Mostrando entradas con la etiqueta Fuerzas Especiales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Fuerzas Especiales. Mostrar todas las entradas

domingo, 3 de junio de 2018

SGM: Las tropas X, los comandos checoslovacos

¿Héroes olvidados? Los checos de X-Troop, N ° 10 Commando

Jeremy Monk | The Prague Post




Rice, Smith, Taylor, Bates, Latimer, Platt ... parecen nombres improbables para héroes checos. Sin embargo, estos fueron los seudónimos utilizados para ocultar las identidades de los checos que, hace 75 años, se ofrecieron como voluntarios para 'tareas peligrosas' en una de las unidades más clandestinas en los Comandos británicos: Tropa 'X', Comando (Inter-Aliados) N ° 10. Formado en julio de 1942, los checos se convirtieron en los primeros miembros de la Tropa 'X'.


X-Troop, Comando N ° 10

El papel central de la X-Troop fue proporcionar hablantes nativos de alemán para acompañar a las fuerzas de ataque para actuar como intérpretes, traductores, interrogar a los prisioneros y alentar al enemigo a rendirse.


Poco se sabe sobre el primer grupo de siete u ocho soldados traídos a Gales el 24 de julio de 1942 por el capitán. Hilton Jones y su sargento de origen húngaro, George Lane (Georg Lanyi). Se sabe que en su mayoría eran checos Sudetes de habla alemana y, como la mayoría de los miembros de la tropa, probablemente de extracción judía. Además, se registró que ya tenían 'experiencia operativa'. Algunos miembros, como 'Latimer' y 'Taylor', habían peleado con la Brigada Internacional en la Guerra Civil Española, mientras que otros, como 'Bates', habían pasado gran parte de 1941 se sometió a capacitación de SOE (Special Operations Executive) en las escuelas en Arisaig, Wokingham y en otros lugares.


IZQUIERDA: CAPT. BRYAN HILTON-JONES MANDÓ 3 'X' TROOP, N ° 10 (INTER-ALLIED) COMANDO. FUE CONCEBIDOS AFECTAMENTE COMO 'EL PATRIADOR' O 'HILLY.' UN LICENCIADO DE LENGUA DE LA UNIVERSIDAD DE WELSH CAMBRIDGE, FUE UN EXCELENTE CLIMBER. FUENTE FOTOGRÁFICA: COMMANDO VETERANS ARCHIVE. DERECHA: UNA FOTOGRAFÍA RARA DE X-TROOP TOMADA A PRINCIPIOS DE 1943. "UN NÚMERO LIMITADO DE IMPRESIONES FUE QUITADO DE LA PLACA (¡SÍ - PLACA DE CRISTAL!) QUE A CONTINUACIÓN SE DESTRUYÓ YA QUE X-TROOP FUE CÁMARA Y LA SEGURIDAD CONSCIENTE". FOTO Y COMENTARIO FUENTE: CORTESÍA DE COLIN ANSON (ANTIGUO SARGENTO EN 3 TROOP), COMANDO VETERANOS ARCHIVO

Mientras que el grupo inicial probablemente era todo checo, la tropa se unió más tarde a otros "enemigos enemigos amigos", más notablemente de Alemania, Austria y Hungría. Con toda su fuerza, la tropa consistía en poco menos de 100 hombres. Toda la tropa hablaba con fluidez el alemán.

Para ocultar sus verdaderas identidades, los miembros de X-Troop tuvieron que usar un inglés que diga 'Nom de Guerre'. Moritz Levy se convirtió en Maurice Latimer, Jan Theilinger se convirtió en John Taylor, Gustav Oppelt se convirtió en George Bate (s), y así sucesivamente. Pero el engaño fue más allá, todos fueron emitidos con libros de pago y números de ejército que los hace miembros de unidades británicas regulares, por ejemplo. el Royal Sussex, el East Kent (Buffs), el Royal West Kent y el Hampshires. A cada uno se le dijo que inventara una historia de portada que resistiría el interrogatorio. De hecho, algunos afirmaron ser galeses para explicar sus fuertes acentos. Se proporcionaron direcciones de correo falsas y parientes más cercanos. Tan completa fue la portada, incluso hoy en día, hay incertidumbre en cuanto a la identidad real de algunos de los 'X' soldados.

En las fotografías que hay, se muestran a los X soldados con las insignias de sus regimientos "regulares" o la Insignia de Servicios Generales no descripta. Por lo tanto, es discutible si los miembros checos de X-Troop alguna vez usaron el comando de regulación rojo sobre azul oscuro 'CHECOSLOVAQUIA' que acompañaba a los flashes de hombro 'N ° 10 COMANDO' y la insignia de reconocimiento de Operaciones combinadas. Hubo, sin embargo, otras pistas de que se trataba de tropas de élite, es decir, Comandos. Las insignias de paracaídas de tela se cosen en las mangas de sus blusas de combate (significando paracaídas entrenados), sus blusas Denison (el Comando N ° 10 fue una de las primeras unidades en ser emitidas con estas chaquetas camufladas sueltas), boinas verdes, botas de suela de goma , Pistolas Tommy y pistolas Colt. Como recordó el soldado X Ian Harris (Hans Hajos) en la emocionante biografía de Helen Fry, German Schoolboy, British Commando: "teníamos [en el Comando] equipo que nadie más tenía ... Nos dieron jerseys de lana Shetland". Les escribió a sus padres "nos tratan como a caballeros aquí".

Con sede sucesiva en Aberdovy (Gales), Achnacarry (Escocia), Eastborne y Littlehampton en la costa sur de Inglaterra, se convirtieron en uno de los grupos más entrenados del ejército británico. Pelear en el Comando requería una amplitud y profundidad particularmente amplia de entrenamiento especializado. Programas de entrenamiento incluidos: paracaidismo, desembarco de botes, ocultación, alpinismo y rappel, uso de armas silenciadas. También se dominaron habilidades más inusuales, tales como abrir candados, conducir trenes e identificar unidades del ejército alemán.


ENTRENAMIENTO DE ASALTO ANFIBIO PARA N ° 1 COMMANDO, ISLA DE BLANCO, JUNIO DE 1942. LOS CHECOS ENTRENADOS CON EL COMANDO N ° 1 ANTES DE SU TRANSFERENCIA A X-TROOP, N ° 10 (IA) COMANDO EN JULIO DE 1942. COMO TAL, ELLOS LO MÁS RECIENTEMENTE PARTICIPO EN ESTE EJERCICIO DE ENTRENAMIENTO ANFIBIO DE DESEMBARCO. FUENTE: COMMANDO VETERANS ARCHIVE 2006 - 2016


Tragedia en Dieppe

La primera acción vista por los hombres del Comando Inter-Aliado fue la desafortunada incursión en Dieppe el 19 de agosto de 1942. La incursión se dispuso a demostrar que era posible atacar y tomar un puerto ocupado por un corto período de tiempo y para reunir inteligencia Mientras que la mayoría de los soldados que tomaron parte en el ataque fueron canadienses, fueron apoyados en su centro y flancos por el Comando N ° 3, 4 y 40 (RM) y elementos del Comando N ° 10 (IA). Quince miembros de la tropa francesa se unieron a las unidades de comando involucradas en la incursión para actuar como intérpretes. Sin embargo, se sabe que cinco de los checos de la recién formada X-Troop, a saber: Platt, Rice, Latimer, Bate y Smith, también participaron en el ataque.

Ian Dear, el autor de Ten Commando 1942-1945, comentó sobre la participación de los checos: "Por lo que se puede determinar, su papel era ir con las tropas que iban a entrar en el ayuntamiento y la sede alemana y encontrar y eliminar cualquier documentos de valor de eso ".

El historiador de comando N ° 10 (IA), Nick van der Bijl, señala que: '' Privates 'Bate', 'Rice' y 'Smith' se unieron al Royal Marine Commando A [más tarde renombrado: 40 (RM) Comando] con órdenes irrumpir en el Ayuntamiento de Dieppe ... Privates 'Platt' y 'Latimer' se unieron a un destacamento de la Sección 2 de Seguridad de Campo, Cuerpo de Inteligencia Canadiense ... con órdenes de buscar en la sede alemana y buscar elementos de interés de inteligencia, en particular, un nuevo emitió respirador alemán [máscara antigás] ''.

En una escena que podría haber salido directamente del thriller de espías, van der Bijl continúa describiendo cómo un "Teniente Goronwy Rees había sido comisionado recientemente en la Guardia Galesa ... y enviado a GS (Inteligencia) en GHQ, Home Forces cuando se le ordenó que recogiera un paquete sellado de un sargento debajo del reloj en la Estación Victoria y se lo diera a los checos. Él no recibió ni pidió un recibo. Viajando a Bridport, se encontró con 3 Tropas '' X '' pero no pudo distribuir todos los contenidos, que resultaron ser miles de francos para la Resistencia, porque no todos los checos estaban disponibles. Supuso que estaban en una especie de misión suicida. "En un giro aún más extraño, después de la guerra:" Rees fue expuesto más tarde como uno de los Cambridge .... Los espías comunistas junto con Donald McLean, Kim Philby y Anthony Blunt ".

Si esto parece algo de las páginas de un thriller de James Bond, puede haber una razón.

El Archivo de Veteranos del Comando, en una entrada relacionada con la historia de la Unidad de Asalto de 30 comandos, señala: "En Nicholas Rankins, el libro Comandos de Ian Fleming, y más tarde en un programa titulado Dieppe Uncovered, proyectado el 19 de agosto de 2012, los documentos parecen revelan que, de hecho, se formó una Unidad de Asalto de Inteligencia para el ataque de Dieppe por el Comandante Ian Fleming RN [autor posterior 'James Bond'] y operaron secretamente en el ataque como un Pelotón del Comando 40RM bajo el teniente HO Huntingdon-Whitely, su papel para " pellizcar "señales de documentos de inteligencia, etc. de la sede naval alemana en Dieppe." ¿Los checos, por lo tanto, formaban parte de la Unidad de Asalto de Inteligencia del Comandante Ian Fleming? Como mucho relacionado con X-Troop, nos quedan más preguntas que respuestas.

El destino de los X-Troopers checos refleja la carnicería general en Dieppe. Del primer grupo, Bate fue asesinado, y Rice y Smith fueron capturados. Ninguno llegó al Ayuntamiento. Aunque se llevaron al prisionero, Rice y Smith nunca más fueron vistos. El teniente Rees más tarde escribió, "imaginó que desaparecieron en las playas de Dieppe y que sus nombres ... nunca aparecieron en ningún registro oficial".

En cuanto a los otros checos, Platt fue herido en su pierna izquierda y se convirtió en el almacenista de la Tropa durante el resto de la guerra. El informe de operación de Platt relató: "Cuando estaba a punto de aterrizar [de un Tank Landing Craft -TLC] justo detrás del primer tanque en tierra, recibimos órdenes gritando que regresáramos debido a un fuego muy intenso. Hicimos un segundo intento de aterrizar ... en un lugar diferente. Otro tanque fue aterrizado. Durante este aterrizaje, nos sorprendió la artillería móvil alemana. Nadie podía aterrizar porque la rampa estaba baja y el fuego se dirigía directamente al TLC. Mientras trataba de aterrizar al amparo de un tanque alrededor de las 09:45, me hirieron en la pierna. No hice más intentos de aterrizar ... "


CARNAJE EN DIEPPE. DE LOS 6.086 HOMBRES QUE HICIERON A LA COSTA, UN 60% FUERON ASESINADOS, HERIDOS O CAPTURADOS. ENTRE ELLOS CHECOS: RICE, BATE, SMITH Y PLATT.

Latimer, que estaba en un TLC diferente, contó una historia igualmente desesperada: "Poco después de las 0600 se intentó aterrizar ... se desembarcaron tres tanques. Vi uno golpeado por un tiro directo. Explotó. MG [ametralladora] y el obús de fuego fueron intensos (fuego frontal y cruzado). "Latimer impávido continúa:" nuestro pequeño destacamento esperó su oportunidad. Nadamos alrededor de la galera del TLC. Llegamos a la orilla pedregosa, nos tumbamos en un hueco y miramos a nuestro alrededor. Los alemanes nos esperaban en la playa. Pudimos ver algunos de ellos detrás de las rocas y la arena a unos 120 metros de distancia. Fue imposible seguir adelante. Volvimos a otro TLC. El timón y la puerta principal estaban rotos. El TLC fue arrastrado a casa por cañoneras ".

Latimer era el único, del grupo inicial de cinco comandos checos, que regresaba sin ser herido, asesinado o capturado. Más tarde pasó a servir con distinción tanto en la campaña de Normandía como en el ataque a Walcheren.

Desembarcos del Día D

Un oficial y 43 otros rangos de X-Troop, ahora oficialmente renombrado Tropa No 3 (Miscelánea), tomaron parte en los desembarcos de Normandía en junio de 1944. Una vez más, no peleaban como una sola entidad. En cambio, se dividieron en pequeños destacamentos de entre dos y cinco hombres y se unieron a otras unidades de comando.

Al igual que con Dieppe, las bajas fueron altas. Algunos X-Troopers murieron en o antes de que lograron llegar a las playas. Otros murieron luchando para mantener la cabeza de puente de Orne. Todos los que estaban vinculados al recientemente formado Comando No 41 (Royal Marine) fueron asesinados o heridos. A estas alturas, bien entrenados y endurecidos en la batalla, algunos miembros de X-Troop estaban "disgustados" con el nivel de entrenamiento del Comando N ° 41 (RM)). En conversación con el historiador Ian Dear, X-Trooper, el sargento 'Freddy Gray' (Manfred Gans), comentó: "no pudimos sacar a los cabrones de las playas". [Nota del autor: En el momento del ataque a Walcheren, el Comando 41 (RM) se había convertido en amos en asaltos anfibios].

Latimer resultó herido mientras dirigía un ataque de distracción en la estación de radar fuertemente fortificada en Douvres. Cuando se encontró con un alemán, en lugar de hacer ruido, lo golpeó en la cabeza con su pistola Colt 0,45. Sin embargo, al hacerlo, se lastimó el dedo (que luego se hizo séptico). Unos días más tarde, se lanzó un ataque a gran escala sobre el punto fuerte. Gray relató el incidente. Al principio, no había señales de ningún alemán: todos estaban bajo tierra. Sin embargo, nunca faltó para usar su iniciativa, cuando Latimer encontró un periscopio, lo pateó y arrojó una granada de fósforo. Gray comentó: "en poco tiempo las puertas se abrieron y salieron".

De los 44 miembros de X-Troop que lucharon en la campaña de Normandía, veintisiete fueron asesinados, heridos o prisioneros de guerra.

Ataque contra Walcheren

Cuando los ejércitos aliados barrieron Francia, para evitar que los aliados usaran el puerto de Amberes, los alemanes habían fortificado la isla de Walcheren, que domina la desembocadura del Escalda. Los Comandos N ° s 41, 47 y 48 (RM), apoyados por destacamentos del Comando N ° 10 (IA), fueron los encargados de tomar la isla. Latimer se encontró entre los miembros de X-Troop involucrados en los desembarcos en Westkapelle en la parte noroeste de Walcheren. Tanto el sargento Gray como el cabo Latimer estaban adscritos al Comando N ° 41 a quien se le había encomendado la tarea de despejar Westkapelle.


SUDETES CHECO, SOLDADO MAURICE LATIMER (NACIDO MORITZ LEVY). N ° 10 (IA) COMMANDO 3 ('X') TROOP ADJUNTADO AL N ° 41 RM CDO. RODEA LOS PRESOS ALEMANES EN WALCHEREN. LA TORRE WESTKAPELLE SE MUESTRA EN EL FONDO. FUENTE: COMMANDO VETERANS ARCHIVE 2006 - 2016

De nuevo, en una conversación con el historiador Ian Dear, el Sargento Mayor Gray relató cómo Cpl. Maurice Latimer convenció a una unidad de observación de artillería ubicada en la Torre Westkapelle para que se rindiera. El fuego enemigo había cesado casi a excepción de la única torre alta al final de la aldea. Freddy le dio su pistola Tommy a Maurice y se pavoneó por la calle principal visiblemente desarmado, gritando a pleno pulmón: "¡Ergebt Euch alle - Ihr habt keine Chance!" (Ríndete, no tienes oportunidad). En respuesta, un sargento alemán salió y comenzó a establecer sus condiciones para rendirse.

Latimer, un socialista, tenía un enfoque pragmático y populista. Gray recuerda: "Pensaba que el hombre común era mucho mejor que los que estaban a cargo ... así que se metió a mis espaldas y, lo que es más importante, detrás del sargento [alemán] y consiguió que los alemanes se rindieran sin condiciones. en absoluto. Los condujo por la parte posterior para que su sargento no los viera. Luego le dijo al sargento que también podría renunciar ya que no le quedaban tropas ".

Gray también recordó un incidente, más tarde en la campaña de Walcharen, cuando él y Latimer recibieron la tarea de infiltrarse en las líneas enemigas y tomar prisionero: "Salimos a eso de las 3 am, cruzamos los campos de minas y nos establecimos detrás de las líneas alemanas. Recogimos algunos prisioneros que llevaban café y los interrogamos y preguntamos dónde estaba su comandante. Fueron muy reacios a decirnos. Les dije que los mataría y lloraron. Mientras los interrogaba, Latimer se fue a algún lado. Entonces, de repente, vi una figura que salía de un búnker y me quedaba parada en la penumbra preguntándole dónde estaba el café. Sabía que este era el hombre que queríamos y estaba a punto de atacarlo cuando, desde el cielo, o al menos eso parecía, voló Latimer y aterrizó justo sobre este oficial. Latimer era pequeño y delgado, pero era uno de los mejores tacleadores de rugby del mundo. Tiró al hombre al suelo, y ese fue su final. "En el verdadero estilo de la X-Tropa, el oficial alemán fue persuadido de dar la vuelta a su punto fuerte y ordenar a sus hombres que se rindieran.

Post Guerra

Con la rendición alemana el 8 de mayo de 1945, la mayoría de los miembros de X-Troop pasaron a formar parte de las unidades de Inteligencia, rastreando criminales de guerra, actuando como intérpretes e interrogadores, e infiltrándose en grupos de resistencia Nazi.

Una anécdota interesante de la época, inmediatamente después del final de las hostilidades, fue que cuando Gray supo que sus padres podrían estar en el campo de concentración de Theresienstadt (Terezin), en Checoslovaquia, condujo el viaje de 450 millas de Walcheren a Checoslovaquia y logró persuadir las autoridades soviéticas para permitir que sus padres sean llevados a Inglaterra.

Con la desmovilización, la mayoría de la tropa solicitó y obtuvo la ciudadanía británica. La mayoría llegó a tener carreras distinguidas en la vida civil. Se cree que Platt vivió en Canadá (pero puede haber muerto en América del Sur), mientras que Latimer y Taylor se quedaron en el Reino Unido. Su servicio en el Comando N ° 10 (Inter-Aliado), con sus estrechos vínculos con la Inteligencia Británica y la SOE, descartó su regreso seguro a lo que entonces era la Checoslovaquia ocupada por los soviéticos.

Falta de reconocimiento

Muchos pueden inspirarse en X-Troop: no todos los judíos, no todos los alemanes, y no todos los checos se sentaron de brazos cruzados mientras la tiranía nazi envolvió a Europa. Como escribió el ex X-Trooper 'Peter Masters', "Volver a los nazis fue una motivación siempre presente." Mientras que películas como '' Inglorious Bastards '' intentan retratar a los Commandos judíos como asesinos despiadados, en lo que respecta a X-Troop. preocupado, la realidad parecería más matizada. En particular, al persuadir a un número significativo de tropas alemanas para que se rindieran, a menudo con gran riesgo personal para ellos mismos, los X-Troopers, como Latimer, sin dudas salvaron vidas en ambos bandos.

En total, 130 hombres pasaron por X-Troop, de los cuales 19 se convirtieron en oficiales. Veintiún fueron asesinados en acción y al menos otros 22 resultaron heridos.

Los miembros de la Tropa recibieron un MC (Military Cross), un MM (Medalla Militar), un Croix de Guerre, un MBE (Miembro del Imperio Británico), un BEM (Medalla del Imperio Británico), un Certificado de Mención y tres Mencionados en despachos.

El historiador militar judío, Martin Sugarman, comenta: "El número de premios es irrisorio teniendo en cuenta sus hazañas y la inevitable sentencia de muerte que enfrentan si son capturados, por no mencionar el peligro para cualquiera de sus familiares sobrevivientes en la Europa nazi. Muchos detalles de los hombres eran conocidos por la Gestapo y las represalias hubieran sido inmediatas ".

Peter Masters creía que la escasez de decoraciones podría haber sido el resultado del hecho de que la Tropa nunca luchó como una unidad, sino que fueron separados para servir con otras Fuerzas Especiales. Como probablemente había una "ración" no escrita de premios por ataque, o por unidad, un oficial al mando era reacio a recomendar para premios a hombres que no pertenecían a su unidad.

En recuerdo


MEMORIAL A LOS MIEMBROS DE 3 TROOP. NO.10 (IA) COMMANDO QUE ENTRENÓ EN ABERDOVEY, NORTH WALES, Y PERDIÓ SUS VIDAS. EL MEMORIAL ESTÁ EN PENHELIG PARK, ABERDOVEY. FUENTE FOTOGRÁFICA: NICK COLLINS, COMMANDO VETERANS ARCHIVE.

Un monumento a todos los miembros de 3 'X' Tropa. El Comando No. 10 (IA) se erigió en Aberdovy, en el norte de Gales, donde la tropa se había entrenado. La inscripción en el reverso dice: "Esta Tropa de Comando del Ejército Británico inicialmente consistió en ochenta y seis refugiados de habla alemana de la opresión nazi a quienes se les dieron nombres e identidades ficticias como ciudadanos británicos para su propia protección y efectividad. Bajo el mando del comandante Hilton-Jones MC, sus tareas especiales eran reconocimiento, interrogatorio e inteligencia. Desplegados individualmente o en pequeños grupos, prestaron un servicio distinguido en la derrota de la Alemania de Hitler ".

En Ashton Wold, en Northamptonshire, el Hon. Miriam Rothschild, esposa del primer sargento de la tropa, 'George Lane', plantó una arboleda en los terrenos de su casa en memoria de los de la Tropa 'X' que fueron asesinados.

En 2009, se dio a conocer un monumento a los soldados checos y eslovacos, como Bates, que se entrenó en la escuela de formación de la empresa estatal cerca de Arisaig, Escocia. El ex aprendiz de Arisaig, Col (retirado) Jaroslav Klemeš, leyó el Recuerdo. Conmovedoramente, el monumento fue declarado un sepulcro de guerra, "como muchos de ellos fueron sepultados en lugares conocidos por Dios".

Desafortunadamente, hasta la fecha, en la República Checa, la contribución específica de la República Checa a esta unidad de elite no se ha apreciado plenamente y, como resultado, no forma parte de la conciencia nacional compartida de la República Checa (en contraste con la Operación Antropoide, 'el asesinato de Heydrich). Esta falta de reconocimiento no representa ningún esfuerzo deliberado para restar importancia al papel de estos checos, sino que refleja la relativa escasez de información sobre los checos que sirvieron en X-Troop.

Checos que sirvieron con la 3 "Tropa X", Comando 10
Nom de GuerreNombreNúmero de servicioNota
Pte. George Bate(s)Gustav Oppelt5550123/13801860KIA Dieppe
Pte. C. RiceDesconocidoDesconocidoKIA (asesinado)? Dieppe
Pte. J. SmithDesconocidoDesconocidoKIA (asesinado)? Dieppe
Cpl. Latimer MauriceMoritz Levy6436346/13118701WIA Normandy
Pte. PlattPlateck/PlatschekDesconocidoWIA Dieppe
Pte. John TaylorJan Theilinger6305478/13118712Lisiado (accidente de granada)
WIA: Wounded in Action. KIA: Killed in Action. Source: Jewish Virtual Library/ Commando Veterans Archive
Si bien no existe un monumento formal en la República Checa, un grupo checo de recreación, encabezado por el ex arqueólogo y experto militar Martin Sedivy del Museo Cheb, ha buscado mantener viva la memoria de este extraordinario grupo de comandos a través de un programa activo de recreación y eventos educativos.


MEMORIAL VIVO: DÍA DE LOS NIÑOS ORGANIZADO POR EL GRUPO DE REHABILITACIÓN CHECA 'MANO DE ACERO' (OCELOVÁ PĚST). EL GRUPO SE DEDICA A PRESERVAR LA MEMORIA DE AQUELLOS, ESPECIALMENTE LOS CHECOS, QUE SIRVIERON CON 'X' TROOP, N ° 10 (INTER-ALLIED) COMMANDO. CORTESÍA FOTOGRÁFICA: OCELOVÁ PĚST / MANO DE ACERO (GRUPO DE REHACUSIÓN).

Se espera que al conmemorar el 75 ° aniversario de la formación de X-Troop, se reconozca la contribución y el sacrificio realizados por estos comandos checos y que surja una imagen más completa.

El artículo está dedicado a la memoria de los checos que sirvieron con la Tropa 'X', N ° 10 (Inter-Aliados) Comando.

martes, 20 de febrero de 2018

Guerra de Vietnam: Evasión y escape en una alocada misión

Sin dejar a ningún hombre atrás, Bennie Adkins se perdió el helicóptero de evacuación y ayudó a un equipo a evadir la captura en las selvas de Vietnam durante más de 48 horas.

Jeff Edwards || War History Online



Para ser completamente honesto, uno no puede estar seguro de cómo escribir un título para las acciones de la Medalla de Honor mostradas por el sargento de comando comandante Bennie Adkins. Hubo sus frecuentes viajes fuera del perímetro durante un extenso asalto norvietnamita, su única dotación de mortero para reforzar la defensa, llevar heridos al helicóptero de evacuación bajo francotiradores pesados, el combate cuerpo a cuerpo y luego perderse la evacuación final. helicóptero porque se negó a dejar a los heridos lo resume todo.

A pesar de que estas acciones tuvieron lugar durante un combate durante varios días, se estima que Adkins ha matado a más de 170 enemigos, pero notablemente se iría de esta batalla con solo la Cruz del Servicio Distinguido. Sin embargo, cuando se realizó una revisión subsecuente de las adjudicaciones décadas más tarde, se convirtió en una obviedad que estas acciones estaban muy por encima del llamado del deber, incluso para uno que lucha por su propia supervivencia.

De mecanógrafo a operaciones especiales

Bennie Adkins nació en 1934 en la pequeña ciudad de Waurika, Oklahoma. Por su propia admisión, Adkins originalmente no se propuso una carrera en el ejército. Había probado suerte en la universidad, pero con todas las chicas guapas alrededor, como él lo describió, no le estaba yendo tan bien. Abandonó la universidad en 1956, lo que virtualmente aseguró su próximo draft el mismo año. Sin embargo, Adkins parecía tomar con toda naturalidad al Ejército y sintió como si hubiera encontrado su vocación.

Curiosamente, el currículum de este guerrero de élite comenzaría con él como oficinista asignado a una unidad de guarnición en Alemania. Más tarde fue transferido a la segunda división de infantería donde se ofreció como voluntario para las fuerzas especiales después de recibir entrenamiento aerotransportado.

Adkins iba a servir más de 13 años con varios grupos de fuerzas especiales y tres giras no consecutivas en Vietnam. Su primera gira tuvo lugar en 1963, es segunda en 1966, y su final en 1971. Y aunque sin duda sirvió honorablemente en las tres, nos centraremos en 1966 y específicamente en solo 72 horas. Adkins estaba sirviendo con el 5 ° grupo de Fuerzas Especiales en el Campamento "A Shau" en el Valle de A Sau.

El campamento estaba en una ubicación estratégica cerca del Sendero de Ho Chi Minh y se usaba para entrenar a miembros vietnamitas del Grupo de Defensa Irregular Civil. Como resultado, en realidad solo había aproximadamente 15 o más fuerzas especiales estadounidenses defendiendo el campamento respaldado por unos pocos cientos del CIDG.


Entrenamiento de la unidad CIDG

Sin embargo, en la mañana del 9 de marzo de 1966, una fuerza norvietnamita de más de 2.000 atacó el campamento en masa y le correspondería a Adkins igualar las probabilidades un poco. Luego, un sargento de primera clase, Adkins corrió a través del pesado volumen de fuego enemigo hacia una posición de mortero para asegurarse de que el fuego efectivo cayera sobre la fuerza de asalto. A pesar de recibir heridas él mismo de morteros enemigos bien ubicados, Adkins continuó con la valiente defensa hasta que no hubo más morteros para disparar.

Al recibir la noticia de que algunos de sus compañeros soldados resultaron heridos en el centro del campamento, desafiaron a los enemigos con armas pesadas y fuego de francotiradores para rescatar a los soldados heridos y los arrastraron a cubrirse. La situación empeoró cuando los miembros sudvietnamitas del CIDG desertaron durante la lucha y comenzaron a disparar contra los estadounidenses. En este punto, Adkins salió del campamento durante el asalto y disparó al enemigo para ayudar a cubrir la evacuación de un compañero herido.

Luego, cuando una caída de reabastecimiento crítica aterrizó fuera del campamento, Adkins una vez más salió del cable para recuperarlo. Y este fue solo el primer día.

Escape y Evasión

La mañana siguiente del 10 de marzo, el ataque principal fue lanzado por los norvietnamitas con la intención de invadir el campamento. En cuestión de horas, se encontró a sí mismo como un hombre manejando el tubo de mortero luchando contra oleada tras oleada del enemigo. A medida que la situación se tornaba sombría, Adkins y varios de los soldados restantes se retiraron al búnker de comunicaciones para tomar una posición final.

Al correr peligrosamente bajo en municiones, finalmente se les dio la orden de evacuar el campamento y Adkins ayudó a cavar a través de la parte posterior del búnker para poder escapar. Después de destruir el equipo de inteligencia y medicamentos, Adkins ayudó a llevar a los heridos al punto de extracción a pesar de tener 18 heridas separadas en su propio cuerpo.

Y mientras las tropas vietnamitas del sur inundaron los helicópteros de evacuación, Adkins y su grupo de combatientes se movieron mucho más despacio mientras insistían en llevar a los heridos. Mientras el fuego pesado continuaba entrando en los helicópteros de evacuación, Adkins fue informado de que el último pájaro se había ido.

A pesar de haber soportado 36 horas de una dura batalla, el liderazgo del Sargento Primera Clase Adkins sería requerido una vez más. Durante las siguientes 48 horas, Adkins condujo a su grupo de hombres a través de las junglas de Vietnam en un intento por mantenerse vivo y evadir la captura.

Dos días después, el 12 de marzo, Adkins y los hombres que estaban con él finalmente fueron evacuados en helicóptero y, al menos esta semana, la lucha finalmente había terminado. Se estima que Adkins mató entre 135 y 175 enemigos durante la batalla para defender el campamento y evadir la captura posterior.

El comandante del Campamento A Shau, el Capitán John Blair, dejaría constancia de lo siguiente: "Sgt. La contribución de 1st Class Adkin a la defensa del campo y la posterior recuperación de los supervivientes fue muy superior y más allá de lo exigido por el deber ".

Una recompensa retrasada

Por sus acciones de esa semana, el sargento First Class Adkins recibió la Cruz de Servicio Distinguido que se ubica justo detrás de la Medalla de Honor en términos o prioridad. Algunos argumentarían que la naturaleza secreta del trabajo de Adkins y las controversias que a menudo rodeaban al CIDG provocaron un premio menor para asegurar una menor publicidad.

Sin embargo, una investigación de 2002 que examinó a los destinatarios de la Cruz del Servicio Distinguido identificaría a dos docenas cuya gallardía impulsaría una mejora, y el primero en esa lista fue Benny Adkins.


Bennie Adkins recibiendo la Medalla de Honor

En 2014, Benny Atkins recibió el honor militar más alto de la nación a la temprana edad de 80. Afortunadamente para el estudiante de historia, la concesión retrasada de la Medalla de Honor nos brinda una oportunidad renovada de ver uno de los mejores ejemplos de luchas de guerra. han salido de la Guerra de Vietnam. Es difícil señalar un acto específico cometido por Adkins durante los días de lucha que se destacan sobre el otro.

Pero si fuera posible que un soldado recibiera una medalla de honor por cada día individual de combate en una batalla, el comandante de comando Adkins podría lucir algunos de ellos.

domingo, 3 de diciembre de 2017

SGM: El mito de las Waffen SS

El mito alrededor de la Waffen-SS, los asesinos al servicio de Adolf Hitler que pretendieron eternizarse como una fuerza de elite

Antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial la propaganda nazi elevó a estos impiadosos criminales como héroes. La verdad detrás de la mentira de Himmler y Goebbels



Por Laureano Pérez Izquierdo
Director de Infobae América | laureano@infobae.com
Infobae

Los submarinos alemanes pudieron torcer el curso de la guerra; Adolf Hitler se adelantó a un ataque de Joseph Stalin; el soldado norteamericano no sabía combatir; la Waffen-SS estaba compuesta por soldados de elite. Estos cuatro enunciados y otras 19 fábulas creadas en torno al mayor y más sangriento conflicto bélico del Siglo XX, fueron seleccionados por Jean Lopez y Olivier Wieviorka en su obra Les mythes de la Seconde Guerre Mondiale (Los Mitos de la Segunda Guerra Mundial).

El texto, que contó con la colaboración de reconocidos académicos dedicados a la investigación de esa contienda, trata de forma detallada algunas versiones que se establecieron como verdades absolutas antes, durante y después de aquella guerra. Esos prejuicios, como relatan sus autores en la introducción de la obra, fueron creados por años por la maquinaria siniestra de Joseph Goebbels, eficaz divulgador del régimen nazi.

Desde las oficinas de su Ministerio para la Ilustración Pública y Propaganda, Goebbels alimentaba los mitos que se repetirían sistemáticamente por los medios masivos del Tercer Reich y por la expansiva cartelería pública que inundaba las calles de la Alemania nazi y las ciudades conquistadas. Fue allí que instrumentó un plan para que la población percibiera a Erwin Rommel como un estratega a la altura del mismísimo almirante Horatio Nelson. O hizo lo posible para que la asesina Waffen-SS fuera vista por rivales y propios como una fuerza de elite.


Los soldados formados bajo la Waffen SS no fueron ni más valientes ni más bravos que sus pares de la tradicional fuerza regular militar alemana. Sólo los distinguía su emparentamiento ideológico con el nazismo

El capítulo dedicado en Les Mythes… a estos supuestos "combatientes de vanguardia" fue abordado por el historiador Jean-Luc Leleu y enumera y describe con detalle quirúrgico las mentiras que se tejieron para que estos oficiales fueran vistos como miembros de una brigada militar perfecta.

De acuerdo a Leleu, la idea de que "el fanatismo llevó a los soldados SS a despreciar el peligro en los campos de batalla" fue instalada en el pueblo alemán a partir de finalizado el primer invierno en la guerra del este, el bautismo de fuego de esa temible -y presumiblemente eficaz- fuerza. "Para definir el elitismo militar hay que hablar de la capacidad de un cuerpo de tropas para cumplir su misión con rapidez y eficacia, es decir, con el mínimo de pérdidas", indica el autor, algo lejano a la realidad vivida por los agentes de la Waffen-SS.

La Orden Negra -como internamente se llamaba a sí la SS- rendía culto al elitismo racial. Los candidatos para formar parte de este escuadrón asesino ideologizado eran seleccionados "según criterios médicos de altura, de apariencia física y de ascendencia". Este crédito que esgrimían con orgullo sus miembros les garantizaba ante el pueblo alemán un ficticio plus de gallardía, completando los parámetros de pureza que pretendía el régimen nazi. Si se formaba parte de la SS era porque se contaba con credenciales raciales inmaculadas. Se era superior por azar del ADN, según la premisa.


La propaganda y el lobby interno de Himmler hicieron que Adolf Hitler sintiera debilidad por las tropas de la Waffen SS, unos asesinos ideologizados al servicio del Tercer Reich

Pureza racial, pureza ideológica. La Waffen SS fue una fuerza político-militar que respondía directamente a los altos mandos del Partido Nacionalsocialista. Decían configurar una elite de pureza aria

"El autoproclamado elitismo de la SS se basaba, además, en su certeza de encarnar la ideología nacionalsocialista más pura y de ser entonces el órgano ejecutivo más confiable al servicio del régimen y de su jefe, Adolf Hitler", explica Leleu.

Pero además, las virtudes que hacen de un soldado un buen soldado no fueron cumplidas por aquellos que poseían la doble S en forma de rayo en sus uniformes. Con una instrucción militar deficiente, muchos de los primeros suboficiales contaban con una formación inferior -en tiempo y en calidad- a la que podía encontrar un conscripto del Heer, el ejército de la Wehrmacht, la tradicional Fuerzas Armadas alemanas.

Mientras que los candidatos SS recibían una instrucción que se extendía entre 10 y dieciséis meses -en los primeros años de su creación a mediados de los años 30-, las fuerzas terrestres clásicas contaban con una formación de veinticuatro, con más equipamiento, mayores herramientas y oficiales más experimentados. Pero claro: la tentación de pertenecer a un cuerpo de elite -racial, al menos- que respondiera apasionadamente a las órdenes de Hitler era irresistible.

Una vez en el terreno de combate y a pesar de su escaso "valor profesional", "las derrotas puntuales no lograron disminuir la voluntad de esas tropas de pertenecer a la elite. Las represalias contra los civiles y los militares capturados los ayudaron a borrar los fracasos", narra el autor. Es así como recuerda la cruda ejecución de un centenar de prisioneros de guerra británicos en Wormhout en mayo de 1940, lo que dejó en claro la bajeza y falta de disciplina militar que presentaban en la arena.


El temible Heinrich Himmler en un campo de prisioneros de guerra (Getty Images)

Su temeridad fue disfrazada de valentía por el responsable propagandístico. Es que los números fueron contundentes durante sus campañas. A los cinco meses de iniciada la Operación Barbarroja, el 9% de los efectivos de campaña de la Waffen-SS había muerto. "Una tasa de mortalidad dos veces superior a la del ejército de tierra, aunque no hicieron ninguna autocrítica ante esta sangría", expresó Leleu. Lo que sí enfrentaron fue un cambio en la formación de las tropas, a cargo de un ser tan demoníaco como fanático: Theodor Eicke, ex comandante de las formaciones de guardias de los campos de concentración. Este militar de alto rango dentro de la SS consiguió mejorar la capacidad de sus hombres.

"Los soldados SS carecían de una instrucción exhaustiva en aspectos fundamentales del combate de infantería: lucha en la selva o de noche, capacidad de camuflarse y atrincherarse rápidamente, mantenimiento de una estricta disciplina de fuego", dice el académico. Fue por eso que los altos mandos -ante la evidencia de la falta de profesionalismo militar y eficacia de sus tropas- pasaron por encima de las cadenas de mando para adquirir mayor cantidad de unidades blindadas que balancearan su déficit sobre el terreno.

Sin embargo, el aprendizaje en el manejo masivo de tanques no fue sencillo y en su debut debieron sabotear una treintena de Panzer para que no cayeran impolutos en manos de los soviéticos. Fue durante la Segunda Batalla de Járkov, cuando los rusos recuperaron la ciudad de manos alemanas, aunque finalmente terminarían perdiéndola en una tercerae contienda.

A la falta de solvencia de sus soldados auf dem Boden, la Waffen-SS sumaba ahora un eslabón más en su deficiente aprendizaje y formación: su impericia táctica para desplegar sus temibles tanques, un armamento blindado envidiado -y admirado- por propios y enemigos. El curso de conocimiento demandó varios años a esa fuerza político-militar. La Segunda Guerra Mundial no estaba ni cerca de definirse y la Alemania nazi se presentaba en su infame esplendor.

Pero la utilización de pequeños momentos de esa tropa ideológica fue aprovechada por Himmler al extremo. Cualquier suceso, por insignificante que fuera, era presentado por el genocida como una muestra de la gallardía de sus integrantes. De inmediato hacía llegar la supuesta "hazaña" hasta oídos de Hitler, lo que daba mayor crédito a la "tropa del Partido". Esto le permitía al militar a solicitar al dictador mayores recursos para sus hombres. Fue así que tras el fracaso de la Operación Barbarroja en 1941, Hitler empezó a considerar a la Waffen-SS como "el ejemplo de la futura Wehrmacht nacionalsocialista". Himmler, uno de los principales respnsables del Holocausto, estaba radiante. Y lleno de poder.

Para alimentar el mito en la población alemana, la SS apeló a un grafista conocido de entonces: Ottomar Anton, "cuyos afiches de cuidada estética le ofrecieron a la Waffen-SS una imagen extremadamente atractiva, destinada a despertar vocaciones entre los jóvenes". Era la forma de reclutar a los más jóvenes que tenía esa fuerza de choque. Prometía formar parte de la guardia del Führer.


El libro de Jean Lopez y Olivier Wieviorka, “Los Mitos de la Segunda Guerra Mundial”

Pero la propaganda no se quedó sólo en los afiches. Himmler creó una compañía compuesta por corresponsales de guerra que acompañaban a los soldados en sus operaciones y desde donde se emitían miles de boletines con información sobre sus "hazañas" que eran repetidos y multiplicados en todos los medios y agencias. Además, los cines proyectaban entre dos y tres noticias sobre  los uniformados de elite en sus emisiones semanales. Era la manera que tenía la SS de sobresalir por encima de las Fuerzas Armadas de Alemania. Ese sistema de difusión se mantuvo, de acuerdo con Leleu, hasta el final de la guerra.

Los propagandistas no dejaron detalle librado al azar. Mientras que la Wehrmacht era mostrada por las cámaras de cine siempre de la misma manera (marchando ordenadamente), la Waffen-SS había implementado un innovador método de promoción: se las filmaba en acción, en medio de llamas y con sus uniformes distintivos. La fascinación del público era total. El mito se expandía. Eran la elite.

Pero esa creencia errónea sobre los soldados alemanes no regulares fue perdiendo fuerza demasiado tarde. Fue durante los interrogatorios hechos por los Aliados en el ocaso de la Segunda Guerra Mundial cuando salieron a la luz las diferencias con la infantería ordinaria del ejército. "Dos meses antes del final de la guerra, los servicios de inteligencia norteamericanos empezaron a revisar su posición con respecto a la Waffen-SS y se produjo una verdadera toma de distancia del mito", agrega Leleu. Y concluye: "Sin embargo, esta confirmación se produjo en forma demasiado tardía. El mito estaba sólidamente instalado".

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Fuerzas Especiales: Asalto a la embajada iraní (Parte 2)

Asalto a la embajada iraní 
Un ícono en las operaciones anterroristas 
Parte 2
Viene de Parte 1


Primer día: 30 de abril 
Aproximadamente a las 11:30 del miércoles 30 de abril, los seis miembros fuertemente armados del DRFLA irrumpieron en el edificio de la embajada iraní en Princes Gate, South Kensington. Los pistoleros rápidamente dominaron al agente de policía Trevor Lock del Grupo de Protección Diplomática (DPG) de la Policía Metropolitana. Lock llevaba oculto un revólver Smith & Wesson calibre .38, [12] pero fue incapaz de sacarlo antes de ser dominado, aunque se las arregló para presionar el "botón de pánico" en su radio. Lock luego fue cacheado, pero el pistolero que realizó la búsqueda no encontró el arma del policía. Él quedó en posesión del revolver, y se negó a quitarse el abrigo, dado que le dijo a los pistoleros que quería "preservar su imagen" como un oficial de policía con el fin de mantenerlo oculto. [13] El funcionario también rechazó las ofertas de alimentos a lo largo el cerco por temor a que el arma se vería si tenía que usar el baño y un pistolero decidía acompañarlo. [14] 


 
Un revólver S & W calibre .38, similar al suministrado al PC Lock. 

Aunque la mayoría de la gente de la embajada fueron capturados, tres lograron escapar y dos lograron subir por una ventana de la planta baja y el tercero por la escalada a través de un parapeto en el primer piso de la Embajada etíope al lado. Una cuarta persona, el encargado de negocios Gholam-Ali Afrouz- y por lo tanto el oficial de más alto rango iraní actual brevemente escapó saltando por una ventana del primer piso, pero resultó herido en el proceso y fue capturado rápidamente. Afrouz y los 25 rehenes fueron conducidos a una habitación en el segundo piso. [15] La mayoría de los rehenes eran personal de la embajada-predominantemente nacionales iraníes, pero varios empleados británicos fueron capturados también. Los otros rehenes fueron todos los visitantes, con la excepción de Lock, el oficial de policía británico encargado de custodiar la embajada. Afrouz había sido nombrado para el cargo menos de un año antes, su predecesor había sido despedido después de la revolución. Abbas Fallahi, que había sido un mayordomo antes de la revolución, fue nombrado por el portero Afrouz. Uno de los miembros británicos del personal fue Ron Morris, de Battersea, que había trabajado para la embajada en varias posiciones desde 1947. [16] 

Durante el transcurso del asedio, la policía y los periodistas establecieron la identidad de varios otros rehenes. Mustapha Karkouti era un periodista que cubría la crisis de la embajada de EE.UU. en Teherán y estaba en la embajada para una entrevista con Abdul Fazi Ezzati, el agregado cultural. [17] Muhammad Hashir Faruqi fue otro periodista, en la embajada de entrevistar Afrouz para un artículo sobre la revolución iraní. Sim Haris y Chris Cramer, ambos empleados de la BBC, estaban en la embajada de intentar obtener visas para visitar Irán, con la esperanza de cubrir la raíz de la revolución de 1979, después de varios intentos fallidos. Se encontraban sentados junto a Moutaba Mehrnavard, que estaba allí para consultar Ahmad Dadgar, asesor médico de la embajada, y Ali aghar Tabatabal, que estaba recogiendo un mapa para su uso en una presentación que se había pedido a dar al final de un curso que había asistido. [18] 

RehénOcupaciónDestino[2]
Gholam-Ali AfrouzEncargado de negocios de la embajadaHerido durante el asalto
Shirazed BouroumandSecretario de la embajada
Chris CramerOrganizador de sonidos de la BBCLiberado antes del asalto
Ahmad DadgarConsejero médicoHerido durante el asalto
Abdul Fazi EzzatiAgregado cultura iraní
Abbas FallahiConcerge de la embajada
Muhammad Hashir FaruqiEditor anglopakistaní del Impact International
Ali Guil GhanzafarTurista pakistaníLiberado antes del asalto
Simeon HarrisGrabador de sonidos de la BBC
Nooshin HashemenianSecretario de la embajada
Roya KaghachiSecretaria del Dr. Afrouz
Hiyech Sanei KanjiSecretario de la embajadaLiberado antes del asalto
Mustapha KarkoutiPeriodista sirioLiberado antes del asalto
Vahid KhabazEstudiante iraní
Abbas LavasaniOficial jefe de la prensaMuerto durante el asalto
Trevor LockOficial del Diplomatic Protection Group 
Moutaba MehrnavardComerciante de alfombras
Aboutaleb Jishverdi-MoghaddamAgregado iraní
Muhammad MohebContador de la embajada
Ronald MorrisAdministrador y chofer de la embajada
Freida MozafarianOficial de prensaLiberado antes del asalto
Issa NaghizadehPrimer secretario
Ali Akbar SamadzadehEmpleado temporario en la embajadaMuerto durante el asalto
Ali Aghar TabatabalBanquero
Kaujouri Muhammad TaghiContador
Zahra ZomorrodianMayordomo de la embajada 

La policía llegó a la embajada casi inmediatamente después de que los primeros informes de disparos, y dentro de los diez minutos, siete oficiales del DPG estaban en la escena. Los agentes trasladaron a rodear la embajada, pero se retiraron a toda prisa cuando un hombre armado se presentó en una ventana y amenazó con abrir fuego. El Comisionado Adjunto John Dellow llegó casi 30 minutos más tarde y tomó el mando de la operación. [19] Dellow estableció una sede temporal en su coche antes de pasar a la Royal School of Needlework (Real Escuela de Costura) al final de Princes Gate y luego al 24 Princes Gate, una escuela de enfermería. [20] A partir de sus diversos puestos de mando, Dellow coordinó la respuesta de la policía, incluido el despliegue de D11, tiradores de la Policía Metropolitana, [2] y los oficiales con equipo especializado de vigilancia. Negociadores de la policía se pusieron en contacto con Oan a través de un teléfono de campaña pasó por una de las ventanas embajada, y fueron asistidos por un negociador y un psiquiatra. A las 15:15 Oan emitió el primer requerimiento del DRFLA, la liberación de 91 árabes detenidos en cárceles de Juzestán, y amenazó con volar la embajada y los rehenes si no se hacía antes del mediodía del 1 de mayo. [22] [23] 

Un gran número de periodistas también estaban en la escena rápidamente y fueron acorralados en una zona de espera para el oeste de la fachada de la embajada. [24] Poco después del comienzo de la crisis, el comité de emergencia COBR del gobierno británico, [3] fue reunido. El COBR está formado por ministros, funcionarios y asesores-expertos, incluyendo representantes de la policía y las fuerzas armadas. La reunión fue presidida por William Whitelaw, el Secretario de Interior, el primer ministro Margaret Thatcher no estaba disponible. El gobierno iraní acusó a los gobiernos británico y estadounidense de patrocinar el ataque como venganza por el asedio constante de la embajada de EE.UU. en Teherán. Dada la falta de cooperación por parte de Irán, Thatcher-que se mantuvo al tanto de la situación por Whitelaw-determinó que la ley británica se aplicaría a la embajada, a pesar de la Convención de Viena, según el cual la embajada es considerada suelo iraní. [25] 

A las 16:30, los pistoleros liberaron su primer rehén, Frieda Mozaffarian. Ella había estado enferma desde que empezó el asedio, y Oan había pedido a un médico para ser enviados a la embajada para tratarla, pero se negó a la policía. Los otros rehenes Oan engañados en la creencia de que Mozaffarian estaba embarazada, y Oan finalmente decidió poner en libertad Mozaffarian después de que su condición se deterioró. [26] 

Segundo día: 1 de mayo 
Las reuniones COBr continuó durante toda la noche y el jueves. Mientras tanto, dos equipos fueron enviados desde la sede del Servicio Aéreo Especial (SAS), cerca de Hereford, y llegamos a una zona de espera en los cuarteles de Regent Park. Los equipos de la B-Squadron, complementado por especialistas de otros escuadrones, estaban equipados con gas lacrimógeno, granadas de aturdimiento y explosivos y armados con Browning Hi-Power y pistolas Heckler & Koch MP5 metralletas. [Nota 4] [28] El teniente coronel Michael Rose, comandante del 22 SAS había viajado antes de la separación y se presentó a Dellow, el comandante de la operación policial. Aproximadamente a las 03:30 el 1 de mayo, uno de los equipos SAS trasladó al edificio de al lado de la embajada, normalmente ocupado por el Colegio Real de Médicos Generales, donde se les informó sobre Rose "acción inmediata" plan a aplicarse debería el SAS deberá tomar por asalto el edificio antes de un plan más sofisticado podría formarse. [29] 


El parte delantera del 14 de Princes Gate, oficina principal del Colegio Real de Médicos Generales, que fue utilizado como base por el SAS durante el asedio. 

Temprano en la mañana del 1 de mayo, los hombres armados ordenaron a uno de los rehenes llamar por teléfono a la recepción de la BBC News. Durante la llamada, Oan tomó el auricular y se dirigió directamente a la periodista de la BBC. Él identificó al grupo al que los hombres armados pertenecían y afirmó que a los rehenes no iraníes no les haría daño, pero se negó a permitir que el periodista hablara con cualquier otros rehenes. [30] En algún momento durante el día, la policía desactivó las líneas telefónicas de la embajada, dejando a los secuestradores sólo el teléfono de campaña de comunicación con el exterior. [31] A medida que los rehenes se despertaron, Chris Cramer, un organizador de sonido de la BBC, cayó gravemente enfermo y su colega, Sim Harris, fue llevado al  teléfono de campaña para negociar un médico. El negociador de la policía se negó la solicitud, en lugar intentó persuadir a Oan para liberar Harris Cramer. Las negociaciones subsiguientes entre Harris, Oan, y la policía tomó la mayor parte de la mañana, y Cramer fue puesto en libertad a las 11:15. Fue llevado al hospital en una ambulancia, acompañado por agentes de policía enviados a reunir información de él. [32] 

A medida que la fecha límite se acercaba el mediodía, fijar el día anterior por la liberación de los prisioneros árabes, la policía se convenció de que los pistoleros no tienen la capacidad para llevar a cabo su amenaza de hacer estallar la embajada, y persuadió a Oan para acordar un nuevo fecha límite de las 14:00. La policía permitió que la fecha límite para pasar, a falta de respuesta inmediata por parte de los pistoleros. Durante la tarde, Oan alteró sus demandas, solicitando que la prensa británica difundiera un comunicado de desagravio del grupo y pedido a embajadores de los tres países árabes por negociar el paso seguro del grupo fuera del Reino Unido una vez que la declaración hubiese sido transmitido. Aproximadamente a las 20:00, Oan se mostraba agitado por los ruidos procedentes de la Embajada de Etiopía al lado. El ruido venía de los técnicos que perforaban agujeros en la pared para implantar dispositivos de escucha, pero el PC Trevor Lock, cuando se les pidió que identificaran el sonido, lo atribuyó a ratones [33]. COBR decidió crear ruido ambiente para cubrir el sonido creado por el técnicos y de British Gas instruyó para iniciar la perforación en una carretera adyacente, supuestamente para reparar una tubería de gas principal. La perforación fue abortada después de que se agitaran los hombres armados, y en lugar British Airports Authority, propietario de London Heathrow Airport, se le dijo que diera instrucciones de aproximación a las aeronaves para que volaran encima de la embajada a baja altitud. [31]

Tercer día: 2 de mayo 
A las 09:30 el 2 de mayo, Oan asomó a la ventana del primer piso de la embajada para exigir el acceso al sistema de télex, que la policía había desactivado junto con las líneas telefónicas, y amenazó con matar a Abdul Fazi Ezzati, el agregado cultural. La policía se negó y Oan empujó a Ezzati, a quien había estado llevando a cabo a punta de pistola por la ventana, al otro lado de la habitación, antes de exigir hablar con alguien de la BBC que conocía a Sim Harris. La policía, aliviado de tener una demanda a la que fácilmente podrían estar de acuerdo, envió a Tony Crabb, director general de BBC Television News y jefe de Harris. Oan gritó su demanda para una salida segura del Reino Unido, que sería negociado por tres embajadores de países árabes-a Crabb desde la ventana del primer piso, y le encargó que se transmitiera junto con una declaración de los objetivos de los secuestradores por la BBC. El Foreign and Commonwealth Office informalmente se acercó a las embajadas de Argelia, Jordania, Kuwait, Líbano, Siria y Qatar para preguntar si sus embajadores estarían dispuestos a hablar con los secuestradores. El embajador jordano se negó inmediatamente y los otros cinco dijeron que iban a consultar con sus gobiernos. [34] La BBC emitió el comunicado de la noche, pero en una forma insatisfactoria para Oan, quien lo consideró truncado e incorrecto. [35] [36] 

Mientras tanto, la policía se encontró con el portero de la embajada y lo llevaron a su cuartel general avanzado para informar al SAS y los oficiales superiores de la policía. Les informó que la puerta delantera de la embajada se vio reforzada por una puerta de seguridad de acero, y que las ventanas de la planta baja y primer piso fueron equipados con cristal blindado -el resultado de las recomendaciones hechas después de que el SAS había pedido revisar las medidas de seguridad de la embajada varios años antes. Los planes para entrar a la embajada golpeando la puerta principal y las ventanas de la planta baja fueron desechados rápidamente y comenzaron a trabajar en las ideas de otras posibles entradas. [37] 

Cuarto día: 3 de mayo 
Oan, enojado por información incorrecta de la BBC a sus demandas la noche anterior, se puso en en contacto con los negociadores de la policía poco después de las 06:00 y acusó a las autoridades de haberlo engañado. Pidió hablar con un embajador árabe, pero el negociador de turno afirmó que las conversaciones seguían estando dispuestos por el Ministerio de Relaciones Exteriores. Reconociendo la táctica dilatoria, Oan dijo el negociador que los rehenes británicos serían los últimos en ser liberados por el engaño de las autoridades británicas. Agregó que un rehén sería asesinado a menos de Tony Crabb fuese traído de vuelta a la embajada. Crabb no llegó a la embajada hasta las 15:30, casi diez horas después de Oan exigió su presencia, sumando frustración a ambos Oan y Sim Harris. Oan entonces retransmitió otra declaración a Crabb a través de Mustapha Karkouti, un periodista también estaba secuestrado en la embajada. La policía garantizó que la declaración se emitiría en el siguiente boletín noticia de la BBC, a cambio de la liberación de dos rehenes. Los rehenes decidieron entre ellos que los dos que serían puestos en libertad serían Hiyech Kanji y Ghanzafar Ali-Guil,. Este último fue puesto en libertad al parecer por la única razón de sus fuertes ronquidos, que mantuvo a los otros rehenes despiertos por la noche [38] [39] 

Más tarde en la noche, aproximadamente a las 23:00, un equipo del SAS reconoció el techo de la embajada. Descubrieron un tragaluz, y lograron liberar para su uso potencial como un punto de acceso, en caso de que más tarde se requiriera tomar por asalto el edificio. También se adjuntaron cuerdas a las chimeneas para permitir que los soldados descendieran por cuerda para un doble acceso al edificio haciéndolo a través de las ventanas si fuese necesario. [40] 

Día cinco: 4 de mayo 
Durante el día, el Ministerio de Relaciones Exteriores se reunió con diplomáticos de otros países árabes, con la esperanza de persuadir a ir a la embajada y hablar con los secuestradores. Sin embargo, las conversaciones, organizadas por Douglas Hurd, terminaron en un punto muerto. Los diplomáticos insistieron en que debían ser capaz de ofrecer una salida segura del Reino Unido para los pistoleros, creyendo que este es el único modo de garantizar una solución pacífica, pero el gobierno británico insistió en que el paso seguro no sería considerada en ningún caso. [41] Karkhouti, por quien Oan había emitido sus demandas revisadas del día anterior, se puso cada vez más enferma durante el día y por la noche tenía fiebre, lo que llevó a las sugerencias de que la policía había claveteado la comida que había sido enviado a la embajada. John Dellow, el comandante de la operación policial, al parecer, había considerado la idea e incluso consultó a un médico acerca de su viabilidad, pero finalmente lo descartó como "impracticable". [42] 

Los oficiales del SAS involucrados en la operación, incluyendo el brigadier Peter de la Billière, Director de Fuerzas Especiales; teniente coronel Mike Rose, Comandante del 22 SAS, y el mayor Hector Gullan, jefe del equipo que emprendería cualquier raid-pasó el día refinando sus planes para un asalto. [42]  

Día seis: 5 de mayo 
Oan despertó a Lock al amanecer, convencido de que un intruso estaba en la embajada. Lock fue enviado a investigar, pero ningún intruso fue encontrado. Más tarde en la mañana, Oan llamó a Lock para examinar una protuberancia en la pared que separaba la embajada iraní de la embajada etíope al lado. La protuberancia había sido, de hecho, causado por la eliminación de los ladrillos para permitir que un equipo de asalto rompiera a través de la pared y también para implantar dispositivos de escucha, lo que resulta en un debilitamiento de la pared. Aunque Lock le aseguró que no creía que la policía estuviese a punto de irrumpir en el edificio, Oan seguía convencido de que estaban "haciendo algo" y se trasladó a los rehenes masculinos de la habitación en la que había pasado los últimos cuatro días a otro por el Hall. [43] Las tensiones aumentaron a lo largo de la mañana y, a las 13:00, Oan dijo a la policía que iba a matar a un rehén si no era capaz de hablar con un embajador árabe en 45 minutos. A las 13:40, Lock informó al negociador que los hombres armados habían tomado a Abbas Lavasani-jefe de prensa oficial de la embajada - lo habían bajado y se preparaban para ejecutarlo. Lavasani, un devoto creyente en la revolución iraní, había provocado en repetidas ocasiones a sus captores durante el asedio. Según Lock, Lavasani afirmó que "si iban a matar a un rehén, [Lavasani] quería que fuera él". [44] A las 13:45, 45 minutos después de que Oan demandara hablar con un embajador, tres disparos fueron oídos desde el interior de la embajada. [45] 

El Ministro del Interior, Willie Whitelaw, quien había estado presidiendo el COBR durante el sitio, se apresuró a regresar a Whitehall desde una función que había estado asistiendo en Slough, a unos 20 kilómetros de distancia, y llegó 19 minutos después de los disparos habían sido reportados. Él fue informado sobre el plan de la SAS por Billière, quien le dijo que esperaban que hasta el 40 por ciento de los rehenes serían asesinados en un asalto. Después de las deliberaciones, Whitelaw encargó a la SAS preparar el asalto al edificio en un corto plazo, una orden que fue recibida por Mike Rose a las 15:50. En 17:00, el SAS se encontraban en una situación de asalto de la embajada en un plazo de diez minutos. Los negociadores de la policía reclutaron al imam de una mezquita local a las 18:20, por temor a que un "punto de crisis" se había alcanzado, y le pidió que hable con los pistoleros. Tres disparos más fueron disparados durante el curso de la conversación del imán con Oan. Oan anunció que un rehén había sido asesinado, y el resto iba a morir en 30 minutos a menos que sus demandas fueran satisfechas. Unos minutos más tarde, el cuerpo de Lavasani fue arrojado fuera de la puerta principal. Tras un examen preliminar, llevada a cabo en el lugar, un patólogo forense estimó que Lavasani había estado muerto por lo menos una hora-lo que significaba que no pudo haber sido asesinado por los tres disparos más recientes, y que condujo a la policía a creer que dos rehenes habían sido asesinado. De hecho, sólo Lavasani había sido fusilado. [46] 

Después Lavasani cuerpo había sido recuperado, Sir David McNee, Comisionado de la Policía Metropolitana, COBR contactado para solicitar la aprobación a entregar el control de la operación al ejército británico, en virtud de lo dispuesto en la ayuda militar al poder civil. Whitelaw transmitió la solicitud a Thatcher, y el primer ministro aceptó de inmediato. Así Juan Dellow, el oficial de policía rango en la embajada, firmado por el control de la operación al teniente coronel Mike Rose a las 19:07, se autoriza a Rose a ordenar un asalto a su discreción. Mientras tanto, los negociadores de la policía comenzó estancamiento Oan. Se ofrecieron concesiones para distraerlo y evitar que matar a los rehenes más, así ganar tiempo para que el SAS hiciera sus preparativos finales para el asalto, que ahora se veía como inevitable. [47] 


Fin de Parte 2... Sigue el Asalto propiamente dicho en la Parte 3.




Referencias generales 

-Firmin, Rusty; Pearson, Will (2011). Go! Go! Go! (paperback ed.). Phoenix Books. ISBN 978-0-7538-2854-0. 
-Fremont-Barnes, Gregory (2009). Who Dares Wins: The SAS and the Iranian Embassy Siege 1980. Oxford: Osprey Publishing. ISBN 978-1-84603-395-7. 
-Sunday Times "Insight" Team (1980). Siege! Princes Gate, London – The Great Embassy Rescue. London: Times Newspapers Ltd (The Sunday Times). ISBN 0-600-20337-9. 


Referencias específicas 

12. Firmin & Pearson, p.3. 
13. Siege!, p. 68. 
14. Firmin & Pearson, p.76. 
15. Siege!, pp.14–18. 
16. Siege!, pp.5–7. 
17. Siege!, p.10. 
18. Siege!, pp.12–14. 
19. Firmin & Pearson p.27. 
20. Firmin & Pearson, pp.31–32. 
21. "Q&A: Armed police in the UK". BBC News (BBC). 8 de Junio de 2010. Consultado el 18 de Julio de 2011. 
22. Fremont-Barnes, pp.21–22. 
23. Siege!, p.32. 
24. Fremont-Barnes, pp.19–20. 
25. Fremont-Barnes, p.22. 
26. Siege!, p,32. 
27. Firmin & Pearson, p.22. 
28. Firmin & Pearson, p.21. 
29. Fremont-Barnes, pp.22–23. 
30. Siege!, p.35. 
31. Fremont-Barnes, p.25.
32. Siege!, p.40. 
33. Siege!, p.45. 
34. Siege!, p.54. 
35. Siege!, p.47. 
36. Fremont-Barnes, pp. 25–26. 
37. Fremont-Barnes, p. 26. 
38. Fremont-Barnes, pp. 26–27. 
39. Siege!, pp. 56–57. 
40. Fremont-Barnes, p. 27. 
41. Siege!, pp. 72–74. 
42. Fremont-Barnes, p.28. 

Wikipedia.en