Mostrando entradas con la etiqueta MiG 21 Fishbed. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta MiG 21 Fishbed. Mostrar todas las entradas

viernes, 1 de julio de 2016

Conflictos americanos: Cuba envía MiG-21s contra Balaguer

 

MiG-21 cubanos sobre la República Dominicana

A principios de setiembre de 1977 unos buques pesqueros cubanos fueron incautados por guardacostas de Santo Domingo (según otra versión, era el buque mercante "Capitán Leo" que venía de vuelta de Angola). Los dominicanos los acusaban de violar las aguas territoriales de la República Dominicana, y pretendían incluso procesar a los pescadores. Estos a su vez alegaban que faenaban en aguas internacionales cuando fueron obligados a cambiar de ruta por las naves dominicanas, e internadas en Puerto Plata. En el incidente dos F-51D Mustang de la FAD, los FAD 1912 y FAD1916, sobrevolaban los barcos cubanos. El Gobierno dominicano de Joaquín Balaguer aparentemente sospechaba que los buques estaban en misiones de espionaje, mientras que el cubano a su vez pensaba que por la intransigencia dominicana a devolverlo y arreglar el asunto por vía diplomática, se trataba de una provocación anti-cubana, algo que no estaba dispuesto a aceptar. 
 

El 8 de setiembre de 1977 se reúnen con Fidel Castro en el ministerio de las Fuerzas Armadas (MINFAR) el jefe de la DAAFAR General Francisco Cabrera, el Jefe de la Brigada de Cazas de San Antonio teniente coronel Rubén Martínez Puente, el sustituto del Jefe de la DAAFAR coronel Rafael del Pino, y otros jefes militares de alto rango. Cuando aparece Castro, éste explica la situación. El gobierno dominicano se mostraba abstenido a arreglar el incidente armoniosamente, y se mostraba arrogante. El gobierno cubano no toleraría afrentas al honor del país y de sus ciudadanos, por lo que sin renunciar a los esfuerzos diplomáticos, se decidió demostrarles irrefutablemente que las cosas no se quedarían así, y que los pescadores no serían abandonados a su suerte. 

Para presionar al gobierno dominicano a liberar inmediatamente al buque, un escuadrón completo de 12 MiG-21bis, los más versátiles y potentes aviones de la FAR, debía efectuar un vuelo rasante sobre la ciudad de Puerto Plata, que aterrorizaría a los dominicanos y serviría de mensaje a su gobierno, para demostrar que los MiGs cubanos llegaban hasta allí, y estaban dispuestos a todo para liberar a sus compatriotas. Si entonces en un plazo de 24 horas los dominicanos no liberan al buque, el escuadrón de MiG-21bis bombardearía las unidades militares dominicanas en Santo Domingo, Puerto Plata, y luego las de Santiago de los Caballeros. Castro les recuerda que esa hora "H" debía ser a las 10 de la mañana del día 10 de septiembre. Se pone en marcha la Operación Pico . 

Se prepara el ataque 
Ya se habían cursado la orden a las unidades de la Fuerza Aérea, que reforzaban la zona oriental de Cuba, colocando varios escuadrones de MiG-21 en Moa, Santiago de Cuba, Baracoa y Guantánamo, lo cual crearía en Oriente una correlación de fuerzas muy favorable, que disuadiría a los Estados Unidos a intervenir. Los MiG-21MF de la zona oriental despegarían para asegurar la cobertura aérea de la misión. Los Puntos de Conducción de tierra impartirían órdenes falsas para desinformar. Las tropas del Ejército Oriental estaban movilizadas en supuestas maniobras tácticas, y un riguroso secreto y silencio oficial total cubría la operación, por lo que el escuadrón de MiG-21bis sería detectado sólo al volver de la misión. Los radares de reserva se habían colocado en puntos estratégicos orientales cerca de la Punta de Maisí, para controlar las posibles rutas de vuelo de la aviación dominicana en caso de que decidiera responder. Las unidades de rescate y salvamento estaban listas para salir en caso de que algún piloto tuviera que catapultarse. 



Cada MiG-21bis llevaría en este primer vuelo un tanque adicional de combustible de 800 litros, y cuatro misiles térmicos K-13 (AA-2). En caso de segunda misión de ataque real, la División Oriental de la DAAFAR les situaría el armamento, y los MiG-21 llevarían bombas FAB-250 y FAB-500, de 250 y 500 kg respectivamente, y los terribles racimos de cohetes S-24. 

De nuevo, como era frecuente en las operaciones del mando cubano, la acción era otra iniciativa propia ajena al gobierno soviético, a los que no se podía mezclar en el incidente. Si los dominicanos llevaban el caso a las Naciones Unidas, se debían tomar medidas para que todo el armamento suspendido y los tanques no tuvieran letras rusas, y no fuera usado como prueba acusatoria contra la URSS. Los tanques auxiliares eran necesarios para el vuelo, pero de vuelta ya vacíos se convertían en un estorbo, pues empeoraban la relación consumo - recorrido, y debían ser lanzados sobre el mar. 

Como flotarían un buen rato, podrían llegar a las costas dominicanas (como llegó a ocurrir en realidad), por lo había que limpiarlos. El espacio aéreo de Haití tampoco debía ser violado. El asunto debía implicar sólo a Cuba y República Dominicana. 

Del Pino recibe la orden de escoger los 12 pilotos más experimentados para hacer la primera misión, que debían ser preparados con el mejor escuadrón de MiG-21bis de San Antonio, y se dirige inmediatamente a la esa base. A su vez ganando tiempo, el jefe de la Brigada de Cazas de allí, teniente coronel Rubén Martínez Puente, ordena a su sustituto el mayor Henry Pérez Martínez, uno de los mejores pilotos cubanos: "Oye, necesito selecciones doce pilotos, entre ellos tú, para cumplir una misión importante". Henry Pérez inmediatamente se dedica a escoger los mejores pilotos de la base de San Antonio, y cuando va al despacho de Martínez a acordar los nombres, allí ya se encuentra Rafael del Pino. Ambos aprueban la lista de pilotos, reparten los hombres por tres escuadrillas de 4 MiG-21 cada una, y le explican, que el líder de la misión será del Pino, y Henry Pérez no irá como jefe de escuadrilla, sino como número suyo, para tomar el mando del escuadrón en caso de que le ocurra algo a del Pino. Todo esto significaba que el peso principal de los preparativos recayera sobre Henry Pérez, pues aunque del Pino es audaz y arriesgado en el aire, "era terriblemente apático a todo lo que no fuera volar", por palabras de Pérez. 

Los 12 pilotos serían: coronel Rafael del Pino, mayor Henry Pérez Martínez, teniente coronel Jorge Villardel, mayor Benigno Gonzáles Cortés, capitán Arnaldo Torres Biart, capitán Manuel Rojas García, capitán Rigoberto Morales, capitán Evelio Bravo, capitán Armando Castellanos, capitán Raúl Hernández Vidal, mayor Pedro Pérez y capitán Díaz. Eran todos excelentes pilotos de alta profesionalidad, y algunos con experiencia de combate, como el mayor Benigno Cortés, quien había sido jefe del primer escuadrón de MiG-21MF llegado a Angola en 1976, y que acompañaba a del Pino cuando éste con su MiG-21MF destruyó un Fokker F-27 enemigo en ese país el 13 de marzo de 1976. 

Al mediodía los pilotos escogidos fueron reunidos en el salón de briefings a esperar indicaciones especiales de un alto jefe que debía llegar de un momento a otro. Los pilotos se impacientaban, cuando de repente Rigoberto Morales, que espiaba por la ventana, les grita: "Caballeros, es Fidel, ¡es Fidel!". Los pilotos se sorprendieron al ver que quien vino a reunirse con ellos era el mismo Fidel Castro, que llegó en su negro auto ruso Chaika, para comprobar cómo se habían preparado, y por lo tanto, comprendieron que era una misión de suma importancia. Fidel los reúne en el despacho de Martínez, de cuya pared colgaba un mapa a todo color que incluía la República Dominicana, Haití y la parte oriental de Cuba, con un enorme título a color que decía 'Operación Pico'. Les hace mil preguntas sobre los aviones, sobre cada piloto, sobre el estado anímico, si existía alguno con problemas familiares o de otro tipo, les explica las causas políticas del incidente, la misión a cumplir. Recuerda Henry Pérez: "La misión consistía en darles una contundente lección para que ellos mismos sacaran conclusiones de lo que éramos capaces de hacer". Al final Fidel les dice: -¡Creo que todo está muy bien!, la única observación que les hago es que deben darle indicaciones al personal técnico para que les quiten las marcas de fabricación a los tanques auxiliares de combustible que se verán precisados a lanzar cerca de Puerto Plata una vez que los consuman. Aunque el gobierno dominicano sepa que somos nosotros los que violamos su espacio aéreo, no debemos dejar ninguna huella que contenga letras rusas, para no comprometer a la Unión Soviética. Además, toda esta operación la estamos haciendo a espaldas de ellos. 



Fidel les desea suerte: "Que todo nos salga bien y sólo tengamos que meterles un poco de miedo nada más". Al irse Castro, Rafael del Pino y Henry Pérez siguen planificando las mejores variantes del vuelo, y al terminar, del Pino se va de la base, y algunos pilotos se fueron a hacer ejercicios físicos. Los pilotos fueron acuartelados en San Antonio, y esa noche antes del vuelo, después de comer, jugaron dominó, oían música o miraban la TV. A las 22.00 h Pérez revisa el borrado de los letreros rusos, y a las 24.00 llega el jefe de la DAAFAR Francisco Cabrera a hacer una última inspección. 

La misión sobre Santo Domingo 
A la mañana siguiente del 9 de setiembre de 1977 temprano por la mañana el escuadrón de MiG-21bis despega en silencio radial de la base de San Antonio hacia Guantánamo, adonde llegan tras recorrer los 900 km en 50 minutos de vuelo a 500-1,000 m de altura en un cielo totalmente despejado. Allí en Guantánamo el personal técnico reabastece los MiG-21bis con rapidez, y todos están ya listos a las 8.30 h para proseguir a su misión hacia Santo Domingo. 

La escuadrilla líder vuela al frente, y las otras dos a sus lados y detrás, con una separación entre ellas de 500-1,000 m lateral y de 1,000-1,500 m de fondo. Entre las parejas de cada escuadrilla esta separación sería de 50-150 m. El vuelo a 580 km de distancia se haría a la altura óptima económica en el MiG-21bis, de 6.000-8,000 m, lo que permitiría descender los últimos 90 km en potencia mínima (80-85% de revoluciones del motor), manteniendo la misma velocidad. A 20 km del objetivo las escuadrillas se separarían, para "atacar" cada una su objetivo sin molestarse mutuamente, y se reunirían sólo para el vuelo de regreso a Guantánamo. 

El simulacro de ataque fue todo un éxito, los MiG-21bis rompen sobre Quisqueya a media mañana. Efectúan varios pases sobre Santo Domingo, conectando la post-combustión, y rompiendo la barrera del sonido en vuelo rasante, rompiendo cristales y causando el pánico en la ciudad. Imitan ataques, pero sin emplear armamento alguno, contra la Casa de Gobierno, el Muelle Real, el Aeropuerto y la zona residencial. La escuadrilla de del Pino "ataca" el Muelle real y el barrio residencial. Al final del Pino hace un pase tan bajo, que Pérez pensó que se tragarían todas las antenas de TV de las casas aledañas. Pasaron a corta distancia por el lado de un alto hotel, de cuyos balcones salían los turistas alarmados a ver lo que pasaba, y mirando con asombro las maniobras de los MiG-21, quizás confundiéndolos con cazas norteamericanos. Los F-51D Mustang dominicanos ni intentan despegar, pues como comentó un piloto dominicano: "No podemos hacer nada contra jets". 



Todos los aviones regresan sin problemas a Guantánamo. Allí del Pino recibe la felicitación telefónica de Fidel Castro por el éxito del vuelo, y le indican que vuele a La Habana en el Yak-40 de transporte que lo esperaba, para informar personalmente sobre los resultados del ataque. En el Estado Mayor General ya estaban Fidel Castro, el Ministro Raúl Castro, y demás altos oficiales. Del Pino tiene que esperar unos minutos, pues los jefes militares estaban leyendo con interés las copias de las conversaciones entre los mandos militares dominicanos y los altos funcionarios del gobierno, que habían sido enviadas inmediatamente por los servicios de inteligencia cubanos y los regimientos de radioescucha que monitoreaban las comunicaciones de los países vecinos. Del Pino dice que se asombra, pues aunque conocía que los servicios de inteligencia cubanos estaban muy bien organizados, "Nunca pensé que fueran tan eficientes hasta poder incluso monitorear las conversaciones telefónicas de las dependencias gubernamentales". 

El gobierno dominicano cede 
Los dominicanos llaman a la 13.00 dispuestos a arreglar el incidente diplomáticamente, pero todavía no han liberado a los barcos, y el ultimátum de 24 horas dado por Castro a los dominicanos se terminaba a las 10.00 de la mañana del día siguiente 10 de setiembre. Al escuadrón se le da la orden de que se prepare a bombardear Santo Domingo. Allí debían ser atacados los cuarteles del Ejército, la Marina y la Policía con entre otras armas, bombas rusas FAB-500 de 500 kg. Los objetivos estaban en zonas densamente pobladas, y como tales bombas no son de alta precisión sino inertes, pero con un descomunal poder destructivo, capaces de borrar una manzana entera, podrían causar muchas víctimas inocentes. Por eso se cambia el primer objetivo, que debía ser la base aérea FAD de San Isidro. 

El 10 de setiembre a las 8.30 h, día del esperado ataque, ya estaban listos los MiG-21bis con sus armas y se daba el briefing con los pilotos mientras del Pino esperaba la confirmación de La Habana. En ese momento llega el esperado cifrado del alto mando: "Barco devuelto. Regresar con el circo a casa a las catorce horas. Firmado Senén Casas Regueiros Jefe Estado Mayor General". 

Ya no hacía falta el golpe aéreo. El Gobierno de la hermana República Dominicana razonablemente liberó al mercante cubano, y la crisis terminó. 



Epílogo 
La suerte de cada piloto participante en la Operación Pico fue diferente, y refleja la rica experiencia combativa de la FAR. El capitán Raúl Hernández Vidal muere 5 meses después, cuando en febrero de 1978 su MiG-21bis es derribado por la AAA somalí en la guerra del Ogadén, Etiopía. Casi al mismo tiempo en ese conflicto fue derribado Benigno Cortés, que logra catapultarse a salvo, y siguió su exitosa carrera en la FAR. Ya en 1976 Cortés había participado con del Pino en varios combates en Angola, destruyendo al Fokker F-27. Arnaldo Torres combate en Etiopía y Angola. Manuel Rojas cumple misiones contra Bahamas en 1970, en Etiopía en 1978, y varias veces en Angola, siendo allí derribado por un Stinger de la UNITA en setiembre de 1987, cayendo prisionero por 7 meses. Rafael del Pino llega a General de Brigada y sustituto del jefe de la DAAFAR, y deserta a Estados Unidos en 1987. Henry Martínez participa en varias misiones importantes en Angola, dirige los MiG-21bis en la defensa de Canganba en 1983, y llega a ser el piloto más condecorado de la FAR. Jorge Villardel en 1980 hunde el patrullero bahamés "Flamingo", y participa en numerosas misiones en Angola hasta 1988, llegando a altos puestos de la FAR. Pedro Pérez llega a ser jefe de la FAR. Hoy estos hombres ya están retirados del servicio activo, disfrutando de un merecido descanso. 

Datos Técnicos del MiG-21bis Fishbed N 

domingo, 13 de marzo de 2016

Guerra de Vietnam: Reconstrucción de una Batalla Aérea

10 de Mayo de 1972: Reconstrucción de una Batalla Aérea
Por Tom Cooper -
ACIG


Temprano en la mañana del 10 de Mayo de 1972 EE.UU inició los primeros grandes ataques aéreos contra Vietnam del Norte en lo que se convirtió en la Operación Linebacker II.

Estos ataques causaron diversos grandes choques entre interceptores americanos y norvietnamitas durante la Guerra del Vietnam. El primer ataque en ese día fue lanzado por los portaviones USS Constellation, USS Coral Sea y USS Kitty Hawk contra blancos en el área de Haiphong a las 08:00 AM.

La cacería de MiGs a lo largo de la pista de Kep
El primer ataque contra Vietnam del Norte el 10 de Mayo de 1972 fue lanzados desde tres portaviones americanos, los cuales operaban en el área del Golfo de Tonking, a saber, el USS Coral Sea CV-43, USS Kitty Hawk CV-63 y el USS Constellation CV-64. El Constellation, siendo el más lejano al sur de la „Yankee Station", comenzó lanzando alrededor de 07:30 AM, Coral Sea le siguió unos 20 minutos después, y diez minutos después el Kitty Hawk.

Lo primero de la fuerza principal en ser lanzado fueron los aviones tanqueros, el EKA-3Bs y los KA-6D, los cuales treparon a 15.000 pies y circundaban sus naves madre. Más cercanos a la costa vietnamita, un arreglo entero de otras aeronaves estaban ya en el aire, incluyendo un E-2Bs cada uno desde el Constellation y Kitty Hawk, un RC-135M desde Okinawa, un U-2 desde Tailandia y un viejo EC-121D „Disco", avión de radar aerotransportado de la 552da Ala de Alerta y Control Aerotransportado desde Korat en Tailandia. Desde Da Nang en Vietnam del Sur vino un EP-3B Orion SIGINT-avión de reconocimiento de VQ-1. Excepto por el U-2 que volaba muy alto, y en solitario, todo las otras aviones iban a trabajar como un equipo con el crucero Chicago, en cual navegaba el Golfo de Tonking. El Chicago fue designado como barco PIRAZ (Positive Identificación Radar Advisory Zone) y su centro de información de combate iba a mantener el seguimiento de los movimientos enemigos usando datos desde todas las fuentes disponibles, usando el nombre código „Red Crown". Los propios radares de las y los de los aviones radarizados iban a proveer algunas imágenes, pero debido a la interferencia terrestre tenían sólo limitada capacidad de seguir aviones volando bajo sobre tierra. Sin embargo, para salvaguardar la confidencialidad de las fuentes, toda información pasada por los canales de comunicaciones normales iba a sonar como si fuese obtenida únicamente por los propios radares del Chicago.

Casi media hora pasó entre el primero lanzamiento de aeronaves desde el USS Constellation antes que el último avión se unió a la formación de ataque: en total, seis A-6 Intruders, 12 A-7 Corsairs, 13 F-4 Phantoms y una aeronave de reconocimiento RA-5C Vigilant comenzaron. Cerca de las 08:00 AM el paquete de ataque del Constellation fijó un curso hacia Haiphong, subiendo el Golfo de Tonking. Las formaciones de los otros dos portaviones se hicieron una línea detrás del primero en intervalos de diez minutos. Los norvietnamitas estaban bien preparados y ciertamente sabían que los aviones estaban viniendo. No sólo que el ensamblaje de las formaciones de la USN y el vuelo hacia Haiphong tuvo lugar en un lugar abierto y pleno de radares de alerta temprana a lo largo de la costa, sino del mismo modo por el barco soviético de inteligencia Kursograf navegaba en la vecindad.

Inicialmente, dos A-7 Corsairs de la sección Iron Hand, cada uno armado con dos Shrikes y seis CBUs, atacaron varios sitios SAM cerca de Haiphong, causando que todos ellos apagaran sus radares. El resto de los bombarderos fueron entonces capaces de lanzar sus bombas a los blancos sin ninguna interferencia, y finalmente ambos Corsairs de la Iron Hand lanzaron sus CBUs en el aeropuerto de Kien. La última de las aeronaves del Constellation en pasar a través del área del blanco fue un RA-5C Vigilante tomando las fotos post-ataque, y dos Phantoms de escolta, todos los cuales enfrentaron una feroz AAA y del mismo modo varios SAMs.

Al mismo tiempo, diez millas al oeste de Haiphong, el Tte. Austin Hawkins lideraba un par de Phantoms del VF-92 en patrulla a 14.000 pies. Hicieron varias barridas de radar buscando MiGs, pero parecía que ninguna iba a aparecer a pelear. Muy pronto, los bombarderos del Constellation dejaron la costa cuando el USS Chicago apareció: „Este es Red Crown en Guardia. Bandidos. Blanco cero-tres-cinco para veintitrés, altitud desconocido, tiempo cuatro-seis. Fuera."

Parecía que la SRVAF fue de hecho sorprendida por el ataque de la mañana de la USN y sólo alrededor de 08:30 AM estaba el 921 FR listo para lanzar cuatro MiG-21s desde la BAM Kep, a fin de interceptar las formaciones que comenzaron desde el Kitty Hawk y Coral Sea. Sin embargo, Austin Hawkins, quien estaba por terminar su período de servicio sin ningún encuentro con MiGs exitoso, planeó que si hubiera algún MiGs sobre el aeropuerto Kep, volaría hasta allí y combatiría a alguno de ellos. Tales salidas no autorizadas estaban estrictamente prohibidas, y su WSO el Tte. Charles Tinker tuvo que prometer no divulgar su plan a nadie. Siguiendo la llamada de MiGs desde Red Crown, Hawkins aceleró a 600 nudos y enfiló tierra adentro. Su alero, Curt Dosé, lo siguió. Los dos Phantoms arribaron sobre Kep sin ningún problema y aparentemente no siendo captados por quienes estaban en tierra: las defensas permaneció en silencio. Dosé estaba a la izquierda, más cercano a la pista, y mirando hacia abajo notó dos MiG-21s plateados en la pista de carreteo, al lado la pista. Rastreó en el cielo hace asegurarse que ninguno de sus camaradas estuviese ya en el aire y - mientras ponderaba que hacer después- su WSO, el Tte. Jim McDevitt, avisó que los MiGs estaba acelerando en la pista en la dirección opuesta. Parece, a saber, que uno de las aeronaves americanas de SIGINT que orbitaba sobre los Golfo de Tonking registró emisiones de de transponders IFF de cazas vietnamitas, antes incluso que estas comenzaran.

Dosé se hizo cargo, se desplazó lateralmente y aumentó a supersónico en el descenso, finalizando justo al final de la pista. Intentó posicionarse detrás de los MiGs. Afuera de su campo de visión, observó con visión lateral la frenética actividad alrededor de MiGs en las tiendas camufladas a su derecha, como hombres de mantenimiento se escondían para cubrirse ó se tiraban al piso. El piloto del Phantom cambió su intención hacia el frente y vio como los MiGs despegaban del suelo. Los interceptores vietnamitas eran volados por Dang Ngoc Ngu y Nguyen Van Ngai. Apenas despegaron cuando sus torre les advirtió de los Phantoms detrás. Ambos soltaron sus tanques de combustible y comenzó a virar fuertemente hacia la izquierda, yéndose entre las colinas y a través de los valles. Dosé adquirió al alero y disparó un Sidewinder: „Parecía grande hasta que llegó al MiG, entonces voló derecho a través del ala del jet y detonó en el otro lado." El MiG había estado girando demasiado agudamente para que la espoleta de proximidad del misil detonara en el momento justo para un derribo. Imperturbable, Dosé lanzó otro misil, y este impactó la cola del MiG-21, golpeando los despojos con el suelo.

Ngu permaneció solo ahora, sin embargo, continuó su viraje a bajo nivel, engañando cualquier intento de dos pilotos de Phantom de abrir fuego sobre ellos. Mientras tanto, otros dos MiG-21s, volados por Le Thanh Dao y Vu Duc Hop, comenzaron e intentaron alcanzar a Hawkins y Dosé, pero Hawkins los notó mientras giraba en un barril invertido detrás del primer MiG y ordenó una rápida ruptura hacia la derecha. Durante el viraje, ambas tripulaciones de Phantom notaron que estaban en más peligro de lo que pensaban: el cielo alrededor de ellos era oscuro con detonaciones de las ráfagas de AAA y un SAM fue lanzado contra ellos, pero pasó de largo. Los Phantoms aceleraron a supersónicos y se alejaron hacia la costa. Sin embargo, habiendo sobrevivido a cinco intentos o reales ataques de Sidewinder, Dang Ngoc Ngu - inicialmente perseguido por Hawkins y Dosé - ahora viró su MiG-21MF alrededor de ellos y les dio persecución. Hawkins comentó: „En esos tiempos, teníamos noticias fuertes de inteligencia que el MiG-21 no podía acelerar a más de Mach 1.05 debajo de los cinco mil pies. Estábamos haciendo Mach 1.15 en combate abierto, sintiéndonos demasiado confiados a medida que nos dirigíamos hacia la costa." Dosé continuó: „Entonces un MiG-21 apareció desde atrás, subiendo rápido. Lo hizo ver como si lo hiciese sin ningún esfuerzo. Cuando ví al MiG estaba cerca de tres cuartos de milla detrás de Hawkins. Lo llamé para que hiciera un rápido giro sobre su mismo eje." Cuando los Phantoms comenzaron a girar Ngu disparó un misil desde una distancia de 1.200 metros a Hawkins. Sin embargo, Hawkins estaba en giro horizontal a altos G y el Atoll, el cual estaba inicialmente bien guiado, siguió volando derecho. Luego de atacar, Ngu viró fuerte hacia la derecha y volvió a su base, reclamando a un Phantom como derribado.

Los cazas de la USAF y la USN encontraron la muy mejorada versión MiG-21MF el 10 de Mayo de 1972 por primera vez en combate. La buena velocidad de este caza a bajo niveles fue una sorpresa considerable. Este MiG-21MF estaba en servicio con el 921st Sao Do en ese momento. La aeronave iba a servir durante la Operación Linebacker II, en Diciembre de 1972, y se dice que fue pilotada por Phanm Tuan, cuando reclamó un derribo contra un B-52D de la USAF, el 27 de Diciembre. Este derribo nunca fue confirmado, sin embargo, dado que la USAF nunca perdió un B-52 ese día. De todos modos, el avión fue posteriormente visto mostrando ocho marcas de derribos, aparentemente un signo del número de reclamos por varios pilotos vietnamitas que lo volaron. Pham Tuan, por otro lado, se iba a convertir en el primer vietnamita en el espacio. (dibujo artístico por Tom Cooper)

Luego de tomar combustible del tanquero EKA-3B que esperaba en el aire, Dosé y Hawkins alcanzaron el Constellation como los últimos de todo el paquete de ataque. Para delicia de aquellos en cubierta, Dosé realizó un viraje sobre su propio eje en señal de victoria, entonces hizo una amplia órbita y aterrizó. Mientras la tripulación de cubierta del USS Constellation y los pilotos de VF-92 y VF-96 lo felicitaban, el Cdr. Gus Eggert, Comandante de Ala Aérea 8, estaba exultante. Hawkins realmente desobedeció una orden, dejó al paquete de ataque sin escolta y fue „rodando" por MiGs. Durante su misión posterior de ese día, ambos pilotos de Phantom fueron castigados por permanecer „atados" como escoltas de A-7 del Iron Hand. Su comandante les dijo que no volvieran para nada si no volvían junto con "sus" Corsairs.

Oysters en lucha cuerpo a cuerpo
Apenas una hora después no menos de 84 Phantoms y cinco F-105Gs de la USAF, apoyados por 20 tanqueros KC-135 y un grupo SAR de tres helicópteros, cuatro A-1s y cuatro Phantoms, se acercaron a Vietnam del Norte cruzando la región norte de Tailandia y Laos.

El exacto OrBat de la USAF para esa mañana era la siguiente:

- RC-135M en órbita sobre Laos
- U-2 en órbita sobre Laos
- "Disco", 1 EC-121D del 5523nd AWCW en órbita sobre Laos
- EP-3B del VQ-1 (unidad de la USN) en órbita sobre el Golfo de Tonking
- 2 E-2Bs del USS Kitty Hawk y USS Constellation, en órbita sobre Golfo de Tonking

- USS Chicago, crucero de la USN, fue designado nave PIRAZ ("Positive Identification Radar Advisory Zone")

Reconocimiento climático
- 1 RF-4C del 14to TRS/432do TRW

Apoyo previo al atraque en el área del blanco, TOT 09:45hrs
- Vuelo Oyster, 4 F-4D (con Combat Tree) del 555th TFS/432nd TRW, liderado por My. Robert Locher
- Vuelo Balter, 4 F-4D (con Combat Tree) del 13th TFS/432nd TRW, liderado por
- Vuelos Cowsip y Valent, total de 4 EB-66Es del 42nd TEWS/388th TFW, perturbadores de larga distancia
- Vuelo Fletch, 5 F-105Gs del 17to TFS/388th TFW (5to avión aerotransportado de reserva)

Bombarderos de chaff
- Vuelo Dingus, 4 F-4Ds del 433rd TFS, liderado por My. Rober Blake
- Vuelo Hitest, 4 F-4Ds del 435th TFS, liderado por My. Phillip Mentesana

Fuerza de Ataque del Puente Paul Doumer, TOT 10:00hrs
- Vuelo Goatee, 4 F-4D del 435th TFS/8th TFW, liderado por el Cnel. Carl Miller, equipado con GBU-8s
- Vuelo Napkin, 4 F-4Ds del 433rd TFS/8th TFW, liderado por Cnel. Richard Horne, equipada con GBU-10s
- Vuelo Biloxi, 4 F-4Ds del 25th TFS/8th TFW, liderado por Cap. Lynn High, equipada con GBU-10s
- Vuelo Jingle, 4 F-4Es del 433rd TFS/8th TFW, liderado por Tte.Cnel. Richard Hilton, equipada con GBU-10s
- Vuelo Harlow, 4 F-4Es del 336th/432nd TRW, escolta de ataque
- Vuelo Galore, 5 F-105Gs del 17th TFS/388th TFW, supresión de defensa Iron Hand (5to avión aerotransportado en reserva)

Fuerza de Ataque a la Estación de Ferrocarril de Yen Vien, TOT 10:05hrs
- Vuelo Gopher, 4 F-4Ds del 25th TFS/8th TFW, liderado por My. Albert Munsch, equipados con Mk.82s
- Vuelo Icebag, 4 F-4Es del 334th TFS/8th TFW, liderado por Tte.Cnel. Dumitru Tokanel, equipada con Mk.82s
- Vuelo Bowleg, 4 F-4Es del 432nd TRW, escolta para los Vuelos Icebag y Gopher
- Vuelo Gigolo, 4 F-4Ds 25th TFS/8th TFW, liderado por My. Lawrence Irwing, equipada con Mk.82s
- Vuelo Bertha, 4 F-4Es del 336th TFS/8th TFW, liderado por Tte.Cnel. Daniel Blake, equipada con Mk.82s
- Vuelo Creek, 4 F-4Es del 432nd TRW, escolta para los Vuelos Bertha y Gigolo
- Vuelo Calgon, 5 F-105Gs del 561st/388th TFW, supresión de defensas Iron Hand (5to avión aerotransportado en reserva)

Reconocimiento Post Ataque
- Vuelo Cousin, 2 RF-4C del 14th TRS/432nd TRW

Búsqueda y Rescate
- King 21, HC-130 del 3rd ARRG/56th SOW
- Vuelo Jolly Green, 2 HH-53Bs del 40th ARRS/56th SOW
- Vuelo Sandy, 4 A-1 del 1era SOS/56th SOW
- Vuelo Brenda, 4 F-4E del 432nd TRW

Tanqueros (ó "Apoyo de reaprovisionamiento aéreo de combustible" en el lenguaje oficial de la USAF)
- 20 KC-135s del U-Tapao y Takhli
- Vuelo Dogear, 4 F-4Es del 432nd TRW


Un típico F-4D del 8TFW "Wolfpack", armado con LGBs GBU-10, como en la misión del 10 de Mayo de 1972. (Foto: USAF)

La vanguardia de esta fuerza de ataque comprendía ocho F-4D Phantoms, armado para combate aire-aire, los vuelos Oyster y Balter, cuya principal tarea era hacer patrulla área de combate alrededor de aeropuertos norvietnamitas conocidos e interceptar cualquier MiGs que intentara atacar a la parte principal de la formación americana. La operación entera estaba cercanamente controlada por un avión de piquete de radar EC-121, el cual operaba sobre Laos, y el crucero USS Chicago, en camino en el Golfo de Tonking y operando bajo el signo de llamado Red Crown.

Ya durante el reaprovisionamiento aéreo de combustible sobre Tailandia el momento fundamental del barrido de cazas inicial habían sido malditas. Balter 2 tuvo problemas eléctricos, Balter 3 fue incapaz de recargar; ambos tuvieron que retornar a Udorn. Oyster 4, (volado por el Tte. Feezel y el Capt. Pettit) sufrió una falla de radar pero su tripulación decidió continuar la misión. Balter 1 y 4 se unió al grupo como un elemento y continuaron al noreste, como lo hicieron las cuatro aeronaves del vuelo Oyster. La barrida de cazas había sido divisada por el Mayor Bob Lodge, el líder de vuelo Oyster, un experimentado táctico de lucha aérea con dos derribos de MiGs en su crédito. Estos dos vuelos de Phantoms iban a establecer una patrulla de barrera al noroeste de Hanoi, el vuelo de Oyster a bajo altitud, descendiendo desde 3.000 a 1.000 pies a medida que ellos se movían hacia el norte, y el vuelo de Balter detrás de él a 22.000 pies a plena vista del enemigo. Cualquier MiG moviéndose contra el vuelo Balter volaría sobre los aviones del vuelo Oyster esperando en emboscada.

El boxeo de sombras comenzó a las 09:42 AM, cuando cazas norvietnamitas entraron en acción, habiendo despegados desde sus hangares camuflados para rodar en la pista. Dos minutos después, de acuerdo a los vietnamitas y a publicaciones de Istvan Toperczer, dos MiG-21s del 921 FR despegaron desde Noi Bai, girando hacia Tuyen Quang para despistar a los americanos: de acuerdo a todos los reportes americanos acerca de la siguiente batalla aérea actuaron realmente cuatro MiG-21s. Al mismo tiempo cuatro J-6s del 1er vuelo (#1 Nguyen Ngoc Tiep, #2 Nguyen Hong Son, #3 Pham Hung Son y #4 Nguyen Duc Tiem) del 925 FR despegaron también. Desconocido tanto para Red Crown ó para los tripulantes de los cazas americanos, los MiG-21s viraron derecho hacia el vuelo Oyster - a su vez cubiertos por debajo de los cuatro J-6s, los cuales obviamente habían dejado a sus transponders IFF en inactivo. Ambos lados habían preparado una emboscada para el otro, y ninguno de los dos sabían acerco de esto.

Inmediatamente Red Crown informó al vuelo de Oyster: „Múltiples bandidos en su área. Tengo un Bandido a tres-cuatro-cero a veinticuatro. El más cercano Bandido I que tengo está a cero-dos-dos en dieciséis". Corriendo a 15.000 pies los MiG-21s se acercaron rápidamente, uniéndose con cuatro J-6s en el proceso, y el vuelo Balter se enfiló hacia Oyster para proveer de cobertura aérea. Lodge viró su vuelo para encontrar a los MiGs cercanamente de frente, liberándose de sus sus externo tanques y armando AIM-7 Sparrows (excepto Feezel, cuyo radar falló). Luego de cruzar el río Rojo al sur de Yen Bai el My. Lodge ordenó al vuelo Oyster trepar hacia los MIGs. Los cuatro Phantoms fueron divididos en dos elementos de dos aeronaves. Lodge preparó el ataque al MIG líder y le dijo al Capt. Ritchie y su WSO, el Capt. DeBellevue, el líder del segundo elemento del vuelo Oyster, a atacar al tercer MIG.

Los radares fueron encendidos y a las 13 millas náuticas (24km) una luz de advertencia en la cabina del Oyster 1 parpadeó, indicando que la aeronave hostil estaba dentro del alcance. En el Oyster 3 Chuck DeBellevue tomó la transmisión de IFF del MiG en su equipo Combat Tree e informó a su piloto que tenía una identificación positiva hostil en los aviones en el frente. Instrucciones añadidas en Oyster 1 y 2 le siguieron, a medida que los pilotos navegantes fijaron en sus radares e hicieron el cambio final para encabezar el ataque. El error permisible de maniobra en la pantalla de radar comenzó a contraerse y a 8 millas náuticas (13km) Lodge lanzó su primer Sparrow al elemento líder de los MiGs.
 
Los My. Robert Lodge y My. Roger Locher en el cockpit de sus F-4D, vistos antes en 1972: el equipo tenía ya dos derribos de MiG a su crédito cuando chocaron con misteriosos MiG-21s en la mañana del 10 de Mayo de 1972. Debajo está el F-4D 65-0784 que volaron en esa fatídica mañana. (Foto: USAF; Dibujo artístico por Tom Cooper)



Siguiendo el rastro de la pluma del humo de blanco, aceleró alejándose hacia el frente y comenzó a reptear buscando hacia arriba en un amplio ángulo, pero detonó cuando su motor quemó todo su combustible. Con el alcance ahora bajado a 6 millas náuticas (10km) el Mayor Lodge disparó un segundo Sparrow el cual lanzó exitosamente y siguió hacia arriba a un ángulo de 20 grados. Dejó una estela y entonces vino el flash de la detonación. Unos pocos segundos después un MiG-21 caía del cielo, dejando una estela de fuego y sin su ala izquierda. El Tte. John Markle en Oyster 2 del mismo modo disparó un par de Sparrows y su segundo misil comenzó a rastrear hacia arriba y ligeramente a la derecha. A medida que Markle observaba, el gran misil siguió derecho hacia el avión norvietnamita, causando otra explosión amarilla.

Como parece, el segundo Sparrow disparado por el Mayor Lodge impacto al MiG-21 #2, mientras el segundo Sparrow disparado por el Tte. Markle destruyó tanto al MiG-21 #3, ó al J-6 de Nguyen Hong Son, los cuales se sabe que fueron impactados por misiles americanos alrededor de ese tiempo y eyectados pero después murieron por las heridas.

En este punto, los dos norvietnamitas remanentes - el MiG-21s #1 y #4 - aparecieron sobre encima de Oysters 01 y 02, el líder MiG-21, identificado claramente por el My. Roger Locher, RIO del Phantom líder del Oyster, como pintado con un serial azul "53" y teniendo un adorno azul alrededor del cockpit - cercanamente erró la colisión con el líder de Oyster. El Mayor Lodge instintivamente viró fuerte hacia la derecha en un loop de mitad vuelta completa el cual lo llevó apenas a unos 200 pies (60m) detrás del MiG #4. Lodge estaba ahora demasiado cerca para un ataque de misil, y su Phantom no estaba equipado con cañones. Pero hizo más lento su giro y la distancia hacia el caza enemigo se amplió. El combate estaba yendo bien para la sección de vuelo Oyster cuando, repentinamente, las tortilla se dio vuelta. Aumentando desde abajo aparecieron los J-6s. A saber, los pilotos del vuelo Oyster identificaron sólo cuatro cazas norvietnamitas, mientras había seis - ó, más probablemente - ocho de ellos. Después de los primeros dos MiG-21s - ó sus #4 - fuesen derribados, otro J-6s del 1er vuelo de la 925 FR regresaron y Pham Hung Son, seguido cercanamente por Nguyen Duc Tiem, se pusieron detrás del F-4 de Lodge dado que Markle, volando desde la izquierda al lado derecho de su líder y sin posición para combatir al vietnamita, le gritó una advertencia: „OK, hay un Bandido...tienes un Bandido en tus diez en punto, Bob, nivel!"


El misterioso MiG: este es una reconstrucción del MiG-21 #2, claramente visto por el My. Roger Locher desde una distancia de apenas 100 metros cuando casi colisionó con Oyster 1 durante el enfrentamiento en la mañana del 10 de Mayo de 1972. En los momentos que siguieron, el My. Lodge viró detrás de este MiG en un intento para derribarlo, a su vez exponiendo la cola de su aeronave a cuatro J-6s que se estaban aproximándose desde el otro lado. El My. Lodge no sobrevivió a la misión para contar la historia, pero en una entrevista para el reporte Red Baron, el My. Locher recordó que ese MiG mostraba un serial azul 53 y tenía su cockpit adornado en azul. Mientras el último detalle es excepcionalmente inusual - entonces, no hay evidencia fotográfica de ningún MiG-21s de ninguna fuerza aérea siendo jamás pintado de esta manera - el serial era probablemente aplicado en esta manera, claramente indicando el origen de la aeronave: la URSS. Si el piloto era soviético permanece no aclarado. Seguramente suficiente, un investigación más cercana sobre de los reportes vietnamitas acerca de las batallas aéreas sobre Vietnam del Norte usualmente no mencionan ninguna clase de operaciones voladas por pilotos extranjeros. Para muchos observadores, este indicaba que no hubo pilotos extranjeros que hayan volado misiones para la fuerza aérea norvietnamita, excepto quizás uno ó dos. De hecho, sin embargo, en 2002 los norcoreanos abiertamente admitieron que sus pilotos volaron para la SRVAF en los 1960s. Un confirmación similar de los archivos de la URSS no ha aparecido aún. 

El Mayor Lodge pensó que el MiG-21 #4 en frente de él abrió la distancia lo suficiente para un disparo cercano y avisó: "¡Oyster uno en la mira!" disparando un Sparrow prontamente después. Pero, Pham Hung Son disparó del mismo modo y grandes municiones de sus tres grandes cañones de 30mm cortaron la brecha entre él y el Phantom de Lodge. El F-4 fue impactado, perdiendo velocidad, pero inicialmente su tripulación pensó que habían escapado con daños menores y ambos el piloto y el RIO estaban decepcionados por la pérdida de su AIM-7 mientras el MiG en frente de ellos se alejaba. Pham Hung Son se acercó y disparó otra vez, y a medida que más disparos impactaban su aeronave, el RIO de Lodge, el Capitán Roger Locher, se dio cuenta lo que pasaba. El motor derecho explotó y el Phantom terminó haciendo fuerte bríos hacia la derecha. Pronto toda la hidráulica estaba perdida.



Este F-6A del 925 Regimiento de Cazas SRVAF fue volado por Pham Hung Son en la mañana del 10 de Mayo de 1972, como el #3 del "1er Vuelo". Esta formación despegó desde la BA Noi Bai a las 0944: sólo un minuto después su sección trasera impacto al Oyster 1 y lo derribó. (dibujo artístico por Tom Cooper)

A medida que Locher se preparaba para dejar al Phantom que caía, el Capitán Steve Ritchie, volando como Oyster 3, había estado persiguiendo tanto al MiG-21 #1 ó al J-6 de Nguyen Duc Tiem los cuales continuaron casi en vuelo derecho. Faltándole el contacto visual y actuando por información de radar, Ritchie viró hacia la derecha en un viraje de hasta 4 o 5G. Ascendiendo hacia los 18.000 pies (5.500m) finalmente fijó su blanco casi a 10.000 pies (5.500m) de distancia hacia la izquierda. Se acercó hacia el viraje de su oponente, fijándolo en su radar a medida que se aproximaba. Desde una distancia de 6.000 pies (1.800m) Ritchie disparó en secuencia dos Sparrows, guiando a ambos. El primero pasó cerca debajo del blanco sin detonar, pero el segundo anotó un impacto directo. Desde su asiento trasero del Oyster 03, el Capitán DeBellevue fijó su mirada en un sucio y amarillo paracaídas del piloto vietnamita cuando pasaban al lado de MiG que caía.

Arriba y abajo: F-4D 66-7463, un Phantom II equipado con Combat Tree volada por el Capitáns Ritchie y DeBellevue como en el "Oyster 3" el 10 de Mayo de 1972. La aeronave es mostrada luego durante su carrera, con no menos de seis insignias de derribos aplicados y armados con AIM-9J Sidewinders: el 10 de Mayo portaba dos AIM-4Ds (cada uno en la estación interna de pilón interno bajo el ala), un pod de ECM ALQ-101 en la estación derecha debajo del ala y un pod de ECM ALQ-71 en la estación derecha debajo del ala. (Foto: USAF; Dibujo artístico por Tom Cooper)


Volando a 20.000 pies, dos Phantoms del vuelo Balter arribaron en tiempo para ver los momentos finales de la lucha, cuando el Phantom de Lodge es estrelló en la tierra como un meteoro. Debido al humo nadie vio la eyección del Capitán Locher: el My. Lodge decidió permanecer con la aeronave. Shockeados por la repentina pérdida de su líder, los sobrevivientes del vuelo Oyster aceleraron fuera del área. El primer gran choque del 10 de Mayo de 1972 estaba terminado, pero otros iban a ahora a empezar.

MiGs no advertidos
 Durante un posterior ataque contra la estación central de ferrocarriles en Hai Duong, entre 11:00 AM y 2:15 PM, el Ala Aérea del Constellation, compuesta de F-4s, A-6s y A-7s fue interceptado por un gran número de MiG-17s vietnamitas y una bien conocida serie de dogfights se desarrolló, en la cual los F-4Js del VF-96 derribaron a seis cazas enemigos. Tres de estos fueron derribados por el Tte. Randy Cunningham y su RIO Tte. (jg) William Driscoll, el cual entonces se convirtió en el primero de los ases americanos de la Guerra del Vietnam. Es ampliamente aceptado, que durante esta batalla cazas de la USN no sufrieron ninguna pérdidas frente a interceptores norvietnamitas. Pero examinando de cerca los trabajos del Dr. Istvan Toperczer y Jeffrey Ethell esto no puede ser confirmado. Al contrario.

A las 12:54 PM, el paquete de ataque de A-6s y A-7s arribó sobre Hai Duong, fallando en identificar al blanco durante el ingreso, virando alrededor del mismo y bombardeando en un segundo intento. Junto con los bombarderos, los F-4Js del VF-96 lanzaron sus Rockeyes sobre posiciones de la flak vietnamita, mientras los vietnamitas del mismo modo dispararon varios SAMs. Finalmente, aeronaves americanas comenzaron estaban saliendo del blanco, cuando los primeros cuatro MiG-17s del 923er Fighter Regiment aparecieron.

Sólo en ese momento Red Crown dio la primera brutal advertencia de MiGs aerotransportados, y este no se refería a aquellos que se aproximaban para combatir! Los MiGs, volados por Nguyen Van Tho (#1), Ta Dong Trung (#2), Nguyen Hang (#3) y otro piloto, partieron en dos pares. El #3 y #4 atacaron primero, y tomaron a Cunningham fuera de guardia, pero revirtió el puerto y ambos vietnamita se alinearon a él. Cunningham disparó un AIM-9 y le pegó al MiG volado por Nguyen Hang, el cual explotó en una bola de fuego (de acuerdo a registros vietnamitas, Hang se eyectó, pero fue muerto por fuego de cañón de 20mm de dos Phantoms; como se sabe, los Phantoms de la USN no estaban armados con ningún cañones ó cápsulas de cañones durante esta incursión). Segundos después otro MiG se puso detrás de Cunningham, el cual giró, tratando de invitar a su alero, el Tte. Brian Grant para derribar al vietnamita. Grant fue entonces advertido de otro MiG detrás de él y aceleró alejándose. Cunningham lo siguió y ambos Phantoms se alejaron del combate. Mientras tanto, el Cdr. Dwight Timm, XO del VF-96, estaba al noreste de esa área, cuando un MiG-21 - cercanamente seguido por otro MiG-17 - se puso debajo de su Phantom. Timm viró abiertamente, intentando un disparo de Sparrow, pero con tantos aviones volando alrededor, estaba momentáneamente más evitando no colisionar con nadie para luego si luchar.

"Showtime 100", el F-4J volada por el Tte. Cunningham y Tte.Jg. Driscoll el 10 de Mayo de 1972. La aeronave no sobrevivió a la misión. (Foto: USN) Debajo: Showtime 100 como apareció durante la crucial batalla del 10 de Mayo de 1972, ya con sus TERs liberados de CBUs Mk.7 Rockeye, pero aún con su tanque lanzable central puesto - y cuatro AIM-9Gs, tres de los cuales encontraron su marca en una cuestión de sólo pocos minutos! (Arte por Ivan Zajac)


Mientras los Phantoms intentaban desprenderse de los MiGs, el Cdr. Gus Eggert ordenó a los aviones de ataque salir hacia el sur, porque pese a los mejores esfuerzos de los cazas de escolta, el primer par de MiG-17s - Nguyen Van Tho y Ta Dong Trung - tuvieron éxito en agarrar a los Intruders y Corsairs. En próximos segundos, el Tte. Matt Connelly encontró a un A-7 perseguido por un MiG-17 de Dong Trung. Connelly del mismo modo intentó un disparo de Sparrow, pero su radar estaba imposible de usar, y tuvo que cambiar a Sidewinders, disparando uno al MiG detrás del Corsair. Van Tho viró fuertemente hacia el ataque y exitosamente evadió al misil, pero éste lo forzó a salir de la cola del A-7. Don Trung primero atacó al A-7 del Tte. George Goryanec, y entonces al Corsair del Tte. Al Junker. El Cdr. Fred Baldwin, líder del elemento Junker, vio a su alero en problemas y viró en un tonel a una posición de disparo detrás de un MiG-17. Pero, eso fue todo lo que pudo hacer; su Corsair no tenía Sidewinders (después de los ataques de esa mañana no había suficientes Sidewinders para armar a todos los Corsairs, por ello, la mayoría de ellos voló sin portar ninguno) y sus cañones 20mm estaban fuera de servicio operativo. Dong Trung no podía saber esto, sino que continuó la persecución de Junker, la que ahora se tornó de acuerdo a las instrucciones de Baldwin. Goryanec escuchaba los llamados de Baldwin y viraba hacia el MiG, atacándolo desde encima y obteniendo varios impactos cerca de la raíz alar. El MiG se niveló y regresó hacia la costa, aterrizando con seguridad en Kep, varios minutos después.

Mientras tanto, Van Tho se unió al grupo de MiG-17s adicionales del 923rd FR y a los F-4Js de VF-96, pero durante su ataque a uno de los Phantoms, apareció en frente del Tte. Matt Connelly, el cual viró para acercarse. Escuchando un buen tono del disparador del Sidewinder, Connelly se acercó, pero el MiG estaban aún en un fuerte giro y había una pequeña chance de un disparo exitoso. Si Van Tho held hubiese mantenido su giro hubiese escapado, pero repentinamente se abrió - probablemente porque estaban sin munición - y el rápido y elevado tiro de Connelly con un AIM-9 - casi a la distancia mínima - impactó al exhausto MiG volándolo por los aires. Nguyen Van Tho eyectó y aterrizó con seguridad con su paracaídas. Al mismo tiempo el ex-piloto de Blue Angels el Tte. Steve Shoemaker cargó su Phantom a 600 nudos a través del área del blanco desde norte hacia el sur, cuando un MiG-17 repentinamente apareció desplazándose por encima de él. El RIO de Shoemaker, el Tte. Keith Crenshaw, advirtió al piloto, y el Phantom aceleró hacia el sur, saliendo del área de batalla. Varios millas más allá, Shoemaker realizó un fuerte barrido antes de alinearse para otra ataque.

Randy Cunningham y Brian Grant estaban ahora también intentando evaluar la situación, entonces ambos Phantoms prontamente treparon a los 12.000 pies, y entonces viraron alrededor para atacar otra vez. Levantándose antes del picado, Cunningham casi colisionó con el F-4J del Cdr. Timm, el cual estaban en serios problemas: apenas a 300 pies detrás de él estaba un MiG-17, sin haber sido notado en ningún momento por Timm ó su RIO, 3.000 pies detrás había un MiG-17 que ya había disparado hacia él y 3.500 pies detrás estaba un MiG-21 en búsqueda.

Cunningham se alineó con el MiG-17 más cercano a Timm - el cual mantuvo su puerto abierto - y preparado para lanzar, cuando - de la nada - dos J-6s aparecieron y abrieron fuego a Cunningham. Los Phantom fácilmente evadieron sus disparos y entonces se realinearon con el MiG-17 cercano detrás a Timm, llamando al Comandante para revirtiera a estribor. La llamada tuvo el efecto deseado, y el Phantom se rápidamente se balanceó limpiando al más cercano MiG, entonces Cunningham le disparó un Sidewinder. El RIO de Timm, el Tte. Jim Fox, no sabía nada del MiG en las cercanías hasta luego del viraje. Entonces pudo fijar al caza enemigo a un lado un fijación de diversión y momentos después el misil le impacto en la cola. El MiG subió y bajó sin sentido y su piloto se eyectó. Los MiG-17 y MiG-21 vietnamitas remanentes fueron atacados por Brian Grant, cuando otro Phantom apareció, atacando al mismo blanco. ¡Grant tuvo que elevarse para evitar una colisión! Steve Shoemaker estaban haciendo una segunda carga a través de la arena de batalla, acercándose a los MiG-17 remanentes y disparando un Sidewinder desde una distancia mínima. El piloto del MiG obviamente lo advirtió e hizo un fuerte viraje, alejándose del F-4J de Timm.

Mientras tanto Matt Connelly se aproximó a otro MiG-17, el comenzó a virar. Connelly disparó un Sidewinder, el que explotó en un negro puff al lado del blanco. De repente la cola del caza norvietnamita se desprendió, el MiG viró hacia la izquierda y el piloto se eyectó. Al mismo tiempo, Brian Grant disparó otro Sidewinder al MiG previamente atacado por Steve Shoemaker, pero si bien el misil pareció guiarse apropiadamente, detonó bien detrás del blanco.

Mientras tanto, dos MiG-21PFM del 927th FR, volados por los experimentados pilotos Le Thanh Dao y Vu Duc Hop, despegaron y se acercaron a Hai Duong a una altitud de 10.000 pies. El control de tierra le informó que los americanos estaban volando a 35km desde Hai Duong a una altitud de 3.500 metros. Dao miró alrededor y notó un punto negro en frente de él. Ordenó a Hop desprenderse de sus tanques de combustible a medida que ponía la palanca de gases al mango. Pronto fue capaz de ver la estela del humo dejada por los Phantoms. Circulando el área de Hai Duong a unos 14.000 pies, el Cdr. Harry Blackburn y su alero permanecieron en el área del blanco bastante tiempo después que la última aeronave de ataque haya desaparecido hacia el sur. Sus Phantoms estaban - supuestamente - en posición de interceptar MiGs intentando entrar ó salir de la pelea, pero sus ambiciones de enfrentar al enemigo en un combate aéreo estaban cerca de llevarlo a una catástrofe. Steve Rudloff, el piloto trasero de Blackburn, hizo otra búsqueda por radar de MiGs pero aún no hallaba ninguno. „No había blancos presentes, por lo que fijé mi atención hacia afuera, para chequear la posición de nuestro alero y limpiar sus seis en punto siguiendo el cambio por supuesto. Estaba alto en nuestra posición ocho en punto, pero entre nuestra aeronave y la suya había diez ó quince explosiones de flak." Le Thanh Dao y Vu Duc Hop - ahora a sólo dos millas detrás del enemigo - creyendo que habían sido vistos por los F-4 cuando los F-4s se dividieron y uno de ellos hizo un giro hacia la izquierda. Vu Duc Hop aceleró y disparó sus primeros K-13 desde una distancia de 1.500 metros. Realmente, Rudloff llamó al otro Phantom intentando pedirles que inspeccionaran por un posible daño. „OK, estamos recibiendo algunos flak por aquí...." su palabras se enmarcaron en un corto griterío a medida que la antena de la radio UHF era volada a los cielos con el resto del estabilizador vertical: el K-13 encontró su marca, explotando sobre ó muy cerca de la cola del caza americano, ¡justo cuando Blackburn había iniciado un fuerte viraje a la izquierda para escapar de las detonaciones de la flak! La fuerza de la explosión sacudió al avión violentamente hacia la derecha e hizo saltar a Rudloff contra un lado de su cabina. Entonces el panel en el frente de él explotó en una masa de llamas, chispas y humo. Una mirada en los espejos retrovisores no le dio esperanzas; toda la sección trasera del avión estaba envuelta en llamas. Duc Hop estaba cerca de disparar un segundo misil cuando observó que el primer ataque dio en el blanco. Gritó en la radio: „Éxito!" Pero, muy probablemente, el segundo K-13 de Hop estaba ya en camino, entonces segundos después algo explotó en frente de Rudloff en un impresionante flash en el blanco. El daño a su mira ocurrió en la fracción de segundo antes que una acción refleja pudiera cerrar sus párpados. Entrecerró los ojos unas pocas veces pero todo permaneció negro. momentos después, Blackburn y Rudloff se eyectaron, y ambos fueron capturados por los norvietnamitas. Horas después - luego de que el shock terminara - Rudloff podría volver a ver otra vez. Willie Driscoll observó al Phantom caer: „Era como ser testigo de un accidente de auto tarde en la noche en una autopista. Era todo un traqueteo." Mientras tanto, Vu Duc Hop otro F-4 e, incluso si el fuego de la AAA era muy fuerte, quiso iniciar otro ataque. Le fue ordenado que aterrizara por su propia seguridad.

Sin importar el fuerte fuego de flak, el combate aéreo sobre Hai Duong seguía. Steve Shoemaker estaba en su tercera carga de alta velocidad a través del área del blanco, y se fue contra un MiG-17 hacia el sudoeste del „bola de lana". Los norvietnamitas nunca vieron al Phantom y volaban derecho, cuando Shoemaker disparó un Sidewinder. Luego de eso, el americano tuvo que levantar, dado que estaba demasiado cerca del piso. Perdió de vista a ambos el misil y el MiG. Ganó cierta altitud, entonces viró girando, y en tierra había una avión obviamente incendiándose, despidiendo un gruesa capa de humo denso y grisáceo. Mientras tanto, el Tte. Rod Dilworth, el alero de Blackburn, intentó evadir la flak: ambos él y Blackburn nunca vieron más MiGs, incluso cuando Dilworth pasó cercanamente bajo el MiG-21 de Le Thanh Dao. Dilworth estaba ahora en problemas, cuando una munición de 85 mm dañó uno de sus motores y tuvo que apagarlo. El Tte. Goryanec estaba aún en el área con su A-7, y vio al castigado Phantom. „El F-4 estaba cerca a unos mil pies por encima y cuatro millas en frente de mí, perdiendo combustible. Antes que pudiera unirme a ellos una sección de MiG-21s (Le Thanh Dao y Vu Duc Hop en su retorno a Kep) voló entre nosotros cerca de dos mil pies por encima, enfilando hacia Hai Duong. Creo que no nos vieron a nosotros porque de seguro no reaccionaron. Nos podrían haber derribado a ambos." Respirando con alivio, Goryanec se movió más cerca del Phantom e inspeccionó el daño. Después de cruzar la costa, Dilworth decidió deshacerse los sus misiles de su avión. Disparó los cuatro Sidewinders en secuencia sin dificultad. Pero los Sparrows estaban montados bajo el fuselaje y tenían que ser desprendidos, porque había peligro de encendieran al combustible que caía. Goryanec sabía que soltar los misiles podrían comportarse impredeciblemente, pero nada nada de lo que había oído lo había preparado para lo que siguió. El primer Sparrow chocó con la parte trasera de popa debajo del fuselaje, se meneó y cayó. Entonces el segundo vino, se meneó un poco y entonces comenzó a deslizarse a través debajo del ala del ala del Phantom. Goryanec iba a unos 50 pies por encima del Phantom y ligeramente a popa, ¡aún así el loco Sparrow pasó por toda el ala del Phantom, puso su nariz hacia arriba y le erró a al toma de aire del A-7 por unos pocos pies! „¡Este está loco! Evité los MiGs y la flak, y casi termino impactado cercanamente por un Sparrow desprendido!" dijo Goryanec, el cual posteriormente se abrió a una más respetable distancia y siguió al Phantom de vuelta al Constellation, donde Dilworth fue capaz de aterrizar con seguridad.

El Cdr. Gus Eggert estaba ahora llamando a todos sus Phantoms y Corsairs para desengancharse: „Showtimes y Pouncers, desengánchense y salgan de allí si pueden!" Pero, moviendo hacia el sur de Hai Duong, Randy Cunningham notó otro MiG en frente de él. Lo que siguió fue la batalla épica, en la cual ambos aviones se enfrentaron en cuatro series consecutivas de tijeras rodantes verticales, hasta que el mejor entrenamiento de Cunningham y la potencia de su confiable F-4J prevalecieron y el MiG picó alejándose para cometer un error fundamental de aumentar la distancia y presentar su cola. Los americanos hicieron algo concreto de esta oportunidad. Se abrió en curva siguiendo al avión enemigo, ubicó la mira de sus armas sobre él y exprimió con sus dedos el disparador. El Sidewinder detonó al lado la cola del MiG, el cual no estalló, sino que simplemente voló hacia la tierra. Por muchos años, historias corrieron explicando que el Tte. Cunningham derribó al más grande „as" vietnamita, el „Col. Tumb" ó „Toon". Sin embargo, durante su visita a Vietnam, el Dr. Toperczer no pudo encontrar registros acerca de un hombre con este nombre. Realmente, había muy pocos pilotos en la SRVAF, y se conocían cada otro muy bien desde el entrenamiento y también del servicio conjunto. Aún así, nadie recordaba a ningún „Col. Toon" ó „Tomb" (el nombre „Tomb" ni siquiera existe en la lengua vietnamita), y en 1972 había ningún piloto volando en la SRVAF con el rango de Coronel. También, si la SRVAF hubiese tenido un as con 13 derribos en su crédito, la propaganda norvietnamita ciertamente lo hubiera usado.

Mientras tanto, Cunningham se recuperó del picado, una vez más intentando acumular potencia de esta situación. A su izquierda había aún más MiG-17s, y había comenzado girando hacia ellos cuando una llamada de alerta lo hizo dudar: „Showtime enfile hacia uno-ocho-cero. Derecho!! Tienen un MiG detrás suyo!". El avisador era Matt Connelly, del mismo modo enfilando hacia la costa luego de un exitoso encuentro con cazas enemigos, quien enfatizó el punto lanzando un misil Sparrow sin guiado en la dirección general del MiG. Inicialmente Cunningham quedó extático por la acción de su colega, porque observó como el Sparrow estaba viniendo derecho hacia su avión. Pero, el misil pasó por detrás de su cola y pasó por encima del MiG, y sirvió su propósito de marcar al caza enemigo y lo alejó de Cunningham.

A las 1:06 PM, la batalla aérea sobre Hai Duong estaba terminada, pero aún, dos eventos adicionales le siguieron. Durante su vuelo hacia la costa, el Phantom de Cunningham fue fuertemente dañado por un SAM, y la tripulación fue forzada a eyectarse sobre los costa, para ser rescatada por helicópteros. El ala aérea del Coral Sea estaba ahora acercándose hacia Hanoi, y dos de sus Phantoms escoltas, volados por el Tte.Cdte. Chuck Schroeder y Tte. Ken Cannon, fueron advertidos por Red Crown, que MiGs estaban en la vecindad. Los Phantoms se acercaron y hallaron a un único MiG-17. Schroeder atacó primero, pero fue sobrepasado por maniobras del pequeño avión y tuvo que acelerar para alejarse, mientras Cannon picó desde encima, disparó un Sidewinder y abatió al MiG. Ese fue el último enfrentamiento aire-aire del día.

De todos modos, sería ciertamente interesante escuchar lo que le ocurrió al primer „asesino de MiGs" del día, a saber el Tte. Court Dosé- el cual fue castigado por escoltar a los A-7s - en la mismo la tarde. A las 3:15 PM Dosé y Hawkins escoltaron un par de A-7s del Iron Hand al norte de Hon Gai, cuando el RWR de Dosé mostró signos de un lanzamiento SAM desde el Oeste. Dosé informó al piloto de A-7, pero éste - a sólo 300 metros de distancia - le dijo que su equipamiento no mostraba tales señales. Como la suerte quiso, a la tarde el sol bajo en el cielo hacia el oeste, y sus rayos se difuminaron por un banco de niebla. Repentinamente, Dosé vio dos SAMs, „saliendo de la niebla a nuestras nueve en punto, acercándose a Mach 3." Roló su Phantom hacia atrás y picó intentando sobrepasar en maniobras a los misiles, pero las armas robot corrigieron hacia un nuevo curso de colisión. Dosé se fue hacia afuera e impuso una trepada a máximo G, mientras misiles reajustaban sus trayectorias y continuaron luego hacia el caza. Ahora, los SA-2s estaban demasiado cerca para tomar cualquier otra maniobra evasiva y se acercaban rápido: „Un misil pasó por la nariz, el otro vino sobre mi cabina. Parecía que me impactaría. Aquellos misiles tenían unas cabezas de guerra de 140 kilos, nos dejaron helados. Estaban tan cerca que podía ver las superficies de control moviéndose. Apreté mis dientas y esperé por la explosión. Los esperaba, muy tenso, listo para morir. Y siguieron de largo, ¡no nos tenían ubicados!"


Fuentes: 
- MODERN COMBAT AIRCRAFT: F-4, por Doug Richardson & Mike Spick, Salamander, 1983
- ONE DAY IN A LONG WAR, por Jeffrey Ethell y Alfred Price, Guild Publishing, 1989
- AIR WAR OVER NORTH VIET NAM, por Istvan Toperczer, Squadron/Signal Publicaciones
- MiG-19 in Vietnam, por Istvan Toperczer, WINGS OF FAME, Volume 11


© Copyright 2002-3 by ACIG.org
© Traducción 2007 by EMcL

martes, 19 de noviembre de 2013

África: Tanzania invade Uganda (1978/1979)

Uganda y Tanzania, 1972 - 1979 
Contribución de Tom Cooper y Arthur Huber 

En reacción a un ataque preventivo de Uganda, en 1979, Tanzania lanzó una contra-invasión cuyo resultado fue la eliminación del dictador ugandés Idi Amin. Los tanzanos no tenía intenciones de conquistar y mantener Uganda: se trataba por lo tanto la primera guerra moderna en la que se luchó con el único objetivo de la eliminación de un régimen opresivo. El poder aéreo desempeñó un papel menor, pero todavía un papel interesante en este conflicto. 

El infame tirano ugandés Idi Amin Dada llegó al poder en un golpe de estado que Gran Bretaña apoyó contra el presidente Milton Obote, en 1971. El régimen brutal y sangriento de Amin hizo que muchos de sus oponentes huyeran a Tanzania, donde fueron organizados y armados, y se prepararon para una invasión de Uganda, con el principal objetivo de derrocar a Idi Amin. 

A principios de septiembre de 1972, Amin lanzó una operación de depuración étnica "anti-asiática", con la expulsión de casi todos los 50.000 asiáticos de Uganda y la incautación de sus bienes. Aunque Amin proclamó que el "hombre común", era el beneficiario de esta acción - que resultó muy popular - en realidad fue el Ejército ugandés el que se apropió de las casas, autos y negocios de la minoría salientes de Asia. La expropiación de la propiedad resultó desastrosa para la economía ya en declive: las empresas se arruinaron, fábricas de cemento en Tororo y Fort Portal se derrumbaron por la falta de mantenimiento, y la producción de azúcar, literalmente, llegó a un punto muerto, como la maquinaria sin mantener permanentemente atascado. Los cultivos de exportación de Uganda fueron vendidos por las empresas paraestatales del gobierno, pero la mayoría de las divisas que ganaron fue para la compra de importaciones para el ejército. La población rural de Uganda, anteriormente productores de café, se volvió hacia el contrabando, en especial desde Kenia. El problema del contrabando se convirtió en una obsesión de Amin, hacia el final de su gobierno, que designó a su asesor de mercenarios, la ex ciudadano británico Bob Astles, a tomar todas las medidas necesarias para eliminar el problema. Estos pasos incluyen órdenes de disparar a los contrabandistas cuando eran divisados. 

Paralelamente a estas acciones, la Uganda de Amin también revisó la política exterior. Al re-descubrir su - hasta ahora descuidada - herencia islámica - expulsó a todos los restantes consejeros militares israelíes (a quienes les debía mucho), y luego pidió ayuda exterior de Arabia Saudita, mientras que ordenaba la construcción de una gran mezquita en Kampala Hill, en la capital de Uganda (esto nunca se terminó porque la mayor parte del dinero desapareció). Al mismo tiempo, Amin se aseguró también ayuda financiera y militar de Libia. 



Uganda (en rojo) y Tanzania (en azul)

Obote y sus seguidores en Tanzania, finalmente decidió poner en marcha un intento de eliminar Amin. Su primera de estas operaciones fue lanzada el 17 de septiembre de 1972, cuando un pequeño contingente armado se desplazaron en 77 camiones y cruzaron la frontera de Tanzania a Uganda. Su objetivo era la captura del sur del puesto militar de Masaka al sur de Uganda. En lugar de continuar su avance, los combatientes de Obote entonces se establecieron, en espera de un levantamiento general contra Amin - que nunca se produjo. 

 
Aunque en un principio fundado y sostenido por los israelíes, la Fuerza Aérea del Ejército ugandés adquirió unos 12 MiG-17s de la URSS, entre 1966 y 1972. La mayoría de estos estaban inoperativos en el momento de la guerra con Tanzania, en 1979: de hecho, sólo uno - serie U614 - es conocido por haber estado intacto por ese tiempo. 

Con esto, el conjunto de la empresa fue condenada al fracaso cuando el dictador llamó a los libios para obtener ayuda. El Coronel Qaddaffi inmediatamente reaccionó con rapidez el envío hasta 3.000 soldados, cinco transporte medios Lockheed Hércules C-130H y - aparentemente - varios Dassault Mirage 5Ds de la LARAF (Lybian Arab Republic Air Force) al campo de aviación de Entebbe, en el sur de Uganda. La presencia de tropas libias y aeronaves se sintió de inmediato, a continuación, empezando el 20 de septiembre de 1972, el Ejército ugandés inició una contraofensiva, con los MiG-17 y MiG-21 de la Fuerza Aérea del Ejército ugandés volando una serie de ataques contra diferentes objetivos en las ciudades de Bukoba y Mwanza en Tanzania. Posteriormente, las tropas de Uganda y Libia lograron conducir a los rebeldes de vuelta a Tanzania. 

Esta mejora de las relaciones entre Uganda y Libia y aseguraron el dominio de Amin tan lejos que Idi Amin declaró a Uganda una "República Islámica". 

 
Los Mirage 5Ds de Libia se reportaron desplegados en Uganda en apoyo de Idi Amin, en 1972. Teniendo en cuenta el hecho, sin embargo, que en el momento más Mirages de la Fuerza Aéreade la República Árabe de Libia (LARAF) no sólo fueron llevados solamente por pilotos de la Fuerza Aérea de Egipto, sino que también se enviaban a Egipto tan pronto como se salían de la fábrica en Francia, tales informes no aparecen muy convincentes. Sin embargo, es menos distante posible que algunos de Mirages de la LARAF fuesen desplegados en Uganda "a efectos de entrenamiento" en el momento, y que efectivamente volaron algunas salidas de combate durante la lucha contra los rebeldes liderados por Milton Obote. (Todas las obras de Tom Cooper) 

La Guerra de Liberación 
En verano de 1978 el círculo de colaboradores cercano a Amin se estaba reduciendo, ya que varios de sus ayudantes o desertaron o fueron ejecutados. Finalmente, el confiable Regimiento Mecanizada de Malire del Ejército de Uganda se amotinó. Algunos de los amotinados huyeron a través de la frontera con Tanzania unirse a la recién creada para la Frente de Liberación Nacional (FLN), organizada y armada por los chinos. 

Cuando Amin se enteró de que el FLN se preparaba una ofensiva en Uganda, en octubre de 1978, ordenó un ataque militar preventivo contra Tanzania. 

El ataque fue encabezado por una serie de ataques contra Bukoba a partir del 10 de octubre, piloteado por MiG-17 y MiG-21 de Uganda. La mayoría de estos fueron eficaces, dado que el resto de los pilotos de la UAAF estaban poco capacitados, sus aviones en mal estado, y armados insuficientemente. Sin embargo, las tropas de Uganda - con el apoyo de algunos tanques M4 Sherman - lograron cruzar la frontera y ocupan la ciudad de Kyaka, donde hasta 8.000 civiles fueron asesinados, mientras que miles de personas fueron obligadas a huir. 

 
Tanques Sherman M4A1 de Ejército Ugandés, equipado con cañones de 76mm. Ellos no fueron rival para las tropas de Tanzania bien entrenadas, y conducidos por MBT T-59A suministrados por China (copia china del T-55). (Foto: Archivo ACIG.org) 

A la semana siguiente la pequeña pero bien entrenados Fuerzas de Defensa de Tanzania, fueron movilizadas, y la resistencia comenzó a construirse. El 28 de octubre de 1978, el primer MiG-17 de Uganda fue derribado por un SA-7, cerca de Bukoba, y posteriormente, otro caza de Uganda se perdió mientras atacaba un puente cerca de Kyaka. En noviembre, los tanzanos detuvieron el avance de Uganda, y para finales de diciembre de 1978, todas las tropas de Uganda fueron expulsados ​​de Tanzania. Sin embargo, ello no significó el fin a los combates, ya que a principios de enero 1979 los tanzanos comenzaron una ofensiva sólo que dentro de Uganda, como una especie de aplicación de operación de paz, con la principal tarea de poner fin al gobierno de Idi Amin. 

El 20 de enero de 1979, hasta 10.000 tropas de Tanzania - con el apoyo de tanques T-59A suministrado por los chinos y MiG-21MF - cruzaron la frontera y comenzaron un avance profundo en Uganda. 

Intervención de Libia 
A finales de marzo, la guarnición de Libia en Entebbe estaba efectivamente en estado de sitio, y el Ejército de Uganda estaba al borde del colapso total. En un vano intento de salvar la situación, Gaddafi envió rápidamente 2 Tu-22Bs del 1110a Escuadrón de la LARAF - bajo el mando del coronel Mathelon - al aeródromo Nakasangola, al norte de Kampala. En la madrugada del 1 de abril de 1979, uno de estos dos aviones voló la primera - y única salida - de combate llevado a cabo por el tipo de avión durante ese conflicto. En un intento lamentable de "proyección de poder" de intimidación, dirigido a los tanzanos, el bombardero lanzó 20 bombas FAB-250 en la ciudad de Mwanza, pero erró el blanco por completo. 

 
En 1979, la LARAF tenía un total de 14 bombarderos Tu-22Bs y dos Tu-22U en el servicio. El tipo era operado por dos unidades, los Escuadrones 1110a y 1120a de bombarderos. La primera de ellas fue la principal unidad operativa, aunque estaba casi exclusivamente tripuladas por pilotos y técnicos soviéticos, de Alemania Oriental y de Siria: mantuvo dos Tu-22 en estado de alerta permanente en la BAM al-Jufra/Hun. Fue esta unidad la que se envió a uno de sus montajes a Nakasangola, en el norte de Uganda. 

Por el contrario, la FA de Tanzania reaccionó con una serie de ataques de los MiG-21MFs (Tanzania no tenía J-6 o J-7s por ese tiempo, como generalmente se reporta) en contra de Kampala, Jinja y Tororo que principalmente dañó la moral de las tropas de Uganda, sin siquiera causar mucho daño. La presencia de las fuerzas y aviones de Libia no pudo evitar que las tropas de Tanzania penetraran en Uganda, y los libios comenzaron la evacuación de sus tropas. Idi Amin inmediatamente renunció y huyó a bordo de un C-130Hs de la LARAF a Arabia Saudita. Posteriormente, sin embargo, los tanzanos apretaron su control sobre Entebbe, y el 7 de abril de 1979, un C-130H (serie 116) fue derribado por una ronda RPG-7 durante el despegue de ese aeródromo, que posteriormente fue capturado por las tropas de Tanzania . 

 
Los MiG-21MFs de la Fuerza Aérea del Ejército de Uganda dieron sólo un aspecto pálido durante la guerra en 1979: su número era ya reducida por falta de mantenimiento y varios accidentes mortales, y a medida que el régimen de Amin iba colapsando la mayor parte de sus pilotos y técnicos desertó también. Además, un número de MiG-21 de la UAAF fueron destruidos en el ataque israelí al AI de Entebbe, en 1976. Los pocos fuselajes intactos restantes se tomaron todo por la borda por los tanzanos, como botín de guerra. 

A finales de mayo de 1979, los campos de aviación en Gulu y Nakasangola fueron capturados también, y todos los MiG-17 y MiG-21s ugandeses encontrados en el momento había idos destruidos o capturados por los tanzanos, dos MiG-17 y MiG 21MF habían sido ya derribados, dos o tres MiG-17s y varios MiG-21 fueron capturados intactos y llevados a Tanzania como botín de guerra, mientras que cuatro MiG-21s que estaban irreparables fueron objeto de desguace en un depósito de chatarra locales. 

 
Arriba y abajo: equipos destruidos o discapacitados de la antigua UAAF son inspeccionados por dos tropas de Tanzania en el AI de Entebbe, en abril de 1979. Tenga en cuenta que dos MiG-21MFs intactos - incluyendo "U916" - en la foto de arriba, así como un fuselaje y ala entera de otro MiG en la imagen abajo. (Foto: Archivo ACIG.org) 
 

El 3 de junio de 1979, las tropas de Tanzania, llegaron a la frontera con Sudán, y los restos del ejército de Amin se vieron obligados a capitular. 

Bibliografía y Fuentes 
Este artículo se basa principalmente en extractos de "Bombed by Blinders: Tuplev Tu-22s in Action", de Tom Cooper, Farzad Bishpo y Arthur Huber, publicado en la revista AirEnthusiast, N ° 116 volúmenes (marzo/abril de 2005) y N º 117 (mayo/junio de 2005). 

A excepción de la investigación propia y materiales amablemente proporcionados por los colaboradores en el foro ACIG.org, así como del Sr. Tom N. y Mr. Pit Weinert, las siguientes fuentes de referencia utilizadas fueron: 
- "AIR WARS AND AIRCRAFT; A Detailed Record of Air Combat, 1945 to the Present", by Victor Flintham, Arms and Armour Press, 1989 
- "CONTINENT ABLAZE; The Insurgency Wars in Africa, 1960 to the Present" by John W. Turner, Arms and Armour 1998 (ISBN: 1-85409-128-X) 
- "AFRICAN MiGs; MiGs and Sukhois in Service in Sub Saharan Africa" by Tom Cooper, SHI Publications 2004 (ISBN: 3-200-00088-0) 

ACIG