Mostrando entradas con la etiqueta ataque submarino. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ataque submarino. Mostrar todas las entradas

jueves, 17 de octubre de 2013

Tercera Guerra Indo-Pakistaní: La Batalla del Destino (2/3)

“La Batalla del Destino” 
India - Pakistán 1971

Por Marcelo J Rivera (Dintel GDI)

Parte 2/3
Parte 1 -  Parte 2 - Parte 3

Los combates en el Océano Índico
Aunque no ha sido tomada muy en cuenta por los historiadores militares, la guerra naval en el Índico es uno de los capítulos más importantes no solo de la guerra, sino de la historia naval contemporánea. Esto se debe particularmente a las características del enfrentamiento, con dos fuerzas navales relativamente modernas para la época.
Los hindúes tenían claro que el principal éxito radicaba principalmente en la necesidad de bloquear los puertos de ambos frentes, separados entre sí por cerca de 1.600 Km. Para ello, los planificadores hindúes tuvieron que desarrollar planes muy importantes, los cuales debieron cambiarse a medida que los acontecimientos se iban produciendo.
El comandante de la Armada era el almirante S. M. Nanda, el cual ordena realizar un gran esfuerzo a la flota para permitir hacer frente a la crisis desatada cuando Pakistán declaró el estado de alarma el 24 de noviembre.
Sus intenciones eran las de distribuir su flota de manera de bloquear los puertos principales de Pakistán Occidental, anulando a la flota pakistaní antes de salir del puerto, a la vez que debía disponer de elementos suficientes para bloquear los puertos de Bengala Oriental y proteger los propios puertos de los modernos submarinos hindúes.
Para entonces, el almirante Nanda pudo alinear una poderosa flota, compuesta por el portaaviones INS “Vikrant”, el crucero ligero INS “Mysore”, las fragatas antiaéreas INS “Brahmputra”, “Beas” y “Betwa”, de la clase Type 41 británica, así como las fragatas antisubmarinas (ASW) “Khukri”, “Kuthar” y “Kirpan”, de la clase Type 14 británica. También alineó dos submarinos de la clase “Foxtrot”, de origen soviético, y ocho lanchas lanzamisiles de la clase “OSA I”, siendo estas las INS “Veer”, “Vidyut”, “Vijeta”, “Vinash”, “Nipat”, “Nashak”, “Nirbhik” y “Nirghat”. Más tarde se unen cuatro veteranos destructores, entre ellos el INS “Rajput”.
El portaaviones INS “Vikrant”, contaba con su dotación completa de 18 cazas ligeros “Sea Hawk” y cuatro aviones ASW “Alizé”, además de dos helicópteros Sea King, también ASW, y tres helicópteros HAL “Chetak” (Alouette III) de SAR. Estando escoltado por las tres fragatas antiaéreas, dos destructores y el crucero INS “Mysore”.
Esta fuerza inicialmente debía ser el principal elemento de choque de la Armada hindú, sin embargo, cuando se encontraba en el Golfo de Bengala Occidental, un grave problema en una de sus calderas lo dejó seriamente comprometido, por lo que todo el grupo debió trasladarse hacia Bengala Oriental, donde debería ser el principal elemento destinado a bloquear los puertos de esa región y destruir los buques pakistaníes allí anclados. Paralelamente, ante la amenaza de los submarinos tipo “Daphne” pakistaníes, las tres fragatas ASW fueron basadas en Bombay para la protección de la navegación en esa zona.




Un Su-7BMK hindú aterriza después de una salida de bombardeo contra blancos pakistaníes. Estos aparatos no rindieron todo lo que se espero de ellos, sin embargo fueron la punta de lanza de la fuerza de ataque de la FAI. (Foto: Bharat Rakshak)

Los acontecimientos comenzaron el 4 de diciembre, fecha oficial de la declaración de guerra india a Pakistán. Uno de los primeros movimientos fue realizado, después de una semana de intensa cacería, en la medianoche del 3 al 4 de diciembre, el destructor INS “Rajput” obtiene finalmente el contacto de sonar con el submarino pakistaní PNS “Ghazi” (SS 479), de la clase “Tench” modificada, de origen norteamericano. Este sumergible había estado a la espera de que el portaaviones “Vikrant” se acercara a Bengala Oriental para poder atacarlo con sus torpedos, pero enterados de la situación, la Armada hindú despachó al viejo destructor INS “Rajput” como señuelo y cazador.
A las 0014 horas del 4 de diciembre, el teniente Inder Singh, al comando del INS “Rajput”, ordena disparar dos cargas de profundidad en contra del contacto sonar. A las 0015 horas, dos tremendas explosiones sacuden el agua en las cercanías del destructor, al día siguiente comienzan a verse grandes manchas de aceite sobre la superficie marina, además de diversos desechos del submarino. Durante el día, se envía un equipo de buzos para reconocer la zona, detectando un gran objeto metálico sumergido a 50 metros de profundidad. El 5 de diciembre se confirma que el contacto corresponde al submarino pakistaní PNS “Ghazi”, a lo que se incluye el rescate de varios salvavidas y objetos con inscripciones norteamericanas pertenecientes al sumergible. El día 6 de diciembre, el alto comando indio ordena a los buzos tratar de acercarse lo máximo posible al buque, estos rescatan un cadáver en el castillo, a la vez que ingresan arriesgadamente al buque, donde logran encontrar diversos cuadernos de navegación y documentos rescatables.
Sin embargo, las operaciones en Bengala Oriental recién estaban comenzando, el 4 de diciembre, ocho cazas “Sea Hawk” despegan desde el portaaviones y realizan un ataque aéreo sobre el aeropuerto civil de Cox’s Bazaar, con tremendo éxito. Esta operación se repite al anochecer, aunque esta vez son los buques de patrulla pakistaníes basados en el puerto de Chittagong y las instalaciones del mismo. Los ataques son demoledores, tres torpederas y dos buques dragaminas son alcanzados en el ataque, así como los depósitos de combustible. Durante la noche, los cuatro “Alizé” del portaaviones realizan un ataque nocturno sobre el aeródromo de Chittagong utilizando bombas de 227 Kg., aunque con pocos resultados. Al amanecer, los cazas “Sea Hawk” lanzan nuevos ataques contra Chittagong, atacando el puerto, el aeródromo y otros objetivos de importancia. Los ataques se extendieron a tal punto que la devastación en los objetivos era increíble. Cerca de 160 salidas fueron realizadas por los cazas embarcados, de ellas 60 solamente contra los objetivos en Chittagong.
Para entonces, la Armada hindú realiza un desembarco en Cox’s Bazaar, con elementos cercanos a los dos batallones. Esta operación fue apoyada desde el aire por los cazas “Sea Hawk”, así como por cazas de la FAI.
Para entonces, las operaciones en Bengala Oriental habían pasado la fase crítica, la Armada pakistaní había sido borrada y el bloqueo había surtido un gran efecto, a tal punto que hasta el 25 de diciembre ningún buque se aproximó al puerto de Chittagong.
Sin embargo, las acciones más importantes ocurrirían, como era de prever, en Pakistán Occidental, donde se concentraba el grueso de la Armada pakistaní.
Esta última había tenido graves problemas, de todos sus elementos disponibles solo una fracción estaba operativa, incluso, de los tres modernos submarinos clase “Daphne”, uno estaba sin tripulación, al ser esta de origen bengalí se rebeló y desertó en Francia antes de su entrega, en tanto que de los dos restantes, uno estaba en posición y uno regresaba de una larga patrulla.



Una de las grandes innovaciones que trajo esta guerra fue el éxito de los misiles SS-N-2B "Stix" portados por las lanchas clase "OSA I" de la Armada hindú, principalmente después de los éxitos de las incursiones contra el puerto de Karachi, confirmando nuevamente su eficacia. (Foto: Bharat Rakshak)


El puerto de Karachi era uno de los puntos de mayor importancia estratégica, al concentrar el grueso de la Armada pakistaní. Sabiendo esto, los planificadores indios comenzaron a evaluar la posibilidad de realizar un gran ataque combinado, pero la imposibilidad de emplear el portaaviones obligó a buscar una solución alternativa.
Finalmente se decidió realizar un ataque combinado, primero, tres lanchas lanzamisiles de la clase “OSA I” realizarían una incursión en el puerto, lanzando sus misiles SS-N-2B “Stix”, mientras que la FAI realizaría un posterior ataque aéreo.
La operación se inició a fines de noviembre, con la movilización de las misileras, en tanto que el ataque se lanzó al atardecer del 4 de diciembre. Las tres lanchas partieron desde una base avanzada, compuesta por un buque que suministraría combustible, y pronto estaban en posición para alcanzar Karachi.
Cuando los tres pequeños buques se encontraban a 126 Km. del puerto de Karachi, se detectan dos posibles blancos, uno a 81 Km. de distancia, y el segundo a 75 Km. de distancia. El primer contacto fue clasificado con un buque de combate pakistaní. Pronto, la INS “Nirghat” se prepara y dispara dos de sus misiles contra el contacto. Este resultó ser el destructor PNS 163 “Khaibar”, el cual, al detectar destellos brillantes aproximándose, disparó sus cañones de 40 mm contra ellos. A las 2245 el primer misil hacen impacto, el buque pierde propulsión y poco después explota la Sala de Máquinas Nº 1. La confusión fue tan grande que se radió información sobre un ataque aéreo. A las 2249 el segundo misil impacta al buque, sobre la Sala de Máquinas Nº 2, pronto el buque comenzó a incendiarse y poco después se fue a pique, siendo la primer víctima de importancia de la guerra.
Pronto, la INS “Nipat” el segundo blanco obtenido anteriormente, así como un mercante. El contacto inicial correspondía a un destructor pakistaní, el PNS “Shahjajan”. A las 2300 horas, la misilera hindú dispara dos misiles, uno destinado a cada contacto. El primer misil alcanza al mercante “Venus Challenger” y se produce una tremenda explosión, se parte en dos y se hunde en menos de ocho minutos. La causa de tal explosión fue que transportaba municiones provenientes de Saigon, enviada por EE.UU. desde sus depósitos en Vietnam. Entre el armamento se incluían misiles aire – aire para la FAP y municiones para el Ejército, por lo que el blanco resultó más rentable que un destructor. Sin embargo, el segundo misil impacta al destructor pakistaní, el cual resulta seriamente dañado y quedo fuera de servicio.
A las 2320, la INS “Veer” detecta un nuevo blanco, el dragaminas PNS “Muhafiz” que había sido testigo del ataque al PNS “Khaibar” y se acercaba a su rescate. A las 2325 el buque pakistaní detecta un nuevo brillo aproximándose y el misil impacta poco después, el pequeño buque estalla y prácticamente se desintegra en la explosión.
A esa hora, el jefe de la fuerza de ataque ordena seguir el plan preconcebido y retirarse de la zona de combate, para evitar un ataque aéreo, y dirigirse hacia el petrolero INS “Poshak” que los abastecería de combustible para retornar a su base. Sin embargo, la INS “Nipat” continuó su plan de acción hacia Karachi y a 25 Km. de la costa, su intención era atacar blancos en tierra, por lo que disparó sus dos misiles restantes. El primero alcanza los tanques de combustible de Keamari, mientras que el segundo falla estrepitosamente, estallando en el mar.
Previamente, a las 2200 horas, los Canberra de la FAI habían iniciado un demoledor bombardeo sobre el puerto y las instalaciones militares de Karachi, obteniendo un gran resultado.



Los cazas Hawker "Sea Hawk" embarcados en el portaaviones INS R-11 "Vikrant" fueron uno de los mayores responsables de los éxitos de la Armada hindú en el frente Oriental, habiendo realizado más de 160 salidas de ataque sin ninguna baja. Los "Sea Hawk" fueron un verdadero azote para los buques anclados en el puerto bengalí de Chittagong. (Foto: Bharat Rakshak)

En otra operación, el crucero INS “Mysore”, el destructor INS “Ranjit” y la fragata “Betwa” realizan un bombardeo sobre las costas de Makram, pero debió ser cancelada. En tanto que un ataque contra Karachi por parte de la misilera INS “Vinash”, la cual dispara sus cuatro misiles contra los buques anclados allí, en este caso hunde dos mercantes británicos y al petrolero PNS “Dacca” de la Armada pakistaní, el cuarto misil destruye instalaciones portuarias.
El único submarino pakistaní que estaba en posición de combate era el PNS “Hangor”, frente a Bombay, el cual comenzaba a realizar sus cada vez más atrevidas incursiones a partir del 3 de diciembre, fecha en que Pakistán inició las hostilidades a gran escala. Entre el 7 y 8 de diciembre, la Armada india detecta transmisiones provenientes de un submarino. El día 5 la fragata INS “Khukri” (F-149) había atacado un contacto submarino y había avisado a Bombay sobre el incidente, lo que llevó a desplegar a la 14ª Escuadrilla Antisubmarina para misiones de búsqueda y destrucción. Sin embargo, las medidas tomadas eran completamente erróneas, las fragatas disponían de un sonar de menor alcance que el del submarino, además, eran demasiado veteranas para poder hacer frente a un enemigo tan moderno y sofisticado. Paralelamente, no se contó con el apoyo de aviones “Alizé” o helicópteros “Sea King”, los cuales podrían haber mejorado las posibilidades de alcanzar el blanco.
Las operaciones de caza y destrucción comenzaron el 9 de diciembre, ese día, el PNS “Hangor” detecta dos contactos en su sonar, luego de identificados inicia la persecución. Después de un intento fallido de interceptación, el submarino pakistaní da snorkel para aumentar su velocidad y permitirse atacar a las fragatas hindúes. Para entonces, la complicación en la operación de caza y destrucción se había incrementado con una gran tormenta que generaba más problemas a los tres buques cazadores. Estos, además, estaban realizando unas muy malas tácticas, las cuales pagarían caro.




El destructor pakistaní PNS 163 "Khaibar" fue la primera víctima de los ataques de las lanchas lanzamisiles "OSA I" durante la noche del 4 de diciembre de 1971. Otro buque similar sería gravemente dañado en un ataque similar el mismo día, junto con el hundimiento de un buque mercante norteamericano, que transportaba armas, y un dragaminas. (Foto: Bharat Rakshak)

A las 1915 del 9 de diciembre, el PNS “Hangor” ordena a su tripulación establecer las posiciones de combate y su comandante ordena profundidad de periscopio, sin obtener ningún contacto visual, sin embargo, el radar detecta los blancos a 9.800 metros. El comandante ordena sumergirse hasta los 55 metros y concluir la fase final de aproximación por medio del sonar.
El submarino finalmente dispara un torpedo buscador contra el buque más al Norte de su posición, siendo este el INS “Kirpan”, pero a las 1957 el torpedo falla el blanco y la fragata inicia un ataque con los morteros ASW, aunque estos quedan fuera de combate poco después. De inmediato, el PNS “Hangor” se vuelve hacia la INS “Khukri”, quién no estaba disparando sus cargas de profundidad para mantener el contacto sonar. Minutos después, el submarino pakistaní dispara un segundo torpedo, el cual estalla bajo los tanques de combustible del buque y genera una tremenda explosión. La INS “Kirpan” se alinea para continuar el ataque después de reparado sus morteros, el submarino dispara un tercer torpedo y se retira a máxima velocidad, sin embargo, este explota sin dar en esta última fragata. Por entonces las tareas de rescate se habían iniciado, la INS “Khukri” ya estaba camino al lecho marino, con ella la vida de 167 oficiales y marineros. La cacería iniciada posteriormente por la Armada hindú no logró demasiados frutos, incluso uno de los “Alizé” utilizados en las patrullas ASW es derribado por un F-104A que retornaba de una misión de combate.
Pese a este último capítulo, la Armada de la India logró alcanzar todos los éxitos que se había propuesto, pues anuló la flota pakistaní en ambos frentes y permitió asegurar la victoria en Bengala Oriental. El empleo de las lanchas misileras y los cazas del portaaviones fueron una de las grandes ventajas que tuvieron los hindúes a la hora de hacer valer su superioridad.



El único buque perdido en combate por la Armada de la Unión India fue la fragata INS F-149 "Khukri", perteneciente a la clase británica Type 14. Este buque ASW fue hundido por un torpedo buscador lanzado por el submarino pakistaní PNS "Hangor", de la modernísima clase francesa "Daphne". Esta acción marcó un hito en la historia submarina moderna, aunque es poco apreciado por los historiadores navales contemporáneos. (Foto: Bharat Rakshak)


Fuentes
Este artículo fue inspirado por el publicado, en su época, por Vicente Talón en la Revista “Defensa” (Año I, Nº I, Abril 1978), un trabajo de impecable presentación y del que multitud de fragmentos han sido adaptados aquí. Para completarlo se trabajó con diversos documentos públicos obtenidos por diversos medios e interpretados de manera de evitar la propaganda nacional de ambos países, presentes en todos y cada uno de ellos.
· Vicente Talón (Revista Defensa, Año I, Nº I, Abril 1978, Pag. 66 a 75)
· Bharat Rakshak (www.bharat-rakshak.com)
· Embajada de la India en Argentina
· Pakistan Armed Forces (Press Office)
· Archivos Dintel GID

Marcelo River de DINTEL GDI