Mostrando entradas con la etiqueta Segunda Guerra Mundial. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Segunda Guerra Mundial. Mostrar todas las entradas

miércoles, 22 de marzo de 2017

SGM: El mito de los Kamikaze

Pro patria mori

Una corrección necesaria de un mito popular



"Cosa insoportable de morir en el cielo", escribió Tadao Hayashi, un estudiante piloto, en su diario el 27 de julio de 1945, la noche anterior a que su avión fue derribado. Los escritos de Hayashi, como los de otros estudiantes japoneses compilados en este libro, contradicen la caricatura del fanático piloto kamikaze imaginado por americanos y británicos durante la guerra y desafían el mito del héroe nacionalista hilado por instituciones conservadoras en Japón.

Los soldados estudiantiles, argumenta el autor, fueron sacrificados injustamente en el gambito final del gobierno militar de la guerra. Ella revela que el tokkotai ("fuerza de ataque especial", que es cómo el kamikaze se refiere en Japón) no tenía voluntarios cuando se formó en octubre de 1944. En cambio, los nuevos reclutas fueron asignados por sus superiores o obligados a inscribirse utilizando Tácticas de presión. Ningún oficial superior ofreció su vida para esta misión; En su lugar, el cuerpo "voluntario" comprendía recién reclutados muchachos-soldados apenas de edad y reclutas de estudiantes de las mejores universidades de la nación.

Los poemas, cartas y diarios que aparecen en este libro dan la mentira a la noción de que Japón se unificó detrás de la guerra. Las voces de los estudiantes-soldados hablan de manera reflexiva y elocuente acerca de su dilema entre el deber para con la nación y el deseo de mantenerse con vida. La mayoría de ellos habían sido redactados al final de la guerra y representaban a la élite intelectual del país. Bien leídos, muchos de ellos recurrieron a la literatura y filosofía europea para racionalizar sus muertes. "Zwei Seelen wohnen ach in mein Herz!" ("¡Ah, dos almas residen en mi corazón!") Grita Hachiro Sasaki, mientras trata de reconciliar su patriotismo con su deseo de vivir. Otro piloto lleva a Soren Kierkegaard "La enfermedad a la muerte", junto con la Biblia, en su vuelo final. Al igual que cualquier joven adolescente lejos de casa, los estudiantes soldados estaban intensamente solos. En la base aérea naval de Tsuchiura, hogar de muchos tokkotai, la canción que cantaban con más frecuencia no era nada patriótica, sino una canción de cuna en el dialecto de Kumamoto que decía: "Estoy aquí lejos de mi hogar. Incluso cuando muera, nadie llorará por mí; ¡Qué solitario es sólo oír a las cigarras gritar! "La muerte de estos jóvenes intelectuales no llegó en un estallido de fuego y gloria, pero al final de una larga lucha lucharon solos.

La palabra "kamikaze" entró en el idioma Inglés durante la segunda guerra mundial y ha soportado como un símbolo del militarismo zeloso de Japón. Después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, fueron renacidos como los suicidas del siglo XX. El autor sostiene que ambas caracterizaciones son profundamente defectuosas. Los tokkotai, como ella prefiere llamarlos, no se suicidaron, pero fueron condenados a muerte en las misiones militares a las que fueron asignados. Los terroristas de al-Qaeda, por otra parte, buscaron la muerte en su intento de ejercer el máximo daño civil. "Kamikaze Diaries" es una corrección oportuna y necesaria de un mito popular, y una importante contribución a la comprensión de Japón en guerra.

lunes, 20 de marzo de 2017

Biografía: Riphagen, una rata fascista amigo de Perón y Evita

Bernardus Andreas "Dries" Riphagen
La Segunda Guerra




(7 de septiembre de 1909 Amsterdam [Holanda], + 13 de mayo de 1973, Montreux [Suiza]. Fue un conocido delincuente holandés, el cual colaboró con los alemanes durante la SGM, estando involucrado en al menos 200 muertes.


BIOGRAFÍA


Nació en una familia numerosa, siendo el undécimo hijo. Su padre, alcohólico, trabajaba en la Marina. Su madre, falleció a los pocos años de nacer. Poco más tarde, su padre se volvió a casar.

A los catorce años, ya era un adolescente difícil, fue enviado a una escuela de la Marina, donde alcanzó el grado de cadete. Estuvo navegando durante un año. Residió durante dos años en Estados Unidos, donde empezó a tratar con los círculos criminales, aprendiendo de sus métodos, de dónde le vino el sobrenombre posterior de Al Capone, y a la vez, trabajaba en la empresa de petróleo Standard Oil.

A su regreso de los EE. UU., con dieciocho años, Dries se unió al NSNAP (Partido Nacional Socialista de los Trabajadores holandeses), el cual era antisemita y abogaba por la unión de Holanda con Alemania.

Empezó a moverse en los bajos fondos de Amsterdam, donde su ocupación era como proxeneta y ladrón, demostrando una cierta habilidad para moverse en este mundo, asimismo, su pasión era las apuestas, las joyas (principalmente diamantes) y los coches.

Con la ocupación alemana de 1940, no sólo continuó con sus actividades, sino que abarcó mucho más, empezando a colaborar con el SD Sicherheitsdienst Servicio de Seguridad alemán y como miembro de la Oficina Central de Emigración Judía (Zentralstelle für jüdische Auswanderung), primero en La Haya y después en su ciudad natal, junto a los miembros de la familia Olij, Jan, Kees y Sam.

Esto le permitió, junto a sus compinches, introducirse (y ganar la confianza) de los judíos, los cuales estaban a disposición de las autoridades alemanas, lo cual incluía sus propiedades, un filón del cual Dries empezó a aprovecharse con las confiscaciones de propiedades y joyas, con coacciones incluso para que delataran a otros judíos, y él daba a los alemanes, no sin antes llevarse su parte (10%) establecida con éstos, aunque se embolsaba más de lo pactado. tampoco faltaban judíos como agentes encubiertos, los cuales amenazados con la deportación de ellos o de su familia, se infiltraban en la Resistencia.

En 1943, formó parte de la Columna Henneicke, que era un grupo de unos treinta colaboradores holandeses, en su mayoría miembros de los bajos fondos, los cuales se dedicaban (cobrando en metálico por cada judío) a buscar a los judíos que se habían escondido de las persecuciones. En este mismo año, entregaron a las autoridades alemanas más de 3000 judíos holandeses.

Dries atesoraba ya una pequeña fortuna, el cual iba ingresándola en cuentas de Suiza y Bélgica.

En octubre de este año, la columna fue disuelta, acusada de corrupción en su propio beneficio.

Dries se traslada a Assen, donde empieza a trabajar en otra columna (Hoffman) [especializada en ejecuciones y en localizar aviadores aliados que habían sido derribados] y colaborando con el SD de la ciudad. Asesinó al resistente holandés Gerhard Badrian. En esta ciudad, tiene un accidente de coche, donde se lesiona de gravedad en una pierna.

Al finalizar la guerra, empezó a ser buscado por la policía como traidor y por asesinatos de judíos. Al verse acorralado, se puso en contacto con un antiguo jefe de policía de Enschede y miembro de la Resistencia, Wim E. Sanders, para negociar.
No fue entregado a las autoridades locales, pero sí bajo arresto domiciliario, a cambio de información de colaboradores y redes de los alemanes.

En febrero de 1946 escapa, con la ayuda de miembros de la Oficina de Seguridad holandesa BNV (Bureau voor Nationale Veiligheid), en un coche fúnebre, dentro de un ataúd, cruzando la frontera con Bélgica. Posteriormente, estuvo un tiempo recorriendo España.

A mitad de este año, fue detenido cerca de la frontera con Francia, al carecer de documentación, e ingresado en la cárcel, siendo posteriormente liberado bajo fianza, ayudado por algún contacto (se cree que fue un sacerdote español), con la obligación de tramitar su documentación.

Obtiene un pasaporte Nansen (una tarjeta de identidad para los refugiados apátridas), por medicación de un miembro del Servicio de Seguridad holandés, el cual le proporciona ropa y calzado, con la salvedad de que en los talones del calzado, había diamantes.

Cuando estaba a punto de ser extraditado a Holanda, en marzo de 1948, vuela hacia Argentina con un amigo. Al enterarse de su presencia en este país, la Embajada holandesa cursa una solicitud de extradición, pero sólo con los cargos de robo de automóviles y robo, con lo cual las autoridades argentinas denegaron la solicitud, manifestando que ese delito ya había prescrito. Cabe destacar que Dries se había hecho amigo de un miembro de la Corte Suprema de Argentina.

También consiguió acercarse al matrimonio Perón, llegando a tener un puesto como secretario. Se instala en la capital de este país, donde pone en marcha un negocio de fotografía, y a la vez, organizando competiciones de boxeo, a lo que era aficionado desde su juventud, y colaborando con los servicios secretos de Argentina.

Cuando el Presidente del país fue derrocado, Dries viajó a Europa, viviendo en varios países. Su última dirección conocida fue en Madrid (España), en la calle Padilla 4, de alquiler, que pagaba una tal Alicia López García, donde vivía rodeada de lujo y de mujeres adineradas, las cuales le mantenían. (esta dirección fue facilitada por el Servicio de Inteligencia holandés en Londres).

En 1973, se trasladó a una clínica en Suiza, enfermo de cáncer, donde murió. Nunca más volvió a ver a su mujer Greetje ni a su hijo cuando se fue de Europa en 1946.

Su mujer se casó con el hombre que ayudó a su marido a cruzar la frontera con Bélgica, Frits Kerkhoven, ex detective y miembro de la Resistencia, y ésta adoptó a su hijo.

En 2010, dos periodistas holandeses publicaron un libro sobre Dries “Riphagen: de Amsterdamse onderwereld 1940-1945 [solo está editado en holandés] con las declaraciones de su hijo Rob y de otros compinches.

Tres años más tarde, una emisora de radio holandesa realizó una serie sobre su persona.

En 2016, se hizo la película sobre su vida Riphagen por el director Pieter Kuijpers, con guión de Thomas van der Ree y Paul Ene Nelisse, el papel principal fue interpretado por Jeroen van Koningsbrugge, que también lo había interpretado en la serie de la radio.


ALBUM FOTOGRAFICO



Con su hijo Rob






Imagen






Enlace del artículo de la película en este foro: Riphagen



FUENTES


https://nl.wikipedia.org/wiki/Dries_Riphagen
http://www.miguelgarciavega.com/no-hubo ... -riphagen/
http://www.go2war2.nl/artikel/2624/Biog ... phagen.htm
https://www.google.es/

domingo, 19 de marzo de 2017

SGM: Midway

Midway 
por Horacio M. Rodríguez 

A fines de 1910 el piloto acrobático Eugene Ely a bordo de un biplano Curtiss efectuó el primer despegue de una aeronave desde la cubierta de un barco. Dos meses más tarde, en otro vuelo experimental, el mismo aviador realizó el primer aterrizaje sobre un navío. La hazaña fue celebrada por los periódicos de la época desde donde comenzó a especularse que aquellos vuelos obligaban a rever las tácticas navales. En efecto, Eugene Ely había demostrado la factibilidad de lo que iba a convertirse con el tiempo en el arma más poderosa que cualquier marina podía poseer: el portaaviones, un barco capaz de transportar aviones de guerra hasta la batalla, lanzarlos contra el enemigo y recuperarlos para volver a atacar una y otra vez. 

Sin embargo, esta revolucionaria máquina de guerra maduraría lentamente. Los almirantes tradicionalistas resistieron la idea y tuvieron que transcurrir más de dos décadas y una guerra mundial para que los diversos experimentos y desarrollos alumbraran el primer portaaviones tal como hoy los conocemos. Finalmente al estallar la II GM, las marinas de las naciones más poderosas ya contaban con estos magníficos buques que alterarían definitivamente los planteamientos de la guerra naval. 

Luego de los fulminantes éxitos conseguidos desde el ataque a Pearl Harbor, los japoneses preparaban la ocupación de Nueva Guinea para extender su dominio sobre el Mar del Coral y así aislar Australia y continuar su expansión en el Pacífico. Era la primavera de 1942 y la batalla que se desarrolló en aquel mar fue la primera en la que se combatió exclusivamente con aviones embarcados sin que los buques adversarios se pusieran en contacto o si quiera se avistasen. Sin embargo, aquel encuentro fue tan sólo el preludio de lo que sería un mes más tarde la gran batalla del Pacífico, el enfrentamiento donde se decidiría el control del Pacífico Central. 
El objetivo era Midway, un atolón en medio del océano donde EE.UU. contaba con un destacamento del US Marine Corps y un aeródromo. Hacia aquella isla se dirigía la mayor flota que jamás se hubiese visto: cinco grupos tácticos al mando del propio comandante en jefe de la Armada Imperial Japonesa, el almirante Isoruku Yamamoto a bordo del enorme acorazado Yamato, con un total de 200 buques entre los que se encontraban 11 acorazados, 8 portaaviones -con más de 300 aviones embarcados-, 22 cruceros y 20 submarinos. Desde bases en tierra operarían además unos 250 aviones. Frente a tan descomunal armada la US Navy sólo pudo oponer dos grupos, la Task Force 17 con el portaaviones Yorktown y la Task Force 16 con los portaaviones Enterprise y Hornet. Las dos flotas, como había sucedido en el Mar del Coral, no llegarían a verse en ningún momento. Todos los ataques y la suerte de la guerra en el Pacífico se desarrollarían en el cielo. 

Del 3 al 6 de junio de 1942 el cielo del Pacífico central se llenó de aviones de reconocimiento, de cazas, de bombarderos en picada y torpederos. A pesar de la desproporción de fuerzas, diversos factores, entre ellos la buena fortuna, volcaron la balanza a favor de los norteamericanos. Los buques japoneses carecían de radar y sus cazas tenían que interceptar a las formaciones descubiertas a simple vista. Los Zero, más veloces y maniobrables que los aviones norteamericanos, encontraron sin embargo adversarios temibles. Los jóvenes pilotos norteamericanos -la mayoría recién salidos de la escuela de adiestramiento- fueron a la lucha guiados por el capitán de corbeta John S. Thach quien supo sacar el mayor provecho posible de sus máquinas utilizando tácticas conjuntas que lograron contrarrestar y hasta superar a los cazas japoneses. 
Hasta media mañana del 4 de junio el almirante Yamamoto estaba bastante satisfecho: los norteamericanos habían demostrado una agresividad extraordinaria, pero sus buques habían logrado rechazar siete oleadas de ataque sin sufrir ningún daño. El almirante estaba seguro de tener la victoria entre sus manos. Sin embargo, mientras buena parte de sus aviones aterrizaban y eran febrilmente reabastecidos con torpedos para que atacaran ahora a la flota americana, los bombarderos en picada Dauntless provenientes del portaaviones Enterprise se precipitaron desde 5 000 metros de altura, atravesaron el fuego antiaéreo de los buques de escolta y lanzaron sus bombas. Dos portaaviones -el Akagi y el Kaga- quedaron envueltos en llamas. Era el comienzo del fin. 
La batalla de Midway fue uno de los enfrentamientos decisivos de la historia, un revés que eliminó súbitamente la aplastante superioridad aeronaval de los japoneses, factor esencial para que los norteamericanos continuaran con éxito la guerra en los inmensos espacios del Pacífico. Los japoneses perdieron allí cuatro portaaviones, un crucero pesado y más de 330 aviones con sus tripulaciones. Los norteamericanos por su lado perdieron sólo un portaaviones, un destructor y 179 aviones. La aviación naval japonesa ya nunca se sobrepondría a la pérdida de la mayoría de sus pilotos más expertos y aunque lucharía con determinación -e incluso con fanatismo- resultó evidente que la marea baja había comenzado ya para el Imperio del Sol Naciente. 
Más de treinta años después de aquellos días y coincidiendo con el bicentenario de la independencia de EE.UU., se estrenó en ese país Midway, superproducción fílmica que examina con rigor histórico los avatares de aquella batalla. Minuciosa y ecuánime en el relato de los hechos, la película cuenta con abundante material documental y resulta de gran interés para el aficionado a la aviación. El film cierra con las palabras del almirante Nimitz, comandante en jefe de la Armada de los Estados Unidos: "¿Fuimos mejores que los japoneses o tan sólo más afortunados?" Nimitz se interrogaba cuando aún se escuchaban los ecos de la batalla y todavía quedaban muchas más por librarse. Tres años de lucha lo separaban de la victoria definitiva. 

Aeroespacio

sábado, 18 de marzo de 2017

SGM: Fotos de la Operación Zitadel (1/2)

Fotos no vistas de la batalla más grande de tanques de la SGM

Damian Lucjan - WHO



La batalla de Prokhorovka fue una parte de una más grande, la Batalla de Kursk, y sucedió cuando el 5º Ejército de Tanques de Guardias del Ejército Rojo Soviético atacó el II Cuerpo SS-Panzer del Ejército Alemán en una de las mayores batallas de tanques en el ejército historia.

Los alemanes destruyeron muchos tanques soviéticos (300-400 tanques y cañones autopropulsados) y degradaron temporalmente el poder de ataque del 5º Ejército de Tanques de la Guardia, pero no pudieron tomar Prokhorovka o abrirse a tierra abierta.

Para los soviéticos, su masivo ataque blindado del 12 de julio no destruyó el II SS-Cuerpo Panzer -que perdió 43 tanques y cañones autopropulsados- o lo lanzó a la defensiva. Lograron agotar a los alemanes y eventualmente contribuyeron a detener su avance.

Mientras que la batalla se considera generalmente un éxito táctico para los alemanes debido al alto número de tanques soviéticos destruidos, en última instancia no había ninguna brecha alemana en Prokhorovka.

La ofensiva alemana de Kursk, codename Citadel, fue abortada más adelante, y sus fuerzas fueron retiradas. El Ejército Rojo inició una ofensiva general y tomó la iniciativa estratégica en el Frente Oriental, que debía mantener durante el resto de la guerra.


Vehículos del II SS-Panzer Corps avanzando hacia Prokhorovka el 11 de julio [Bundesarchiv, Bild 101I-022-2924-14 / Kipper / CC-BY-SA 3.0].

Las tropas alemanas durante una calma en la lucha [Bundesarchiv, Bild 101I-219-0553A-10 / Koch / CC-BY-SA 3.0].

Soldados alemanes durante la Operación Ciudadela [Bundesarchiv, Bild 101I-022-2949-05 / Mittelstaedt, Heinz / CC-BY-SA 3.0].

Panzer IV y Sdkfz 251 alemanes en el Frente Oriental, julio de 1943 [Bundesarchiv, Bild 101I-219-0596-12 / Dieck / CC-BY-SA 3.0].

Avance alemán durante la Operación Ciudadela (flechas rojas de línea discontinua) [Vía].

Una columna de tanques Panzer III en el frente oriental, julio de 1943. [Bundesarchiv, Bild 101I-219-0562A-06 / Scheffler / CC-BY-SA 3.0].

Panzers alemanes durante la Operación Ciudadela [Bundesarchiv, Bild 101I-022-2950-15A / Wolff / Altvater / CC-BY-SA 3.0].


Los tanques soviéticos T-34 y T-70 alineados en la batalla de Kursk. Un soldado alemán inspecciona la torre a través del tanque de luz de la escotilla T-70 [Via].

jueves, 16 de marzo de 2017

Batalla de Inglaterra: Aviones derribados alemanes (1/2)

Fotos increíbles de aviones derribados de la Luftwaffe durante la Batalla de Gran Bretaña

Joris Nieuwint - WHO



A medida que nos acercamos al final 71 aniversario de la Segunda Guerra Mundial, el 76 aniversario de la Batalla de Gran Bretaña también se acerca. En este artículo, echamos un vistazo a varios aviones de la Luftwaffe que fueron derribados y el accidente aterrizó en suelo británico.



Tropas cuidan los restos de un Heinkel He 111P (W.Nr 1582: G1 + FR) de 7./KG 55, que fue derribado durante un ataque al Great Western Aerodrome (ahora Heathrow) y aterrizó accidentalmente en High Salvington, cerca de Worthing, 16 de agosto de 1940. [Via]


El personal civil investiga el fuselaje de un Messerschmitt Bf 109E4, "Red 2", de 3./LG 2, en los terrenos de un colegio técnico, 1940. Observe el emblema de "Mickey Mouse" en el fuselaje trasero. [Vía]


La RAF que inspecciona a Heinkel He 111P (codificado G1 + FA) de Stab / KG 55 que fue derribado en Hipley en Hampshire, el 12 de julio de 1940. Se ha camuflado para evitar que la Luftwaffe intente destruir los restos. El bombardero fue derribado por el vuelo 'B' del Escuadrón No. 43 sobre Southampton Water. [Vía]


Un Heinkel He 111 P de Stab / KG 55 que aterrizó accidentalmente en Hipley en Hampshire el 12 de julio de 1940. Fue derribado por los Huracanes del Vuelo B, el Escuadrón No. 43 sobre Southampton Water. [Vía]


Messerschmitt Bf 109E-1 de Oberleutnant Paul Temme, Gruppe Adjutant de I / JG 2 'Richtofen', que se estrelló cerca del aeródromo de Shoreham en Sussex el 13 de agosto de 1940. [Via]


RAF inspeccionando los restos quemados de un avión de reconocimiento Junkers Ju 88 de 4. (F) / 122 en Cockett Wick Farm, St Osyth cerca de Clacton-on-Sea en Essex. El avión fue derribado el 20 de julio de 1940 por el número 56 de los Hurricanes del Escuadrón. [Vía]


El soldado entra en la cabina de un Messerschmitt Bf 109E. Esto es probablemente Bf 109E-1 (W.Nr. 3576) 'Red 13' de 7./JG 54, volado por Uffz. Zimmermann, que se estrelló cerca de Lydd en Kent el 27 de octubre de 1940. [Via]


Los restos de Junkers Ju 88A-1 (W.Nr. 2142: 3Z + DK) de 2./KG 77 en exhibición pública en Primrose Hill en Londres, el 10 de octubre de 1940. El bombardero había sido alcanzado por un incendio de AA y aterrizado accidentalmente En Gatwick el 30 de septiembre. [Vía]


Los soldados guardan los restos ardientes de Junkers Ju 88 (W.Nr. 4136: 3Z + BB) de I / KG 77 que se estrelló en Hertingfordbury, Hertfordshire el 3 de octubre de 1940. [Via]


Civiles y aviadores de la RAF inspeccionan los restos ardientes de un Heinkel He 111 que fue derribado por los combatientes de la RAF sobre la costa noreste de Escocia y se estrelló contra una casa, en julio de 1940. [Via]

martes, 14 de marzo de 2017

SGM: La Fuerza Aérea Cactus gana Henderson Field

La Fuerza Aérea Del Cactus: Apretados aviadores de Guadalcanal enfrentaron a los Zeros japoneses - Y ganaron
 Andrew Knighton - War History Online



La Batalla de Guadalcanal fue una de las batallas más importantes en el teatro del Pacífico de la Segunda Guerra Mundial. Marcando la mayor expansión del Imperio Japonés, fue el lugar donde los Aliados retrocedieron la marea.

Debido al papel prominente de la Infantería de Marina de Estados Unidos en la batalla, son las fuerzas aliadas asociadas lo más a menudo posible con la operación. Pero otros jugaron un papel vital en la batalla, y entre ellos estaban los volantes de la Fuerza Aérea de Cactus.

Henderson Field



Vista aérea del campo de Henderson en Guadalcanal, el 7 de agosto de 1942.

La invasión americana de Guadalcanal fue un negocio apresurado, se precipitó a la acción porque los japoneses estaban construyendo un aeródromo en la isla. Ese aeródromo daría a los japoneses una gran ventaja en la defensa de la isla, ya que les permitiría lanzar ataques aéreos contra buques enemigos entrantes, impidiendo que las tropas llegaran a la isla, además de permitirles bombardear y atacar a cualquier fuerza enemiga que aterrizara allí .

Dada su importancia estratégica, era inevitable que el aeródromo fuera uno de los primeros objetivos de los infantes de marina que desembarcaran en Guadalcanal el 7 de agosto de 1942. El aeródromo fue capturado en el primer par de días y se convirtió en una posición clave en los combates que llenaron los meses que siguieron. Los japoneses intentaron repetidamente y fallaron en volver a tomarlo, mientras que los americanos lo usaron para transportar suministros dentro y fuera cuando se encontraron cortados por el mar.

El aeródromo estaba incompleto cuando llegaron los Marines. El uso de equipos capturados de los japoneses lo llevó a un nivel suficiente para los vuelos regulares dentro y fuera. En el proceso lo cambiaron el nombre de Henderson Field, después de que el Mayor Lofton R. Henderson, un piloto del Cuerpo de Marines fue muerto durante la Batalla de Midway.

La Fuerza Aérea del Cactus


Multitud de aviones de la Fuerza Aérea Cactus Henderson Field, Guadalcanal en octubre de 1942

Con el aeródromo operativo, los aviones fueron movidos adentro para proporcionar la cubierta del aire para las tropas basadas en Guadalcanal. Su papel era tratar con los aviones japoneses en el cielo sobre la isla y los estrechos circundantes para que los suministros pudieran ser traídos y los soldados podrían ser protegidos de la muerte desde arriba. Esta escuálida escuadrilla se conoció como la Fuerza Aérea de Cactus.

Debido a las circunstancias del campo de Henderson, la fuerza aérea de Cactus careció incluso de la infraestructura más básica sobre la cual otros volantes confiaron. Con las líneas japonesas tan cerca de Henderson Field, no podría haber depósitos de combustible ni tanqueros. No había cobertizos de reparación ni montacargas para bombas. La munición fue cargada a mano, y los aviones dañados fueron desmontados para proveer repuestos. Incluso la pista de aterrizaje era poco más que suciedad, convirtiéndose en barro bajo la lluvia, obstaculizando el despegue y golpeando el avión.

lunes, 13 de marzo de 2017

Nazismo: Que le pasó a los negros alemanes

Esto es lo que pasó con los alemanes negros bajo los nazis

Eve Rosenhaft, The Conversation UK
Business Insider


Prisioneros de guerra negros de África francesa, capturados en 1940


El hecho de conmemorar oficialmente el Holocausto el 27 de enero, fecha de la liberación de Auschwitz, significa que el recuerdo de los crímenes nazis se centra en el asesinato sistemático en masa de los judíos de Europa.

Las otras víctimas del racismo nazi, incluidos los sinti y los romaníes de Europa, se nombran rutinariamente en conmemoración, pero no todos los sobrevivientes han tenido la misma oportunidad de hacerse escuchar su historia. Un grupo de víctimas que aún no han sido públicamente conmemoradas son los alemanes negros.

Todas esas voces tienen que ser escuchadas, no sólo por el bien de los sobrevivientes, sino porque necesitamos ver cuán variadas son las expresiones del racismo nazi si queremos entender las lecciones del Holocausto para hoy.

Cuando Hitler llegó al poder en 1933, se comprendía que había unos miles de negros que vivían en Alemania - nunca se contaron y las estimaciones varían ampliamente. En el corazón de una comunidad negra emergente estaba un grupo de hombres de las propias colonias africanas de Alemania (que se perdieron bajo el tratado de paz que terminó con la Primera Guerra Mundial) y sus esposas alemanas.


Führer de la Alemania nazi, Adolf Hitler. Bundesarchiv

Estaban conectados en toda Alemania y en el extranjero por medio de lazos familiares y de asociación y algunos eran activos en organizaciones comunistas y antirracistas. Entre los primeros actos del régimen nazi estaba la supresión del activismo político negro. También hubo entre 600 y 800 niños engendrados por soldados coloniales franceses, aunque no todos africanos, cuando el ejército francés ocupó la Renania como parte del arreglo de paz después de 1919. Las tropas francesas fueron retiradas en 1930 y la Renania fue desmilitarizada hasta que Hitler Unidades alemanas estacionadas allí en 1936.

Negación de derechos y trabajo

Las Leyes de Nuremberg de 1935 despojaron a los judíos de su ciudadanía alemana y les prohibieron casarse o tener relaciones sexuales con "personas de sangre alemana".

Un fallo posterior confirmó que los negros (como los "gitanos") debían ser considerados como "de sangre ajena" y sujetos a los principios de Nuremberg. Muy pocas personas de ascendencia africana tenían la nacionalidad alemana, incluso si nacieron en Alemania, pero esto se hizo irreversible cuando se les dio pasaportes que los designaban como "negros sin estado".

En 1941, los niños negros fueron oficialmente excluidos de las escuelas públicas, pero la mayoría de ellos habían sufrido abuso racial en sus clases mucho antes. Algunos fueron forzados a salir de la escuela y ninguno fue permitido para ir a la universidad o la formación profesional. Entrevistas y memorias publicadas por hombres y mujeres, testimonios inéditos y reclamaciones de indemnización posteriores a la guerra dan testimonio de estas y otras experiencias compartidas.

Soldados de la Legión árabe libre nazi en Grecia, septiembre de 1943. Wikimedia Commons

Las perspectivas de empleo que ya eran deficientes antes de 1933 empeoraron después. Incapaces de encontrar trabajo regular, algunos fueron reclutados para trabajo forzado como "trabajadores extranjeros" durante la Segunda Guerra Mundial. Las películas y espectáculos que hacían propaganda para el regreso de las colonias africanas de Alemania se convirtieron en una de las pocas fuentes de ingresos, especialmente después de que a los negros se les prohibió participar en otros espectáculos públicos en 1939.

Encarcelamiento

Cuando el líder de las SS Heinrich Himmler realizó una encuesta de todos los negros en Alemania y ocupó Europa en 1942, probablemente estaba contemplando una especie de redada. Pero no hubo un internamiento masivo.

La investigación en los registros del campamento y el testimonio de los sobrevivientes ha arrojado hasta ahora alrededor de 20 alemanes negros que pasaron tiempo en campos de concentración y prisiones - y al menos uno que era una víctima de la eutanasia. El caso que tenemos de un negro enviado a un campo de concentración explícitamente por ser mischling (mulato) - Gert Schramm, internado en Buchenwald de 15 años - viene de 1944.



En su lugar, el proceso que terminó con el encarcelamiento por lo general comenzó con un cargo de comportamiento desviado o antisocial. Ser negro hacía que las personas fueran visibles para la policía, y se convirtió en una razón para no liberarlas una vez que estuvieran bajo custodia.

En este sentido, podemos ver a los negros como víctimas no de un racismo peculiarmente nazi, sino de una versión intensificada de los tipos de racismo cotidiano que persisten en la actualidad.


Esterilización: un asalto a las familias

Fue el miedo nazi a la "contaminación racial" lo que provocó el trauma más común que sufrieron los alemanes negros: la ruptura de las familias. Las parejas "mixtas" fueron acosadas en la separación. Cuando otros solicitaban licencias de matrimonio, o cuando se sabía que una mujer estaba embarazada o tenía un bebé, la pareja negra se convirtió en blanco de la esterilización involuntaria.



En una acción secreta en 1937, unos 400 de los niños de Renania fueron esterilizados a la fuerza. Otros alemanes negros se escondieron o huyeron del país para escapar de la esterilización, mientras que las noticias de amigos y familiares que no habían escapado intensificaron el miedo que dominaba la vida de las personas.

La comunidad negra alemana era nueva en 1933; En la mayoría de las familias, la primera generación nacida en Alemania era apenas la mayoría de edad. En ese sentido, era similar a las comunidades en Francia y Gran Bretaña que se estaban formando alrededor de familias fundadas por hombres de las colonias.

La persecución nazi rompió esas familias y los lazos de comunidad. Un legado de eso fue un largo silencio sobre el rostro humano de la historia colonial de Alemania: la posibilidad de que los alemanes blancos y negros pudieran compartir un espacio social y cultural.

Ese silencio ayuda a explicar las respuestas mezcladas de los alemanes a la actual crisis de refugiados. La bienvenida ofrecida por la canciller alemana Angela Merkel y muchos alemanes comunes ha dado voz al liberalismo humanitario que siempre estuvo presente en la sociedad alemana y fue reforzado por las lecciones del Holocausto.

La reacción contra los refugiados revela el otro lado de la moneda: los alemanes que temen la inmigración no están solos en Europa. Pero sus angustias se basan en una visión que ha permanecido muy poderosa en la sociedad alemana desde 1945: la idea de que, por muy dignos que sean, las personas que no son blancas no pueden ser alemanas.

domingo, 12 de marzo de 2017

SGM: Pictorial de la operación Fall WeiB

Al comienzo de la SGM, la Alemania nazi invadió Polonia: estas son imágenes de esa operación
Damian Lucjan - War History Online



Soldados alemanes retirando una puerta en un puesto de control fronterizo, calle Zoppot-Gdingen (Sopot-Gdynia) en Danzig (Gdańsk), 1 de septiembre de 1939


El 1 de septiembre, hace 78 años, el horror de la Segunda Guerra Mundial se desató en el mundo cuando el ejército alemán invadió Polonia. La Invasión de Polonia, también conocida como Campaña de Septiembre en Polonia o Fall Weiss (Caso Blanco) en Alemania, fue un ataque conjunto de la Alemania nazi, la Ciudad Libre de Danzig, la Unión Soviética y un pequeño contingente eslovaco.

Prólogo

La Segunda Guerra Mundial era inevitable; A pesar de toda la diplomacia e intentos de pacificación, era una guerra que Hitler realmente deseaba. Una semana antes de la caída de Weiss (22 de agosto de 1939), dijo:

"El objeto de la guerra es ... físicamente destruir al enemigo. Es por eso que he preparado, por el momento, sólo en el Oriente, mis formaciones de "Cabeza de Muerte" con órdenes de matar sin piedad ni misericordia a todos los hombres, mujeres y niños de ascendencia o lengua polaca. Sólo de esta manera podemos obtener el espacio vital que necesitamos ".

Al día siguiente, se firmó un acuerdo secreto entre el Tercer Reich y la URSS. El Pacto de Molotov-Ribbentrop, firmado el 23 de agosto de 1939, permaneció en vigor hasta la Operación Barbarroja.

El Ministro de Asuntos Exteriores soviético Vyacheslav Molotov firma el pacto de no agresión germano-soviético en Moscú, el 23 de agosto de 1939.

El 29 de agosto, Hitler exigió de Polonia la restauración de Danzig y el control sobre el Corredor polaco, con el fin de crear un enlace terrestre con los territorios alemanes de Prusia Oriental, lo que fue negado firmemente por el Gobierno polaco.
Durante la noche del 31 de agosto, las unidades alemanas que se presentaban como tropas polacas organizaron un incidente de Gleiwitz, un ataque de bandera falsa a la estación de radio, cerca de la ciudad fronteriza de Gleiwitz, en Alta Silesia, como parte de la Operación Himmler. El objetivo era utilizar el ataque organizado como pretexto para invadir Polonia.

Hitler llamó a la invasión la "Guerra Defensiva".

"Los alemanes en Polonia son perseguidos con un terror sangriento y son expulsados ​​de sus casas. La serie de violaciones fronterizas, insoportables para una gran potencia, demuestran que los polacos ya no están dispuestos a respetar la frontera alemana. "- Adolf Hitler

En ese momento, Europa todavía creía que la paz podría mantenerse mediante la diplomacia. Los europeos no podrían estar más equivocados. Después de la cumbre, el primer ministro británico Chamberlain regresó a Gran Bretaña donde declaró que el acuerdo de Munich significaba "paz para nuestro tiempo".


"Mis buenos amigos, por segunda vez en nuestra historia, un primer ministro británico ha regresado de Alemania trayendo la paz con honor. Creo que es la paz para nuestro tiempo. "- Neville Chamberlain

El 31 de agosto de 1939, Hitler ordenó hostilidades contra Polonia. Debido a la detención anterior, Polonia logró movilizar sólo el 70% de sus fuerzas planeadas, y muchas unidades aún se estaban formando o moviéndose a sus posiciones designadas en primera línea. En ese momento, Polonia no tenía ni idea de que estaban condenados. 17 días después la URSS también se unió a la guerra. Los Aliados no ayudaron.

El principio




Hitler observa a soldados alemanes marchando a Polonia en septiembre de 1939

Fuerzas al 31 de agosto y plan de ataque alemán.

El acorazado alemán Schleswig-Holstein bombardeó Westerplatte, Danzig, el 1 de septiembre de 1939. Ese ataque fue el primer choque entre las fuerzas polacas y alemanas durante la invasión de Polonia y por lo tanto la primera batalla del teatro europeo de la Segunda Guerra Mundial.

Gente de Varsovia en una demostración feliz bajo embajada británica justo después de la declaración británica de guerra con la Alemania nazi. La señal dice: "¡Viva Inglaterra!"

Soldados alemanes en Westerplatte después de la batalla. A veces llamado el "Verdun polaco" debido a los bombardeos pesados ​​que recibieron los polacos Durante la batalla, 209 soldados polacos resistieron durante una semana contra 3000 soldados alemanes apoyados por la Luftwaffe.

Infantería polaca marchando.

Tanques ligeros 7TP de Polonia en formación durante los primeros días de la Campaña de Septiembre de 1939.

Vehículos Panzer I, Panzer II y SdKfz. 251 alemanes en Polonia, alrededor del 3 de septiembre de 1939; El oficial de la SdKfz. 251 medio vehículo de la pista podría ser Heinz Guderian 


Tropas motorizadas alemanas que viajan en un camino fangoso en Polonia. Septiembre de 1939.

Caballería polaca en pleno galope, Batalla de Bzura, la batalla más grande de Fall Weiss.

Vista aérea de una ciudad polaca a través de la estación del artillero a bordo de un alemán He 111 bombardero. Septiembre de 1939.

Bombas aéreas alemanas a lo largo de una carretera en Polonia. Septiembre de 1939.

Ciudad de Wieluń, el primer bombardero de la ciudad durante Fall Weiss. 1 de septiembre de 1939, 4:40 a.m. Más de 1200 civiles perdieron sus vidas durante el bombardeo.

Una columna bombardeada del ejército polaco durante la Batalla del Bzura.