Mostrando entradas con la etiqueta psicología. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta psicología. Mostrar todas las entradas

lunes, 13 de febrero de 2017

Chile: Calaña y resentimiento hacia San Martín

A 200 años del Cruce de Los Andes, Chile no reconoce aún a San Martín como su Libertador
En la escuela, su gesta es apenas una frase -“pasó la cordillera”- y la batalla de Chacabuco la condujo O’Higgins, mientras que el general argentino fue sólo un colaborador. No falta quien lo acuse de haber “invadido” Chile
Por Claudia Peiró - Infobae


La batalla de Chacabuco. Litografía del artista francés Théodore Géricault


Edwards Gajardo vive en Argentina desde el año 2009, es periodista y trabaja en la web de noticias Mendoza on Line. Hace unos años escribió allí un artículo con el título "San Martín libertador de Chile: una parte de la historia que allá nadie me contó", en el que relataba cómo recién al llegar a nuestro país tomó conocimiento de la magnitud de la expedición libertadora organizada por el general argentino, cuya figura, dice, "está (en Chile) debajo de la de (los chilenos) Bernardo O'Higgins, José Miguel Carrera o Manuel Rodríguez".



"En la historia de Chile la figura del general José de San Martín no es destacada como la de un libertador -escribió Gajardo en aquella ocasión- y sólo se resalta su relación con Bernardo O'Higgins, como un gran aliado y amigo, pero muy lejos de la imagen de prócer que tiene en la Argentina".


"Cuando vas a la escuela, te hablan de O'Higgins como el libertador y de San Martín como una especie de colaborador y te dicen que la batalla de Chacabuco la condujo O'Higgins", afirma Gajardo en charla con Infobae.


La Batalla de Chacabuco tuvo lugar el 12 de febrero de 1817


Aclara sin embargo que hay una excepción a este "ninguneo": el ejército chileno, el sector que más rescata el rol de San Martín y estudia su gesta. "En esos círculos es muy valorado", afirma.

"Pero San Martín no aparece en las monedas, ni en las plazas, ni en monumentos; la calle principal de Chile, que todos conocen como Alameda, se llama Libertador Bernardo O'Higgins", dice Gajardo.

La televisión chilena copió el formato de la serie que aquí hicieron Mario Pergolini y Felipe Pigna. En el breve extracto que sigue de "Algo habrán hecho por la historia de Chile", puede apreciarse la parcialidad con la que se refieren a la batalla cuyo bicentenario se conmemora este 12 de febrero y que fue la exitosa coronación de un Cruce de la Cordillera por el Ejército de San Martín, que el gobernador realista de Chile, Casimiro Marcó del Pont, no esperaba porque lo consideraba imposible.

No debe culparse a Bernardo O'Higgins por esto. Sucedió a pesar suyo y tras su muerte, ya que en vida, como a su amigo San Martín, le pagaron con el derrocamiento y el exilio. Este héroe chileno, de origen irlandés, siempre reconoció a San Martín como su jefe y la amistad entre ambos sólo la interrumpió la muerte.

Pero uno de los motivos de esta malversación histórica es la larga querella que enfrentó a los dos líderes independentistas de Chile, José Miguel Carrera y Bernardo O'Higgins. El cliché dice que el primero era republicano y el otro conservador; que uno quería una "revolución nacional chilena", mientras que el otro se subordinaba a los intereses porteños. Lo cierto es que, cuando los chilenos llegaron a Mendoza, tras ser derrotado el primer gobierno patrio en Rancagua por los realistas, San Martín se entendió de inmediato con O'Higgins y lo privilegió entre los demás jefes. No se equivocó. Carrera era demasiado vanidoso como para subordinársele. Y cuando San Martín y O'Higgins liberaron Chile ésa no fue para él una buena noticia, y no dudó en conspirar -incluso con el extranjero- para derrocar al nuevo gobierno independiente.

El Cruce de Los Andes no es estudiado en la escuela chilena, sí en el ámbito militar

"O'Higgins comulgaba con San Martín y estaba contra los Carrera. Muchos en Chile ven a San Martín como el hombre que mató a los hermanos Carrera", señala Gajardo, como uno de los motivos de la desconsideración hacia su figura. Se trata de otra tergiversación, ya que esos fusilamientos -fruto del exceso de celo de algunos funcionarios cuyanos- ocurrieron en ausencia de San Martín que incluso intentó impedirlos.

En los años 90 y 2000, cuenta Gajardo, la televisión chilena emitió una serie, "Héroes", tendiente a mostrar a los próceres con un rostro más humano. San Martín no está en la lista; aparece sólo como personaje secundario. "Las últimas generaciones se quedan con esa historia, despreciativa hacia O'Higgins, el 'guacho Riquelme', le dicen por ejemplo, usando el apellido de su madre y en alusión a su condición de bastardo", comenta Edwards Gajardo.

Recientemente también apareció un libro, que es best seller, La historia oculta de Chile, de Jorge Baradit, que llega a decir que, "técnicamente, San Martín invadió Chile" (ver video al pie de esta nota). 

Desde Francia, en correspondencia privada con amigos, alguna vez el Libertador comentó que el primer país que le mostró reconocimiento y gratitud fue Perú, paradójicamente, decía, el que menos le debía, dado que de allí se marchó sin poder completar su misión. Argentina, en cambio, se tomó su tiempo para empezar a poner las cosas en su lugar. Recién en tiempos de Rosas, la legislatura bonaerense empezó a rendirle homenaje anualmente. En Chile, el prestigio de San Martín siguió siendo víctima indirecta de la querella que todavía se proyecta hoy sobre los debates entre carreristas y o'higginistas, aunque el país trasandino, como lo señaló nuestro embajador allá, José Octavio Bordón, ha saldado esa querella mediante una póstuma reconciliación entre los dos próceres, poniendolos en un mismo plano.

Queda pendiente reconocer el papel de ideólogo y jefe de la expedición libertadora que desempeñó San Martín y de conductor de las dos batallas que le dieron la independencia a Chile. En Chacabuco, O'Higgins comandaba uno de los dos cuerpos en los que dividió San Martín su ejército. El otro lo dirigía Miguel Estanislao Soler, también relegado en el recuerdo. El general argentino condujo una batalla cuya suerte O'Higgins, por temerario, casi compromete, al lanzar el ataque prematuramente sin dar tiempo a Soler para completar la maniobra envolvente que debía realizar para caer sobre el flanco enemigo mientras el brigadier chileno atacaba de frente. Este contratiempo obligó a San Martín a intervenir personalmente en la batalla con la caballería. De hecho, esa fue la última vez que desenvainó el sable en un campo de batalla y la escena que inspiró la estatua ecuestre en la cual apunta con el dedo hacia adelante que hoy nos es tan familiar.   

Jorge Baradit, historiador mediático, efectista y por momentos de escasísimo rigor histórico, ha hecho sin embargo un aporte, como puede verse en el video a continuación. Pasemos por alto las flagrantes contradicciones en que incurre, como decir que San Martín invadió Chile -olvidando que estaba en manos de los realistas- o que en Chacabuco derrotó al ejército "chileno" (sic), cuando se trataba de tropas realistas, y segundos después sostener que, gracias a que San Martín cruzó Los Andes se salvó toda América.

Rescatemos en cambio el hecho de que Baradit dedica buena parte de su intervención a exaltar la gesta del cruce de Los Andes, reconociendo que en la escuela chilena no le consagran ni 5 minutos al tema, pese a que la campaña de San Martín -dice Baradit- se equipara a otras hazañas militares como el desembarco en Normandía o el cruce de los Alpes por Aníbal. Es un aporte innegable y un primer paso hacia una mayor justicia histórica con San Martín.

viernes, 15 de abril de 2016

El sacrificio humano como organizador de sociedades complejas

Ritual de sacrificio humano allanó el camino para las sociedades complejas


Publicado por Kambiz Kamrani en Blog,

Antropólogos de Nueva Zelanda han recogido evidencia que sugiere que el sacrificio humano ritual era un rito formativa que allanó el camino para gran escala, las sociedades estratificadas en el que vivimos hoy en día. Sus conclusiones se publican en línea en la revista Nature, en el que se afirma que fue utilizado como una herramienta para mantener las jerarquías sociales.
El ritual de sacrificio humano azteca Dominio Público sacrificios humanos rituales Como retratado en el Códice Mendoza, una historia del imperio azteca en forma de pictogramas.


Ritual azteca de sacrificio humano - tal como es representado en el Códice Mendoza, una historia del imperio azteca en forma de pictogramas.

Los autores examinaron la historia del sacrificio humano a través de 93 sociedades austronesios tradicionales en el Pacífico. El equipo registró la presencia o ausencia de sacrificio humano en cada una de estas culturas pasado ', y coincidía con el nivel de estratificación social en la actual. La ejecución de esta información a través de modelos para probar si los homicidios rituales humanos co-evolucionado con las jerarquías sociales, se encontró que, efectivamente, parece que lo han hecho. En las sociedades igualitarias observados en el estudio, sólo 5 de 20 habían practicado sacrificios humanos. Por otra parte, 18 de los 27 sociedades altamente estratificadas tenían. Más de iniciar la estratificación social, sin embargo, encontraron que el sacrificio humano realmente ayudó a estabilizar y mantener los sistemas de clase una vez que habían surgido.

Anthropology.net

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Biografía: Patty Hearst, de millonaria a guerrillera

Patty Hearst, la millonaria a la que le lavaron el cerebro para convertir en guerrillera


Hace 40 años, el caso de la nieta del magnate periodístico William Randolph Hearst sacudió al mundo.
Guillermo dos Santos Coelho - Clarín

Mezcla de lavado de cerebro, empatía de la víctima con el victimario y un contexto de violencia política global, el caso de Patricia Hearst sacudió al mundo. La transformación de una joven millonaria en feroz guerrillera fue tan vertiginosa que instaló un debate nunca saldado del todo. Se cumplen 40 años de su detención y de la revelación al mundo del Síndrome de Estocolmo.

Patty Hearst tenía 19 años en febrero del 74, cuando una mujer tocó el timbre de la casa de su novio, Steven Weed, en Berkeley, California. Nieta del magnate periodístico William Randolph Hearst y heredera de su imperio, la joven estaba mirando la televisión y a punto de ir a dormir.




La mujer pidió el teléfono para hacer una llamada. La dejaron pasar y junto a ella entraron a la fuerza dos hombres armados con fusiles. Golpearon al novio de Patty hasta dejarlo inconsciente y se llevaron a la joven forcejeando hasta dejarle la ropa destrozada. Casi desnuda, fue tirada al baúl de un auto.

Un par de días después, salieron a la luz los autores del secuestro. Lo hicieron con grandilocuencia, con el "comunicado número 3 de la Unidad Regional Adulta del Ejército de Liberación Simbionesa, división La Muerte Negra".



El SLA, según su sigla en inglés, era una minúscula y estrafalaria guerrilla urbana que decía creer en la liberación global a partir de una revolución socialista en el Tercer Mundo. Mezcla de socialismo con new age, de guerrilla urbana con secta, practicaban el sexo libre, se especializaban en atentados con bombas y robos y su símbolo era una cobra de siete cabezas.

El Ejército de Liberación Simbionesa era una célula terrorista que por esa época decía estar operativa en cada gran ciudad de los Estados Unidos. Sin embargo, se reducía a una docena de estudiantes de San Francisco con una mezcla ideológica singular.

La hija de Randolph Hearst, dueño del San Francisco Examiner, era pieza de cambio para la liberación de dos miembros del grupo presos en San Quintín por haber asesinado con balas de cianuro a un educador negro, Marcus Foster, en noviembre del 73. Para no dejar dudas, la carta fue acompañada por una tarjeta de crédito de Patty.

Los secuestradores pidieron también la entrega de alimentos para barrios pobres de California. Primero dos millones de dólares, luego cuatro más. La Fundación Hearst se comprometió a cumplir con una parte y a terminar la entrega cuando Patty estuviera en libertad. Periódicamente, el grupo terrorista enviaba cintas magnetofónicas con la voz de la joven contando que se encontraba bien.

En esa rutina estaban cuando el caso dio un giro increíble.

Después de 60 días de misterio sobre el paradero de Patty, una foto cambió todo. Se trataba de una imagen de la joven empuñando un arma larga y apuntando con gesto adusto, con una bandera de la cobra de siete cabezas atrás. La imagen iba a acompañada por una cinta donde Patty no decía que estaba bien sino que criticaba con dureza a sus padres y a su novio. Y anunciaba, desafiante: "Yo elegí quedarme y pelear".



Después del asombro, llegó la duda en la opinión pública y los investigadores: ¿Había sido forzada? ¿Se había "convertido" voluntariamente y tan rápido? ¿Se trataba de un autosecuestro guionado previamente?

En abril, Patty vuelve a aparecer empuñando un fusil, pero ya no en pose para una foto sino para asaltar, junto a otros integrantes del SLA, un banco en San Francisco. Los "guerrilleros" se llevaron 100 mil dólares y testigos coincidieron en un dato: Patty se hacía llamar Tania, igual que Tamara Bunke, la guerrillera argentina que murió en Bolivia bajo las órdenes del Che.

El 18 de mayo, dos mujeres y un hombre trataron de asaltar una tienda en Los Angeles. Antes de huir, una mujer disparó una ráfaga de ametralladora. Era Patricia. Si bien no los capturaron, el rastro que dejaron permitió dar con una casa donde se refugiaban otros militantes de la secta.

En una redada, el FBI mató a seis integrantes, incluyendo al "Mariscal Cinque", fundador y líder. El conductor de un auto que Patricia y la pareja usaron para huir de la tienda declaró ante la Policía que Patty le dijo que no había planeado su secuestro, pero que había decidido plegarse a la guerrilla por la forma en que su padre había manejado el rescate.

Con 19 cargos encima, a esa altura la joven ya había sido declarada "enemigo público".

En las semanas siguientes a esos dos hechos, arreciaron las versiones. Primero vieron a Patty en Inglaterra. Luego, en Canadá. Aparecieron denuncias de personas que dijeron haberla encontrado en Perú, Cuba, México, Guatemala. Finalmente, también en Buenos Aires y en Montevideo.

En realidad, Patty nunca salió de los Estados Unidos. El 18 de septiembre de 1975, hace 40 años, la joven fue arrestada en San Francisco. La encontraron en un departamento que compartía con Wendy Yoshimura, una simpatizante del SLA. No opuso resistencia.

Mientras esperaba el juicio, a Hearst se le hicieron innumerables exámenes. Los psiquiatras comenzaron a hablar de "fragilidad emocional", notaron una abrupta reducción de su coeficiente intelectual, que había quedado por debajo de los 90 puntos. Patty esperó el juicio en la cárcel.

Los defensores de la joven armaron su estrategia a partir de los exámenes psiquiátricos: había sido sometida a un lavado de cerebro y obligada a actuar por sus captores. Para la primera audiencia del juicio, Patty Hearst ya había cambiado el traje de fajina por un elegante traje sastre azul marino y una blusa blanca.



"Todas las cintas las grabé con una ametralladora en la cabeza", relató entre lágrimas en el juicio. También contó que fue violada apenas media hora después del secuestro, y que eso se repitió. Todos los miembros del SLA abusaron de ella. "Preferiría que me declararan culpable, pero que me dejen tranquila", dijo antes de quebrarse.

El círculo volvió a cerrarse y la joven víctima del secuestro, que había pasado a ser odiada tras su "conversión", volvió a ser mirada con simpatía y compasión. Sin embargo, aún había dudas. Principalmente por sus disparos en el robo a la tienda de Los Angeles.

"Cientos de veces fui obligada a participar en ejercicios y prácticas, al punto tal que crearon en mí una especie de reflejo condicionado. Tomé el arma y disparé antes de que mi cerebro empezara siquiera a funcionar", explicó con un tono de voz persistente y monótono. El fiscal no le creyó. La trató de "actriz consumada que podría interpretar cualquier papel para salvar el pellejo".

Patty fue sentenciada provisionalmente a 35 años de prisión, pero el mismo juez que la condenó ordenó tres meses de pericias psicológicas para definir los atenuantes. Finalmente, fue penada con siete años de cárcel. Antes de entrar a la prisión de San Diego, la joven se había pasado dos semanas en un hospital de San Francisco por problemas pulmonares y un cuadro de desnutrición.

Y después...


Patty Hearst fue liberada en 1979, después de que el entonces presidente Jimmy Carter le conmutara la sentencia. Fue indultada por Bill Clinton en 2001. Actuó en varias películas y también es escritora. Tiene 61 años y aún vive en San Francisco.

jueves, 21 de mayo de 2015

Biografía: La voz de Hitler que seducía a las multitudes

¿Por qué Hitler era un orador tan exitoso?

Amanda Macias - Business Insider


Rally de Hitler (Bundesarchiv)

"Sé que los hombres se ganan más de menos por el escrito que por la palabra hablada, que cada gran movimiento en esta tierra debe su crecimiento a grandes oradores y no a grandes escritores." Adolf Hitler "Mein Kampf", 1925

Uno de los oradores más influyentes del mundo crearon el partido político más grande de Alemania, conquistaron una docena de naciones, y masacraron a un máximo de 21 millones de personas durante su brutal de 12 años del Tercer Reich.

En más de 5.000 discursos persuasivos, líder nazi Adolf Hitler hechizado a su público y les prometió que su imperio reinaría por mil años.



El profesor Bruce Loeb, que ha enseñado una clase llamada la retórica de Hitler y Churchill durante los últimos 46 años en la Universidad Estatal de Idaho, atribuye el éxito oratorio del Führer a su carisma.
"Aprendió cómo llegar a ser un orador carismático, y la gente, por la razón que sea, se enamoró de él", dijo Loeb Business Insider.

"La gente estaba más dispuesta a seguirlo, porque él parecía tener las respuestas correctas en un momento de gran agitación económica."

Plagado de reparaciones relacionadas con la Primera Guerra Mundial enorme, además de una economía global cada vez más deprimido, el entorno económico de Alemania apoyó el ascenso de Hitler en la década de 1930.

Hitler aprovechó el descontento de elaboración de la cerveza y se encontró en la vanguardia de una ideología política oportunista, partido Nacional Socialista Obrero Alemán.

Arena política de Hitler



Antes de rápido ascenso de los nazis a la escena mundial, el partido de Hitler era en gran parte desconocido, ganando un trivial 3% de los votos en las elecciones 1924 de Alemania.
"Cuando Hitler decidió competir en el Reichstag," o Parlamento alemán, "él sabía que eso significaba que tenía que dar discursos y eso significaba que tenía que hablar con tantas personas como pudo para conseguir votos", dijo Loeb Business Insider.

Ocho años después, los nazis eran el partido más grande en el Reichstag. En 1934, Hitler y su agenda política aterradora lideraban el gobierno alemán.

En resumen, como escribe el historiador Robert Waite: "Hitler era nazismo Pocas veces en la historia de la civilización occidental ha dependido mucho de la personalidad de un hombre que Él creó su propia teoría política y un gobierno que no podría existir sin él..."

Proceso de redacción de discursos de Hitler



Joseph Goebbels, ministro de propaganda nazi, escribió en su diario que Hitler era conocido por escribir sus propios discursos y editarlos hasta cinco veces.
Él sería "trabajar bien entrada la noche, varias noches corriendo, ocupando tres secretarios que toman dictado directamente a las máquinas de escribir antes de corregir cuidadosamente las corrientes de aire", según el historiador británico Ian Kershaw.

"Simplemente no quería depender de nadie para escribir sus discursos", dijo Loeb Business Insider. "Para Adolf Hitler, hablar en público era tan importante que nunca volvería a confiar en nadie para escribir sus discursos para él."

Loeb también señaló que Winston Churchill prefirió escribir sus propios discursos, así, algo poco común entre los líderes de la época (y hoy en día).

La voz de Hitler era "hipnótica"


Discurso de Hitler en 1935

En el libro de Ron Rosenbaum "Explicando a Hitler", novelista francés-americano George Steiner describe la voz del líder nazi como abrumadoramente potente y "fascinante".
"Yo nací en 1929, por lo que desde '33 en mis primeros recuerdos están sentados en la cocina escuchando la voz [de Hitler] en la radio," Steiner compartida con Rosenbaum.

"Es una cosa difícil de describir, pero la propia voz era hipnótica ... Lo sorprendente es que el cuerpo llega a través de la radio. No puedo poner ninguna otra manera. Sientes que estás siguiendo los gestos" dijo Steiner.

"En la lengua alemana, Hitler se basó en una especie de poder retórico que - de una manera tal vez sea un poco peculiar de Alemán - aliados conceptos muy abstractos con la violencia política, física de una manera más inusual Y Hitler era fácilmente un genio. que, absolutamente ninguna duda de ello ".



Además, el psicólogo estadounidense Henry Murray describe presencia general del Führer como "hipnótico" en "La personalidad de Adolf Hitler," un informe de 229 páginas que fue encargado en 1943 por la Oficina de Servicios Estratégicos, precursora de la CIA.

Según el informe de Murray, Hitler recibió elogios frecuentes en sus ojos gris-azul, a pesar de que fueron descritos como "muertos, impersonal y sin ver."

El Führer fue ligeramente inferior a la media de altura y tenía un retroceso de cabello, labios delgados, y las manos bien formadas.

Murray señala que el líder nazi despiadado era conocido por ofrecer un apretón de manos débil con palmas "húmedas y pegajosas" y era incómodo al hacer una pequeña charla.

'Tenía que añadir animación a su lengua "


Heinrich Hoffmann / Bayerische Staatsbibliothek / US Holocaust Memorial Museum

Hitler manufacturaba sus entregas, sus gestos con las manos, y el lenguaje corporal mientras practicaba sus discursos.

"Él absolutamente tuvo que trabajar en su presentación ya que era la mitad de su mensaje", dijo Loeb Business Insider. "Él tuvo que añadir animación a su lengua para comunicarse con éxito sus ideas."

Fotógrafo personal de Hitler, Heinrich Hoffmann, capturado 2.000.000 imágenes del líder belicista y se le aconsejó que nunca se lanzará una serie específica para el público, de acuerdo con sus memorias, "Hitler era mi amigo."


Heinrich Hoffmann / Bayerische Staatsbibliothek / US Holocaust Memorial Museum

En 1925, Hoffman tomó varias fotos de expresiones y gestos faciales de Hitler mientras ensayaba discursos en un espejo.
Después de estudiar las imágenes, el líder nazi habría pedido para que sean destruidos.

Secretamente Hoffman salvó las fotos y los publicó 30 años después en sus memorias.


Heinrich Hoffmann / Bayerische Staatsbibliothek / US Holocaust Memorial Museum

"Ningún otro fotógrafo en la historia aterrizó la primicia de que él [Hoffman] hizo: acceso íntimo y exclusivo para un importante jefe de Estado - y esto es importante, la oportunidad de trabajar con un tema que sabía muy bien cómo" trabajo "de la cámara, y pagado esmerada atención al cultivo de su imagen pública ", el historiador Roger Moorhouse más tarde escribió en la introducción a publicar las memorias de Hoffman.

Aquí hay un video de uno de los discursos de Hitler con subtítulos en inglés:



El Tercer Reich de Hitler terminó oficialmente el 30 de abril de 1945, cuando el Führer se suicidó en su búnker con su nueva esposa después de enterarse de las fuerzas aliadas habían rodeado Berlín.

jueves, 26 de marzo de 2015

SGM: La OSS tenía un perfil psicológico impecable de Hitler

Increíble idea de lo que la inteligencia norteamericana sabía de Hitler en 1943

Amanda Macias - Business Insider



Uno de los tiranos más brutales de la historia fue un diagnosticados de esquizofrenia en una misión para vengar a sus años de infancia de rabia reprimida, según el psicólogo estadounidense y profesor de Harvard Henry Murray.

En 1943, Murray fue encargado por la Oficina de Servicios Estratégicos, precursora de la CIA, para estudiar la personalidad de Adolf Hitler con el fin de tratar de predecir su comportamiento.

En su informe de 229 páginas, "La personalidad de Adolf Hitler," Murray describe a Hitler como un paranoico "ruina total" que es "incapaz de relaciones humanas normales."

"Es para siempre imposible esperar ninguna piedad o la integridad personal de él", escribió Murray.

Aquí hay ideas más reveladoras de la personalidad de Hitler:

Después de una infancia frustrante, Hitler se sintió obligado a ejercer el dominio en todas las cosas




Hitler cuando era niño.

Hitler sufría de sentimientos intolerables de inferioridad, en gran parte a raíz de su aspecto físico pequeño, frágil y enfermizo durante su infancia.

Se negó a ir a la escuela porque estaba avergonzado de que él era un estudiante pobre en comparación con sus compañeros de clase. Su madre lo apaciguado por lo que le permite abandonar los estudios.

"Él nunca hizo ningún trabajo manual, nunca participan en atletismo, y fue rechazada como siempre no apto para el servicio militar obligatorio en el ejército austriaco," escribe Murray.

Hitler logró sus inseguridades al adorar "la fuerza bruta, la fuerza física, la dominación despiadada, y la conquista militar."

Incluso sexual, Hitler fue descrito como un "masoquista de pleno derecho", que humilló y abusó de sus socios.

Gran parte de su ira se originó a partir de un complejo de Edipo severo

Cuando era niño, Hitler experimentó el complejo de Edipo (el amor de la madre y el odio del padre), que desarrolló después de ver accidentalmente padres teniendo sexo, según un informe de Murray.

Hitler era sumisa y respetuosa a su padre, pero lo veía como un enemigo que gobernó la familia "con severidad tiránico y la injusticia." Según el informe, Hitler tenía envidia del poder masculino de su padre y soñado humillarlo para restablecer "la gloria perdida de su madre."

Durante 16 años, Hitler no mostró ningún tipo de ambición o de la competencia, ya que su padre había muerto y que aún no había descubierto un nuevo enemigo.

Con frecuencia se sintió castrado


Hitler y Eva Braun

Otro golpe a la masculinidad de Hitler: Él era "incapaz de consumar en forma normal", las parejas sexuales de edad compartió con Murray.

"Esta enfermedad debemos reconocer como una instigación a los antojos exorbitantes por la superioridad. No se ha podido demostrar el poder masculino antes de que una mujer, que es impulsado para compensar mediante la exhibición de potencia sin igual a los hombres en el mundo en general", escribe.

Como se ha mencionado, cuando Hitler tenía relaciones sexuales con una mujer, él exhibió comportamientos masoquistas.

Hitler se dice que tienen múltiples parejas pero con el tiempo se casó con su amante a largo plazo, Eva Braun, horas antes de que se suicidaron juntos en su búnker de Berlín.

Sufría de indecisión y se derrumbó bajo la presión



Incluso en el apogeo de su poder, Hitler sufría de colapsos emocionales frecuentes de mala conciencia. "Él tiene pesadillas de una mala conciencia, y tiene largos períodos cuando la energía, la confianza y el poder de decisión lo abandonan", escribe Murray.

Según Murray, ciclo de Hitler de la desesperación completa a reacción siguió este patrón:

  1. Un arrebato emocional, rabieta de rabia e indignación acusatorio que termina en lágrimas y la autocompasión.
  2. Sucedido por períodos de inercia, el agotamiento, la melancolía, y la indecisión.
  3. Seguido por horas de abatimiento aguda y pesadillas inquietantes.
  4. Liderazgo para la hora de la recuperación.
  5. Y, por último decisión segura y decidida a contraatacar con gran fuerza y ​​crueldad.

La evolución de cinco pasos podría durar entre 24 horas a varias semanas, según el informe.

Se avergonzaba de su herencia mixta

Hitler valoró al "alemán de sangre pura, sin mezcla, y no corrompido", que él asociaba con la aristocracia y de la belleza, de acuerdo con Murray.

Murray ofrece la siguiente explicación de desprecio de Hitler de sangre mixta:

Cuando era un niño de doce años, Hitler fue capturado participar en algún experimento sexual con una niña; y más tarde, parece haber desarrollado un syphilophobia, con un miedo difuso de la contaminación de la sangre a través del contacto con una mujer.

Es casi seguro que este miedo irracional se debió en parte a la asociación en su mente de la sexualidad y la excreción. Pensó en las relaciones sexuales como algo excesivamente sucio.

Hitler negado que su padre había nacido ilegítimamente y tuvo al menos dos matrimonios fallidos, que su abuelo y padrino dos eran Judios, y que una de sus hermanas era un amante de un Judio ricos.

Centró su odio por Judios porque eran un blanco fácil.




Murray explica que Judios fueron los demográfico claro para Hitler para proyectar sus frustraciones personales y fallas en, ya que "no se defienden con puños y armas."

Los Judios eran, por tanto, un objetivo fácil y nonmilitarized que podía culpar por casi cualquier cosa, incluyendo los efectos desastrosos después del Tratado de Versalles.

Caricaturas antisemitas también asocian Judios con varios de disgustos de Hitler, incluyendo los negocios, el materialismo, la democracia, el capitalismo y el comunismo. Estaba ansioso por despojar a algunos Judios de su riqueza y poder.

Hitler tenía una presencia "hipnótico" sobre la gente que hablaba con él

Una foto de finales de los años 1930 muestra a Hitler en Baviera.

Mientras que el líder nazi despiadado era conocido por ofrecer un apretón de manos débil con palmas "húmedas y pegajosas" y era incómodo al hacer una pequeña charla, su presencia global fue descrito como "hipnótico" en el análisis de Murray.

Hitler recibió elogios frecuentes en sus ojos azul grisáceo, a pesar de que fueron descritos como "muertos, impersonal y sin ver" en el informe.

Murray señala que el Führer estaba ligeramente por debajo del promedio en altura, tuvo un retroceso de cabello, labios delgados, y "las manos en forma sorprendentemente bien."

Las fuentes dicen que Hitler parecía ser tímido o de mal humor cuando se reúna la gente y era sin coordinación en sus gestos. También fue muy exigente con la comida.