Mostrando entradas con la etiqueta mujeres. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta mujeres. Mostrar todas las entradas

viernes, 7 de abril de 2017

PGM: Flora Sandes, la infante anglo-serbia

La impresionante inglesa Flora Sandes luchó en la infantería serbia en la Primera Guerra Mundial

 Shahan Russell - WHO


Flora Sandes en uniforme, alrededor de 1918.


Flora Sandes nació el 22 de enero de 1876, en Nether Poppleton, Yorkshire, Inglaterra a un pastor. Afortunadamente, era un hombre liberal, ya que Flora a menudo se quejaba de haber nacido como mujer. Cuando tenía nueve años, la familia se trasladó a Suffolk. Era una rareza entre sus compañeros; No interesado en muñecas y costura. Ella prefería montar a caballo y disparar - actividades posibles gracias a un tío rico.

Inspirada en "La Carga de la Brigada Ligera" de Lord Tennyson, su fantasía favorita era ser un soldado a caballo atacando a las tropas rusas en Crimea. No podía haber sabido lo profético que era.

La generosidad de su tío le permitió entrenarse como secretaria cuando tenía 18 años y también le permitió aprender a cercar. Ella trabajó más adelante en Egipto, Canadá, y los EEUU donde ella tiró a un hombre. Fue en defensa propia y el hombre sobrevivió. En el futuro, sin embargo, otros no tendrían tanta suerte.

Sandes eventualmente regresó a Londres, donde compró un coche de carreras y se unió a un club de tiro. En 1907, el Primeros Auxilios Yeomanry de Enfermería se creó - un independiente de toda la mujer de formación de caridad mujeres en enfermería. Sandes, de treinta y un años, se inscribió, pero no estuvo satisfecha por mucho tiempo, ya que vio poca acción.

Tres años más tarde dejó a la Yeomanry de Enfermería de Primeros Auxilios para unirse a una versión americana llamada el "Sick & Wounded Convoy" de Mujeres. Vieron la acción durante la Primera Guerra de los Balcanes en 1912, haciendo lo que podían en Serbia y Bulgaria. En 1914, Sandes regresó a Gran Bretaña donde se ofreció para convertirse en enfermera, pero fue rechazada.

Sandes era ahora, prácticamente un marginado social. Treinta y ocho, soltera, y viviendo con su padre viudo. Se mantuvo el pelo corto, era demasiado aficionado a los cigarrillos y el alcohol, no sabía nada de limpieza, y no le importaba. "Unladylike" era el término usado entonces.



Ataque de la infantería búlgara durante la ofensiva de Monastir

Entonces la Primera Guerra Mundial estalló en julio de 1914. Se unió a la unidad de Ambulancia de San Juan - un equipo de 36 mujeres creadas por una enfermera estadounidense. En agosto, se encontraban en la ciudad de Kragujevac, Serbia, que apenas se aferraba a la ofensiva austro-húngara.

Al principio, incapaz de hablar con sus pacientes, logró usar el lenguaje de señas. A finales de 1915 había aprendido lo suficientemente serbio como para calificarla para la Cruz Roja Serbia. Asignada al 2do regimiento de infantería (también llamado el "regimiento de hierro" debido a su valor legendario) del ejército serbio, ella fue puesta a la derecha en la línea de frente.

El 7 de octubre, los austro-húngaros y sus aliados alemanes cruzaron los ríos Drina y Sava hacia la ciudad de Belgrado, que cayó dos días después. Los búlgaros atacaron el 14 de octubre, derrotando al segundo ejército serbio en la batalla de Moravia. Estos últimos se vieron obligados a retirarse al Adriático a través de Montenegro y Albania.

Decenas de miles de civiles serbios huyeron con sus fuerzas a pesar de la falta de alimentos, suministros y caminos apenas transitables. Era el peor clima posible. Lo que el frío, el hambre, la enfermedad y las fuerzas enemigas no lograron, las bandas tribales albanas lo hicieron. Muchos no lo lograron.

En el caos que siguió, Sandes se separó de su grupo. Su brazalete de la Cruz Roja la protegía, pero todos los demás eran justos. Furiosa, lo arrancó y exigió unirse al 2do Regimiento como soldado para que le dieran un arma y comida.


Sandes en un sello 2015 de Serbia

Las mujeres habían luchado durante mucho tiempo en el ejército serbio, pero por lo general eran serbios. Sandes fue la primera mujer británica en hacerlo. Ella no era un violeta encogido, finalmente viviendo sus fantasías - aunque no contra los rusos. Ella luchó con tanto gusto; La promovieron al rango de sargento dentro de un año.

En septiembre de 1916, las fuerzas francesas y serbias lanzaron la ofensiva de Monastir contra los búlgaros. Sandes estaba en un grupo que luchaba su camino a la ciudad de Monastir el 16 de noviembre. Una granada le hizo volar hacia atrás golpeando el lado derecho de su cuerpo con 28 heridas de metralla y rompiendo su brazo.

Ella pasó dos meses en un hospital y recibió la Orden de la Estrella de Karađorđe - el premio más alto de Serbia. Fue nombrada Sargento Mayor y luego enviada a Inglaterra para recibir tratamiento adicional.


Mientras convaleciente, Sandes escribió su autobiografía, una mujer-sargento inglesa en el ejército serbio. El dinero ganado de él fue a los soldados serbios. Regresó a Serbia en mayo de 1917. Ya no podía luchar, dirigía un hospital y continuaba recaudando fondos para las tropas serbias.

La Primera Guerra Mundial terminó para Serbia el 3 de noviembre de 1918. Sandes permaneció como oficial comisionado con su propio pelotón. En octubre de 1922, el nuevo Reino de los serbios, croatas y eslovenos (precursor de Yugoslavia) redujo significativamente su ejército. Sandes estaba fuera de su trabajo, aunque obtuvo una pensión.

En 1927 se casó con un coronel ruso que había escapado de la revolución bolchevique para luchar por los serbios. Vivían en Gran Bretaña y Francia, antes de regresar a Belgrado, donde Sandes se ganaba la vida manejando el primer taxi de esa ciudad. También escribió su segundo libro, enseñó inglés y dio conferencias sobre sus experiencias en todo el mundo.

Estaban en Belgrado cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, por lo que se le instó a irse a Gran Bretaña. Ella se negó, por supuesto. El ejército yugoslavo pidió a Sandes ya su marido, de 65 años de edad, que regresaran al servicio militar, y se conformaron. Sin embargo, Alemania invadió en abril de 1941.

La Gestapo la arrojó a la cárcel como un enemigo extranjero antes de liberarla en libertad condicional con una condición: que ella se reportara a ellos semanalmente. Poco después, su marido murió de insuficiencia cardíaca, dejándola sola en Belgrado hasta el final de la guerra.


Sandes entonces se trasladó a Zimbabwe para vivir con su sobrino. Sin embargo, en pocos meses, las autoridades le pidieron que se fuera. ¿Su crimen? Fraternizar con los nativos.

Sandes volvió a Suffolk. En 1956 renovó su pasaporte en otra aventura. Tristemente, ella falleció antes de que pudiera usarla - pero qué vida vivió.

domingo, 18 de diciembre de 2016

GCE: Kati Horna, una fotógrafa en la guerra

Kati Horna, una de las pocas mujeres que fotografió el frente en la Guerra Civil Española

Nueva York acoge por primera vez una retrospectiva de la artista, desde sus años en Europa hasta su exilio en México



Amanda Mars - El País


El Iluminado, México, 1944. KATI HORNA




Profunda, algo melancólica, la mirada de uno de los pacientes que estaba en el hospital psiquiátrico La Castañeda, México, en 1944 llama la atención desde cualquier punto de la sala. El Iluminado es uno de los retratos más famosos que Kati Horna (1912-2000) hizo en su etapa mexicana, la que comenzó con su exilio tras la Guerra Civil española. Forma parte de la muestra que ha organizado la Americas Society en Nueva York y que reúne por primera vez en Estados Unidos los grandes originales de la artista de origen húngaro.

Exponer a Kati Horna significa exponer a una de las pocas mujeres que retrataron el frente, junto a archiconocidos como Robert Capa; es también dar un paseo por la prensa anarquista de la época y sirve, además, para curiosear por la comunidad artística mexicana de tres décadas. Exponer a Horna es, en definitiva, exponer la narrativa de una mujer fuera de lo ordinario en los momentos más convulsos del siglo XX.
Una noche en el Hospital de Muñecas, 1962. KATI HORNA


Katalin Deutsch Blau (como era su apellido de soltera) nace en Budapest en el seno de una familia judía pudiente, se muda a Berlín en el 30, entra en contacto con el grupo de Bertolt Brecht y empieza a trabajar en el incipiente mundo del fotoperiodismo, hasta que el nazismo le hace huir de Alemania en el 33. A Barcelona llega a los 24 años, pocos meses después del alzamiento militar. Su cámara se detiene tanto en unos milicianos del frente como en las viudas de Málaga o las madres y niños en los pueblos. Publica muchos de sus trabajos en Umbral, una revista anarquista de la que además es editora gráfica.

Dice Christina de León, curadora de la muestra junto a Michel Otayek, que para entender las sutilezas y complejidades de la obra posterior de Horna en México “es crucial tener en cuenta la profundidad de su educación intelectual, la magnitud de su radicalización política como joven artista y la verdadera naturaleza de su participación en la franja anarquista de la Guerra Civil española”.

Told and Untold. The Photo Stories in Illustrated Press (En español, Contadas y por contar, foto-historias de Kati Horna en la prensa ilustrada) incluye sus trabajos publicados en prensa junto con los originales (como la impresionante serie del manicomio de la Castañeda), además de algunos álbumes personales que no se habían expuesto nunca.

En el 39, al terminar la guerra, Kati se marchó a México con el artista José Horna. Sus fotografías de esos años se quedaron en España, pero muchos años después le fueron devueltas, según explican los organizadores de la exposición. En su exilio, empezó a publicar instantáneas en cabeceras como Nosotros, Arquitectura México o Mujeres. En aquella época trabó amistad como otras aristas, como Leonora Carrington y Remedios Varo, o el arquitecto Mathias Goeritz.

La exposición también acoge algunas series realizada para una publicación vanguardista llamada S.nob muy impactantes, en forma de relatos gráficos, como Historia de un vampiro, que protagonizó la actriz Beatriz Sheridan, o Una noche en el sanatorio de muñecas, donde al visitante a la muestra le puede sorprender cómo su cámara consigue captar en esos rostros inertes una increíble sensación de soledad. La exposición puede visitarse hasta el 17 de diciembre en la Americas Society.

Milicianos en Aragón, 1937. KATI HORNA

viernes, 11 de noviembre de 2016

SGM: Tres mujeres espías en Francia

Estas 3 mujeres británicas del SOE ayudaron a ganar la SGM - 2 sobrevivieron, 1 fue cremada viva

Durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los hombres estaban peleando en primera línea, las mujeres estaban realizando algunos actos bastante heroicos por su cuenta. Estas mujeres eran parte del Ejecutivo de Operaciones Especiales, o SOE, y eran conocidas como Mujeres SOE. La SOE era una red secreta de inteligencia y espionaje que operaba desde la famosa calle Baker en Londres, Inglaterra.

War History Online


Las mujeres de SOE constituyeron 3.200 de los 13.000 o más agentes del Ejecutivo de Operaciones Especiales. Echemos un vistazo a tres de sus historias.

Lise de Baissac



Nacido el 11 de mayo de 1905, Lise de Baissac era un maestro del disfraz. Durante la Segunda Guerra Mundial fue reclutada en la organización de espionaje de guerra de Inglaterra, el Ejecutivo de Operaciones Especiales (SOE). En 1942, Lise fue una de las primeras mujeres en paracaídas en Francia, donde se disfrazó de arqueóloga y viuda.


Ella estuvo allí durante 11 meses, y su misión era explorar zonas de caída convenientes y pistas de aterrizaje. Los contenedores de armas le fueron lanzados en paracaídas y los pasó a los agricultores locales en preparación para el sabotaje. La SOE tuvo que recordar su regreso a Inglaterra cuando se dieron cuenta de que la Gestapo había volado su cubierta. En 1944 Baissac regresó a Francia en una nueva misión, esta vez disfrazada de refugiado parisino.

Baissac y su hermano establecieron varios grupos de resistencia en Normandía, enviando mensajes en bicicleta. Juntos organizaron sabotajes y ataques para retrasar los refuerzos alemanes dirigidos hacia el frente de Normandía.

Baissac vivió una vida plena y murió a los 98 años en 2004.

Cecile Pearl Witherington




Nació en Francia en 1914. Cuando Alemania comenzó a invadir Europa occidental en la primavera de 1940, Pearl logró ayudar a su familia a escapar a Inglaterra (sus padres eran ingleses). En Inglaterra, comenzó a trabajar para el Ministerio del Aire y debido a su fluidez en francés fue aceptada en la SOE. En 1943, se lanzó en paracaídas a Francia, donde se disfrazó de representante de la compañía de cosméticos.

Durante un período de ocho meses, entregó mensajes codificados a los operadores de radio. El líder de la SOE fue capturado, así que Pearl asumió y comandó una unidad de 1.500 combatientes de la resistencia nombrados código "luchador." Esta unidad era responsable de soplar para arriba 800 estiramientos de líneas de ferrocarril y de rutas de suministro, que dio lugar a 18.000 alemanes que rendían a Los aliados, que estaban en el proceso de avanzar fuera de Normandía.

Perla tenía 91 años cuando le concedieron sus alas del paracaídas en 2006. Ella murió dos años más adelante el 24 de febrero de 2008.

La heroína francesa Andree Borrel




Borrel nació el 18 de noviembre de 1919. Entre julio y diciembre de 1941 logró organizar y operar el primer ferrocarril subterráneo de Francia a España. Su amigo Maurice Sufour estaba a su lado durante este tiempo y la pareja usó la línea de escape para evacuar a los aviadores aliados de la Francia ocupada. La red subterránea fue descubierta, por lo que Andrea no tuvo más remedio que huir a Portugal. Una vez allí, se unió a la SOE.

Andrée fue una de las primeras mujeres en paracaídas en París, y se unió a la resistencia y logró convertirse en segundo al mando. Fue arrestada junto con otros tres miembros de la resistencia por su ataque contra una central eléctrica y otros edificios. Ella se negó a cooperar durante el interrogatorio y así fue llevada a un campo de concentración.

Tristemente, Andrée murió una muerte cruel. Increíblemente, logró sobrevivir a la inyección letal que estaba destinada a matarla y en su lugar despertó justo cuando estaban a punto de comenzar con su cremación. Trató de escapar, pero no pudo dominar a los médicos y fue cruesomely cremado vivo.

Tanto el médico que administró la inyección como el ejecutor del campo fueron ejecutados posteriormente por los Aliados por crímenes de guerra.

lunes, 7 de noviembre de 2016

Biografía: La ciencia encontró a Amelia Earhart

La ciencia puede haber resuelto el misterio de Amelia Earhart
Por Kirrily Schwarz, New York Post



Amelia Earhart Foto: Getty Images


La legendaria aviadora Amelia Earhart estaba tratando de convertirse en la primera piloto femenina en volar alrededor del mundo cuando su avión desapareció sobre el Océano Pacífico en 1937.

El mes pasado, el Grupo Internacional para la Recuperación de Aviones Históricos (TIGHAR) propuso la teoría de que aterrizó su avión en una isla remota y murió como un náufrago.

Ahora, los científicos dicen que un nuevo descubrimiento muestra una sorprendente semejanza entre el piloto y el esqueleto parcial de un náufrago encontrado en una isla de Kiribati en 1940.

Una foto histórica proporcionó la clave vital.

La legendaria piloto


Earhart delante de su avión en la década de 1930 - Photo: Getty Images

En mayo de 1932, Earhart se convirtió en la primera mujer en volar sola a través del Océano Atlántico, despegando en Canadá y aterrizando en Irlanda.

Tres años más tarde, voló en solitario de Hawai a California, ganando un premio de $ 10,000.

Era la querida de América, famosa por ser un piloto atrevido pero modesto.

Junto con el copiloto Frederick J. Noonan, intentaba circunnavegar el globo cuando su avión desapareció cerca de la isla de Howland, en medio del Pacífico.

En agosto, Ric Gillespie, de TIGHAR, dijo que Earhart hizo más de 100 transmisiones de radio pidiendo ayuda entre el 2 y el 6 de julio de 1937, descartando la posibilidad de un aterrizaje forzado.

Sus llamadas fueron recogidas tan lejos como Texas, Florida e incluso Melbourne.

"Ella está ahí fuera pidiendo ayuda", dijo Gillespie, agregando que debió haber aterrizado con seguridad porque la radio no habría funcionado sin que el motor funcionara.

Un extraño detalle


De archivo: Imágenes de Getty

Los huesos fueron descubiertos en la isla de Nikumaroro, también conocida como Gardner Island, que está a unos 400 kilómetros al sur de la isla de Howland.

Fueron analizados en 1940, pero un médico dijo que eran hombres, descartando la posibilidad de que pertenecieran a Earhart.

Sin embargo, cuando TIGHAR descubrió los archivos en 1998, los científicos dijeron que las técnicas modernas demostraron que los huesos eran "consistentes con una hembra de altura de Earhart y origen étnico".

Más recientemente, el antropólogo Richard Jantz estaba preparando una evaluación actualizada cuando notó un extraño detalle: Los antebrazos del esqueleto eran considerablemente más grandes que el promedio.

Sin embargo, sin conocer las dimensiones del cuerpo de Earhart, Jantz no tenía manera de comparar si sus antebrazos eran similarmente más largos de lo normal.

La fascinante ciencia

TIGHAR se dirigió al especialista en imágenes forenses Jeff Glickman para pedir ayuda.

Usando una foto histórica donde ambos brazos desnudos de Earhart eran visibles, él calculó la proporción entre los huesos en su brazo inferior y superior.


La imagen utilizada para comparar los huesos de Earhart con el esqueleto descubierto en 1940. Foto: Cortesía de Remember Amelia, la colección histórica de Larry C. Inman sobre Amelia Earhart

"Debido a que hay tejido sobre el esqueleto en la gente viva ... la ubicación de cada extremo del hueso debe ser estimada", escribió en un informe publicado la semana pasada.

Su ropa también añadía una capa de dificultad, pero utilizó el punto de su hombro, el pliegue de su codo y la marca de su muñeca como puntos de referencia.

"Teniendo en cuenta las pruebas y mi experiencia en el campo de la fotogrametría y la interpretación fotográfica, estimo que la relación radio-a-húmero de Amelia Earhart es de 0,76", escribió.

En otras palabras, la diferencia entre su brazo inferior y superior era virtualmente idéntica al esqueleto parcial, desenterrado en el Pacífico Sur.

El descubrimiento no demuestra concluyentemente que el náufrago fue Amelia Earhart, pero es sin duda otro paso en esa dirección.

sábado, 10 de septiembre de 2016

Entreguerra: Amelia Earhart pudo haber muerto como náufraga

Evidencia inquietante mostraría que Amelia Earhart murió un náufrago
New York Post



Amelia Earhart en 1937 Foto: AP


¿Se Amelia Earhart sobrevivió a su accidente de avión? Esta es la teoría más probable, con nuevas pruebas de que ella estaba haciendo contacto para días después de su avión desapareció.

El Grupo Internacional para la Recuperación de Aviones históricos (TIGHAR) cree Earhart aterrizó su avión cuando desapareció en 1937 y murió como un náufrago.

Durante una presentación en el mes pasado, los Estados Unidos, de TIGHAR Ric Gillespie copia de seguridad de todas las teorías del grupo.

El avión de Earhart fue visto por última vez en el radar el 2 de julio 1937.


Nuevos hallazgos afirman que Earhart hizo más de 100 transmisiones de radio para la ayuda a partir del 2 de julio (cuando su avión fue visto por última vez en el radar) al 6 de julio, 1937. Photo: Getty Images

Después de convertirse en la primera mujer en volar sola a través del Océano Atlántico, se embarcó en una misión de volar más de 29.000 millas alrededor del mundo.

Pero el 2 de julio de 1937, cuatro meses después de comenzar su viaje, se encontró en problemas.

Ella volaba a 375 metros (1.230 pies) en busca de la isla de Howland, al suroeste de Honolulu, pero fue bajo en el combustible.

Se cree que ella no estaba tan cerca de la isla como se esperaba, por lo que ella aterrizó sin problemas en otra isla, que se cree Nikumaroro, también conocida como Isla Gardner, que está rodeada por un arrecife y unas 400 millas al sureste de la isla de Howland.

Gillespie dijo que desde el momento en que el avión desapareció del radar el 2 de julio al 6 de julio había más de 100 transmisiones de radio de Earhart pidiendo ayuda.

Una mujer en Melbourne incluso recogió su frecuencia.

"La gente empezó a escuchar la angustia de radio llamadas desde el avión y fueron procesadas", dijo Gillespie.


Earhart con el navegador Fred Noonan. En julio próximo se cumple el 80 aniversario de su desaparición. Photo: AP

Cerca de seis horas después de su desaparición, una voz muy débil y es ilegible fue recogido por los operadores de radio creíbles. Reconocieron su voz.

Un ama de casa en Texas escuchar en una radio de onda corta, poco tiempo después también escuchó las súplicas de Earhart. Ella oyó el avión había aterrizado parte en agua y parte en tierra.



Gillespie dijo Earhart dijo a los operadores de radio que estaba lesionado, pero no tanto como su navegante, Fred Noonan.

"Ella está por ahí pidiendo ayuda", dijo Gillespie.

Él cree que Earhart aterrizó sin problemas con un poco de combustible en el tanque, porque ella no habría sido capaz de trabajar la radio sin el motor en marcha.


TIGHAR informó que una mujer en Melbourne y un adolescente en Florida recogieron las transmisiones de radio de Earhart en el tiempo .Photo: Getty Images

Su transmisor local tampoco habría funcionado si ella aterrizó en el agua.


Ahora se cree que Earhart aterrizó sin problemas en la isla de Nikumaroro (también conocida como Isla Gardner) y murió como como naufraga. Photo: Getty Images

Lo fascinante de la teoría de Gillespie es una chica de San Petersburgo, Florida, quien tenía 16 años cuando Earhart desapareció.

De acuerdo con Gillespie, ella estaba en casa escuchando su radio cuando Earhart interrupción de la frecuencia.

La chica cogió un cuaderno al lado de su radio y comenzó a transcribir la llamada de Earhart en busca de ayuda.

Gillespie tiene ahora el cuaderno y dijo todo esto se lee como una moderna llamada al 911.

"Es muy confuso, no parece que algunas cosas a tener sentido", dijo.

"En varios lugares en el cuaderno que escribió 'Nueva York, Nueva York."

"Eso es lo que ella escribió la ciudad de Nueva York o algo que sonaba como la ciudad de Nueva York."

Gillespie dijo que hay un naufragio en el lugar donde se cree que Earhart aterrizó, un barco que se llamaba SS Norwich City, que fue abandonado en la isla en 1929.

Así que con todo este aparente para sumar, ¿por qué no ha encontrado todavía a nadie?

Gillespie dijo que TIGHAR había tomado una serie de viajes al destino, pero no ha tenido el equipo adecuado para encontrar los restos del avión de Earhart.

Se cree que la marea lava hacia el mar.

En julio próximo se cumplirá el 80 aniversario desde Earhart desapareció, y TIGHAR planes para ir en otra expedición a la isla de Gardner, pero esta vez, utilizar submarinos.

Gillespie dijo que sería la mejor herramienta para encontrar cualquier submarina escombros.

miércoles, 24 de agosto de 2016

PGM: Batallón de la muerte de mujeres

Batallón de mujeres



María Bochkariova y Emmeline Pankhurst en formación frente a uno de los Batallones de la muerte de mujeres.

El Batallón de mujeres o Batallón de la muerte de mujeres (en ruso, Женские батальоны смерти) fueron una serie de unidades militares compuestas exclusivamente por mujeres y que se crearon por orden del Gobierno Provisional Ruso tras la Revolución de Febrero de 1917. La formación de este batallón fue un último esfuerzo para alentar a los desmoralizados soldados que luchaban en las batallas de la Primera Guerra Mundial.

La creación de estas unidades tuvo como principal motivo un efecto propagandístico pues las autoridades pensaban que el ejemplo de estas mujeres revitalizaría a las cansadas tropas y esperaban también que la presencia de mujeres en combate avergonzaría a los soldados más melindrosos y los inspiraría para reanudar la lucha.1

Cerca de una quincena de unidades, ninguna más grande que un batallón, fueron reclutadas durante los meses de junio a agosto de 1917 entre las mujeres que se ofrecieron voluntarias para prestar servicio en primera línea.2 Entre las formaciones creadas destacan:

1.er Batallón de la muerte de mujeres rusas.
1.er Batallón de mujeres de Petrogrado.
2.º Batallón de la muerte de mujeres de Moscú.
3.er Batallón de choque de mujeres de Kuban.
Incluso hubo una unidad naval femenina creada en Oranienbaum, el 1.er Destacamento naval de mujeres, el cual estaba integrado dentro de la Infantería de Marina.

Se estima que unas 5.000 mujeres servían en estos batallones a finales de 1917 pero solo el 1.er Batallón de la muerte de mujeres rusas y el Batallón Perm fueron enviados al frente.3

Unidades destacadas

1.er Batallón de la muerte de mujeres rusas


M.Bochkariova(Yashka), creadora de los Batallones de mujeres.

En mayo de 1917,María Bochkariova, una campesina que había servido en el Ejército Ruso desde noviembre de 1914 y que fue ascendida a suboficial, hizo una petición al gobierno para crear un batallón de mujeres soldados bajo sus órdenes.4 A finales de mayo Alexander Kerensky, ministro de guerra del Gobierno Ruso Provisional autorizó la formación en Petrogrado del 1.er Batallón de la muerte de mujeres rusas.5 Esta primera unidad de combate formada exclusivamente por mujeres atrajo en un principio a unas 2.000 voluntarias con edades comprendidas entre los 18 y los 40 años. Pero la estricta disciplina impuesta por Bochkariova y su negativa a que se formaran Comités de soldados, redujo drásticamente el número de alistadas hasta sólo 300.6 7

Enviadas al frente contra los alemanes durante la Ofensiva de Kérenski fueron asignadas al 525 Regimiento Kiuruk-Darinski y emplazadas en una trinchera cerca de Smorgon. Cuando se dio la orden de avanzar, los desmoralizados y cansados batallones masculinos vacilaron. Sin embargo, las mujeres decidieron ir hacia delante con ellos o sin ellos y consiguieron traspasar hasta tres trincheras dentro de terreno alemán. No obstante, los relevos nunca llegaron y se vieron forzadas a retirarse perdiendo todo el terreno ganado en la ofensiva..8 En el informe posterior, el comandante del regimiento alabó la iniciativa y valor del Batallón de mujeres.9

El 1.er Batallón de la muerte de mujeres rusas a las órdenes de Bochkariova se mantuvo en el frente después de la Revolución pero no tardó en disolverse debido a la creciente hostilidad por parte de los soldados masculinos resentidos por las veces que las mujeres impedían las retiradas.10

1.er Batallón de mujeres de Petrogrado


Mujeres pertenecientes a la 2ºDivisión frente al Palacio de Invierno

Miembros del Batallón de mujeres en el verano de 1917.

La formación del primer batallón femenino creado por Bochkariova llevó a otras muchas mujeres de toda Rusia a solicitar al gobierno su inclusión en las Fuerzas Armadas. El Ministerio de la Guerra se vio inundado con innumerables cartas y peticiones, tanto individuales como de grupos de mujeres, que pedían la oportunidad de servir a su nación en el frente. En junio el ministro Kerensky aprobó la creación de una unidad de combate adicional en Petrogrado, el 1.er Batallón de mujeres de Petrogrado, con un núcleo principal que lo componían entre 1.100 y 1.400 mujeres y dos destacamentos de comunicaciones formados por 100 mujeres cada uno. Sus entrenamientos no sólo consistían en instrucción, prácticas de tiro y maniobras nocturnas, sino que además se daban clases a aquellas que no supieran leer y escribir.11

El 25 de octubre de 1917, al batallón se le ordenó que acudiera a la Plaza del Palacio para pasar revista antes de ser enviadas al frente. Sin embargo, tras el desfile, al batallón se le ordenó defender al Gobierno Provisional Ruso en el Palacio de Invierno pero la oficial al mando se negó.12 Incluso, una sub-división de la segunda compañía, 137 soldados, fueron desplegados para vigilar unos camiones de combustible cercano pero no tardaron en encontrarse defendiendo el Palacio contra las unidades de cosacos y cadetes. Pronto se vieron ampliamente superadas en número por las fuerzas pro-Bolcheviques y finalmente se rindieron. Después de su captura corrieron rumores por la ciudad de violaciones en masa sin embargo, entre las posteriores declaraciones de las mujeres sólo se constataron tres casos de violación pero muchas quejas de abusos verbales, violencia psicológica y amenazas de violencia sexual.13 14 15 La esposa del embajador británico en Rusia pidió al agregado militar adjunto en Petrogrado, General Alfred Knox, que interviniera para lograr la liberación de las mujeres lo que se consiguió el 26 de octubre.16 La mayoría de ellas volvieron a su campamento en las afueras de la ciudad y fueron rearmadas.

2.º Batallón de la muerte de mujeres de Moscú

El 2.º Batallón de la muerte de mujeres de Moscú, formado también con dos destacamentos separados de comunicaciones, se creó en Moscú en junio de 1917 y a finales de verano el batallón lo integraban unas 1.000 mujeres.17 Finalmemte, ante la falta de apoyo por parte de las autoridades, el batallón decidió su disolución. A pesar de ello, 500 mujeres solicitaron su traslado al frente y sus solicitudes aceptadas sin el conocimiento del Estado Mayor.18

3.er Batallón de choque de mujeres de Kuban

La autorización desde le gobierno de la creación de unidades militares de mujeres animó a organizaciones privadas femeninas a formar sus propias unidades para-militares las cuales aparecieron en numerosas ciudades por toda Rusia. En un intento de satisfacer la demanda popular y tener a estas unidades bajo control, el Ministerio de Guerra amplió el permiso para la creación de formaciones militares.

Un cuarto batallón de combate se formó en Ekaterinodar, el 3.er Batallón de choque de mujeres de Kuban, creado a partir de una unidad para-militar existente.19 Este batallón tuvo numerosos problemas de organización y suministro.20

Destino final de los batallones de mujeres


Principales oficiales del 1.erBatallón de la muerte de mujeres rusas. María Bochkariova se sienta en el extremo izquierdo.Verano de 1917.

La ampliación de los permisos no puso fin a la creación de organizaciones para-militares femeninas y el gobierno se vio imposibilitado para controlar estas formaciones que hasta las propias mujeres oficiales se veían incapaces de manejar. En cualquier caso, nunca existió un consenso claro en la administración militar sobre el posible potencial de estas unidades y esto, junto a las severas restricciones que sufría el país, significó que el Ejército pusiera un escaso entusiasmo en el proyecto. De este modo, las unidades de mujeres recibieron poca atención y una asistencia deficiente por parte de la administración.

Gran cantidad autoridades militares rusas esperaban ver a las mujeres comportarse valientemente en la batalla lo que tendría un efecto positivo entre los soldados masculinos y a pesar de que las mujeres actuaron con arrojo en combate y no sufrieron excesivas bajas, esto no bastó para inspirar a las masas de cansados y desmoralizados combatientes rusos a reanudar la lucha. Después de que el 1.er Batallón de la muerte de mujeres rusas fracasara en sus efectos moralizadores sobre las tropas, algunos miembros de las Fuerzas Armadas comenzaron a cuestionar la utilidad de estas unidades femeninas. Así el gobierno se encontró en serias dificultades para seguir justificando el desvío de valiosos recursos bélicos hacia un proyecto de dudosa eficacia y a fue partir de agosto de 1917 cuando creció la inclinación por parte de las autoridades militares de discontinuar la formación de mujeres para propósitos de combate.21 Ante la retirada del apoyo oficial, el 2.º Batallón de la muerte de mujeres de Moscú, comenzó su disolución en septiembre pero no fue impedimento para que 500 mujeres solicitaran su traslado al frente y sus solicitudes se acabaran aceptando sin el conocimiento del Estado Mayor.22

Ante la decisión de qué destino dar a las unidades de mujeres, los militares primero decidieron integrarlas dentro de tareas auxiliares, lejos del frente, tales como vigilancia de ferrocarriles, pero esta propuesta chocó frontalmente con los hombres que estaban desempeñando estas funciones por temor a que fueran ellos a los que enviaran al frente.23 De este modo, el 30 de noviembre de 1917, el nuevo gobierno bolchevique ordenó oficialmente la disolución total de cualquier formación militar femenina. De todos modos, algunas mujeres del batallón de Petrogrado y del batallón de Kuban permanecieron ligadas a sus campamentos hasta 1918. Algunas de las mujeres que sirvieron en estas unidades terminaron luchando para ambos bandos en la Guerra Civil Rusa.24


Referencias

Esta obra deriva de la traducción de Women's Battalion de Wikipedia en inglés, concretamente de esta versión, publicada por sus editores bajo la Licencia de documentación libre de GNU y la Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported.

Notas

  1. Stockdale 2004, p. 91.
  2. Stoff 2006, p. 61
  3. Stites 1978, p. 299.
  4. McDermid and Hillyar 1999, p. 179.
  5. Stoff 2006, p. 76.
  6. McDermid and Hillyar 1999, p. 180.
  7. Stites 1978, p. 296.
  8. Stockdale 2004, p. 107.
  9. Stoff 2006, pp. 109-11.
  10. Stockdale 2004, p. 107-8.
  11. Stockdale 2004, pp. 97 & 99.
  12. Stites 1978, p. 300.
  13. Stoff 2006, p. 160.
  14. Stites 1978, p. 300.
  15. Reed 1919, Appendix to Chapter IV.
  16. Stoff 2006, p. 158.
  17. Stockdale 2004, p. 95.
  18. Stoff 2000, p. 79.
  19. Stoff 2006, pp. 131-2.
  20. Stoff 2000, p. 79.
  21. Stoff 2000, p. 78.
  22. Stoff 2000, p. 79.
  23. Stoff 2000, p. 78.
  24. Stoff 2006, p. 211.

Bibliografía


domingo, 21 de agosto de 2016

Indepedencia: María Remedios del Valle, la Madre de la Patria

“LA MADRE DE LA PATRIA” 
Por: Federico Andahazi




Era mujer, en la época en que ser mujer era una condena. Era negra, cuando ser negra significaba ser esclava. Era pobre, cuando ser pobre era la moneda más frecuente entre los que no tenían una sola moneda ni para comer.
Fue soldado cuando ser soldado significaba dejar el cuerpo en el campo de batalla, aun cuando sobreviviera.
Fue sepultada por el olvido cuando en el panteón de los héroes no entraban las mujeres, ni los negros, ni los pobres, ni los soldados. Y ella fue todo eso junto.
Y a pesar de todo, Belgrano la declaró la madre de la Patria. Pero por la visto, esta patria todavía no puede aceptar que su madre sea negra y pobre.
Todos sabemos quién es el Padre de Patria; ni hace falta mencionarlo. ¿Pero es posible que la mayoría de este pueblo desconozca quién es la madre?
Se llamaba María Remedios del Valle y era parda. Parda, sí, aquella categoría aún vigente entre los que creen, insisto, todavía hoy, en que el color de la piel es una cuestión de casta. Algunos dicen que era afroargentina. Yo prefiero decir que era negra.
Tenía una mirada compasiva que podía volverse fiera como la de las hembras cuando ven peligrar la cría; los ojos tan negros que no se distinguía la pupila del iris, siempre estaban alerta.
Tenía la frente alta, orgullosa, rematada en un pelo mota que formaba un halo como el de las santas, pero no dorado al hoja, sino dibujado con carbonilla.
María Remedios nació en Santa María de los Buenos Aires un día incierto de 1766, ya que la historia ni siquiera tuvo el decoro de preservar la fecha exacta. Se propuso defender este suelo acaso para soñar con una patria que nunca tuvo. Combatió junto al Tercio de Andaluces, uno de los varios grupos de milicianos que expulsó a los ingleses durante las segundas invasiones.
Luego de la Revolución de Mayo, marchó al Alto Perú con el Ejército del Norte. Con su marido y sus dos hijos, uno de ellos adoptado, se incorporó al Regimiento de Artillería de la Patria. Volvió sola. En el campo de batalla quedó toda su familia. No sobrevivieron su esposo ni sus hijos. Ni siquiera los nombres para recordarlos como corresponde.
Lejos de rendirse ante el rigor de la existencia, ahora tenía tres motivos más para seguir luchando. Le suplicó a Manuel Belgrano que le permitiera participar en la batalla de Tucumán. Atado a la disciplina y a los reglamentos militares, Belgrano al principio se negó. Pero esa voz firme y esa mirada aguerrida se impuso y finalmente, desde la retaguardia, llegó al frente de batalla codo a codo con los soldados.
Fue un triunfo decisivo en la lucha por la Independencia. Belgrano pasa revista de la tropa en formación y al llegar a ella, se detiene, le tiende la mano y la nombra capitana de su ejército y Madre de la Patria.
La Negra Remedios Acompañó a Belgrano en la victoria pero, sobre todo, en la derrota.
Cuando fue derrotado en Vilcapugio, María de los Remedios del Valle combatió, recibió una bala y, herida, fue tomada prisionera. Apresada, ayudó a escapar a los jefes patriotas. No le salió gratis: durante nueve días recibió el azote público: la piel negra se tiñó con la sangre roja y le quedó ese estigma para siempre como un trofeo de guerra. Consiguió escapar y se unió a las tropas de Güemes.
Una anciana indigente, busca cobijo en la recova del Cabildo, un lugar de paseo terminada la guerra por la Independencia, ya en tiempos menos convulsionados.
La anciana extiende su palma blanca para recibir la limosna de los viandantes. Una palma blanca y vacía que contrasta con los ojos negros en los que no se distingue la pupila del iris.
Alguien se detiene y cree ver en esa vieja negra, pobre de toda pobreza a una antigua conocida. El hombre es el general Viamonte.: «¡Usted es la Capitana, la que nos acompañó al Alto Perú, es una heroína!», exclama emocionado el ahora diputado.
La negra Remedios Del Valle, que mal podía esconder las cicatrices en el brazo, le cuenta cuántas veces había llamado a la puerta de su casa para saludarlo, pero el personal doméstico la había echado como a una pordiosera.
En estos días en los que tenemos que escuchar a otra señora, una que se dice perseguida y no sabe cómo justificar sus cuentas en dólares y en pesos, sus plazos fijos y sus cajas de seguridad, quiero recordar que esta patria ya tiene una madre
Una madre que enterró a su amor y a sus hijos en el campo de batalla, una madre que no tenía nada, que era negra, que era pobre y que tenía las palmas de las manos blancas como lo son las palmas de los negros: claras… Y sobre todo, vacías.

jueves, 28 de julio de 2016

Terrorismo: Los Oesterheld, una familia de enfermos en una época de enfermos

La trágica historia de la desaparición del autor de "El Eternauta" y sus cuatro hijas
En diálogo con Infobae, las autoras de la flamante biografía “Los Oesterheld” hablaron sobre la vida del renombrado historietista Héctor Oesterheld y el fatídico desenlace de su familia durante la última dictadura
Por Fernanda Jara - Infobae



Portada de “Los Oesterheld”, de Fernanda Nicolini y Alicia Beltrami (Sudamericana).

"A veces, la historia de un país descarga toda su violencia contra una familia. Esa fue la fatalidad que signó la vida del célebre historietista Héctor Oesterheld, sus cuatro hijas, sus tres yernos y dos de sus cuatro nietos, secuestrados y desaparecidos durante la última dictadura", cuenta la contratapa del libro, que en su portada muestra a la familia completa, cuando las historietas, los cuentos de ciencia ficción y los juegos infantiles colmaban sus días.

Poco se conoce —o difundió— sobre lo que antecedió a la desaparición del creador de El Eternauta, una de las historietas argentinas clásicas por excelencia, la de sus cuatro hijas y sus yernos. "¿Cómo fue que el guionista reconocido en el mundo se convirtió en correo de Montoneros? ¿Qué llevó a sus hijas, alumnas destacadas de colegios bilingüe de élite, a involucrarse en el trabajo de base y la lucha revolucionaria?", son los interrogantes impuestos sobre un fondo negro que, tras cinco años de investigación y 200 entrevistas, las autoras responden.

En el estudio de Infobae, Fernanda Nicolini y Alicia Beltrami, escritoras del libro que recupera la intimidad de la familia a la que le fue arrebatada la vida, contaron cómo fue la investigación que desarrollaron a lo largo de cinco años y detalles sobre las más de 200 entrevistas que las cruzó con familiares, compañeros de militancia y testigos de los últimos tiempos de Oesterheld y su gente.

"Es la reconstrucción de muchos personajes, de las cuatro chicas desaparecidas, de Héctor, de las parejas de las chicas y, además, de los compañeros de militancia. Porque el libro abre muchas vías para poder entender, primero, una época (los setenta), por otro, por qué estas chicas, que tenían una vida cultural super intensa, entran a militar como muchos otros jóvenes de su época. Cuando te metés en ese terreno tenés que reconstruir cómo eran las características de la militancia…", dijo Nicolini. Con esas características se refiere a los ideales que llevaron a las destacadas estudiantes a involucrarse en el trabajo y lucha revolucionaria que marcó no solo a su generación, sino que fue bisagra en la historia argentina.


Estela, Beatriz, Marina y Diana de pequeñas junto a sus padres, Elsa y Héctor Oesterheld. Marina (18) y Diana (24) estaban embarazadas. Beatriz tenía 19 años y Beatriz, 25.

Dar a conocer una historia real

La idea de recuperar la historia de esta familia surgió casi de casualidad, pero se convirtió en una pieza necesaria para armar el rompecabezas de lo que antecedió a la desaparición de uno de los grandes creadores de la literatura nacional y sus seres queridos. "Con una amiga nos pusimos a hablar de las biografías familiares y que en la Argentina no están muy transitadas, y mi amiga dijo que nunca se contó la historia de los Oesterheld. Y quedó ahí. Por esas casualidades conocí a los nietos, nos enteramos que la editorial Sudamericana estaba interesada en el tema, luego se sumó Alicia", recordó Nicolini, que se embarcó en esas vidas asumiendo que había información. No era así, por lo que debieron cambiar el rumbo e ir directamente a las fuentes. "Cuando nos dimos cuenta de que había que entrevistar a tanta gente, de hecho entrevistamos a 200 personas, tomó otra dimensión la historia y el libro", añadió.

Al comenzar a andar el terreno que aún no les era familiar supieron que las pequeñas de esas fotos que ilustran el libro habían desaparecido, que dos estaban embarazadas y que sus maridos e hijos no llegaron a formar parte de ningún álbum de recuerdos. Ese fue el mayor impacto. "Nos centramos y enfocamos mucho en las chicas, en la reconstrucción de todo, pero nos centramos entre el 71 y el 77 cuando Héctor y las chicas militaban".

Gran parte de la investigación que desarrollaron pudo llevarse a cabo gracias a los testimonios de compañeros de militancia que conocían la vida de ellas y de Héctor. "Se conocían con nombre de guerra. No sabían mucho de su vida privada por cuestiones de seguridad, por si a alguno lo secuestraban", cuenta Beltrami. "Ese sistema, por un lado, nos complicó y, por otro, nos amplió el campo porque se fueron formando diferentes redes de personas que se conocían entre sí y otros que volvían a encontrarse después de 30 o 40 años. Algunos creían que habían desaparecido. De hecho Fernando —uno de los nietos sobrevivientes— encontró a su madrina y no sabía que la tenía. Fue un proceso rico, largo, arduo, pero interesante para construir los perfiles de todos", señaló.



 Teníamos la foto de cuatro chicas hermosas de Béccar o las de Héctor como autor de El Eternauta y la tragedia final, pero ¿en el medio qué pasó?
Decidieron hacer hincapié en la vida de esas jóvenes antes de convertirse en militantes y deshojar la margarita de sus intereses más profundos y de aquellos ideales que allí estaban esperando a cobrar forma. "Teníamos la foto de las cuatro chicas hermosas de Béccar o las de Héctor como autor de El Eternauta y la tragedia final. Pero ¿en el medio qué pasó? Hay un montón de hechos y lo que nos interesaba era la vida cotidian".

"Al entrevistar a tantas personas uno acude a esa memoria selectiva de cada uno de ellos y en general la memoria recuerda cosas insólitas, detalles y ahí podes hacer un mapa de lo cotidiano. De las cuatro chicas logramos reconstruir detalles íntimos, de sus compañeros, parejas, de quién se enamoraban, de quién no. Cómo eran sus personalidades… Creo que eso es lo que da mucha riqueza al libro. Vamos a lo personal de cada uno y no lo reconstruimos desde la época en general, que es lo que puede pasar en los libros de historia", explicaron. El objetivo primero, aseguró Beltrami, era "darle encarnadura a esas personas que muchas veces quedan como frizadas en una foto, en esa juventud de militancia que, entre lo trágico y la pena que da eso y el misterio, tratamos de recuperar esas historias".

Una familia que dejó marcas en mucha gente



Héctor Oesterheld fue secuestrado por las Fuerzas Armadas el 27 de abril de 1977, en La Plata. Antes, desde la clandestinidad terminó su obra cumbre, El Eternauta. Para entonces sus cuatro hijas también habían sido desaparecidas.

Todos sabían el final. La reconstrucción de la historia tuvo la inevitable carga de tristeza por saber que diez miembros de una sola familia habían desaparecido. Las historias que Héctor contaba en sus comics causaban furia en quienes habían comenzado a escribir la etapa más oscura de la Argentina. Pero los que lo conocieron no tuvieron más que buenos recuerdos para compartir con las autoras. "Fueron una familia que había dejado una marca importante en mucha gente, en casi todos los que lo conocieron. Eran interesantes, muy agradables, buena gente, inteligentes", concluyó Beltrami luego de indagar a fondo esas vidas. "La idea era, también, recuperarlos vivos, armar lo más vital que tenían, darles cuerpo desde otro lugar y ahí se matizó con otras emociones, risa humor, entrega…".

"Además —continuó Nicolini— hay algo particular que es la figura de Héctor Oesterheld. Muchos de los que entrevistamos crecieron leyendo esas historietas, pero también conocían el apellido de antes, era parte de su propia formación y había un vínculo emocional fuertísimo. Había gente que lo encontró militando y ya lo conocía de antes. Era alguien famoso, entonces, al verlo les dejaba una marca". Pero él mismo dejó sus heridas en su composición. "En El Eternauta II pueden reconocer que ahí está María, que es un personaje y que es su hija que ya había desaparecido. Y él la pone ahí y se pone a él como personaje. Entonces el libro, de algún modo, ayuda a decodificar algunas cosas que él empezaba a poner de su historieta cuando esta dejó de ser una cuestión de aventura… Después cuando empezó con la militancia en prensa de Montoneros incorporó un montón de los conceptos en esa historieta… Siempre tuvo a la historieta como una herramienta política, de educación, no era simplemente un hobbie", finalizó Nicolini.


sábado, 14 de mayo de 2016

SGM: La operación Antropoide y las vejaciones a mujeres polacas

Después de la muerte pal de Hitler, los nazis recreado sus heridas en un experimento enfermo
Por Mackenzie Dawson | New York Post
La mujer polaca había regresado a Ravensbrück, 70 años después de que ella había visto por última vez el lugar. Esta vez, ella estaba en una silla de ruedas, paseó por un voluntario atento que la llamaba su "tía" y llevaba una bufanda de la bandera polaca con su número de campos de concentración estampada en ella. Se detenían periódicamente para tomar autofotos con algunos de los jóvenes que se habían reunido para celebrar el aniversario de la liberación del campo.


"Lila Girls" de Martha Salón Kelly
(Ballantine Books)

Stanislawa "Stasha" Sledziejowska-Osiczko fue uno de los afortunados. Ella había llegado a casa.

Stasha era un miembro de los conejos de Ravensbrück, 72 prisioneras polacas católicas que fueron sometidos a una serie de experimentos médicos inhumanos por los médicos nazis en los campos de concentración única exclusivamente femenino de la Segunda Guerra Mundial. El nombre del grupo proviene de su tratamiento como conejos de laboratorio médico - y también, porque los experimentos crueles menudo los dejaron con lesiones y deformidades que significaba hopping era la única manera de que pudieran moverse.

Su historia nunca ha sido ampliamente dicho, pero ahora, una nueva novela llamada "lila Girls" de Martha Salón Kelly, describe su increíble viaje, que se extendió desde el campo de concentración a los Estados Unidos, donde un filántropo y miembro de la jet conocida llamada Caroline ferriday les ayudaría a recuperarse de sus heridas terribles. Sus circunstancias no podrían haber sido más diferente que la de los prisioneros de Ravensbrück - y sin embargo, se convirtió en uno de sus mayores defensores durante un tiempo cuando la realidad de los campos de concentración parecía muy lejano para la mayoría de los estadounidenses.


Carolina Ferriday, más a la derecha, organizó el 35 de las mujeres torturadas para venir a los Estados para la rehabilitación física y mental. Ella celebró la Navidad con algunos de ellos en su casa de Connecticut en 1958. Photo: Connecticut Signals

"En el principio, [comandante de la SS] Heinrich Himmler utilizó [Ravensbrück] como un campo de espectáculo. Había flores en las jardineras, jaulas de pájaros y un hermoso camino bordeado de árboles. Himmler lo mostraría a la Cruz Roja internacional para demostrar [fue] supuestamente tratar bien a los prisioneros ", dice Kelly del campo 56 millas al norte de Berlín, que albergaba a las prostitutas, los socialistas, comunistas, manifestantes políticos, abortistas y los testigos de Jehová, entre las otros.

La médica alemán Herta Oberhauser, que estaba desesperada
por ser un cirujano y realizó muchos de los
experimentos brutales. finalmente fue condenada
a 20 años de prueba en los médicos de Nuremberg ',
pero sólo sirve five.Photo: United States
Holocaust Memorial Museum Archivos Fotográficos


"En medio de la guerra, que necesitaban todas las manos a trabajar, por lo que no se ejecutan a tantas personas. Hacia el final, cuando [Alemania era] perder, comenzaron a usar las cámaras de gas "unos 120.000 prisioneros pasaron por el campo en el transcurso de la guerra.; 50.000 murieron.

Mientras que "lila Girls" es una novela, Kelly utiliza varias personas reales como personajes, incluyendo a Caroline Ferriday y un médico alemán llamado Herta Oberheuser, que realizó muchos de los experimentos. Un dermatólogo que estaba desesperado por convertirse en un cirujano, Oberheuser aprovechó la oportunidad de trabajar en el campo. (Más tarde, estaría condenado a 20 años durante el juicio los médicos de Nuremberg 'Ella sólo sirvió cinco años;. Después de ser liberada, se iba a abrir una clínica médica familiar en Stocksee, Alemania).

experimentos de sulfonamidas de Ravensbrück, como se les conocía, se llevaron a cabo para probar la eficacia de los medicamentos a base de sulfa. Estudiaron nervio y la regeneración de tejidos, incluyendo el trasplante de médula de una persona a otra. De lo contrario prisioneros sanos tenían partes de hueso, músculo y tejido extirpado sin anestesia; amputaron las extremidades sanas.

Mientras que la investigación fue aparentemente para estudiar las heridas de guerra, "Eso fue [sólo] lo que los nazis querían que la gente cree", dice Kelly.


La mayoría de los experimentos probó la eficacia de las sulfonamidas. De lo contrario prisioneros sanos tenían partes de hueso, músculo y tejido extirpado sin anestesia; extremidades sanas eran amputadas. Foto: United States Holocaust Memorial Museum Archivos Fotográficos

Los experimentos fueron en realidad precipitados por la muerte de uno de los amigos cercanos de Hitler, de alto rango oficial de las SS Reinhard Heydrich, que murió a causa de las heridas sufridas durante un atentado con coche bomba en 1942. Heydrich fue tratado por el médico personal de Himmler, el Dr. Karl Gebhardt, que se negó utilizar las sulfamidas cuando se opera en él. Cuando murió, Hitler culpó Gebhardt, insistiendo Heydrich murió a manos de la gangrena gaseosa.

modal de activación
Los experimentos comenzaron después de la muerte de uno de los amigos cercanos de Hitler, Reinhard Heydrich (izquierda) quién es el médico se negó a utilizar las sulfamidas cuando se opera en él. Los experimentos recreados, y por lo general exageradas, las lesiones y demostrar a Hitler que no usar sulfa era la correcta decision.Photo: Getty Images

Gebhardt ideó los experimentos con Himmler para probar a Hitler de que la decisión de evitar las sulfonamidas era correcta. lesiones de Heydrich se vuelven a crear en detalle en las mujeres, con el fin de investigar qué había salido mal. Los médicos podrían maximizar deliberadamente el potencial de infecciones mediante la inserción de fragmentos de vidrio y bacterias en las heridas abiertas antes de coser para arriba.

En un primer momento, los experimentos se llevaron a cabo en los prisioneros masculinos en Sachsenhausen, un campamento en Oranienburg, Alemania, pero los que fueron suspendidos debido a que los presos se quejaron demasiado y resultaban difíciles de controlar.

Por lo que los médicos volvieron a las mujeres, pensando que presentarían dócilmente.

"Se llevaban a grupos de 10 mujeres, mantenerlos por un tiempo y luego utilizar un grupo diferente", dice Kelly. "Algunos de ellos murieron durante los experimentos, y varios fueron ejecutados inmediatamente después. Algunos no habían cicatrizado, y tuvo que ser llevado a la pared de tiro ".

Las piernas del prisionero Jadwiga Dzido llevaban las cicatrices del
tratamiento espantosa.

En la investigación de datos para "Lila niñas," Kelly habló con varios supervivientes de Ravensbrück, que le dijeron un detalle desgarrador: Cuando las mujeres estaban a punto de ser ejecutado, que harían de los pelos.

"Ellos pellizcar sus mejillas de color, hacer el pelo, hacer lo mejor que pudieron sujetas a sus maridos para ese último paseo", dice Kelly.

"Y ellos hablaron sobre si sería lo suficientemente valiente para gritar: ¡Viva Polonia, 'porque los nazis odiaban eso. Hubo una bebida sedante [guardias] les daría, y algunas mujeres se negó a tomarlo ".

Durante los últimos meses de la guerra, los nazis determinado para ejecutar todos los conejos restantes, como que estaban viviendo prueba de las atrocidades cometidas. Pero otros internos Ravensbrück intervinieron en una gran muestra de solidaridad.

Los conejos se habían reunido en una habitación y estaban circulando rumores; todo el mundo creía que esto sería la noche de su ejecución.

Fue entonces cuando un grupo de prisioneros rusos cerró la red eléctrica, hundiendo el campo en la oscuridad y que permite a las mujeres que se esconden debajo de búnkeres y en los espacios del ático. Se quedaron a salvo de esta manera hasta marzo de 1945, cuando fueron rescatados y llevados a Suecia a través de la Cruz Roja (y, eventualmente, de regreso a su nativa Polonia).

Cuando las mujeres estaban a punto de ser ejecutadas, las peinaban bien
Ravensbrück fue uno de los últimos campos liberados, dejando el un montón de tiempo nazis para destruir documentos. Como resultado, se sabe poco sobre el campo. Pero en el momento en que se cerró, los resultados de los innumerables experimentos de conejo se inclinan a favor de Gebhardt.

La historia de los conejos fue en gran parte no contada hasta 1958, cuando Ferriday, que vivía en Connecticut y vino de una fortuna productos secos ricos de Nueva York, aprendió de él de un amigo y periodista Norman Cousins ​​convencido para escribir un artículo en el Saturday Review. donativos de los lectores vierte en, por un total de $ 5.000 - una buena cantidad en el momento.

Ferriday, entonces de 56 años, se determinó: Las mujeres que vienen a los Estados Unidos, y que ayudaría a obtener tratamiento para sus heridas de Ravensbrück.


Stanislaus Sledziejowska-Osiczko o "Stasha," uno de los pocos supervivientes de Ravensbrück, que regresaron al campamento para el 70 aniversario de su liberación.

"Los estadounidenses justo después de la guerra eran muy enfermo de la guerra [la]", dice Kelly. "Eso es lo que era increíble - que ella era capaz de galvanizar a la gente."


Ferriday juntó $ 5,000 - considerada una buena cantidad en 1958 - para ayudar a los sobrevivientes de Ravensbrück. Photo: Cortesía de Anna Jarosky, Connecticut Signals

Después de meses de negociaciones con el gobierno comunista de Polonia, 35 de los conejos - casi la mitad del grupo - llegó a los Estados para el tratamiento extenso, tanto física como mental.

Las mujeres fueron a diferentes ciudades, dependiendo de qué hospitales fueron los más adecuados para manejar sus lesiones específicas. Cuatro de los ex prisioneros se quedaron en la casa de Ferriday en Bethlehem, Connecticut para la Navidad en 1958.

Cuando Kelly fue a Ravensbrück en 2015 para el 70 aniversario de su liberación, se encontró con Stasha, ahora uno de los cinco conejos que sobreviven, cada uno de los cuales tiene un ayudante voluntario que cuida de ellos.

"Cuando le pregunté acerca de venir a América que responda a Caroline, que era lo único que ella tiene problemas hablando, porque quería quedarse [en Estados Unidos] y ser actriz", dice Kelly.

"Después de todo lo que le pasó a ella - el hecho de que Stasha tuvo que volver a casa de América, que era lo más triste!

"Pero hay una maravillosa paz como a los conejos con los que hablé. No odian más. Dejan que todo vaya. [Cuando se habla de Ravensbrück], dijo Stasha, 'Yo no guardo rencor en absoluto. Me perdono por completo. ' "

martes, 3 de mayo de 2016

Vikingos en Estonia

Vikingos
Un entierro ceremonial de un buque en Estonia es décadas mayor que la supuesta primera incursión vikinga, en 793 C. E.
Raili ALLMÄE
Science Mag


Los Vikingos pueden haber tomado primero en mares para encontrar mujeres, esclavos
Por Andrew Lawler


El 8 de junio 793 C. E., una banda de guerreros extranjeros atacaron el monasterio cristiano de Lindisfarne en la costa Inglés, destruyendo la iglesia, matando a los monjes, y haciendo con todo el tesoro de sus barcos podían sostener. Este ataque brutal mucho tiempo se ha pensado para marcar el inicio de la agresión de Viking. Pero el arqueólogo Neil Precio de la Universidad de Uppsala de Suecia sospecha que las raíces de la era de los vikingos se remontan mucho antes de esta incursión.

Armado con una subvención de una gran suma $ 6 millones en la arqueología-Price y sus colegas quieren saber en qué medida la necesidad de mano de obra cautiva y esposas en el extranjero ayudó a impulsar la expansión vikinga, la transformación de los marineros escandinavos y los comerciantes de pieles del período de Vendel anterior provincial en los exploradores y los merodeadores internacionales. "Los procesos sociales están llevando a cabo mucho antes de que" la incursión de Lindisfarne, dijo Price después de su ponencia en un simposio sobre Vikings en la reunión anual de la Sociedad Americana de Arqueología aquí la semana pasada. "Podemos borrar este límite entre las eras Vendel y Viking."

A pocos kilómetros de la oficina del precio de Uppsala, líderes y guerreros vikingos se reunieron cada primavera para planear incursiones en tierras lejanas. Ahora, Precio planea su propio asalto, reuniendo especialistas de toda Europa para concretar las fuerzas sociales y económicas que estimularon el fenómeno de Viking. En la reunión, él y sus colegas presentó los planes de investigación y discutió los hallazgos preliminares. En lugar de excavación, el equipo tiene la intención de utilizar más grande jamás subvención arqueológica del Consejo Sueco de Investigación para reexaminar espectacular existente se encuentra el uso de métodos modernos como el análisis isotópico.

"El proyecto de precio va a la esencia de la pregunta que todos los estudiosos de Viking pregunta: ¿Por qué los vikingos", dice Jan Bill, un arqueólogo en el Museo de Historia Cultural de Oslo. "El sólo poner un poco de orden en las antiguas excavaciones y publicar de manera adecuada nos dirá mucho acerca de los antecedentes de la era de los vikingos", añade el arqueólogo Marek Jankowiak de la Universidad de Oxford en el Reino Unido, que se especializa en el período, pero tampoco es parte del proyecto.

La ruptura repentina y dramática por los vikingos tiene intrigado a los estudiosos de largo. La incursión de Lindisfarne inaugurado 3 siglos de expansión que llevaron a la colonización de Islandia, Groenlandia y, brevemente, Terranova, en Canadá. Al este, vikingos dominaron los ríos del oeste de Rusia de hoy y Ucrania, enviaron diplomáticos a Constantinopla, y se negocian tan lejos como Bagdad y el norte de África.

Pero aunque los estudiosos anteriores identificaron las incursiones como el comienzo de la era de los vikingos, Precio subraya que su modo de vida comenzó mucho antes. En el período de Vendel de aproximadamente 550 al 790 C. E. C. E., escandinavos exporta hierro y pieles y desarrollaron habilidades marineras impresionantes. Y entre 2008 y 2012, los investigadores descubrieron dos barco funerario en la orilla del mar Báltico en Estonia, a 250 kilómetros de la costa sueca. Los enterramientos son "el descubrimiento de Viking más significativo de los últimos cien años", dice Price, y que al parecer son anteriores a la incursión de Lindisfarne por casi un siglo, de acuerdo a la datación por radiocarbono y por artefactos estilos.


espadas del doble filo como éste de un espectáculo nave funeraria de Estonia que los escandinavos lejos de su tierra natal luchó ferozmente antes del inicio aceptada de la era vikinga.
liina MALDRE

Encontrado en la isla de Saaremaa en la ciudad de Salme, los dos barcos de guerra sirvieron como tumbas para 40 hombres. En uno, 33 hombres fueron apilados uno encima de otro y se cubren con escudos de madera. soldados de élite eran enterrados con espadas de doble filo elaborada decoración, y un hombre que parecía ser el jefe estrechó una espada con empuñadura de piedras preciosas y mantuvo una pieza de juego, hecha de marfil de morsa en la boca.

Trabajar con colaboradores estonios, "tenemos la intención de arrojar la ciencia masiva" en estos vasos antiguos de recoger todo lo posible acerca de este período, dijo Price. También centraremos en algunos enterramientos espectaculares nave en el Valsgärde, a las afueras de Uppsala, de fecha desde el siglo VI hasta el siglo 11. La zona incluye 60 tumbas, incluidos los de las mujeres, y cientos de artefactos aún no se ha analizado cuidadosamente.

Price y sus colegas se preguntan si los enterramientos rendirán pruebas de la esclavitud, que ven cada vez más como un factor potente palanca para la expansión de Viking. Price dijo que la necesidad de esclavos puede haber comenzado durante la era Vendel, cuando el rápido crecimiento de la flota de buques exigió un enorme número de velas de lana masivas. Esto requiere la transformación de la tierra en pastos para el ganado ovino, la producción de lana, y hacer velas, una embarcación de gran intensidad de mano de obra. Una sola vela de 90 metros cuadrados, podría tomar una sola persona hasta 5 años para producir, dijo Ben Raffield, arqueólogo de la Universidad Simon Fraser en Burnaby, Canadá, que está involucrado en el proyecto. Precio añade que "cada barco necesita dos velas, y había cientos de barcos", que plantea la posibilidad de que se necesitaba mano de obra esclavo para mantener la flota.

Las fuentes históricas dejan claro que los "vikingos fueron de obtención, transporte y venta de esclavos", dijo Raffield en alguna palabra. Se estima que los esclavos comprendían tanto como el 25% de la población de los países escandinavos. sagas nórdicas mencionan "esclavos" esclavos- en nórdico antiguo-que a menudo les dieron nombres peyorativos como Stinky, achaparrado y estúpida. Sin embargo, la evidencia arqueológica convincente ha sido difícil de alcanzar. esposas de hierro y collares hacen alusión a la esclavitud, pero podrían haber sido utilizados para los presos o los perros. Raffield planea buscar evidencia de buques especiales diseñados para transportar a los cautivos.

Otros arqueólogos han encontrado pistas tentadoras de la esclavitud en los restos existentes. Aproximadamente uno de cada 25 varones enterramientos vikingos de Suecia y Noruega incluye dientes incisas con surcos profundos. Las marcas se pensaba larga para indicar una clase guerrera, pero por lo menos algunos de estos hombres fueron decapitados y se colocan en un entierro con otro hombre, dijo Anna Kjellström de la Universidad de Estocolmo, que también es parte del proyecto. "Se puede hacer un fuerte argumento de que estos eran esclavos especiales que fueron asesinados ritualmente" tras la muerte de su amo, dijo en su charla. "Los esclavos pueden haber estado frente a nosotros todo el tiempo." El equipo tiene previsto un amplio análisis isotópico de descubrir si las víctimas eran locales o reciente, tal vez involuntaria, las llegadas.

 El programa de investigación también analizará los cambios en la sociedad de Viking como se muestra por el uso del suelo. Por ejemplo, por el siglo 10, las pistas de arquitectura a la esclavitud se vuelven claras. En un lugar de las afueras de Estocolmo, cerca de Ikea de hoy, una pequeña cabaña redonda excavado en la tierra se encuentra en una pendiente por encima de una casa de campo grande. La cabaña parece haber sido la vivienda para los esclavos a la altura de la prosperidad de Viking, dijo Charlotte Hedenstierna-Jonson, de la Universidad de Estocolmo. En otro sitio sueco, Sanda, una gran casa está rodeada de estructuras mucho más pequeñas, las posibles dependencias de los esclavos. "No va demasiado para poder ver estos como la casa grande en una plantación", dijo Price.

Otros investigadores destacan la integración de los datos del equipo en una visión más completa de Vendel y Viking sociedad. "Ahora está claro que no podemos entender completamente los Vikings sin tener en cuenta la caza de esclavos y la trata de esclavos", dijo Jankowiak de Oxford. "El 'modelo de negocio' de los vikingos Báltico parece haber dependido de ello."

El equipo también abordar la cuestión inquietante de la esclavitud sexual. Hay indicios de la poligamia en las culturas germánicas de este tiempo, aunque los investigadores no están seguros de su extensión en la sociedad de Viking o en la era Vendel. Pero si fuera prevalente, Precio especula, los hombres más pobres habrían estado dispuestos a buscar esposas fuera de Escandinavia. Los investigadores esperan entender más tirando juntos ADN y otros datos para determinar las relaciones entre los orígenes y de Viking muertos.

El argumento de que los Vikings se dispuso a capturar las mujeres recibe el apoyo tentadora de los estudios genéticos recientes de personas que viven en Islandia, que no ha experimentado una importante migración desde los vikingos se establecieron hace más de mil años. Alrededor de tres cuartas partes de los colonos islandeses machos procedían de lo que hoy es Noruega, aunque más de la mitad de las mujeres eran de las Islas Británicas, de acuerdo con los estudios genéticos de los islandeses de hoy en día. Eso sugiere que los hombres de Viking se asociaron con las mujeres británicas en una escala masiva. "Debemos estar hablando de un cierto grado de coerción", dijo Price. Su equipo se hará hincapié en el examen de los restos de las mujeres de Viking-largas-estudiada para entender sus orígenes.

Precio añade que se requiere mucho más trabajo para comprender la emergencia de la sociedad incursiones de los Vikings. "Este es sólo el comienzo de una década de investigación," dice.

jueves, 7 de abril de 2016

Subversión: La detención de una copera

’Señora, está destituida‘
En La primera presidente, la historiadora María Sáenz Quesada realiza una profunda investigación sobre la vida de aquella mujer que, a partir de un encuentro con Perón, no se volvió a separar de su lado. Desarrolla diferentes e importantes momentos para ella y los argentinos, como sus años de exilio, el regreso a la Argentina, el último mandato del General y su breve presidencia, acompañada por el mítico José López Rega.


Por María Sáenz Quesada | Perfil


 Guardaespaldas. Isabel con Jorge Videla y Emilio Massera en enero de 1976, meses antes del golpe militar que dejó muertos y desaparecidos.

Isabel llegó en helicóptero a mediodía del 23 de marzo a la Casa de Gobierno, almorzó y recibió a Norma López Rega, Lastiri, Vignes y Norma Kennedy. También la visitó un grupo de sindicalistas, encabezado por Lorenzo Miguel, quien volvió a mostrarse optimista: “La presidente no está dispuesta a irse, no se va ni pide descanso… pronto en los barrios y en la Plaza de Mayo se podrá ver que esta reacción nuestra tiene calor popular, no caeremos sin pena ni gloria”, pronosticó el metalúrgico.
Recuerda una funcionaria de la Cancillería, que concurrió a la Casa Rosada con motivo de un seminario de Naciones Unidas para América Latina sobre participación de la mujer en la vida pública, en la víspera del golpe: “La presidente nos recibió a Quijano, a mí y, por Naciones Unidas, a la secretaria general del tema de la mujer –que estaba interesada en conocer a una jefa de Estado mujer–. Nos sentamos. Isabel en la cabecera; no había traductor, de modo que hice de intérprete. Isabel pasó 45 minutos hablando de la situación de la mujer, como si no pasara nada. Parecía irrelevante para las circunstancias que se vivían. Pero ella cumplió con la entrevista con toda calma”.
“El 23 de marzo fue un día de esquizofrenia; por un lado, la noticia de que los tanques controlaban la avenida General Paz; por otro, una serie de actos protocolares. Había venido el alcalde de Moscú, alto personaje del Politburó, y en la recepción en la embajada soviética éste le preguntó al canciller si habría golpe, preocupado porque si se cerraba el aeropuerto no podría volver en fecha (como efectivamente ocurrió)”, recuerda el ex ministro Quijano, que ese día concurrió a la presentación de credenciales de dos nuevos embajadores.
El 23, el ministro Deheza tuvo dos reuniones con los comandantes, en las que repasaron la lista de exigencias que los jefes militares habían redactado como parte del intento de acuerdo del 5 de enero. Eran metas muy ambiciosas, un replanteo del gobierno desde el vamos más que una rectificación del plan económico, la política exterior y la indisciplina social. No obstante la tensión, se sintió aliviado porque al día siguiente tendría otra más con Videla, Massera y Agosti. “Esta noche no pasará nada”, le dijo a Julio González, a pesar de que el titular del vespertino La Razón decía: “La suerte está echada”.
“La tarde del 23 de marzo –escribe monseñor Laghi– la señora, según me ha confiado monseñor Galán, permaneció casi hasta la medianoche en la Casa Rosada, incluso para anticipar el saludo de cumpleaños de una colaboradora, Beatriz Galán, sobrina de monseñor”.
En los despachos de la Secretaría Privada y Técnica, los funcionarios se quedaron un rato más conversando con el intendente de Lanús, Manuel Quindimil, y unos diputados.
Pero el problema que los desvelaba era otro: desde el mes anterior, la presidente había dado órdenes muy estrictas de que hubiera disponible en caja una suma en efectivo de 16 millones de pesos ley, tomada de los gastos reservados.
El 22 de marzo la presidente recibió a su secretario a solas y le indicó que tuviese preparada esa suma sin darle ninguna explicación. Los trámites se hicieron y los millones llegaron puntualmente en la tarde del 23, en gruesos fajos del Banco Nación. Por eso, a la hora cero del 24 de marzo, antes de partir a Olivos en helicóptero, González habló con el subsecretario, doctor Noacco, y le indicó que en caso de producirse los acontecimientos que se temían, él debía retirar los fondos y entregarlos en una escribanía para restituirlos debidamente si la presidente no los disponía. (Así se hizo después por medio de la escribanía de Bernardino Montejano.)
A medianoche, Isabel, con el rostro tenso, el pelo recogido y un elegante traje beige, se retiró de la Casa de Gobierno a bordo de un helicóptero acompañada por González y por el jefe de la custodia. Al poco rato supieron en Presidencia que la máquina no había llegado a Olivos y casi enseguida el Ejército irrumpió en la Casa Rosada.

La captura

El operativo de detener a la presidente de la Nación se preparó cuidadosamente. Los comandantes habían sido advertidos por la interesada de que la tendrían que sacar por la fuerza de la Casa de Gobierno. La perspectiva no resultaba grata. Porque aunque secretamente la represión clandestina, en su metodología feroz, no discriminara entre varones y mujeres, era muy distinto arrestar a la presidente en el ejercicio del cargo. La opinión internacional miraría atentamente el procedimiento y la Iglesia se había constituido en garante de la integridad física de la señora.
El general Villarreal había pasado sus vacaciones en La Falda. Al regreso, a principios de febrero, le informaron que se iba a Buenos Aires, al Estado Mayor, donde se haría cargo de la Jefatura de Personal. Dependería del general Viola, que había sido su jefe directo muchos años. “Villarreal –me dijo Viola en la primera charla–, si acá se produce la ruptura del orden constitucional empiece a pensar en los cambios que tendríamos que hacer a nivel superior de Ejército, si este general va a tal lado y este general puede ir a tal otro, quién lo reemplaza, y empiece a pensar que usted también se va a ir”. Unos días después el general Galtieri, subjefe del Estado Mayor, le indica: “Villarreal, a usted le va a tocar una tarea delicada; no la va a hacer solo, la va a hacer con el brigadier Lami Dozo de la Fuerza Aérea y el almirante Santamaría; tienen que entrar a planificar la detención de la señora de Perón y el lugar donde se la va a trasladar… No se apure, yo le voy a avisar en una semana o diez días”. Pero todavía sin saber fecha. Esta se supo después.
“En el destino de Isabel no intervino el nuncio, como algunos suponen. Nosotros analizamos algunas variantes. El Messidor, en Neuquén, que resultó elegido, tenía la suficiente lejanía como para que no hubiera por ahí una manifestación de apoyo a la señora, y reunía las condiciones de aislamiento y de seguridad. Al único miembro de la Iglesia a quien yo hablé fue monseñor Tortolo, obispo de Paraná y capellán castrense, dado que una de las ‘exigencias’ que teníamos nosotros era evitar el derramamiento de sangre y que le pasara algo a la señora de Perón. Cuando hablé con el jefe de Granaderos, cuya misión es defender al presidente de la Nación, éste dijo: ‘Yo lo lamento, mi general, pero voy a cumplir con mi misión’; le digo: ‘Usted cumpla con su misión pero facilíteme la mía en el sentido de que no tenga que matar soldados, si entramos a Olivos o a la Casa Rosada, y si usted me va a colocar granaderos con ametralladoras, no me los coloque ahí delante, colóquelos al costado…”.
Esta precaución se justificaba. En efecto, en el intento revolucionario del 16 de junio de 1955, el Regimiento de Granaderos había luchado con valor en un combate terrestre contra la Infantería de Marina para defender al presidente.
En otros derrocamientos de presidentes de facto, como Eduardo Lonardi, o constitucionales, los casos de Frondizi y de Illia, esto no se había repetido, pero existía el antecedente y quizá por esta razón el operativo fue modificado.
“El día antes recorrimos con Basilio Lami Dozo Campo de Mayo y el regimiento de Palermo, a ver qué tropa tendríamos a disposición, en la hipótesis de que la detención fuera en Casa de Gobierno o en Olivos. Cuando llego de la recorrida nos llama Viola, y me dice: ‘Vamos a intentar otra alternativa; si la señora se desplaza en helicóptero hasta Olivos, el piloto simulará un desperfecto y aterrizará en Aeroparque. Prepárense para esa emergencia. Estén a las 10 pm en Aeroparque y tendrán el personal necesario’.
”Teníamos a disposición un mayor del Regimiento de Patricios, personal de Marina y el jefe de turno de Aeroparque. Organizamos de qué manera se iba a proceder. Sabíamos que el su-boficial Rafael Luisi, jefe de la custodia presidencial, era muy buen tirador, un oficial estaba encargado de seguirlo desde un control apuntándolo con un FAL… Nos quedamos esperando que nos informaran y a las 12.45 pm nos llamaron y dijeron que el helicóptero había salido de la Casa de Gobierno.
”Las luces del Aeroparque estaban apagadas y además, previamente, el avión presidencial estaba preparado del otro lado de la pista. Sentimos el rateo del helicóptero como si tuviera una falla y el aterrizaje. El jefe de turno la invitó a la señora a bajar, pero el jefe de la custodia le dice: ‘Señora, no baje del helicóptero, esperemos aquí a que los autos vengan de Olivos’.
”El piloto les advirtió que el problema de turbinas implica riesgo de incendio. Entonces bajaron. Nosotros estábamos en el dormitorio del jefe de la base, hasta que el comodoro jefe nos dice que Isabel se encontraba en su despacho. Abren la puerta, ella estaba sentada, me presenté y presenté a Lami Dozo y a Santamaría. Julio González y Luisi estaban detenidos en otro lugar, y el edecán naval, apartado. Mientras pedían el avión presidencial, pasaron 45 minutos de conversación con ella”.
“Cuando entramos nosotros estaba sentada en la pose que tenía normalmente”, dice el general Villarreal; “la saludo, le presento a Lami Dozo y a Santamaría y le digo: ‘Señora, las Fuerzas Armadas han asumido el poder político de la Nación y usted queda destituida’. ‘Estoy preparada para que hagan conmigo lo que hayan resuelto’, dice. Temblaba, era un temblor en la barbilla. Le digo: ‘No, señora, quédese tranquila, la presencia nuestra acá obedece a garantizar su seguridad personal’. Entonces pregunta: ‘¿Y se puede saber qué van a hacer conmigo?’. ‘Señora, la vamos a trasladar a la residencia El Messidor’. ‘¿Y dónde queda eso?’. ‘En la provincia del Neuquén’. ‘Pero yo estoy con lo puesto’. ‘¿Qué es lo que desea que hagamos?’. ‘Que llamen a la gobernanta de Olivos para que me prepare’”.
Los protagonistas de esta escena estaban muy nerviosos. El capitán de navío se había olvidado de grabar la conversación, como estaba convenido, y el brigadier de avisar a la Junta que ya se había concretado el operativo para que se pusieran en marcha las otras detenciones. Cuando cada uno partió a informar, la presidente y Villarreal se quedaron solos: “En la conversación dice ella: ‘General, el general Perón me dijo siempre que confiara en el Ejército y ahora el Ejército me traiciona’. ‘Mire, señora, no es el Ejército el que la traiciona, son las Fuerzas Armadas que han decidido ante la situación que vive el país asumir el poder político, no lo tome como una traición del Ejército’. ‘Pero general, en este momento en que todo el sindicalismo, la CGT, se iban a poner detrás mío para combatir la subversión, ¿ustedes me hacen esto?, ¿ustedes no saben que tienen en el propio Ejército gente que está ligada a los movimientos subversivos?’. ‘Es probable, señora, es probable’. ‘No se equivoque, hasta tienen algún general que está’. ‘Yo lo desconozco, señora’. ‘¿Usted tiene hijos, general?’. ‘Sí, señora, tengo; por eso es que estoy con toda convicción en esto que estoy haciendo’. ‘Espero que no se arrepienta, porque van a correr ríos de sangre cuando la gente salga a las calles a defenderme’. ‘Bueno, señora, son enfoques personales; usted tiene el suyo, nosotros
el nuestro’”.
Isabel no perdió la calma en ningún momento. Pasada la cuestión inicial de los nervios, se tranquilizó y empezó a conversar. (...)
Salieron. (...) Ella se fue con lo puesto (...). En el vuelo, Isabel no aceptó tomar café por temor a que la envenenasen.