Mostrando entradas con la etiqueta portaaviones. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta portaaviones. Mostrar todas las entradas

domingo, 19 de marzo de 2017

SGM: Midway

Midway 
por Horacio M. Rodríguez 

A fines de 1910 el piloto acrobático Eugene Ely a bordo de un biplano Curtiss efectuó el primer despegue de una aeronave desde la cubierta de un barco. Dos meses más tarde, en otro vuelo experimental, el mismo aviador realizó el primer aterrizaje sobre un navío. La hazaña fue celebrada por los periódicos de la época desde donde comenzó a especularse que aquellos vuelos obligaban a rever las tácticas navales. En efecto, Eugene Ely había demostrado la factibilidad de lo que iba a convertirse con el tiempo en el arma más poderosa que cualquier marina podía poseer: el portaaviones, un barco capaz de transportar aviones de guerra hasta la batalla, lanzarlos contra el enemigo y recuperarlos para volver a atacar una y otra vez. 

Sin embargo, esta revolucionaria máquina de guerra maduraría lentamente. Los almirantes tradicionalistas resistieron la idea y tuvieron que transcurrir más de dos décadas y una guerra mundial para que los diversos experimentos y desarrollos alumbraran el primer portaaviones tal como hoy los conocemos. Finalmente al estallar la II GM, las marinas de las naciones más poderosas ya contaban con estos magníficos buques que alterarían definitivamente los planteamientos de la guerra naval. 

Luego de los fulminantes éxitos conseguidos desde el ataque a Pearl Harbor, los japoneses preparaban la ocupación de Nueva Guinea para extender su dominio sobre el Mar del Coral y así aislar Australia y continuar su expansión en el Pacífico. Era la primavera de 1942 y la batalla que se desarrolló en aquel mar fue la primera en la que se combatió exclusivamente con aviones embarcados sin que los buques adversarios se pusieran en contacto o si quiera se avistasen. Sin embargo, aquel encuentro fue tan sólo el preludio de lo que sería un mes más tarde la gran batalla del Pacífico, el enfrentamiento donde se decidiría el control del Pacífico Central. 
El objetivo era Midway, un atolón en medio del océano donde EE.UU. contaba con un destacamento del US Marine Corps y un aeródromo. Hacia aquella isla se dirigía la mayor flota que jamás se hubiese visto: cinco grupos tácticos al mando del propio comandante en jefe de la Armada Imperial Japonesa, el almirante Isoruku Yamamoto a bordo del enorme acorazado Yamato, con un total de 200 buques entre los que se encontraban 11 acorazados, 8 portaaviones -con más de 300 aviones embarcados-, 22 cruceros y 20 submarinos. Desde bases en tierra operarían además unos 250 aviones. Frente a tan descomunal armada la US Navy sólo pudo oponer dos grupos, la Task Force 17 con el portaaviones Yorktown y la Task Force 16 con los portaaviones Enterprise y Hornet. Las dos flotas, como había sucedido en el Mar del Coral, no llegarían a verse en ningún momento. Todos los ataques y la suerte de la guerra en el Pacífico se desarrollarían en el cielo. 

Del 3 al 6 de junio de 1942 el cielo del Pacífico central se llenó de aviones de reconocimiento, de cazas, de bombarderos en picada y torpederos. A pesar de la desproporción de fuerzas, diversos factores, entre ellos la buena fortuna, volcaron la balanza a favor de los norteamericanos. Los buques japoneses carecían de radar y sus cazas tenían que interceptar a las formaciones descubiertas a simple vista. Los Zero, más veloces y maniobrables que los aviones norteamericanos, encontraron sin embargo adversarios temibles. Los jóvenes pilotos norteamericanos -la mayoría recién salidos de la escuela de adiestramiento- fueron a la lucha guiados por el capitán de corbeta John S. Thach quien supo sacar el mayor provecho posible de sus máquinas utilizando tácticas conjuntas que lograron contrarrestar y hasta superar a los cazas japoneses. 
Hasta media mañana del 4 de junio el almirante Yamamoto estaba bastante satisfecho: los norteamericanos habían demostrado una agresividad extraordinaria, pero sus buques habían logrado rechazar siete oleadas de ataque sin sufrir ningún daño. El almirante estaba seguro de tener la victoria entre sus manos. Sin embargo, mientras buena parte de sus aviones aterrizaban y eran febrilmente reabastecidos con torpedos para que atacaran ahora a la flota americana, los bombarderos en picada Dauntless provenientes del portaaviones Enterprise se precipitaron desde 5 000 metros de altura, atravesaron el fuego antiaéreo de los buques de escolta y lanzaron sus bombas. Dos portaaviones -el Akagi y el Kaga- quedaron envueltos en llamas. Era el comienzo del fin. 
La batalla de Midway fue uno de los enfrentamientos decisivos de la historia, un revés que eliminó súbitamente la aplastante superioridad aeronaval de los japoneses, factor esencial para que los norteamericanos continuaran con éxito la guerra en los inmensos espacios del Pacífico. Los japoneses perdieron allí cuatro portaaviones, un crucero pesado y más de 330 aviones con sus tripulaciones. Los norteamericanos por su lado perdieron sólo un portaaviones, un destructor y 179 aviones. La aviación naval japonesa ya nunca se sobrepondría a la pérdida de la mayoría de sus pilotos más expertos y aunque lucharía con determinación -e incluso con fanatismo- resultó evidente que la marea baja había comenzado ya para el Imperio del Sol Naciente. 
Más de treinta años después de aquellos días y coincidiendo con el bicentenario de la independencia de EE.UU., se estrenó en ese país Midway, superproducción fílmica que examina con rigor histórico los avatares de aquella batalla. Minuciosa y ecuánime en el relato de los hechos, la película cuenta con abundante material documental y resulta de gran interés para el aficionado a la aviación. El film cierra con las palabras del almirante Nimitz, comandante en jefe de la Armada de los Estados Unidos: "¿Fuimos mejores que los japoneses o tan sólo más afortunados?" Nimitz se interrogaba cuando aún se escuchaban los ecos de la batalla y todavía quedaban muchas más por librarse. Tres años de lucha lo separaban de la victoria definitiva. 

Aeroespacio

domingo, 26 de febrero de 2017

SGM: Midway, el punto de quiebre (1/2)

Midway: El punto de inflexión en el Pacífico

Andrew Knighton - War History Online
Parte 1 | Parte 2


Pintura que representa un avión torpedero Douglas TBD-1 Devastator de la US Navy que hace un ataque contra un portaaviones japonés en la batalla de Midway, el 4 de junio de 1942. (Museo nacional de la marina de guerra de los EEUU de la aviación naval / Wikipedia)


La Batalla de Midway (3 al 7 de junio de 1942) fue el encuentro más decisivo en el teatro del Pacífico de la Segunda Guerra Mundial. Un enfrentamiento entre las marinas americanas y japonesas, vio a los estadounidenses venganza por los barcos perdidos en Pearl Harbor y cambiar la marea de la guerra. Después de Midway, la expansión japonesa terminó y los estadounidenses comenzaron la campaña de salto de islas que haría retroceder a las fuerzas japonesas hasta sus islas.

El Plan Japonés

En junio de 1942, el almirante Yamamoto, comandante de la armada japonesa, se concentró en empujar la flota estadounidense. Mientras que indeciso, la batalla del mar coral había detenido el avance japonés en el puerto Moresby, haciendo a los americanos un obstáculo verdadero a la extensión.

Además de esto, la flota estadounidense había golpeado el continente japonés el 18 de abril, con la incursión de Doolittle. Aunque los bombarderos que hicieron este ataque no pudieron regresar a sus barcos, demostraron el alcance de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos a través de los transportistas navales.

Yamamoto decidió ampliar el perímetro exterior de la flota tomando Midway Island. Esto proporcionaría un punto de parada para nuevos ataques a Pearl Harbor, y si Pearl Harbor pudiera ser tomado entonces los Estados Unidos serían expulsados ​​del Pacífico occidental. Esto era algo más que mera expansión: se trataba de dispersar lo que quedaba de la flota enemiga.

Para lograr esto, Yamamoto dividió su flota en dos, con transportes de tropas y una flota de transportistas que se acercaban desde diferentes direcciones.


La respuesta americana



SBD 8-B-11 en USS Hornet

El almirante Nimitz, a cargo de la flota estadounidense, tenía algún concepto de lo que estaba enfrentando. Los agentes de inteligencia habían roto los códigos japoneses, por lo que pudo leer algunas de las órdenes de sus oponentes. Reunió a sus fuerzas para defender Midway.

Los barcos que reunió se dividieron en dos grupos de portadores. Uno, bajo el Almirante Spruance, contenía dos portaaviones: el Hornet y el Enterprise. El otro, bajo el Contraalmirante Fletcher, tenía en su corazón un solo portador - el Yorktown. Muy dañada en la Batalla del Mar de Coral, la Yorktown había recibido 48 horas de reparaciones frenéticas para hacerla digna de batalla.

Llegada a Midway


Atolón de Midway

El 3 de junio, un barco volador estadounidense descubrió la fuerza invasora japonesa a 700 millas de la costa oeste de Midway. Los bombarderos de la Fortaleza Voladora fueron enviados, pero cuando llegaron a la flota japonesa, se les agotó el combustible. Con el fuego antiaéreo disparando a su alrededor, arrojaron apresuradamente sus bombas, golpeando sólo, el agua abierta.

Temprano la mañana siguiente, llegaron malas noticias. Otro barco volador había visto la segunda flota japonesa, la que estaba centrada alrededor de portaaviones, cientos de millas más cerca que la fuerza de invasión.

Los aviones de la base estadounidense en Midway se enfrentaron con los de la flota japonesa, cuando las dos partes trataron de bombardearse. Los cazas ágiles de Zero dieron a japoneses la ventaja, y los americanos sufrieron pesadas pérdidas en las primeras peleas de perros.

jueves, 5 de enero de 2017

Frente Nórdico: La Royal Navy fracasa en el Ártico

El Raid sobre Kirkenes y Petsamo 

La incursión en Kirkenes y Petsamo tuvo lugar el 30 de julio de 1941 durante la Segunda Guerra Mundial. El Arma Aérea de la Marina Real lanzó este ataque fallido de los portaaviones HMS Victorious y HMS Furious para causar daños a los buques mercantes de Alemania y Finlandia, y para mostrar el apoyo a su nuevo aliado, la Unión Soviética. 

Orígenes 
Durante la Guerra Civil Rusa, Finlandia declaró su independencia de la Unión Soviética con el puerto al norte de Petsamo en virtud del Tratado de Tartu (1920). En la Guerra de Invierno, la Unión Soviética ocupó Petsamo. En el acuerdo de paz que siguió, sólo la parte finlandesa de la Península Rybachy (para los finlandeses se denomina Kalastajan saarento) fue cedida a la Unión Soviética (321 km² / 124 km²), aunque la Unión Soviética había ocupado todo Petsamo durante la Guerra de Invierno. En 1941, durante la Guerra de Continuación, Petsamo fue utilizado por la Alemania nazi como un área de estacionamiento para el ataque hacia Murmansk. 
Kirkenes en Noruega, era neutral en el comienzo de la guerra, pero fue invadida y ocupada por Alemania


Ubicación de Kirkenes y Petsamo 

La guerra oficialmente estalló entre Gran Bretaña y la Alemania nazi, el 3 de septiembre de 1939. En diciembre, Joseph Stalin decidió invadir Finlandia y, a pesar de que poner una defensa a ultranza, Finlandia tuvo que ceder parte del territorio después de que accedió a firmar un armisticio en febrero de 1940. Posteriormente, Dinamarca y Noruega fueron invadidas en abril de 1940, y Francia fue derrotada en mayo. 
En junio de 1940, Gran Bretaña fue el único país europeo en pie contra Adolf Hitler. Sin embargo, después de la derrota en la Batalla de Gran Bretaña, Alemania enfocado hacia el este e invadió la Unión Soviética el 22 de junio de 1941 y Finlandia luchó como un co-beligerante, en lo que se conoce la Guerra de Continuación. 


HMS Victorious 

La Operación Barbarroja puso en peligro la supervivencia de la Unión Soviética. Los británicos decidieron que la mejor manera de mostrar su apoyo a su nuevo aliado sería atacar los puertos ocupados por el Eje: la utilización de aviones procedentes de los buques que anteriormente se ha demostrado eficaz en Taranto y en contra del acorazado Bismarck. 

El ataque 
La fuerza de ataque consistía de las dos portaaviones, dos cruceros [2], el HMS Devonshire y Suffolk, y seis destructores dejó Scapa Flow de Fjord Seidis en Islandia el 23 de julio de 1941. [3] Ellos llegaron dos días después, repostaron y navegaron al día siguiente de Noruega. [3] El ataque iba a ser un ataque sorpresa pero, ya que había luz durante 24 horas al día en esa época del año, la sorpresa fue casi imposible y se perdió cuando la fuerza de ataque fue descubierto por los aviones poco antes del lanzamiento del ataque. [3] 


Fairey Swordfish 

El buque Furious atacó Petsamo con el lanzamiento de nueve Fairey Albacore del 817 Escuadrón, nueve Fairey Swordfish del 812 Escuadrón y seis Fairey Fulmars armados con bombas [4] a partir de 800 Escuadrón. [3] Al final, el puerto estaba casi completamente vacía y los asaltantes afirmaron hundimiento sólo un pequeño vapor y la destrucción de varios embarcaderos. [3] Un Albacore y un Fulmar se perdieron debido a la acción enemiga y un Fulmarmás se perdió debido a un fallo de motor antes del ataque. [5] 
La incursión en Kirkenes fue un desastre. [6] La Luftwaffe habían sido alertada y tenían sus cazas Bf 109 y Bf 110 en el aire y esperaron. [6] El Victorious puso en marcha dos sub-vuelos constando de un total de 12 Albacore de 827 Escuadrón, ocho Albacore de 828 Escuadrón, y nueve Fulmars del 809 Escuadrón. [3] [6] El Fulmars no pudieron reunirse con los escuadrones de Albacore, que se quedaron sin protección de cazas. [7] El Albacore tenía que volar para atacar sobre el montañas y los fiordos en vez de atacar desde el mar. [8] Sólo había cuatro buques de carga en el puerto. [9] El avión lanzó sus torpedos rápidamente para alejarse de fuego antiaéreo, y hundió un gran buque de 2.000 toneladas (2.000 t ) y dejaron a otro barco en llamas y causando daños menores en tierra. [3] Un Bf 109, dos Bf 110s y un Ju 87 [10] fueron reclamados como derribados [1] por la pérdida de 11 Albacore y dos Fulmares con otros ocho Albacores dañados. [3] Los registros incompletos de pérdidas alemanas confirman la pérdida de al menos un Bf 110 frente a un Fulmar y un Ju 87 frente a un Albacora [11]. 


Fairey Albacore 

Secuelas 
El ataque fue un fracaso. A diferencia del ataque a Tarento, no tuvo ningún impacto en el curso de la guerra. Un número de aeronaves que se perdieron y aún más difícil de sustituir las tripulaciones fueron muertas. 

Notas al pie 

1. [I] Las referencias difieren en el número de aeronaves afirmó. Estados Sturtivant un Bf 109 y dos Bf 110, la flota de Air Arm Archivo estados página web dos Bf 109 y un Bf 110. Tovey proporciona las cifras oficiales en la página 3172, y la cantidad que a un Bf 109, dos Bf 110s y un Ju 87. 

Enlaces externos 
Tovey, THE CARRIER BORNE AIRCRAFT ATTACK ON KIRKENES AND PETSAMO. 

Referencias 
1. Tovey, Sir John C., Despatch on carrier-borne aircraft attack on Kirkenes (Norway) and Petsamo (Finland) 1941 July 22-Aug.7, p.3175 - 3176 
2. Tovey, p.3170, paragraph 1. 
3. Sturtivant, Ray (1990). British Naval Aviation: The Fleet Air Arm 1917-1990. London: Arms & Armour Press Ltd. p. 86. ISBN 0853689385. 
4. Tovey, Appendix 1, paragraph 14. 
5. Sturtivant, Ray. The Swordfish Story. London: Cassell & Co., 1993 (2nd Revised edition 2000). ISBN 0-304-35711-1., p.40 
6. Fleet Air Arm Archive 1939-45 FAA attack on Petsamo to assist its ally the Soviet Union, July 1941 
7. Tovey, Appendix 2, paragraphs 2 and 3. 
8. Tovey, Appendix 2, paragraph 6. 
9. Tovey, paragraph 30. 
10. Tovey, p.3172 
11. Nordic Aviation During WW2 

Wikipedia.en

miércoles, 3 de febrero de 2016

Historia militar: La primera crisis de Kuwait, 1961

La "Emergencia" de Kuwait , 1961 
Por Tom Cooper & Stefan Kuhn, con Brig.Gen. Ahmad Sadik (Fuerza Aérea Iraquí) 


Kuwait y el Régimen Qassem 
En 1899 - mucho antes que los enormes recursos petroleros fuesen descubierto en Kuwait - el gobierno de Su Majestad y el Regente de Kuwait firmaron un acuerdo acerca de la defensa del pequeño país. Kuwait permaneció bajo control nominal del Imperio Otomano hasta 1918, pero fue subsecuentemente otorgado el status de un emirato independiente, regido por la familia al-Sabah, con UK manejando sus asuntos exteriores. Luego posteriores negociaciones en Junio de 1961 un nuevo tratado fue firmado, con el cual los británicos liberaron a Kuwait a su independencia, pero también incluyeron un acuerdo que fuerzas británicas asistirían al Emir al-Sabah, regente de Kuwaiti, si le fuese requerido. 

El 25 Junio 1961, el entonces dictador iraquí Abd al-Qarim Qassem anunció unilateralmente que Kuwait iba a ser considerado iraquí territorio y ofreció “liberar a los habitantes de Kuwait”. Al día siguiente algunas fuerzas iraquíes comenzaron a acumularse a lo largo de la frontera con Kuwait. Sin embargo los militares iraquíes estaban muy lejos de tener un poder cercano al que obtendría años después y la mayoría de las tropas tuvieron que hacer una larga marcha desde Bagdad hacia la frontera sur del país. Por ello el armado del ejército iraquí fue muy lento. Había muchas razones para esta situación para esta situación - la mayoría de las cuales puede fácilmente ilustrada en el ejemplo de las condiciones de la Fuerza Aérea Iraquí en esos tiempos. 

La Fuerza Aérea Iraquí en 1961 
La Fuerza Aérea Iraquí de aquel tiempo estaba en un estado de transición. Luego del sangriento golpe de estado contra al-Rashid que fue realizado el 14 de Julio 1958, durante el cual el joven Rey Feisal III y el Príncipe a la Corona Abdul Illah de Irak – junto con el Ministro de Defensa iraquí y un antiguo Primer Ministro de Jordania – fueron asesinados en Bagdad por elementos de la milicia iraquí, muchos oficiales de la antigua Real Fuerza Aérea Iraquí fueron apresados y los cronogramas de entrenamiento de tiempos de paz, usualmente conducidos el estándar completo de la RAF, discontinuado. Para ejemplo, el Comandante de la Real Fuerza Aérea Iraquí en la BAM Habbaniyah, Comandante de Ala. Abdul-Razzak, languideció en prisión desde 1958 hasta 1962. Muchos otros pilotos dejaron el país y nunca retornaron. 

La Real Fuerza Aérea Iraquí de los 1950s era una bien entrenada fuerza, operando 12 Vampire FB.Mk.52s, seis Vampire T.Mk.55s, y 19 Venom FB.Mk.1s y FB.Mk.50s, así como a 15 Hunter F.Mk.6s. Los Hunters fueron provistos con ayuda financiera americana en dos series, la primera de las cuales– consistiendo de cinco aeronaves – fue entregada en Abril de 1957. La segunda serie, consistiendo de diez aeronaves, arribó in Diciembre de 1957. Justo antes del golpe de 1958 los USA también proveyeron de cinco North American F-86F Sabres a Irak; todavía, mientras los Hunters entraron en servicio con el Escuadrón No.6, basados en la BAM Tahmouz/Habbaniyah, los Sabres nunca iban a ver servicio en Irak: fueron estacionados dentro de un hangar en la BAM al-Rashid, y dejados allí por un tiempo antes de ser retornados a USA. 

 
La Fuerza Aérea Iraquí era una fuerza bien entrenada y altamente capaz en los 1950s gracias a la adquisición de modernos cazas de UK. En 1953 recibieron el primero de 12 deHavilland Vampire FB.Mk.52s, que entraron en servicio con el No.5 Squadron, entonces basados en la BAM Moascar al-Rashid, cerca de Bagdad. (dibujo por Tom Cooper) 

Abd al-Qarim Qassem fue ni un Ba’athist (el partido iraquí nacionalista y socialista Ba’ath fue similar en la ideología básica al partido sirio Ba’ath, pero diferentes en demasiados muchos detalles como para ser descrito como lo “mismo”), pero él fue un fuerte sostenedor de la pro-soviética República Árabe Unida. Consecuentemente él iba rápida e inmediatamente a requerir asistencia militar de la URSS. En 1958 el primero de los 14 MiG-17Fs así como otras aeronaves fueron provistas. 

 
Este MiG-17F fue uno de los primeros provistos a Irak, a finales de 1958. Parece luciendo el alerón plateado que fue usado por la Fuerza Aérea Iraquí sólo entre ese año y el siguiente golpe de estado en Bagdad, en 1963. Irak nunca recibió más de los 10 MiG-17s como usualmente se ha reportado: de hecho, el No.5 Squadron fue la única unidad de combate conocida de alguna vez haber operado este tipo, incluso si un pequeño número de MiG-17Fs y MiG-15UTIs estuvo en servicio con la Academia de Vuelo (basados en la BAM al-Rashid a principios de los 1960s). 

El arribo de los MiG-17s y el re-equipamiento del No.5 Sqn de la Fuerza Aérea Iraquí con ellos resultó en una efecto “cascada” de re-equipamientos dentro de la fuerza. El No.1 Sqn estaba en el proceso de convertirse de Hawker Fury FB.Mk.11s a Venoms del No.5 Squadron; No.2 Squadron convertido a helicópteros Mil Mi-4; el No. 3 Squadron estaba por convertirse a transportes Antonov An-12B; el No.4 Squadron convertido de vuelta a Fury FB.Mk.11s del No.1 Squadron; mientras No.6 Squadron continuaba volando Hunter F.Mk.6s. A su vez el No.7 Squadron - el cual estaba mayormente envuelto en luchar contra los Kurdos en el norte del país, y previamente equipado con Furies - fue re-equipado con MiG-17s. Similarlmente, el viejo "Bomber Squadron" iraquí, No.8, estaba en proceso de recibir su primero de los eventuales 12 bombarderos ligeros Ilushin Il-28. Finalmente, el nuevamente establecido No.9 Squadron estaba esperando sus primeros interceptores MiG-19 a arribar. En total, para Junio de 1961, la Fuerza Aérea Iraquí estaba compuesta como sigue: 

- No.1 Squadron, Venom FB.Mk.1, basados en BAM Habbaniyah, CO Cáp. A.-Mun’em Ismaeel 
- No.2 Squadron, Mi-4, basados en BAM Rashid, CO My. Wahiq Ibraheem Adham 
- No.3 Squadron, An-12B, basados en BAM Rashid, CO Cáp. Taha Ahmad Mohammad Rashid 
- No.4 Squadron, Fury FB.Mk.11, basados en BAM Kirkuk, CO My. A. Latif 
- No.5 Squadron, MiG-17F, basados en BAM Rashid, CO My. Khalid Sarah Rashid 
- No.6 Squadron, Hunter, basados en BAM Habbaniyah, CO Cáp. Hamid Shaban 
- No.7 Squadron, MiG-17F, basados en BAM Kirkuk, CO My. Ne’ma Abdullah Dulaimy 
- No.8 Squadron, Il-28, basados en BAM Rashid, CO My. Adnan Ameen Rashid 
- No.9 Squadron, MiG-19, in proceso de formación. 

 
En 1954 y 1956 la entonces Real Fuerza Aérea Iraquí fue reforzada con la adquisición de 19 deHavilland Venom FB.Mk.1s y FB.Mk.5s, los que entraron en servicio en el No.6 Squadron. La unidad estaba basada en la BAM Habbaniyah (nombrada "Tahmouz" por los iraquíes), y compartió estas instalaciones con la RAF hasta 1958, para cuando también el No.5 Squadron estaba basado allí. 

Cuando esta "emergencia" surgió, la Fuerza Aérea Iraquí estaba en proceso de recalificación de gran parte de sus tripulaciones de vuelo y técnicos en tierra dado que pasaban de operar aviones de origen británico a aviones de origen soviético: excepto por un escuadrón equipado con Hunters, ninguna de sus unidades fue completamente operacional. Por otro lado, Irak no tenía desarrollado un sistema de defensa aérea y no tenía radares en ese tiempo, y había una incierta situación respecto a la provisión de repuestos para sus jets comprados en UK. Finalmente, el aeropuerto de la Fuerza Aérea Iraquí más cercano al este aeropuerto fue la antigua BAM de la RAF Shaibah, cercano a Basora, donde la Academia del Aire iraquí fue estacionada: no había una simple unidad de aeronaves de combate fue basada allí y tenía que re-entrenar a no menos de tres unidades principales de combate y una unidad de transporte entre el período de 1958 y 1961. La Fuerza Aérea Iraquí era débil entre estas fechas, con las lealtades de sus pilotos y oficiales divididas entre los Comunistas (i.e. pro-gobierno) y Árabes nacionalistas (anti-gobierno). El Comandante de la Fuerza Aérea en 1961, el Brigadier Jalal Jaffar Awqati, no era un piloto de carrera, sino que fue puesto en ese cargo porque era comunista, y por su habilidad de mantener a la fuerza aérea bajo rígido control. 

Mientras la Fuerza Aérea Iraquí no estaba definitivamente en condición de participar en ninguna clase de operaciones a gran escala, y ninguna de sus unidades fue desplegada a ninguno de sus aeropuertos cercanos a Kuwait, el Ejército iraquí no estaba en mejores condiciones tampoco. Estaba también en un proceso de conversión a equipos provistos por soviéticos, y le faltaba entrenamiento en conducción de cualquiera operación seria, sobre todo operaciones a gran escala. Los iraquíes no podían esperar hacer avanzar rápidamente a su Ejército hacia la frontera sur del país y luego dejarlo luchar en Kuwait en medio del verano. 

 
Este Hunter F.Mk.6 (Serial "403" de la Fuerza Aérea Iraquí , ex-XK146) fue uno de los 14 aviones ex-RAF comprados por Irak con fondos americanos a finales de 1957.Se ve aquí utilizando todavía el flash en la cola introducido luego del golpe de 1958. 

La Intervención británica 
Por el contrario, la reacción británica fue muy rápida. Bajo el nombre en código “Vantage” los británicos habían estado planeando para una intervención en tal situación. Este plan incluía el despliegue de fuerzas adicionales desde UK, Chipre y Alemania. Técnicamente UK estaba bien preparado para venir a ayudar a Kuwait, el problema sin embargo, fue que ellos no podían obtener derechos de sobrevuelo de muchos países en la ruta, por lo que fue imposible aerotransportar tropas directamente al área de conflicto. 

Las tropas británicas en la región estaban ubicadas en alerta ya el 26 Junio de 1961, sólo un día después de las declaraciones de Qassem. El portaviones de comandos clase Centaur HMS Bulwark (con el Batallón de Comandos 42 embarcado) y su escolta de tres fragatas estaban haciendo una visita protocolar al puerto de Karachi, Pakistán. Una unidad de los Royal Marines estaba ya en Bahrein, junto con algunas tropas del Ejército, mientras otras unidades estaban disponibles en Bahrein, Sharyah, Adén, Kenya y Chipre. La RAF tenía dos escuadrones de Hawker Hunters, basadas en Adén y Nairobi. Transportes pesados, transportes ligeros y aviones de enlace estaban en Adén. Reservas adicionales estaban basadas en Bahrein y Kenya. Las instalaciones en Kuwait eran muy austeras: si bien un aeropuerto estaba activo, sus instalaciones eran muy pobres y no había radar. Igualmente, las instalaciones portuarios podían aceptar sólo a pequeñas embarcaciones. 

En total, incluso si a primera vista las fuerzas disponibles estaban dispersas sobre un amplia área, ya para el 29 de Junio los británicos comenzaron a ponerse en movimiento. El HMS Bulwark y sus escoltas dejaron Karachi y se dirigieron hacia el Golfo Pérsico a su máxima velocidad. Los depósitos de suministros en Bahrein fueron abiertos y dos Escuadrones de Hunter (No.8 208 Sqn) preparados para desplegarse en Bahrein. 

 
HMS Bulwark, como se vio en la Base Naval de Singapur, pocos años después de la Emergencia de Kuwait de 1961. (Fleet Air Arm Museum) 

El 30 de Junio de 1961, Kuwait oficialmente apeló por ayuda y un escuadrón de Hunters fue inmediatamente desplegado desde Eastleigh a Khormaksar, incluso si Turkey y Sudan rechazaron otorgar derechos de sobrevuelo. Ya en Bahrein había dos Shackletons MR.2 del No.37 Sqn, y los primeros aviones del No.88 Sqn desplegado desde RAFG Wildenrath. El staff de la 24th Brigada de Infantería fue aerotransportada desde Kenya usando aviones de transporte Argonaut y Comet. El No.3 Sqn Royal Rhodesian Air Force proveyó algún transporte aéreo también. 

 
La estación de la RAF en Sharyah fue uno de las más importantes activos británicos en el Oriente Medio durante los 1950s y principios de los 1960s. Vistos aquí en la rampa están (de izquierda a derecha): un Beverley del No. 30 Sqn., un Twin Pioneer del No.152 Sqn , y un Avro Shackleton del No.37 Sqn . (Foto: Born in Battle) 

Para el 1ro de Julio, el portaviones HMS Bulwark estaba ya bien dentro del Golfo Pérsico y los helicópteros embarcados Whirlwind del 848 NAS comenzaron a desplegar soldados del 42 Commando a Kuwait. Los cazabombarderos Hunter fueron desplegados al aeropuerto “Kuwait New” , cercano a Farwania, mientras el Britannia transportó a los No.99 y 511 Squadrons trayendo tropas del 45 Commando Royal Marines y 11th Regimiento de Húsares desde Adén. 

En los próximos días unidades adicionales arribaron al área. Cuatro Canberras del No.88 Sqn y ocho aviones del 213 Sqn aterrizaron en Bahrein, mientras transportes de la RAF aerotransportaron más tropas. Los Canberras pronto entraron en acción, volando salidas de reconocimiento bien dentro de Irak. Los iraquíes observaron estas salidos muchas veces, pero poco podían hacer para contrarrestarlas: la Fuerza Aérea Iraquí fue incapaz de interceptar a cualquiera de los bombarderos británicos debido a la falta de un red de radares funcionando. 

Para el 4 de Julio de 1961, los Comets del 216 Sqn y los transportes Britannia transportaron elementos del 2nd Airborne Battalion, mientras transportes Hastings y Beverly transportaron rápidamente para llevar el equipo pesado para desplegar sus fuerzas. Desde Kenya el 1st Battalion de los Royal Innis Killings fue también transportado a la escena. También fueron desplegados aviones de reconocimiento Canberra PR.7. Cuando estas fuerzas arribaron las primer tropas habían ya entrado en Kuwait, por lo que la presión sobre las instalaciones en Bahrein fue reducida. 

Para las tropas in Kuwait la situación fue lejos de placentera. Luego de tomar posición a largo de la cordillera de Mittla - en el noroeste del país – tenían que lidiar con temperaturas de hasta los 50°C y tormentas de arena que reducían la visibilidad a menos de 300m. Un Hunter del No.208 Sqn se estrelló en esta área bajo tales circunstancias, matando al piloto. Sin embargo, la mayoría de las fuerzas desplegadas estaban acostumbradas a tales circunstancias y eventualmente hubo menos problemas de los que podían ser esperados. Sin embargo, los británicos se cuidaron constantemente que el despliegue de tropas sea constantemente rotado entre Kuwait y HMS Bulwark, para obtener un buen descanso de tropas y tripulaciones. El portaviones estuvo actuando también como una estación adelantada desplegado, luego portando un radar con 150km de alcance de detección y actuando como un centro de comunicaciones. Especialmente la última función fue crítica, mientras que los cuarteles generales de la operación permanecieron en Bahrein, a más de 550km de Kuwait. 

Vastas distancias también forzaron a los británicos a improvisar con comunicaciones de radio: cuando no se encontró otra solución para manejar las señales de comunicación a lo largo del teatro de operaciones -las señales de comunicación fueron retransmitidas por bombarderos Canberra entre Adén y Bahrain, mientras RAF Pembrokes del A-Flight No.152 Squadron fueron usados para tareas de enlace entre Bahrain, Sharyah y Adén. Un problema adicional fue que los aviones de la RAF estaban usando comunicaciones VHF, mientras que los de la Royal Navy usaban UHF, por lo que aquí alguna improvisación fue necesitada para lograr que existiera mutua comunicación. 
Sólo con el arribo del más grande portaviones clase Illustrious HMS Victorious mejoró la situación considerablemente. Equipado con aviones AEW Gannet e interceptores todo tiempo Sea Vixen las fuerzas británicas luego ganaron una gran mejora en la conciencia situacional. Esto fue mejorado también por el radar de largo alcance de 270km a bordo del barco, lo cual fue luego incrementado por los Gannets. 
Finalmente, el 18 de Julio, la RAF fue capaz de poner el primer radar basado en tierra en Kuwait. El tipo SC 787 no podía medir la altura al cual los objetos que detectaba estaban volando pero ayudó a ordenar y mejorar el control de tráfico aéreo en la región. 

 
Partida de Observación del 29 Field Regiment Royal Artillery visto mientras desembarcan desde un LCT en Kuwait, en 1961. (Foto: IDR via Born in Battle) 

Luego de día nacional iraquí, el 14 de Julio, pasó sin ninguna acción, los británicos se sintieron mucho más seguros y las probabilidades de un conflicto armado – si hubo alguna vez uno – comenzaron a decrecer. Específicamente, los británicos nunca observaron ningún movimiento de tropas iraquíes al sur de Basrah: no quedó ni una simple unidad del ejército iraquí desplegado a lo largo de la frontera Kuwait. Por ello, el 20 de Julio el 42 Commando y el 2 Para fueron retirados de vuelta a Bahrain, mientras 45 Commando fue retornado a su base en Adén. Los Hunters del No.208 Sqn también fueron re-desplegados a Bahrain. Las fuerzas británicas remanentes salieron de Kuwait para el final de Septiembre. 

A finales de Julio de 1961 HMS Victorious fue reemplazado por el HMS Centaur. Todas los aeronaves de transporte habían dejado el área al inicio de Agosto, y para Octubre 1961 apenas había rastro de la intervención británica. Las últimas tropas salieron el 19 de Octubre. 

Mientras tanto, tropas de la Liga Árabe habían sido reemplazadas a las fuerzas británicas para salvaguardar la libertad e independencia de Kuwait. Específicamente, la Liga Árabe rápidamente balancearon la intervención británica la desplegar sus propias fuerzas, intentando garantizar la independencia de Kuwait de ambos- Irak y Gran Bretaña. Este contingente de la Liga Árabe salieron de Kuwait sólo siguiendo el derrocamiento del régimen de Qassem en Irak, en Febrero de 1963. 

 
Un Gannet AEW.Mk.3 del NAS 849 Vuelo-A visto mientras despega del HMS Victorious. Los Gannets probaron un inmenso valor como aviones de alerta temprana sobre la Fuerza de Tareas británica en el Golfo Pérsico y las fuerzas británicas en Kuwait. (Fleet Air Arm Museum) 

Conclusiones 
Hasta hoy no hay evidencia que los iraquíes estuviesen realmente planeando invadir Kuwait en 1961. Ciertamente, tales amenazas fueron emitidas por diferentes gobiernos in Bagdad una y otra vez, pero los iraquíes nunca hicieron ninguna de las correspondientes movimientos con sus militares: en ese momento de esta “crisis”, los militares iraquíes fueron simplemente en ninguna posición para lanzar cualquier invasión. La situación es mejor descripta por el hecho que este “episodio” no fue mencionado nunca por incluso una simple palabra en la publicaciones oficiales de historia militar iraquí – porque no hubo nada que reportar. Por ello, el usual comentario que la “rápida intervención británica ayudó a estabilizar la situación” significa no mucho. 

Sin embargo, los británicos y los USA aprendieron un montón acerca del despliegue de fuerzas a largas distancias, los problemas de comunicación asociados y el pre-acuerdo de stock de provisiones. Especialmente los depósitos de suministros adelantados en la región probaron ser extremadamente valiosos para el éxito de la británica empresa, permitiéndoles desplegar y apoyar grandes fuerzas por largos períodos de tiempo. Los militares americanos obtuvieron importantes lecciones de este hecho y fue en forma para reaccionar rápidamente casi 30 años después, cuando Irak de hecho invadió Kuwait, en el verano de 1990. 

Otro importante resultado de esta crisis fue la formación de las fuerzas armadas de Kuwait. 

Por su parte, en las consecuencias de la crisis los iraquíes inmediatamente comenzaron a comprando equipo militar adicional de la URSS. Por ejemplo, en 1962 el primero de los eventuales 40 MiG-19s arribó, seguido por el primero de los 12 MiG-21F-13s. Si estas adquisiciones de hecho vinieron in reacción a la confrontación con el UK sobre Kuwait, en el verano 1961, luego es obvio que los iraquíes concluyeron que su poder militar disponible en ese momento era insuficiente para una operación en el estilo requerido. Seguramente, con retrospectiva debiera ser observado que Irak estuvo nunca otra vez en una peor posición militar ó diplomático para tomar Kuwait. 

Fuentes y Bibliografía 
Extractos para mi propia investigación, información adicional para este artículo fue gentilmente provista por Mr. Tom N.. Las siguiente fuentes de referencia fueron también usadas: 

- “HISTORY OF THE IRAQI ARMED FORCES; Part 17, The Establishment of the iraquí Air Force y Its Development”, Committee of the Iraqi Ministry of Defense (Directorate of Historical Branch), 1988 

- "AIR WARS and AIRCRAFTS; A Detailed Record of Air Combat, 1945 to the Present", por Victor Flintham, Arms and Armour Press, 1989 (ISBN: 0-85368-779-X) 

- Born in Battle Magazine No.3, 1979 


Traducción: EMcL 
Traducción del original 
Original 
© Copyright 2002-3 by ACIG.org