Mostrando entradas con la etiqueta operación Greif. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta operación Greif. Mostrar todas las entradas

viernes, 5 de diciembre de 2014

SGM: El baseball arruina la Operación Greif

El béisbol resultó el peor enemigo de la «Wehrmacht» en las Ardenas
ALBERTO IGNACIO ARILLA - ABC


Los comandos de Skorzeny que, vestidos con uniformes de Estados Unidos y hablando inglés, debían sembrar el caos tras las líneas enemigas antes de la ofensiva, pudieron ser descubiertos y arrestados por no saber contestar sencillas preguntas sobre el popular deporte norteamericano

Una veintena de los comandos de Skorzeny fueron fusilados bajo la acusación de espionaje por vestir uniforme enemigo. Se les descubrió por no poder contestar unas sencillas preguntas sobre el popular deporte americano del béisbolLa ofensiva desatada en Las Ardenas a mediados de diciembre de 1944 resultó el último intento de Hitler de imponerse a los aliados en el frente occidental. Sus mejores unidades blindadas debían avanzar rápidamente hacia el mar, ocupando Bruselas y Amberes, de manera que al norte de esa línea quedaran embolsados varios ejércitos ingleses y americanos, en una operación hasta cierto punto similar a la desarrollada en 1940 y que supuso la total derrota de franceses, belgas e ingleses.

La Operación Wacht am Rhein (Guardia del Rin) debía ir precedida por la denominada Operación Greif (Grifo), consistente en infiltrar tras las líneas enemigas cerca de un centenar de alemanes camuflados como soldados americanos con el objetivo de causar el mayor caos posible en la zona, dando órdenes o noticias falsas, desviando unidades y alterando todos los indicativos de los cruces de carreteras. Además de los soldados, estas fuerzas disponían de vehículos y carros de combate en su mayoría tomados al enemigo, pero otros de la amplia panoplia de blindados alemanes debidamente camuflados.

Bajo las órdenes de Otto Skorzeny, a quien el Führer en persona había encargado la puesta en marcha de este plan, los escogidos entre los militares alemanes por su mejor conocimiento del inglés se prepararon concienzudamente a lo largo de cerca de dos meses para representar lo mejor posible su papel. Y su inicial actuación fue un éxito, hasta el punto de que los mandos militares norteamericanos pronto advirtieron que semejante caos en sus líneas del frente no podía ser casual, cayendo pronto en la cuenta de lo que estaba sucediendo… Y rápidamente utilizaron un pequeño truco para descubrir a los infiltrados: hacer preguntas sobre el béisbol y los últimos resultados de la liga de ese deporte a cualquier soldado o grupo de soldados que no pudiera ser reconocido por un oficial superior y de confianza.

Desde ese momento, la Operación Greif resultó un fracaso. Al menos una veintena de los comandos de Skorzeny fuero descubiertos, arrestados, juzgados por espionaje (por llevar uniforme enemigo) y fusilados. El resto huyó hacia las líneas alemanas, mientras los americanos restablecían un mínimo orden entre sus unidades. Las divisiones panzer que entraron en acción después de los infiltrados de Skorzeny tuvieron un éxito inicial, pero menos de una decena de días más tarde, sin haber alcanzado ni tan siquiera las riberas del Mosa, la ofensiva se detuvo.

lunes, 7 de octubre de 2013

SGM: La Operación Greif

OPERACIÓN GREIF 


“Me habló de la enorme cantidad de material que se había acumulado y, recuerdo, afirmó que tendríamos 6000 piezas de artillería en las Ardenas y además que la Luftwaffe contaría con aproximadamente unos 2000 aviones, incluidos muchos de los nuevos reactores. Me dijo entonces que iba a mandar una Brigada Panzer entrenada para alcanzar los puentes sobre el Meuse y tomarlos intactos” SS-Obersturmbannfuhrer Otto Skorzeny. Octubre de 1944 

INICIOS 
Skorzeny, el comando que había rescatado a Musolini de la cima de una montaña en Italia y raptado al hijo del regente de Hungría, fue llamado al cuartel general del Fuhrer en Rastenburg, el 22 de Octubre de 1944, donde escucho las líneas generales de la ofensiva inmediata en las Ardenas y el papel que le correspondía en ella. 
Como dicha ofensiva estaba prevista para principios de diciembre, a Skorzeny le quedaban solo 5 semanas para formar y entrenar una unidad elite para esta misión especial. Esta unidad se llamaría la Panzer Brigade 150 y estaría compuesta, o eso pretendía Skorzeny, de unos 3300 hombres encuadrados en 3 batallones, con apoyo ilimitado del OKW. El equipar a esta Brigada exigía carros, cazacarros autopropulsados, semiorugas, camiones, jeeps y resto de armas y uniformes, todos de origen norteamericano, así como personal con conocimientos de ingles e incluso dialecto norteamericano, el 25 de octubre se curso la orden. 

Todas las unidades recibieron la orden de entregar a Skorzeny este material, pero no iba a ser tan fácil que estas prescindieran de sus valiosos recursos de hombres y material. Si el material existía, muy pocos o nadie estaban muy dispuestos a entregarlo. En un informe enviado por un ayudante de Skorzeny se explicaban los problemas que había para completar la dotación de la PzB-150. Solo se consiguieron 57 de los 150 vehículos solicitados y 74 de los 198 camiones. Solo se consiguieron 5 carros de combate, todos alemanes, y 8 vehículos blindados, 6 de ellos alemanes. Además, en el informe se hacia constar que un tercio de ellos precisaban reparación mecánica de 5 a 6 días como mínimo, y los dos únicos Shermans “capturados” que se habían conseguido estaban averiados. 

A la vez, la PzB-150 había recibido en su base de Grafenwonhr, mucho material polaco o ruso, totalmente inútil para la misión. También faltaba uniformes, equipo y armas del ejercito norteamericano. En cuanto a personal disponible de la Brigada que hablara ingles tampoco era muy optimista . Solo 10 hombres dominaban a la perfección el idioma y el “slang” norteamericano, casi todos marineros. Entre 30 y 40 dominaban el ingles y entre 120 y 150 lo hablaban bastante bien. Unos 200 habían aprendido ingles en la escuela y el resto no pasaban de decir “yes”. Skorzeny dijo: 

“En al practica, significaba que podríamos únicamente mezclarnos con los norteamericanos en su huida, aparentando estar demasiado ocupados y con prisa para hablar”. 

 
Uno de los 6 semiorugas M3 de la Panzerbrigade 150 

LA PANZERBRIGADE 150 
Haciendo frente a la realidad, Skorzeny redujo su Panzer Brigada de 3 batallones a 2 y escogió a 150 hombres con dominio del ingles para misiones de comandos. 

Cada batallón tendría 4 compañías de infantería, una sección antiaérea, una compañía de vehículos blindados de reconocimiento y otra Panzer. Supuestamente, la unidad de Skorzeny también contaría con artillería autopropulsada, una compañía de ingenieros y equipos para el cruce de ríos. 

Para la infantería, Skorzeny echo mano de su propia unidad, una compañía del SS-Jagdverbande Mitte y 2 del SS-FallschirmJaeger-Abteilung 600. Par completar las fuerzas, se le asignaron otras unidades regulares, así pues, se agregaron al Jagdverbande 2 batallones FallchirmJaeger de la Luftwaffe del Sondervenbaende Jungwirht y la 7ª PanzerGrenadier Kompanie. Los carristas los proporciono la 6ª División Panzer y la PanzerJager-Abteilung 655, 1ª Kompanie. Para conductores de vehículos de reconocimiento se asigno personal de la 2ª División Panzer y de la 90 Division PanzerGrenadier. En total se reunió una fuerza de unos 2500 hombres, unos 800 menos de lo planeado; unos 800 eran Waffen SS, 800 de la Luftwaffe y el resto Heer y Kriegsmarine. 

Respecto a los vehículos también se estaba muy lejos de lo esperado. Solo se consiguieron 4 vehículos blindados USA, 30 Jeeps y 15 camiones genuinamente norteamericanos. Respecto a las armas americanas la cosa fue aun peor, ya que solo había disponibles para equipar a una compañía de comandos. 

 
Comandos del Capitán Stielau durante los entrenamientos 

LOS KAMPFGRUPPES 
Skorzeny tuvo que modificar nuevamente los planes y dividió su Brigada Panzer en 3 Kampfgruppes. El KG-X bajo las ordenes del SS-Obersturmbannfuhrer Willi Hardieck, el KG-Y mandado por el Haupmann Scherff y el KG-Z mandado por el Oberstleutnant Wolf. Todos tenían básicamente la misma organización: una pequeña PLM. 3 compañías de infantería, 2 secciones de PzGrenadier y otras 2 contra carro, dos secciones de morteros pesados, una sección de ingenieros y otra de transmisiones, y una unidad para reparación de vehículos. Además los KG X e Y dispondrían de una compañía Panzer cada una. El primero dispondría de 5 Panther y el segundo de 5 StuGs. A los Panthers del KG-X se le soldaron planchas metálicas para simular la forma de los cazacarros M10 norteamericanos. Como a casi todos los vehículos de la unidad, los Panthers y los StuGs se pintaron de verde y se pusieron la clásica estrella de 5 puntas tipo USA pintadas en los vehículos. De los Shermans disponibles, solo uno estaba operativo en la víspera de la batalla. 
Definitivamente, la Panzer Brigade 150 tenia un aspecto alemán. 

 

OBSERVACIÓN SOBRE EL RIN 
Hasta el 10 de diciembre no se informó a los jefes de las agrupaciones de la Brigada sobre la verdadera misión que les esperaba. Skorzeny dijo: 
“La misión de la Panzer Brigada era tomar por lo menos dos de los puentes sobre el Meuse. Esta acción tenia que comenzar cuando el ataque de las unidades Panzer alcanzara Hohes Venn, en la línea noreste sureste, desde Spa. En este momento, mis tropas tenian que avanzar durante la noche y alcanzar el objetivo 6 horas mas tarde. El plan original señalaba que el ataque alcanzaría Hohes Venn el primer día y que nosotros avanzaríamos esa misma noche. Los tres grupos deberían progresar, con el elemento sorpresa y sin combatir, por las rutas establecidas hacia los puentes”. 

Para que los elementos de la Panzer Brigada 150 pudieran identificarse durante la batalla se pusieron unos pequeños triángulos amarillos en la parte posterior de los vehículos y los carros mantendrían su cañón apuntando a las 9. La infantería llevaría bufandas rosas o azules y se quitarían el casco. Por la noche se emplearía destellos de linterna azules o rojos. 

Respecto a los comandos, ninguno de ellos tenia experiencia en misiones encubiertas y de sabotaje. En pocas semanas de entrenamiento se les dio cursos intensivos en demoliciones y técnicas de radio. Estudiaron la organización del ejercito USA, así como sus divisas y rangos. 

Vestidos con uniforme americano y en Jeeps se les asignaron varias misiones: demoliciones de puentes y depósitos de combustible y munición, patrullas de reconocimiento en profundidad, así como pasar ordenes falsas al enemigo, marcar campos de minas inexistentes, etc. También como avanzadilla de la PzB-150, realizando misiones de reconocimiento y sabotaje. 

 
Soldados del Kampfgruppe X la víspera de la batalla. Los carristas llevaban su uniforme Panzer debajo del americano 

EFECTIVOS DE LA PzB-150 (vísperas de la batalla): 

PERSONAL: 
90 oficiales 
448 suboficiales 
2138 enlistados
 
Total de 2676 hombres 

VEHÍCULOS: 
1 Sherman operacional y 1 reparaciones 
5 Panthers operacional 
5 StuG IIIs operacional 
4 SdKfz 250/1s operacional 
6 SdKfz 251/1s operacional 
6 M3 halftracks americanos operacionales 
6 SdKfz 234/1s operacionales 
4 M8 carros blindados americanos operacionales 
12 motocicletas con sidecar-alemanes 
1 motocicletas con sidecar-americana 
43 motocicletas -alemana 
20 motocicletas -americana 
28 jeeps-americanos 
6 autos civilles ligero tipo alemanes 
36 autos medianos civiles tipo alemanes 
9 autos pesados civiles tipo alemanes 
64 camiones ligeros tipo alemanes 
56 camiones medianos alemanes 
8 camiones medianos americanos 
6 camiones pesados alemanes 
1 camión americano 
1 camión alemán 


ARMAS: 
226 MGs ligeras 
31 MGs pesadas 
24 morteros alemanes de 8cm 
24 morteros de 4.2 pulgadas americanos 
5 armas AT 3 pulgadas americanas 
14 cañones AT de 57mm americanos 


LA OFENSIVA 
El 14 de diciembre, por la noche, la PanzerBrigade 150 alcanzo su zona de reunión cerca de Munstereifel. El 16 por la tarde los 3 Kampfgruppes avanzaron para tomar posiciones con las divisiones a las que habían sido asignados: la 1ª División SS Panzer, la 12 División SS Panzer y la 12 Division VolksGrenadier. Las unidades de Skorzeny se colocarían detrás de las vanguardias de estas, con la misión de rebasarlas cuando alcanzaran Hohes Venn. Pero como la mayoría de las unidades de la zona, la PzB-150 quedo atrapada en un atasco colosal de vehículos cerca de Losheim y no consiguieron situarse en las posiciones de vanguardia de las divisiones que tenían asignadas. Para colmo, el comandante del kampfgruppe X, el SS-Obersturmbannfuhrer Willi Hardieck, murió por la explosión de una mina ese mismo día, asumiendo el mando el SS-Hauptsturmfuhrer Adrian von Foelkersam. Esa misma noche, cuando Skorzeny dormía, entraron en acción los primeros comandos del capitán Stielau. Los hombres, vestidos con uniforme americano y montados en 7 Jeeps, se infiltraron en las filas del enemigo y comenzaron a fomentar el desconcierto, la operación Greif estaba en marcha. 

Cuando Skorzeny vio que el I SS Panzer Korps fracaso en su intento de alcanzar los puntos de reunión fijados para la PzB-150 en los 2 primeros días, este comprendió que su misión estaba condenada al fracaso. 

En al noche del 17 de diciembre, Skorzeny asistió a una reunión del 6º Panzer Armee y sugirió, en vista de las circunstancias, que su brigada fuera empleada como una unidad mas del ejercito. Así se hizo y, la PanzerBrigade 150, fue asignada a la 1ª División SS Panzer, que tenia su CG en Ligneuville. El comandante del Sexto Ejercito Panzer SS, Sepp Dietrich, ordeno a Skorzeny tomar el importante cruce de carreteras de Malmedy y así penetrar en la sierra de Elsenborn, tras las posiciones norteamericanas para apoyar a la 12 SS Panzer y poder liberar la Rollbahn C y así, poder socorrer al Kampfgruppe Peiper. 

Según los informes del 17 de diciembre de un equipo de comandos de Skorzeny, Malmedy estaba defendido solamente por elementos del 291 de ingenieros. 

Lo que el comandante de la PanzerBrigade no sabia es que los americanos habían reforzado la posición con fuerzas del 120 regimiento de la 30 División de Infantería y del 99 Batallón de Infantería. Se habían colocado cargas para demoler puentes y viaductos de ferrocarril y se habían colocado minas y obstáculos. 

LA BATALLA DE MALMEDY 
 
La tarde del 20 de diciembre, el Kampfgruppe X e Y se encontraban cerca de Ligneuville, desplegados para atacar el cruce de carreteras, el Kampfgruppe Z estaba mas retrasado considerándosele como reserva parar el ataque del día siguiente. Skorzeny planeo un ataque en dos penetraciones: el Kampfgruppe X por el flanco izquierdo desde Ligneuville rodando por carreteras secundarias y el Kampfgruppe Y atacaría por el flanco derecho, siguiendo la N32 desde Baugnez. 

Teniendo en cuenta que la unidad de Skorzeny no era muy potente, este, sabia que la sorpresa era esencial si quería tomar la posición. Pero esta ya no era posible, ya que uno de sus hombres, que había sido capturado, contó a los americanos los planes para atacar Malmedy al día siguiente. 

El 21 de diciembre, muy temprano, Scherff lanzo su Kampfgruppe por la N32 desde Baugnez hacia Malmedy. El avance de la unidad fue localizada por observadores del 120 Regimiento e inmediatamente fueron batidos por una barrera de artillería tan brutal que el Kampfgruppe Y abortó su ataque y se retiro a su punto de partida. 

En el flanco izquierdo, el Kampfgruppe X empeñó 2 compañías de infantería y sus 5 Panthers disimulados. Su eje de progresión iba desde Ligneuville atravesando Bellevaux hacia Malmedy. Rodando por la carretera de Falize, los hombres de Foelkersoam, toparon con posiciones defensivas del 3 Batallón del 120 Regimiento al oeste de Malmedy. Parte de la columna continuo su avance por la carretera hacia Malmedy mientras que el grueso giro a la izquierda, campo a traves, hacia el puente Warche y la Rollbahn C. Los panzers seguían avanzando por la carretera de Falize disparando. El primer vehículo quedó noqueado al pisar una mina frente al puente de ferrocarril, entonces elementos de la 2 compañía del 99 Batallon, desde lo alto de un terraplén, comenzaron a disparar contra el resto de Panzers y contra la infantería que los acompañaba. Mientras los granaderos comenzaban el asalto del terraplén, sus compañeros intentaron asentar las ametralladoras frente y a la derecha del terraplén, lo que les costo muchas bajas. De nuevo, otra descarga de artillería batió la zona de la carretera, lo que causo pánico a los alemanes, y el asalto decayó. 

Ya solo quedaban los Panthers que habian girado a la izquierda hacia el puente Warche. Estos abrieron fuego cuando uno de los carros piso una bengala, que ilumino toda la zona. Así, fueron localizados por una sección de cazacarros del 823 Batallón, que había sido agregado al 120 Regimiento. Los hombres del 823 Batallón estaban escondidos detrás de una casa que era el puesto de mando de dicha unidad, los granaderos la rodearon rápidamente. La casa estaba defendida por unos 30 hombres, que hacían un nutrido fuego de fusileria y bazooka contra los atacante. Los granaderos alcanzaron la casa y lanzaron grandas en su planta baja, aunque tuvieron que retirarse. 

Mientras tanto, los carros sobrepasaban el puesto de mando del 823 Batallón y continuaban su avance hacia el puente. Uno de ellos tomo posiciones frente al mismo, desde esta posición disparo contra la parte de atrás del puesto de mando del 823, matando a todos los sirvientes de cazacarros que estaban allí. Fue entonces cuando el cabo Francis Currey del 120 Regimiento compañía K, salió corriendo de la casa, bajo un intenso fuego germano, y recupero varios proyectiles para el bazooka. Regreso a la casa, cargo el bazooka manejado por su compañero Adam Lucero, quien disparo y alcanzo la torreta de un Panther que se dirigía al puente. Cuando este se detuvo, Currey salió solo con el bazooka y disparo contra una casa ocupada por los alemanes, matando a tres e hiriendo a mas del doble. Destruyo tres vehículos mas con granadas de fusil y bazooka y ayudo a escapar a sus compañeros que estaban atrapados en el puesto de mando, cubriéndoles con fuego de ametralladora de un semioruga. A Francis Currey se le concedió la medalla de honor por estas acciones. 

A las 10:30 AM, se levanto la niebla repentinamente. La casa que hacia de puesto de mando del 823 Batallón todavía estaba en manos americanas, pero ahora recibía fuego por las fuerzas del terraplén, que creían que la casa estaba en manos alemanas. El ultimo Panther, que cubría el puente, fue alcanzado y su tripulación, menos uno, murió al intentar ponerse a salvo. Durante la tarde, el jefe del Kampgruppe X fue herido y los Panzer que quedaban seguían disparando para cubrir el repliegue de la infantería. Las granadas de mortero seguían castigando las posiciones de la PzB-150, y mientras Skoszeny dirigía el repliegue hacia el cuartel general de la 1ª División SS Panzer en Ligneuville, un trozo de metralla le hirió en la cara. 

En la mañana del 22 de diciembre, el Kampfgruppe Y hizo una intentona al este de Malmedy, pero fuerzas del 120 Regimiento los estaban esperando y estos se retiraron. A las 2 de la tarde, elementos del 291 de ingenieros destruyeron el puente del ferrocarril, bloqueando la carretera al oeste de Malmedy. El 23 de diciembre bombarderos norteamericanos descargaron sus bombas sobre Malmedy, matando a muchos civiles y soldados. Se informo al cuartel general de que Malmedy no estaba en manos alemanas, pero si hizo caso omiso; los bombardeos siguieron dos días mas. 

 
El Panther “disimulado”, marcado como B7, era el del Oberfeldwebel Bachmann. Fue el único Panther que alcanzo la orilla norte del Ambleve en Malmedy. A solo 50 metros del puente fue detenido por un disparo de bazooka que le alcanzo el motor. Su tripulación escapo corriendo por el puente pero fueron abatidos. Solo se salvo el operador de radio Karl Meinhardt, que fue echo prisionero el 27 de diciembre. 
 
Un StuG III Ausf. G “disimulado” del Kampfgruppe Y abandonado cerca de Geromont. Nótese las planchas soldadas en los laterales para disimular su silueta 

EL FINAL 
La Panzerbrigade 150 permaneció en línea hasta el 28 de diciembre, que fue relevada por la 18 Division Volksgrenadier. Tras su retirada se dirigió a Schlierbach, cerca de St. Vith y posteriormente fue transportada en tren a Grafenworh, donde fue disuelta. 
El 23 de enero, Skorzeny evaluó en un 15% las perdidas de su unidad, entre muertos, heridos y desaparecidos; la mayoría lo fueron por fuego de artillería y ataques aéreos. 

Respecto a los 144 comandos que se enviaron tras las líneas enemigas regresaron todos menos 18, los cuales fueron sometidos a consejo de guerra y fusilados. 

 
De derecha a izquierda: Unteroffizier Manfred Pernass, Grefeiter Wilhelm Schmidt y Oberfahnrich Gunther Billing. Fueron capturados el 17 de diciembre en Aywaille, cuando estos, no acertaron a dar un santo y seña. Fueron juzgados en un consejo de guerra en Henri-Chapelle, sentenciados a muerte y fusilados la mañana del 23 de diciembre. 
 
Sdkfz 250/1, Panzerbrigade 150. 
 
Foto del único Sherman de la Panzer Brigade 150, Kampfgruppe X. Fue abandonado posiblemente en Malmedy o cerca de la población. 

FUENTES: 
Ardenas 1944: Peiper y Skorzeny. Colección “Cuerpos de Elite” de Osprey. 
Otto Skorzeny de la editorial San Martín. 
Internet, sobre todo de http://forum.axishistory.com/.