Mostrando entradas con la etiqueta ingenieros. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ingenieros. Mostrar todas las entradas

lunes, 12 de febrero de 2018

Roma: El increíble Muro de Adriano en Inglaterra

Muro de Adriano: uno de los mayores logros de la antigua ingeniería militar romana

Andrew Knighton || War History Online




Aunque hace mucho tiempo reducida a ruinas, la línea del Muro de Adriano aún es visible a través del campo del norte de Inglaterra, desde Bowness en la costa oeste hasta Wallsend en la costa este. Sigue siendo uno de los logros más impresionantes y fascinantes de los ingenieros militares calificados de Roma. Aquí hay algunos hechos que quizás no conozca sobre la línea de defensa más al norte del Imperio Romano.


Construyendo el muro

1 La construcción de la muralla fue ordenada en el año 122 d. C. por el emperador Adriano, de quien recibe su nombre. Según su biógrafo posterior, construyó el muro para separar el mundo civilizado de los romanos de los bárbaros que vivían más allá.

2 La idea de una línea defensiva que corre de este a oeste a través del norte de Gran Bretaña fue influenciada por una línea de fuertes existente, la Stanegate Frontier. Pero mientras que el Muro de Adriano en cierta medida siguió este modelo, fue construido más al norte.

3 Los planos originales exigían que la pared tuviera 10 pies romanos de ancho, alrededor de 3 metros modernos, a lo largo de toda su longitud. Pero aunque algunas partes fueron construidas así de gruesas, hacerlo en todas partes resultó poco práctico. En otros lugares, se construyeron muros más estrechos de 6 u 8 pies de espesor sobre cimientos que coincidían con las medidas originales. En otros puntos, los cimientos originales y la posición fueron abandonados por completo para que la pared se pudiera construir en un terreno más alto.


Muro de Adriano mirando hacia el este en dirección a Crag Lough. Por Michael Hanselmann - CC BY-SA 3.0

4 Al igual que muchos proyectos de construcción romanos, el muro de Adriano fue construido por soldados. Las tres legiones estacionadas en Gran Bretaña en ese momento - II Augusta, VI Victrix y XX Valeria Victrix - construyeron el muro que ayudarían a defender. Al igual que en la batalla, la estructura de la unidad de las legiones fue útil, y el trabajo se dividió en partes que cada uno podría hacer en un solo siglo de 80 hombres.

Cómo era el Muro

5 El muro tenía 80 millas romanas de largo, 117 kilómetros o 73 millas en medidas modernas.

6 Corría a lo largo de las crestas de las colinas siempre que era posible, aumentando su altura. Esto lo hizo más imponente y más defendible.

7 La mayor parte de la pared estaba hecha de piedra, pero 31 millas de defensas en el extremo occidental estaban hechas originalmente de material más débil, en forma de murallas hechas de madera y césped. Estos fueron reemplazados con el tiempo, uno de los muchos cambios que sufrió el muro en sus años de uso.


8 Los cimientos del muro eran de adoquín, incluso en algunos tramos donde el muro mismo no estaba hecho de piedra.


Fuerte romano y pueblo en Corstopitum visto a lo largo del Stanegate

9 Las partes de piedra de la pared se construyeron alrededor de un núcleo de escombros, lo que les permite ser construidas densamente a un costo relativamente bajo. Esto se cubrió con caras de piedra cortada unidas con mortero de cal, para obtener un acabado sólido.

10 Para hacer que la pared sea aún más intimidante, estaba encalada. La piedra pintada de blanco, por lo tanto, se destacaba contra el paisaje circundante, una característica claramente hecha por el hombre, y una que la gente que vivía en el norte nunca podría haber imaginado construir por sí mismos.

11 No sabemos cuán alto era originalmente el muro: demasiada altura se perdió en siglos posteriores para que la viéramos de la forma más intimidante.

12 Tampoco sabemos con certeza si había almenas y una pasarela a lo largo del muro para que los soldados patrullen y observen las amenazas hacia el norte. El sistema de Hadrian a lo largo de la frontera alemana usaba muros sin pasillos que simplemente proporcionaban una barrera a cualquiera que quisiera pasar, y lo mismo puede haberse aplicado aquí. Aun así, las fortalezas y atalayas habrían permitido a los centinelas vigilar el norte.

13 pequeños fuertes fueron construidos en cada milla romana a lo largo de la pared. Entre cada par de estos 'castillos de milla' había dos torretas más pequeñas.

14 Los 'castillos de milla' variaban en diseño dependiendo de qué legión los construyera. Tenían un área interna promedio de alrededor de 18 metros cuadrados (60 pies cuadrados). Cada uno incluía una puerta de entrada hacia el norte y una hacia el sur, lo que permite a las personas viajar a través de la pared en estos fuertes. Cada puerta norte estaba coronada con una torre para una defensa adicional.

15 Otros fuertes se agregaron con el tiempo en o cerca de la pared, para albergar a los hombres estacionados allí.

La vida en el muro

16 soldados de todo el imperio sirvieron en el Muro de Adriano; un récord de una inspección en los años 90 dC muestra que las tropas holandesas y belgas estaban actualmente estacionadas en la región a lo largo de la línea donde posteriormente se construiría el Muro de Adriano.



17 Como en otras guarniciones, las tropas en la muralla tenían una variedad de actividades para mantenerlos ocupados. Guardia y patrullas vigilaban el área circundante. La base y su equipo tuvieron que ser limpiados y reparados, incluyendo el desguace de las letrinas. Hubo simulacros regulares y desfiles menos regulares y ceremonias religiosas para ocasiones especiales.

18 Servir en el Muro de Adriano podría ser malo para la vista de los soldados que sirven allí: los registros de una de las fortalezas a lo largo del muro muestran que la conjuntivitis fue la que más visitas hizo a la enfermería. Dadas las condiciones en la región, no es sorprendente: el viento cortante azotó a los ojos de los soldados de guardia cuando miraban hacia el norte.

19 Los soldados no estaban solos en la pared. Como sucede a menudo en las bases militares, los asentamientos civiles crecieron alrededor de algunos de los fuertes, satisfaciendo las necesidades de los soldados y aprovechando al máximo su presencia para proporcionar un suministro constante de clientes y un lugar seguro para vivir.

20 La presencia del muro limitó severamente el asalto común entre las tribus y los enemigos en la frontera romana. Nadie reunió un ejército lo suficientemente grande como para asaltar la pared, y con ella en la forma en que los asaltantes montados no podían viajar hacia el sur. Esto significaba que era más difícil llevar el botín a casa. A lo sumo, pequeños grupos de guerreros a pie se colarían a través de la pared y llevarían lo que pudieran a sus hogares después. Se agregó a la seguridad de la región.

lunes, 2 de enero de 2017

Biografía: ¿Diésel fue asesinado o se suicidó?

¿Suicidio o asesinato? El enigma de la muerte del inventor del motor diésel
Rudolf Diésel fue el ingeniero alemán que inventó el motor de alto rendimiento que lleva su apellido. Su muerte, en la vísperas de la Primera Guerra Mundial, está cubierta por un manto de misterio. Conjeturas y conspiraciones sobre el final de un hombre avanzado a su época. ¿Quién lo mató y por qué?
Por Milton Del Moral - Infobae



Se crió en Alemania, pero había nacido en París el 18 de marzo de 1858. Murió a los 55 años el 29 de septiembre de 1913 en el Canal de la Mancha

Rudolf Christian Karl Diesel se suicidó. O lo mataron. La historia tiene enigmas sin resolver. La acumulación de presentes inoportunos multiplican la superstición y debilitan lo verosímil. El inventor de los motores bautizados con su apellido murió por su gesta, por su épica, por su propia cronología. La incógnita opera sobre las sombras de una muerte teñida de misterios y conspiraciones; y difumina el origen de la motorización moderna.

La noche del 29 de septiembre de 1913 era fría y tormentosa. El mar estaba inquieto. Diésel viajaba a bordo del SS Dresden, un ferry que cruzaba el Canal de la Mancha, que había partido de Bélgica, con destino a Inglaterra. Había terminado de cenar. Su ropa de dormir estaba en la cama de su cabina. Eligió no ponérsela. Caminó sobre la cubierta del barco. Se quitó el abrigo. Lo dejó cuidadosamente sobre una baranda. Y se tiró sobre las arremolinadas aguas negras.

O lo tiraron.


Antes de embarcar le había entregado un bolso a su esposa con todo su dinero junto a una serie de documentos que delataban la crisis financiera que lo ahorcaba. Una instrucción sugería abrirlo en una semana. Su esposa nada sospechaba. Rudolf Diésel fue el ingeniero alemán que había inventado el motor de combustión de alto rendimiento. Una idea rupturista, paradigmática y próspera que, sin embargo, lo había catapultado a la bancarrota. Los recursos aplicados a la optimización del producto -aún ineficiente y falible-, los primeros clientes insatisfechos que lo demandaron, la inversión obstinada estaban ahogándolo. La metáfora de su final. Había muerto en el mar un alemán endeudado mientras viajaba a Londres por negocios en vísperas de la Primera Guerra Mundial.


Las teorías de su suicidio son tan fuertes como las conspiraciones de asesinato

Relativizando las teorías de un suicidio, sobre tal razonamiento se consolida la primera hipótesis del asesinato. Un diario de época publicó su muerte con un titular especulativo: "Inventor arrojado al mar para evitar venta de patentes al gobierno británico". Su producto había interrumpido una coyuntura oportuna para la popularización de una nueva variable de motorización.

Las economías industrializadas utilizaban, por entonces, vapor para mover sus trenes y activar sus fábricas. El transporte urbano dependía de los caballos. Una gripe equina paralizó en esos años las actividades comerciales en los Estados Unidos. Antes una dotación de cien mil caballos había cubierto las calles con quince kilos de excremento y cuatro litros de orina por día. El diésel o un motor eficiente, asequible, dósil y fiable podía ser la solución.

Bajo ese contexto cultural, el motor diésel fue adquiriendo interés. Era más noble en comparación con los motores de combustibles, porque además de ser más económicos de refinar, liberaban menos gases disminuyendo los riesgos de explosiones. Un componente sugerente para el transporte militar, que preferiría que sus bombas no explotaran accidentalmente. Los submarinos franceses, por ejemplo, se propulsaban con motores diésel en 1904. Es el sustento de la primera conspiración sobre la muerte de Rudolf Diésel. La divulgación -la presentación del producto a capitales ingleses- de un invento revolucionario de cuna alemana en los albores de la Gran Guerra podría suponer la desaparición del responsable.


Rudolf Diésel murió muchos años antes de que su motor se volviera popular (iStock)

La segunda conjetura del asesinato confabula contra la industria del petróleo. Para comprender el marco, es menester recopilar la obra póstuma de los motores diésel. En los años veinte, los primeros camiones adoptaron esta nueva motorización. Los trenes, en los años treinta. Para antes de la década del cuarenta, un cuarto del comercio marítimo global era propulsado por motores del ingeniero fallecido. El científico checo Vaclav Smil lo considera uno de los principales promotores del mundo moderno: "Si la globalización hubiera sido impulsada por vapor en vez de diésel, el comercio habría crecido mucho más despacio". El economista irlandés Brian Arthur asocia el éxito del motor de combustión interna al concepto de "la dependencia de la ruta tomada": un fenómeno cíclico que se dedica a reforzar en retrospectiva el plan inicial. Por más que el vapor era tan viable como el petróleo en 1913, la influencia expansiva de la industria petrolera dirigió la inversión y el esfuerzo a evolucionar el motor de combustión interna.

La teoría de "la dependencia de la ruta tomada" explica por qué hoy los vehículos utilizan combustible. Quizá, si los negocios no movieran el rumbo de la humanidad, si el vapor hubiese tenido los mismos beneficios que el petróleo, la historia sería distinta. O sería como Rudolf Diésel lo hubiera deseado: que la rueda de la economía global se moviera por vegetales. Y aquí yace la segunda hipótesis de su asesinato. Aunque el diésel sea emparentado con el combustible -acreedor de una imagen negativa por su responsabilidad en la emisión de gases contaminantes-, el inventor que le dio su apellido al motor lo diseñó para que pueda alimentarse de infinidad de componentes de combustión.


Ingeniero e inventor del motor de combustión diésel: aún su muerte está cubierta de misterio

Diésel fue un acérrimo defensor de su tecnología alternativa. Sus motores podían ser alimentados por polvo de carbón o aceites vegetales, entre otros elementos compatibles. En la Feria Mundial de París de 1900, exhibió un modelo que operaba con aceite de maní. Un año antes de su muerte había presagiado que los aceites vegetales se iban a convertir en una fuente de combustible tan poderosa como el petróleo. Aquella sentencia pudo haber sido también una predicción de su carta de defunción. Otro diario sensacionalista tituló en aquella época la segunda teoría de conspiración: "Inventor asesinado por agentes de grandes compañías petroleras".

El biodiésel resucitó varias décadas después. Ya en otro contexto sociopolítico. Rudolf Diésel vivió en un tiempo y espacio donde adivinar la eficiencia de motores alternativos que contribuyeran al desarrollo de economías agrícolas pobres era desatinado o -al menos- peligroso.

Se suicidó por asfixia económica o lo mataron acusado de traición a su patria o a manos de la temerosa industria petrolera. Su cuerpo apareció una semana después, flotando al lado del barco. No le hicieron la autopsia por su grado de descomposición. Ni siquiera fue llevado a bordo. Sólo se quedaron con su billetera, su navaja y el estuche de sus gafas, pertenencias que luego su hijo identificó. El mar se había apoderado del cuerpo y la verdad.

jueves, 29 de septiembre de 2016

China Antigua: Arroz con cemento

“El arroz con leche”, El secreto de la resistencia de la Gran Muralla china
Javier Sanz — Historias de la Historia


Hace poco hablamos de la resistencia de las construcciones romanas, hoy nos toca… la Gran Muralla China. En realidad no es una gran muralla. Lo que muchos han considerado la octava maravilla del mundo antiguo es más bien un entramado de muros y distintas estructuras defensivas construidas a lo largo del tiempo, bajo el mandato de diferentes dinastías y de forma dispar. El propósito de tamaña obra de ingeniería y arquitectura militar -con un promedio de 7 metros de altura y 5 de ancho, y una longitud, contando sus ramificaciones y construcciones secundarias, de más de 20.000 kilómetros de largo, desde la frontera con Corea, al borde del río Yalu, hasta el desierto de Gobi, aunque hoy solo se conserva un 30%- fue en todo momento doble: para protegerse de los recurrentes ataques que los pueblos nómadas del norte y para establecer el límite de las tierras cultivables, sobre las que el Estado chino podía imponer unos impuestos y una administración estables. La Gran Muralla sirvió tanto para no dejar entrar como para no dejar salir.

Gran Muralla China

Fue hacia el año 220 a.C. cuando Qin Shi Huangdi, primer emperador de una China unificada, ordenó la conexión entre las murallas septentrionales preexistentes -algunas del siglo V a.C.- y la construcción de otros tramos que formarían una primera línea continua y que sería la precursora de la actual Gran Muralla, aunque la mayor parte de esta barrera defensiva data de la dinastía Ming (1368-1644). Los Ming construyeron una nueva Gran Muralla -más de 6.000 kilómetros de nuevos tramos defensivos- de características más avanzadas que las anteriores. Mientras que en el pasado las fortificaciones se habían erigido empleando la tierra compactada como materia primera, ahora se empleó en la mayoría de los tramos una combinación de piedra en la base, alzado de ladrillo… y una especie de “arroz con leche“.

En Xichang, provincia de Sichuan, se ha puesto en marcha un proyecto para la reconstrucción de parte la antigua muralla de la ciudad tratando de ser fieles a las técnicas de los constructores originales de la dinastía Ming. Las tareas de los trabajadores incluyen la fabricación de ladrillos, la colocación de los ladrillos … y hervir arroz en grandes ollas. Un estudio reciente sobre los antiguos métodos utilizados para la construcción publicado en la revista American Chemical Society por el Dr. Zhang, profesor de química de la Universidad de Zhejiang, ha demostrado que el secreto del antiguo mortero chino fue el arroz. Este mortero se elaboraba, y se elabora ahora en la reconstrucción de la muralla de Xichang, mezclando una pasta de arroz pegajoso o glutinoso (una variedad de arroz que se cultiva principalmente en el sur y sureste de Asia hervido y con una textura similar al arroz con leche) con cal apagada o muerta (piedra caliza calentada a alta temperatura y a la que luego se añade agua).

El componente inorgánico es carbonato de calcio, y el componente orgánico es la amilopectina, que viene de la sopa de arroz pegajoso. La amilopectina ayuda a crear una microestructura compacta, estable y resistente.


Aunque el uso de esta mezcla de arroz como cemento para la construcción se desarrolló por primera vez hace 1.500 años, fue la pieza angular de las grandes construcciones bajo la dinastía Ming, como la Gran Muralla.

Curiosamente, es el mismo tipo de arroz, y con la misma textura, que el utilizado en platos chinos tales como zongzi, en el que se envuelve la pasta en hojas de bambú en forma de paquete, o el nian gao, un tipo especial de torta para las celebraciones del Año Nuevo.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Primera invasión al Líbano: Batalla del castillo Beaufort (1982)

Batalla del Beaufort (1982) 

La batalla del castillo Beaufort se libró entre las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) y la Organización de Liberación Palestina (OLP), el 6 de junio de 1982, en el Castillo de Beaufort, en Líbano. Fue uno de los primeros enfrentamientos de la Guerra del Líbano de 1982, y resultó en la captura del castillo por parte de las FDI. 


Castillo de Beaufort en 1982 


Trasfondo 
Situado a 717 metros sobre el nivel del mar, el Castillo de Beaufort comanda grandes partes de la Alta Galilea y el sur del Líbano. [1] [2] Puede ser utilizado para dirigir la artillería, e incluso Siria había enviado observadores de artillería allí. Israel bombardeó la fortaleza varias veces, pero nunca pudo realmente entrar en ella. Para Israel, se había convertido en un símbolo del poder palestino en la región. Para los palestinos, que sirvió como un recuerdo de la victoria de Saladino sobre los cruzados en 1192 y de su propia resistencia contra Israel, [3] y la OLP se utiliza como el colofón de folletos. [1] 
Dos semanas antes de que comenzara la guerra, Yasser Arafat visitó el castillo, se sentó con sus defensores y les aseguró que en treinta y seis horas de lucha, la OLP podría conseguir un alto el fuego. El comandante del sector protestó, insistiendo en que no había manera de que podría resistir un ataque israelí durante tanto tiempo. [4] 


Ubicación del castillo de Beaufort 

Los preparativos para el ataque 
Personal del Comando del Norte había estado planeando para capturar el Beaufort por un largo tiempo antes de la guerra, designando a la misión al grupo Sayeret Golani, la unidad de comando de la Brigada Golani. La unidad estudió el castillo y entrenó tácticas para conquistarlo. [1] 
Sin embargo, el camino de la invasión avanzaba hizo la captura de los Beaufort innecesaria. La captura habrían sido necesarias si las FDI decidieron cruzar el río Litani, a través del Puente Hardele, justo debajo de la fortaleza. Pero dado que el ejército israelí en vez decidido utilizar el puente Akie, que se encuentra mucho más al oeste, los israelíes podrían haber procedido a Nabatiye sin ser afectados por el Beaufort. Desde que las tropas estacionadas en la OLP y alrededor del castillo no estaban disparando a los asentamientos israelíes cuando comenzó la guerra, no había necesidad urgente para neutralizarlos. El Estado Mayor General emitió una orden de posponer la operación, pero el comando no pudo alcanzar la Sayeret. [5] 
El ex comandante de la Sayeret, Giora (GUNI) Harnik habían sido dados de baja de las FDI sólo una semana antes, pero inesperadamente fue llamado de vuelta. Dado que el comandante de la unidad, Moshe Kaplinsky, se informó que había sido herido en el camino, Harnik fue enviado como reemplazo. Se dirigió allí tan rápido que su APC volcó, aunque él y los demás pasajeros resultaron ilesos. Su regreso sorpresivo fue una inyección de moral para los hombres la unidad. [6] Su segundo fue Mordechai (Moti) Goldman. [7] 
La unidad consistió de 23 hombres, y la compañía de ingenieros de apoyo de sesenta y cinco hombres. [8] Zeev Schiff y Ehud Yaari informe que quince palestinos fueron colocados en el Beaufort en el comienzo de la guerra. [9] Algunos de ellos pueden haber escapado a antes de la batalla comenzó. [8] 


Castillo de Beaufort, Agosto de 2007, ahora mostrando una bandera amarilla de Hezbollah 

La batalla 
En un primer momento, un ataque a la luz del día estaba previsto, pero a medida que la guerra iba en pos de lo previsto, un ataque nocturno se convirtió en la opción preferida. La columna comenzó a moverse a las 4:00 PM. Mientras caía la noche, Harnik ordenó a sus conductores encender sus luces cuando se acercaron al castillo para llegar más rápido, y luego les ordenó desembarcar a los vehículos blindados y prepararse para un asalto a pie. Fueron a tomar el puesto de avanzada del norte y sus trincheras, mientras que la empresa de ingeniería de apoyo tomaría el puesto de avanzada del sur. [8] [6] 
Mayor Giora Harnik

Al llegar al primer guión de la línea asfaltada se encontró con un intenso fuego de ametralladora que mató a dos soldados e hirió a cuatro más. Unos momentos más tarde, Mordechai Goldman, un oficial israelí y diputado personal de Harnik y otros siete hombres comenzaron un segundo asalto. Goldman y otros dos llegaron a la trinchera principal, se encontraron con un palestino y lo mataron. Los otros dos soldados trataron de saltar por encima de la zanja, pero fueron reducidos. Goldman se trasladó más a lo largo de la zanja, lanzaron una granada contra él y luego saltaron y mataron al combatiente palestino. Dado que su cargador estaba casi vacío por entonces, tomaron el AK-47 de los palestinos muertos. Luego salieron de la zanja y corrieron junto a ella. Mataron a otro palestino, antes de ser acompañados por Harnik y otros dos soldados. Harnik y Goldman entonces encontraron a un palestino en solitario, atrincherado en una posición concreta. Los palestinos lograron matar a Harnik con una bala en el pecho antes de que Goldman lanzara una carga explosiva en su posición, matando al combatiente palestino y destruyendo la posición. Otro soldado fue muerto por el momento la compañía de ingenierios entró en acción. [10] [6] [2] La mayoría de los palestinos restantes fueron asesinados cuando las tropas israelíes aseguraron la montaña. 
Tanto por las condiciones climáticas y siguieron disparando cerca la evacuación médica se retrasó hasta poco antes del amanecer. Sólo entonces, la cifra de muertos - seis hombres, entre ellos el comandante de la unidad - se hicieron evidentes. Después de ello, los soldados salieron y se subieron para tomar el tejado de la fortaleza, que resultó estar vacío. Varios palestinos pueden haber escapado durante la noche. A las 6:30 AM, el control israelí sobre el castillo estaba asegurado. [6] 


Vista desde la parte más alta del castillo 

Secuelas 
Durante el día, el Jefe de Estado Mayor (Ramatkal), Rafael Eitan, visitó a las tropas y se quedó asombrado al enterarse de la cifra de muertos. Más tarde ese día, el Primer Ministro Menachem Begin y el ministro de Defensa Ariel Sharon llegó, acompañado de periodistas y fotógrafos. Ellos no sabían acerca de las pérdidas, ya que Sharon no consultó antes de declarar que la batalla estaba ganada sin bajas en el lado israelí. [11] Mostrando interés en la resistencia palestina, comienza preguntó: "¿Tenían ametralladoras?", Una pregunta que más tarde se convirtió en un símbolo de lo mal informados los dirigentes israelíes era de los acontecimientos en el frente durante la guerra. [12] [13] 
Harnik fue otorgado en forma póstuma la cita comandante de la división. [14] El comandante de la Brigada Golani confesó más tarde que, en retrospectiva, no hubiera atacado a los Beaufort. [15] Una investigación se llevó a cabo después de la guerra de por qué la orden de posponer la operación falló en llegar a su destino, pero dicha investigación no produjo resultados concluyentes. [9] 

Referencias 

1. Schiff and Yaari (1984), p. 124 
2. Solley, George C. (1987-05-10). The Israeli Experience In Lebanon, 1982-1985. Marine Corps Command and Staff College. Retrieved 2008-05-07. 
3. Fisk (2001), p. 54 
4. Schiff and Yaari (1984), pp. 95-96 
5. Schiff and Yaari (1984), pp. 124-125 
6. "Battle description". Golani.co.il. (Hebrew) 
7. Schiff and Yaari (1984), pp. 126-127 
8. Schiff and Yaari (1984), p. 127 
9. Schiff and Yaari (1984), p. 125 
10. Schiff and Yaari (1984), pp. 128-129 
11. Schiff and Yaari (1984), pp. 129-131 
12. Rabad, Ahiyah (2005-05-24). "Lebanon Lexicon". Ynet. Retrieved 2008-05-07.(Hebrew) 
13. Einav, Hagai (2002-10-29). "Tamir's last battle". nrg. Retrieved 2008-05-07.(Hebrew) 
14. "Harnik, Guni". izkor.gov.il. Retrieved 2008-05-10. (Hebrew) 
15. Schiff and Yaari (1984), p. 129 

Wikipedia

lunes, 2 de diciembre de 2013

Primera invasión al Líbano: Batalla del castillo Beaufort (1982)

Batalla del Beaufort (1982) 

La batalla del castillo Beaufort se libró entre las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) y la Organización de Liberación Palestina (OLP), el 6 de junio de 1982, en el Castillo de Beaufort, en Líbano. Fue uno de los primeros enfrentamientos de la Guerra del Líbano de 1982, y resultó en la captura del castillo por parte de las FDI. 


Castillo de Beaufort en 1982 


Trasfondo 
Situado a 717 metros sobre el nivel del mar, el Castillo de Beaufort comanda grandes partes de la Alta Galilea y el sur del Líbano. [1] [2] Puede ser utilizado para dirigir la artillería, e incluso Siria había enviado observadores de artillería allí. Israel bombardeó la fortaleza varias veces, pero nunca pudo realmente entrar en ella. Para Israel, se había convertido en un símbolo del poder palestino en la región. Para los palestinos, que sirvió como un recuerdo de la victoria de Saladino sobre los cruzados en 1192 y de su propia resistencia contra Israel, [3] y la OLP se utiliza como el colofón de folletos. [1] 
Dos semanas antes de que comenzara la guerra, Yasser Arafat visitó el castillo, se sentó con sus defensores y les aseguró que en treinta y seis horas de lucha, la OLP podría conseguir un alto el fuego. El comandante del sector protestó, insistiendo en que no había manera de que podría resistir un ataque israelí durante tanto tiempo. [4] 


Ubicación del castillo de Beaufort 

Los preparativos para el ataque 
Personal del Comando del Norte había estado planeando para capturar el Beaufort por un largo tiempo antes de la guerra, designando a la misión al grupo Sayeret Golani, la unidad de comando de la Brigada Golani. La unidad estudió el castillo y entrenó tácticas para conquistarlo. [1] 
Sin embargo, el camino de la invasión avanzaba hizo la captura de los Beaufort innecesaria. La captura habrían sido necesarias si las FDI decidieron cruzar el río Litani, a través del Puente Hardele, justo debajo de la fortaleza. Pero dado que el ejército israelí en vez decidido utilizar el puente Akie, que se encuentra mucho más al oeste, los israelíes podrían haber procedido a Nabatiye sin ser afectados por el Beaufort. Desde que las tropas estacionadas en la OLP y alrededor del castillo no estaban disparando a los asentamientos israelíes cuando comenzó la guerra, no había necesidad urgente para neutralizarlos. El Estado Mayor General emitió una orden de posponer la operación, pero el comando no pudo alcanzar la Sayeret. [5] 
El ex comandante de la Sayeret, Giora (GUNI) Harnik habían sido dados de baja de las FDI sólo una semana antes, pero inesperadamente fue llamado de vuelta. Dado que el comandante de la unidad, Moshe Kaplinsky, se informó que había sido herido en el camino, Harnik fue enviado como reemplazo. Se dirigió allí tan rápido que su APC volcó, aunque él y los demás pasajeros resultaron ilesos. Su regreso sorpresivo fue una inyección de moral para los hombres la unidad. [6] Su segundo fue Mordechai (Moti) Goldman. [7] 
La unidad consistió de 23 hombres, y la compañía de ingenieros de apoyo de sesenta y cinco hombres. [8] Zeev Schiff y Ehud Yaari informe que quince palestinos fueron colocados en el Beaufort en el comienzo de la guerra. [9] Algunos de ellos pueden haber escapado a antes de la batalla comenzó. [8] 


Castillo de Beaufort, Agosto de 2007, ahora mostrando una bandera amarilla de Hezbollah 

La batalla 
En un primer momento, un ataque a la luz del día estaba previsto, pero a medida que la guerra iba en pos de lo previsto, un ataque nocturno se convirtió en la opción preferida. La columna comenzó a moverse a las 4:00 PM. Mientras caía la noche, Harnik ordenó a sus conductores encender sus luces cuando se acercaron al castillo para llegar más rápido, y luego les ordenó desembarcar a los vehículos blindados y prepararse para un asalto a pie. Fueron a tomar el puesto de avanzada del norte y sus trincheras, mientras que la empresa de ingeniería de apoyo tomaría el puesto de avanzada del sur. [8] [6] 
Mayor Giora Harnik

Al llegar al primer guión de la línea asfaltada se encontró con un intenso fuego de ametralladora que mató a dos soldados e hirió a cuatro más. Unos momentos más tarde, Mordechai Goldman, un oficial israelí y diputado personal de Harnik y otros siete hombres comenzaron un segundo asalto. Goldman y otros dos llegaron a la trinchera principal, se encontraron con un palestino y lo mataron. Los otros dos soldados trataron de saltar por encima de la zanja, pero fueron reducidos. Goldman se trasladó más a lo largo de la zanja, lanzaron una granada contra él y luego saltaron y mataron al combatiente palestino. Dado que su cargador estaba casi vacío por entonces, tomaron el AK-47 de los palestinos muertos. Luego salieron de la zanja y corrieron junto a ella. Mataron a otro palestino, antes de ser acompañados por Harnik y otros dos soldados. Harnik y Goldman entonces encontraron a un palestino en solitario, atrincherado en una posición concreta. Los palestinos lograron matar a Harnik con una bala en el pecho antes de que Goldman lanzara una carga explosiva en su posición, matando al combatiente palestino y destruyendo la posición. Otro soldado fue muerto por el momento la compañía de ingenierios entró en acción. [10] [6] [2] La mayoría de los palestinos restantes fueron asesinados cuando las tropas israelíes aseguraron la montaña. 
Tanto por las condiciones climáticas y siguieron disparando cerca la evacuación médica se retrasó hasta poco antes del amanecer. Sólo entonces, la cifra de muertos - seis hombres, entre ellos el comandante de la unidad - se hicieron evidentes. Después de ello, los soldados salieron y se subieron para tomar el tejado de la fortaleza, que resultó estar vacío. Varios palestinos pueden haber escapado durante la noche. A las 6:30 AM, el control israelí sobre el castillo estaba asegurado. [6] 


Vista desde la parte más alta del castillo 

Secuelas 
Durante el día, el Jefe de Estado Mayor (Ramatkal), Rafael Eitan, visitó a las tropas y se quedó asombrado al enterarse de la cifra de muertos. Más tarde ese día, el Primer Ministro Menachem Begin y el ministro de Defensa Ariel Sharon llegó, acompañado de periodistas y fotógrafos. Ellos no sabían acerca de las pérdidas, ya que Sharon no consultó antes de declarar que la batalla estaba ganada sin bajas en el lado israelí. [11] Mostrando interés en la resistencia palestina, comienza preguntó: "¿Tenían ametralladoras?", Una pregunta que más tarde se convirtió en un símbolo de lo mal informados los dirigentes israelíes era de los acontecimientos en el frente durante la guerra. [12] [13] 
Harnik fue otorgado en forma póstuma la cita comandante de la división. [14] El comandante de la Brigada Golani confesó más tarde que, en retrospectiva, no hubiera atacado a los Beaufort. [15] Una investigación se llevó a cabo después de la guerra de por qué la orden de posponer la operación falló en llegar a su destino, pero dicha investigación no produjo resultados concluyentes. [9] 

Referencias 

1. Schiff and Yaari (1984), p. 124 
2. Solley, George C. (1987-05-10). The Israeli Experience In Lebanon, 1982-1985. Marine Corps Command and Staff College. Retrieved 2008-05-07. 
3. Fisk (2001), p. 54 
4. Schiff and Yaari (1984), pp. 95-96 
5. Schiff and Yaari (1984), pp. 124-125 
6. "Battle description". Golani.co.il. (Hebrew) 
7. Schiff and Yaari (1984), pp. 126-127 
8. Schiff and Yaari (1984), p. 127 
9. Schiff and Yaari (1984), p. 125 
10. Schiff and Yaari (1984), pp. 128-129 
11. Schiff and Yaari (1984), pp. 129-131 
12. Rabad, Ahiyah (2005-05-24). "Lebanon Lexicon". Ynet. Retrieved 2008-05-07.(Hebrew) 
13. Einav, Hagai (2002-10-29). "Tamir's last battle". nrg. Retrieved 2008-05-07.(Hebrew) 
14. "Harnik, Guni". izkor.gov.il. Retrieved 2008-05-10. (Hebrew) 
15. Schiff and Yaari (1984), p. 129 

Wikipedia