Mostrando entradas con la etiqueta tropas de montaña. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta tropas de montaña. Mostrar todas las entradas

lunes, 16 de enero de 2017

SGM: Los intentos de captura de Murmansk

Frente Ártico: La Operación Zorro Plateado 

La operación Zorro Plateado (en alemán: Silberfuchs) fue un plan de operaciones militares conjuntas de Alemania y Finlandia durante la Segunda Guerra Mundial, a pesar de que fue operado y comprometidos principalmente por los alemanes. Su principal objetivo era la captura del puerto soviético clave en Murmansk a través de ataques desde territorio finlandés y noruego. 
La operación tuvo que ser en tres etapas. La operación Reno (Renntier) fue el primer ataque por las fuerzas alemanas de Noruega para asegurar el área alrededor de Petsamo. Las operaciones que siguieron, la operación Zorro de Platino (Platinfuchs) desde el norte por el Ejército de Noruega (AOK Norwegen) y la Operación Zorro Ártico (Polarfuchs) por XXXVI Cuerpo de Montaña, junto con las unidades del III Cuerpo de Finlandia, con el objetivo de capturar el vital puerto de Murmansk después. La operación no tuvo éxito y Murmansk siguió funcionando durante toda la guerra. 

 
Una columna del I./Panzer-Abt. z.b.V. 40 durante el avance sobre Murmansk, 1941. 

Planificación y preparación 
Tras la ocupación de Noruega en julio de 1940, Alemania había planeado para ocupar las minas de níquel Petsamo en una operación cuyo nombre en código Operación Reno (rentista) en caso de una nueva guerra soviético-finlandesa. [1] Alemania había tenido la oferta y los derechos de las tropas a través de la transferencia el norte de Finlandia desde septiembre de 1940. 
En enero de 1941, el alemán Erich Buschenhagen oficial le ordenó a Finlandia para discutir la posibilidad de un esfuerzo de cooperación entre Finlandia y Alemania contra la Unión Soviética con el liderazgo de Finlandia. 
A finales de febrero, Buschenhagen estaba autorizado a negociar un esfuerzo ofensivo combinado. Aprovechando el pacto de co-beligerante, se hicieron planes para las fuerzas alemanas del ejército alemán "de Noruega para comenzar a moverse en territorio finlandés. Estas operaciones, denominada Blue Fox 1 y Blue Fox 2 (I y II Blaufuchs Blaufuchs) se inició en junio de 1941. [2] Cinco divisiones alemanas y diversos elementos anexos (incluidas las unidades de dos "efectos especiales" Panzer) fueron trasladados a su posición en el norte de Finlandia , unirse a las fuerzas de Finlandia, que actualmente se movilizan bajo la forma de ejercicios de la frontera. 
Los finlandeses y alemanes estuvieron de acuerdo en una doble vertiente, de tres fases ofensivas. La primera acción, la Operación reno, iba a ser la ocupación de la región Petsamo por las dos divisiones de infantería de los Alpes alemanes Eduard Dietl Generaloberst de Noruega Alpine Cuerpo (Gebirgskorps Norwegen). Esto haría que el cuerpo de los Alpes desde el territorio de Noruega en torno a Kirkenes en posición de ataque hacia Murmansk. [1] 
La segunda y tercera etapas se pusiera en marcha al unísono. El asalto del norte, cuyo nombre en código Operación Platino Fox (Platinfuchs) pidió Norwegen, asistida por el Batallón de la Guardia de Fronteras de Finlandia Ivalo a la huelga a partir de este Petsamo, atacando hacia el puerto de Murmansk, el mar de Barents en la costa. Se trataría de la oposición de las dos divisiones del ejército soviético, 14 de las Divisiones de Rifle 14 y 52. El objetivo de Platino Fox era capturar a Murmansk, y para atar las tropas rusas, evitando que las operaciones del sur cerca de Leningrado. [5] 
El asalto del sur, con nombre en código Operación Ártico Fox (Polarfuchs), por el Cuerpo alemán XXXVI del general de Caballería Hans Feige, fue la de atacar hacia el este de la región de Kuusamo a lo largo de la línea Salla-Urinsalmo. Esta fuerza se compone de dos divisiones alemanas, 169 ª y Nord SS, y la 6 ª División finlandesa, con dos unidades de propósito especial Panzer adjunto. Estos se opusieron a la división del rifle 122a Soviética. Esta operación tenía como objetivo la captura de la ciudad de Kandalaksha, por el Mar Blanco en la región de Karelia, atar a las tropas del frente soviético del Norte, que de lo contrario sería enviado a defenderse contra Fox Platinum, y para cortar de Murmansk y la península de Kola del resto de la Unión Soviética en el proceso. [7] 
Estas acciones serían seguidas por las operaciones de Finlandia, incluyendo las ofensivas del ejército finlandés alrededor del Lago Ladoga y por el istmo de Carelia, y más tarde en Carelia del este, como parte de la continuación de su guerra. 

 
El plan original para la operación "Zorro Plateado". 

Despliegues 
La llegada de las tropas alemanas inició el ataque a la Unión Soviética el 7 de junio de 1941 cuando la sexta SS División de Montaña Nord alemana en Noruega, cruzó la frontera el 7 de junio. Dos divisiones alemanas fueron enviadas desde el sur de Noruega y Stettin. Las tropas fueron transportadas a los trenes a Rovaniemi. Los 40.600 soldados alemanes comenzaron a avanzar hacia el este de Salla, el 18 de junio. La Luftwaffe aterrizó sus divisiones aéreas en Rovaniemi, Luonetjärvi y Utti. 

Operación Reno 
La primera fase, Renntier, fue lanzado el 22 de junio de 1941, coincidiendo con el lanzamiento de la Operación Barbarroja. Las dos divisiones del Cuerpo de Montaña Norwegen, las Divisiones de Montaña 2 y 3, se trasladó desde Kirkenes y comenzó a desplegar en la zona de Finlandia a cabo alrededor Petsamo. La operación fue un éxito, la aparición de un cuerpo de alemán en la frontera vino como una sorpresa para los rusos. [1] las tropas de Dietl fueron reformadas y preparadas para el lanzamiento de Platinfuchs. En el sur, las unidades de la XXXVI Cuerpo de Feige preparado para el ataque. El 25 de junio de 1941, Finlandia entró en la guerra, dejando el camino libre a Zorro Plateado para que comenzara. 

Zorro de Platino 
El 29 de junio en el norte, el ataque de Dietl, la Platinfuchs, se puso en marcha, con las dos divisiones soviéticas del 14º Ejército oponiéndose a su fuerza. Como los alemanes avanzaron lentamente, los rusos reforzaron su delantera, agregando otra división y varias unidades de infantería de marina de Murmansk a sí mismo. Los rusos estaban muy arraigadas y superaron a sus atacantes. Los constantes ataques de las fuerzas navales británicas y soviéticas en la línea de suministros alemana también hicieron la situación logística para los alemanes muy difícil. El 22 de septiembre, después de repetidos intentos de avanzar más allá del río Litsa, la ofensiva fue interrumpida. [5] Una primera línea pronto se estableció a medida que los alemanes detuvieron las operaciones ofensivas y se atrincheraron. Para el resto de la guerra, el frente norte se se mantuvo relativamente estable hasta que la ofensiva soviética de 1944, con sólo escaramuzas a pequeña escala entre patrullas de esquí. 

 
Esta tumba en el "Memorial de los Defensores de la Unión Soviética del Ártico" en el río Litsa simboliza el salvajismo de un punto muerto cuatro años largos del Ártico. 


Zorro Ártico 
Paralelo a Zorro de Platino, Polarfuchs comenzó el 1 de julio. El Cuerpo de Montaña XXXVI alemán, que consistía en una división alemana regular, una división de Finlandia, un grupo de combate de las SS llamado Nord, así como una unidad de tanques pequeños, comenzó junto con la terceroa División de Finlandia del III Cuerpo finlandés una ofensiva hacia Salla. El objetivo de la ofensiva para capturar Salla y luego continuar en dirección a Kandalaksha para cortar el ferrocarril a Murmansk. [8] El XXXVI Cuerpo era poco adecuado para la guerra del Ártico y tuvo un mal desempeño, sólo progresando lentamente. Las unidades de Finlandia lo hacían mucho mejor e hicieron algún avance bueno, antes de que se tuviera que parar debido a un frente se extendió demasiado. Tras la captura de Salla el avance en Kandalaksha fue lento y se detuvo, con las tropas del Cuerpo de Feige atrincherándose. Pronto el frente se estancó, al igual que lo había hecho en el norte, el combate se redujeron a acciones de escaramuzas y patrullaje. Finalmente, la operación se detuvo a mediados de noviembre. [9] 

Conclusión 
El fracaso de Silberfuchs iba a tener un efecto duradero en el curso de la guerra. Mientras que el resto de las líneas soviéticas se había derrumbado en 1941, las fuerzas de Roman Panin del Frente Norte se habían mantenido, causando bajas de hasta un 15% a los atacantes alemanes. El fracaso en Alemania puede atribuirse a varios factores: el terreno, lo que dificultó el avance, y llevado a una dependencia excesiva en las carreteras de la movilidad: [1] En segundo lugar, la falta de preparación adecuada de inteligencia que condujo a hipótesis erróneas, [1 ] En tercer lugar, problemas de una larga y tenue comunicación, en cuarto lugar, el suministro causadas por los malos caminos y los ataques británico-soviéticos sobre el transporte marítimo alemán, [10] y, finalmente, decidida resistencia de los soviéticos, lo que hizo imposible el avance necesario, y el estancamiento de la parte delantera inevitable. 
El puerto de Murmansk quedó en manos de los rusos durante la guerra, y alrededor de una cuarta parte de todos los materiales de Préstamo de arrendamiento fue recibida a través de este puerto y el puerto de Arkhangelsk. [11] Las fuentes próximas a través de este puerto ayudaron a los soviéticos a recuperarse rápidamente de los desastres de 1941. 
La guerra en el norte se prolongó hasta mayo de 1945. En septiembre de 1944, los finlandeses pidieron la paz y comenzó la Guerra de Laponia. En octubre de 1944, el Ejército Rojo llevó a cabo la Operación Petsamo-Kirkenes, y logró una victoria decisiva sobre las fuerzas alemanas en el Ártico. 

Notas 
1. Mann y Jorgensen (2002), p. 81 
2. Mann y Jorgensen (2002), p. 87 
3. Jowett, Snodgrass, Ruggeri (2006), p.30 
4. Una unidad mixta que constaba de los marineros y unidades de marines reclutadas y voluntarias 
5. Mann y Jorgensen (2002), p. 81-87 
6. Capítulo 3, Parte X, Shirokorad 
7. Mann y Jorgensen (2002), p. 87-95 
8. Mann y Jorgensen (2002), p. 88 
9. Mann y Jorgensen (2002), p. 93-95 
10. Mann y Jorgensen (2002), p. 85 
Http://www.feldgrau.com/econo.html 
11. de todas las ayudas de préstamo y arriendo, aproximadamente el 50% se distribuía a través del Pacífico, el 25% a través de Persia y el 25% a través de la ruta del norte de Arcángel y Murmansk. 

Referencias 

-"A Alemania y la Unión Soviética económico-militar de comparación" Chris Bellamy: Absolute Guerra (2007) ISBN 978 0 333.78022.0 
-Jowett, Philip S., Snodgrass, Brent, Ruggeri, Raffaele, Finlandia en la guerra 1939-45, Osprey Publishing, 2006 
-Mann, Chris M. y Jörgensen, Christer (2002), Hitler Guerra del Ártico, Hersham, el Reino Unido: Ian Allan Publishing Ltd, ISBN 0711028990 
-Shirokorad, AB, las guerras del Norte de Rusia (Северные войны России) Moscú, ACT editor, 2001 (en ruso) [1] 

Wikipedia

jueves, 7 de enero de 2016

Escocia: La carga highlander en la rebelión jacobita de 1745

La imparable carga de los Highlanders - Acorralado en el levantamiento jacobita de 1745



Charles Edward Stuart aterrizó en una pequeña isla frente a la costa noroeste de Escocia, con otras siete personas, en julio del año 1745. Fue recibido por un grupo pequeño del clan MacDonald y comenzó a moverse hacia el sur y el este.

Él reunió a los clanes de su bandera mientras viajaba. En septiembre, se había ocupado de Edimburgo y se disponía a marchar hacia el sur a la cabeza de un ejército cada vez mayor.

Su queja era una vieja. Había sido agravio de su padre, y su padre antes que él. A los ojos de Carlos, la corona de Escocia, Inglaterra e Irlanda (como lo era entonces) era su derecho de nacimiento, de una larga lista de padres a hijos durante cientos de años. Su padre había luchado para recuperar esta corona, y así, cuando llegó su tiempo, ¿verdad. Se vio a sí mismo y su padre como reyes en el exilio. La religión y la política se habían utilizado para deponer a su abuelo, y él debe haber sentido, como muchos lo hacen a menudo, que su causa - la causa jacobita - era a la vez santa y justa.

Había lealtad todavía en los clanes escoceses, tanto a la antigua Casa de Stuart y de la religión de los antiguos reyes. Muchos Clansmen sentían agravio de Carlos y de buen grado lanzaron su peso detrás de él. En septiembre del '45 Charles estaba al mando de un ejército, al menos, dos mil hombres, compuesto por hombres de siete clanes altiplano diferentes.

Ocuparon Edimburgo el 16 de septiembre, después de que el hombre a cargo de las fuerzas del gobierno, el general Sir John Cope, se había retirado con sus tropas desorganizadas y sin experiencia. Sir John estaba en una especie de situación difícil, la mayor parte del ejército real de estar en Francia en ese momento, y él estaba inicialmente dispuesto a enfrentarse a los montañeses en la batalla. Sir John y Charles jugaron gato y el ratón durante algunos días, hasta que finalmente se conocieron en Prestonpans, al oeste de Edimburgo y cerca del mar, el 21 de septiembre.

Era totalmente oscuro. Por debajo de ellos, los jacobitas podía ver los fuegos que queman a lo largo de la parte delantera del general del ejército de Cope. Joven Sir John no era tonto. Él temía un ataque sorpresa en la noche, por lo que tuvo incendios provocados y se coloca a muchos hombres en el frente de su ejército para advertir de cualquier avance desde el lado jacobita. Él había añadido a su ejército y su fuerza ahora superados en número Charles 'por algunos pocos cientos de hombres. Había dragones-carabina armados en sus flancos izquierdo y derecho. Su principal línea de batalla estaba formado por cuatro regimientos armados de fusil de pie, con las pocas piezas de artillería tripulada mal que había podido reunir a reforzar el centro.


En ese momento de la historia, el cañón y el mosquete habían hecho mucho su marca sobre la guerra. El poder de las piezas de artillería y fuego de mosquete dictado la armadura de cuerpo del viejo mundo casi inútil, y en muchos casos, la bayoneta había reemplazado a la espada como el arma principal para la infantería. Este fue ciertamente el caso de las tropas del gobierno en 1745, pero los jacobitas todavía estaban armados en un estilo antiguo.


Un soldado y un cabo de un regimiento de montaña, alrededor del año 1744. El Highland unidades del ejército jacobita habría puesto algo muy similar a la ilustrada, en particular el de la tela escocesa con cinturón privado. (Wikipdia)


Tenían mosquetes y pistolas en abundancia, por supuesto, pero el arma de la firma del Highlander era todavía una recta, espada fina, con una sola mano con una empuñadura cesta, acompañado de una ronda, tachonado pantalla de luz de madera y cuero. Llevaban poco armadura, excepto tal vez un poco de cuero en el torso, y se fueron a la batalla con las piernas desnudas, con faldas escocesas de lana pesados ​​alrededor de sus cinturas. Ellos eran tranquilas y movimiento rápido, resistente, fiero y orgulloso.

Charles les había ataviado con dos líneas. Él llevó a cabo la tierra alta, pero sus oficiales le ofreció pocas esperanzas si quería enviar sus tropas armadas espada en una carga frontal contra la Cope línea. Había una gran zanja para cruzar, y pantanos húmedos, profundo y frío. Las pérdidas serían pesado. Por otro lado, Charles era reacio a permitir la posibilidad de que Cope fuerzas dándole el deslizamiento en la noche y estaba decidido a dar la batalla antes de que eso suceda.

Había un joven entre sus oficiales, un hombre de la localidad, el hijo de un granjero. Conocía bien la zona y habló convincentemente de un pase a través del pantano que se podría utilizar para llevar Charles 'ronda ejército cerca flanco derecho de Cope. Scouts fueron enviados a investigar, y pronto regresaron llevando la noticia de que el camino estaba sin vigilancia.

Sin demora, 500 hombres fueron enviados a custodiar de Cope única línea de escape, la carretera desierta al oeste del campo de batalla. Entonces el ejército comenzó a moverse. Una bruma húmeda empezó a arrastrarse por el suelo bajo, y era muy frío. El ejército jacobita se posicionó en el flanco derecho de las tropas gubernamentales, que, pensando que iban a ser atacados directamente, lograron una rueda media hacia su enemigo. Pero Charles no le dio la orden de atacar.


Detalle de la Prestonpans Tapestry, una representación moderna de la batalla. Fuente: STV

Sus hombres del clan estaban de muy buen humor, y con ganas de participar, pero era cauteloso de la oscuridad. Los montañeses podría derrotar a sus enemigos con una carga feroz, pero podía confiar en ellos para mantener el orden después de que el compromiso? Él no pensó, y si, en la oscuridad y la confusión, Sir John Cope reunió a sus tropas y atacó, a su vez, los resultados para Charles podría ser desastroso.

Un mensajero llegó. Parecía que el grupo que había sido enviado para proteger la ruta de escape de Sir John había reunido con la fuerza principal, dejando el camino sin vigilancia. Charles estaba disgustado por esto, y teme la fuga de su enemigo de regreso a Edimburgo, pero él dio la orden de estar tranquilo y esperar.

Se quedó con la moral alta y bien pegado en el suelo empapado con sus oficiales, alrededor de medio kilómetro de las tropas del gobierno. Los dos ejércitos se esperaban.

En la hora oscura antes del amanecer, Charles comenzó su avance secreto. Bajo el amparo de la oscuridad, el silencio y la niebla de la recopilación, el ejército jacobita se adelantó en tres columnas a lo largo del camino que el joven oficial local había señalado a su atención. Pasaron los pantanos profunda sin incidentes, y las dos primeras columnas se encontraron yacía oculto, a menos de cincuenta yardas del enemigo. Amanecer comenzó a romper en el cielo claro, y de inmediato comenzó a moverse.

Las columnas de la izquierda, ya la derecha de los Highlanders marcharon hacia adelante rápidamente. El centro se apresuró atrás. Las tropas del gobierno intentaron un turno. La columna de la derecha acusado de un rugido hacia la artillería, cuyos tripulantes huyeron despavoridos ante la vista de ellos. Los oficiales a cargo de las piezas de cañón mantuvieron su posición y dejar que fuera una salva ensordecedor. El hedor de polvo llenó el aire de la mañana como dragones y línea de infantería a la derecha disparó a través de la niebla en el cargo aterrador.

La embestida Highland desaceleró el tiempo suficiente para devolver el fuego a los Dragones, y luego tiró sus mosquetes cuando se reunieron velocidad. Hubo un anillo y ruido, y el acero de sus espadas brilló a través de la bruma de la niebla y el humo. Sir John Cope del flanco derecho comenzó a derrumbarse. El Dragones dio la vuelta y huyó. Los montañeses soltó un gran grito, y la infantería gobierno deje llevar por el impacto de la carga, vaciló, luego se rompió.


La línea se arrugó. Los Dragones y la infantería en el flanco izquierdo de Sir John disparó antes de tiempo, y luego se volvieron y huyeron antes de la segunda columna de Charles 'podría llegar a ellos. La derrota fue total y Sir John vio con horror como los montañeses limpió el resto de sus tropas a la luz reunión mañana. General Cope mismo se mantuvieron firmes con un pequeño número de sus oficiales que lo rodeaban.

En ese momento, todo el orden se había derrumbado en las filas jacobitas, y los montañeses corrió de aquí para allá, matando a voluntad. Ellos hicieron un breve soporte por un árbol de la espina a la vista de la carretera, pero se dieron por vencidos después de perder dos de sus grupos pequeños para una andanada de disparos de pistola de un nudo del enemigo. De nuevo en la carretera, Cope reunido unos 200 de sus enrutados hombres a su alrededor y se habría dado vuelta y luchó hasta el final, pero el resto de su fuerza destrozada quemarropa para luchar negó. Sir John Cope volvió los pocos hombres que quedaban e hizo velozmente.

De los más de 2.300 hombres desplegados en el lado del Gobierno, solamente 170 sobrevivieron a la furia de los montañeses. Los jacobitas reportaron menos de 200 víctimas. Es un testimonio de su ferocidad, y la capacidad táctica de los oficiales de Charles, que el compromiso real había terminado en menos de un cuarto de hora. La victoria fue tan completa que cuando los jacobitas vino sobre el campamento de equipaje del ejército del Gobierno, sus guardias se rindieron de inmediato, y Charles dio un valioso premio de armas, municiones, alimentos y artículos diversos, y £ 5000 en oro.
Jacobitas


La batalla fue un gran impulso a la causa jacobita, y el ejército de Carlos continuó creciendo y avanzando por algunos meses hasta que el compromiso desastroso en Culloden en abril del año siguiente. En Culloden, como es bien sabido, el ejército de Charles Edward Stuart fue completamente derrotado, y la rebelión había terminado. Luego pasó a vivir una vida de colores en el exilio en Francia, y después en Roma, donde murió en 1788.

Sus restos son hoy enterrado en la cripta de la Basílica de San Pedro en el Vaticano.

Por Barney Higgins para la Guerra Historia Online

War History Online

jueves, 19 de noviembre de 2015

PGM: Deshielo deja al descubierto cadáveres

El deshielo en los Alpes reveló cadáveres de soldados de la I Guerra Mundial




Un curioso fenómeno producto del cambio climático puede observarse en algunas de las zonas más frías del mundo: en los últimos años, el deshielo acelerado de los glaciares ha dejado al descubierto cuerpos momificados y objetos de distintos momentos de la historia. Entre los responsables de estos hallazgos se encuentra el guía de montaña Maurizio Vincenzi, habitante de Peio, Italia.
Hace un siglo, el pequeño pueblo ubicado al pie de los Alpes fue uno de los lugares donde se llevó a cabo la Guerra Blanca, en la que austríacos e italianos combatieron a temperaturas inferiores a los 30 grados bajos cero.



Las expediciones de Vincenzi le permitieron acuñar una vasta colección de objetos pertenecientes a soldados que formaron parte de aquel crudo enfrentamiento, ocultos durante décadas bajo el hielo. Ametralladoras, espadas, bombas, gorros, botas y toda clase de curiosos artefactos forman parte ahora de un museo montado por él mismo en el ayuntamiento de Peio.
En una ocasión, el guía de montaña se enfrentó al escalofriante encuentro de 3 cuerpos de jóvenes combatientes. Y éstos no fueron los únicos: el derretimiento de los Alpes, desde 1990 hasta la actualidad, ha provocado la “reaparición” de más de 80 soldados fallecidos durante la Primera Guerra Mundial, además de diversos materiales de aquella época. Los numerosos y cada vez más frecuentes descubrimientos de este tipo (cadáveres, fósiles de decenas de miles de años, restos de aviones, joyas) plantean la necesidad de crear una nueva disciplina científica: la arqueología glaciar.



History Channel

domingo, 31 de mayo de 2015

Fascismo: Cuando Apold hizo subir bustos peronistas al Aconcagua



Los bustos de Perón y Evita en la cima del Aconcagua
Marcelo Scanu - Montañismo (con modificaciones)

Una expedición poco conocida tuvo como finalidad colocar los bustos de Juan Domingo Perón y su esposa Evita en la cima del Aconcagua. Años después, con la llegada de Aramburu al poder, se envió otra expedición a quitarlos.





Es poco conocido en la historia el épico ascenso al Aconcagua por un grupo de suboficiales del ejército argentino que erigieron en la cúspide de América los bustos de Perón y Evita junto a placas alusivas y el escudo justicialista.

La ascensión, realizada entre el 3 y el 6 de febrero de 1954 contó con la participación de 20 militares: Suboficial Principal Felipe Aparicio, Suboficial Principal Carlos Alberto Rodríguez, Sargento Ayudante Marcelino Arballo, Sargento Ayudante Miguel Grifol, Sargento Ayudante Andrés López, Sargento Ayudante Mauricio Rossi, Sargento Ayudante Julio Videla, Sargento Ayudante Elías Olivera, Sargento Primero Toribio Zárate, Sargento Primero Carlos Sosa, sargento Primero Angel Spetalieri, Sargento Primero Rodolfo Guarrochena, Sargento Primero Rufino Ruíz, Sargento Primero Luis Politi, Sargento Primero Luis Barroeta, Sargento Aldo Saavedra, Sargento Hugo Minardi, Sargento César Darvich, Sargento Juan Aguerreberry y Sargento Dardo Olivera.



La arista cimera, con la pared sur del Aconcagua, sombreada.

El busto de Perón llevaba una placa con la siguiente leyenda: “Al Gral. Perón: Dedican los suboficiales del Ejército Argentino este esfuerzo para que la cumbre más alta de América sirva de pedestal al más alto genio político del Continente. Este busto no debe ser retirado sino que debe permanecer en esta cima por los siglos de los siglos, para que el espíritu y las ideas del constructor de la Nueva Argentina, hermane a los pueblos de América.

El de Evita decía: “A nuestra Compañera Evita, Jefa Espiritual de la Nación para que sea la cumbre del Aconcagua el altar intermedio entre nuestras plegarias de agradecimiento y el lugar de su eterno descanso. Este busto no debe ser retirado sino que debe permanecer en esta cima por los siglos de los siglos, para que el intenso amor que la Mártir del Trabajo profesó por la humanidad, se expanda por todos los pueblos del Orbe.



El esfuerzo de estos soldados fue titánico pues además del gran peso de los bustos y las placas, cargaban cemento, bulones, herramientas, un pararrayos y otros enseres. El operativo fue coordinado por el entonces Secretario de Información Apold, llamado el Goebbels argentino. Perón los condecoró y felicitó personalmente después. Andrés López, uno de los integrantes, fue luego Jefe de Seguridad de Perón. En el exilio confió su propia seguridad en sus suboficiales.



La cumbre del Aconcagua

Con la llegada de la “Revolución Libertadora”, el Gral. Aramburu decidió retirar los bustos. Corría el mes de febrero de 1956. Para ello se formó un grupo de suboficiales que realizarían esta tarea. De ellos comenta López: “incluso participó un suboficial sin escrúpulos que había estado presente en la expedición del 54.”

Como Perón, Aramburu los condecoró. Sin embargo, parecía que la misma naturaleza demostraba su enojo ya que en los meses de diciembre de 1955 y enero 1956 las intensas nevadas y el viento impidieron su labor.

Subieron desde el Refugio Presidente Perón, rebautizado como Independencia y llegaron a la cima cinco suboficiales, incluyendo el que había participado en la anterior ascensión y que tuvo principios de congelamiento por los cuales debió mudarse a una zona de clima propicio para su recuperación.


El fin del culto a la personalidad


martes, 18 de marzo de 2014

PGM: Momias del frente italiano

Increíble: encuentran momias de la Primera Guerra Mundial en Italia



Entre las consecuencias del calentamiento global menos pensadas, seguramente puede inscribirse el particular fenómeno que viene ocurriendo en los Alpes del norte italiano, que a raíz del deshielo glaciar está dejando al descubierto cadáveres de soldados de la Primera Guerra Mundial, en su mayoría momificados.   Sucede en la localidad italiana de Peio, en donde el derretimiento de las capas heladas de los glaciares Presena y Ortles-Cevedale está dando lugar a la aparición de numerosos restos de las batallas entabladas entre Italia y el Imperio Austrohúngaro, hacia el año 1918, en el marco de la Primera Guerra. Por entonces, milicias de ambos bandos construyeron una extensa infraestructura bélica en lo alto de las montañas heladas, un páramo que terminarían siendo el peor enemigo para todos, al cobrarse miles de vidas, entre temperaturas de -30 °C y avalanchas asesinas.



Las primeras reliquias bélicas asomaron a la luz durante la década de 1990, cuando fueron hallados diarios personales, cartas y fragmentos de periódicos rusos (el ejército austríaco empleó a prisioneros rusos para trabajos forzosos). El número de piezas encontradas fue tan grande, que los pobladores del lugar terminaron confeccionando el actual Museo de la Guerra de Peio. Hacia el 2004, un guía de montaña encontró tres cuerpos momificados sobre una pared de hielo en proximidades del pico San Matteo, a 3600 metros sobre el nivel del mar. Eran soldados austríacos, desarmados y con varios paquetes de vendas en sus bolsillos, por lo que se especula con que serían camilleros muertos durante la batalla de San Matteo, el 3 de septiembre de 1918.   Desde entonces, hasta hoy, más de 80 cuerpos han quedado al descubierto. Al haber permanecido bajo el hielo durante casi un siglo, prácticamente todos los cadáveres se encuentran naturalmente momificados. A finales del año pasado, tuvo lugar el último funeral ofrecido a víctimas reaparecidas de la Primera Guerra Mundial. Se trató de dos austríacos, de 17 y 18 años de edad, cuyos cuerpos fueron encontrados en Presena, dentro de una grieta en la que habrían sido enterrados por sus compañeros. Los arqueólogos pronostican muchos más hallazgos aún, a medida que los glaciares continúen su proceso de deshielo.



History Channel

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Asia Central: La Guerra Sino-India de 1962

La Guerra entre China e India, 1962 

La Guerra entre China y la India en 1962, tuvo como escenario regiones estériles y desoladas, participaron contingentes de tropas reducidos y se terminó en menos de dos meses, sin embargo no por eso sus secuelas dejaron de ser importantes. 

Los orígenes de este conflicto en el techo del mundo hay que buscarlos en los finales sel siglo XIX. Gran Bretaña tenia como meta consolidar las fronteras de su Imperio de la India, con vistas a ello reconoció al Dalai Lama como gobernante autónomo del Tibet, cosa que irritó al Gobierno Chino, consideraba al Tibet un territorio vasallo del Imperio Manchu. En 1914, Gran Bretaña y el Tibet firmaron un tratado que definía la frontera nordeste de la India de acuerdo con lo que se conoció como linea McMahon. El gobierno chino protestó y mostró su desacuerdo por el trazado de la frontera e incluso con la facultad de que el Tibet pudiera firmar acuerdo internacional alguno. 

Los territorios causantes del desacuerdo estaban, en la parte Oeste, en una zona de Cachemira lindante con el Karakorum y en la región Este, en la provincia India conocida como Distrito Noroeste, en una zona entre Butan y el Tibet. 






La linea McMahon fue adoptada por la India como su frontera con el Tibet cuando el país se hizo independiente en 1947 y así figuraba en sus mapas oficiales. Sin embargo, las cosas cambiaron en 1950, China Popular ocupo militarmente el Tibet y la linea McMahon paso a ser la frontera directa entre los dos países. 

Iban a chocar dos intereses del todo contrapuestos. La aspiración de unos de restablecer las antiguas fronteras de la China Imperial de antaño e invalidar todos los tratados impuestos al país por las potencias occidentales, contra el nacionalismo Hindú de los otros, potencia emergente en Asia y dispuesta a conservar a toda costa las antiguas fronteras del Imperio de la India Británica. 

Durante los años 50, ambos países procuraron evitar el conflicto directo. China, aunque no reconocía la linea McMahon como frontera, la respetaba de facto por motivos de conveniencia política  la India por su parte procuraba no irritar a su vecino del norte. 

A finales de los 50, el ambiente de buena voluntad y vecindad para evitar un conflicto armado había cambiado de forma radical. La represión China de la revuelta Tibetana de 1959, con la huida a la India del Dalai Lama, habían inquietado al Gobierno Hindu y recalentado a su opinion pública. China por su parte no veia con buenos ojos al apoyo Indio a la causa del Dalai Lama y se defendió atacando en el campo de la Diplomacia. 



China comenzó a presionar a la India para modificar los limites con el Tibet, la India se aferró a la linea McMahon y se negó a ningún tipo de negociación. El Gobierno Indio estaba convencido que los Chinos nunca empuñarían las armas contra ellos por el asunto fronterizo. 

Esta errónea base de partida motivó que el Gobierno Indio se envalentonara y adoptara una política mucho más agresiva y de fuerza. Dando una peligrosa vuelta más de tuerca, reclamaron territorios del lado Chino de la linea McMahon, no sólo no accedían los indios a sus pretensiones, les reclamaban incluso más territorio. 

La tensión subió entre los dos países y esto llevo a tomar medidas militares. Los Chinos reforzaron sus puestos y unidades militares en la frontera. La India cambió su política de fronteras, retiró a sus guardias fronterizos y los sustituyó por unidades regulares del Ejército, convencidos de que las medidas enérgicas ayudaban a disuadir a los Chinos de todo intento agresivo.


En Diciembre de 1961, el Gobierno de Nehru, con elecciones a pocos meses vista, adoptó una politica de mayor firmeza en cuestiones territoriales, cuando no francamente agresiva. A mediados de ese mes, las Fuerzas Armadas Indias asaltaron las Plazas que constituían la India Portuguesa.

Al mismo tiempo, se empezó a instalar puestos militares en la disputada linea MacMahon, incluso en algunos lugares que los Chinos consideraban como territorio propio. Una de dichas bases se instaló en un punto estratégico pero altamente conflictivo, en el lugar que convergían las fronteras de la India, Tibet y Butan. En esa zona, la linea MacMahon discurría por la parte baja de un cerro denominado Thag La. Los Indios decidieron instalar su puesto en la cumbre y en consecuencia más al norte de la línea, en junio de 1962. Al campamento se le dio el nombre de Dhola Post, aunque estaba a un día de marcha a pie de esa localidad. Los Chinos pidieron a las Tropas Indias que desalojaran el lugar y ante la negativa de estas, construyeron posiciones defensivas con la finalidad de dominar la plaza.

Tanto el gobierno, o gran parte de él, como el pueblo Indio, ignoraban las condiciones extremas en que se encontraban sus tropas y subestimaban a las Fuerzas Armadas y al Gobierno Chino. Las Fuerzas Chinas en la zona era mucho más numerosas, mejor aclimatadas, contaban con mayor experiencia bélica y sobre todo, disponían de mejor red de suministros. Mal que bien, las carreteras del Tibet permitían que los Chinos fueran reforzados y suministrados. Las Tropas Indias en cambio estaban en mucho peores condiciones logísticas  Desde el puesto de Dhola había 6 días de marcha a pie o lomo hasta Tawang y esta última a 5 días en todo terreno hasta las llanuras donde se encontraba el Ferrocarril.

Los Indios tenían que confiar pues en el suministro aéreo, pero las malas condiciones atmosféricas del invierno en el Himalaya hacían que fuera asunto complicado. La consecuencia era que las tropas indias estaban mal equipadas, alimentadas y peor amunicionadas. Las tropas no estaban acostumbradas a los rigores del frío invernal a 4.900 metros de altura y la ropa de abrigo era inadecuada. Por todas estas razones, los mandos locales del Ejército indio pusieron toda clase de objeciones cuando desde Nueva Delhi se les ordenó prepararse para desalojar a los chinos de sus posiciones.

La operación tenia como nombre clave "Leghorn", y consistía en desplegar en un frente de 11 km, 3 batallones de la 7° Brigada de Infantería india. El plan de ataque consistia en que un batallón cruzara un río y ocupara una loma que flanqueaba las posiciones chinas. El Batallon Indio fue detenido en seco por el fuego de los morteros chinos y dio media vuelta hasta su posiciones originales. Pese a esta muestra de decisión, Nehru estaba convencido que los chinos no opondrían demasiada resistencia. Se envió otro batallón de refuerzo y algo de artillería y morteros pesados a la Brigada India, lo que no vino sino a agravar las dificultades de suministro y municiones. Las Tropas Indias,en lugar de ocupar posiciones defensivas sólidas y de mutuo apoyo, se desperdigaron aún más por la zona.

Los Chinos por su parte, lejos de amedrentarse  decidieron que el que pega primero, pega dos veces, y asaltaron las posiciones indias. La noche del 19 al 20 de octubre consiguieron infiltrarse tras las lineas indias y a la mañana siguiente las bombardearon con todo lo que tenían  para después aniquilar a los indios con oleadas de Infantería al asalto. Tras destruir el centro indio, los chinos bloquearon el camino de retirada para los batallones situados en los flancos.

La 7° Brigada de Infantería India quedo aniquilada y su General fue capturado.



Tras aniquilar a la 7° Brigada de Infantería india, los chinos avanzaron hasta la localidad de Tawang. La guarnición india la abandonó y se retiró al paso de Se La. Se La no era una mala posición defensiva, pero los indios no habían tenido tiempo de fortificarse suficientemente y además era difícil de aprovisionarla. Se encontraba a 95 km del paso de Bomdila por una carretera que se veía a menudo cortada por la nieve o los desprendimientos, durante el invierno se hacia casi imposible el acceso por aire.

Bomdila era una posición mucho mejor desde el punto de vista militar, pero desde el político era del todo imposible que el Ejercito Indio cediera tanto terreno. En esos momentos, la carretera que iba desde Se La a Bomdila estaba ocupada por la 4° División del Ejercito Indio. En Se la se encontraba su 62° Brigada con 5 batallones y en Bomdila la 48° Brigada con 3 batallones. El Cuartel General de la División se encontraba en Dirang, a medio camino entre los dos pasos, contaba con otros dos batallones, artillería y algunos carros. El resto de la División se desperdigaba a lo largo de la carretera, en posiciones tipo batallón o compañía.

La 4° División india era vulnerable como consecuencia de la Bailey Trail, una pista o sendero lleno de dificultades para su transito que atravesaba las montañas y que podía ser utilizada para flanquear el despliegue indio y aparecer sobre la pista principal. Esta pista solo estaba ocupada por escasos contingentes indios, se consideraba impracticable para vehículos y el Mando indio no creía que los chinos pudieran trasladar por ella a gran número de soldados.

La sorpresa del Mando indio fue mayúscula cuando sobre la carretera que unía Bomdila y Se La, apareció un contingente chino de 1.500 hombres. Los chinos atacaron al batallón indio que guarnecía el puesto de Tembang y lo aniquilaron al quedarse sin municiones. De esta forma los chinos habian aislado a las fuerzas indias de Se La y y Dirang de Bomdila, cortando en dos su despliegue.

El comandante indio decidió reforzar la guarnición de Bomdila y replegarse y hacerse fuerte en esta plaza, es decir, ceder el terreno que por motivos políticos no le habían dejado, pero ya era tarde para semejante plan. La 62° Brigada abandonaría sus posiciones en Se La y reforzaría Bomdila tratando de abrirse paso por la carretera durante la noche. La maniobra se realizó de manera caótica y precipitada, era en realidad una retirada, los indios se vieron sometidos al fuego constante de la artillería y las ametralladoras chinas desde las alturas antes siquiera de llegar a Dirang. La moral de los indios se vino abajo y sus fuerzas se dispersaron de manera caótica. Tan sólo un batallón logró abrirse paso abandonando la carretera y haciendo marcha atrás por las montañas. La 62° Brigada de Infantería india había sido eliminada como fuerza de combate victima de una emboscada en la carretera.

El territorio arrebatado por los chinos a la India es denominado Aksai Chin.




La guarnición de Bomdila había quedado reducida a solo 6 compañías como consecuencia de tener que cubrir varios destacamentos y posiciones avanzadas. Cuando uno de estos destacamentos, de dos compañías partía por la carretera rumbo a Dirang, empezaron los chinos a bombardear la posición con su artillería desde posiciones desenfiladas al norte de la guarnición. Los Indios no tuvieron más remedio que ordenar la evacuación de la localidad.

Al otro extremo del NEFA, en el Valle de Lohit, fronterizo también con Birmania, le paso lo mismo a la 11° Brigada India. Fue aniquilada con tácticas similares. Los Chinos dejaban que el Ejercito indio hiciera los primeros movimientos ofensivos, a sabiendas que su ataque se estancaría por falta de hombres y municiones, luego les caían encima con un bombardeo incesante con todo lo que tenían  al final un asalto por oleadas interminables de Infantería liquidaba a los indios que prácticamente habían agotado su reserva de municiones.

Para el 20 de Noviembre, los chinos podían cantar Victoria. Las Fuerzas Indias del NEFA habían quedado dispersadas y las llanuras de la India se abrían a su avance sin grandes obstáculos para una invasión. En el Gobierno Indio cundió el pánico, se evacuaron ciudades de Assam, se detuvo a miembros del Partido Comunista y un Nehru desesperado llegó a pedir ayuda a Kennedy para defender el país.

Es el momento que eligió China para detener a sus tropas y proclamar un alto el fuego unilateral, se retiró de algunas de las zonas ocupadas para situarse en la linea que reclamaba originalmente. Después de humillar al Gobierno y al Ejercito Indios, se conformaron con unos modestos avances fronterizos, lo que ellos consideraron que era justo.

La pretendida invasión de la India por parte del ELP no llego a materializarse. Los Indios tuvieron la inmensa suerte de escapar del conflicto con sólo 1.383 muertos.





Incidentes fronterizos en 1967