Mostrando entradas con la etiqueta accidente aéreo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta accidente aéreo. Mostrar todas las entradas

viernes, 4 de noviembre de 2016

Carrera espacial: Los restos de Komarov



Caído desde el espacio




Vladimir Komarov, un cosmonauta soviético, perdió el control de su nave espacial y cayó a la Tierra, donde logró con éxito volver a entrar en la atmósfera ... sólo para que su nave espacial se accidentara al chocar con la Tierra en el año 1967. Estas son sus restos.




Komarov era el mejor amigo del cosmonauta Yuri Gagarin. Su muerte afectó irremediablemente a este último quién quedó sumido en una depresión que se sospecha derivó últimamente en su muerte en un accidente aéreo.

sábado, 10 de septiembre de 2016

Entreguerra: Amelia Earhart pudo haber muerto como náufraga

Evidencia inquietante mostraría que Amelia Earhart murió un náufrago
New York Post



Amelia Earhart en 1937 Foto: AP


¿Se Amelia Earhart sobrevivió a su accidente de avión? Esta es la teoría más probable, con nuevas pruebas de que ella estaba haciendo contacto para días después de su avión desapareció.

El Grupo Internacional para la Recuperación de Aviones históricos (TIGHAR) cree Earhart aterrizó su avión cuando desapareció en 1937 y murió como un náufrago.

Durante una presentación en el mes pasado, los Estados Unidos, de TIGHAR Ric Gillespie copia de seguridad de todas las teorías del grupo.

El avión de Earhart fue visto por última vez en el radar el 2 de julio 1937.


Nuevos hallazgos afirman que Earhart hizo más de 100 transmisiones de radio para la ayuda a partir del 2 de julio (cuando su avión fue visto por última vez en el radar) al 6 de julio, 1937. Photo: Getty Images

Después de convertirse en la primera mujer en volar sola a través del Océano Atlántico, se embarcó en una misión de volar más de 29.000 millas alrededor del mundo.

Pero el 2 de julio de 1937, cuatro meses después de comenzar su viaje, se encontró en problemas.

Ella volaba a 375 metros (1.230 pies) en busca de la isla de Howland, al suroeste de Honolulu, pero fue bajo en el combustible.

Se cree que ella no estaba tan cerca de la isla como se esperaba, por lo que ella aterrizó sin problemas en otra isla, que se cree Nikumaroro, también conocida como Isla Gardner, que está rodeada por un arrecife y unas 400 millas al sureste de la isla de Howland.

Gillespie dijo que desde el momento en que el avión desapareció del radar el 2 de julio al 6 de julio había más de 100 transmisiones de radio de Earhart pidiendo ayuda.

Una mujer en Melbourne incluso recogió su frecuencia.

"La gente empezó a escuchar la angustia de radio llamadas desde el avión y fueron procesadas", dijo Gillespie.


Earhart con el navegador Fred Noonan. En julio próximo se cumple el 80 aniversario de su desaparición. Photo: AP

Cerca de seis horas después de su desaparición, una voz muy débil y es ilegible fue recogido por los operadores de radio creíbles. Reconocieron su voz.

Un ama de casa en Texas escuchar en una radio de onda corta, poco tiempo después también escuchó las súplicas de Earhart. Ella oyó el avión había aterrizado parte en agua y parte en tierra.



Gillespie dijo Earhart dijo a los operadores de radio que estaba lesionado, pero no tanto como su navegante, Fred Noonan.

"Ella está por ahí pidiendo ayuda", dijo Gillespie.

Él cree que Earhart aterrizó sin problemas con un poco de combustible en el tanque, porque ella no habría sido capaz de trabajar la radio sin el motor en marcha.


TIGHAR informó que una mujer en Melbourne y un adolescente en Florida recogieron las transmisiones de radio de Earhart en el tiempo .Photo: Getty Images

Su transmisor local tampoco habría funcionado si ella aterrizó en el agua.


Ahora se cree que Earhart aterrizó sin problemas en la isla de Nikumaroro (también conocida como Isla Gardner) y murió como como naufraga. Photo: Getty Images

Lo fascinante de la teoría de Gillespie es una chica de San Petersburgo, Florida, quien tenía 16 años cuando Earhart desapareció.

De acuerdo con Gillespie, ella estaba en casa escuchando su radio cuando Earhart interrupción de la frecuencia.

La chica cogió un cuaderno al lado de su radio y comenzó a transcribir la llamada de Earhart en busca de ayuda.

Gillespie tiene ahora el cuaderno y dijo todo esto se lee como una moderna llamada al 911.

"Es muy confuso, no parece que algunas cosas a tener sentido", dijo.

"En varios lugares en el cuaderno que escribió 'Nueva York, Nueva York."

"Eso es lo que ella escribió la ciudad de Nueva York o algo que sonaba como la ciudad de Nueva York."

Gillespie dijo que hay un naufragio en el lugar donde se cree que Earhart aterrizó, un barco que se llamaba SS Norwich City, que fue abandonado en la isla en 1929.

Así que con todo este aparente para sumar, ¿por qué no ha encontrado todavía a nadie?

Gillespie dijo que TIGHAR había tomado una serie de viajes al destino, pero no ha tenido el equipo adecuado para encontrar los restos del avión de Earhart.

Se cree que la marea lava hacia el mar.

En julio próximo se cumplirá el 80 aniversario desde Earhart desapareció, y TIGHAR planes para ir en otra expedición a la isla de Gardner, pero esta vez, utilizar submarinos.

Gillespie dijo que sería la mejor herramienta para encontrar cualquier submarina escombros.

domingo, 8 de noviembre de 2015

FAA: El accidente del TC-48

El mayor misterio de la aviación argentina cumple 50 años
"El avión de los cadetes"

El 3 de noviembre de 1965 un Douglas DC-4 de la Fuerza Aérea con 68 personas a bordo se apagaba en todos los radares. Desde entonces, nada se sabe de él ni de sus ocupantes, aunque la búsqueda continúa.


  El "vuelo de los cadetes". El DC 4 matrícula TC-48, antes de su desaparición.

El 3 de noviembre de 1965, hace hoy exactamente cincuenta años, desaparecía el avión de la Fuerza Aérea Argentina matrícula TC-48. La aeronave se apagó en todos los radares mientras volaba cerca de Costa Rica con 68 personas a bordo. Es recordado como "el avión de los cadetes" y se transformó en el misterio más grande de la historia de la aeronavegación argentina.

El avión, un Douglas DC-4 para transporte de paracaidistas, iba en viaje de instrucción. Llevaba a 54 cadetes de la Fuerza Aérea; uno de ellos era peruano, el resto, argentinos. Iban en el avión además nueve tripulantes y cinco oficiales que viajaban como pasajeros.

El Douglas DC 4 matrícula TC-48, antes de su desaparición.

La aeronave había despegado de la base estadounidense de Horward, en Panamá, con destino a El Salvador. Su travesía completa había comenzado en Mendoza y tenía a California como destino final. Iba acompañado por otro avión, también en vuelo de instrucción. Los aparatos despegaron de Panamá con cinco o seis minutos de diferencia entre sí, pero solo uno de ellos llegó a destino.

El aeropuerto de Tegucigalpa, Honduras, y un avión comercial recibieron un alerta de la aeronave minutos antes de su desaparición: no está claro si uno o dos de sus cuatro motores se había incendiado. Poco más se supo desde entonces.



En diciembre de 1967, después de una búsqueda que incluyó 23 expediciones a la selva y más de 50 vuelos en avionetas y helicópteros, el gobierno de Costa Rica dio por finalizada la búsqueda.

Una investigación hecha por los Estados Unidos concluyó que el avión cayó al mar entre Panamá y Costa Rica, a 30 kilómetros de la costa; para la Aviación Civil de Costa Rica, en cambio, los restos del aparato están en algún lugar de la selva.

Reproducción digital de un Douglas DC-4 como el desaparecido en 1965.


Algunos de los familiares de las víctimas no dudan de que el avión está en la selva del sur de Costa Rica. El libro TC-48, el avión de los cadetes, escrito por Ricardo Becerra, ex teniente del Ejército y hermano del cadete Héctor, menciona a trece testigos que lo vieron volar a baja altura en zona selvática. Estos testimonios y la comunicación radial que el avión mantuvo con un piloto costarricense son elementos clave que sostienen la hipótesis de que el avión cayó en tierra, y no en el mar.

En 2008 la Fuerza Aérea Argentina llevó a cabo dos misiones terrestres en la selva de Costa Rica. Fue después de que, en 2007, Clarín publicara las quejas de los familiares de los desaparecidos.

Basada en simulaciones por software y testimonios de personas que tuvieron comunicación con el avión en emergencia, las investigaciones de 2008 establecieron la hipótesis de que el avión pudo haber llegado a tierra firme, pero no estaba en condiciones de atravesar la cadena montañosa de Talamanca; esto recorta el área sobre la que podría haber caído.

Según dijeron a Clarín familiares de las víctimas en 2007, pertenencias de uno de los cadetes desaparecidos, Oscar Vuistaz, fueron halladas. Se trata de unos gemelos de oro, un documento y dólares que jamás habían estado en contacto con agua.

Los familiares también señalaron que contaban con testimonios que indicaban que el avión no estaba en buenas condiciones. Tenía agujeros que debían ser tapados con estopa, según habría contado uno de los pasajeros de la aeronave.

Entre las hipótesis que las familias de las víctimas barajan está la que indica que, tras caer en la selva, el avión fue saqueado por indígenas que luego mataron a los sobrevivientes para ocultar su delito. "La zona fue embrujada y nadie quiere hablar de eso", conjeturó uno de los familiares de los desaparecidos ante Clarín en 2007.

Ahora, al cumplirse 50 años de su desaparición, se llevará a cabo en los próximos días una nueva misión de búsqueda en la selva costarricense. Así lo informó ayer el diario El Tribuno de Salta.

Hacia allí partirá un comando especial enviado por la Fuerza Aérea Argentina. "Esta búsqueda será realizada por tierra, como se hicieron las anteriores. También en esta ocasión contarán con el aporte logístico de la NASA y de la Conae (Comisión Nacional de Actividades Espaciales)", le contó a El Tribuno Regina Zurro, hija del comandante Mario Nello Zurro, desaparecido en el vuelo.

La nueva misión se denomina Esperanza VII. Tal vez la séptima sea la vencida.

Clarín

martes, 3 de marzo de 2015

Justo se cayó de un avión

A propósito del General Agustín P. Justo.
En 1927 siendo Ministro de Guerra del presidente Alvear, en una recorrida por La Rioja, Justo se cayó del avión que lo transportaba. Medio contuso, pudo ubicar postes de telégrafo que lo llevaron a una estación cercana y sin perder compostura anunció al empleado. "Soy el ministro de Guerra. Póngame en contacto con Buenos Aires"



Gracias a Junta de Estudios Históricos de la Recoleta.

martes, 26 de agosto de 2014

El accidente de la FAA en Panamá en 1965

La historia del avión argentino que se perdió en 1965




Desapareció luego de despegar de Panamá; Hay quienes aseguraron haber visto indígenas con prendas militares con la inscripción "Fuerza Aérea Argentina"; A 49 años, se hará una nueva incursión a una zona inexplorada. Duelo permanente, esperanzas que nunca se apagan, ilusiones contra toda lógica. Eso es lo que siguen viviendo los familiares de un avión argentino que, como el de Malaysia Airlines, se "tragó" el mar... o la tierra hace casi medio siglo y que todavía es buscado.

Es el TC-48 de la Fuerza Aérea Argentina, que el 3 de noviembre de 1965 desapareció luego de despegar de Panamá con nueve jóvenes oficiales y 59 cadetes recién graduados a bordo y que jamás fue encontrado. Hasta el caso del accidente de LAPA en 1999, fue el episodio más trágico de la aviación argentina.

"He pensado mucho en el tema del avión de Malaysia Airlines y en la angustia de esos familiares. La incertidumbre que se genera es peor a la de la muerte misma, porque no hay forma de hacer un duelo", reflexiona Cecilia, hija del piloto del avión desaparecido, capitán Esteban Viberti.

Cecilia, que en aquel momento tenía nueve años, nunca creyó en el informe oficial de la Fuerza Aérea Argentina presentado un año después de la desaparición, en el que se aseguraba categóricamente que la nave había caído al mar. Como prueba se mostraron entonces una serie de elementos pertenecientes al avión y a sus pasajeros.

Pero la realidad es que esos objetos fueron hallados en la costa, muy cerca de la desembocadura de un río costarricense, por lo que podrían haber llegado allí tanto desde el mar como desde tierra adentro.

Los familiares se apoyan también en el relato de quienes, por aquellos años, aseguraron haber visto indígenas que lucían prendas militares con la inscripción "Fuerza Aérea Argentina".

Pese a que ya han transcurrido 49 años, para los familiares la búsqueda no cesa. "En abril, se hará en Costa Rica una nueva incursión a una zona totalmente inexplorada donde confluyen muchas pistas y testimonios", comenta Cecilia Viberti, que sigue confiando en hallar los restos del DC-4 que piloteaba su padre.

Para Mercedes Carrilero, de 93 años, madre del cadete Adalberto "Manchito" Carrilero, que entonces tenía 22 años, la eterna espera de su hijo tiene ribetes dramáticos. Nunca aceptó mudarse de la casa familiar de Quilmes con la esperanza de que "si «Manchito» volviera", sabría dónde encontrarla.

Para el hermano de "Manchito", Julio Carrilero, lo más duro de una situación de este tipo "es no tener ningún tipo de información". "En el caso del avión malasio, por lo menos, el gobierno va revelando datos a medida que van surgiendo", dijo.

El brigadier (R) Gustavo Piuma Justo es uno de los pocos testigos que relata los hechos en primera persona. "Lo último que recuerdo del TC-48 es verlo desde la ventanilla de mi avión. Lo vi cómo tomaba posición en la cabecera de pista de la base Howard, de Panamá, listo para despegar."

En 1965, con 21 años, Piuma Justo era uno de los cadetes de la Promoción 31 de la Escuela de Aviación de Córdoba, que realizaba su viaje de graduados por diferentes países de América. Su suerte fue que, junto a la otra mitad de la promoción, le tocó viajar en el TC-43, que salió antes del fatídico vuelo.

"Cuando ocurrió la emergencia, nuestros aviones estaban volando en medio de una tormenta. En un momento, el director de la Escuela de Aviación, que estaba al lado mío, se levantó y fue a hablar con el piloto, quien le informó que el TC-48 estaba reportando «fuego a bordo». Ésa fue la última información que tuvimos. Después aterrizamos en El Salvador. Era una tarde despejada, y en vano nos quedábamos mirando al cielo con la esperanza de ver recortarse la silueta del DC-4."

De regreso a la Argentina, Piuma Justo tuvo la dura tarea de devolver a los padres de sus dos compañeros de pensión las pertenencias de sus hijos. "Es durísimo -recuerda-. Frente a la pregunta de: «¿Y dónde está mi hijo?», no supe qué responder."

La vida tenía preparada para Piuma Justo otros desafíos. En 1982, durante la Guerra de Malvinas, su avión Mirage fue alcanzado por un misil inglés y se eyectó. Al caer tuvo graves fracturas. Luego, un año más tarde, como oficial de las Naciones Unidas, fue destinado a la guerra del Líbano y allí sufrió una hemorragia cerebral.

Hoy, a punto de cumplir 70, Piuma Justo pide mayor comprensión hacia los familiares de los pasajeros del avión malasio y de las víctimas de este tipo de casos en general. "Están en una situación sumamente frágil. No hay que retacearles información. Saber qué pasó es una necesidad muy humana", dice.

Un misterio de casi medio siglo
Dos vuelos
En octubre de 1965 partieron de Mendoza dos aviones DC-4 con los graduados de la Promoción 31 de la Escuela de Aviación Militar, en viaje de instrucción; el destino final era EE.UU., con escala en varios países.

Fuego a bordo
Tras despegar de Panamá con 68 personas a bordo, el TC-48 reportó un incendio en la cabina; allí se produjo su última comunicación. Hasta hoy, todos los pasajeros están desaparecidos.

Informe final
Un año después, la Fuerza Aérea Argentina brindó su informe final, en el que reveló que el avión había caído al mar, aunque las pruebas no eran convincentes.

Búsqueda
Los familiares, que aún siguen con la búsqueda, sostienen que el avión cayó a tierra en Costa Rica; allí, testigos vieron a indígenas con objetos y ropa de la Fuerza Aérea Argentina.



Fuente:
Imass 21/3/2014

viernes, 24 de enero de 2014

Una reconstrucción del FW190 francés sumergido

Flugwerk Fw 190 sumergido en las afueras de Hyères (Toulon) 




Después de haber emocionado a multitudes en los últimos años 'Legends' ¡el Flugwerk Fw 190 francés ahora yace en el fondo del Mediterráneo! El avión estaba ensayando para la exhibición aérea por los '100 años de la Aéronavale' en Hyères (Toulon) el 12 de junio de 2010, cuando el motor se desprendió en un rolido lento. El piloto abandonó de forma segura y fue recogido del agua por el jet ski del club de playa. La réplica Fw 190 ahora se encuentra a 3 metros de profundidad, con una buena cantidad de daño estructural sostenido después de golpear el agua a más de 200 kmh de acuerdo con el piloto de 63 años de edad - cuyo 12º aterrizaje forzoso fue este!
Irónicamente el aeropuerto en Hyères se cerró apenas 24 horas más tarde por la lluvia torrencial que ha visto deslizamientos de lodo en algunas ciudades de la región de Var y 8 muertes! (fotos mediante master194.com )


Extractos traducidos - artículo en la web de Le Parisien

" .. Marc Mathis es un as acrobático. Afortunadamente . Su experiencia le permitió escapar ileso de lo que potencialmente podría tener un sido un fatal accidente el pasado sábado cuando estaba practicando durante la exhibición de vuelo Hyères en la región de Var ... que fue alrededor de las 14h00 que este señor de 62 años de Mennecy encontró un problema técnico mientras ensayando en el Fw 190 de Christian Jacquard, un caza de la SGM que él conocía muy bien haber probado ampliamente el año pasado. él tenía la intención de mostrarla en varias exhibiciones aéreas en toda Europa este año. Esta aeronave única - la única de su tipo en el mundo - ya se había encontrado con varios problemas después de su reconstrucción sábado fue diferente el motor - . . con sólo treinta y cinco horas de vuelo - . comenzó a vibrar fuertemente "Perdí todas las revoluciones . . ", dijo Marc el piloto, con más de 1.600 horas de acrobacia en su libro de registro fue en ese momento en un área construida a cierta distancia de la pista de aterrizaje el elegido para poner sobre la única área abierta disponible - . . . del mar en sólo doce segundos la aeronave se vinieron abajo, golpeando las olas a 250 kmh Amerizando la aeronave a unos 100 metros de la orilla , dijo el piloto, " gracias a mi experiencia yo era capaz de tomar la decisión correcta y llevarlas a cabo muy rápidamente ... " Pero Mathis fue atrapado por su paracaídas en la cabina, incapaz de liberarse a sí mismo . Afortunadamente algunas motos de agua estaban a la mano para cortar las correas, liberando a Marc desde un extremo acuoso. Esto no fue sin embargo la primera falta cercana para la ex piloto de línea aérea Air Liberté  - era la 12 ª vez que ha tenido que realizar un aterrizaje de emergencia ... "

Falke Eins