Mostrando entradas con la etiqueta Frente Oriental. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Frente Oriental. Mostrar todas las entradas

jueves, 15 de junio de 2017

SGM: Un bastardo sin gloria lituano

'Vengador' de la Segunda Guerra Mundial revela su heroico pasado de asesino de nazi
Por Isabel Vincent | New York Post




Benjamin Levin, 89, dentro de la casa de reposo del Bethel, Ossining, NY. Angel Chevrestt
El día en que los nazis emboscaron a su campamento guerrillero en los oscuros bosques de Vilna, Benjamin Levin pudo sentir cómo los disparos pasaban.

Uno de sus compañeros cayó, y Levin lo agarró por la pierna y lo arrastró por detrás, buscando una fuga. Salpicado de sangre, con el corazón palpitante, el guerrillero de la resistencia judía corrió directamente hacia "un huracán de balas" y siguió corriendo hasta que ya no podía oírlos.

No sabe cómo lo hizo vivo, pero ofrece una explicación: A sólo 14 años de edad, era tan corto, las balas pasaron por encima de su cabeza.


Benjamin Levin (abajo a la izquierda arrodillado) y su grupo partidario en la liberación de Vilna (circa julio 1944) con Abba Kovner.

Durante varios meses antes de ese ataque de 1941, Levin y otras dos docenas se habían escondido en los bosques lituanos, entrenando y preparando ataques contra los nazis. Dormían en búnkers improvisados ​​tallados en matorrales enredados, bebían agua de estanque verde que dejaba una película arenosa en sus gargantas y vivían de una dieta de hongos amargos y bayas.

"Hasta el día de hoy, no sé cómo sobrevivimos", dice Levin, quien celebrará su 90 cumpleaños en Pascua el lunes en un asilo de ancianos de Westchester.

Él es el último superviviente de un grupo de vigilantes judíos que se llamaron a sí mismos los Vengadores y juró matar tantos nazis como hubo judíos que fueron exterminados. Al igual que su comandante, Abba Kovner, que exhortaba a los judíos a no "ir a la masacre como ovejas", Levin se defendió. Su increíble historia de heroísmo y supervivencia durante la guerra fue documentada por la Fundación Shoah de la Universidad del Sur de California y se le está contando por primera vez en The Post.

"Esta historia es importante porque rompe el estereotipo de la pasividad judía durante el Holocausto", dijo Mitch Braff, director fundador de la Jewish Partisan Educational Foundation, que narra las hazañas de unos 30.000 "partidarios" judíos que operaron a lo largo del Tercer Reich . "Fueron responsables de miles de actos de sabotaje contra los nazis mientras se dirigían al Frente Oriental".

A diferencia del grupo más grande y más organizado de partidarios judíos fundado por el clan Bielski en Polonia, cuyos heroicos fueron crónicos en la película de 2008 "Defiance", el grupo de Levin nunca formó más de dos docenas de miembros. Pero eran una fuerza de lucha audaz. Durante la guerra, Levin y su grupo destruyeron 180 millas de ferrocarril, explotaron cinco puentes y destruyeron 40 vagones de tren nazis. No tomaron prisioneros, prefiriendo disparar a los enemigos en el lugar. Ellos mataron a 212 soldados enemigos, según la Jewish Partisan Educational Foundation.

Con su pequeña estatura, Levin fue reclutado como explorador y saboteador para el pequeño grupo, integrado por intelectuales y revolucionarios judíos que habían establecido una base clandestina de operaciones en los bosques lituanos en previsión de la toma del país por los nazis en julio de 1941. Su hermano mayor Shmuel, un sionista ferviente que tenía 18 años cuando se unió al grupo, fue uno de sus fundadores. Finalmente, a medida que aumentaban las hostilidades, su hermana Bluma también se unía.


Levin en 1944.

Levin podía pasar desapercibido entre los soldados lituanos y nazis para enviar mensajes a diferentes facciones de la resistencia, algunos de ellos trabajando en el gueto judío de Vilna. Los judíos desesperados le confiaron sus objetos de valor, que intercambió en el mercado negro por comida y medicina. También ayudó a hacer estallar puentes, postes telefónicos y vías férreas para frenar los trenes que se dirigían a los campos de la muerte. El miembro más joven del grupo, aprendió a usar su pistola de un compañero de vengador. Rozka Korczak era una de las pocas mujeres líderes de los partidarios judíos, y su guerrero más feroz.

"Al principio, lo vi como un juego", dijo Levin en una entrevista con los investigadores de la Fundación Shoah. "Estaba leyendo un montón de libros sobre conspiración y el subterráneo ruso. Para mí, comenzó como una gran aventura. "

Y, mientras dice que ya no puede recordar cuántos nazis ha herido o asesinado personalmente, los actos de sabotaje de Levin fueron tan numerosos que más de 70 años después del final de la Segunda Guerra Mundial, Lituania todavía tiene una orden pendiente de arresto.

Por su propia cuenta, Benjamin Levin creció con "una racha salvaje". Él fumaba cigarrillos cuando tenía 8 años y salía con una banda de jóvenes maltratadores en las calles, lo que no causó ningún dolor en la muerte de su madre y su padre - prósperos comerciantes judíos que operaban una tienda de comida gourmet en el centro de Vilna. Antes de la ocupación nazi, la ciudad era un centro importante de la vida judía, y el hogar de más de 100 sinagogas.

El padre de Levin, Chaim, era un judío observador, pero también un germanófilo, fluido en alemán y educado en la tradición clásica, leyendo a Goethe y Schiller. En los años previos a la ocupación nazi de la ciudad, se negó a creer en las noticias que escuchó de sus proveedores sacudidos en otras partes de Europa: que los judíos habían perdido todos sus derechos en Alemania, que las empresas judías estaban siendo asumidas por la fuerza Por los nazis. En 1938, los nazis se habían desbocado, destrozando miles de negocios, profanando cementerios judíos y sinagogas, y reuniendo a 30.000 hombres judíos en toda Alemania. Aunque había oído varios relatos sin aliento del pogrom de la Kristallnacht, Chaim nunca imaginó que los judíos en Lituania estuvieran en peligro real.

"Mi padre era un gran creyente en todo lo alemán", dijo Levin. -Creía que todo acabaría.


Sara Levin, la esposa de Benjamin.

Pero Shmuel y sus compañeros vieron la escritura en la pared. Mucho antes de que los nazis tomasen el control de Lituania en julio de 1941, Shmuel ya se había comprado una pistola y una munición, que era el precio de la admisión al grupo de los militantes del bosque que exigían un inquebrantable sangriento y despiadado de sus reclutas, Armas y municiones.

Varias semanas después de la ocupación nazi, los exploradores partidistas estaban enviando informes sobre detenciones masivas y masacres de hombres y niños judíos. En Vilna, los soldados alemanes y las fuerzas de seguridad de Lituania fueron de puerta en puerta, detuvieron a miles de hombres y niños judíos y los enviaron a marchas forzadas a las afueras de la ciudad. Durante el verano, más de 21.000 de ellos fueron masacrados, sus cuerpos arrojados en fosas comunes.

Con informes de asesinatos masivos en el bosque procedentes de su hijo mayor, Chaim Levin fue sorprendido en la acción. Vendió el negocio familiar para poder comprar armas y municiones para que cada miembro de su familia se uniera a los partidarios. Siguieron a Shmuel al bosque, pero Chaim y su esposa encontraron refugio en una granja, donde se escondieron hasta el final de la guerra.

En el otoño de 1941, todos los judíos restantes de Vilna estaban dispersos. Miles de personas fueron forzadas a entrar en dos guetos: un grupo de edificios antiguos en el casco antiguo conectado con un puente. Levin y su hermano continuaban operando desde su base en el bosque, aunque Levin era capaz de entrar y salir del gueto para llevar mensajes a los líderes partidistas que estaban tratando de organizar un levantamiento.

En una de esas misiones al gueto, Levin se vio envuelto en una "aktion" nazi, una de las sorpresivas deportaciones llevadas a cabo en las fiestas judías para sembrar el pánico en los 40.000 judíos supervivientes del ghetto. Levin se vio obligado a esconderse en un ático. Cuando un bebé empezó a llorar incesantemente, Levin observó con silencio horror mientras el padre se ponía un abrigo y sofocaba al niño con un movimiento hábil.

"Creo que mataron al bebé", dijo. "Vi muchas cosas. Vi personas muy nobles que se convirtieron en animales. Y la gente muy sencilla se vuelve noble. Y mi madre me advirtió que habría peores cosas por venir.

He visto muchas cosas. Vi personas muy nobles que se convirtieron en animales. Y la gente muy sencilla se vuelve noble. Y mi madre me advirtió que lo peor vendría.
Lo peor ocurrió después de que Shmuel fue a un ataque con un grupo de sus compañeros y nunca regresó. Su cuerpo nunca fue recuperado, y Levin no sabe cómo murió.

Pero Levin apenas tuvo tiempo de llorar a su hermano. En el verano de 1943, el jefe SS Heinrich Himmler dio la orden de liquidar todos los guetos judíos en el Tercer Reich. Aunque Kovner había tratado de persuadir a sus hermanos judíos de resistir a los nazis, la insurrección planificada fracasó y los ghettos se vaciaron a finales de septiembre cuando los nazis reunieron a los judíos restantes y los enviaron a los campos de exterminio. Kovner regresó al bosque, y los Vengadores ayudaron a los soldados rusos que avanzaban contra los nazis en Vilna.



Levin y los partidarios ayudaron a liberar Vilna antes de la llegada de las fuerzas soviéticas en el verano de 1944. Mientras caminaban por una ciudad devastada, Levin y sus camaradas reunieron a los lituanos que habían colaborado con los nazis.

"No mantuvimos prisioneros", dijo. No hubo discusión. Era algo normal. "Los enemigos fueron fusilados en el acto.

Y también los judíos que regresaban. Aunque los padres de Levin sobrevivieron a la guerra en la clandestinidad, fueron ejecutados por sus vecinos lituanos cuando intentaron recuperar la vieja casa de la familia en Vilna.

Con nada más para ellos en Europa, Levin y su hermana Bluma, que había sobrevivido a la guerra que se escondía en el bosque con su hermano, llegaron finalmente al naciente estado de Israel. Allí, Levin conoció a su futura esposa, Sara, una judía húngara que había escapado del Holocausto con su familia.

"Luché con mis padres por él", dijo Sara, que habló con The Post en febrero, a los 87 años, desde el hogar de ancianos donde ella y Levin pasaron los últimos cuatro años de sus vidas. "En primer lugar, dijeron que era demasiado corto y que no podía usar tacones altos si me casaba con él".

Se casaron de todos modos y se mudaron a Long Island en 1967 con sus dos hijos pequeños, un hijo y una hija, nacidos en Israel. Levin consiguió un trabajo como mecánico para el MTA y compró eventual una gasolinera y entró en negocio para sí mismo.

La pareja había estado juntos por 66 años, y la familia - sus dos hijos, sus cónyuges y cuatro nietos - está deseando celebrar el 90 cumpleaños de Levin con un pastel en Pascua.

Frágil y que sufre de Alzheimer, Levin ya no puede reconocer fotografías de sí mismo, mucho menos recordar su cumpleaños. De hecho, nadie sabe realmente cuándo nació Levin, porque mientras estaba en la resistencia tenía tantos documentos de identidad falsos que al final de la guerra ya no recordaba la fecha real de su nacimiento. Así que su familia eligió la fiesta judía, que honra la libertad de los judíos de la esclavitud egipcia, como una metáfora apta y un homenaje apropiado al nacimiento de un hombre que había arriesgado todo para luchar por la libertad de su pueblo.

"En el momento en que empiezo a pensar en esto, viene cada vez más recuerdos", Levin dijo a The Post, y de inmediato se desmoronó en sollozos. "No hablamos de esto más, pero está vivo por dentro."

Este año, por desgracia, la celebración de cumpleaños de Levin será agridulce. Hace dos semanas, su amada Sara murió.

En su tumba, después de esforzarse por esparcir la tierra en su ataúd, Levin se dirigió a su hijo en hebreo: "Parece que ahora es mi momento".

lunes, 29 de mayo de 2017

URSS: Un homenaje a los héroes de Stalingrado

Una historia de la Segunda Guerra Mundial que todavía da temblores en espina 

George Winston - War History Online



Octubre 1942: Un Oberleutnant alemán (teniente primero) con una ametralladora soviética PPSh-41 en los escombros de la fábrica de Barrikady. 

A lo largo de Rusia, muchas personas están tomando el tiempo para rendir homenaje a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial. Un 22 de junio, marcó el 75 aniversario de la Alemania nazi invadiendo la Unión Soviética. Encendió algunas de las batallas más sangrientas en la historia humana conocida en Rusia como la Gran Guerra Patriótica.

Una mujer vino a encender una vela en el terraplén del río Moskva. Ella habló a RT y dijo: "Vine aquí hoy para honrar la memoria de mis dos grandes tíos y mis abuelos - que sobrevivieron a la batalla de Stalingrado, los horrores de los campos de concentración y el resto de la guerra. Mi abuela me habló de las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial, que siguen vivas en mi mente. Envían escalofríos por mi espina dorsal y me hacen estallar en lágrimas. "

La guerra en el frente oriental duró del 22 de junio de 1941, hasta el 9 de mayo de 1945, cuando la Alemania nazi se rindió. En honor de cada día de la guerra, 1.418 velas se encendieron en Moscú. Otra mujer en la asistencia describió esto como: "Un recordatorio de lo difícil que fue para nuestros antepasados ​​para luchar y restaurar nuestro país sacudido, la forma en que renunció a todo para su patria".


Los soviéticos defienden una posición, Stalingrado. 

Según las estadísticas oficiales, la guerra costó 26,6 millones de vidas en la Unión Soviética. En total, más de 8 millones de personas murieron en la línea de frente de la guerra para repeler la invasión de la máquina de guerra nazi. Era la única manera de derrotar al nazismo. Sin duda, la Unión Soviética sufrió más durante la Segunda Guerra Mundial con más del 75% de las fuerzas de los nazis y aliados en Europa en el Frente Oriental. El Frente Oriental fue también donde Alemania nazi sufrió el 74% de sus pérdidas de guerra.

En el frente oriental, tuvo lugar la batalla de Stalingrado. Esta fue la batalla más grande y más sangrienta de la Segunda Guerra Mundial. Más de un millón de soldados participaron a través de ambos lados.

En última instancia, fue el punto de inflexión en el teatro europeo de la Segunda Guerra Mundial. Los nazis nunca fueron capaces de recuperar el impulso que tenían antes. El ejército soviético tomó este éxito militar en la gran batalla siguiente de Kursk que comenzó durante julio / agosto de 1943. Aquí, una de las batallas blindadas más grandes en historia ocurrió; Resultando en otro éxito estratégico soviético. Después de esto, no habría más empujones nazis importantes en el frente del este.

Los civiles soviéticos también sufrieron en esta guerra. Casi 7,5 millones de civiles fueron asesinados deliberadamente por los nazis que ocuparon varios territorios durante la guerra. Otros 4,1 millones de personas murieron debido a las terribles condiciones perpetradas por el régimen.


Leningradinos en la avenida de Nevsky durante el cerco. 

Durante el Sitio de Leningrado, más de 630.000 civiles murieron de hambre y exposición al frío. Durante 872 días, los nazis y sus aliados bloquearon la ciudad. Durante la peor parte del bloqueo, la ración de alimentos en la ciudad disminuyó a sólo 125-250 gramos de pan por día. Sería difícil encontrar una familia soviética que no sufriera una pérdida durante la guerra. Una vez terminada la guerra, el país quedó devastado. La producción agrícola para el país fue de 40% en comparación con los tiempos anteriores a la guerra.

Durante la ceremonia, la élite política de Rusia colocó coronas en la Tumba del Monumento al Soldado Desconocido, ubicada junto al muro del Kremlin. Cientos de miles de rusos conmemoraron a los héroes y víctimas de la Segunda Guerra Mundial en el día nacional de la conmemoración y el dolor. Aproximadamente, 3.000 personas participaron en "Una vela de la memoria" en la ciudad Urals rusa de Yekaterinburg. La gente allí también formó una palabra gigante "recordar" en una de las plazas. La primera vela fue encendida a las 3:15 para conmemorar las primeras bombas nazis que cayeron sobre la ciudad en 1941.

10.000 musulmanes de varias regiones de Rusia se reunieron en la ciudad de Kazan para celebrar una ceremonia religiosa especial. Fue en recuerdo de las víctimas de la Gran Guerra Patriótica. Belarús también celebró ceremonias conmemorativas el mismo día.

viernes, 12 de mayo de 2017

SGM: Fotos de la batalla de Smolensk

La batalla de Smolensk de 1941 en 20 impresionantes imágenes

Damian Lucjan - War History Online




Los tanques alemanes PzKpfw IV en Vitebsk, 130 km de Smolensk 


La batalla de Smolensk fue una batalla a gran escala durante las etapas iniciales de la invasión alemana nazi de la Unión Soviética, la Operación Barbarroja, en la Segunda Guerra Mundial.

Fue la primera batalla donde la Unión Soviética logró retrasar significativamente toda la ofensiva alemana de la Wehrmacht que atacó hacia Smolensk. La fuerza alemana consistió en el 2do ejército de Panzer, comandado por Heinz Guderian, y el 3ro ejército de Panzer de Hermann Hoth.

Los soviéticos desplegaron contra los invasores bajo el mando de Semyon Timoshenko, el frente de reserva de Georgy Zhukov, el frente central de Fyodor Kuznetsov y el frente de Bryansk de Andrey Yeryomenko.

Al final, todos los ejércitos soviéticos de los siglos XVI, XIX y XX quedaron rodeados del Este y del Norte de Smolensk, aunque una cantidad significativa de soldados lograron escapar del bolsillo.

Algunos historiadores han afirmado que las pérdidas en términos de hombres y materiales incurridas por la Wehrmacht durante esta prolongada batalla, junto con el retraso de dos meses en su marcha hacia Moscú, fueron una de las razones por las que fueron derrotados por el Ejército Rojo en La batalla de Moscú tres meses después.

Según informes alemanes, las víctimas alcanzaron 250.000 durante la batalla de Smolensk. Los defensores soviéticos pagaron un alto precio por la resistencia también. La mayoría de la ciudad estaba en ruinas cuando los alemanes finalmente la ocuparon.

En 1985, Smolensk fue galardonado con el título de Hero City por la feroz resistencia.


Un par de Messerschmitt alemán BF-109E en vuelo sobre Smolensk

Vista aérea del área de Smolensk. Foto realizada por un reconocimiento aéreo alemán.

Batalla de Smolensk. T-26 durante el avance. Agosto 1941.

Soldados soviéticos cerca de Smolensk, julio de 1941.

Equipo antiaéreo en la ciudad de Smolensk

Equipo de artillería del Ejército Rojo atacando tanques alemanes en su camino a Smolensk

Soldados soviéticos durante las peleas en la estación de tren.

Tripulación del tanque soviético BT-7 antes de la Batalla de Smolensk. Julio 1941.

Infantería observa un avance de tanques soviéticos T-26 cerca de Smolensk. Agosto 1941

Soviéticos durante un ataque contra Wehrmacht. Julio 1941 

Un soldado soviético que enseña combatientes partisanos cómo manejar una pistola Browning Hi-Power, cerca de Smolensk. 23 de agosto de 1941.

Los cuarteles del 16° Ejército cerca de la zona de Yartsevo 

Las tropas alemanas en una ciudad cerca de Mogilev en el Dnieper, en su camino a Smolensk

División motorizada alemana durante el avance en Smolensk. Nota El cañón antiaéreo alemán PaK 36 

Tropas motorizadas alemanas durante el avance. 1 de junio de 1941 

El mariscal de campo Fedor von Bock, comandante del Centro del Grupo de Ejércitos (izquierda) en conversación con el general Hermann Hoth, comandante del 3er grupo blindado y el general Wolfram von Richthofen. 8 de julio de 1941

Prisioneros de guerra soviéticos después de la Batalla de Smolensk 

Los prisioneros de guerra soviéticos son transportados a la Alemania nazi. La mayoría de ellos no sobrevivieron.


Hitler se reunió con von Bock en la sede del Centro de Grupos de Ejército el 4 de agosto de 1941. Altrough von Bock presionó para un avance inmediato en Moskow, Hitler dijo que los recursos económicos sobre Ucrania eran una prioridad estratégica mayor.

Soldados alemanes en la quema de Smolensk

miércoles, 26 de abril de 2017

Arqueología militar: Un T-34 alemán en Estonia



Un T-34 con marcas alemanas en Estonia

Т-34
Las últimas noticias acerca de T-34.
Ha iniciado con éxito el motor diesel no sustituye a ninguna pieza de repuesto.
Han sustituido los rodamientos sólo por rollos de patinaje.
El ensamble del tanque pronto llegará a su final y que estará listo para corridas de prueba.
Está previsto en la temporada siguiente para llevar a los turistas y lo muestran como una exposición de trabajo de nuestro museo.

La información detallada sobre el T-34
Los alemanes han impulsado este tanque en el lago, cuando el combustible se terminó a finales de 1944. Lo ha puesto a una profundidad de 12 metros. Por encima de él había seis metros de turba y sedimentos. Durante dos semanas, los buceadores del club sacaron sedimentos arrastrados de encima del tanque. Cualquier rastro de aceite o aceite sobre el agua se ha ido. Se ha encontrado el tanque de Igor Sedunov en las memorias de los residentes locales. Un estado técnico de los ideales del tanque. El combustible en los tanques esta ausente, y no había aceite en el motor.

Para ver un mapa de un lugar donde se encuentra el tanque.

Mirar en el mapa donde se ha encontrado este tanque 










Fuente

sábado, 18 de marzo de 2017

SGM: Fotos de la Operación Zitadel (1/2)

Fotos no vistas de la batalla más grande de tanques de la SGM

Damian Lucjan - WHO



La batalla de Prokhorovka fue una parte de una más grande, la Batalla de Kursk, y sucedió cuando el 5º Ejército de Tanques de Guardias del Ejército Rojo Soviético atacó el II Cuerpo SS-Panzer del Ejército Alemán en una de las mayores batallas de tanques en el ejército historia.

Los alemanes destruyeron muchos tanques soviéticos (300-400 tanques y cañones autopropulsados) y degradaron temporalmente el poder de ataque del 5º Ejército de Tanques de la Guardia, pero no pudieron tomar Prokhorovka o abrirse a tierra abierta.

Para los soviéticos, su masivo ataque blindado del 12 de julio no destruyó el II SS-Cuerpo Panzer -que perdió 43 tanques y cañones autopropulsados- o lo lanzó a la defensiva. Lograron agotar a los alemanes y eventualmente contribuyeron a detener su avance.

Mientras que la batalla se considera generalmente un éxito táctico para los alemanes debido al alto número de tanques soviéticos destruidos, en última instancia no había ninguna brecha alemana en Prokhorovka.

La ofensiva alemana de Kursk, codename Citadel, fue abortada más adelante, y sus fuerzas fueron retiradas. El Ejército Rojo inició una ofensiva general y tomó la iniciativa estratégica en el Frente Oriental, que debía mantener durante el resto de la guerra.


Vehículos del II SS-Panzer Corps avanzando hacia Prokhorovka el 11 de julio [Bundesarchiv, Bild 101I-022-2924-14 / Kipper / CC-BY-SA 3.0].

Las tropas alemanas durante una calma en la lucha [Bundesarchiv, Bild 101I-219-0553A-10 / Koch / CC-BY-SA 3.0].

Soldados alemanes durante la Operación Ciudadela [Bundesarchiv, Bild 101I-022-2949-05 / Mittelstaedt, Heinz / CC-BY-SA 3.0].

Panzer IV y Sdkfz 251 alemanes en el Frente Oriental, julio de 1943 [Bundesarchiv, Bild 101I-219-0596-12 / Dieck / CC-BY-SA 3.0].

Avance alemán durante la Operación Ciudadela (flechas rojas de línea discontinua) [Vía].

Una columna de tanques Panzer III en el frente oriental, julio de 1943. [Bundesarchiv, Bild 101I-219-0562A-06 / Scheffler / CC-BY-SA 3.0].

Panzers alemanes durante la Operación Ciudadela [Bundesarchiv, Bild 101I-022-2950-15A / Wolff / Altvater / CC-BY-SA 3.0].


Los tanques soviéticos T-34 y T-70 alineados en la batalla de Kursk. Un soldado alemán inspecciona la torre a través del tanque de luz de la escotilla T-70 [Via].

martes, 7 de febrero de 2017

SGM: El frente oriental y su primer combate aéreo

El primer combate aéreo del Frente Oriental 

Escrito por Christer Bergström 

 
Ju-88 de la Luftwaffe. Verdugo de la Aviación Soviética 

Volando un obsoleto biplano I-153 en la nubloso cielo de la mañana sobre Ucrania el 22 Junio 1941, el Teniente Rubstov de la Fuerza Aérea Soviética probablemente reclamó su primera victoria aérea en la guerra entre Alemania y la Unión Soviética. En conexión con el texto se muestran unas pocas imágenes de los resultados de los devastadores raids aéreos alemanes sobre los aeropuertos rusos el 22 Junio 1941: MiG-3's, I-16 y Uti-4 (estos dos del 122vo IAP, en el aeropuerto de Lida). Al final del post, encontrará un perfil a colores de una I-16 del período en cuestión. 


En las primeras horas del 22 Junio 1941, la Fuerza Aérea Soviética fue totalmente tomada por sorpresa por un ataque de la Luftwaffe contra su sistema de bases aéreas. Durante las primeras horas, cerca de 1,200 aviones rusos fueron destruidos, más de 800 de ellos en tierra, de acuerdo a datos soviéticos. Pero aún con el ataque sorpresa y desprovistos de comunicaciones, los pilotos rusos despegaron en diversos lugares. En un aeropuerto, una formación de cazas rusos intentó despegar en el medio de un raid aéreo. Las bombas cayeron sobre los aviones que despegaban y todos fueron destruidos, en perfecta formación de despegue al final de la pista de despegue. En otro aeropuerto, Sergei Dolgushin y sus camaradas corrieron hacia sus cazas I-16. 'A las tres en punto, la alarma se encendió,' según recuerda. 'Todos corrimos hacia nuestros aeroplanos. A las 4:20, cuando los Messerschmitts aparecieron sobre el aeródromo, tuve que despegar. Mientras estaba despegando, durante ese primer combate aéreo, fui alcanzado 16 veces.' Muy al contrario de la creencia general, amargos dogfights se observaron en los cielos todo a lo largo del frente durantes esas primeras horas de la mañana. En general, los pilotos de caza soviéticos se manejaron sorprendentemente bien ese día. 


Base aérea de Kurovitsa, 22 de Junio de 1941
al atardecer
En la base aérea de Kurovitsa, las unidades bajo el mando de la Fuerza Aérea del Distrito Militar Especial de Kiev (VVS KOVO), fueron avisados incluso antes que los bombarderos alemanes hubiesen alcanzados sus blancos. Sin embargo, los pilotos del regimiento de ataque a tierra 66 ShAP (Shturmovyi Aviapolk) pensaron que era una alarma de entrenamiento, y aparecieron demasiado tarde- lo cual resultó en que 34 de los Polikarpov I-153s e I-15bis del regimiento fueron bombardeados hasta destrozarlos por los Ju 88s del Kampfgeschwader KG 51 'Edelweiss'. A medida que las bombas caían, los pilotos de caza del 164 IAP, que habían arribado al aeropuerto de Kurovitsa a debido tiempo, despegaron, treparon hacia el enemigo en sus pequeños I-16s. 

En general, el material de la Fuerza Aérea Soviética era de terriblemente baja calidad técnica. El principal caza soviético, el monoplano Polikarpov I-16 - el avión con muchos nombres: llamado Ishak ('Burro') ó Jastrebok ('Águila joven') por los pilotos rusos que lo volaron, y Rata por los alemanes que lo adoptaron de sus aliados españoles en la Guerra Civil Española, los hombres del lado republicano en el mismo conflicto lo llamaron Mosca, mientras que fue denominado Abu ('Tábano') por los pilotos japoneses que se encontraron con este avión sobre China y Khalkhin-Gol -. Este modelo era inferior al caza estándar Messerschmitt Bf 109 F en todos los aspectos excepto maniobrabilidad. De acuerdo a reportes de pilotos alemanes, 'el avión fácilmente se prende fuego cuando es alcanzado desde arriba o desde el costado'. Con respecto al biplano de combate I-15bis, 'unas pocas rondas disparadas a los lados fueron usualmente suficiente para volverlo en llamas'. (Sin embargo, debe notarse que los cazas Polikarpov tenían una importante ventaja sobre los Bf 109: sus motores eran enfriados por aire. Una vez que el Bf 109 era enfriado por líquido, un disparo en el radiador era suficiente para enviarlo al suelo al Messerschmitt. Frecuentemente, un Messerschmitt 109s con un disparo en el radiador forzado a aterrizar era solo ligeramente dañado, no apareciendo en las listas de bajas alemanas; es es una de las principales razones de la diferencia entre los reclamos de victorias soviéticas y las cifras de pérdidas alemanas.) 

 
I-16, con su imponente motor radial, destruido en tierra 

La radio aire-aire - un equipo estándar en todos los aviones alemanes - era un lujo en los pilotos rusos; solo el avión del comandante de unidad estaba equipada con radio y éstos no eran de gran calidad, lo cual hizo la cooperación en el aire algo dificultosa y en diversas ocasiones permitió a los cazas alemanes colarse desde atrás a las formaciones rusas y derribar uno tras otro, el último derribado con la misma sorpresa que el primero. Pero aún con su equipo inferior, una vez en el aire, los pilotos de caza rojos pusieron duras condiciones a su derrota. Los I-16 Ishaks del 164 IAP fueron seguidos por algunos de los remanentes biplanos del 66 ShAP. 

'Ataques bien planeados y agresivos por parte de unidades de caza rusas', la crónica de Wolfgang Dierich del KG 51 comenta, 'aseguraron que la lucha por la supremacía aérea no sería un juego fácil.' El primer ataque fue hecho por el Teniente P. N. Rubstov del 66 ShAP. Este bañó a un Ju 88 con munición de su ametralladora hasta que finalmente cayó envuelto en llamas y se estrelló a la vista del aeropuerto de Kurovitsa. De este modo, el Teniente Rubstov probablemente alcanzó la primera victoria aérea en la guerra ruso-germana. 

Los cazas Polikarpov siguieron persiguiendo a los bombarderos Junkers en su vuelo de retorno hacia el Oeste. En cuestión de minutos, un bombardero después de otro fue derribado. Los alemanes dejaron un rastro de paracaídas blancos y abrazantes llamas en el neblinoso cielo. Cerca de 28 Ju 88s despachados por el IIIer. Gruppe/KG 51, 7 fueron derribados durante la primera misión- cinco de ellos del 9no. Staffel. 

 
I-16 derribado luego de despegar 

En el medio de todo esto, los cazas de escolta alemana hicieron su aparición. El rápido Messerschmitt 109s apareció disparando desde arriba con martillantes ametralladoras y cañones. El primer I-16 fue derribado por el Oberleutnant Robert Oljenik del 1er. Staffel, Jagdgeschwader JG 3. Como si estuviese aburrido de estar en tierra, Oljenik alcanzó su sexta de un total de 41 victorias confirmadas en la SGM- y probablemente el primer derribo aéreo alemán de este conflicto. A las 04:30, el Feldwebel Ernst Heesen del 2./JG 3 destruyó un segundo I-16 Ishak / Rata. A medida que caía, la llama de los restos del aeródromo de Kurovitsa, 20 millas más al Este, podían verse en la oscuridad. Un tercer I-16 cayó víctima del Feldwebel Detlev Lüth del 1./JG 3. 
Incluso si se compara con el número de salidas realizadas, las pérdidas soportadas por la Luftwaffe en el primer día de la guerra contra la URSS fueron muy altas: 78 aviones de combate fueron listados como pérdidas totales, con un adicional de 89 dañados. Esto de hecho fue una dato incluso mayor que las pérdidas sufridas durante el fatídicamente llamado 'Día de la Batalla de Inglaterra', 15 Septiembre 1940, cuando los alemanes sufrieron la pérdida de 61 aviones destruidos y 11 dañados. 

De los aviones alemanes destruidos, 24 fueron cazas, 35 bombarderos, 7 Zerstörern (Messerschmitt Bf 110), 2 Stukas y 10 tipos diversos. Añadido a esas pérdidas estuvieron los aviones rumanos derribados ese mismo día: 4 Bristol Blenheims, 2 PZL P-37 Los, 2 Savoia-Marchetti S.M. 79B, 1 Potez 633, 1 IAR 37 y 1 IAR 39. 

El piloto de bombarderos alemán Wolfgang Dierich más tarde describió sus sentimientos acerca del devenir de los pilotos de la Luftwaffe esa tarde: 'A medianoche, los hombres fueron a la cama, medio muertos de fatiga. Sus últimos pensamientos antes de caer dormidos fueron: "¿Qué les habrá pasado a nuestros camaradas perdidos? ¿Están vivos todavía? ¿Qué nos deparará mañana? ¿Cómo terminará esto?"' 


 
Un perfil a color de un I-16 tipo 21 del 71ro IAP, Flota del Báltico, otoño de 1941 pilotado por V.P. Siegalayev. 
Fuente: KAMPANIE LOTNICZE, Robert Bock, 'Sowieckie Lotnictwo Morskie 1941-45'. 


-------------------------------------------------------------------------------- 
Esta página es un extracto de un manuscrito de un libro que trata de la guerra aérea del frente oriental 1941-1945, el cual Christer Bergström se encuentra trabajando en el presente. Para escribirle a Christer Bergström, por favor haga click en este link: christer.bergstrom@eskilstuna.mail.telia.com 

1998.05.31, © WW II Ace Stories.
Traducción: Walter Uriarte