Mostrando entradas con la etiqueta combate terrestre. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta combate terrestre. Mostrar todas las entradas

lunes, 27 de febrero de 2017

Conquista del desierto: Batalla de las barrancas del Neuquén

Batalla de las Barrancas del Neuquén
Revisionistas



Río Neuquén


Esta batalla se libró el 28 de junio de 1879 en las barrancas de la margen septentrional del Río Neuquén, paraje llamado hoy “Vanguardia”, nombre que tomó del antiguo fortín que allí se construyera poco después.  Por un lado combatieron las tropas al mando del teniente de baqueanos (de la Compañía de Voluntarios, llamados “choiqueros”) Isaac Torres, y 16 soldados de la 4ª División, y por el otro los indios del cacique Marillán.  El Parte Oficial dice lo siguiente: “El teniente que suscribe – Campamento el Mangrullo, junio 30 de 1879 – Al señor comandante en jefe de la 4ª División del Ejército, teniente coronel don Napoleón Uriburu. – Tengo el honor de dirigirme a usted poniendo en su conocimiento que con la comisión de 16 hombres con que usted se sirvió despacharme el 27 del corriente, después de haber marchado en dirección de Auca-Mahuida casi todo el día, supe por prisioneros hechos por el mayor Illescas, que un pequeño grupo de seis indios, con algunos animales de arreo, debían caer al Neuquén abajo procedentes de La Pampa y como a cinco o seis leguas de este campamento.  Marché toda la noche en su busca y a la diana de 28 di con ellos en el valle del río, pero no en número de seis como se me había informado, porque después de cargarlos sobre sus fogones, de día ya, se replegaron y formaron en las barrancas del río, en número de 90 de lanza, todos bien armados.

El desorden en que se puso la chusma y considerando que ésta se me escaparía si no andaba activo con ella, me obligó a juntarla, dejando que los indios se reunieran y así pude tomar ciento y tantas mujeres y criaturas, con una gran caballada, vacas y ovejas.

Entre los prisioneros hechos en la primera carga había quedado un viejo, y con éste mandé decir al cacique Marillán que mandaba los indios, y que con ellos formados me esperaba a una cuadra de distancia, que entregase las armas, bajo la formal garantía de sus vidas.  Contestó a esta intimación que dudaba de mi palabra, y que antes quería pelear, a lo que le repliqué que descendiera al bajo, pero sin hacerles un tiro aún, pues me suponía que quisiera entrar por tratados.  Un grito unánime de guerra fue su segunda contestación, y sin repararme mucho de la chusma prisionera y animales tomados, esperé, pie a tierra, haciendo fuego nutrido, la carga que rápidamente me traían a pie y a caballo, dirigida por el expresado Marillán.  Sin embargo, de ser ésta muy violenta y excelentes los caballos en que venían montados, antes de llegar hasta chocar cayeron como 16 indios; pero los restantes nos rodearon por todas partes, trabándose un combate reñido a arma blanca.  Muchos indios arrojaban al suelo las lanzas y luchaban brazo a brazo por arrancar a nuestros soldados las carabinas o fusiles; otros sacaban cuchillos y así duró un rato la pelea hasta desalojarlos y ponerlos en fuga, dejando ellos 14 muertos en el sitio, 5 prisioneros de lanza y 106 de chusma, con más de 80 caballos, 33 cabezas vacunas y 30 ovejas, teniendo por nuestra parte que lamentar la baja de 3 soldados heridos de lanza y cuchillo.

Los indios llevaban muchos heridos, pues dejaron en el camino un reguero de sangre.

Terminado el combate me regresaba y en seguida de marchar encontré al comandante Aguilar con una fuerza, parte de la cual se encargó de conducir los prisioneros y ganados al campamento, acampando esa noche allí todos juntos.  Ayer, 29, a la mañana, perseguimos a los indios nuevamente, el comandante Aguilar con la fracción de gente que tenía vacante, y yo con los trece hombres, los cuales todavía tomaron 5 indios de lanza prisioneros y 12 de chusma con 58 caballos y mulas.

Cada uno de los 16 individuos que componían la comisión que me ha cabido el honor de mandar en esta ocasión, se ha hecho digno de recomendación, pues todos ellos a la par han competido en valor y serenidad.  Dios guarde a V. S. – Isaac Torres”.

En este combate resulta por demás destacable el comportamiento que le cupo a la reducida tropa del bravo teniente de choiqueros, a quien veremos actuar en muchísimas ocasiones, tanto en esta campaña como en las posteriores.  Todos estuvieron a la altura de las circunstancias y dejaron bien alto el prestigio de esta tropa que, mal vestida, a veces mal montada y falta de abastecimientos, en pleno invierno neuquino (temperaturas de 8 y 10 grados bajo cero en ese invierno) supieron realizar el plan trazado por los altos mandos militares, llevando a cabo la construcción de los fortines que en aquella ocasión avanzaron la línea de frontera con el indio hasta la margen septentrional de los ríos Neuquén y Negro.

Fuente

Efemérides – Patricios de Vuelta de Obligado.
Portal www.revisionistas.com.ar
Raone, Juan Mario – Fortines del desierto – Biblioteca del Suboficial Nº 143.

martes, 12 de julio de 2016

Conquista del desierto: La batalla de San Ignacio

Batalla de San Ignacio
Revisionistas


Soldado de Línea

El 26 de marzo de 1881 se produce el encuentro entre la tropa de la Primera Brigada de la 2º División de Ejército, en campaña al lago Nahuel Huapi, almando del teniente coronel Rufino Ortega con las indiadas de Ñancucheo y Huincaleo. El lugar de la batalla fue el desfiladero de San Ignacio, en el valle del río Aluminé, en donde éste recibe las aguas del Catan Lil y forma el Collon Curá (unión de los departamentos de Catan Lil, Huiliches y Collón Curá, en la precordillera.

Versión oficial

“En todo este trayecto se ha avistado al flanco izquierdo de la columna varios jinetes. Son indios que observan nuestra marcha desde la cumbre de elevados cerros, que tan pronto se aproximan como desaparecen, y van, a medida que vamos avanzando, encendiendo el campo en diversas direcciones. Sin temor de equivocarse puede asegurarse que por ese medio avisan nuestra aproximación y el rumbo que seguimos.

Diez baqueanos a las órdenes del ayudante R. Guevara son enviados a examinar el camino del Oeste que se interna en un estrecho cajón, y a la vez, alejar a la partida de indios que tenemos al frente, que con toda osadía llegan a aproximarse hasta un tiro de fusil.

Parece que quieren lucir los magníficos caballos que montan. Bajan y suben a escape empinadísimos cerros y en cuyas cumbres hacen mil molinetes.

El ayudante Guevara regresó sin haber obtenido ningún resultado después de más de una hora de inútiles correrías.
Para llegar al paso del río tenemos que costearlo algunas cuadras; pero todas ellas forman un estrecho desfiladero donde sólo se puede ir de a uno. Nos internamos en él. Los indios nos contemplan desde la orilla opuesta, desde donde pueden contarnos con toda impunidad.

A la conclusión del desfiladero se llega al paso del río. En el momento de vadearlo, el Jefe del 11 de Caballería avisa que los indios han avanzado por nuestra retaguardia y se tirotea con la guardia que la cubre; que ha desprendido al mayor Ruibal con el 3er Escuadrón en su protección.

Efectivamente, un grupo de indios aprovechándose encontrarnos comprometidos en el paso del desfiladero, pasan el río un poco más abajo donde marchábamos y caen de improviso sobre las reses que conducen para nuestra provisión. Los que las cuidan, peones de proveeduría, no ofrenden resistencia; pero los caballerizos más próximos los contienen hasta la llegada de la guardia y del mayor Ruibal que los obliga a repasar el río.

Al propio tiempo que esto pasa a retaguardia, también la cabeza de la columna se bate. Marchan a vanguardia 20 hombres a las órdenes del ayudante Guevara, e inmediatamente detrás sigue la columna. Pásase el río y se emprende la ascensión de un cerro por una pendiente algo inclinada. En la cumbre de éstos, están todavía los indios. Esta osada insistencia hace suponer que intentan algún golpe. Parte del 12 y todo el Regimiento 11 está todavía encajonado en el desfiladero y paso del río.

Hago situar sobre el paso una compañía del Batallón para que proteja y cubra el paso que es susceptible de un ataque por el flanco derecho. El resto avanza. Al coronar el cerro, el ayudante Guevara es cargado violentamente por más de 60 indios. Es apoyado inmediatamente por granaderos del 12 a órdenes del capitán O`Donnell.

Estas fuerzas cargan y doblan a los indios que en su retirada se dividen en dos grupos. La mayor parte de la vanguardia persigue a los de nuestra izquierda, pues los de la derecha han ido a caer a un cajón por donde sigue la columna. A la izquierda son cargados por retaguardia, y por los indios que perseguían, pero son completamente rechazados.

Mientras esto pasa a la izquierda, seis o siete soldados han continuado persiguiendo a los de la derecha y siguen avanzando a su frente.

De improviso son cargados por retaguardia por un número considerable de indios y por los que perseguían. Aunque el resto de la fuerza acude velozmente desde la izquierda, no se puede evitar que lanzeen (sic) a seis.

Aquí muere el sargento Romero, el cabo Cortez y dos soldados del Batallón, quedando un baqueano y un soldado del 12 heridos.

Uno de los muertos debe ser un cacique o capitanejo, pues de su cadáver se ha recogido una espada. Esta tiene en su tasa el escudo de Chile. Los indios que he tenido al frente son los de Ñancucheo y Huincaleo, tal lo asegura el capturado por el comandante Torres, dice haberlos reconocido en los caballos que montan. Su número se calcula en más de 200 los que se han presentado a vanguardia”.

Comentarios

La Primera Brigada había partido desde su acantonamiento en el fuerte 4ª División, el 8 de marzo de 1881, siguiendo el curso descendente del río Agrio, primeramente, para luego proseguir por el de Catan Lil, hasta encontrar, en las cercanías del lugar donde se desarrolló el combate que hemos referido, al río Aluminé.

Más tarde prosiguieron por este río, que cambia de denominación trocándose en Collón Cura, para proseguir su marcha hasta el lago Nahuel Huapi, donde Villegas había dispuesto instalar el campamento central de la División.

Las fuerzas de la Brigada estaban compuestas por: Plana Mayor, 2 jefes, 2 oficiales y 21 soldados; Regimiento 11 de Caballería, 2 jefes, 7 oficiales y 190 tropa; Batallón 12 de Infantería, 2 jefes, 7 oficiales y 263 tropa. Total: 6 jefes, 16 oficiales y 474 tropa.

Nótese la audacia y la estrategia de la indiada que aprovecha al máximo su conocimiento de la topografía de la región por la cual deben pasar los expedicionarios, como así también la ventaja de poseer magníficas caballadas, aclimatadas y acostumbradas a trepar los cerros de la zona.

Esta expedición tenía como fin primordial reconocer todo el territorio “del Triángulo” y tratar de someter a las tribus indias. Esto posibilitó que en la segunda campaña ya se conociera el terreno y las indiadas que se oponían al avance.

Respecto a los dos valientes suboficiales que perdieron la vida, con los dos soldados que lo acompañaron en su entrada en la gloria, no tuvieron el consuelo que el poeta y soldado Ricardo Gutiérrez anhelaba para aquellos que iban al Paraguay, a luchar, enviados a esos campos donde caerían tantos argentinos.

Inspirándose en la blanca figura del que fuera capellán de las tropas argentinas en aquella guerra, canónigo Tomás O. Canavery, habría de aspirar a contar con el consuelo de:

El misionero

Poncho blanco no te apartes
de las huestes argentinas denodadas,
cuando suenen los clarines de la guerra,
cuando ruja la batalla
y en el peplo de su sangre
el soldado herido caiga;
que te vea discurriendo
como lirio entre las rosas escarlatas
despertando bendiciones en las bocas
alegrías en las almas,
besos cálidos de amor sobre los pliegues
de la enseña azul y blanca;
y en la noche de la muerte, sé la aurora
de la vida que no muere,
de la vida que no pasa
para el héroe que ha sabido dar su vida
por la vida de la Patria.

Fuente
Efemérides – Patricios de Vuelta de Obligado
Portal www.revisionistas.com.ar
Raone, Juan Mario – Fortines del desierto – Biblioteca del Suboficial Nº 143

miércoles, 25 de mayo de 2016

Guerra contra la Subversión: El combate de Pueblo Viejo

CARTA ABIERTA “ A 41 AÑOS DEL COMBATE DE PUEBLO VIEJO”
 por Julio Mendoza

“ No se gana una guerra muriendo por la Patria.
 Se gana una guerra asegurándose
que el otro hijo de perra muera por la suya.”
   - General George S. Patton –


Resultado de imagen para
COMBATE DE PUEBLO VIEJO
PARA MIS LEALES VALIENTES OFICIALES, SUBOFICIALES Y SOLDADOS DEL “EQUIPO DE COMBATE GAM 5” DURANTE LA “OPERACIÓN INDEPENDENCIA”.


Como aún me encuentro imposibilitado de enviar personalmente este mensaje, dado que continúo en prisión como “Prisionero de Guerra” y “Preso Político” en la U3 de Güemes (Salta), le pedía a mi hermana Alejandra y a mi amiga Bety Sagastume que transcribieran este manuscrito y, como el año anterior, lo envíen públicamente a mis camaradas, a mis ex subordinados, a mis amigas y amigos. También les pedí que lo hicieran llegar a la Unión de Promociones, al Centro de Estudios de Historia, Política y Derechos Humanos de Salta, al periódico Tiempo Militar, a los fines que ellos consideren necesario y oportuno hacer.

Quiero que sepan mis soldados, de entonces y de ahora, que recuerdo las caras y los apellidos de todos y de cada uno de ustedes, pese a mis 72 años, claro que ayudado por mis numerosas fotografías y escritos en mi “agenda” de la época.

El próximo domingo 14 de Febrero se cumple un nuevo aniversario, el número 41, de nuestro bautismo de fuego, al este de “Las Compuertas” y frente a “Finca Sarmiento”, en la margen sur del río Pueblo Viejo (crecido ese día), en el monte “La Florida” (Tucumán).

Como les recordara el año pasado, ese día y en cumplimiento a lo ordenado por el Decreto “S” 261 del gobierno de María Estela Martinez de Perón, nuestro “Equipo de Combate” produjo a las 16.45 hs. el primer enfrentamiento contra la guerrilla subversiva, siendo entonces el Grupo de Artillería de Montaña 5 (GAM 5) la unidad del Ejército a la que le cupo el honor de iniciar las acciones bélicas, legal y legítimamente dispuestas, de la “Operación Independencia”, ofrendando a la Patria nuevos mártires entre sus soldados y demostrando al terrorismo subversivo la firme voluntad de las armas de la Nación para ANIQUILARLOS, como lo ordenara nuestro Gobierno Constitucional de entonces.

Ese día en que nos convertimos de artilleros de montaña en infantería de monte, quedó demostrado que el eficiente desempaño del “Equipo de Combate” fue producto, entre otros aspectos, de la instrucción militar y preparación espiritual que desde meses anteriores, nos brindaran nuestro Jefe de Unidad, el entonces Tte. Cnel. José Eduardo Durand Cornejo, quien también se desempeñó durante 1975 como uno de los jefes de la “Fuerza de Tarea Chañi” (RIM 20 – GAM 5), luego llamada “Capitán Cáceres”; y el Capellán, Monseñor Germán Mallagray, quienes en reiteradas oportunidades, ingresaron al monte al frente de la tropa. Sus enseñanzas, a no dudarlo, salvaron muchas vidas en el transcurso de la “Operación Independencia”.

Viene a mi memoria la imposición del escapulario de la Virgen del Carmen, que piadosamente confeccionaron las monjas del Convento de Carmelitas Descalzas, emplazado en Río Blanco (Jujuy), para cada uno de los Oficiales, Suboficiales y Soldados del GAM 5. Así pudimos llegar a ese combate “con la mente fría pero el corazón caliente”.

No desarrollaré el relato de la acción porque todos ustedes la recuerdan perfectamente. Solo quiero resaltar cuatro hechos. El primero, cuando regresábamos a nuestra base de combate en “los Sosa”, a las once de la noche, pasamos por numerosos bailes de carnaval, en la ciudad de Monteros. ¡¡¡FUERTE GOLPE en la cara para todos nosotros que íbamos honrando a nuestro muerto y a los heridos, mientras la sociedad bailaba disfrazada. Se repetiría en 1982, mientras se combatía en Malvinas, el país miraba el mundial de fútbol. Era la cruda realidad, era el carnaval ideológico, la desculturalización que nos habían infiltrado.

El segundo, cuando yacía herido el Tte. Richter, en el puesto de socorro (una zanja) y el soldado (a) “Bombolo”, lo cubría con su cuerpo “para que no le peguen más balazos al Teniente”.

El tercero, cuando el entonces Mayor Bidone cruzó el río crecido, solo y con su pistola como única arma, para atacar a la orilla norte, dando ejemplo de valor  determinación. Lo siguió el grupo del Cabo 1º Burgos con sus soldados jujeños.

El cuarto, cuando el entonces Capitán Arturo Grandineti, haciendo gala de un profesionalismo encomiable ,con su helicóptero rescató, entre el enmarañado monte y en medio de un nutrido fuego de armas largas, a los heridos y fallecidos, incluyendo los cuerpos de dos terroristas que los guerrilleros que huyeron, los abandonaron.

Este próximo 14 de Febrero, les pediré que recuerden y mediten, los detalles de ese día de hace 41 años y elevemos oraciones por el alma del eróico Capitán Hector Cáceres, muerto durante el combate cuando acudió a rescatar al Tte. Rodolfo Richter quien yacía herido gravemente por el disparo de un terrorista, en su columna vertebral, lesión que lo postró físicamente hasta el día de hoy, pero esa herida le inyectó una enorme energía positiva que hace que sea hoy un sobresaliente profesor universitario y continuar luchando como un valiente soldado.

Declaremos nuestra gratitud eterna por los ejemplos de entrega moral y voluntad de vencer que nos brindan nuestros heridos en el combate de ese día, el Subteniente Arias (disparo de escopeta en la cara y el cuello) y el Cabo 1º Orellana (disparo de FAL en el omóplato).

Pidamos también este 14 de Febrero, por las almas de los guerrilleros abatidos, en particular por los dos que pudimos trasladar, quienes se apellidaban Laser y Toledo., según el periódico del ERP “Estrella Roja” de ese mes.

Como hecho no casual, les reitero que de los siete oficiales que participamos en estas acciones en defensa de la Nación, uno resultó muerto, dos sobrevivieron con graves heridas físicas y los cuatro restantes nos encontramos en prisión (El entonces Mayor Julio Bidone, Capitán Juan C. Jones Tamayo, Tte. 1º Domingo Marengo y Sbte. Martinez Segón).

Y acá estamos hoy, 41 años después. Yo en esta nueva trinchera con alambres de púas y rejas, en Güemes, desde donde les recuerdo a nuestros enemigos de ayer….. y de hoy. ¡¡No nos vencerán. Sabemos donde se ocultan, ayer en el monte o en las sombras putrefactas de la clandestinidad y hoy, infiltrados en todos los sectores de la sociedad!! Pero pese a que el actual gobierno comenzó, tibiamente a depurar los estamentos estatales, aún persisten con su ideario “Gramsciano” y su inquina hacia la “cruz y la espada”. Y algo gravísimo es que haya funcionarios actuales que insisten con la mentira de los 30.000 (como el gobernador de Jujuy en declaraciones televisivas).

La justicia, hasta el momento, continúa desconociendo el art. 18 de la Constitución Nacional, entre otros y persiste en desarrollar el “circo” jurídico ideado desde el año 2003. Yo soy un veterano Coronel de 72 años y los “Gerentes del Circo” pretenden que acepte ser juzgado por leyes, procedimientos y delitos que no existían cuando era un Capitán de 32/33 años de edad.

Sigamos llevando adelante la defensa de la Patria, desde y como cada uno de nosotros pueda. ¡¡Este es hoy mi puesto de combate!!. No olvidemos nuestro lema de ¡¡SOLDADO, NUNCA TE ARREPIENTAS NI PIDAS PERDON POR DEFENDER A LA PATRIA!!

Muchas gracias por las visitas, llamadas telefónicas y cartas que recibo de muchos de ustedes, demostraciones de verdadera amistad y lealtad.

Me despido recordando un dicho que diariamente me reconforta cuando repito “SOLDADO, TU GUERRA ES JUSTA. NO ESTAS SOLO”. ¡¡Claro que no, atrás tengo a mi estoica familia, a mis abnegados amigos y a mis leales camaradas y soldados!!

Con orgullo les digo que estoy, donde y como estoy, por lo que fui, por lo que soy y por lo que siempre seré, un Oficial del Glorioso Ejército Argentino.

Equipo de Combate GAM 5 ¡¡FIRMES!! ¡¡SUBORDINACION Y VALOR!!

Abrazos para todos con FE, ESPERANZA, FORTALEZA, TEMPLANZA, SERENIDAD, PACIENCIA Y ALEGRIA, convencido, al igual que el centinela, que después de la larga noche llega el triunfante amanecer.

¡¡¡VIVA LA PATRIA!!! (y a no aflojar)


Juan Carlos Jones Tamayo
En 1975, Jefe Equipo de Combate GAM 5
En 2016 Cnel. (R) Veterano Guerra CS
-Prisionero de Guerra
- Preso Político
- Soldado que no se rinde
P.D. Alguien dijo “Han convertido la venganza en esta pseudo justicia”
General Güemes (Salta), febrero de 2016

domingo, 8 de mayo de 2016

PGM: Del Plan Schlieffen hasta la toma de Lieja

El Plan Schieffen y el rol de Lieja   

Por Ingeniero Rafael Mariotti

El Plan Schlieffen, debido al conde von Schlieffen, ministro de guerra alemán hasta 1910, contemplaba un ataque masivo a Francia por el flanco izquierdo francés, a través de Bélgica, para evitar las zonas densamente fortificadas de la frontera franco alemana, desde Luxemburgo a Suiza. Esto implicaba la invasión a Bélgica, país neutral garantizado desde 1830 por las potencias europeas, por lo que Alemania quedaría como agresora y enfrentada a Inglaterra. El plan debía realizarse rápidamente, y poder caer directamente sobre París, en las primeras semanas de la guerra, durante septiembre-octubre de 1914, este pareció cumplirse inexorablemente; pero en el momento crítico, los comandantes alemanes carecieron de la energía suficiente, e impresionados por los aparentemente gigantescos avances en el frente ruso, restaron unidades al fundamental ala derecha alemana, la que debía cumplir el envolvimiento, para enviarlas apresuradamente por ferrocarril al frente oriental. Esto debilitó el movimiento alemán, que fue aprovechado hábilmente por franceses e ingleses, pudiéndose detener la ofensiva en el Marne en octubre de 1914. A partir de entonces seguiría una larguísima e inédita guerra de posiciones, que se prolongaría por 4 años. 



Observese el mapa con movimientos para comprender las primeras fases de la guerra en el frente occidental. 
Afortunadamente para los aliados, el plan Schlieffen no funcionó como se esperaba, debido tanto a sus propias limitaciones como a la debilidad del Alto Mando Alemán al debilitar la crucial ala derecha del ataque. El resultado fue el triunfo parcial de los alemanes que fracasó en su meta final de destruir al ejército francés en la primera etapa de la guerra. Los ejércitos alemanes penetraron por Bélgica según el plan, pero el pequeño ejército belga no se rindió sino que opuso una férrea resistencia, lo que demoró el rígido cronograma alemán de campaña. Luego de superar a los belgas, los ejércitos alemanes del norte ingresaron por el norte de Francia, donde de nuevo fueron duramente enfrentados tanto por el recientemente llegado Cuerpo Expedicionario Británico (BEF) como por los 3ro y 4to ejércitos franceses en la región de las Ardenas. El 5to ejército francés del general Lanrezac fue atacado en condiciones de inferioridad y casi sobrepasado por sus flancos, gracias a que el estado mayor francés se negó a admitir la gigantesca maniobra alemana por el norte. Recién a último momento Lanrezac recibió el permiso de re-posicionar parte de su ejército para enfrentar la marea que se avecinaba. Sus tropas de refresco re-posicionadas fueron golpeadas con toda fuerza por el 2do ejército alemán, y se retiraron hacia el sur. Bien pronto, así como los británicos también se retiraban al sur por la presión alemana, todo el frente se desmoronó a medida que las topas de ambos bandos se desplazaban velozmente al sur, hacia el río Marne, y al premio final: París. 
La ofensiva alemana tan solo se detuvo cuando el general alemán Alexander von Kluck re-posicionó su Primer Ejército para poder tomar por el flanco al ahora exhausto 5to ejército francés. El general francés Joseph Gallieni, rápidamente envió el recientemente formado 6to ejército, y en coordinación con el comandante del 5to ejército, atacó el flanco expuesto de Von Kluck.


En el proceso de proteger a su ejército, Kluck dirigió sus tropas más al oeste, permitiendo así abrirse un peligroso espacio entre él y Von Bulow. Estos errores (que fueron reprendidos por el Alto Mando) evitaron a los alemanes cualquier avance posterior y tuvieron que retroceder a posiciones seguras al norte del rio Marne, donde resistieron los intentos franceses de desalojarlos. El fracaso no se debió sólo a Kluck, sino al propio Comandante en Jefe, Conde Hemut Von Moltke, y probablemente al mismísimo Plan Schlieffen, que falló al no considerar las limitaciones de las formaciones de infantería avanzando en tan estrechos márgenes de tiempo. Significativamente estos errores se resolverían recién en los inicios de la siguiente guerra mundial (la 2º) con la intervención de las unidades de infantería mecanizada, lo que sí permitiría avances fulminantes, dando origen a la guerra relámpago (Blitzkrieg).
El Plan Schlieffen, como se mencionó, debe su nombre al Jefe de Estado Mayor alemán Conde Von Schlieffen, quien lo elaboró en 1894. Lo había iniciado ya el Mariscal Helmuth Von Moltke (el viejo), el artífice de la victoria contra Francia en 1870 y contra Austria en 1866. Shlieffen lo concluyó y durante 20 años el ejército alemán se entrenó para poder dar cumplimiento al mismo. Daba mucha importancia al sector norte, de ahí la potencia del 1er ejército al mando de Von Kluck, que debía ser seguido en su flanco izquierdo por el 2do ejército de Von Bullow. Obsérvese la imagen. El movimiento preveía que la ciudad de Lieja debía ser tomada a más tardar para el 10 de agostos de 1914. El comandante en jefe del ejército alemán en ese entonces era Helmuth Von Moltke, sobrino del gran héroe de la guerra franco-prusiana. 

(Clic para ampliar)



La ciudad fortificada de Lieja (Bélgica) se erigía como un obstáculo al avance del 2do ejército alemán. Estaba rodeada de 12 fuertes modernos, de acero y hormigón armado ubicados en las afueras de la ciudad. Los fuertes habían sido construidos a finales del siglo XIX por el eminente ingeniero militar belga Henri Alexis Brialmont, y poseían artillería de 120 mm, 150 mm y 210 mm para blancos lejanos y cañones de tiro rápido de 57 mm para la defensa contra la infantería. Estos cañones estaban emplazados en cúpulas de acero a ras de los fuertes.





Los alemanes emplearon artillería pesada para aniquilar los fuertes belgas. La batalla de Lieja comenzó el 4 de agosto de 1914, para el 5 de agosto los alemanes habían aproximado los obuses de 210 mm que constituían el grueso de la artillería pesada germana (los alemanes los llamaban simplemente Der Morser pues a las piezas superiores de 150 mm ya no las denominaban obuses -haubitze- sino morteros -morser-) que pudieron destruir un fuerte del perímetro este (que cayó el día 8 de agosto) y prepararon el camino a la artillería REALMENTE PESADA, el mortero de 420 mm, del cual para 1914 los alemanes tenían 2 unidades (llegaron a tener 10 en toda la guerra). Estas piezas eran las realmente llamadas Dicke Bertha -correctamente traducido como "gorda Berta"- pesaban 42,6 toneladas y podían arrojar una granada de 810 kilos a 9.300 metros. La máxima velocidad de disparo era 10 tiros por hora. Pero no eran exactamente la Wunderwaffe que aclamaba la propaganda alemana. Si las granadas explotaban prematuramente, simplemente producían cráteres impresionantes, pero nada más. Pero si penetraban dentro del objetivo, los efectos podían se simplemente horrendos, con una sola granada bien colocada podían destruir todo un fuerte, por lo tanto el respeto que inspiró, no era infundado. Los Dicke Bertha llegaron el 11 de agosto a Lieja, y para el 16 de agosto, los fuertes estaban todos destruidos, y los restos de sus guarniciones se rindieron.


La artillería de sitio alemana
Estos obuses -llamados Mörser por los alemanes- constituían el grueso de la artillería pesada alemana -Fuss-Artillerie- y estaban destinados a dar apoyo de fuego indirecto y fueron empleados en todos los frentes. Eran el producto de 10 años de desarrollo entre las firmas Krupp y Rheinmetall. Al comienzo de la guerra Alemania disponía de unas 216 piezas de estas armas. Pesaban unas 15 toneladas y podían disparar una granada de 121 kilos a 9,4 kilómetros con una elevación de hasta 70º. Fueron las primeras piezas pesadas que arribaron a Lieja el 5 de agosto de 1914, y prepararon su captura destruyendo cada uno de los fuertes.








Dicke Bertha de 420mm

Algunas imágenes más del mortero alemán de 420 mm en acción real, obsérvese el tamaño de las granadas en la foto.
 
(Arriba) Imágenes de partes de un fuerte de Lieja destruido por estas armas

General Von Emmich, comandante del cuerpo de ejército que atacó Lieja, en las puertas de la ciudadela, en agosto de 1914

La resistencia belga fue tenaz, como atestigua una foto de tropas belgas preparándose para defender una población cercana a Lieja. 



domingo, 20 de marzo de 2016

Conflictos americanos: Conflicto del Marañón, 1941

Guerra peruano-ecuatoriana de 1941 

La Guerra Peruano-Ecuatoriana tuvo lugar entre 1941 y 1942 enfrentando a Ecuador y al Perú. Ambas naciones están en completo desacuerdo en la forma en que se originó el conflicto: 

La versión peruana de los hechos es que tropas ecuatorianas invadieron territorio peruano de Zarumilla, lo que originó una batalla que se extendió hasta una zona denominada Quebrada Seca. 

La versión ecuatoriana es que el Perú tomó como pretexto una serie de incidentes que se venían produciendo entre patrullas fronterizas de lado y lado para invadir al Ecuador, con la intención de forzarlo a la firma de un acuerdo limítrofe que fije de manera clara la frontera entre ambos países, citando la evidente disparidad de fuerzas entre ambas naciones como soporte para su argumento. Esta corta guerra fue un éxito para las fuerzas armadas peruanas. Perú había formado una unidad paracaidista en la zona e hizo uso de ella con buen resultado - el primer combate en el hemisferio en el que intervinieron tropas aerotransportadas produjo la toma de Puerto Bolívar el 27 de julio de 1941. 

Al cese de las operaciones militares a finales del mes, el Ejército del Perú, se encontraba en posesión de la mayor parte de la provincia ecuatoriana de El Oro, junto al océano Pacífico, así como de partes de la provincia de Loja y reafirmó el control peruano sobre los territorios orientales amazónicos sobre los que el Ecuador reclamaba derechos de soberanía. 

El Gobierno ecuatoriano del doctor Carlos Alberto Arroyo del Río suscribió el Protocolo de Paz, Amistad y Límites de Rio de Janeiro, el 29 de enero de 1942. 



Bombardero de ataque Northrop 8A3P peruano. Una de las 9 máquinas en servicio al estallar el conflicto. Noten el casco italiano modelo 1935 del motociclista. y el Adrian 1916 del soldado cerca del ala. 

Consecuencias 
Aunque en el Ecuador sigue estando muy difundida la creencia de que el Protocolo de Rio de Janeiro despojó a la nación de más de 200.000 kilómetros cuadrados de territorio amazónico, lo cierto es que, si se considera la línea de frontera establecida en el status quo de 1936, la diferencia territorial a consecuencia del tratado de 1942 fue de 13.480 kilómetros cuadrados (Tobar Donoso, 1945). 

Más allá de las posiciones nacionales, es necesario recordar que, como en casi todas las guerras entre las repúblicas americanas, exisitió en ésta intereses internacionales y un "fuerte olor a petróleo". 

El asunto de los intereses estadounidenses en América Latina ha sido analizado por múltiples intelectuales, y uno que destaca por su lucidez es el libro de Eduardo Galeano Las venas abiertas de América Latina. 

En el caso de la guerra Ecuador-Perú de 1941, como ha notado el geógrafo francés Jean Paul Deler (que ha trabajado en toda la región andina) en su obra Ecuador, del espacio al estado nacional, Quito, 1987: " 

Existe una notable concordancia entre el trazado de la frontera de 1942 y los límites orientales de una inmensa concesión otorgada en 1937 a una filial de la Royal Dutch Shell por el gobierno ecuatoriano, en detrimento de una filial de la Standard Oil of New Jersey. 

En efecto, tras 1941 Perú concesionó a compañías estadounidenses las zonas limítrofes hasta donde avanzaron sus tropas en aquel conflicto, y donde está ahora la frontera. 

Reaparición del conflicto Dificultades en la Demarcación Fronteriza 
Para llevar a cumplimiento la demarcación de la frontera según las instrucciones del Protocolo de Rio, ambos países formaron comisiones mixtas demarcadoras, que comenzaron la labor de colocación de los hitos fronterizos a mediados de 1942. 

Pronto, sin embargo, quedó demostrado que la labor de demarcación en sí misma se prestaba para malentendidos y encerraba ya el gérmen de posteriores conflictos. Las divergencias de pareceres entre las comisiones sobre la interpretación de las instrucciones fijadas por el Protocolo tenían dos causas fundamentales: en primer lugar, ambas naciones interpretaban de manera distinta accidentes geográficos claros y definidos, un ejemplo de lo cual fue la definición del cauce del río Zarumilla. En segundo lugar, y esto referente a la delimitación de la frontera en la región amazónica, la falta de conocimiento detallado en 1942 acerca de la geografía de grandes áreas de dicha región había obligado a los firmantes del Protocolo a utilizar fórmulas general y poco específicas, tales como "nacientes del río X" o "divortium aquarum" (divorcio o separador de aguas), fórmulas que naturalmente podían prestarse para diversas interpretaciones, de acuerdo a los intereses de cada país. 

El Ecuador y Perú veían con distintos ojos la aparición de dichos impasses: para el Perú, las protestas y reclamos ecuatorianos no eran sino una maniobra de dicho país para desconocer el Protocolo de Río y perennizar un conflicto que debía haber quedado superado definitivamente. Para el Ecuador, en cambio, las interpretaciones peruanas eran vistas como el intento del vecino del sur por trazar los límites interpretando el Protocolo de acuerdo a sus conveniencias, aprovechando para ello de su posición de país más poderoso, y amagando con hacer uso de la fuerza en caso de ser necesario. Así, el Protocolo de Rio, lejos de terminar con la vieja disputa entre ambas naciones, inauguraba un nuevo período de tensiones ecuatoriano-peruanas, caracterizado fundamentalmente por la desconfianza y el resentimiento, sentimientos que enraizaron más en el Ecuador que en el Perú, país que intentaba cerrar un frente de potenciales conflictos para concentrarse en el peligro que se consideraba como más inmediato para su seguridad nacional, las diferencias y tensiones con la República de Chile. 


Mapas de las zonas en litigio 


El divortium aquarum: La demarcación se suspende indefinidamente 

Como quiera que fuese, las comisiones demarcadoras fueron realizando su labor, y reportando ante los garantes del Protocolo las discrepancias a medida que éstas iban surgiendo. De esta manera, varias divergencias fueron superadas mediante la intervención del canciller de Brasil, Oswaldo Aranha, dejándose otras en manos del capitán Braz Dias de Aguiar, también brasileño, quien dio solución a otro grupo de impases con un arbitraje emitido el 14 de julio de 1945. Entre los fallos emitidos por Dias de Aguiar se encontraba uno referente al trazado de la línea en las inmediaciones de la confluencia de los ríos Santiago y Yaupi. 

La divergencia más importante, sin embargo, surgiría con la aplicación de las instrucciones contenidas en el artículo VII del Protocolo, en su literal (a), numeral (1), el cual rezaba: 

De la quebrada de San Francisco, el divortium aquarum entre el río Zamora y el río Santiago, hasta la confluencia del río Santiago con el Yaupi. 

La razón para la utilización del término no muy preciso de divortium aquarum en esta sección del documento se debía a que, al momento de la firma del Protocolo, se tenía escaso conocimiento de la geografía de la región aludida, lo que impidió hacer uso de nombres específicos de ríos o quebradas, como sí se lo hacía en el resto de literales. Con el fin de procederse a la demarcación del sector, las Partes solicitaron a la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, en tanto que país Garante, elaborar un mapa aerofotogramético de la región, el cual fue entregado oficialmente a cada una de las partes en febrero de 1947. Paradójicamente, dicho mapa, lejos de dar las herramientas para el rápido cierre de la frontera en el sector aludido, fue en sí mismo el causante de un impase aún mayor. 

Una declaración polémica: la "nulidad" del Protocolo 
El desastre militar de 1941 y la firma del tratado de paz del año siguiente dejaron una huella profunda en el proceso histórico ecuatoriano. El sentimiento de humillación nacional, agudizado por divisiones internas que sacaban a la luz acusaciones de cobardía de parte del Ejército durante la invasión peruana, y de traición a la Patria de parte de los diplomáticos y políticos que firmaron el Protocolo de Rio de Janeiro, dio paso a un deseo latente de revanchismo y de reivindicación, que se habían hecho ya patentes en 1948 con la decisión unilateral por parte del Ecuador de suspender el proceso de demarcación de la frontera, y que se resumían de manera cabal en la frase que se convirtió en un estribillo nacional coreado por los actores políticos ecuatorianos de las más diversas ideologías. 

El Ecuador es, fue y será País Amazónico 
En un país carente de conciencia nacional desde su misma fundación en 1830, y rasgado por el intenso regionalismo y la rivalidad entre las ciudades de Quito -ciudad capital-, y Guayaquil, -núcleo económico de la nación-, el antiperuanismo pasó a convertirse en el único polo de atracción capaz de unir a todos los ecuatorianos. 

Aunque en el Perú nunca llegó quizá a enraizar un sentimiento generalizado de antiecuatorianismo -a excepción hecha de Iquitos y las regiones nororientales colindantes con el Ecuador, paradójicamente los mismos territorios sobre los que el Ecuador insistía en reclamar como suyos-, su propio proceso histórico contribuyó a perpetuar el ambiente de conflicto permanente. En efecto, la guerra del Pacífico con la República de Chile, que trajo aparejada una humillante y dolorosa ocupación de Lima, y la posterior pérdida de territorios a consecuencia de la firma de la paz, influyeron de manera no poco importante en las futuras relaciones del Perú con su "problemático" vecino del norte. 

Ya la guerra de 1941 con el Ecuador, que trajo aparejada la invasión y ocupación temporal de la provincia ecuatoriana de El Oro, había servido a sus fuerzas armadas como una reivindicación simbólica del desastre nacional de 1879-1884. Posteriormente, la recalcitrante negativa ecuatoriana al cierre de la frontera en el sector disputado de la Cordillera del Cóndor, sin previa revisión del tratado, fue interpretada por el Perú como una intentona artera, por parte del Ecuador, de querer desconocer un convenio internacional debidamente firmado por ambos países, y ratificado por sus respectivas legislaturas. A la luz de sus dolorosas experiencias con Chile, el Perú se negó a considerar cualquier revisión al Protocolo, y adoptó la política de que, firmado el Protocolo, con el Ecuador "no había ningún asunto fronterizo pendiente de resolver". 

La combinación de las actitudes ecuatorianas y peruanas traía consigo el gérmen de posteriores enfrentamientos no sólo diplomáticos, sino también militares. El Ecuador, sus protestas desoídas tanto por parte del Perú como de los países garantes, se encaminó por una senda peligrosa: la de infundir en el país un sentimiento de inconformidad, clamando el derecho a una reivindicación nacional, simbolizado a través del intento de buscar una "salida soberana" al río Amazonas, concepto que de por sí implicaba el derecho a exigir, cuando menos, un corredor de tierra hacia el río Marañón. 

El Perú, por las razones arriba mencionadas, adoptó una actitud cada vez más intransigente, en la que fue primando el concepto de que la única manera de tratar con el Ecuador consistía en hacer uso de la fuerza. Cualquier intentona ecuatoriana de "infiltrarse" en territorios vistos como legítima e indiscutiblemente peruanos sería, en adelante, solucionada rápidamente por la vía de las armas. 

El siguiente paso era apenas cuestión de tiempo, o de personalidades. En 1960, el presidente ecuatoriano Dr. José María Velasco Ibarra declaró de manera sorpresiva que el Protocolo de Rio de Janeiro no sólo era inejecutable sino que era "nulo de nulidad absoluta", porque había sido impuesto bajo coerción y con presencia de fuerzas militares peruanas en suelo ecuatoriano. 

Según la administración de Velasco Ibarra y posteriores análisis, los problemas del tratado eran los siguientes: 

Que el protocolo no era ejecutable, dado que uno de los puntos del mismo no concordaba con la realidad geográfica de la zona: Específicamente que no hay un solo divortium aquarum entre el Zamora y el Santiago sino dos: uno entre el Zamora y el Cenepa, y otro entre el Cenepa y el Santiago. Más aún, en tanto que no se había mencionado a la Cordillera del Cóndor en ninguna parte del artículo séptimo del Protocolo, no existía razón de fuerza para considerarlo indiscutiblemente como el divortium aquarum al que se hacía referencia. 
Que fue firmado mientras tropas Peruanas ocupaban territorio Ecuatoriano. 
Que la conquista de territorio por la fuerza está en contra de la ley internacional. 
Por falta de cumplimiento de ciertas disposiciones en cuanto a navegación por ríos de la Amazonía. 
Sin embargo tal declaración produjo poco impacto en la comunidad internacional, y el tratado siguió siendo tenido por válido por el Perú y los cuatro países garantes del mismo, Argentina, Brasil, Chile y los Estados Unidos). Hecha la declaración, era poco lo que posteriores gobiernos ecuatorianos podían hacer al respecto. Ningún gobierno ecuatoriano abjuró oficialmente del Protocolo de Rio de Janeiro ni ante el Perú ni ante ningún organismo internacional. No se puso en tela de duda la legitimidad de los hitos ya colocados, ni se desconoció la calidad de garantes de los Estados Unidos, Argentina, Brasil y Chile, aunque eufemísticamente se los pasó a denominar "países amigos" en vez de "países garantes".


Zarumilla-Marañón: El breve conflicto de 1941 entre el Ecuador y el Perú 
En Julio de 1941, un conflicto latente entre dos naciones Sudamericanas estalla, cuando una patrulla ecuatoriana abre fuego sobre Guardias Civiles peruanos en un paraje llamado Brumador, un viejo cauce del rió Zarumilla. El balance de fuerzas, capacidades, población y recursos se inclina obviamente hacia el Perú, país que a fines de la década de 1930 contaba con una superficie de 1.2 millones de km2 y una población de 6,6 millones de habitantes, las entradas del fisco sumaban unos 31 millones de dólares anuales; y desde 1935 al menos el 25% de dichas entradas fue dedicada a la modernización y expansión de las fuerzas armadas 

 
Tanque THN38 P. Unos de 24 vehículos de este tipo utilizaba el Ejército peruano. (foto: cortesía Jorge Souto) 

]Estos tanques, de un modelo considerado como el mejor en su tipo a fines de la década de 1930 habían llegado al país a fines de 1938. Previamente, el ejercito peruano había recibido seis tractires Latil UE armados con ametralladoras Maxim de cal. 7,65 mm . Dicho tractor era una versión francesa, fabricada bajo licencia, de la tanqueta Vickers Carden Lloyd Ml VIb adquirida por Bolivia y Chile a comienzos de esta década. Luego de la amarga experiencia sufrida en 1933 frente a Colombia, el gobierno peruano presto singular atención a las necesidades de las fuerzas armadas. El ejército peruano, vio doblar sus efectivos, que en 1940, en vísperas del conflicto, sumaban 15.723 hombres, de los cuales alrededor de 8.000 se hallaban distribuidos en bases y destacamentos a lo largo de la frontera con el Ecuador. El equipo disponible consistía de unos 77.000 fusiles y carabinas Máuser cal. 7,65, entre los que se incluían el mod. 1909, y alrededor de 16.000 mod. argentino 1891, 140 moteros Stoke-Brandt de 60 y 81 mm, 16 piezas de artillería A.A. Semag y Masen mod, 1935 de 20 mm, y a 56 piezas de artillería de montaña y campaña, las mas modernas de las cuales eran unas pocas baterías de obuses de 105 mm Schneider mod. 1928, y de casi omo cañones Arisaka mod 1905 de 75 mm de campaña, y piezas anti-tanque de fabricación japonesa de 37 mm adquiridos en las postrimerías del conflicto con Colombia. En caso de guerra, el Perú podría movilizar 1350.000 reservistas entrenados y asimismo contar con 400.000 reservistas sin entrenamiento. La marina de guerra contaba con dos viejos cruceros livianos de 3200 toneladas cada uno, el "Coronel Bolognesi" y el "Almirante Grau", con un armamento de 2 cañones Vickers de 152 mm L.50, 6 x 76,2, 2 x 80 mm A.A., 2 x 20 mm A.A. y dos tubos torpederos de 45cm. La eficiencia de estos buques, construidos en Inglaterra en 1906 era cuestionable. La flota incluía a dos antiguos destructores de la marina de guerra Zarista construidos durante la 1a. Guerra Mundial, que fueron adquiridos en Estonia al agravarse la disputa de Leticia, 4 submarinos de construcción estadounidenses, 7 cañoneras fluviales, y tres cañoneras menores. Las unidades de la flota eran anticuadas, y se hallaban en condiciones de mantenimiento y eficiencia a las que el agregado naval de los EEUU clasifico como de "mediocre". 

Como hemos de ver próximamente, el CAP (Cuerpo de Aviación del Perú), era una fuerza de relativa importancia en el contexto militar sudamericano. En cuanto a eficiencia y entrenamiento, los agregados militares de EEUU la clasificaban en tercera posición en Sudamérica, después de las fuerzas aéreas de la Argentina y el Brasil. El CAP contaba con 205 pilotos y 3607 hombres, y como hemos de ver, una importante flota que en cantidad solo era superada el Comando De Aviación del Ejército argentino.




Tanque THN38 en acción  
 
Soldados del Agrupamiento El Algarrobo, los fusiles me queda claro que son Mauser, la ametralladora es una 
Hotchkliss mod. 1914.

Piezas AA Breda de 20mm tomadas al Ecuador 

Northrop 8AP  
 
Escuadrilla Caproni CA 310 y Northrop 8A 
 
Caproni CA 135 

Material aéreo del Agrupamiento Norte 


Fuente
Enciclopedia Wikipedia 
Foristas Brunner y Mangosta15

miércoles, 25 de junio de 2014

TGIP: La India invade Pakistán hasta Chawinda

El elefante de la India llega a un paro en Chawinda 

El sector de Sialkot siempre había sido un objetivo superior en la mayoría de las mentes de Pakistán. A través de él, yacen el Estado de Jammu y Cachemira, que además de la injusticia absoluta en el caso que la India lo usurpara por la fuerza, planteaba una amenaza directa al interior mismo de Pakistán. Toda amenaza sobre la base de Cachemira vendría en ángulo recto con la amenaza de la propia India no debilitar las defensas frente a la India y no podía ser otra cosa que una fuente de gran ansiedad a Pakistán. En lo que respectaba a la India, Cachemira era el ideal como campo de salto previo para atacar Pakistán. La carrera militar durante los últimos años había traído bajo amenaza de China asumió la India había dado una buena excusa, si necesitaba una, para construir la fuerza en Cachemira inusualmente grande de seis divisiones. Las brigadas de infantería de la India en Cachemira, tienen la costumbre de tener hasta siete batallones de infantería, como una medida de reserva y una más de aseguro.



Pakistán no podía permitirse el lujo de mantener más de un tamaño medio de la división de infantería en este sector. La 15ta División de Infantería conteniendo sólo 7 Batallones de Infantería se colocó en Sialkot. Su complemento de blindaje consistía 25 tanques de caballería y dos unidades de prestación de tanques. La división estaba al mando del General de Brigada. Sardar Mohammad Ismail Khan.

La guarnición de la India contendiente a esta pequeña fuerza era la 26ta División de la India con cuatro brigadas de gran tamaño y dos regimientos blindados. Se había previsto que el enemigo podría iniciar un período de tres frentes de ataque de las siguientes direcciones; Dera Baba Nanak, Samba y Jammu. Las áreas de responsabilidad de las brigadas de 15 División de Infantería fueron como resultado de la siguiente manera:


Un aldeano de edad parece estar muy divertido ya que es iniciado en los misterios de este tanque AMX-13 dejado en el área de Chamb por el Ejército de la India en retirada.

  • 101ra. Brigada de Infantería (2 batallones) defendiendo en Sialkot la carretera Jammu bajo el mando del General de Brigada. S. M. Hussain
  • 104ta Brigada de Infantería (un batallón de infantería solamente) Área Uggoki como Fuerza de Ataque de la División
  • 24ta Brigada de Infantería (dos batallones de infantería, más un regimiento de blindados) en el Área de Chawinda bajo el mando del General de Brigada. Malik Abdul Ali Khan
  • 115ta Brigada de Infantería (dos batallones de infantería) Zona: Jassar bajo el mando del General de Brigada. Muzzafaruddin
  • La 6ta División blindada comandada por el Mayor General Abrar Hussain, que en realidad no era más que una brigada blindada, fue colocado en la zona Daska a ser utilizados según sea necesario. Había bajo ella, dos regimientos blindados y un batallón de infantería. La caballería de los Guías, el 22 de Caballería y el 14 FF con armas proporcionadas y servicios de apoyo.
Los indios acumulan en contraposición a principios de septiembre a la 15ta División la cual era sustancial. Los indios habían traído tres divisiones de infantería, incluyendo una división de montaña de gran tamaño y su mejor unidad 1ra División Blindada india. Los detalles de estas unidades iban a ser conocidas a medida que la lucha se desarrollaba. El plan de la India en este sector se desarrolló poco a poco y era muy poco realista. Los soldados indios no habían tomado en cuenta las capacidades de no había sido justo en la evaluación de las cualidades combativas del Ejército de Pakistán. Pensaron que eran miembros de las Comisarías de Policía de Hyderabad. El General Chaudhuri había decidido atacar con una fuerte división en Suchetgarh y una brigada en Jassar. Sabía que la fuerza de los 15° División de Infantería y la 6º División Blindada y esperó que la división de blindados, con sus regimientos blindados para el caso de empate entre las dos guarniciones de Jassar y Sialkot. El ataque ha sido lanzado el 6 de septiembre, en opinión del cuartel general de la India sacar a todo el Ejército de Pakistán en este sector de estos dos puntos de esquina. Cuando la guarnición de Pakistán fue totalmente absorbida por dos puntos extremos y se ha comprometido por completo el ataque principal de Samba que ruedan por las llanuras de conducir por la 1º División Blindada de la India. Según el general Chaudhuri, no habría nada para detener esta fuerza poderosa, ni siquiera una sección de infantería. Las guarniciones de Jassar y Sialkot sería demasiado comprometido a liberarse a sí mismos y aunque se trató de recurrir a interferir en el ataque principal sería que sólo después de las divisiones de la India y nunca se le permitiría volver a establecer una línea defensiva que vale la pena. El optimismo general de Chaudhuri era realmente infecciosas. Penetró hasta el nivel de los comandantes de brigada ", pero no más". Los niveles inferiores tienen que ser más realistas. Están demasiado cerca del suelo y que son los que tienen que capturar suelo y mantenerlo o regalarlo. Para ellos, la planificación y las líneas de mayor a través del mapa significan poco. Cuando llegó a ese nivel, la situación era diferente, pero más de eso más tarde.


Un tanque AMX-13, jeep y un camión abandonados en el río Tawi por la retirada del Ejército de la India - septiembre de 1965.

Como estaba previsto por la India, el primer lugar que tuvo el mayor peso de ataque de los indios en este sector fue Jassar. El 3º de Punjab fue desplegada a nivel de brigada y una parte de ella fue a través de ella, en el enclave de Pakistán poco a través del río Ravi. Los indios comenzaron a bombardear a las 0315 horas, un cuarto de hora antes de lo que cruzaron la frontera en otros lugares. Una hora más tarde el ataque se produjo en, dirigido por un batallón de infantería y los indios consiguieron obtener punto de apoyo en el enclave. 3 Punjab poner en un contraataque a las 10.00 horas del 6 de septiembre y había devuelto a los indios de las 12.00 horas. Al mismo tiempo 4 FF despejado el enclave indígena en la orilla occidental del río. No parece haber habido mucha resistencia a esta acción. La falta de entusiasmo por parte de los indígenas a defender su posición en la margen derecha de Ravi fue una clara indicación de que el ataque de los indios contra Jassar era simplemente una treta. Si se tenía la intención de invadir Pakistán de esta dirección en serio, habría sido más fácil para ellos construir a través del río, haciendo uso del enclave como jefe de la brigada inicial.

El apoyo de artillería a la 15º División de Infantería, que anteriormente había ayudado a 10º Brigada de Infantería, en Chhamb y Jurian también regresaron durante la noche 6 / 7 de septiembre y la posición, se hizo más tranquilizadora.

Los indios debían seguir dando la impresión de que el ataque a Jassar iba en serio de verdad. Entre las 03.00 y las 06.30 horas del 7 de septiembre, pero puso en tres ataques con el apoyo de apoyo de artillería y tanques masiva. Lograron capturar el otro extremo del puente con el tiempo. El puente, como resultado fue volado a las 08.00 horas del mismo día. Las tropas en el otro extremo se ordenó a nadar al lado de casa ya que no se consideró conveniente dejar unas pocas empresas no compatible a través del río. Los indios de todo el día, siguió tratando de ampliar sus ganancias a lo largo del puente, pero todos sus intentos fueron frustrados.

Un acercamiento a un tanque AMX-13 dejado por India en Jaurian - septiembre de 1965.

La 26ta División de la India que avanzaba a lo largo de la carretera principal de Sialkot Jammu no hizo ningún avance durante el 6 y 7 de septiembre.

La 14ta División de Infantería de la India bajó en toda la amplia extensión Charwah-Bajra Garhi, en la noche del 7 al 8 de septiembre. El ataque comenzó a las 23.30 horas. La 3 FF luchó retrasando la acción y poco a poco cayó a la línea de defensa principal en torno Phillorah. La 3 FF sostenía la zona de Gadgor y aldeas colindantes. Aunque ampliamente superadas en número el batallón se encontraba bajo el más intenso bombardeo y se mantuvo en sus posiciones. Un pelotón de unas pocas localidades intercambiaron las manos una vez, pero inmediatamente fueron recapturados. La lucha por cada centímetro del territorio había comenzado. Era como un ciclón. Olas chocando con las olas y la creación de un alboroto en la oscuridad, pero pocos soldados paquistaníes se quedó firme. Ataque tras ataque iba a venir y, sin embargo la delgada línea que se mantuvo firme como un muro de acero.

La unidad recibió la orden de replegarse a Chawinda temprano en la mañana del 8 de septiembre. Para entonces, estaban en peligro de ser cortado. Lo hicieron en el primer semáforo. Por la mañana del 8 de septiembre, el enemigo con elementos de la 1 División Blindada de la India había capturado Maharajke, charwa, Chobara, Gadgor y aldeas Phillorah.


El avance de la 26 División de la India a lo largo de la carretera principal a Sialkot también ha sido comprobada y que el enemigo no era capaz de hacer retroceder las pantallas impulsado por 19 de Punjab y el 13 FF en la carretera principal de Jammu Sialkot.

La 6ta División Blindada, comandada por el general de Abrar Hussain estaba avanzado, y dada la responsabilidad de detener el avance del enemigo principal, frente Chawinda en relación con el 24 Brigada de Infantería al mando del brigadier Abdul Ali Malik, ya en su posición. La brigada tenía a la 2da de Punjab, 3ra de FF y 25ta de caballería. De hecho, lo que equivalía a que una de infantería y una brigada de vehículos blindados, fueron la defensa contra esta ofensiva indígena muy fuerte.

El 8 de septiembre da la imagen de una serie de golpes de martillo sobre un yunque de tamaño pequeño pero extremadamente fuerte. Cada golpe produce destellos cegadores. Es la prueba de fuerza y calidad de metal entre el yunque y el martillo. Después de un poco se empieza a ser evidente que los golpes de martillo han comenzado a perder su vigor y la frecuencia y el metal del martillo comenzó a agrietarse.

Los indios habían ocupado Phillorah durante las horas earlt de la mañana, pero la aparición de 24 Brigada de Infantería frente a ellos por la mañana, en un estado de ánimo ofensivo, les hizo retroceder. Bajrah y Garhi tenía cuatro tanques enemigos. El momento fue alcanzado por armas de Pakistán, el 25 de caballería, los otros tres desaparecieron. El enemigo se fue expulsado de Chobara también por 24 Brigada de Infantería y 25 de Caballería.

En la mañana del 9 de septiembre, 10 Brigada de Infantería al mando del general de brigada Azmat Hayat Khan también se unieron y tomaron posiciones junto a 24 Brigada de Infantería.

El 9 de septiembre de nuevo fue un día ajetreado. El enemigo trató de bordear hacia la izquierda y haciendo uso de una carretera Maharajke-Sialkot y carretera Bajra-Garhi-Sialkot para poner en un gancho de derecha.

Este movimiento fue frustrado de inmediato se hizo evidente y el enemigo se retiró a toda prisa. La orden de operación enemigo había establecido como el eje principal Ramgarh, Chobara y Phillorah. Un regimiento de Centurión fue empujar a través de lo largo de ella, mientras que el otro, un regimiento de Sherman iba a ser de la derecha. Este regimiento parece haber intentado el gancho de derecha, pero no pudo sostenerla. El regimiento Centurian otro, más un escuadrón iba a ser el enemigo a la izquierda en el área de Daigi. El 4to de Caballería fue mantenido por los indios en la reserva.

El enemigo se puso en un contraataque en Chobara con un regimiento de blindados y un batallón de infantería. Esto fue rechazado con éxito. El enemigo había utilizado su aire en varias ocasiones, pero la Fuerza Aérea de Pakistán había cada vez que apareció en la escena y persiguieron a la basura, antes de que podrían contribuir mucho a la batalla.

La sede de la 15ta División de Infantería en sí fueron atacados por la aviación enemiga en la mañana del 10 de septiembre, pero no hubo víctimas. El GOC Mayor General Tikka Khan, que había tomado el mando del brigadier Sardar Mohammad Ismail, ha organizado grupos de cazadores de tanques que tuvieron éxito en la destrucción de varios tanques durante la noche del 9 al 10 de septiembre. Esto puso fin a la circulación nocturna de los tanques de la India frente a Sialkot.

El 10 de septiembre, los indios sometidos a las posiciones Jassar muy intenso fuego de artillería, pero no tratar de avanzar hacia adelante. Parecía que se han dado grandes cantidades de munición de artillería sólo para gastar mientras se está sentado a una distancia de las tropas pakistaníes.

Los indios, frente a 24ta Brigada de Infantería, en el ámbito de la Gadgor trató de hacer un movimiento de acompañamiento de la izquierda, pero no lograron ningún progreso.

Una gran parte de los movimientos del enemigo se observó durante el 10 de septiembre tras las líneas enemigas. Era evidente el reagrupamiento y redistribución de las tareas que se llevan a cabo por los indios. El plan original había fallado. Tenían la esperanza de tener éxito con el plan de cambiar si .. Sin embargo, pronto iban a saber que el "si" no resultan ser en favor de las hordas de poderosos todo el tiempo.

Sialkot y Jassar recibieron su parte de los bombardeos de nuevo el 11 de septiembre. El enemigo trató de avanzar a lo largo del eje principal, pero fracasó. El pueblo de Khaira cayó a los indios, pero fue atacado y la lucha contra retomado. Bombardeo de los indios a lo largo de su eje principal del avance fue muy intensa. Duró desde 0200 hasta 0800 horas. Los indios también se utiliza aire, que sin embargo no hacer ningún daño. A las 11.00 horas, el ataque enemigo principal, principalmente armas vinieron contra Gádor y Phillorah. 11 Guías de Caballería y 25 de Caballería llevó la peor parte y se detuvo al enemigo. Fue una batalla magnífica; tanque contra tanque recordó las batallas de armas de la Segunda Guerra Mundial. No hubo voluntad de ambas partes, de hecho, fue una prueba de resistencia y determinación. Había bastante bajas en ambos bandos.

La ganancia sólo a los indios de ese día fue el pueblo Phillorah. Esto también se perdió porque los indios estaban presionando a través de miles de refugiados procedentes de las aldeas ocupadas por ellos en el primer día. Haber avanzado en la cobertura de los refugiados es el acto más unsoldierly por parte de los indios, pero allí estaba y no se podía hacer mucho al respecto. Durante tres días se había mantenido confinado sin alimentos y agua, y ahora el 11 de septiembre habían utilizado como escudo humano. Pundit Kautilya había venido en su ayuda, pero ni siquiera este engaño fue de corta duración. No se puede repetir día tras día. No había más a la izquierda para ser utilizado después de la 11a. FAP provocado ataques aéreos con éxito ese día, en contra de Chobara y charwa.

Una cierta cantidad de reagrupamiento y redistribución de las zonas se llevó a cabo el 11 de septiembre de Pakistán también. 1 División Blindada de menos de 5 Brigada Acorazada también había llegado a la zona y podría ser utilizado como y cuando se considere necesario. El ataque contra Phillorah tenido pérdidas costo indios pesados. 25 de Caballería se había podido realizar la armadura del enemigo durante este período. Se ha podido dar cuenta de 29 tanques contra una pérdida de sólo 4 de los suyos. Como resultado de la nueva organización de nuestras propias ubicaciones fueron las siguientes el 12 de septiembre.

Los puestos de Khairi y Chak Phulra y terrenos elevados en las inmediaciones fueron capturados en la mañana del 12 de septiembre en el Sector de Sialkot.
Los indios enviaron una compañía de Gurkhas hacia Zafarwal, que se hacen pasar por chinos a los aldeanos y comienzan a cavar trincheras. Al acercarse una patrulla se retiran dejando tras de sí un prisionero de la 5 / 5 Batallón Gurkha pertenecientes a la 196ta Brigada de Infantería, una parte de la División de Montaña de la India.



Nubes de polvo, tanques de Pakistán y soldados de infantería están avanzando para unirse a la acción.

El 13 de septiembre, el movimiento de los tanques enemigos primera tuvo lugar en la zona de la aldea Dogri y fue inmediatamente detenido. A las 07.00 horas, los indios trataron de pasar con un fuerte contingente de tanques, 25 o más de Gadgor y Chobara pero fueron efectivamente detenidos por las fuerzas pakistaníes. Chawinda luego se convirtió en el centro de ataques de los indios. Ese día, más de 20 tanques enemigos fueron destruidos y el avance enemigo fue efectivamente detenido. No hubo relajación de los esfuerzos por el enemigo el 14 de septiembre tampoco. El enemigo trató de avanzar en Chawinda en dos ejes, cada uno con una brigada de infantería y un regimiento de la armadura. Estos dos ejes se Phillorah-Chawinda carretera y la línea ferroviaria de Sialkot-Chawinda. Las tropas paquistaníes habían formado una especie de media luna con Chawinda sí que sobresale como la estrella a punto entre los dos extremos de la Media Luna Roja. Sitara-e-Hilal disposiciones trabajado. Los indios maltratadas contra Chawinda desde el frente y desde la izquierda, pero no ha avanzado. Cada movimiento significaba poco más bajas y más. El aire en ambos lados se mantuvo activo y el Pakistán de la Fuerza Aérea, como de costumbre, tenía la ventaja. El 15 de septiembre el tanque a tanque de guerra se intensificó.

La 1ra División Blindada estaba esperando detrás de la 6ta División Blindada, para cerrar este choque de acero, el momento de la furia inicial de ataque de la India disminuido. Teniente. General Mohammad Rana Bakhtiar SPK, SQA., MC, el Comandante y el General de Cuerpo General Sahibzada Mohammad Yaqoob Khan, que acababa de tomar el mando de la 1ra División Blindada, había localizado a las fuerzas en este sector para ofrecer golpes aplastantes a los indios una vez entraron en el terreno de matar. Los indios habían sido atraídos dentro de la media luna y, sorprendentemente, no había sido capaz de hacer a un lado hasta el punto más lejano en poder de 24ta Brigada de Infantería.


Con la sonrisa abriéndose paso a través de sus caras recubiertas de polvo, los soldados de infantería paquistaníes están corriendo hacia el frente de combate


A las 14.30 horas, los indios lanzaron el tercero de sus ataques frustrados de ese día. Por la tarde el enemigo había perdido unos 30 tanques y había comenzado a retirar. Parece que este era o bien la intención de ser una trampa o una retirada sin la aprobación del aumento de la sede, como immedeately después de la última luz de los indios empezaron a llegar de nuevo hacia delante. Esta vez fue de infantería antitanque ataque combinado. Las tropas pakistaníes se defendió heroicamente y el ataque enemigo fue rechazado una vez más. El GOC tenido, durante el día, le pidió al Comandante del Cuerpo de que ha de darse 4 Brigada Acorazada pero éste confía en que las tropas existentes Wold ser capaz de detener todos los esfuerzos del enemigo para romper. Su intención era utilizar la 1 División Acorazada de las operaciones ofensivas del momento en que era evidente que los indios habían cometido todas sus formaciones de la reserva en este sector. Después de esta batalla, el GOC, en consulta con el Comandante del Cuerpo, llevó a cabo una cierta cantidad de reorganización de las fuerzas en las siguientes líneas:




  • El 19no Lanceros y 10 (SP) Regimiento de Campo fueron desplegados para cubrir la brecha entre Chawinda y Jassoran.
  • La localización de la batería se trasladó a la 15ta División en la zona.
  • El 1 FF y 7 FF fueron puestas bajo el mando de la 1ra División Blindada de las operaciones ofensivas.

El 16 de septiembre demostró la exactitud de las previsiones de que el enemigo tratará de impulsar su armadura a través de la brecha Chawinda-Jassoran. No se había dado cuenta de que detrás de esta diferencia, que se reunirá con una fuerte oposición y era probable que se intercala en este espacio estrecho.

El ataque enemigo vino frente a la laguna formada por el triángulo Bhagowal-Badiana-Chawinda.

La 15ta División de infantería fue ordenado por el comandante del cuerpo para ejercer presión hacia Bhagowal y la 4ta Brigada Acorazada fue advertido de estar dispuestos a trasladarse a zonas de combate cuando la situación lo requería. Mientras tanto, la batalla progresado de una manera muy fuerte en el área alrededor de jassoran y badiana. La formación triangular había ayudado a atraer al enemigo hacia adelante y defensores de los Chawinda, los hombres de 24 Brigada de Infantería al mando del brigadier Malik Abdul Ali subió a la ocasión. El enemigo se les permite desviarse hasta la ciudad de Chawinda del Norte-Oeste y llegar a Chawinda estación de tren. Tal fue el caos causado a la armadura de la India y de Infantería en este triángulo estrecho como pocas veces ha sucedido desde las batallas de Flandes en la Primera Guerra Mundial. La tierra era literalmente con montones de cadáveres. Tres comandantes de batallón de la India perdieron la vida en el intento de llegar a Mile Stone 5 detrás de Chawinda. Hay que decir que el crédito del ejército de la India teat que lucharon con coraje y determinación encomiable en este día. La W / T mensaje al comandante del batallón primero que se abrió paso upto a unos pocos cientos de metros de la carretera era bastante interesante. Se había dicho, "Toma ña Mile Stone 5 y Maha Vir chakra está a sus pies." Este valiente soldado murió dentro de unos pocos cientos de metros del hito en cuestión y fue condecorado a título póstumo.


Una posición antitanque con cañón sin retroceso de 106mm del Ejército de Pakistán

Dos comandantes del batallón más seguido sus pasos y dieron su vida un poco a su retaguardia. La batalla duró. Los indios vienen en oleadas y Pakistán decididos a tirar a matar a pesar del devastador fuego de artillería dirigido a su precipitada excavado en las posiciones. Los comandantes en la parte trasera y en el Cuartel General del Cuerpo de la Sede, se debe dar el debido crédito para la correcta evaluación de la posición. No hubo pánico. No implementar cualquier unidad o de cualquier formación innecesariamente. Ellos tenían confianza en sus hombres y sus comandantes en el terreno. Ellos sabían que la superioridad material y un gran número no siempre decide el resultado de la batalla. A pesar de todo la determinación mostrada por las tropas indias que era todo claro que tendrían los hombres a ser mucho mejor, entonces iban a superar el espíritu de los soldados paquistaníes. Como comandante de la compañía pakistaní dijo: "Era un espectáculo para recordar toda la vida y para conseguir la inspiración para siempre". Por la tarde, la batalla había terminado. Chawinda se quedó donde estaba con los mismos hombres en el control de la misma. Los indios dejaron tras de sí más de dos mil muertos y un gran número de prisioneros.

El 17 de septiembre debería haber sido utilizado por los indios para lamer sus heridas, pero parece que aún había tropas frescas para impulsar en el horno que se Chawinda. Se había convertido en una cuestión de prestigio con ellos. Atacaron Chawinda en el primer semáforo, pero no lograron ningún progreso. El lugar estaba demasiado caliente para ellos. Ellos trataron de entrar en la brecha entre Butar Dograndi y Janewal y le dio al 19 de Lanceros una buena oportunidad para hacer algo de buena puntería. Entonces, dos escuadrones de la armadura del enemigo trató de atacar a Chawinda desde el oeste. Este movimiento fue detenido el 25 de caballería y la artillería. Los indios se retiraron, dejando un Centurian intacta, 5 destruidas y 5 detrás de los prisioneros de guerra, pertenecientes a 17 caballos. 1 Indian División Blindada ahora había sido completamente desorganizada y su moral estaba en el punto más bajo. La escasez de infantería en este sector se ha dejado sentir de forma aguda por los comandantes de Pakistán. 20 Baluch fue el resultado bajo el mando de 6 División Blindada y 6 francos franceses que habían llegado a Daska También se le ordenó avanzar.

Los indios cambiaron de táctica, el 19 de septiembre. En lugar de poner en concentrados fuertes ataques, que comenzaron a atacar localidades pueblo salpicado de pequeños grupos integrados y al mismo tiempo, continuaron los bombardeos de toda la zona durante todo el día. Estos pequeños grupos sin embargo, no lograr nada. En realidad, este poco a poco el uso de las tropas les costó grandes pérdidas, tanto en los hombres y en la zona ya bajo su control. 6 División Blindada lanzaron un ataque limitado y despejó el enemigo de Batur Dograndi, Sadreke, Mundeke Berián, Jassoran y Fatehpur. Chawinda también fue atacado por los indios, pero sus defensas resistieron el ataque, como de costumbre. Toda la zona sur de la línea ferroviaria también se autorizó a los indios.

Los indios se volvió a las tácticas de infiltración durante la noche, 18/19 de septiembre y se reunió con un cierto grado de éxito en las etapas iniciales. Se las arreglaron para recuperar Jassoran y se infiltró a través de una serie de lagunas en la cobertura de la oscuridad. Esto, al final, las pérdidas de los indios costo muy pesado. A la mañana siguiente estos grupos aislados rodeados bajas infligidas sobre ellas. Además, 4 oficiales, 4 OAC y 54 otros rangos fueron tomados prisioneros. El alto mando de la India se había extendido una propaganda falsa que los pakistaníes no tomar prisioneros. Esto resultó ser muy costoso en mano de obra. Sus hombres, como resultado de esta propaganda se mostraron reacios a poner sus manos, pero una vez que el hecho se conoció que los pakistaníes no tenía intención de realizar la imposible tarea de matar a millones de ejército fuerte, empezaron a venir hacia adelante para ser tomados como prisioneros de guerra, no sólo voluntariamente, sino a veces con entusiasmo.

La artillería, a través de la batalla en este frente se había elevado número de infantería y vehículos blindados y muchas veces la concentración de la India se había roto únicamente por el bien dirigido fuego de artillería.

Jassoran, que había sido tomada por los indígenas durante la noche fue atacado y capturado por 1800 horas por una Coy, de 7 de FF en el Gran Abdul Rabb Niazi. En esta acción a lo largo de 4 tanques enemigos fueron capturados intactos y 13 fueron destruidos. Gran número de víctimas también se había infligido al enemigo. Además de los muertos y heridos, los indios perdieron 35 hombres como prisioneros de guerra en esta acción. Enemigo del aire era bastante activo durante el 19 de septiembre y así fue Fuerza Aérea de Pakistán persigue a la basura cada vez que había aparecido en la escena.

Temprano en la mañana del 20 de septiembre los indios puso en marcha un medio de ataque de corazón. Posteriormente se comprobó que se trataba simplemente de cubrir su retirada de los puestos mal amenazado por nuestras fuerzas. Ellos sufrieron bajas como consecuencia de este ataque y 8 prisioneros. Los indios lanzaron un ataque en este día en el frente de 15 División de Infantería, pero también fueron rechazados con éxito.

Los indios llevado a cabo un ataque limitado el 21 de septiembre contra Fatehpur, celebrada el 20 de Baluchistán, pero se retiró dejando tras de sí seis tanques destruidos y algunos prisioneros. El aire enemigo bombardearon nuestras posiciones hacia adelante, causando algunas bajas. Se hicieron esfuerzos para borrar Alhar del enemigo temprano en la mañana, pero no tuvo éxito. º lugar fue bastante celebrada en gran medida.

El 22 de septiembre, la actividad se limitó a la artillería doble. Los indios se retiraron de las aldeas después quemarlas. 19 Lanceros destruyó un tanques enemigos pocos Alhar pero no se mueven a gran escala se llevó a cabo.

El C-C visitó este frente y condecoró algunos de los oficiales y soldados que previamente había distinguido durante los combates en este ámbito.

El alto el fuego conversaciones habían efectuado ningún ataque contra una cuestión de esfuerzo inútil prematura. 23 de septiembre, como resultado también fue un día tranquilo. Los indios limita sus actividades a intenso fuego de artillería, pero no hizo avanzar. Una patrulla enemiga cayó en nuestras manos Abd fue capturado con su agente.
La defensa de la Sulaimanki sector fue la responsabilidad operativa de la 105ta Brigada de Infantería ubicado en el Bhalwalpur. Cuando la situación se hizo tensa a principios de septiembre, el Grupo de la Brigada se trasladó a las localidades de la defensa, el 5 de septiembre.



El Comandante de la Brigada, general de brigada Mohammad Akbar decidió no dar a los indios la oportunidad de tomar la iniciativa en sus manos. Decidió atacar Sadiqa y Jhangar, el momento se sabía que el ejército indio había invadido Pakistán. La tarea fue asignada al 10 de Punjab. Frente a ellos estaba un grupo de Brigada de la India con el apoyo de un escuadrón de tanques de tamaño mediano. El ataque fue montado a las 18.20 horas del 6 de septiembre. Fue dirigido por el Mayor Hikmutullah con una tarea del 10mo de Punjab y un pelotón de los Rangers. Los indios trataron de traer a todo el fuego a su disposición, pero sólo para 5 o 10 minutos. Al final de este breve ráfaga de actividad, que dejaron sus puestos y de todas sus armas en busca de seguridad en vuelo. Cuatro de ellos fueron tomados prisioneros, algunos fueron asesinados y el resto escapó. No hubo víctimas a nuestras tropas.


Soldados de Infantería de la toma de posiciones en la orilla de un obstáculo de agua.

El otro objetivo se decidió en favor de la hora de cierre de 6 de septiembre fue Jhangar. D Coy 10 Buenos Aires bajo el mando de las principales Mohammad Aslam Janjua, atacó a este objetivo, sin ninguna hora H, los bombardeos. Aquí los indios poner mayor resistencia. Mano a mano y granadas de lucha siguió tuvo que ser utilizado para hurón a salir de sus refugios. Las víctimas indígenas dentro de las bodegas eran grandes incluido el comandante de la compañía de la zona. Los indios cayeron de nuevo a un horno de descartados en las cercanías, pero fueron expulsados de esta posición también. Granadas de mano tuvo que ser utilizada una vez más. Unos pocos fueron capaces de escapar. Los indios dejaron 19 cadáveres en el horno. 3 prisioneros. La segunda fase de este ataque fue un pequeño puesto en el pueblo de Noor Mohammad. Esto resultó ser un asunto fácil. Un pelotón fue capaz de hacer frente a este puesto.

El objetivo señalado para el 10 de Punjab se han logrado, pero el Teniente Comandante-Col. Amir Hamza Khan fue tentado a mantener el impulso del avance y continuar en la aldea Pakka que se habían dejado para la fase final que se realizarán el 4 de Punjab. Este ataque imprevisto provocado, como debería haber hecho, la situación, que sucede a menudo, y su repetición no se puede evitar en tales circunstancias. El batallón se convirtió en un objetivo de nuestra artillería y enemigo de MMG simultáneamente. El comandante del batallón fue rápido para apreciar la situación y una vez detenido el avance del batallón. Aunque la oscuridad, que rápidamente logró reformar el batallón y dejó espacio suficiente para 4 Punjab para llevar a cabo su parte de la tarea.

4 Punjab había hecho una marcha de 16 millas para llegar a las posiciones de batalla esa misma mañana, pero la noticia de Lahore haber sido agredido y que tan lejos fue suficiente para que redoblen su determinación de vengar a las pérdidas que el pensamiento, a sus compañeros que han sufrido a Wagah y Gawandi.

El ataque del 4 de Buenos Aires fue encabezada por C Coy en el Gran Mohammad Abdul Rashid. Salieron de sus posiciones a las 22.00 horas. El movimiento tuvo por fuerza que ser lenta, como las posiciones enemigas estaban detrás de las aguas vertidas zona. Las partes más profundas del lago fueron Sem hasta la cintura, pero se metió a través de él en las fuertes armas pequeñas y fuego de mortero y de 2230 horas el enemigo había evacuado pueblo pakka también. Cinco prisioneros. La mayor parte de los enemigos habían desaparecido en la oscuridad. 4 Punjab había sólo 4 RUP heridos.

No se podía esperar que los indios no tomar represalias. Ellos comenzaron a bombardear nuestras posiciones a la mañana siguiente, el 7 de septiembre y continuó este método económico de represalia durante el día. Posiciones pakistaníes no cubrir los gastos generales, pero afortunadamente no hubo golpes directos. Cuando la noche se acercó a la intensidad de los bombardeos del enemigo mayor. Las patrullas se informaron concentraciones enemigo cerca de Gurmukh Khera. A las 20.00 horas, un batallón de la India 14 Regimiento de Punjab compuesto por los sijs, poner en un ataque contra una empresa, de 4 de Punjab. Esta empresa se comportó de una manera muy fresco y tranquilo. Se mostró de muy alta calidad de control de incendios. Los sikhs se les permitió llegar hasta el centro de la posición de la empresa. Los indios vieron las aldeas en llamas como consecuencia de sus bombardeos y estaban felices de haber alcanzado el objetivo, sin ninguna oposición. En su alegría que enviaron a sus señales de éxito. La luz muy les mostró como ninguna otra cosa podría haber hecho y que recibieron certero de fusil y firme LMG de cuartos muy cerca. Esta repentina ráfaga de disparos de armas pequeñas en el medio de la alegría, produjo el efecto de choque, que en otras circunstancias, miles de proyectiles de artillería no podría haber hecho. Los comandantes de la India, gritaban órdenes en vano:

Tomar posiciones!!!!

Cargar!!!

Hamala Karo!!!

Jai Hind !!!

Todas estas llamadas fueron en vano. Los hombres se podía pensar en nada, excepto su seguridad. Corrieron de vuelta, ya que rara vez había corrido antes. Los indios reforzaron este sector por 67ta Brigada de Infantería de la India, pero no se atrevió a atacar nuestras posiciones hasta después de la cesación del fuego. El 1er Baluch estaba planeando su nuevo ataque el 15 de septiembre, cuando se retiró de este sector. 4 Punjab fue relevado el 22 de Punjab, un batallón recién levantado, compuesto principalmente por los militares retirados.


Artilleros de Pakistán están dando una mirada de expertos a más cañones de campaña india capturados. Los indios dejaron suficientes piezas en el área de Chamb solo para equipar a dos regimientos de campo.


La 105 Brigada de Infantería, a pesar de su inferioridad numérica, mantuvo la presión sobre los indios y fue capaz de reducir una serie de pequeños puestos, uno por uno. En el momento de cesación del fuego fue acordado, esta brigada tuvo por lo menos 30 pueblos indígenas bajo su control y ha logrado capturar más de 150 kilómetros cuadrados de territorio indio. Los indios se esforzó el 25 de septiembre para recuperar el territorio, que habían perdido, pero tuvo que permanecer callada después de la desagradable experiencia de 3 / 0 gurkhas, que además de fuertes bajas en muertos y heridos, perdieron el 5 tanques y 2 oficiales, 4 y OAC 45 RUP como prisioneros, durante sólo una noche de las operaciones. El general de brigada india se adelantó a la mañana siguiente y le pidió para poner fin a la batalla que él mismo había iniciado. Su solicitud de que se acordara que se comprometió a no atacar de nuevo.
Sind fue el segundo frente abierto jactancia por la India, cuando una compañía de Rangers del Indo en el pueblo de Darda fue atacado por un batallón de la India y dos escuadrones de blindados. Los guardabosques detuvo el avance de más de tres horas, pero, al ser superados en número y no tener armas AT, tuvo que retirarse. Los indios ocuparon el pueblo, con toda la fanfarria que la All India Radio y la prensa indios podían hacer. La idea era clara. La medida mete en el plan estratégico de la India. Como la BBC anunció,

"Las tropas indias no están cumpliendo con la resistencia y ha capturado la ciudad de Gadro, a seis millas de la frontera. Ahora se dice que el avance en otro pueblo llamado Khokhrapar, 15 kilómetros más allá. Este nuevo frente es en un país desértico como el camino hacia las más importantes ciudades de Pakistán - Hyderabad y Karachi, más allá de eso, que es de 200 kilómetros de la frontera. Y con un nuevo asalto, lucha ahora va entre los dos países de los cinco sectores de extensión a lo largo de unos 850 kilómetros de frontera. Esta ampliación de la línea le ayudará a India, que tiene divisiones de infantería mucho más para desplegar a lo largo de ella que la de Pakistán ".

El objeto real de la India se está abriendo un gran número de frentes y tratando de agarrar tanto territorio como sea posible, se ha explicado antes, pero como en otros, sus tropas no estaban destinados a tener éxito en sus esfuerzos. La marcha de la Khokhrapar quedó como a muchos otros lugares, sólo una marca estrecha en los mapas en la sede del Ejército de la India. Nunca se permitió que se materializó. En cumplimiento de instrucciones del Comandante en Jefe del Ejército de Pakistán, 51 Brigada de Infantería, (2 batallones de infantería, 18 de Punjab y 8 y siguientes) se había mudado de Karachi el 5 de septiembre y estaban en sus lugares de batalla, cuando la invasión de los indios vino.

El Comandante de la 51ra Brigada de Infantería, General de Brigada (más tarde el general de brigada) KM Azhar Khan, pidió permiso para llevar a cabo operaciones ofensivas en vez de esperar de los indios para atacar Khokhrapar. Cuartel General se mostraron reacios a permitir que esta brigada de desaparecer en la inmensidad del desierto de Rajputana, pero permitió la realización de ofensivas limitadas. La ciudad y la estación de tren de Monabhao era el objetivo más cercano la India. Estaba seis millas dentro del territorio de la India y estaba siendo utilizado por ellos, como la cabeza del carril para la campaña del desierto en esta área. Un batallón de Regimiento de mahratta y tres compañías de RAC sostuvo.

El pre-ataque de bombardeo se llevó a cabo en la tarde del 9 de septiembre por baterías de morteros. No hubo gran cantidad de municiones para ser utilizado por los indios necesitan mucho menos a evacuar sus posiciones. Sólo el 17 rondas de fuego. El 18vo Punjab puso en un atentado el 10 de septiembre, pero los indios no esperaron el tiempo suficiente para disparar los proyectiles de mortero que había apilado cerca de sus morteros y huyeron. Los indios como de costumbre, negó la caída de Monabhao y no lo admitió hasta los corresponsales extranjeros habían visitado el lugar. Las bajas indias en este encuentro no podría haber sido muy pesada y su fuga no se puede explicar, salvo que, a sus soldados desde el sur de la India no simpatizaba con la guerra que se toma el norte de la India.

El siguiente lugar de caer el 13 de septiembre, a 51ra Brigada de Infanteria fue Panchilla, pronuncia como Panchshila. Los hombres, una empresa, de 8 de FF que capturaron a este mensaje tuvo mejor suerte. Los indios poner un mejor espectáculo. El resultado fue que, una JCO RUP y 33 fueron capturados, además de un número de indios muertos. Las cantidades de ron encuentran entre las raciones a la izquierda detrás de los indios hablaba bien de la atención dada a minuto adecuado apoyo logístico del Ejército en este sector por el alto mando indígena. Compañía D, de 18 de Punjab al mando del comandante Taj Mohammad, poner en el ataque bien dirigido en Shakarbu Post el 15 de septiembre. El enemigo se ocupe el cargo con una empresa y se había atrincherado. Los indios se defendió bastante bien, pero no esperaron a que la carga final. Dejaron un número de muertos y las fosas fueron encontrados para estar bien provisto de munición, las raciones y el ron.

Kharin Post estaba cerca y como los movimientos de los hombres y los vehículos fueron observados, se decidió la captura de ese puesto también. El día aún es joven, sólo 1500 horas, y los hombres estaban deseosos de que otro guión a seguir. Ellos no eran muy afortunados. Los indios sintió el ataque y cuando la empresa llegó a la posición enemiga, se encontró un montón de raciones, pero no indios. Theyhad izquierda en una prisa.

Los indios sin embargo regresó y lanzó un contraataque, apoyados por tanques a las 17.30 horas. El comandante de pelotón del pelotón de los más adelante, subedar Mohammad Elías maneja su pelotón de una manera excelente. Los dos tanques principales fueron destruidos por una ronda de cada una de RR que desalentaba a los demás. El contraataque se debilitó poco a poco y en 1945 horas, los indios comenzaron romper el contacto y finalmente se retiró, después de haber sufrido bajas bastante pesada.

"La empresa A-8 y siguientes, al mando del Mayor padre Aqil, planteó la posición del enemigo en el área de Jaisandar el 17 de septiembre. La información debe haber sido incompleta. Se pensaba que era apenas un batallón de infantería del enemigo en este lugar. Es, sin embargo, resultó ser ocupado por toda la 30 Brigada de Infantería de la India, compuesto por 3 guardias, 1 Garhwal y un batallón de la Policía Fronteriza. El ataque fue un éxito completo. El cordón exterior estaba roto y dos compañías indias gravemente mutilado. Esto obligó a los indios para poner en una serie de ataques de Couter, en la posición de ellos, hace un rato. Los indios sufrieron como consecuencia 47 bajas muy pesadas. El comandante de la compañía, aunque herido antes, siguió ejerciendo el control y la retirada de su compañía después de luchar un buen día.

El objetivo siguiente era Roheri. Para entonces, el Mujahids locales, Hur hombres libres, se han sumado a las filas del ejército de Pakistán como voluntarios. Una patrulla de infantería con la ayuda de Hur allanaron este puesto. Los indios poner mayor resistencia en este punto, pero finalmente evacuado. Al principio no estaba destinado a ocupar Roheri, pero como parecía ser la base ideal para el patrullaje de profundidad y atacando los puestos de la India en la parte trasera, fue ocupado y aprovechado bien hasta el final. Los Hur encantó este tipo de tarea. Nacen los combatientes y un cuerpo sumamente disciplinado de los hombres. Ellos obedecieron órdenes, como si hubieran pasado su vida en el ejército y fueron los deportistas perfecto. Se abstuvieron de saqueos e incendios o el tiro después de que el enemigo se había dado la espalda. Fue en contra de su código de batalla conductiva. El país también está adaptado para raides profundo. Rajputana, en Esta parte, es un vasto desierto, llena de dunas de arena, salpicado de vez en cuando se extiende de tuerca en el crecimiento, tiene muy poca agua. Es bastante duro suelo en los lugares, pero sobre todo hay parches suave y MT el movimiento no es fácil. Los soldados utilizaron a largas marchas sólo pueden operar en ella. Los indios no parecen haber elegido las tropas ideal para esta área. Que tenían;

  • 5ta Maharatta de Infantería Ligera de Maharashtra: 30 indios Inf. BDE.
  • 3ra Guardia (una unidad mixta)
  • 1ra Garhwal
  • 6ta CCR (una unidad mixta)
  • 7ma RAC (una unidad mixta con algunos lugareños)
  • 4ta Maharatta Inf.Lig. Desde Maharashtra: 85 indios Inf. BDE
  • 17ma Madras
  • 13ra Granaderos (una unidad mixta - camellos de carga)

La 51ra Brigada de Infantería, tuvo que realizar la mayor parte de su lucha después de la cesación del fuego, cuando los indios lanzaron una gran ofensiva a lo largo de este frente para vengar su derrota del pasado. Se tradujo en algunas batallas, pero graves, salvo la adición al número de sus víctimas los indios no lograr nada. Perdieron 5 oficiales, 3 OAC y 50 RUP como prisioneros en la batalla de Sundra solo. 8 FF comandado por lt. Col. JANJUA MM envió una compañía a defender contra los ataques de los indios por 4 Maharatta de Infantería Ligera. No sólo hicieron retroceder, sino también de haber infligido numerosas bajas, les impidió llegar de nuevo hacia delante.

Fuerza del Desierto

El Grupo de desierto consistía de unas pocas compañías de Rangers de Pakistán occidental y mujahids - los Hur de Sind. Se les asigna el sector frente al Estado indio de Jaisalmir. Su tarea era proteger a la LOC-Karachi, Lahore, en el ámbito de la Rohri y Khairpur y detener cualquier movimiento agresivo de la India en este sector.

Las fuerzas de la India frente a este pequeño pero decidido grupo de hombres armados se Rajistan Policía y las unidades de Ejército de la India con el apoyo de la artillería ligera y mediana. Tenían también algunos de los caballos y las unidades de caballería de camellos. Los indígenas iniciaron la guerra en este sector, el 8 de septiembre, esta tratando de coordinar sus esfuerzos Wuth el ataque en contra de Gadro Sind. Sus ataques no se les permitió materalizarse y de hecho fueron repelidos.

La Fuerza del Desierto respondió poco después y atacó después tannot. La falta de apoyo de artillería no permitió el ataque para ir en el que, por lo tanto cancelado. El sector, sin embargo recibió el refuerzo en forma de 23 francos franceses, un batallón de nueva rasied, de entre los reservistas del Ejército, y una batería de morteros. Esto hizo que todas las diferencias y la Fuerza desierto estaba listo para ir a la ofensiva.

La batalla principal en el sector se fue Sadhewala pero esto sucedió después de la cesación del fuego. los indios sufrieron fuertes bajas en estas acciones y se detuvo su movimiento hacia adelante avanzando lentamente que en otros lugares, que habían comenzado después de que el acuerdo de alto el fuego.