Mostrando entradas con la etiqueta emboscada. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta emboscada. Mostrar todas las entradas

miércoles, 8 de febrero de 2017

Guerra de Independencia de Israel: Las IDF y los caminos



Las IDF en la Guerra de Independencia de 1948




La guerra árabe-israelí de 1948 estalló cuando cinco naciones árabes invadieron el territorio en el antiguo mandato palestino inmediatamente después del anuncio de la independencia del Estado de Israel el 14 de mayo de 1948. En 1947, y de nuevo el 14 de mayo de 1948, los Estados Unidos habían ofrecido un reconocimiento de facto del Gobierno Provisional de Israel, pero durante la guerra, los Estados Unidos mantuvieron un embargo de armas contra todos los beligerantes.

El 29 de noviembre de 1947, la Asamblea General de Naciones Unidas adoptó la Resolución 181 (también conocida como la Resolución de Partición), que se divide el ex mandato palestino de Gran Bretaña en un estado judío y árabe en mayo de 1948. En virtud de la resolución, el área de significado religioso alrededor de Jerusalén quedaría bajo control internacional administrada por las Naciones Unidas. Los árabes palestinos se negaron a reconocer este acuerdo, que veían como favorable a los Judios e injusto para la población árabe que permanecen en territorio judío en la partición. Estados Unidos buscó un camino intermedio por el apoyo a la resolución de Naciones Unidas, sino también fomentar las negociaciones entre los árabes y los Judios en el Medio Oriente.

La resolución de Naciones Unidas inició un conflicto entre grupos judíos y árabes en Palestina. Los combates comenzaron con los ataques de bandas irregulares de árabes palestinos unidos a las unidades locales del Ejército de Liberación Árabe compuesto por voluntarios de Palestina y los países árabes vecinos. Estos grupos lanzaron sus ataques contra las ciudades, los asentamientos, y las fuerzas armadas judías. Las fuerzas judías se componían de la Haganá, la milicia clandestina de la comunidad judía en Palestina, y dos pequeños grupos irregulares, el Irgun y Lehi. El objetivo de los árabes fue inicialmente bloquear la Resolución de Partición para impedir el establecimiento del Estado judío. Los Judios, por otro lado, tenían la esperanza de ganar control sobre el territorio asignado a ellos en el Plan de Partición.

Después de que Israel declaró su independencia el 14 de mayo de 1948, se intensificaron los combates al otras fuerzas árabes unirse a los árabes palestinos en el ataque a territorio palestino en el mandato anterior. En la víspera del 14 de mayo, los árabes lanzaron un ataque aéreo contra Tel Aviv, que los israelíes resistieron. Esta acción fue seguida por la invasión del antiguo Mandato Palestino por los ejércitos árabes de Líbano, Siria, Irak y Egipto. Arabia Saudita envió una formación que luchó bajo el mando de Egipto. Las capacitadas fuerzas británicas de Transjordania finalmente intervinieron en el conflicto, pero sólo en áreas que habían sido designados como parte del estado árabe en el marco del Plan de Partición de las Naciones Unidas y el corpus separatum de Jerusalén. Después de luchas al principios tensas, las fuerzas israelíes, ahora bajo el mando conjunto, fueron capaces de ganar a la ofensiva.

Aunque las Naciones Unidas mediaron dos ceses del fuego durante el conflicto, la lucha continuó en 1949. Israel y los estados árabes no llegaron a ningún acuerdo formal de tregua hasta el mes de febrero. En virtud de acuerdos separados entre Israel y los estados vecinos de Egipto, Líbano, Transjordania y Siria, las naciones limitantes llegaron a un acuerdo en líneas de armisticio formal. Israel tomó parte de su territorio anteriormente concedidos a los árabes palestinos en la resolución de las Naciones Unidas en 1947. Egipto y Jordania mantuvieron el control sobre la Franja de Gaza y Cisjordania, respectivamente. Estas líneas de armisticio ocupó hasta 1967.


Brigada Golani de las IDF en 1948

 





Yalom: archivos del Ministerio de Defensa


La batalla por los caminos
Una característica única que caracteriza la primera fase de la Guerra de la Independencia hasta mayo (1948) fue la "batalla de los caminos." La gran mayoría de las principales carreteras de Palestina, recorrían las zonas pobladas por árabes, y mediante el control de las carreteras, los árabes podría efectivamente poner cerco a las áreas de los asentamientos judíos. En marzo, tras fracasar en la captura de los asentamientos judíos, las fuerzas árabes se concentraron en la batalla por las carreteras, mientras seguían con sus ataques a los barrios periféricos de las ciudades mixtas y en los asentamientos en el norte, las montañas de Jerusalén, y el Negev. Sin embargo, un convoy de camiones blindados logró hacer el viaje desde Negbah de Gat, que había sido cortado por un largo período, y un convoy árabe de armas fue emboscado y destruido cerca de Kiryat Motzkin. En general, los árabes obtuvieron un éxito considerable en la batalla por las caminos: el 26 de marzo el tráfico judío en la carretera costera que conduce al Negev tuvo una parada completa, un convoy en su camino de regreso a Jerusalén desde el bloque Ezyon fue atrapado cerca al -Nabi Daniyal y otro, que trató de llegar a Yehiam, fue emboscado y aniquilado.



A lo largo de este período, sin embargo, las fuerzas de defensa judías hicieron progresos sustanciales en la organización y capacitación. A finales de marzo, 21.000 hombres de entre 17 a 25 se encontraban bajo armas. La fabricación de proyectiles antitanque, ametralladoras y explosivos se reforzó en gran medida, y grandes cantidades de armas ligeras, compradas en Checoslovaquia, se esperaba que llegaran. La Fuerza Aérea del Yishuv consistió en 30 aviones ligeros de reconocimiento, transporte y suministro a zonas aisladas. Los árabes, tanto las fuerzas de la Guardia Nacional organizados a nivel local y los voluntarios de los estados árabes - estaban también en aumento.



IDF-Armor



domingo, 6 de noviembre de 2016

Guerra Antisubversiva: Los relatos oficiales de la épica antiterrorista

Documento histórico: los primeros relatos oficiales del Ejército sobre el Operativo Independencia
Un libro escrito por redactores anónimos entre enero y marzo de 1976 esconde los impactantes relatos que describen cómo fueron los combates -ordenados mediante un decreto del Poder Ejecutivo- contra guerrilleros del ERP en Tucumán, durante 1975
Por Belisario Sangiorgio Trogliero - Infobae



Operativo Independencia: un helicóptero vuela en Tucumán (Archivo Nacional de la Memoria)

Hay algunas personas que sobrevaloran estos documentos, y los ofrecen por $3.500 en Mercado Libre. También hay vendedores de libros que lo menosprecian, y los ofrecen por $30.

En una vieja biblioteca de mi casa encontré los primeros relatos oficiales del Ejército sobre el despliegue militar que ordenó el Poder Ejecutivo (Decreto 261/75) para enfrentar a la guerrilla rural durante 1975 en Tucumán. Ese despliegue fue bautizado como Operativo Independencia.

Luego, con María Estela Martínez de Perón sumamente debilitada, el senador Ítalo Luder -como presidente interino- extendió a todo el país la orden de "aniquilar el accionar de los elementos subversivos" mediante nuevos decretos.


Militares en las calles de Tucumán (Archivo Nacional de la Memoria)

Las crónicas y relatos fueron redactados por escritores anónimos para una colección titulada "El Ejército de hoy". Existen varias ediciones y volúmenes. Son pequeños libros de tapa blanca, editados por el Círculo Militar. Y llevan una aclaración rotunda: "Edición no comercial autorizada"; esto significa que el libro circulaba en las entrañas de las Fuerzas Armadas, en algún barracón, en los campamentos, en las aulas de formación militar.

El libro que conseguí fue escrito en 1976 y corresponde a la segunda edición, que se terminó de imprimir en 1978 -durante la dictadura militar-, según los datos obligatorios que lleva la publicación por la ley de Propiedad Intelectual. En la primera página dice "Enero – febrero – marzo de 1976" y, probablemente, esos sean los meses en los que fue redactado. En agosto de 1976 se imprimió la primera edición, que lleva esa fecha en la tapa, y tiene un diseño estético extremadamente rudimentario.


Despliegue militar en Tucumán

En esta segunda edición una de las características más sorprendentes es la clara dirección ideológica del material, que fue creado, principalmente, para elevar intencionalmente algunas ideas -y destruir otras- en los jóvenes cerebros de los soldados conscriptos, que tenían 18 años. Esto no es casual ya que la segunda edición del libro se imprimió en febrero de 1978, en medio de las negociaciones con Chile (que comenzaron en 1977) para evitar una guerra durante el conflicto diplomático por el Canal de Beagle.


Videla y Bussi en Tucumán

En las puertas de una nueva dictadura militar, y de un potencial conflicto armado con Chile, la primera página no deja muchas dudas sobre el clima imperante en el Ejército por aquellos días. "Tras 100 años de paz, las páginas de gloria de nuestra Patria se abren nuevamente para cobijar, en reconocimiento eterno, a nuestros camaradas muertos en defensa de la Nación. Tras 100 años de paz, reverdecen las adormecidas virtudes guerreras del Ejército Argentino que hoy rinde emocionado homenaje a este puñado de héroes y a otros que permanecerán anónimos hasta el final de la lucha. Que Dios los tenga en la Gloria. Que su ejemplo y el de sus familias nos ilumine hasta lograr la reorganización definitiva de la Patria".

También aparece una lista parcial de muertos. Después, el prefacio: "El Comando General del Ejército ha resuelto publicar este primer compendio de episodios y de páginas de exaltación referidas al accionar de la Fuerza en su lucha contra la subversión. Esta divulgación, a la vez que adquiere carácter de justiciero homenaje a sus protagonistas, pretende también un propósito de profundo significado educativo para cuadros y tropa".


La introducción a las primeras crónicas oficiales (Infobae)

"Los sucesos y escenas aquí descriptos, en su mayoría inéditos, son absolutamente verídicos y su recopilación o redacción hecha casi sobre el mismo desarrollo de las acciones. Estos episodios son representativos de la lucha actual", detalla la introducción.

Otro fragmento, dice: "Tales testimonios, en medio de los avatares de la lucha que aún continúa y en la que ya comienza a avizorarse la victoria, servirán de acicate y ejemplo permanente para los integrantes de un Ejército que hoy se encuentra operando en todo el ámbito del país y en todos los ámbitos de la vida nacional donde la agresión sin patria así lo exige".


Desfile cívico-militar en Tucumán durante el despliegue (Archivo Ejército)

Si bien el libro retoma ataques guerrilleros de 1971, 1973 y 1974 – por ejemplo-, las crónicas más relevantes son las de los enfrentamientos en tierras tucumanas durante el Operativo Independencia. Allí, el corazón del monte no solo ocultó las sangrientas consecuencias para ambos bandos durante aquel despliegue militar, sino que también guardó historias que los periodistas de la época no pudieron, o no supieron contar. Ese espacio comunicacional que quedó vacío fue aprovechado entonces por el Ejército, que se apresuró a imprimir los primeros relatos oficiales.

El 14 de febrero de 1975 llegó el bautismo de fuego en el Combate de Río Pueblo Viejo. En un enfrentamiento con una columna rural del Ejército Revolucionario del Pueblo murió el Capitán Héctor Cáceres. Y esto dicen los primeros relatos oficiales de las FFAA sobre aquel enfrentamiento:


Detalles sobre el bautismo de fuego en monte tucumano (Infobae)

Con el subteniente Héctor Cáceres caído en combate, un subteniente -cuyo nombre no se revela en el texto-, toma el mando de aquel pelotón en el primer enfrentamiento del operativo.



En distintos fragmentos del libro se destacan las advertencias para los soldados, suboficiales y oficiales que aún no habían viajado a Tucumán – y permanecían en sus cuarteles – pero que, según preveían los altos jefes, en algún momento iban a ser trasladados al monte para enfrentar al ERP. A continuación, uno esos fragmentos:


Así se describía la zona de operaciones para militares que no la conocían (Infobae)

En este punto, cabe destacar que –por seguridad– los militares evitaban publicar el nombre de quienes sobrevivían a los enfrentamientos, y difundían solo las iniciales.

Al narrar un enfrentamiento en Tucumán del Regimiento 28 de Infantería de Monte -disimulada en medio de un relato- aparece otra clara e intencional bajada de línea ideológica para la tropa que se alistaba en otras ciudades.


Otro fragmento de adoctrinamiento (Infobae)

Berdina y Maldonado

Otra de las historias, publicada con el título Tres grandes virtudes, es la del subteniente Rodolfo Hernán Berdina y del soldado Ismael Maldonado. Ambos murieron en un ataque sorpresa. "Las emboscadas han pasado a ser normales, tanto de día como de noche", dice la crónica al respecto. Este es el primer relato oficial sobre aquel combate:


El inicio del relato sobre Rodolfo Hernán Berdina y del soldado Ismael Maldonado (Infobae)

Tanto Berdina como Maldonado fueron severamente heridos durante la emboscada. El subteniente corrió porque un grupo adelantado había entrado en combate y fue alcanzado por los disparos de un Fusil Automático y Liviano (FAL). El soldado Maldonando intentó asistirlo, pero también lo balearon.


Así contó el Ejército la muerte de Berdina y Maldonado (Infobae)

Emboscada frustrada

En un relato que se tituló Del mismo cuño, el Ejército narra cómo el teniente EAT del Grupo 5 de Artillería de Montaña resistió -junto a sus soldados- una brutal emboscada guerrillera. Aquella vez, hubo 6 heridos. El texto comienza con una descripción sobre el lugar.


Relato sobre una emboscada del ERP en Tucumán (Infobae)

Luego, detalla -entre otras cosas- cómo se comportó el jefe de aquel grupo, siguiendo así la idea (que planteaba el Ejército en el prefacio) de utilizar estás crónicas como una especie de manual. Así concluye el relato:


Relato sobre una emboscada (Infobae)