuadrones de Hawker Hunters, basadas en Adén y Nairobi. Transportes pesados, transportes ligeros y aviones de enlace estaban en Adén. Reservas adicionales estaban basadas en Bahrein y Kenya. Las instalaciones en Kuwait eran muy austeras: si bien un aeropuerto estaba activo, sus instalaciones eran muy pobres y no había radar. Igualmente, las instalaciones portuarios podían aceptar sólo a pequeñas embarcaciones. 

En total, incluso si a primera vista las fuerzas disponibles estaban dispersas sobre un amplia área, ya para el 29 de Junio los británicos comenzaron a ponerse en movimiento. El HMS Bulwark y sus escoltas dejaron Karachi y se dirigieron hacia el Golfo Pérsico a su máxima velocidad. Los depósitos de suministros en Bahrein fueron abiertos y dos Escuadrones de Hunter (No.8 208 Sqn) preparados para desplegarse en Bahrein. 

 
HMS Bulwark, como se vio en la Base Naval de Singapur, pocos años después de la Emergencia de Kuwait de 1961. (Fleet Air Arm Museum) 

El 30 de Junio de 1961, Kuwait oficialmente apeló por ayuda y un escuadrón de Hunters fue inmediatamente desplegado desde Eastleigh a Khormaksar, incluso si Turkey y Sudan rechazaron otorgar derechos de sobrevuelo. Ya en Bahrein había dos Shackletons MR.2 del No.37 Sqn, y los primeros aviones del No.88 Sqn desplegado desde RAFG Wildenrath. El staff de la 24th Brigada de Infantería fue aerotransportada desde Kenya usando aviones de transporte Argonaut y Comet. El No.3 Sqn Royal Rhodesian Air Force proveyó algún transporte aéreo también. 

 
La estación de la RAF en Sharyah fue uno de las más importantes activos británicos en el Oriente Medio durante los 1950s y principios de los 1960s. Vistos aquí en la rampa están (de izquierda a derecha): un Beverley del No. 30 Sqn., un Twin Pioneer del No.152 Sqn , y un Avro Shackleton del No.37 Sqn . (Foto: Born in Battle) 

Para el 1ro de Julio, el portaviones HMS Bulwark estaba ya bien dentro del Golfo Pérsico y los helicópteros embarcados Whirlwind del 848 NAS comenzaron a desplegar soldados del 42 Commando a Kuwait. Los cazabombarderos Hunter fueron desplegados al aeropuerto “Kuwait New” , cercano a Farwania, mientras el Britannia transportó a los No.99 y 511 Squadrons trayendo tropas del 45 Commando Royal Marines y 11th Regimiento de Húsares desde Adén. 

En los próximos días unidades adicionales arribaron al área. Cuatro Canberras del No.88 Sqn y ocho aviones del 213 Sqn aterrizaron en Bahrein, mientras transportes de la RAF aerotransportaron más tropas. Los Canberras pronto entraron en acción, volando salidas de reconocimiento bien dentro de Irak. Los iraquíes observaron estas salidos muchas veces, pero poco podían hacer para contrarrestarlas: la Fuerza Aérea Iraquí fue incapaz de interceptar a cualquiera de los bombarderos británicos debido a la falta de un red de radares funcionando. 

Para el 4 de Julio de 1961, los Comets del 216 Sqn y los transportes Britannia transportaron elementos del 2nd Airborne Battalion, mientras transportes Hastings y Beverly transportaron rápidamente para llevar el equipo pesado para desplegar sus fuerzas. Desde Kenya el 1st Battalion de los Royal Innis Killings fue también transportado a la escena. También fueron desplegados aviones de reconocimiento Canberra PR.7. Cuando estas fuerzas arribaron las primer tropas habían ya entrado en Kuwait, por lo que la presión sobre las instalaciones en Bahrein fue reducida. 

Para las tropas in Kuwait la situación fue lejos de placentera. Luego de tomar posición a largo de la cordillera de Mittla - en el noroeste del país – tenían que lidiar con temperaturas de hasta los 50°C y tormentas de arena que reducían la visibilidad a menos de 300m. Un Hunter del No.208 Sqn se estrelló en esta área bajo tales circunstancias, matando al piloto. Sin embargo, la mayoría de las fuerzas desplegadas estaban acostumbradas a tales circunstancias y eventualmente hubo menos problemas de los que podían ser esperados. Sin embargo, los británicos se cuidaron constantemente que el despliegue de tropas sea constantemente rotado entre Kuwait y HMS Bulwark, para obtener un buen descanso de tropas y tripulaciones. El portaviones estuvo actuando también como una estación adelantada desplegado, luego portando un radar con 150km de alcance de detección y actuando como un centro de comunicaciones. Especialmente la última función fue crítica, mientras que los cuarteles generales de la operación permanecieron en Bahrein, a más de 550km de Kuwait. 

Vastas distancias también forzaron a los británicos a improvisar con comunicaciones de radio: cuando no se encontró otra solución para manejar las señales de comunicación a lo largo del teatro de operaciones -las señales de comunicación fueron retransmitidas por bombarderos Canberra entre Adén y Bahrain, mientras RAF Pembrokes del A-Flight No.152 Squadron fueron usados para tareas de enlace entre Bahrain, Sharyah y Adén. Un problema adicional fue que los aviones de la RAF estaban usando comunicaciones VHF, mientras que los de la Royal Navy usaban UHF, por lo que aquí alguna improvisación fue necesitada para lograr que existiera mutua comunicación. 
Sólo con el arribo del más grande portaviones clase Illustrious HMS Victorious mejoró la situación considerablemente. Equipado con aviones AEW Gannet e interceptores todo tiempo Sea Vixen las fuerzas británicas luego ganaron una gran mejora en la conciencia situacional. Esto fue mejorado también por el radar de largo alcance de 270km a bordo del barco, lo cual fue luego incrementado por los Gannets. 
Finalmente, el 18 de Julio, la RAF fue capaz de poner el primer radar basado en tierra en Kuwait. El tipo SC 787 no podía medir la altura al cual los objetos que detectaba estaban volando pero ayudó a ordenar y mejorar el control de tráfico aéreo en la región. 

 
Partida de Observación del 29 Field Regiment Royal Artillery visto mientras desembarcan desde un LCT en Kuwait, en 1961. (Foto: IDR via Born in Battle) 

Luego de día nacional iraquí, el 14 de Julio, pasó sin ninguna acción, los británicos se sintieron mucho más seguros y las probabilidades de un conflicto armado – si hubo alguna vez uno – comenzaron a decrecer. Específicamente, los británicos nunca observaron ningún movimiento de tropas iraquíes al sur de Basrah: no quedó ni una simple unidad del ejército iraquí desplegado a lo largo de la frontera Kuwait. Por ello, el 20 de Julio el 42 Commando y el 2 Para fueron retirados de vuelta a Bahrain, mientras 45 Commando fue retornado a su base en Adén. Los Hunters del No.208 Sqn también fueron re-desplegados a Bahrain. Las fuerzas británicas remanentes salieron de Kuwait para el final de Septiembre. 

A finales de Julio de 1961 HMS Victorious fue reemplazado por el HMS Centaur. Todas los aeronaves de transporte habían dejado el área al inicio de Agosto, y para Octubre 1961 apenas había rastro de la intervención británica. Las últimas tropas salieron el 19 de Octubre. 

Mientras tanto, tropas de la Liga Árabe habían sido reemplazadas a las fuerzas británicas para salvaguardar la libertad e independencia de Kuwait. Específicamente, la Liga Árabe rápidamente balancearon la intervención británica la desplegar sus propias fuerzas, intentando garantizar la independencia de Kuwait de ambos- Irak y Gran Bretaña. Este contingente de la Liga Árabe salieron de Kuwait sólo siguiendo el derrocamiento del régimen de Qassem en Irak, en Febrero de 1963. 

 
Un Gannet AEW.Mk.3 del NAS 849 Vuelo-A visto mientras despega del HMS Victorious. Los Gannets probaron un inmenso valor como aviones de alerta temprana sobre la Fuerza de Tareas británica en el Golfo Pérsico y las fuerzas británicas en Kuwait. (Fleet Air Arm Museum) 

Conclusiones 
Hasta hoy no hay evidencia que los iraquíes estuviesen realmente planeando invadir Kuwait en 1961. Ciertamente, tales amenazas fueron emitidas por diferentes gobiernos in Bagdad una y otra vez, pero los iraquíes nunca hicieron ninguna de las correspondientes movimientos con sus militares: en ese momento de esta “crisis”, los militares iraquíes fueron simplemente en ninguna posición para lanzar cualquier invasión. La situación es mejor descripta por el hecho que este “episodio” no fue mencionado nunca por incluso una simple palabra en la publicaciones oficiales de historia militar iraquí – porque no hubo nada que reportar. Por ello, el usual comentario que la “rápida intervención británica ayudó a estabilizar la situación” significa no mucho. 

Sin embargo, los británicos y los USA aprendieron un montón acerca del despliegue de fuerzas a largas distancias, los problemas de comunicación asociados y el pre-acuerdo de stock de provisiones. Especialmente los depósitos de suministros adelantados en la región probaron ser extremadamente valiosos para el éxito de la británica empresa, permitiéndoles desplegar y apoyar grandes fuerzas por largos períodos de tiempo. Los militares americanos obtuvieron importantes lecciones de este hecho y fue en forma para reaccionar rápidamente casi 30 años después, cuando Irak de hecho invadió Kuwait, en el verano de 1990. 

Otro importante resultado de esta crisis fue la formación de las fuerzas armadas de Kuwait. 

Por su parte, en las consecuencias de la crisis los iraquíes inmediatamente comenzaron a comprando equipo militar adicional de la URSS. Por ejemplo, en 1962 el primero de los eventuales 40 MiG-19s arribó, seguido por el primero de los 12 MiG-21F-13s. Si estas adquisiciones de hecho vinieron in reacción a la confrontación con el UK sobre Kuwait, en el verano 1961, luego es obvio que los iraquíes concluyeron que su poder militar disponible en ese momento era insuficiente para una operación en el estilo requerido. Seguramente, con retrospectiva debiera ser observado que Irak estuvo nunca otra vez en una peor posición militar ó diplomático para tomar Kuwait. 

Fuentes y Bibliografía 
Extractos para mi propia investigación, información adicional para este artículo fue gentilmente provista por Mr. Tom N.. Las siguiente fuentes de referencia fueron también usadas: 

- “HISTORY OF THE IRAQI ARMED FORCES; Part 17, The Establishment of the iraquí Air Force y Its Development”, Committee of the Iraqi Ministry of Defense (Directorate of Historical Branch), 1988 

- "AIR WARS and AIRCRAFTS; A Detailed Record of Air Combat, 1945 to the Present", por Victor Flintham, Arms and Armour Press, 1989 (ISBN: 0-85368-779-X) 

- Born in Battle Magazine No.3, 1979 


Traducción: EMcL 
Traducción del original 
Original 
© Copyright 2002-3 by ACIG.org

miércoles, 1 de julio de 2015

Antigüedad: Lullubi, una trampa de guerrillas

Lullubi, el “Vietnam” acadio

Javier Sanz - Historias de la Historia


El primer imperio conocido de la humanidad fue el acadio, fundado por Sargón de Akhad. Naram-Sin, su nieto, fue un digno sucesor en cuanto a conquistas, pues habiendo perdido todo el imperio al comienzo de su reinado, por culpa de una guerra civil, logró recuperarlo y aumentar las fronteras a costa, eso sí, de pasar a la posteridad como un gran conquistador pero un pésimo gobernante, pues hizo que el imperio acabase sumido en la ruina económica, social y demográfica. Uno de los recuerdos que nos quedan de él es un objeto conservado en el Museo del Louvre, en concreto, la Estela de Naram-Sin. Esta bella talla en piedra arenisca se ha hecho famosa en los últimos años gracias a que en muchos medios ufológicos la exponen como ejemplo de que hubo ovnis en la Antigüedad. El monarca estaría, según estos medios, observando dos ovnis en lo alto.

Estela de Naram-Sin

No deja de ser curioso que esos medios no hayan caído en el inocente detalle de que hay dos textos cuneiformes en la estela. En uno de ellos se explica que el objeto conmemora la victoria del rey acadio sobre los montañeses lullubis. Los dos “ovnis” son, simplemente, representaciones de los dioses a los que estaba dedicada la campaña militar, pues los templos de turno corrían con los gastos de intendencia. La mejor conservada es, claramente, la estrella de Shamash (el dios sol) y la dañada parece ser la de Ishtar (diosa de la guerra, del sexo y el amor). A lo largo de los años la estela ha personificado el poderío militar acadio, pero en los últimos tiempos varios historiadores han comenzado a ver que hay algo raro en ella. Damos por supuesto que es una obra de autobombo típica de un monarca de la Antigüedad. El rey es más alto, más guapo, más valiente que nadie, y no sabía la lista de los reyes godos al derecho y al revés porque aún no se había inventado. Pero definitivamente algo no cuadra del todo. El primer elemento anómalo sería la duración de la campaña: unas versiones apuntan cinco años; otras algo más. Naram-Sin conquistó toda Ebla (Siria y parte del sur de Turquía), con 17 ciudades incluida una con triple muralla (Armanum), en menos tiempo. Arrasó desde la actual Siria hasta Gaza en menos aún. Sometió el Elam en una sola batalla. Los lullubis eran montañeses que vivían en lo que hoy son los Montes Zagros, en la frontera entre Irán e Iraq. ¿Cinco años para conquistar ese pedacito de terreno? Por si fuera poco, no mató Satuni, el rey lullubi. Firmó un tratado de amistad con él, lo que también es increíble porque al acadio le encantaba cortar gargantas. Dejó un rastro de más de 40 gobernantes muertos. Y más increíble es que, al parecer, los acadios no conocieran el nombre de la capital lullubi, ni su localización, al contrario que en los demás casos. Hoy en día, por culpa de ello, no tenemos ni idea de dónde estaba situada. Sabemos que Naram-Sin era algo mentirosillo. En su estela del Monte Taurus asegura haber matado a 17 reyes eblaítas, pero gracias a la biblioteca real de Ebla sabemos que, salvo dos, el resto eran simples gobernadores… o incluso menos. Al acadio le gustaba exagerar.


Zagros

Todo esto nos hace imaginar un panorama distinto al que el monarca nos quiere hacer ver en la estela. Los Montes Zagros son muy escarpados, y en tiempos de de los acadios, además, estaban cubiertos por grandes y espesos bosques de cedros y coníferas. Imaginemos a un ejército triunfante que avanza por un terreno desconocido, del que no sabe ni dónde están las ciudades, ni los puntos de vaguada. Soldados entrenados para utilizar dos armas fulminantes, la falange de infantería y el arco compuesto, pero que ven que son inútiles en un terreno escarpado, boscoso y abrupto. Guerreros que pasan hambre porque no saben dónde está la comida,  y que son emboscados día y noche por enemigos armados con hachas arrojadizas que conocen el terreno a la perfección ¿Qué nos recuerda esto? Un nombre viene a nuestra mente: Vietnam. Todos los grandes imperios tuvieron un mal día, un talón de Aquiles. Por lo visto, los lullubis fueron el hueso que se le atragantó a la maquinaria bélica acadia. Después de años de bajas, de sufrimiento, de gastos, y de no saber ni la distancia a la que estaba la capital enemiga, el rey acadio optó por hacer el paripé: firmar un tratado inexistente o mero papel mojado, darle unas palmaditas al colega Satuni y largarse silbando mientras se alega que París es bonito en primavera. No es el primer caso de la Antigüedad en que un monarca absoluto levanta un monumento para disimular un dolor de callos.

Esto nos indica varias cosas: que no hay enemigo pequeño y los kurdos son gente dura de pelar, pues se piensa que son los descendientes de los lullubis; que incluso de los fracasos puede salir una bellísima obra de arte; que no hay que creerse todo lo que diga un monarca absoluto y, menos aún, si se nos muestra con un marcado amor por las proporciones exageradas (dime de qué presumes…); y, por supuesto, que aunque tengas a dos ovnis de tu parte puedes sufrir, a fin de cuentas, un mal día.

domingo, 20 de julio de 2014

Oriente Medio: La tragedia de los árabes

La tragedia de los árabes 

Una civilización que utiliza para conducir el mundo está en ruinas y sólo los lugareños puede reconstruirlo 

The Economist



Hace mil años, las grandes ciudades de Bagdad, Damasco y El Cairo se turnaban para correr por delante de los países occidentales. El Islam y la innovación eran gemelos. Los diversos califatos árabes eran dinámicos superpotencias-faros de aprendizaje, la tolerancia y el comercio. Sin embargo, hoy los árabes están en un estado miserable. A pesar de que Asia, América Latina y África avance, el Medio Oriente se ve limitado por el despotismo y convulsionado por la guerra.

Las esperanzas se dispararon hace tres años, cuando una ola de disturbios en la región llevó al derrocamiento de los cuatro dictadores-en Túnez, Egipto, Libia y Yemen-ya un clamor por el cambio en otros lugares, sobre todo en Siria. Pero la fruta de la primavera árabe se ha podrido en una renovada autocracia y la guerra. Tanto engendrar la miseria y el fanatismo que hoy amenazan a un mundo más amplio.

¿Por qué los países árabes han fracasado tan miserablemente para crear la democracia, la felicidad o (aparte de los ingresos extraordinarios del petróleo) riqueza para sus 350 millones de personas es una de las grandes cuestiones de nuestro tiempo. Lo que hace que la sociedad árabe susceptibles a regímenes viles y fanáticos empeñados en la destrucción de ellos (y sus aliados se observen en el Oeste)? Nadie sugiere que los árabes como pueblo carecen de talento o sufren de alguna antipatía patológica a la democracia. Sin embargo, para los árabes a despertar de su pesadilla, y para que el mundo se sienta seguro, mucho tiene que cambiar.

El juego de la culpa 

Un problema es que los problemas de los países árabes se ejecutan de manera amplia. De hecho, Siria e Irak pueden hoy en día apenas ser llamados países en absoluto. Esta semana una banda brutal de yihadistas declararon su límites vacío, anunciando en su lugar un nuevo califato islámico a abrazar Irak y Gran Siria (incluido Israel-Palestina, el Líbano, Jordania y los bits de Turquía) y-en su momento-todo el mundo. Sus líderes buscan para matarlo no musulmanes no sólo en Oriente Medio sino también en las calles de Nueva York, Londres y París. Egipto está de vuelta bajo el régimen militar. Libia, tras la desaparición violenta de Muamar el Gadafi, está a merced de las milicias rebeldes. Yemen se ve acosado por la insurrección, las luchas internas y al-Qaeda. Palestina está todavía lejos de la verdadera condición de Estado y la paz: el asesinato de tres jóvenes israelíes y las represalias subsiguientes amenazan con desencadenar una nueva espiral de violencia (ver artículo). Incluso países como Arabia Saudita y Argelia, cuyos regímenes son amortiguados por la riqueza de petróleo y gas y apoyado por un aparato de mano de hierro de la seguridad del Estado, son más frágiles de lo que parecen. Sólo Túnez, que se abrió la oferta de los árabes por la libertad hace tres años, tiene los ingredientes de una verdadera democracia.

Islam, o por lo menos reinterpretaciones modernas de la misma, está en el centro de algunos de los problemas profundos de los árabes. La afirmación de la fe, promovido por muchos de sus luces principales, para combinar la autoridad espiritual y terrenal, sin separación de la mezquita y el Estado, ha frenado el desarrollo de las instituciones políticas independientes. Una minoría militante de los musulmanes se ven envueltos en una búsqueda de legitimidad a través de interpretaciones cada vez más fanáticos del Corán. Otros musulmanes, amenazada por la violencia de las milicias y la guerra civil, han buscado refugio en su secta. En Irak y Siria montón de chiítas y sunitas que se utilizan para casarse entre sí; demasiado a menudo hoy en día recurren a la mutilación de uno al otro. Y esta perversión violenta del Islam se ha extendido a lugares tan lejanos como el norte de Nigeria y el norte de Inglaterra.

Pero el extremismo religioso es un conducto para la miseria, no su causa fundamental (ver artículo). Mientras que las democracias islámicas en otras partes (como Indonesia-ver artículo) lo están haciendo muy bien, en el mundo árabe la trama misma del Estado es débil. Son pocos los países árabes han sido las naciones por mucho tiempo. La mano muerta del declive del imperio otomano de los turcos fue seguido después de la primera guerra mundial por la humillación de la dominación británica y francesa. En gran parte del mundo árabe a las potencias coloniales continuaron controlar o influir en los acontecimientos hasta la década de 1960. Los países árabes todavía no han logrado fomentar los prerrequisitos institucionales de la democracia-el dar y recibir de discurso parlamentario, la protección de las minorías, la emancipación de la mujer, la libertad de prensa, los tribunales y las universidades independientes y sindicatos.

La ausencia de un estado liberal se ha visto acompañado por la ausencia de una economía liberal. Después de la independencia, la ortodoxia predominante era la planificación central, a menudo inspirada por los soviéticos. Anti-mercado, anti-comercio, pro-subvención y pro-regulación, los gobiernos árabes estrangularon sus economías. El Estado retiró las palancas del poder económico-especialmente donde participó aceite. Cuando se levantaron las restricciones del socialismo post-colonial, el capitalismo del compinche, tipo de búsqueda de rentas se apoderó, como lo hizo en los últimos años de Hosni Mubarak de Egipto. La privatización fue para amigos del gobierno. Prácticamente no hay mercados estaban libres, apenas cualquiera de las empresas de clase mundial desarrollada, e inteligentes árabes que querían sobresalir en los negocios o beca tuvo que ir a Estados Unidos o Europa para hacerlo.

El estancamiento económico criado descontento. Los monarcas y presidentes vitalicios defendieron con la policía secreta y los matones. La mezquita se convirtió en una fuente de los servicios públicos y uno de los pocos lugares donde la gente pueda reunirse y escuchar discursos. Islam se radicalizó y los hombres furiosos que desecharon a sus gobernantes llegó a odiar a los estados occidentales que los apoyaban. Mientras tanto, un gran número de los jóvenes puso inquieto a causa del desempleo. Gracias a los medios electrónicos, que eran cada vez más conscientes de que las perspectivas de su cohorte fuera del Medio Oriente eran mucho más esperanzador. La maravilla no es que ellos salieron a las calles en la primavera árabe, pero que no lo hicieron antes.

Una gran cantidad de ruina 

Estos males no pueden fácilmente o rápidamente ponerse derecho. Outsiders, que a menudo han sido atraídos a la región como invasores y ocupantes, no pueden simplemente acabar con la causa yihadista o imponer la prosperidad y la democracia. Eso, por lo menos, debe quedar claro después de la desastrosa invasión y ocupación de Iraq en 2003. Apoyo del Ejército de suministro de aviones no tripulados y de un pequeño número de fuerzas especiales-puede ayudar a mantener a los yihadistas en Irak a raya. Esa ayuda puede tener que estar de guardia permanente. Aunque es poco probable que convertirse en un estado reconocible del nuevo califato, se podría producir por muchos años yihadistas capaces de exportar el terrorismo.

Pero sólo los árabes pueden revertir su declive civilizacional, y en estos momentos hay pocas esperanzas de que eso ocurra. Los extremistas ofrecen ninguno. El mantra de los monarcas y los militares es "estabilidad". En una época de caos, su atractivo es comprensible, pero la represión y estancamiento no son la solución. No trabajaban antes; de hecho estaban en la raíz del problema. Incluso si el despertar árabe ha terminado por el momento, las poderosas fuerzas que le dieron origen siguen estando presentes. Los medios de comunicación social que suscitó una revolución en las actitudes no se puede desinventarse. Los hombres en sus palacios y sus aliados occidentales tienen que entender que la estabilidad requiere reforma.

¿Es una vana esperanza? Hoy el panorama es sangrienta. Pero en última instancia, los fanáticos se devoran a sí mismos. Mientras tanto, siempre que sea posible, los sunitas moderados, laicos que constituyen la mayoría de los árabes musulmanes tienen que hacer oír su voz. Y cuando llegue su momento, tienen que emitir sus mentes a los valores que una vez hicieron el mundo árabe grande. Educación basa su primacía en la medicina, las matemáticas, la arquitectura y la astronomía. Comercio pagó por sus fabulosas metrópolis y sus especias y sedas. Y, en su mejor momento, el mundo árabe era un refugio cosmopolita para los Judios, cristianos y musulmanes de muchas sectas, donde la tolerancia fomentó la creatividad y la invención.

El pluralismo, la educación, la apertura de los mercados: se trataba de una vez los valores árabes y que podían ser tan nuevo. Hoy en día, como los sunitas y los chiítas arrancar gargantas de los demás en Irak y Siria y un ex general se asienta en su nuevo trono en Egipto, son trágicamente perspectivas distantes. Pero para un pueblo para quien tanto ha ido tan mal, estos valores siguen constituyendo una visión de un futuro mejor.

lunes, 23 de junio de 2014

La bella vida en la Irak previa a Saddam Hussein

Estas sorprendentes imágenes muestran lo que era Irak antes de décadas de invasiones y guerras


Irak ha vivido bajo un estado de casi permanente de conflictos o sanciones internacionales desde 1980, año en que comenzó la guerra con el vecino Irán. Después de los estragos de décadas de Saddam Hussein en el poder y el caos que se ha apoderado de la mayor parte de los años después de la invasión de EE.UU. de Irak en 2003, es difícil para personas ajenas a la imaginan al país como un lugar próspero o incluso funcional.

Las recientes ganancias por el grupo radical yihadista el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS) y sus aliados una variedad contribuye a perpetuar esta visión. Irak parece un lugar irremediablemente roto.

Pero antes de que sus décadas de guerra y un régimen totalitario, Irak era un país modernizando rápidamente. La compañía de imágenes de archivo British Pathe recientemente compartió un carrete de viajes que mostró la belleza y la diversidad de paisaje se encuentra en todo el país entre 1950 y 1959 en YouTube.

A continuación tenemos algunas fotos que ponen de relieve lo que Irak era antes de décadas de guerra y conflicto afectó el condado.




Piscinas públicas por doquier

Basora, la Venecia del Pérsico

Las mujeres plenamente integradas a las vida civil y a la educación

jueves, 19 de junio de 2014

Islamismo: La división chií-suní en el mundo árabe

Los orígenes de la división chií-suní 
por MIKE SHUSTER - NPR


Una pintura al fresco de la Chehel Sotun Pavillion en Isfahan, Irán, representa la guerra persa durante el período de la dinastía Safavid.

Nota del Editor: En 2007, NPR informó sobre la escisión chiíta sunita que estaba contribuyendo a los conflictos en muchas partes del mundo musulmán, incluyendo Irak. A la luz de los actuales combates en Irak, que es a lo largo de líneas sectarias, NPR va a republicar la serie. El texto incluye un número de cambios, mientras que el audio es de las transmisiones originales hace siete años. Aquí está la parte 1 de la serie.



Las mujeres caminan en el patio de la mezquita Jamkaran fuera de la ciudad santa de Qom, Irán, en el año 2006.

No se sabe con precisión cuántos de los 1,6 mil millones de musulmanes del mundo son chiíes. Los chiítas son una minoría, lo que representa entre el 10 por ciento y 15 por ciento de la población musulmana - sin duda menos de 250 millones, en total.

Los chiítas se concentran en Irán, el sur de Irak y el sur de Líbano. Pero hay comunidades chiítas significativas en Arabia Saudita y Siria, Afganistán, Pakistán y la India también.

Aunque los orígenes de la división entre sunitas y chiítas fueron violentos, durante siglos los chiítas y sunitas vivieron juntos en paz durante largos períodos de tiempo.

Pero eso parece estar dando paso a un nuevo período de difundir el conflicto en el Medio Oriente entre chiítas y sunitas.

"Definitivamente hay una lucha emergente entre suníes y chiíes para definir no sólo el modelo de la política local, sino también la relación entre el mundo islámico y Occidente", dice Daniel Brumberg de la Universidad de Georgetown, autor de Reinventar Jomeini: La Lucha por la Reforma en Irán.

Esa lucha se está jugando ahora en Irak, pero es una lucha que podría extenderse a muchas naciones árabes en el Medio Oriente y para Irán, que es persa.

Otro factor sobre los chiítas la pena mencionar. "Chiítas constituyen el 80 por ciento de la población nativa de la región del Golfo Pérsico rico en petróleo", señala Yitzhak Nakash, autor de Los chiíes de Irak.

Chiíes predominan en donde hay petróleo en Irán, en Irak y en las zonas ricas en petróleo del este de Arabia Saudita también.


Mapa chií-suní

Reproducido de 'La Shia Revival "por Vali Nasr. Copyright 2006 por Vali Nasr. Con autorización de la editorial, W.W. Norton & Co.

Los partidarios de Ali 

La división original entre sunitas y chiítas se produjo poco después de la muerte del profeta Mahoma, en el año 632.

"Hubo una controversia en la comunidad de los musulmanes en la actual Arabia Saudita sobre la cuestión de la sucesión", dice Augusto Norton, autor de Hezbollah: Una historia corta. "Es decir, que es el sucesor legítimo del profeta?"

La mayoría de los seguidores del profeta Mahoma quería la comunidad de los musulmanes para determinar quién lo sucedería. Un grupo más pequeño pensó que alguien de su familia debe tomar su manto. Estaban a favor de Ali, que estaba casado con la hija de Mahoma, Fátima.

"Shia cree que el liderazgo debe permanecer dentro de la familia del profeta", señala Gregory Gause, profesor de política de Oriente Medio en la Universidad de Vermont. "Y así estaban los partidarios de Ali, su primo e hijo-en-ley. Suníes creían que el liderazgo debe caer a la persona que fue considerada por la élite de la comunidad para ser más capaces de llevar a la comunidad. Y fue fundamentalmente que la división política que comenzó la división entre suníes y chiíes ".

Los sunitas prevaleció y eligió a un sucesor para ser el primer califa.

Finalmente, Ali fue elegido como el cuarto califa, pero no antes de un conflicto violento se desató. Dos de los primeros califas fueron asesinados. Guerra estalló cuando Ali se convirtió en califa, y él también fue muerto en los combates en el año 661, cerca de la ciudad de Kufa, ahora en la actual Irak.

La violencia y la guerra dividieron la pequeña comunidad de musulmanes en dos ramas que nunca reunir.

La guerra continuó con el hijo de Alí, Hussein, lo que lleva a los chiíes. "Hussein rechazó el imperio del califa en el momento", dice Vali Nasr, autor de The Shia Revival. "Se puso de pie a muy grande ejército del califa en el campo de batalla. Él y 72 miembros de su familia y sus compañeros lucharon contra un gran ejército árabe del califa. Todos fueron masacrados."

Hussein fue decapitado y su cabeza llevada en tributo al califa sunita en Damasco. Su cuerpo fue dejado en el campo de batalla de Karbala. Más tarde fue enterrado allí.

Es el simbolismo de la muerte de Hussein que tiene tanto poder espiritual para los chiítas.

"Una figura espiritual inocente es en muchos sentidos martirizados por una mucho más poderosa, fuerza injusta", dice Nasr. "Se convierte en la fuerza que cristaliza en torno al cual una fe toma forma y se inspira."

La 12 ª Imam 

Los chiítas líderes llamaron a su imam, Ali es el primero, el tercero Hussein. Conmemoran la muerte de Hussein cada año en un ritual público de la autoflagelación y el duelo conocido como Ashura.

La importancia de los imanes es una de las diferencias fundamentales que separan las dos ramas del Islam. Los imanes han adquirido un significado espiritual que no hay clérigos sunni Islam disfrutar.

"Algunos de los sunitas creen que algunos de los chiítas en realidad están atribuyendo cualidades casi divinas a los imanes, y esto es un gran pecado", Gause dice, "porque se está asociando los seres humanos con la divinidad. Y si hay una cosa que es central en las enseñanzas islámicas, es la unicidad de Dios. "

Esta diferencia es especialmente poderosa cuando se trata de la historia de la 12 ª Imam, conocido como el Imán Oculto.



Un musulmán chiíta tiene una imagen de la histórica líder chií Imam Hussein durante una manifestación anti-estadounidense en Bagdad, 29 de mayo de 2003.


"En el siglo 10", dice Nasr ", el Imam chiita 12 entró en la ocultación. Chiítas creen que Dios se lo llevó a la clandestinidad, y él volverá al final de los tiempos. Él es conocido como el Mahdi o el Mesías. Así que en muchos sentidos, los chiítas, tanto como Judios o cristianos, están en busca de la venida del Mesías. "

Aquellos que creen en el Imam Oculto se conocen como Twelver chiíes. Son la mayoría de los chiítas en el mundo de hoy.

"Doce chiísmo es en sí misma una especie de fe mesiánica", dice Brumberg de Georgetown. Se basa "en un credo que la palabra completa y el significado del Corán y el mensaje del Profeta Muhammad sólo se manifiesten, o verdadera y justa, a la devolución de la 12 ª Imam, esta figura mesiánica."

El poder político fogonea la división religiosa 

Durante los siguientes siglos, el Islam se enfrentó con los cruzados europeos, con los conquistadores mongoles de Asia Central, y se extendió más allá de los turcos otomanos.

Para el año 1500, Persia fue un centro de enseñanza islámica sunita, pero todo lo que estaba a punto de cambiar con la llegada de los conquistadores azeríes. Ellos establecieron la dinastía Safavid de Persia - actual Irán - y lo hizo chií.

"Esa dinastía en realidad salió de lo que es ahora el este de Turquía", dice Gause, el profesor de la Universidad de Vermont. "Ellos eran una dinastía turca, uno de los restos de las invasiones de los mongoles que han perturbado el Medio Oriente durante un par de siglos. La dinastía Safavid hizo su proyecto político para convertir a Irán en un país chiíta."

Shiítas se convirtieron poco a poco el pegamento que mantenía Persia juntos y lo distinguía del Imperio Otomano al oeste, que era suní, y los musulmanes mogoles en el este de la India, también sunitas.

Esta fue la geografía del Islam chiíta, y prevalecerá en el siglo 20.

Hubo períodos de conflicto y de los períodos de paz. Pero la división se mantuvo y que, en la segunda mitad del siglo 20, llegar a ser uno de los factores más importantes en los trastornos que han asolado el Medio Oriente.

"Por qué ha habido un largo y prolongado conflicto tan serio y la tensión entre estas dos sectas?" pide a Ray Takeyh, autor de Hidden Iran: Paradox y poder en la República Islámica. "Tiene que ver con el poder político."

En el siglo 20, que significó una dinámica política compleja que involucra sunitas y chiítas, árabes y persas, los colonizadores y colonizados, el aceite y la implicación de las superpotencias.