Mostrando entradas con la etiqueta África. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta África. Mostrar todas las entradas

domingo, 16 de julio de 2017

Ruanda: Genocidio y violaciones a una generación de distancia

Fueron violadas en el genocidio de Ruanda, y ahora sus hijos son adultos
Por Danielle Paquette | Infobae



Angel frente a la casa que comparte con su madre, en el sector Ngoma de Ruanda. Sueña con estudiar la carrera de turismo, pero su plan alternativo es vender tomates. (Whitney Shefte)

La pequeña Angel tenía 11 años la última vez que su madre intentó matarla. Ella recuerda haber visto un puñado de veneno de rata y a su madre que le urgía para que se tomara la mezcla. En ese momento la niña empezó a gritar hasta que un vecino se abalanzó sobre la madre y logró apartarla. Eso fue hace más de una década, antes de que la mujer se sometiera a un tratamiento psicológico. Ahora, la madre de Angel se apoya sobre el hombro de la joven mientras sirve un poco de té negro.
Ambas comparten cama, en una casa de hormigón sin electricidad, y las dos son parte de en una historia que ha horrorizado al mundo.

Durante más de 100 días, en 1994, el genocidio devastó Ruanda, un pequeño país al este de África. Los agresores atacaron a más de 800.000 personas y violaron a unas 250.000 mujeres, algunas de las cuales llegaron a dar a luz a un total de 20.000 bebés, según algunas entidades de caridad.

Angel forma parte de una generación que ha crecido en la sombra. Esos jóvenes ahora están a punto de entrar en la etapa adulta, sabiendo que sus madres no querían tenerlos. Sin embargo, muchos de ellos están a la expectativa de cómo esta tragedia acabará definiendo sus vidas.


Históricamente este tipo de niños acababan muriendo a una edad muy temprana. Durante la Masacre de Nanking, en 1937, miles de mujeres chinas sufrieron agresiones sexuales. Pero nadie reconoció públicamente que sus hijos eran de soldados japoneses, según cuentan algunos historiadores. Algunos de los reportes de la época sugieren que las víctimas que acabaron embarazadas también sufrieron un infanticidio.

Un estudio de UNICEF sobre los niños de la guerra de Bosnia, entre 1992 y 1995, concluye que muchos de los pequeños fueron abandonados o asesinados por sus propias madres y la cifra de supervivientes es, por ahora, desconocida.


Angel toma té y come pan junto a su madre Jacqueline, en la casa que ambas comparten en Ruanda. (Whitney Shefte)

En Ruanda, los datos aportados por grupos de apoyo a estas madres dan una visión más clara de la situación. Los jóvenes son menospreciados y mal llamados como "los hijos de los asesinos". Vivían en la pobreza, se enfrentaban a tasas más altas de VIH y muchos de ellos solían ser víctimas de abusos sexuales. Pero ahí no termina la historia.

"Sabemos que destrozaron sus vidas y que realmente son muertos vivientes", explica Dara Kay, una profesora de la Universidad de Harvard que estudia los abusos sexuales en las zonas de conflicto. "Entonces uno habla con esas personas y sabe que nacieron en un vientre de esperanza", añade.

Los investigadores están empezando a explorar cómo estos jóvenes han podido superar el trauma. El gobierno ruandés, encargado de reconstruir una nación totalmente destrozada, nunca estableció ningún tipo de política para ayudar a los niños que nacieron durante esta violación masiva.

Ingvill Mochmann, fundador de la Red Internacional para la Investigación Interdisciplinar de los Niños de la Guerra, publicó recientemente un informe que resumía una década de estudios sobre los efectos de la guerra en los niños.

"Muchos han sabido controlar bastante bien sus vidas", comenta Mochmann. "La pregunta es: ¿Qué marca la diferencia?". El encuentro con algunas familias, justo antes del 23º aniversario de la masacre, ofrece una respuesta.


Jacqueline en la entrada de su casa. Sus dos hijas y su marido fueron asesinados durante el genocidio. Ella fue violada por los hutu y quedó embarazada de su hija Angel. (Whitney Sheftie)

Mientras la luz del sol entra por la ventana de Angel, ella está sentada a una mesa de madera junto a su madre. Parten un pedazo de pan por la mitad y lo mojan en un taza de té.

"Murakoze", le agradece Angel a su madre en lengua kiñaruanda.

Ellas han vivido bajo un techo de hojalata en un pueblo rural, donde una iglesia católica paga la renta mensual, que equivale a USD 5. Las paredes agrietadas están pintadas de color turquesa, una mosquitera cubre completamente la cama y una gallina cacarea continuamente afuera.

Ahora Angel tiene 22 años. Nació seropositiva, así que toma las pastillas que el gobierno le ofrece gratuitamente para mantenerse estable y sana. Acaba de terminar los estudios en el secundario y espera el resultado de sus exámenes para poder saber qué hará en el futuro. Una puntuación alta le permitiría el acceso a becas. Ella sueña con estudiar la carrera de turismo, pero su plan B es vender tomates. "No tenemos dinero", lamenta.


Albert vive con su hermano pequeño, Pacifique, y su familia en el sector rural Mukura de Ruanda. Sueña con ir a la universidad en Estados Unidos o Canadá, pero no tiene recursos. (Whitney Shefte)

Con el paso del tiempo, Angel aprendió a madurar rápidamente. Acaso su madre Jacqueline le haya dicho en más de una ocasión: "Tú no eres mi hija real".

"Siempre que iba a algún sitio, yo le preguntaba si podía ir con ella. Siempre me decía que no y me dejaba encerrada adentro. Tampoco me dejaba jugar con otros niños", recuerda gracias a la ayuda de un intérprete.

Una vez, Jacqueline vertió jabón y tinte para el cabello en una botella de Angel. Ambas decidieron beber la mezcla tóxica. Ella quería que todo se volviera negro. Pero no fue así y vomitaron. Muy a regañadientes, la madre decidió seguir adelante con su vida.

Seguramente abrazó a Angel y después la golpeó. Amor y rabia, rabia y amor. Este patrón se mantuvo hasta que comenzó la terapia en 2007. Y así hasta ahora.

martes, 30 de mayo de 2017

Guerra de Biafra: La guerra civil nigeriana



Guerra civil nigeriana 

Fecha 1967-1970 
Lugar Sur de Nigeria 
Resultado Victoria del gobierno federal 
Combatientes:Gobierno Federal de Nigeria, República de Biafra 
Comandantes: 

Yakubu Gowon 
 
Odumegwu Ojukwu 
 

Bajas:1.000.000 de soldados y civiles, Aprox. 2,000,000 civiles 

 

La Guerra Civil de Nigeria, también conocida como Guerra de Biafra (6 de julio de 1967 a 13 de enero de 1970, fue el conflicto político causado por el intento de secesión de las provincias del Sudeste de Nigeria bajo el nombre de República de Biafra. La guerra saltó a los medios por la hambruna en diversas zonas sitiadas, y la consecuente acusación de genocidio procedente en gran medida de los Igbo (Ibo) de estas regiones. Bernard Kouchner y otros doctores franceses que estuvieron en la Biafra sitiada crearon, en 1971, la ONG Médicos Sin Fronteras como resultado de la guerra. 



Golpe militar 
Las sospechas de fraude llevaron, el 15 de Enero de 1966, a un golpe militar de tendencia izquierdista por parte de los oficiales junior del ejército, en su mayoría comandantes y capitanes. Este golpe convirtió al jefe del ejército nigeriano, Johnson Aguiyi-Ironsi en presidente, y en el primer jefe de estado nigeriano de procedencia militar. El golpe benefició en su mayor parte a los Igbos, ya que la mayoría de golpistas eran Igbos o Ironsi. Un Igbo promocionaría a muchos de su misma etnia en el ejército, en detrimento de los oficiales Yoruba y Hausa. El 29 de Julio de 1966, los norteños realizaron un contra-golpe, dirigido por el alférez coronel Murtala Mohammed. Esto situó en el poder al alférez coronel Yakubu Gowon. Las tensiones étnicas consecuencia del golpe y contra-golpe aumentaron y condujeron, en Septiembre de 1966, a las masacres a gran escala de igbos cristianos residentes en el Norte musulmán. 

El descubrimiento de grandes cantidades de petróleo en el delta del río Níger, con su enorme red de ríos y ciénagas en la punta más al Sur del país, entre las regiones del Este y Sudoeste, llevó a las provincias del Sudeste a anexionarse esta región para ser autosuficientes y cada vez más prósperos. Sin embargo, la exclusión del poder de las regiones orientales hizo que muchos temieran que los beneficios obtenidos del petróleo fueran empleados en beneficio de las áreas del Norte y Oeste, y no en el Este. 

Todos estos factores llevaron al Este Igbo a reclamar la secesión. 

La secesión 
El gobernador militar del Sudeste Igbo, el coronel Odumegwu Ojukwu, aludiendo a las masacres norteñas y al fraude electoral, anunció en el parlamento sureño la secesión de la región del Sudeste de Nigeria y proclamó el 30 de mayo de 1967 (29 de Mayo en diversas fuentes) la República de Biafra como nación independiente. Aunque gozaban de la simpatía europea y de muchas otras partes del mundo, sólo cuatro países reconocieron la recién fundada república. También se dice que una de las principales razones por las que Ojukwu proclamó la República de Biafra fue que no reconocía a Gowon como jefe de estado ya que no era el siguiente oficial en al jerarquía militar tras Ironsi. Los diferentes acuerdos de paz, y especialmente el de Aburi, Ghana (Acuerdo de Aburi) no tuvieron resultado y los tiroteos continuaron. 

Guerra Civil 
El gobierno nigeriano lanzó una "acción policial" para recuperar el territorio secesionista tras una avance de las fuerzas de Biafra en territorio adyacente no perteneciente a los Igbos. La guerra empezó el 6 de Julio de 1967, cuando las tropas federales nigerianas avanzaron en dos columnas hacia Biafra. La columna derecha entró en la ciudad de Nsukka, que cayó el 14 de julio, mientras que la columna de la izquierda tomó Garkem, que fue capturada el 12 de julio. Pero Biafra respondió con una ofensiva el 9 de julio, cuando las tropas se movieron a través del río Níger, desde el Oeste hacia las tierras del centro del país, pasando por la ciudad de Benin City, que se había proclamado también "república independiente", hasta alcanzar el 21 de agosto la ciudad de Ore, justo sobre la frontera del estado, a 130 millas al este de la capital de Nigeria, Lagos. Aunque Benin City volvió a manos de los nigerianos el 22 de septiembre, Biafra cumplió con éxito su primer objetivo de sitiar el máximo de tropas federales de Nigeria posible. Se necesitaron cuatro batallones de la Segunda División de Infantería de Nigeria para hacer retroceder a Biafra y eliminar las conquistas territoriales conseguidas en la ofensiva. Pero los nigerianos fueron expulsados tres veces al intentar cruzar el Níger en octubre. 

Los nigerianos, en ese momento, calmaron sus ofensivas y empezaron un periodo de asedio a Biafra. Desembarcos anfibios de la flota naval nigeriana llevaron a la conquista de las ciudades sureñas de Bonny, al sur del Puerto Harcourt, el 26 de julio y del puerto de Calabar el 18 de octubre por parte de miembros de la tercera división de Marina de Nigeria. Al norte, las fuerzas de Biafra fueron obligadas a retroceder a su propio territorio, y la ciudad de Enugu (capital de Biafra) fue capturada por las fuerzas nigerianas de la primera División de infantería el 4 de octubre. Los biafreños resistieron en las tierras centrales igbos, siendo en seguida rodeados por las fuerzas nigerianas. 

Sin embargo, la reorganización del ejército nigeriano, la reticencia de la armada biafreña a lanzar nuevos ataques y los efectos del bloqueo naval, aéreo y terrestre sobre Biafra llevaron a un cambio en el equilibrio de las fuerzas. El excéntrico conde sueco Carl Gustav von Rosen dirigió una brigada de aviones miniCOINS (MFI-9b), la BAF o Fuerza Aérea de Biafra, formada por tres suecos y dos biafreños. 



T-6


Igualdad 
Desde 1968 en adelante, la guerra cayó en unas largas tablas, con las fuerzas nigerianas incapaces de realizar avances significativos en las zonas todavía bajo control biafreño. No obstante, otra ofensiva nigeriana, realizada de Abril a Junio de 1968, empezó a estrechar el círculo sobre Biafra, gracias a los avances en los dos frentes del Norte y a la conquista de Port Harcourt el 19 de mayo de 1968. Este asedio tuvo como consecuencia el desastre humanitario de hambruna e inanición en las áreas igbos, ya que una de las tácticas más utilizadas por las fuerzas nigerianas fue el sabotage de las tierras de cultivo. Las imágenes de niños biafreños afectados por la hambruna dieron la vuelta al mundo, mientras que el gobierno de Biafra acusó a Nigeria de utilizar el hambre y el genocidio para ganar la guerra, reclamando la ayuda del resto de naciones. 

Numerosos grupos de voluntarios organizaron vuelos de ayuda a Biafra, con comida, medicinas, e incluso en ocasiones armas (según diversas fuentes). Nigeria también acusó al gobierno de Biafra de reclutar mercenarios extranjeros para prolongar la guerra. Bernard Kouchner fue uno de los doctores voluntarios de la Cruz Roja francesa que trabajó en hospitales y centros de nutrición en la sitiada Biafra. La Cruz Roja requería a sus voluntarios la firma de un acuerdo, considerado por muchos (como Kouchner y sus partidarios) como un “acuerdo-mordaza”, y diseñado para mantener la neutralidad de la organización, sin importar las circunstancias. Kouchner y otros doctores franceses firmaron este acuerdo. 

Tras entrar en el país, los voluntarios, así como los trabajadores de hospitales y centros de salud biafreños, fueron atacados por el ejército nigeriano y fueron testigos de los asesinatos e inanición de civiles. 

Kouchner fue también testigo de estos acontecimientos, y particularmente del gran número de niños hambrientos. Cuando regresó a Francia criticó públicamente al gobierno nigeriano y a la Cruz Roja por la supuesta complicidad de sus comportamientos. Con el respaldo de otros doctores franceses, Kouchner situó a Biafra en el centro de la atención pública y reclamó una respuesta internacional para solucionar la situación. Estos doctores, liderados por Kouchner, vieron la inexistencia de una organización humanitaria que ignorara las fronteras politico-religiosas y que priorizara el bienestar de las víctimas y en 1971 constituyeron Médecins Sans Frontières (Médicos sin fronteras).

Durante todo 1968 y parte de 1969, las dificultades logísticas hicieron que las fuerzas federales nigerianas no dieran el golpe de gracia a una guerra que se decantaba a su favor. A pesar de la ayuda exterior y el daño político causado en Nigeria, el área controlada por el gobierno biafreño era cada vez más y más pequeña. Pero en Junio de 1969, los biafreños lanzaron una ofensiva desesperada con el objetivo de mantener el desequilibrio entre los nigerianos y prolongar la existencia de la nación separatista el máximo posible. Les apoyaron pilotos mercenarios extranjeros, que seguían proporcionando comida, medicamentos y armas. Uno de los mercenarios más notables fue el conde sueco Carl Gustav von Rosen, que dirigió a cinco MFI-9b MiniCOINS, pequeños aviones con motor de pistones, armados con lanzacohetes y ametralladoras, en el ataque a los campos de aviación militares de Nigeria en Port Harcourt, Enugu, Benin y Ughelli. En esta acometida, se consiguió alcanzar algunos de los jets nigerianos (utilizados para atacar los aviones de ayuda humanitaria) y tres de los seis bombarderos Ilyushin Il-28, usados diariamente para bombardear los pueblos y granjas de Biafra. Aunque desprevenidos ante la sorpresa de la ofensiva de Biafra, los nigerianos se recuperaron pronto y contuvieron a los biafreños lo suficiente como para paralizar su ofensiva. Los ataques aéreos biafreños desbarataron las operaciones de combate de la fuerza aérea nigeriana, pero sólo durante unos meses. 

Las fuerzas federales nigerianas lanzaron su ofensiva final contra Biafra el 23 de diciembre de 1969, con una gran acometida por parte de la tercera división Marine Commando, que consiguió dividir el territorio biafreño en dos partes hacia finales de año. La ofensiva final, llamada “Operación viento de cola”, se lanzó el 7 de enero de 1970 con la incursión de la tercera división Marine Commando, respaldada por la primera división de infantería en el Norte y la segunda en el Sur. Las ciudades biafreñas de Owerri y Uli cayeron el 9 y 11 de Enero, respectivamente. 

La guerra acabó el 13 de enero de 1970 con la rendición final de las fuerzas de Biafra en Amichi, última ciudad controlada por su ejército. Unos días antes, Ojukwu huyó al exilio hacia la república de Costa de Marfil, dejando los detalles de la rendición a su diputado Philip Effiong. Para sorpresa del resto del mundo, la mayoría de las represalias y masacres prometidas no tuvieron lugar, y se intentó de manera sincera la reconciliación. 



Niño biafrano con evidencia de hambruna

Secuelas 
Más de una docena de golpes han tenido lugar en Nigeria desde 1960. La guerra fue muy costosa para Nigeria en términos de vidas humanas, dinero e imagen exterior. Se estima que alrededor de tres millones de personas murieron a causa del conflicto, básicamente por hambre y enfermedades. La reconstrucción, impulsada por el dinero procedente del petróleo, fue rápida. Sin embargo, las antiguas tensiones étnicas y religiosas han seguido caracterizando la vida política nigeriana. El gobierno militar mantuvo el poder durante muchos años, y los habitantes de las áreas productoras de petróleo reclamaban una repartición justa de los beneficios procedentes del combustible. Se aprobaron leyes por las cuales los partidos no podía tener orígenes étnicos o tribales. Sin embargo, este punto ha sido difícil de llevar a la práctica. 

El 29 de mayo de 2000, el periódico The Guardian of Lagos informó que el presidente Olusegun Obasanjo retiraba los cargos contra todos los militares que lucharon por la secesión de Biafra en la Guerra civil nigeriana. En una retransmisión nacional, afirmó que esta decisión estaba basada en el principio de que "la justicia debía estar siempre suavizada por la compasión". También se cree que Obasanjo intentó a través de sus declaraciones apaciguar a los Igbos, ya que, durante las elecciones que tuvieron lugar el año anterior, había recibido un respaldo electoral masivo de estas regiones. 

Wikipedia

lunes, 30 de enero de 2017

SGM: 5 causas de la caída del Afrika Korps (1/2)

Cinco acontecimientos críticos que llevan a la entrega de las fuerzas del eje en Túnez durante la SGM

David Herold - War History Online


La unidad antitanque que tira de un cañón de 37 mm se detiene. Autor de la foto.


Se necesita una planificación y organización seria para llevar a cabo operaciones importantes en una zona de guerra con eficacia. Para las fuerzas aliadas, las numerosas operaciones y batallas llevadas a cabo durante la Segunda Guerra Mundial en la región de África del Norte demostraron su eficiencia en estrategia y habilidad militar contra las Potencias del Eje.

La Campaña de Túnez, también llamada la Batalla de Túnez, fue una serie de eventos que tuvieron lugar durante la Campaña de África del Norte. Las fuerzas aliadas consistían en las fuerzas imperiales británicas, los contingentes polacos y griegos, así como los cuerpos americanos y franceses.

Mientras que las fuerzas alemanas e italianas tenían inicialmente la ventaja, la oferta masiva y la fuerza en números aliados condujeron a la última derrota de los poderes del Eje. En ese tiempo, más de 230.000 soldados alemanes e italianos se convirtieron en prisioneros de guerra, incluyendo la mayoría de Afrika Korps.


Sigue leyendo para descubrir siete de los principales acontecimientos que llevaron a la caída de las fuerzas del Eje en el norte de África.



Afrikakorps soldado con gafas protectoras y la cara para proteger contra la tormenta de arena. Autor de la foto.


1. Operación Torch

En julio de 1942, los Aliados comprendieron que las operaciones de agua a pequeña escala a tierra en el norte de Francia durante el año podrían ser imprácticas. Así que en lugar de seguir con sus movimientos iniciales, se decidió que podían lograrse aterrizajes exitosos para asegurar los territorios de Vichy en África del Norte, incluyendo Marruecos, Argelia y Túnez. Después de esto ocurrieron, se moverían hacia adelante y hacia el este para tomar las fuerzas del Eje en el Desierto Occidental.

Una toma de control aliada de la mayoría de la costa del norte de África abriría el canal mediterráneo al transporte aliado, relevando así la carga pesada requerida para mantener abastecimientos alrededor de la ruta indirecta anterior vía el cabo de la buena esperanza.

Así que, el 8 de noviembre, la Operación Torch estaba en marcha. Las fuerzas aliadas desembarcaron en Argelia, cerca de Orán y Argel, así como en Casablanca, Marruecos. Aquí, tenían la intención de superar a las fuerzas de Vichy en Argelia, un avance que luego podría hacerse a Túnez a unos 500 kilómetros al este.


Tropas estadounidenses aterrizan en la playa argelina durante la Operación Antorcha

Los Aliados se dieron cuenta de que un intento de cubrir terreno y llegar a Bizerta y Túnez por tierra antes de que el Eje pudiera establecerse sería una gran apuesta. Su éxito dependió de la capacidad de la Armada y la Fuerza Aérea para bloquear cualquier acumulación del Eje que podría potencialmente tirar a los Aliados fuera de curso.

Aunque habían permitido la posibilidad de una fuerte oposición de Vichy a sus desembarcos, especialmente de su infantería y de la Fuerza Aérea, también subestimaron dramáticamente el deseo de las potencias del Eje de intervenir rápidamente en Túnez.

2. La carrera de Túnez

Durante los meses de noviembre y diciembre de 1942, una vez que la oposición francesa al desembarco de la Alianza de las Fuerzas Aliadas desapareció a mediados de noviembre, las fuerzas aliadas hicieron que se movieran las fuerzas al este de Argelia. Su plan era capturar Túnez y retrasar cualquier unidad del Eje de establecer un frente más grande contra ellos en Túnez.

Las tropas aliadas estaban a menos de 20 millas de Túnez a finales de noviembre, pero los defensores del Eje estaban listos y armados, atacando a cambio y empujándolos hacia atrás casi 20 millas más. Ambas partes decidieron a finales de año reorganizarse y encontrar un nuevo enfoque.


Mapa de las líneas de batalla de Túnez, noviembre-diciembre de 1942

3. La batalla de Sidi Bou Zid

La batalla de Sidi Bou Zid, o Operation Spring Breeze, tuvo lugar a mediados de febrero de 1943, cuando un número significativo de unidades estadounidenses fueron destruidas por las fuerzas alemanas e italianas. Esta derrota dio como resultado que las potencias del Eje recapturaran a Sbeitla en el centro de Túnez, que era una región estratégicamente vital para celebrar.

Sin embargo, el éxito en Sidi Bou Zid se invirtió más tarde por una contra-maniobra, dirigida por fuerzas británicas y estadounidenses.

lunes, 9 de enero de 2017

Hereros y Namas demandan a Alemania por genocidio colonial

Alemania está siendo demandada por su genocidio olvidado
Quartz



Consecuencias históricas. (Foto AP / Markus Schreiber)

Los descendientes de las personas masacradas en el olvidado genocidio de Alemania hace 110 años están demandando al actual gobierno de Berlín. Las personas de Herero y Nama de Namibia presentaron una demanda colectiva en una corte de Nueva York el 5 de enero, exigiendo daños y perjuicios por el primer genocidio del siglo XX.
Después de más de un siglo, Alemania finalmente se disculpó por el genocidio de 1904-1907 el año pasado y entabló conversaciones con el gobierno de Namibia sobre un entendimiento y una política comunes para abordar el asesinato en masa a menudo ignorado. Los jefes de los dos grupos dicen que han sido excluidos de las negociaciones.
"Ellos han decidido poner sus cabezas en la arena la manera del avestruz, la falta de respeto a nuestra gente y nuestro gobierno. Tenemos fe en que prevalecerá la justicia restaurativa ", declaró Vekuii Rukoro, jefe supremo de ovaHerero, al periódico namibiano.
El jefe, que también es un defensor legal, dijo que había intentado la ruta diplomática y no tenía resultados, diciendo que él creía que el derecho internacional y de derechos humanos estaba de su parte.
Hace un siglo, las tropas coloniales alemanas cometieron lo que los historiadores creen que fue un precursor del Holocausto. En tres años, las tropas alemanas supervisaron el exterminio del 85% de la población de Herero y miles de Nama, expropiaron sus tierras y se apoderaron de su ganado, su principal fuente de riqueza. Muchas mujeres y niñas indígenas también fueron violadas por colonos y utilizadas como trabajo forzoso.
Hoy en día, los Herero, una vez poderosos, representan alrededor del 10% de la población de Namibia y viven en algunas de las regiones más subdesarrolladas del país, luchando con el alto desempleo juvenil. Los demandantes también están pidiendo reparaciones por los miles de kilómetros cuadrados de tierra que fueron incautados por las autoridades coloniales alemanas, de acuerdo con la demanda.
Berlín se ha negado a pagar reparaciones, diciendo que en su lugar financiaría proyectos de desarrollo específicos. La demanda no afectará las negociaciones en curso, dijo Ruprecht Polenz, enviado especial de Alemania para el diálogo con Namibia. Para Alemania, tratar el genocidio no es una cuestión legal, sino una cuestión política y moral, dijo.
"Estamos negociando con el gobierno de Namibia las consecuencias políticas y morales", dijo a la cadena alemana Deutsche Welle.
"No hay garantía de que ninguna de las propuestas de ayuda externa de Alemania llegue o ayude a las comunidades indígenas de minorías que fueron directamente perjudicadas", dijo el abogado de los demandantes, Ken McCallion, a Reuters. "No puede haber negociaciones o acuerdos sobre ellos que se haga sin ellos".

jueves, 18 de febrero de 2016

Prehistoria: La primera batalla desenterrada por una argentina

Una argentina descubrió la primera masacre de la historia
Marta Mirazón Lahr es investigadora de la Universidad de Cambridge. En Nataruk, Kenia, encontró los restos más antiguos de una batalla.


 En el campo: trabajando en el lugar de la masacre




-
Marina Aizen - Clarín


El paso del tiempo no le quitó el horror a la escena, aunque hayan transcurrido tantos años: diez mil. Y la argentina Marta Mirazón Lahr, una investigadora de la Universidad de Cambridge especializada en la evolución humana, no puede dejar de conmoverse al contemplarla. O de sentir escalofrío. “Es como si hubiera sucedido ayer”, cuenta. En total, fueron 27 las personas masacradas. Usaron flechas y mazazos en la cabeza para aniquilarlas. Había algunos niños y hasta una muchacha con un embarazo muy avanzado. La encontraron sentada, con las piernas entrecruzadas. Nunca sabremos exactamente qué pasó ese día cruel en Nataruk, cerca del lago Turkana, en lo que hoy es territorio de Kenia. O por qué. Pero lo que sí es seguro es que ésta es la primera batalla documentada de la historia de nuestra especie, que además demuestra que la guerra es más antigua de lo que queríamos suponer.

La guerra siempre fue un motivo de discusión filosófica, al igual que la naturaleza humana. Por mucho tiempo, se pensó que los hombres empezaron a matarse entre sí una vez que se hicieron sedentarios, tras dominar la agricultura. Pero el sitio de Nataruk demuestra otra cosa. Que ya había violencia entre cazadores-recolectores, cuando no existía siquiera el concepto de propiedad. O, por lo menos, no como lo entendemos hoy. “Siempre se pensó que la guerra surgió cuando un grupo robaba a otro. Y esas son las guerras hasta hoy en día, aunque también son por motivos ideológicos. Mucha gente ha pensado que antes de la agricultura no podía haber habido guerra porque no había qué robar. Nataruk demuestra que eso no es verdad. Había conflicto y había batallas. Nuestra interpretación sobre lo que vale la pena robar es la visión materialista que tenemos hoy. Pero le estamos imponiendo al pasado una visión que es la nuestra. Quizás en esos tiempos fuera muy diferente. La gente vivía de la caza y de la pesca y acaso se peleara por el mejor lugar”, cuenta Mirazón Lahr.

La bióloga y peleoantropóloga nació en Buenos Aires, pero se mudó a San Pablo muy pequeña, y allí hizo su carrera hasta que se fue a Cambridge a doctorarse. Ella formó junto a su marido, Robert Foley, el centro Leverhulme de Evolución Humana. La entrevistamos, sin embargo, en Kenia, cerca del lago Turkana, donde se encuentra realizando su trabajo de campo y donde ocurrió esta masacre. Esta es una zona hoy de-sértica y polvorienta, pero hace diez mil años el clima global era otro, y este sitio era un vergel. Dan testimonio de ello los restos de jirafas, leones, antílopes, hipopótamos, elefantes y gacelas que aparecen en todos lados, lo que demuestra que era un excelente punto para cazar. “Debía ser el mejor de todos. Y, entonces, tal vez estaban compitiendo por el lugar ideal de caza y pesca”, cuenta.




El descubrimiento de esta masacre ocurrió por casualidad, como suele suceder en las investigaciones arqueológicas. En 2012, Mirazón Lahr había llegado justo a Nataruk cuando Pedro Ebeya, uno de los miembros de la tribu Turkana que colabora con el proyecto In Africa de investigaciones paleontológicas, le cuenta –traductor mediante– que había hallado fragmentos óseos. Fueron a investigar y encontraron el primer cráneo. “Me dije: es sólo un fragmento o de acá sale un cuerpo. ¡Y había un hombre entero! Ya, cuando lo estábamos sacando, nos dimos cuenta que al señor le habían pegado muy fuertemente en la cabeza”, recuerda. “Cuando terminamos de excavarlo, no teníamos la escena completa. Pensamos que podía ser un caso único, aunque eso hubiera sido una cosa rara. Mientras estábamos excavando, una colega mía vio que salían del piso dos huesos que eran de piernas. Ese fue otro señor que estaba boca abajo, que tenía una flecha en el cráneo. Allí era claro que ahí había pasado algo. Cuando sacamos el resto, la mayoría mostraba heridas terribles.”

“Algunos esqueletos nos dejaron perplejos. Había dos señoras, las jovencita que estaba sentada tenía las manos entrecruzadas entre las piernas y estaba embarazada. ¡Excavarla fue tremendo! Después encontramos otra que era más mayor y que estaba medio sentada, medio reclinada, apoyada sobre el codo izquierdo, con las manos una encima de la otra. Tenía las rodillas rotas. Pero además el pie estaba doblado para el lado mal. O sea, que no se podía levantar. Una vez que le pegaron no se pudo levantar. Estaba rodeada de peces. Se habrá ahogado con las rodillas rotas”, cuenta.

El nivel de violencia no sólo es un enigma en Nataruk. Otro es que en la escena de la masacre hay un segmento de la población que falta. Había adultos, una chica de 12 años, después seis nenes chiquitos. Pero toda una generación, de entre 6 y 20 años, está ausente. ¿Se habrán escapado? ¿O se los llevaron? El interrogante no es menor, porque puede demostrar que nuestros antepasados raptaban gente y así se empezaron a mezclar las poblaciones. “Cuando las pequeñas poblaciones de humanos modernos llegaron a Eurasia, se cruzaron con Neanthertales. En Turkana no encontramos genes de Neanthertales. Lo que encontramos son genes neanthertales en nosotros. Esto quiere decir que en algún momento los africanos, que llegaron a Medio Oriente o donde sea, se robaron chicos neanthertales o unas mujeres y tuvieron hijos con ellas. Es lo único que puede explicar que nosotros llevemos esos genes.” La práctica ya puede haber ocurrido en Nataruk.

¿Nataruk nos hace pensar sobre la naturaleza del hombre? “Te hace pensar que el hombre está haciendo esto hace mucho tiempo. Pero en el fondo, esto tampoco me sorprende porque esta gente era igual que nosotros”, dice.


Marta Mirazón Lahr es especialista en evolución humana

“Me parece importante considerar que la guerra y el conflicto ocurría o no dependiendo de las circunstancias del momento. Por ejemplo, podría haber situaciones críticas por la densidad de la población. Sólo podía haber mucha gente si las condiciones estaban bárbaras: si había muchos bichos como para que hubiera comida para que los hijos sobrevivieran. Si no, eran momentos de competición y un grupo se expandía sobre el otro. Así que para mí el conflicto de la guerra debió haber ido y venido, cambiado, aparecido y desaparecido a través de toda nuestra historia como Homo Sapiens. Ese es un lado de nuestra naturaleza. El otro es que tenemos sociedades organizadas en torno de la cooperación. Y del altruismo y de poder hacer cosas que no nos benefician directamente. Eso también es parte de lo que somos.” Menos mal.

viernes, 8 de enero de 2016

Colonialismo: La batalla entre Gran Bretaña y Zanzíbar

La batalla Anglo-Zanzíbar: la guerra más corta de la historia que duró 40 minutos

Miguel Jorge - Gizmodo


La batalla Anglo-Zanzíbar: la guerra más corta de la historia que duró 40 minutos

Lo normal en la historia cuando hablamos de una batalla o una guerra es que como mínimo le lleve a los bandos horas, días, semanas o incluso años y décadas. Este no fue el caso del conflicto militar que libraron Gran Bretaña y Zanzíbar. Se trata de la batalla más corta de la historia con un tiempo récord.

Para hablar de esta guerra inusual habría que situarnos en el contexto de la época. A finales del siglo XIX la costa africana era el lugar donde las grandes potencias europeas se jugaban su “liderazgo”, entendido este como una partida de poder donde aquel que tuviera más territorios conquistados era considerado el bando más fuerte.

No sólo eso, las “colonias” europeas conseguían llevar a los países originales toda la materia prima una vez tenían el territorio africano en su poder. Dos potencias, Gran Bretaña y Alemania, se repartían las zonas en este “tablero”.


Zanzíbar antes del récord




Foto: Wikimedia Commons

Así llegamos a un 25 agostos en Zanzíbar, el que fuera un país en el océano Índico (actualmente parte de Tanzania) había estado bajo el control de los sultanes de Omán desde 1698. Un período, hasta ese 25 de agosto, en el que el Imperio británico había tenido una buena relación con la nación, incluso habían reconocido la soberanía de la isla en 1886.

Tras la muerte del sultán Khalifah ibn Said de Zanzíbar en 1890, Alí ibn Said de Zanzíbar ascendería al trono, dándole aún mayor poder a los británicos declarando Zanzíbar un protectorado británico, además nombró a un primer ministro de las islas para liderar su gabinete, pero sobre todo, los británicos se garantizaron el derecho de veto sobre el futuro nombramiento de sultanes.

Tras Alí llegaría al poder Hamad ibn Thuwaini de Zanzíbar en 1893, el cual mantuvo una gran relación con Gran Bretaña, aunque también hubieron conflictos con los límites y el exceso de control que ejercían los británicos en el país. Por esta razón y para que hubiera cierta paz, Gran Bretaña propuso y autorizó al sultán a crear una guardia de palacio de 1000 hombres. De esta forma tendían la mano y le daban “seguridad” a Hamad.

Muerte de Hamad, comienza el conflicto




Foto: Zanzíbar tras la toma de los británicos. Wikimedia Commons

Un 25 de agosto de 1896 muere el sultán Hamad. Su sucesor legítimo era su sobrino Khalid ibn Barghash, lo que ocurre es que los británicos tenían a otro “elegido” Hamud ibn Muhammad, un hombre supuestamente más dócil para los intereses británicos.

Si bien los ingleses tenían la potestad para decidir al siguiente sultán, Khalid no espero y se auto-proclamó nuevo sultán mudándose al palacio y violando el tratado acordado con Alí. Esta acción tuvo su rápida respuesta a través del cónsul Basil Cave y el general Mathews, quienes intentaron dialogar con Khalid para evitar un conflicto.

El autopro-clamado nuevo sultán ignoró las advertencias y juntó a sus tropas alrededor del Palacio bajo el mando del capitán Saleh, de la guardia de palacio. Ese mismo día se calcula que Khalid contaba con alrededor de 2.800 hombres armados con fusiles y mosquetes junto a artillería que apuntaba a los navíos británicos que se encontraban en el puerto.



Foto: Situación durante el conflicto. Wikimedia Commons

Por su parte los británicos, de la mano de Mathews y Cave, comienzan a organizarse. A los navíos con los que ya contaban en el puerto se van sumando marineros y fusileros de otros barcos. Luego se unirían el crucero protegido de clase Pearl HMS Philomel y el cañonero HMS Thrus. Durante el día entero los británicos intentaron hablar con Khalid sin éxito.

Al día siguiente, el 26 de agosto, llegaría el crucero HMS Racoon (tras el Thrush y el Sparrow), más tarde sería el crucero protegido de clase Edgar HMS St George. El contingente era evidentemente de 1000 contra 1, pero aún así Khalid seguía obviando los intentos de tregua. Al final de este día llegaría un telegrama que instaba al ejército británico a adoptar las medidas necesarias si el 27 de agosto (al día siguiente) a las 9:00 de la mañana Khalid no abandonaba el palacio.

Principio y fin de la guerra más corta de la historia



Foto: El palacio tras el bombardeo. Wikimedia Commons

Llegados al 27 de agosto, una hora antes de que finalizase el ultimátum, a las 8:00 el cónsul le envía a Khalid un mensaje donde le explica que si no se ajusta a los términos del ultimátum responderían. El autoproclamado cónsul hace oído sordos y comunica que no cree que les vayan a atacar.

Con exactitud británica (nunca mejor dicho), a las 9:00 en punto el general Mathews da la orden a los navíos para que inicien los bombardeos. Los primeros disparos (sobre las 9:02) dejan muy tocado las barricadas y los cañones árabes en poder de Khalid. Se piensa, aunque hay varias versiones, que tras iniciarse los primeros disparos por parte de los británicos, Khalid huyó con todos los líderes árabes, dejando a su guardia y esclavos solos ante el ataque británico.

A las 9:40 cesa el bombardeo con el palacio en llamas y toda la artillería de Khalid silenciada junto a la bandera derrumbada. El combate acaba y los británicos toman la ciudad y el palacio. Cuando llega la tarde Hamud ibn Mohammed de Zanzíbar, el preferido de los británicos, sube al trono como sultán, aunque con muy pocos poderes.

Resultados y estadísticas de una guerra récord



Foto: El palacio. Wikimedia Commons

Se calcula que la armada británica disparó cerca de 500 bombas, más de 4.000 cartuchos de ametralladoras y 1000 cartuchos de rifles durante la contienda en esos 40 minutos de guerra. Murieron alrededor de 500 hombres de Khalid, por el contrario la historia sólo tiene constancia de un herido grave por el bando británico. En cuanto a Khalid, tras huir del Palacio buscó refugio en el consulado alemán donde estuvo un largo período, ya que los alemanes no aceptaron la extradición.

Finalmente y en cuanto a la batalla en sí, los historiadores hablan de ella como la más corta de la historia, aunque existen pequeñas variaciones sobre su duración exacta variando entre 38, 40 y 45 minutos. Los que apuntan a 38 minutos dan por válida como el inicio los primeros disparos a las 9:02, mientras que los que apuntan a 40 minutos lo hacen dando por válido el inicio con la orden del general Mathews. Por último, los que apuntan a 45 minutos indican que existieron 5 minutos más de guerra que no se contabilizaron.

jueves, 7 de mayo de 2015

Otros genocidios olvidados

No eran sólo los armenios: Las otras masacres del siglo 20 ignoramos


Por Adam Taylor - Washington Post


Las personas ponen flores en un monumento a los armenios asesinados por los turcos otomanos, ya que marcan el centenario de los asesinatos en Yerevan, Armenia, el 24 de abril armenios el viernes marcó el centenario de lo que los historiadores estiman que la masacre de tantos como 1.5 millones armenios por los turcos otomanos, un evento ampliamente vistas por los estudiosos como el genocidio. Turquía, sin embargo, niega que las muertes constituyeron genocidio y dice que la cifra de muertos se ha inflado. (Sergei Grits / AP)

Esta semana está siendo marcado como el 100 aniversario de la muerte de más de un millón de armenios durante los últimos días del Imperio Otomano. A pesar de una fuerte oposición por parte del gobierno turco, el aniversario trae una renovada atención a un problema histórico a menudo se pasa por alto, con el presidente Obama, en particular la crítica orientada por no usar la palabra "genocidio" para describir los asesinatos.

Esto no sucedió por accidente. La atención puesta en la masacre de este año es el resultado de un largo y coordinada campaña de Armenia y la diáspora armenia para asegurar que una parte oscura ya veces controvertido de la historia no fue olvidado. Fue esta campaña que ha arrastrado lentamente la tragedia armenia de disputas oscuros y en la discusión general.

No siempre funciona de esa manera, sin embargo. De hecho, lo que ocurre con mucha más frecuencia es que las partes difíciles de la historia a menudo son olvidados o ignorados. El siglo 20 fue sangrienta y violenta, y mientras algunos horrores son al menos relativamente bien conocidos - el Holocausto o los genocidios en Ruanda y Camboya, por ejemplo - que otros se han convertido en meras notas al pie en la historia.

Así, en honor del 100 aniversario de las matanzas armenias, aquí están algunas de las masacres menos conocidas del siglo 20, muchos de los cuales son considerados genocidios, también.

Por desgracia, porque la historia es tan sangrienta, esta lista no es exhaustiva.

El genocidio Herero y Namaqua



La notificación de la revuelta contra los colonizadores alemanes en un periódico estadounidense, el Tacoma Times, el 2 de marzo de 1904. (Wikimedia Commons)

Cuando Francisco se refirió a los 1.915 asesinatos recientemente y provocó una reacción violenta de Turquía, no sólo llamó a los asesinatos de un genocidio, sino también "el primer genocidio del siglo 20". Aunque los historiadores estarían de acuerdo con la primera, que podrían tener algunos desacuerdos con el último.

Entre 1904 y 1908, decenas de miles de Herero y Namaqua personas murieron en lo que hoy es Namibia durante el dominio colonial alemán. Estas personas eran indígenas a un área conocida entonces una Sudáfrica de Alemania Occidental que fue la primera colonia de Alemania, un recién llegado a la apropiación de tierras imperial. Después de levantamientos por tanto los herero y el Namaqua, un general alemán a cargo de la región ordenó que los pueblos indígenas deben ser "aniquilados" o, si esto no fuera posible, expulsados ​​de la tierra.

Hombres desarmados, mujeres y niños fueron asesinados por las tropas alemanas, y un gran número de Herero y Namaqua personas fueron enviadas a campos de concentración como una forma de castigo colectivo. Se cree ahora que hasta 70.000 Herero y Namaqua 7000 murió.


En 2004, Alemania se disculpó por los asesinatos, ahora cree que es el primer genocidio del siglo 20. Muchos ven los asesinatos como un precursor del Holocausto.

Las matanzas otomanas de asirios y griegos



Niños cristianos se encuentran en el suelo con sangre simulada como Saint Georges Iglesia Asiria posee una manifestación pública en conmemoración del Día asirio Mártir el 7 de agosto de 2014, en el barrio de Fanar de Beirut. Es un honor ", los 2.000 años de masacres" sufridas por los asirios, desde el año 330 dC a 2014, haciendo especial referencia a los asesinatos bajo el Imperio Otomano en 1915 y la expulsión actual de los cristianos de Irak bajo yihadistas sunitas del Estado islámico. De acuerdo con funcionarios de la Iglesia de San Jorge asiria, en el Líbano hay 7.000 asirios libaneses, sirios, asirios 7000 y alrededor de 200 de Irak. La afluencia de los asirios iraquíes está aumentando ya que la persecución del Estado islámico. (Maya Hautefeuille / AFP / Getty Images)

Los armenios no fueron el único grupo de población durante el colapso caótico del Imperio Otomano.

Se cree que alrededor de 250 mil asirios, en su mayoría cristianos, que viven en Mesopotamia fueron asesinados por las fuerzas otomanas durante la época alrededor de la Primera Guerra Mundial Muchos de los que sobrevivieron se dispersaron por todo el Medio Oriente. Un puñado de gobiernos, entre ellos Armenia, han reconocido las matanzas como un genocidio.

Al mismo tiempo, en Anatolia, el Imperio Otomano mató a cientos de miles de cristianos griegos. Mientras que el número total de muertes es clara, algunas estimaciones lo sitúan en más de 1 millón. Desde 1994, Grecia ha tenido un recuerdo de los asesinatos, que considera un genocidio.

Holodomor



Una mujer sale de una vela en memoria de las víctimas del Holodomor durante una ceremonia en el monumento conmemorativo Holodomor en Kiev el 24 de noviembre de 2012. (Sergei SUPINSKY / AFP)

Entre 1932 y 1933, las estimaciones dicen que hasta 10 millones de ucranianos - casi un tercio de la población en el momento - fueron asesinados por una hambruna devastadora. La hambruna masiva era de una escala verdaderamente horrible: Hubo informes de canibalismo, y pueblos enteros fueron eliminados.

No es sólo la magnitud de la hambruna que merece su inclusión aquí. La mayoría coincide ahora que el hambre era artificial, diseñado por el líder soviético Joseph Stalin ya sea a erradicar los propietarios privados o tal vez la focalización de los ucranianos como grupo étnico.

En 2006, el parlamento de Ucrania reconoció oficialmente el "Holodomor" - o "la muerte por hambre" - como un genocidio. Sin embargo, Rusia, al igual que la Unión Soviética antes de ella, se ha resistido a las convocatorias de ninguna compensación por las muertes masivas.

La masacre de Nanking



La destrucción de Nanking, conocida como la violación de Nanking, tras su captura por el ejército imperial japonés durante su invasión de China durante la segunda guerra chino-japonesa, el 29 de diciembre de 1937. (AP)

En 1937, durante la guerra chino-japonesa, el Ejército Imperial japonés entró en Nanking, la capital china. La ciudad, ahora conocida como Nanjing, se quedó prácticamente sin defensa, y decenas de miles de civiles fueron asesinados, si no más (historiadores chinos tienden a poner el número en 300.000, una estimación más alta que sus pares occidentales).

El seis semanas juerga de violencia dejó la devastada ciudad de muchas maneras. El post-Mundial Tribunal Militar Internacional II Guerra para el Lejano Oriente llegó a la conclusión de que unas 20.000 violaciones ocurrieron durante el primer mes de la ocupación japonesa, dando la tragedia su otro nombre sombrío: "La Violación de Nanking".


Gracias a algunos beca notable en los últimos decenios, la Masacre de Nanking es apenas oscura más. Pero sigue siendo una cuestión controvertida, con los nacionalistas japoneses (y el actual gobierno japonés) acusados ​​de restar importancia a su significado, o incluso lo que sugiere que nunca sucedió.

Las expulsiones alemanas



El ex campamento para los expulsados ​​en Eckernförde, Alemania, en 1951 (Bundesarchiv)

Si bien los horrores cometidos por la Alemania nazi son bien conocidos, lo que está en menor reconocido es lo que le pasó a los alemanes dispersos en Europa del Este después de que Alemania perdió la guerra.

Estos alemanes, que habían dejado de estar en lugares que revirtieron a Polonia, Checoslovaquia y la Unión Soviética, tuvieron que hacer su camino de regreso a Alemania y Austria. Muchos fueron expulsados ​​por la fuerza de sus hogares, algunos fueron enviados a campos de internamiento.

R.M. Douglas, un historiador que estudia las expulsiones, lo ha descrito como "no sólo la mayor migración forzada, pero probablemente el mayor movimiento de población única en la historia humana", con más de 12 millones de civiles expulsados. Era efectivamente lo que ahora se considera "limpieza étnica", sostuvo Douglas, e, inevitablemente, masas murieron - al menos 473.000 en una unidad.

"Los crímenes nazis habían sido mucho peor", periódico alemán Der Spiegel escribió en 2011, "pero el sufrimiento de los alemanes étnicos, era inmenso."

Las secuelas del Movimiento 30 de Septiembre


En la mente de los asesinos en serie (5:13)
En su género-flexión documental, "el acto de matar", el director Joshua Oppenheimer invita a un grupo de ex líderes de escuadrones de la muerte de Indonesia para recrear las ejecuciones de la vida real que realizaron en la década de 1960. (The Washington Post)
A raíz de un golpe de Estado fallido en 1965 por un grupo conocido como el Movimiento 30 de Septiembre, el general Suharto condujo una purga anticomunista en Indonesia que con el tiempo se convirtió en matanzas generalizadas en todo el país. Al final, el Partido Comunista de Indonesia (PKI), una vez que uno de los más grandes, fue prácticamente aniquilada: Las estimaciones sobre el número de muertos comienzan a 500.000.

Durante décadas, había poca discusión de los asesinatos en 1965-1966. Pocos observadores extranjeros vieron los eventos y muchos gobiernos extranjeros - incluyendo los Estados Unidos - vieron el movimiento anti-comunista como algo bueno. Cuando Suharto llegó a la presidencia en 1967, un silencio oficial se instaló en todo el país. Suharto acabaría siendo presidente por 32 años: A día de hoy, las organizaciones comunistas están prohibidos oficialmente.


Fue sólo en los últimos años que las discusiones sobre los terribles acontecimientos comenzaron a tener lugar. En 2010, el Tribunal Constitucional de Indonesia revocó una prohibición de varios libros sobre el golpe de Estado que menciona los asesinatos. En 2012, el cineasta estadounidense Joshua Oppenheimer publicó "La Ley de la matanza", un documental que vieron perpetradores actúan sus asesinatos, lo que provocó una renovada atención internacional.

El genocidio de Bangladesh



La partición de la India después de 1947 vio una de las migraciones más grandes del mundo nunca: Algunas estimaciones sugieren 2 millones o más murieron en el caos. También dejó Pakistán divide entre la grupa principal de su cuerpo, al oeste del nuevo estado de la India, y una más pequeña provincia de Bengala Oriental, más tarde llamado Pakistán Oriental, al este.

Este estado de división no duró, con terribles consecuencias. En 1971, Pakistán occidental comenzó una ofensiva militar en bengalí pide la independencia, lo que finalmente condujo a una guerra de nueve meses que dio a luz a Bangladesh.

Esa guerra resultó en un estimado de 10 millones de refugiados, y si bien no hay número de muertos claro, estimaciones sitúan el número de muertos en las decenas, si no cientos, de miles. El gobierno de Bangladesh ha dicho que al menos 3 millones de personas murieron, y muchos observadores consideran un genocidio. Peaje de la guerra en las mujeres también fue especialmente terrible: Las estimaciones dicen que al menos 200.000 personas fueron violadas.

Investigaciones recientes también se han centrado en el papel de los Estados Unidos podría tener, y tal vez debería tener, jugado en poner fin al conflicto. Pakistán era dependiente de los Estados Unidos de hardware militar, periodista Gary J. Bass anotó en su libro "El Telegrama de sangre," pero el presidente Richard Nixon tenía miedo de usarlo, ya que Pakistán era un conducto secreto de las comunicaciones a la China comunista.

Terror Rojo de Etiopía



El ex presidente etíope Mengistu Haile Marian en agosto de 1990. (Aris Saris / AP)
Entre 1976 y 1978, el gobierno etíope realizó una campaña de contrainsurgencia brutal que denominaron "Terror Rojo". Tras el vacío político creado cuando el emperador Haile Selassie fue derrocado por una junta militar en 1974, un nuevo gobierno marxista, liderado por Mengistu Haile Mariam, buscaba erradicar el Partido Revolucionario del Pueblo Etíope y otros grupos de la oposición.

Las estimaciones de los que quedaron muertos varían mucho - Human Rights Watch dice que la cifra era "sin duda muy por encima de 10.000", y que los asesinatos eran "uno de los usos más sistemáticos de asesinato en masa por un estado jamás presenciado en África." Otras estimaciones dicen todos los que 500.000 fueron asesinados.


Mengistu fue depuesto en 1991, y huyó al exilio en Zimbabue. En 2006, un tribunal etíope lo declaró culpable de genocidio, aunque algunos dudan de que la etiqueta es apropiado, ya que los asesinatos no se dirigen a un grupo en particular. Mengistu permanece libre en Zimbabwe.

domingo, 8 de marzo de 2015

El colonialismo en el Mundo

Mapa: colonialismo europeo conquistó todos los países del mundo, excepto estos cinco
Por Mark Fisher - Vox


No es ningún secreto que el colonialismo europeo fue un vasto, ya menudo devastador, proyecto que durante varios siglos puso casi al mundo entero bajo el control de una u otra potencia europea. ¿Pero qué tan vasta pueden ser difíciles de apreciar en su totalidad.

En este caso, para darle una pequeña idea de la escala masiva del colonialismo europeo, es un mapa que muestra todos los países poner bajo control europeo parcial o total durante la época colonial, que duró aproximadamente desde el año 1500 a la década de 1960. Sólo cinco países, en naranja, se salvaron:



Como se puede ver, casi todos los rincones del mundo fue colonizado directamente o fue dominado bajo varias denominaciones como "protectorado" o "mandato", todos los cuales se indican en verde. Esto incluye la totalidad de las Américas (Guayana Francesa está etiquetada erróneamente como parte de Europa por un problema técnico, pero no nos engañemos, que fue colonizado) y todos los de África salvo por poco Liberia. Más sobre Liberia después. El Oriente Medio y Asia se dividieron para arriba también.

Casi todos los rincones del mundo quedó bajo control EUROPEO

Algunos países en vez cayeron bajo "esferas de influencia" marcados en amarillo, en el que una potencia europea podría declarar ese país o alguna parte del mismo sujeto a su influencia, que fue un paso removido de pero en la práctica no es tan distinta de conquistarlo pura y simple. Irán, por ejemplo, se dividió entre esfera británica y rusa de influencia, lo que significaba que las potencias europeas poseían los derechos exclusivos de petróleo iraní y gas en sus áreas, entre otras cosas.

La mayor parte de las áreas bajo las esferas de influencia en este mapa estaban dominados políticamente por los británicos, que gobernaba a través de proxies: Afganistán (que también sufrió la influencia de Rusia), Bután y Nepal. Mongolia era efectivamente un estado de proxy de la Unión Soviética durante gran parte de la Guerra Fría.

Algo similar ocurrió en China, donde las potencias europeas establecieron zonas de las ciudades costeras o puertos comerciales como "concesiones", que ocupaban y controlaban. Algunos, como Shanghai, fueron divididos en múltiples concesiones europeas. Otros, como el control británico de Hong Kong, fueron totalmente absorbidos por los imperios europeos. Esto es por qué China está etiquetado como parcialmente dominado por Europa.

Hoy en día Arabia Saudita quedó bajo el dominio parcial; en el año 1900, la mayor parte de la península arábiga transitioned del Imperio Otomano al Imperio Británico, aunque los británicos dejaron gran parte del vasto interior de la península relativamente intacta. Partes de hoy en día la propia Turquía se dividieron entre los de la Primera Guerra Mundial vencedores Europea, aunque los nacionalistas turcos los expulsaron con éxito casi de inmediato en una guerra por la independencia, que estableció la actual Turquía.


Un sombrero de explorador francés utilizado en el servicio colonial en Madagascar bajo el Segundo Imperio francés (Rama)

Sólo hay cuatro países que escaparon colonialismo europeo completo. Japón y Corea evitó con éxito la dominación europea, en parte debido a su fuerza y ​​la diplomacia, sus políticas aislacionistas, y tal vez su distancia. Tailandia se salvó cuando los imperios británico y francés decidieron dejar que se mantuvo independiente como un amortiguador entre Birmania controlada por los británicos y la Indochina francesa. Sin embargo, Japón colonizó Corea y Tailandia en sí durante su periodo imperial-principios del siglo 20.

Luego está Liberia, que las potencias europeas a salvo, ya que Estados Unidos apoyó el estado de Liberia, que se estableció a principios de 1800 por esclavos americanos liberados que habían decidido trasladarse a África. El proyecto de Liberia estuvo cargado - los estadounidenses que se mudaron allí gobernó como una minoría privilegiada, y los EE.UU. y las potencias europeas envían antiguos esclavos allí más que en realidad representan su esclavitud - pero escaparon dominación europea.

También hay un debate sobre si Etiopía podría ser considerado el sexto país nunca subyugado por el colonialismo europeo. Italia colonizó los países vecinos, y Etiopía cedió varios territorios a la colonización italiana en el marco de un tratado de 1889. El tratado también tenía la intención de obligar a Etiopía a ceder sus asuntos exteriores de Italia - un sello distintivo de la subyugación colonial - pero la versión amárico del tratado excluye este hecho debido a un error de traducción, lo que lleva a una guerra que Italia perdió. Más tarde, Italia conquistó Etiopía en 1935 y anexó el próximo año, pero esto sólo duró hasta 1941. Mientras que algunos consideran este período de gobierno italiano a ser una función del colonialismo, otros argumentan que es mejor entendido como parte de la Segunda Guerra Mundial y por lo tanto ninguna colonización más italiano que la conquista nazi de Polonia fue la colonización alemana - aunque podría ciertamente argumentar que estas expansiones fascistas eran en realidad una forma de colonialismo, ya que muchos europeos del este podría.

El período colonial comenzó su fin después de la Segunda Guerra Mundial, cuando las naciones devastadas de Europa occidental ya no podían darse el lujo de ejercer tal influencia global y como normas globales cambiaron su contra. El punto de inflexión a veces se considera la crisis de Suez de 1956, en la que los EE.UU. y la Unión Soviética presionó a las tropas británicas y francesas a retirarse después de invadir Egipto para apoderarse del Canal de Suez con ayuda israelí. Pero tuvieron que pasar un par de décadas para que el colonialismo europeo se colapse completamente; Francia estaba luchando por Argelia hasta 1962 y Portugal no abandonó sus colonias africanas hasta 1974. Así que este mapa, de un mundo dominado por Europa, no es tan lejano, ya que puede sentir por muchos estadounidenses.

martes, 2 de septiembre de 2014

PGM: La Campaña en el África Oriental (Parte 5)

La Campaña en el África Oriental
Quinta Parte

Parte 1 - Parte 2 - Parte 3 - Parte 4


La batalla de Tanga

La batalla de Tanga
Debido a la defectuosa organización solo a las 12.10 hrs se dio la órden de avanzar. El avance fue penosamente lento. Dos hora después, luego de haber cubierto unos cientos de metros, el enemigo no había sido avistado, también era imposible, dada la densidad del bosque ver claramente lo que estaba directamente enfrente. Dado lo desorganizado de la marcha, se abrieron grandes claros entre las diversas unidades. El calor era atroz, muchos hombres caían desmayados. A las 14.30 hrs los alemanes abrieron fuego. Estaban justamente en en las posiciones expectadas. Von Lettow acababa de llegar con resfuerzos y concentró a sus askaris en las afueras de la villa. Al comenzar el combate el batallón de North Lancashire avanzó, dejando atrás a otras unidades de esa brigada a sus flancos. Muchos fueron volteados por el intenso fuego de fusilería y ametralladoras.

El 50% de los efectivos del desdichado 13o. Batallón de Rajputs huyeron despavoridas del campo de batalla, arrastrando tras de si, en su desbandada a otro batallón cercano. En su diario Meinehrtzhagen anotó:


"¡Todos cuchicheaban como monos aterrados!. ¡No tenían deseo alguno de pelear!"

 
Los Rajputs disparaban con los fusiles en cualquier dirección, inclusive sobre las propias tropas que avanzaban. Esas mismas, creyendo que los alemanes atacaban por la retaguardia se dispersaron. 
"Tuve que usar mis botas y mi pistola para detenerlos" observó Meinertzagen, quien disparó contra un oficial hindú que desenvainó su espada y lo amenazó.

La confusión y el pánico ganaban la batalla a pocos minutos de haber comenzado. Parte de la tropa trataba de ocultarse en las rugosidades del terreno, otros oraban. Meinertzhagen ordenó a un cipayo, que temblaba de miedo levantarse. El soldado se negó, apuntándole con el fusil Meinertzhagen agrega lacónicamente


"¡Mate al bruto que se hallaba acostado en el suelo, medio loco de puro miedo!"

 La penosa verdad era que las tropas hindúes estaban completamente fuera de su elemento en este tipo de combate, para el cual jamas habían sido entrenados. Los oficiales británicos, tampoco entrenados, no atinaban sino a tiranizar esos hombres, conduciéndolos al fracaso.

Aitken lamentaba haber declinado la oferta de un destacamento de King's African Rifles!, ya que la tropa de von Lettow daba la impresión de saber lo que estaban haciendo. Un sobreviviente luego comentó: 


"¡Empleaban tácticas de fuego jamas vistas o empleadas en la India!"

Mientras tanto, algunas tropas del Regimiento North Lancashire y de otros batallones lograron llegar a Tanga, a pesar de los esfuerzos del Capitán von Hamerstein, quien arrojaba botellas a los askaris que se batían en retirada. Amigos y enemigos gritaban en una variedad de idiomas. Un grupo del batallón North Lancashire llegó hasta el Hotel Kaiser, un oficial trepó al techo y arrió la bandera alemana, pero a esta altura del entrevero, muchas unidades habían perdido a sus oficiales, y algunas de las compañías en la vanguardia habían sido reducidas al 50% de sus efectivos, Los askaris no solo manejaban bien las ametralladoras, sino que demostraron ser excelentes tiradores con el fusil. La defensa de la villa se hizo fiera,y un feroz combate casa por casa tomó lugar cuando los alemanes intentaron neutralizar a las tropas británicas que habían logrado penetrar en la villa.

Al recibir un pedido de fuego de apoyo, el crucero H.M.S. Fox arrojó una granada que cayó sobre el hospital de Tanga.


 
Tendiendo líneas del Telegráfo de Campaña 
 
¡Askaris al Ataque! 

Otra granada cayó sobre lo que quedaba de las linéas británicas, arrojando al formidable de Meinertzhagen a la copa de una palmera. Una batería de artillería abordo de las barcazas, sujetada contra las bordas
por sacos de carbón, intento apoyar con sus fuegos a las tropas británicas. A pesar que el jefe de esta batería pretendió dirigir el tiro desde el alto de un mástil, sin lograr su objetivo.

Mientras todo esto ocurría, un grupo de marineros del Fox desembarcó para comprar alimentos. A duras penas lograron regresar al buque bajo un intento fuego de armas livianas.

Al no recibir refuerzos, el batallón North Lancashire no tuvo más remedio que retirarse y los alemanes lograron cerra su línea. Según la historia oficial inglesa: 


"El resto de las tropas que atacaron, desagraciadamente se disperso entre la espesa vegetación o se amontonó en las playas. Los portadores, que fueron los primeros en huir fueron confundidos por askaris alemanes, dada la similitud de sus uniformes khaki, y esto acrecentó aún más el pánico."


Askaritreue "Lealtad Askari"

 
"Un cálido saludo" para las tropas de desembarco inglesas. La ametralladora es una Hotchkiss de 37 mm.

El "Arma Secreta" de von Lettow 
 Otra desagradable sorpresa aguardaba a los británicos: un feroz ataque por parte de un enjambre de abejas africanas. Los nativos acostumbraban colgar las colmenas de abejas de las ramas de los árboles. Debemos agregar que las abejas africanas son no solo mas grandes que las conocidas en Europa. Su ataque es más persistente, ya que las abejas europeas persiguen a sus presas por unos 30-35 metros, las africanas por 100-120 metros. Estas abejas africanas en particular estaban muy irritadas: las colmenas habían sido acribilladas a tiros. Aunque tanto las tropas alemanas como las británicas fueron el blanco de estos "amables" insectos, un rumor persistente entre las tropas del Regimiento North Lanchasire atribuía el ataque a "una endemoniada treta de los alemanes" Un suboficial de comunicaciones llamado Preston continuó transmitiendo por el telégrafo mientras era blanco de las abejas. Algo mas tarde debieron extirparle mas de 300 aguijones de la cabeza, Por este acto recibió la Distinguished Conduct Medal.

Varios años después del armisticio oficiales británicos le preguntaron a von Lettow si el había empleado "abejas entrenadas" en Tanga. La leyenda pesistió. Un libro de historia de post-guerra afirmaba que: Cañas y alambres habían sido hábilmente desplegados en el monte. Cualquier persona que tropezara con ellos destapaba a los nidos de abejas"

Regresemos a la batalla de Tanga-todo lo que quedaba en pie de la línea británica era un puñado de oficiales luchando solitarias batallas individuales. La estampida hacia las playas motivó que varios oficiales británicos abriesen fuego contra sus propias tropas. A esta altura de los acontecimientos, al ver su carrera militar cayendo en picada y su reputación hecha trizas, el General Aitken se lanzó a la carga con su plana mayor. Según un testigo ocular, apenado, desmoralizado al oir los gemidos y gritos de dolor de la tropa, su juicio y su temperamento fueron naturalmente más afectados aún.

Al caer la tarde la fuerza expedicionaria británica se hallaba en un estado total de confusión. Había sufrido 817 bajas sobre un total de 8.000 hombres. Tighe había perdido la mitas de sus oficiales. Si von Lettow hubiera contra-atacado, aquello hubiera sido una masacre. Pero no fue asi.
No convencido del grado de desmoralización de la fuerza enemiga, y aún temeroso de los cañones del H.M.S. Fox, que batían a Tanga con vigor, von Lettow optó por reunir a sus tropas fuera de la villa.

Mientras los británicos intentaban restaurar el orden y controlar a sus tropas, von Lettow advirtió que el enemigo había sufrido un contraste, aunque no tenía una idea exacta de la gravedad . En su Cuartel General, en el bosque detrás de la villa. Malhumorado por la escaséz de agua, hasta que las tropas aliviaron la sed con leche de coco, botellas de vino y de soda. La mayor carnicería de Tanga envió cantidades de salchichas calientes para alimentar a la tropa.
H.M.S. Fox

La playa de invasión

Trompa Askari

Por la noche, von Lettow aun estaba en la duda si Tanga estaba en manos del enemigo o en su poder. Para satisfacer su curiosidad, decidió explorar personalmente Por lo tanto, salto sobre una bicicleta y acompañado por dos oficiales se desplazo por las calles de la villa, que estaba totalmente abandonada. Las casas blancas reflejaban los rayos de la luna sobre las calles por las cuales von Lettow y sus oficiales transitaban. Al llegar al pueblo, pudo comprobar que Tanga definitivamente no estaba en manos de los ingleses


"A un cuarto de milla, en la rada se hallaban los buques de transporte británicos, cubiertos por un resplandor de luces. Mucho me lamente que nuestra artillería, dos cañones modelo 1873 aun no habían llegado "

Von Lettow descartó la bicicleta y se dirigió a pie hacia la playa, frente a la cual se hallaba el crucero Fox. Continuó sus observaciones y regreso al pueblo. Momentos después, una patrulla británica hizo fuego. Esta era una patrulla de dos hombres al mando de Meinertzhagen. En las palabras de un historiador inglés. "Si hubieran matado a von Lettow, el desembarco en Tanga hubiera valido la pena"

Al planear esta batalla, el Estado Mayor británico no había considerado la posibilidad de re-embarcar, y por consecuencia, no habían trazado plan alguno que contemplara esta circunstancia. La evacuación comenzó al dia siguiente, en el más completo desorden. Todas las unidades habían quedado desorganizadas, había muchísimos hombres con heridas demasiado graves para someterlos al brusco caminar de los camilleros, y a los sobresaltos que experimentarían al ser embarcados abordo de las barcazas y los 2.000 rechinantes e indisciplinados portadores complicaban aún más la situación.

Finalmente, los mandos ingleses decidieron dejar a los heridos más serios donde estaban y abandonar el grueso de los materiales. En total 130 hombres gravemente heridos fueron abandonados. Para facilitar la tarea de re-embarco, las ametralladoras fueron descartadas.

Al día siguiente, a las 09.00 hrs, Meinertzhagen se hallaba nuevamente en Tanga. Junto a Hamerstein, montados en mula se dirigieron a la playa, que se hallaba completamente abandonada. Alli, Meinertzhagen entregó oficialmente todos los suministros británicos. Estos incluían 16 ametralladoras, 455 fusiles, 600.00 cartuchos, teléfonos de campaña, unifomes etc. Von Lettow estaba encantado, ya que los nuevos uniformes y mantas satisfacerian las necesidades de sus tropas "por un año, por lo menos." De hecho, tres compañías de reciente creación fueron equipadas con estos materiales.

Inspeccionando los materiales, Meinerthagem tomo conocimiento de que el oficial británico a cargo del Cuartel de Maestranza no estaba protegido por la bandera blanca: "Se hallaba levantando inventario de los materiales abandonados en silencio. Hamerstein le preguntó que estaba haciendo detrás de las líneas alemanas, a lo que Meinertzhagen respondió que esto se debía a un error, y ordenó al oficial embarcarse en uno de los botes. Momentos después Hamerstein y Meinertzhagen advirtieron que una barcaza con tropas del North Lanchashire se aproximaba. La tropa saltó por la borda, a unos 50 metros de la playa para bañarse y nadar. Hamerstein le advirtió a Meinertzhagen que el no tendría otro remedio que hacer fuego contra estos hombres. Luego de furiosas señales, Meinertzhagen logró que regresaran al convoy.

Una vez finalizado el inventario de los materiales, Hamerstein y Meinertzhagen dedicieron desayunar: "Buena cerveza, hielo, cantidades de huevos, crema y espárragos"

El alemán y el británico se despidieron amablemente, intercambiaron direcciones y acordaron reunirse en el futuro. Hamerstein obsequió a Mienertzhagen con una foto de su persona. Luego de una buena charla de sobremesa con un joven oficial alemán, entusiasmado por los pájaros Meinertzhagen se marchó. Antes que de embarcarse. Hamerstein le advirtió que si los transportes no se alejaban, daría la orden de abrir fuego con uno de los anticuado cañones de campaña, aunque, agregó: "Nosotros, los alemanes no deseamos abrir fuego contra transportes desarmados"

Al subir a bordo del navío-cuartel del Gral. Aitken, Meinertzhagen reportó este detalle a Aitken. De inmediato, las naves levaron anclas y enfilaron hacia el mar abierto. Durante el día anterior, los jefes y oficiales trataron de separar a la confusa tropa y de darle a las unidades la misma organización prevaleciente al comienzo de operaciones.

Lo mas extraño de esta desdichada procesión era el hecho de que que el crucero H.M.S. Fox, la nave asignada por la Royal Navy a proteger el convoy encabezaba la retirada, encabezaba el convoy. Los alemanes abrieron fuego contra el último de los buques, aunque sin causar daños Meinertzhagen apuntó en su diario: " Me imagino que esta clase de comportamiento en la Royal Navy es caso único". Esta irritación se debía en parte a lo dolores de cabeza que experimentaba en esos momentos, debido a haber quedado colgado de las ramas de una palmera, al explotar una de las granadas del Fox.



El Hospital de Tanga

Askaris de la guardia Tabora