Mostrando entradas con la etiqueta Guerra de Invierno. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Guerra de Invierno. Mostrar todas las entradas

sábado, 26 de diciembre de 2015

SGM: La única grabación de Hitler hablando en calma

La única grabación conocida de normal de Hitler Hablando de voz, mientras que él habla al Finlandés general Mannerheim



Hitler a la izquierda, a la derecha Mannerheim

La grabación de Hitler y Mannerheim es una grabación de voz secreta de una conversación privada entre Adolf Hitler y Carl Gustaf Emil Mannerheim, celebrada en 1942. El ingeniero finlandés en la empresa de radiodifusión Yle, Thor Damen, tuvo éxito en la grabación de los primeros once minutos de Hitler y Mannerheim de la conversación privada. Dado que Hitler nunca permitió que nadie lo registrara con la guardia baja, que tenía que ser hecho en secreto.

El propósito original de Damen era grabar discursos oficiales de cumpleaños y las respuestas de Mannerheim. Sin embargo, Damen decidió continuar la grabación después de la conversación pasó de oficial a privada.

La SS dio cuenta de que Damen estaba grabando la conversación, y de inmediato exigió tenerlo detenido. La SS estaban furiosoa, pero Yle se le permitió mantener la cinta escondido, nunca para ser abierto. La cinta fue dado a jefe de la oficina de los censores estatales, Kustaa Vilkuna, regresó a Yle en 1957, y puesto a disposición del público un par de años más tarde. Es la única grabación conocida de Hitler hablar en un tono oficial y una de las pocas grabaciones en las que Hitler se puede escuchar la entrega de una narrativa sin levantar la voz.


Hitler habla con Mannerheim

Después de la invasión de la Unión Soviética, a pesar del éxito inicial y abrumadora de la campaña, los soviéticos lograron repeler el asalto alemán sobre Moscú y detener todo el avance alemán. Hitler necesitaba sus aliados para atar abajo tanto de la enorme maquinaria militar soviética posible. En 1942, Hitler, bajo extremo secreto, visitó Finlandia, oficialmente felicitar Mannerheim en su cumpleaños.

Sin embargo, Mannerheim no deseaba saludar a Hitler en su cuartel general, ya que habría parecido una visita de Estado. Por lo tanto, se produjo la reunión en Imatra en Finlandia meridional.


Interior del entrenador salón donde se realizó la grabación.

En Immola Aeródromo, Hitler fue recibido y acompañado por el presidente Ryti, y otros funcionarios militares y estatales, al tren de personal de Mannerheim, donde una comida y las negociaciones de cumpleaños tuvo lugar.



La conversación es sobre Hitler que explica el fracaso de la Operación Barbarroja, derrotas italianas en África del Norte, Yugoslavia y Albania, armamentos en la Unión Soviética, y los pozos petrolíferos rumanos.

War History Online

miércoles, 5 de noviembre de 2014

SGM: Los renos en combate

Cuando los renos fueron a la guerra

por Javier Sanz - Historias de la Historia


En junio de 1941, Hitler iniciaba la ofensiva en el Frente Oriental para invadir la Unión Soviética (Operación Barbarroja)… un plan demasiado ambicioso. La brutal ofensiva alemana consiguió penetrar en las confiadas defensas del Ejército Rojo y ganar terreno rápidamente. No obstante, la llegada del invierno estabilizó el frente permitiendo que el Ejército Rojo se agrupase y desbarata los planes de Hitler. Pero los soviéticos no estaban solos, recibieron la ayuda de los Convoyes del Ártico. Desde Islandia y, sobre todo, desde el Reino Unido atravesaban el océano Ártico hasta los puertos de soviéticos de Murmansk y Arkhangelsk. Desde el mes de agosto de 1941, 78 convoyes consiguieron entregar cuatro millones de toneladas de armamento (7.000 aviones, 5.000 tanques y municiones), combustible, alimentos y medicinas. Los suministros y armas que llegaban a los puertos de Murmansk y Arkhangelsk había que distribuirlos por la frontera de la Unión Soviética para atajar la invasión alemana. Bajo temperaturas extremas y con el hielo como único compañero, los renos se convirtieron en los protagonistas del transporte.

Nenets

Hasta finales de 1939 las minorías del Ártico (nenets, saami, komi…) estaban exentas del servicio militar en el Ejército Rojo, pero cuando la Unión Soviética invadió Finlandia (Guerra de Invierno) fueron obligados a alistarse. Lamentablemente para ellos, sus renos y sus trineos se convirtieron en pieza clave para el transporte y en 1941, al comienzo de la Operación Barbarroja, volvieron a reclamarlos.


Reno Finlandia

Aproximadamente 6.000 renos y 600 pastores, principalmente nenets, fueron reclutados para transportar municiones, alimentos y servir como correo entre las distintas unidades. Los renos y sus pastores podían recorrer unos 50 kilómetros diarios con una carga de hasta 300 kg. Trabajaban durante ocho horas al día y debían descansar uno cada cuatro de trabajo. En medio de aquellos viajes, sometidos a un clima infernal y en muchas ocasiones al fuego de los alemanes, también rescataron y pusieron a salvo a pilotos soviéticos derribados, e incluso a sus propios aviones por piezas. Cuando terminó la guerra, sólo la mitad de los pastores y sus renos regresaron a casa.

Entre los nenets se cuentan historias de  sus habilidades con el lazo (arkan) para atrapar alemanes con vida y conseguir información del enemigo. También sobre el reno perdido tras un ataque aéreo alemán que consiguió regresar al hogar de los nenets a cientos de kilómetros.



Su reconocimiento no llegaría hasta el 23 de febrero de 2012, cuando se inauguró un monumento en la ciudad de Narian-Mar en homenaje a los pastores de renos que murieron en la Segunda Guerra Mundial.